Sie sind auf Seite 1von 103

UNIVERSIDAD REGIONAL AUTÓNOMA DE LOS ANDES

“UNIANDES”

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS.

CARRERA DE MEDICINA.

TESIS DE GRADO PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE MÉDICO


CIRUJANO.

TEMA: DEPRESIÒN Y SU RELACIÒN CON LA PRESBIACUSIA EN EL


ADULTO MAYOR EN EL HOSPITAL BASICO PILLARO EN EL AÑO 2013

AUTOR
Viviana Alejandra Beltrán Culqui

TUTOR
Dra. Rosita Olivo Torres.

AMBATO - ECUADOR
2014
CERTIFICACIÓN DEL ASESOR

Dra. Rosita Elizabeth Olivo Torres en calidad de Asesora de Tesis por disposición
de la Dra. Corona Gómez de Álvarez, Rectora de la Universidad Regional
Autónoma de los Andes “UNIANDES” certifico: Que se ha concluido el trabajo de
tesis titulado: “DEPRESIÓN Y SU RELACIÓN CON LA PRESBIACUSIA EN EL
ADULTO MAYOR EN EL HOSPITAL BÁSICO PÍLLARO EN EL AÑO 2013”
elaborado por el Srta. Viviana Alejandra Beltrán Culqui estudiante de la Carrera de
Medicina.

La mencionada tesis ha sido revisada en todas sus páginas, por tanto autorizo la
presentación para los fines pertinentes, ya que es original y reúne los requisitos
establecidos por la institución.
DECLARACIÓN DE AUTORÍA DE TESIS

Quien suscribe, Viviana Alejandra Beltrán Culqui, con C.I N° 1804353306,


estudiante de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Regional
Autónoma de los Andes “UNIANDES”, declaro que soy el autor del trabajo de Tesis
de Grado, Titulado: “DEPRESIÒN Y SU RELACIÒN CON LA PRESBIACUSIA EN
EL ADULTO MAYOR EN EL HOSPITAL BASICO PILLARO EN EL AÑO 2013”
DEDICATORIA

A mis padres David y Miriam por ser el apoyo incondicional en todos estos años de
estudio, por ser mi soporte, mi fortaleza, las personas que nunca me han dejado
sola y me han alentado a seguir adelante aún en los momentos en los que he
querido darme por vencida, gracias por ser los padres más maravillosos del mundo
y ser un ejemplo de honestidad, amor, dedicación y esfuerzo; todo lo que soy ahora
es gracias a ustedes y espero no defraudarlos nunca, les amo muchísimo papitos.

También dedico esta tesis a mi hermano David Beltrán, gracias por soportarme y a
su vez ser mi compañía durante estos 17 años, sigue adelante hermano eres
mucho mejor que yo; sé que vas a llegar lejos y yo estaré ahí siempre apoyándote.

Agradezco también a mi amor Antonio; gracias por apoyarme durante este largo
trayecto, gracias por ser mi compañero de vida y estar a mi lado en los buenos y
malos momentos, te amo.
AGRADECIMIENTO

El éxito personal y profesional viene acompañado de la dicha del agradecimiento,


muchas gracias a mi querida Doctora Rosita Olivo por haber aceptado la tutoría de
mi trabajo de pregrado, y por ser más que una excelente docente y profesional un
excelente amiga, gracias Rosita por estar pendiente en los buenos y malos
momentos de mi vida universitaria y personal.

Agradezco a la Universidad Regional Autónoma de los Andes “UNIANDES” porque


en sus aulas me he educado en el hermoso mundo de la Medicina.

Muchas Gracias al Hospital Básico Pillaro por haberme acogido y facilitarme la


información necesaria para la elaboración de la presente tesis.
ÍNDICE GENERAL

CONTENIDO

CERTIFICACIÓN DEL ASESOR ...................................................................................

DECLARACIÓN DE AUTORÍA DE TESIS ......................................................................

DEDICATORIA ...............................................................................................................

AGRADECIMIENTO .......................................................................................................

ÍNDICE GENERAL..........................................................................................................

ABSTRACT.....................................................................................................................

INTRODUCCIÒN .......................................................................................................... 1

CAPITULO I

MARCO TEÓRICO ....................................................................................................... 9

1.1.- ANTECEDENTES...................................................................................................... 9
1.2.- DEFINICIONES ....................................................................................................... 10
1.3.- EPIDEMIOLOGÌA .................................................................................................... 11
1.4.- ETIOPATOGENIA ................................................................................................... 13
1.5.- PROCESO AUDITIVO (PÉRIFÉRICO Y CENTRAL) ........................................... 14
1.6.- TIPOS DE PRESBIACUSIA ................................................................................... 15
1.6.1.- Presbiacusia sensorial ..................................................................................... 15
1.6.2.- Presbiacusia neural .......................................................................................... 16
1.6.3.- Presbiacusia metabólica o estrial .................................................................... 16
1.6.4.- Presbiacusia conductiva coclear o mecánica ................................................ 17
1.6.5.- Presbiacusia central ......................................................................................... 17
1.6.6.- Presbiacusia conductiva .................................................................................. 18
1.7.- CLÍNICA ................................................................................................................... 20
1.8.- DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL ............................................................................. 21
1.9.- EXPLORACIÓN AUDITIVA ................................................................................... 21
1.9.1.- Pruebas de cribado auditivo ........................................................................... 22
1.9.2.- Pruebas para valorar la recepción del sonido ................................................ 24
1.9.3.- Otros test .......................................................................................................... 28
1.10.- PREVENCION Y TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LA PRESBIACUSIA
........................................................................................................................................... 29
1.10.1.- Tratamiento preventivo y enfermedades adyacentes ................................. 30
1.10.2.- Tratamiento farmacológico ............................................................................ 33
1.11.- DEPRESION ASOCIADA A DEPRESIÓN .......................................................... 34
1.12.- CONCLUSIONES PARCIALES. .......................................................................... 38

CAPÍTULO II

MARCO METODOLÓGICO ........................................................................................ 39

2.1.- MODALIDAD DE LA INVESTIGACIÓN................................................................ 39


2.1.1.- Cuantitativa: ..................................................................................................... 39
2.2.- TIPO DE DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN ....................................................... 39
2.2.1.- No experimental con estudio transversal ....................................................... 39
2.2.2.- Investigación – Acción ..................................................................................... 39
2.3 TIPO DE INVESTIGACIÓN POR SU ALCANCE. ................................................... 40
2.3.1 Exploratoria: ........................................................................................................ 40
2.3.2 Correlacional: ...................................................................................................... 40
2.3.3 Explicativa:........................................................................................................... 40
2.4 POBLACIÓN............................................................................................................... 40
2.5 MÉTODOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS ......................................................... 41
2.5.1 Métodos del nivel teórico del conocimiento ...................................................... 41
2.5.2 Métodos del nivel empírico del conocimiento ................................................... 41
2.5.3 Instrumentos de la investigación ....................................................................... 42
2.5.4 Recolección de la información ........................................................................... 42
2.6 ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS DE INSTRUMENTOS APLICADOS ............. 43
2.7 CONCLUSIONES DEL CAPÍTULO ....................................................................... 66
CAPITULO III

MARCO PROPOSITIVO ............................................................................................. 67

3.1 PROPUESTA ............................................................................................................ 67


3.1.1 TEMA ................................................................................................................... 67
3.1.2 DATOS INFORMATIVOS................................................................................... 67
3.1.3 ANTECEDENTES DE LA PROPUESTA .......................................................... 67
3.1.4 JUSTIFICACIÓN ................................................................................................ 68
3.1.5 OBJETIVO DE LA PROPUESTA ...................................................................... 69
3.1.6 DESARROLLO DE LA PROPUESTA ............................................................... 70
3.2 CONCLUSIONES DEL CAPÍTULO.......................................................................... 77
CONCLUSIONES GENERALES................................................................................. 78

RECOMENDACIONES ............................................................................................... 79

BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................... 80

ANEXOS .........................................................................................................................
ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1.- Adultos mayores que presentan presbiacusia ..............................................44


Tabla 2.- Rangos de edades en pacientes con diagnóstico de presbiacusia. ..............45
Tabla 3.- Relación entre género y presbiacusia. ..........................................................46
Tabla 4.- Tipos de presbiacusia que presentan los adultos mayores en el Hospital Básico
Pìllaro en el año 2013. ................................................................................................47
Tabla 5.- Pacientes sometidos al TEST DE YASAVAGE.............................................48
Tabla 6.- Está satisfecho con su vida? ........................................................................49
Tabla 7.- Ha dejado abandonadas muchas actividades e intereses? ..........................50
Tabla 8.- Siente que su vida está vacía? .....................................................................51
Tabla 9.- Se siente a menudo aburrido? .....................................................................52
Tabla 10.- Está de buen ánimo la mayor parte del tiempo? ........................................53
Tabla 11.- Tiene miedo que le suceda algo malo? ......................................................53
Tabla 12.- Se siente feliz la mayor parte del tiempo? ..................................................55
Tabla 13.- Se siente a menudo sin esperanza?...........................................................55
Tabla 14.- Prefiere quedarse en casa más que salir a hacer cosas nuevas? ..............56
Tabla 15.- Piensa que tiene más problemas de memoria que la mayoría? ..................57
Tabla 16.- Cree que es maravilloso estar vivo? ...........................................................58
Tabla 17.- Piensa que no vale para nada tal como está ahora? ..................................59
Tabla 18.- Piensa que su situación es desesperada? ..................................................60
Tabla 19.- Se siente lleno de energía? ........................................................................62
Tabla 20.- Cree que la mayoría dela gente está mejor que usted? .............................63
Tabla 21.- Depresión en los adultos mayores con presbiacusia sometidos al test de
Yasavage. ...................................................................................................................64
Tabla 22.- Grado de depresión en los adultos mayores con presbiacusia sometidos al
test de Yasavage. .......................................................................................................65
ÍNDICE DE ILUSTRACIONES

Ilustración 1.- Porcentaje de pacientes que presentan presbiacusia en el Hospital Básico


Píllaro en el año 2013. ................................................................................................44
Ilustración 2.- Rango de edades en pacientes con diagnóstico de presbiacusia en el
Hospital Básico Pìllaro en el año 2013 ........................................................................45
Ilustración 3.- Relación entre género y presbiacusia en el Hospital Básico Pìllaro en el año
2013 ............................................................................................................................46
Ilustración 4.- Tipos de presbiacusia que presentan los adultos mayores en el Hospital
Básico Píllaro en el año 2013. .....................................................................................47
Ilustración 5.- Pacientes sometidos al test de Yasavage .............................................48
Ilustración 6.- Está satisfecho con su vida? .................................................................49
Ilustración 7.- Ha dejado abandonadas muchas actividades e intereses? ..................50
Ilustración 8.- Siente que su vida está vacía?..............................................................51
Ilustración 9.- Se siente a menudo aburrido? ..............................................................52
Ilustración 10.- Está de buen ánimo la mayor parte del tiempo?..................................53
Ilustración 11.- Tiene miedo de que le suceda algo malo? ..........................................54
Ilustración 12.- Se siente feliz la mayor parte del tiempo? ...........................................55
Ilustración 13.- Se siente a menudo sin esperanza? ...................................................56
Ilustración 14.- Prefiere quedarse en casa más que salir a hacer cosas nuevas? .......57
Ilustración 15.- Piensa que tiene más problemas de memoria que la mayoría? ..........58
Ilustración 16.- Cree que es maravilloso estar vivo? ....................................................59
Ilustración 17.- Piensa que no vale nada tal como está ahora? ...................................60
Ilustración 18.- Piensa que su situación es desesperada? ..........................................61
Ilustración 19.- Se siente lleno de energía? .................................................................62
Ilustración 20.- Cree que la mayoría de gente está mejor que usted? .........................63
Ilustración 21.- Depresión en pacientes diagnosticados de presbiacusia ....................64
Ilustración 22.- Grado de depresión en los adultos mayores con presbiacusia sometidos al
test de Yasavage ........................................................................................................65
RESUMEN EJECUTIVO

ANTECEDENTES

Los avances en las condiciones sanitarias y socioeconómicas de los países


desarrollados han incrementado la esperanza de vida y el número de personas
mayores. Sin embargo, aunque las condiciones sanitarias han mejorado, las
alteraciones de la salud en relación con la edad siguen aumentando, siendo el
déficit sensorial auditivo una de las más frecuentes.

El déficit sensorial auditivo va a influir negativamente sobre la calidad de vida de las


personas mayores debido a las interferencias producidas sobre la capacidad para
comunicarse, afectando, además, al estado de ánimo y al nivel de participación social,
independientemente del estado cognitivo y físico del individuo, lo que a largo plazo, y en
muchos casos, desembocará en un trastorno depresivo.

MÉTODOS
Se analizaron datos de 106 pacientes que fueron diagnosticados de presbiacusia
en el Hospital Básico Píllaro en el año 2013 y se realizó el Test de Yasavage para
observar cuantas personas con esta patología presentan depresión.

RESULTADOS
De la población estudiada con diagnóstico previo de presbiacusia el 81,61%
presentó depresión.

CONCLUSIONES
La presbiacusia es un problema de salud pública de gran magnitud que se asocia
de manera extraordinaria con problemas depresivos debido a la incapacidad de las
personas adultas mayores de comunicarse con su entorno y sentirse entes activos
ante la sociedad.

PALABRAS CLAVES: Depresión, Presbiacusia


ABSTRACT

BACKGROUND

Advances in health and socioeconomic conditions in developed countries have


increased life expectancy and the number of older people. However, although the
sanitary conditions have improved, the health disorders in relation to age continue
to rise, the auditory sensory deficit being one of the most frequent.
The auditory sensory deficit will negatively influence the quality of life of older people
due to interference on the ability to communicate, affecting also the mood and the
level of social participation, regardless of cognitive and physical state of individual,
which in the long term and in many cases, lead to a depressive disorder.

METHODS
Data from 106 patients who were diagnosed with presbycusis in Píllaro Base
Hospital in 2013 were analyzed and Yasavage test was conducted to see how many
people with this condition suffer from depression.

RESULTS
Of the study population with a diagnosis of presbycusis the 81.61% presented
depression.

CONCLUSIONS
Presbycusis is a public health problem of great magnitude that dramatically
associated with depressive problems due to the inability of older people to
communicate with their environment and feel active entities to society.

KEYWORDS: Depression, Presbycusis


INTRODUCCIÓN

ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN.

Zwaardermaker fue el primero en describir la pérdida auditiva en altas frecuencias,


asociadas con el envejecimiento y más tarde, introdujo el término Presbiacusia en
18971.

La presbiacusia es una degeneración progresiva de la cóclea, que produce un


descenso progresivo de la curva audiométrica, comenzando por los tonos más
agudos y con aparición frecuente a partir de los 60 años de edad, de etiología
multifactorial. 2,3

La presbiacusia no es propiamente una enfermedad senil, es la expresión de la


situación normal y fisiológica del aparato auditivo en la edad avanzada. Hacia los
20 años termina el crecimiento, el cuerpo y la mente se estabilizan y se inicia la
etapa del adulto y de madurez, que termina a los 65 años para comenzar la vejez4.
Con el paso de los años todos los órganos y sistemas van cambiando su estructura
y la función que desarrollan va disminuyendo en eficacia, se pierde agudeza visual,
la capacidad muscular involuciona, la piel pierde calidad; del mismo modo, el
aparato auditivo en el anciano sufre cambios degenerativos, que se manifiestan
mediante una hipoacusia neurosensorial progresiva 5.

La frecuencia de presbiacusia varía a través de diversas sociedades debido a


factores genéticos, dieta, socioeconómicos y variables ambientales6.

En la génesis de la presbiacusia, interviene la edad, antecedentes familiares de


hipoacusia, ambiente urbano ruidoso, utilización de medicamentos lesivos para el
oído, enfermedades vasculares asociadas a la ateromatosis que causan hipoxia del
aparato auditivo, involución neurológica, así como enfermedades metabólicas7.

1
Otra teoría reciente habla del daño ocurrido por hipoxia en la cóclea causando
delección de mtDNA4977 y otros mutantes del mtDNA con una reducción en la
fosforilación oxidativa mitocondrial y deterioro de la función del nervio acústico,
afirmando que los síntomas de presbiacusia pueden ocurrir cuando la función del
nervio acústico se deteriora como resultado del metabolismo anormal del mtDNA 8.
En estudios de la audición en personas de edad avanzada, con amplias muestras
estadísticas, se ha comprobado una audición claramente peor en la población de
las ciudades del mundo desarrollado que en la del medio no urbano del tercer
mundo9.

Además de esta involución fisiológica de la audición, existe dos evoluciones


patológicas: la presbiacusia precoz en la cual el deterioro empieza anticipadamente
a notarse a partir de los cuarenta o cincuenta años; y la presbiacusia acelerada en
la que la hipoacusia se manifiesta como es normal a los sesenta años, pero una
vez que se inicia se desarrolla con rapidez sumiendo en seguida al que padece en
una sordera notable10.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que un 30% de las


personas mayores de 60 años sufre un grado de hipoacusia significativa11.

En el Ecuador, los cambios demográficos y factores como los avances científicos,


la migración, la disminución de la tasa de fecundidad, la mejora de la esperanza de
vida, nos pone frente a una población que envejece con mayor rapidez, comparada
con lo de los países desarrollados por lo que la aparición de problemas como la
presbiacusia son más frecuentes12. La población de adultos mayores en el año
2008 en el país era de 836.171, que representaba el 6.0% para el año 2025 llegará
a 1´153.152, que representará el 9.0% (INEC Censo 2010)13.

La prevalencia de hipoacusia es muy frecuente en el adulto mayor, así se considera


que en el Ecuador el 30% en los mayores de 60 años y el 65% en los mayores de
85 años14.

2
En el cantón Píllaro, existe una población total de 38.357 personas (MSP), de las
cuales 8.1% corresponden a personas mayores de 65 años que pueden ser
susceptibles a presentar presbiacusia y a su vez depresión , debido a la disminución
de la información entendida ya que la persona oye pero no entiende la palabra ni
su mensaje, aspecto que provoca una desconfianza respecto al medio que lo rodea
e implica la disminución de las actividades sociales que provoca en el adulto mayor
aislamiento debido a que no entiende la información que recibe15.

Con estos antecedentes el trabajo que se prepone es determinar la relación entre


depresión y presbiacusia para mejorar la calidad de vida del adulto mayor e
insertarlo en la comunidad como una persona eficaz y útil para la misma evitando
de esta manera su aislamiento social, sus limitaciones en el diario vivir, sus
relaciones familiares y su depresión que conlleven a problemas de mayor magnitud.

SITUACIÓN PROBLÉMICA.

La presbiacusia es un tema de gran trascendencia debido a su gran impacto en las


personas de la tercera edad en mantenerse funcionales ante la sociedad por el
mayor tiempo posible y su masiva asistencia a consulta por información de su
pérdida de audición.

En el cantón Píllaro la depresión que conlleva la presbiacusia en adultos mayores


se hacen notar como un comportamiento negativo y tenso en las relaciones
familiares, limite en el disfrute de las actividades diarias e incapacidad de vivir de
forma independiente y segura; además de interferir en el diagnóstico, tratamiento
médico y pautas farmacológicas.

3
PROBLEMA CIENTÍFICO.

La pérdida de la audición es muy frecuente dentro de la población adulta mayor de


Píllaro evidenciada claramente durante el interrogatorio en las consultas de
atención primaria y el padecimiento de depresión en la población en el estudio.

OBJETO DE INVESTIGACIÓN.

Depresión y su relación con la presbiacusia.

CAMPOS DE ACCIÓN.

Población adulta mayor.

LÍNEA DE INVESTIGACIÓN.

Enfermedades no transmisibles y crónicas degenerativas.

OBJETIVO GENERAL.

Poner en evidencia el porcentaje de personas que presenta depresión relacionada


al padecimiento de presbiacusia en la población adulta mayor de Píllaro.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

 Identificar el porcentaje de presbiacusia en la población adulta mayor en el


Hospital Básico Píllaro.
 Conocer la relación entre depresión y presbiacusia en la población estudiada.

IDEA A DEFENDER.

La presbiacusia es una patología que afecta de manera negativa a la población


adulta mayor de Píllaro disminuyendo sus relaciones sociales por la incapacidad de

4
comunicarse con las personas produciendo un aumento de personas de la tercera
edad que presenta síndrome depresivos; esta patología produce en el adulto mayor
una disminución de la capacidad de comunicación y autonomía, así como limita las
oportunidades de ser un miembro activo en la sociedad las cuales conllevan a
terminar en un síndrome depresivo que en la población adulta mayor debe tratarse
oportuna y eficazmente. La presbiacusia es una patología que se observa con
mucha frecuencia en los centros de atención primaria y que muchas veces pasa
desapercibida, afecta tanto la comunicación médico-paciente así como dificulta al
profesional de la salud realizar un correcto diagnóstico de patologías adyacentes
por las que en realdad el paciente acude a la consulta.

Este trabajo nos permitirá determinar la relación existente entre depresión y


presbiacusia permitiendo a su vez a los profesionales de la salud de Píllaro mejorar
la calidad de vida de sus adultos mayores y mejorar la atención integral del mismo
para un correcto tratamiento de patologías concomitantes que afectan al adulto
mayor y que muchas veces por falta de comunicación no se logran un tratamiento
eficaz.

VARIABLES DE LA INVESTIGACIÓN.

Variable independiente:
Depresión

Variable dependiente:
Relación con la presbiacusia.

MODALIDAD DE LA INVESTIGACIÓN.

A continuación se detalla los métodos y técnicas que se propone para la


estructuración del perfil.

5
MÉTODOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS.

ACTIVIDAD MÉTODO TÉCNICA HERRAMIENTA

Introducción Histórico - Lógico


Antecedentes Investigación Ficha Bibliográfica
Objetivos bibliográfica
Problema Analítico -
Sintético

CAPÍTULO I. Histórico – Lógico Investigación Ficha Bibliográfica


Marco Teórico Analítico - bibliográfica
Sintético

CAPÍTULO II. Analítico – Entrevista Test de Yasavage


Marco Sintético Test Audiometría
Metodológico Inductivo –
Deductivo

CAPÍTULO III Analítico – Informe y


Resultados de la Sintético conclusiones
investigación Inductivo -
Deductivo
FUENTE: Manual de investigación “UNIANDES”2012

DESCRIPCIÓN DE LA ESTRUCTURA O ESQUEMA DE CONTENIDOS.

Capítulo I.

En este capítulo se hace un debate científico y conceptual, de autores nacionales


e internacionales, normas y protocolos de MSP en los que se tratan contenidos,

6
temas y subtemas de la literatura especializada de acuerdo al proyecto de esta
investigación, los mismos que se fundamentan en: pérdida de la audición en el
anciano (presbiacusia), depresión, re-inclusión en la sociedad.

Capítulo II.

Se pone en práctica la metodología para la investigación científica y su aplicación


en el presente proyecto, se identifica a la población adulta mayor con diagnóstico
de presbiacusia y se realiza un test para diagnosticar depresión y así mejorar la
calidad de vida del anciano e insertarlo nuevamente como un ente activo en la
sociedad.

Capítulo III.

En los resultados de la investigación determinaremos el índice de adultos mayores


que presentan un diagnóstico de depresión asociado a presbiacusia.

APORTE TEÓRICO SIGNIFICACIÓN PRÁCTICA Y NOVEDAD CIENTÍFICA.

Aporte Teórico.

Se hace una compilación de contenidos y definiciones investigadas, se da a


conocer sobre la patología a investigar, sus antecedentes y su impacto en la
sociedad.

Significación Práctica.

Mediante la implementación de una serie de medidas podremos establecer la


relación que mantiene la depresión con un diagnóstico previo de presbiacusia para
poder de esta manera realizar una intervención oportuna y precoz en la población
estudiada.

7
Novedad Científica.

La novedad científica de mi trabajo se fundamenta en la necesidad de determinar


la cantidad de población adulta mayor que padece depresión asociada a la
disminución de la audición ya que en nuestro medio no se encuentra dicha
información documentada.

8
CAPÍTULO I

MARCO TEÓRICO

1.1 .- ANTECEDENTES.

El envejecimiento del sistema auditivo se empezó a estudiar con mayor énfasis en


1885 y fue Roosa quien dio el nombre de presbiacusia a la pérdida auditiva de los
viejitos, sin embargo, se le atribuye a Meyer el haber acuñado el término en 1919.
Posteriormente otros investigadores realizaron estudios más minuciosos sobre la
pérdida auditiva en los pacientes adultos mayores; algunos de ellos demostraron
atrofia del nervio auditivo y de las vías nerviosas conforme avanza la edad, otros
correlacionaron la pérdida auditiva en las frecuencias altas con el paso de los años
y sugirieron que el desgaste natural del sistema auditivo inicia a partir de los 20
años, manifestando una pérdida auditiva después de los 55 años de edad,
evidenciando, sin embargo, problemas importa antes de comunicación hasta los 60
y 70 años, en donde la pérdida auditiva abarca un rango frecuencial importante
(500 a 4000Hz)16

En 1964 Harold Schuknecht propuso la primera clasificación de la presbiacusia,


según cuatro procesos patológicos: sensorial, neurológico, metabólico y mecánico.
En 1985 otros investigadores, entre los que se destacan Welsh J., Stach, Spretnjak
y Jerger postularon otro tipo de presbiacusia, la cual denominaron presbiacusia
central, demostrando que esta aumentada en función de la edad, desde un 17% en
edades comprendidas entre los 50 y 54 años y en un 90% en pacientes mayores
de 80 años. Será en base a éste tipo de presbiacusia que se enfocará el déficit de
paciente presbiacúsico.17

Power y Power en 1978 muestran que la pérdida auditiva puede ocurrir en 25% de
la población entre los 65 y 75 años, y éste índice aumenta en un 40% en aquellos
individuos con más de 75 años de edad.18

9
Actualmente, los avances en la neurociencia han permitido ilustrar, dar a conocer y
explicar con más detalle como envejece el cerebro, y cómo se ve afectado a nivel
cortical, el paso de los años en el sistema auditivo central 19.

1.2.- DEFINICIONES.

La presbiacusia o pérdida auditiva relacionada con la edad es la causa más común


de hipoacusia, así como también la enfermedad neurodegenerativa, predominante
en la población mayor de 65 años, afectando aproximadamente al 40% de la
misma. La presbiacusia repercute notablemente en la calidad de vida de las
personas que la padecen. Por estas razones, su diagnóstico y tratamiento tienen
un peso importante en la salud pública.

Muchos factores contribuyen a la pérdida auditiva en relación con la edad, entre


ellos se encuentran factores genéticos y ambientales.

La forma más común de presbiacusia es la causada por alteraciones en el oído


interno, pero también puede ser resultado de los cambios en el oído medio o de los
cambios complejos a lo largo de las vías nerviosas que conducen al cerebro. La
pérdida auditiva asociada con presbiacusia es generalmente mayor para los
sonidos de tono alto en todas las especies estudiadas. Estudios recientes sobre la
histopatología y genética molecular de la hipoacusia en el hombre apoyan la utilidad
de los modelos animales para avanzar en el conocimiento de la presbiacusia,
especialmente el ratón por sus características genéticas.

Los síntomas vestibulares están presentes en más de la mitad de las personas


ancianas, ya que el equilibrio depende de los sistemas vestibular, visual y sensorial
periférico, que generalmente degeneran al mismo tiempo, y ello hace que al
disminuir la función en uno o más de estos sistemas se produzcan alteraciones del
equilibrio, además de la hipoacusia.

La presbiacusia tiene una gran repercusión en las personas mayores, ya que


disminuye su capacidad de comunicación y su autonomía, y limita las

10
oportunidades de ser un miembro activo en la sociedad provocando así síndromes
depresivos en las personas de la tercera edad20.

1.3.- EPIDEMIOLOGÌA.

La presbiacusia es la tercera enfermedad crónica más prevalente en personas


mayores después de la hipertensión y la artritis en Estados Unidos, y es la causa
más frecuente de hipoacusia. Aunque su incidencia es variable, existen bastantes
estudios en los que se ha realizado un cálculo aproximado sobre el total de
personas mayores que padecen de presbiacusia en Estados Unidos.

Uno de los estudios más reconocidos para estimar la prevalencia en esta población
es el «Blue Mountains Eye Study», publicado en el 2009, en el que además de otras
variables de salud se analizaba la pérdida auditiva neurosensorial en personas
mayores.21

Se trata de un estudio observacional prospectivo de tipo cohorte en el que se


examinaron 3.654 pacientes mayores de 49 años entre los años 1992 y 1994
(82,4% de los participantes). Se realizó un seguimiento durante cinco y diez años,
y se obtuvo un total de 2.335 pacientes a los cinco años (85% de sobrevivientes y
543 fallecieron) y 1.952 pacientes a los diez años (75,6% y 1103 murieron).

Entre los años 1997 y 2000, se analizaron 2.956 personas mayores de 50 años.
Se les realizó una historia clínica detallada teniendo en cuenta variables socio-
económicas y de calidad de vida. Se preguntaron además factores de riesgo
ambientales, como la exposición a ruido en el trabajo.

Se les realizó también una audiometría tonal en 500, 1.000, 2.000 y 4.000 Hz, y se
diagnosticó de presbiacusia leve a aquellos pacientes que presentaban una
pérdida mayor de 25 dB HL y moderada mayor de 40 dB HL.

Como resultado, de los 2.956 participantes fueron diagnosticados de presbiacusia


un 33%. La pérdida de audición fue más frecuente en hombres que en mujeres

11
hasta los 80 años, con una odds ratio ajustada de 1,7 (IC 95%: 1,4–2). La
prevalencia de presbiacusia se duplicó por cada diez años en los pacientes, con
una odds ratio 3,5 (IC 95%: 3,1–3,9). Se observó una pérdida bilateral en el 17%
22
de las mujeres y el 28,7% de los hombres, en el grupo de 60 a 69 años.

Se estableció una relación significativa entre la presbiacusia y diversos factores de


riesgo. El primero de ellos, haber trabajado en un ambiente de ruido, que
aumentaba la probabilidad de padecer presbiacusia en un 70% para los casos
moderados y en un 90% para los casos severos; otros factores relacionados son
sexo masculino, tabaquismo, bajo nivel de educación y diabetes mellitus tipo II. No
se logró demostrar una relación significativa entre presbiacusia e hipertensión
arterial.23

En otros estudios, se estima que alrededor de 25 millones de norteamericanos


tienen una pérdida auditiva significativa. Más de 2,2 millones de adultos mayores
de 70 años padecen de presbiacusia. Según el Centro Nacional de Salud de
Estados Unidos se estima una prevalencia del 63% de presbiacusia en la personas
mayores de 70 años, de las cuales un 27% corresponde a un grado moderado o
severo. Su incidencia aumenta exponencialmente con la edad. 24

En el estudio de Framingham, la frecuencia de participantes entre 65 y 69 años, y


entre 85 y 90 años fue del 34% y 72% respectivamente. Con el cambio poblacional
se espera que aumente la prevalencia. El 15% de los pacientes de 55 a 64 años, el
30% de los de 65 a 74 años y el 40% de los mayores de 75 años tienen una pérdida
auditiva que afecta su comunicación.

La Organización Mundial de la Salud estima que 299 millones de hombres y 239


millones de mujeres padecen de hipoacusia 25.

12
1.4.- ETIOPATOGENIA.

La etiopatogenia de la presbiacusia nace de la interacción genoma-ambiente, y está


influenciada por factores genéticos, mecanismos celulares relacionados con la
edad, factores ambientales y enfermedades asociadas.26

Existe una predisposición genética a la presbiacusia precoz pero, pese a las


investigaciones realizadas, los factores genéticos están escasamente identificados,
y se está avanzado en este campo mediante el estudio de modelos animales. Hay
evidencias que apuntan a mecanismos celulares asociados con la edad, como son
la pérdida de capacidad de división de las células precursoras del ligamento espiral
y de la estría vascular, la muerte de las células sensoriales y neuronas auditivas,
que no son reemplazadas en mamíferos adultos, y mecanismos de estrés y
oxidación celular asociados al envejecimiento 27.

El factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-I) tiene un papel central en el


envejecimiento a lo largo de la escala evolutiva y es fundamental para la audición
en el hombre y en el ratón. Su estudio está ofreciendo claves cruciales para
comprender las bases moleculares del desarrollo ótico y los factores que influyen
en el envejecimiento auditivo. Así, el IGF-I modula la expresión de factores de
regulación del ciclo celular como FoxM1 y p27kip, y de diferenciación de células
madre como MEF2. La deficiencia en IGF-I causa alteraciones celulares en la estría
vascular y pérdida de neuronas auditivas por apoptosis.

En cuanto a los factores ambientales, con una incidencia negativa en la evolución


de la presbiacusia, hay que resaltar la exposición al ruido que puede ocasionar
daño mecánico, metabólico o cambios vasculares. Se ha descrito la asociación de
la presbiacusia con otras enfermedades, no está claro si es influenciada por ellas o
si suceden en paralelo, fruto de las alteraciones y cambios celulares y moleculares
comunes a todas ellas. Se pueden destacar las enfermedades cardiovasculares, la
diabetes mellitus, otras causas metabólicas como hiperlipoproteinemia, obesidad,
déficit vitamínico, etc. Asimismo, se ha descrito su asociación con el déficit cognitivo

13
y en particular con la enfermedad de Alzheimer, y con la disfunción inmune y
autoinmune.28

1.5.- PROCESO AUDITIVO (PERIFÉRICO Y CENTRAL).

La audición es un proceso complejo que inicia en el pabellón auricular, con la


captación de la onda sonora, la cual es dirigida al conducto auditivo externo (CAE),
el cual, además de trasmitir el sonido, tiene la importante función de amplificar los
sonidos cuyas frecuencias oscilan por arriba de los 2 KHz proporcionando una
resonancia natural en el conducto auditivo.

Ésta a su vez, alcanza la membrana timpánica, la cual vibra de forma segmentar,


facilitando la trasmisión de la energía al oído medio. El oído medio desempeña un
importante papel, al compensar la pérdida de energía que sufre el sistema, al pasar
de un medio aéreo a un medio líquido. Otra de sus funciones es amplificar el sonido
en 2.5 dB por medio de la vibración de sus pequeños huesecillos: martillo, yunque
y estribo.29

Hasta este momento la energía sonora es totalmente mecánica; cuando esta onda
viajera llega al oído interno, el cual está lleno de dos líquidos, principalmente,
endolinfa y perilinfa , la onda sonora será sometida a una serie de transformaciones
a través de las cuales se convertirá en energía eléctrica. En el momento que ocurre
una descarga eléctrica, al entrar en contacto los estereocilios de las células ciliadas,
externas e internas, con la membrana tectoria, provoca un potencial de acción, que
desencadenará una descarga eléctrica, la cual será trasmitida a través de las
terminaciones nerviosas de las células ciliadas, las cuales en conjunto, formarán el
nervio auditivo; hasta éste momento la onda sonora capturada por el oído externo
ha culminado su recorrido periférico para introducirse en el largo camino del
sistema auditivo central. Luego de abandonar el oído interno, esta señal es
transferida a través de complejas redes neurales a diferentes núcleos de la vía
auditiva, la cual permitirá que la información alcance el cerebro, específicamente,
el área auditiva primaria y secundaria (área 41 y 42 de Brodman), conocido como
circunvalación de Heschl, para su análisis, reconocimiento y comprensión 30.

14
A lo largo de éste recorrido a través del sistema auditivo periférico y central, la onda
sonora sufre transformaciones, inhibe y potencializa algunos procesos, utiliza
mecanismo de protección, alcanza determinados núcleos, en donde desarrollará
importantes funciones, se proyectará ipsi y contra lateralmente a través de la vía
auditiva y continuará su recorrido hasta alcanzar la estación final: que es el
cerebro31.

El sistema auditivo periférico tiene funciones importantes como: captar, dirigir y


amplificar la onda sonora a través del oído externo y medio, transformar la energía
mecánica en energía bioeléctrica, en el oído interno, provocar la sinapsis entre las
células sensoriales del oído interno con el octavo par craneal, todo esto en conjunto,
32
con el fin de enviar una información auditiva íntegra al sistema auditivo central .

Por otro lado, en el sistema auditivo central ocurren procesos perceptuales más
complejos como la detección, sensación, discriminación, localización, comprensión,
atención, memoria, asociación, figura fondo auditiva, entre otros, que requieren de
mecanismos cognitivos para interpretar correctamente la información y mantener
conexiones con los ojos, cabeza y tronco, donde se producirán acciones reflejas
automáticas en respuesta a determinados sonidos.
Estos mecanismos trabajando en conjunto serán los responsables de la
decodificación del mensaje sonoro, es decir, del Procesamiento Auditivo Central
(PAC) 33.

1.6.- TIPOS DE PRESBIACUSIA.

1.6.1.- Presbiacusia sensorial.

Los cambios histopatológicos que se producen son una degeneración progresiva


de las células sensoriales de la cóclea, siendo las más afectadas las células ciliadas
externas (OHC). La modificación más precoz es la pérdida de estereocilios en las
células ciliadas.

15
También puede afectar a las células de sostén (IPC, PC, DC, HC y CC), esto hace
que el epitelio neurosensorial se modifique y presente un aspecto de epitelio
indiferenciado. El patrón audiométrico que encontramos en un paciente con una
presbiacusia sensorial es una caída en frecuencias agudas (Figura 3A).

El audiograma de estos pacientes es muy similar al de la hipoacusia inducida por


ruido. Es posible que la presbiacusia sensorial dependa de una interrelación entre
agentes nocivos ambientales y los genes que rigen la protección y reparación
celular.

1.6.2.- Presbiacusia neural.

En la presbiacusia neural se produce una atrofia del ganglio espiral (SG) y fibras
nerviosas de la lámina espiral ósea, y ocurre fundamentalmente en la espira basal
de la cóclea. El audiograma (Figura 3B) muestra una pérdida gradual de la audición
con una afectación levemente mayor para las frecuencias agudas, aunque es la
audiometría verbal (Figura 3C) la prueba decisiva, ya que lo que más se resiente
es la discriminación de la palabra. Esta pérdida perjudica a la calidad de vida, ya
que se reduce, por ejemplo, la capacidad de disfrutar de una conversación en grupo
en entornos ruidosos, lo que contribuye al aislamiento social del que la padece 20.

1.6.3.- Presbiacusia metabólica o estrial.

La pérdida auditiva asociada a la presbiacusia estrial puede comenzar desde la


tercera década de la vida y va progresando gradualmente de una forma lenta. La
disfunción de la degeneración de la estría vascular se ha considerado la causa
subyacente de la presbiacusia metabólica. Durante el envejecimiento se ha descrito
en modelos animales la presencia de atrofia estrial, alteraciones en la homeostasis
iónica y una disminución de la vascularización de la estría, que preceden al cambio
en los umbrales de audición y puede estar correlacionado con una disminución en
el potencial endococlear.

16
El patrón audiométrico de los pacientes con presbiacusia estrial es un audiograma
plano (Figura 3D), con afectación similar de todas las frecuencias, incluyendo
también las frecuencias graves, a diferencia de los grupos anteriores. La alteración
de los parámetros en la audiometría verbal es escasa.

La presbiacusia estrial tiene un componente hereditario, y es más frecuente en


mujeres; aparece asociada a enfermedades cardiovasculares y en modelos
animales de resistencia a la insulina.

1.6.4.- Presbiacusia conductiva coclear o mecánica.

Este tipo de presbiacusia no se ha correlacionado con cambios anatómicos


evidentes, aunque se postula que existe rigidez de la membrana basilar (MB) y
alteraciones en el ligamento espiral (SL), en concreto una pérdida de fibrocitos tipo
IV que se encuentran adyacentes a la membrana basilar. El audiograma de los
pacientes con este tipo de presbiacusia presenta hipoacusia neurosensorial
bilateral con caída en frecuencias agudas (Figura 3E).

1.6.5.- Presbiacusia central.

Dada la complejidad de las conexiones neurales a través de las cuales el estímulo


auditivo se transmite hasta la corteza cerebral, es lógico esperar que las lesiones
de estas vías afecten a la audición. La presbiacusia central o neural se define como
una disfunción central en la que se afecta fundamentalmente la inteligibilidad de la
palabra. Las lesiones neurales primarias de la vía auditiva son infrecuentes y están
poco estudiadas. En general, se asume que las lesiones degenerativas centrales
son secundarias y consecuencia de la pérdida de células sensoriales de la cóclea.
La interpretación de este hecho es que hay una reducción de la influencia inhibitoria
de la vía eferente olivo coclear medial con el envejecimiento. La activación de esta
vía puede ayudar a proteger a la cóclea del ruido, por lo que la degeneración del
haz olivo coclear medial disminuye la capacidad de los individuos mayores de
protegerse del daño que el ruido pueda producir, y les hace más susceptibles al
mismo.20

17
1.6.6.- Presbiacusia conductiva.

Se ha publicado mucho acerca de las alteraciones fisiopatológicas cocleares en


relación con la presbiacusia, y es menos conocida la repercusión que la edad tiene
en la estructura y función del oído medio.

El tamaño del cráneo permanece relativamente constante con la edad, así como
determinamos parámetros del oído medio como el volumen de la cavidad del oído
medio, la circunferencia del marco timpánico y la frecuencia de resonancia del oído
medio, los cuales no cambian con la edad 34.

35
Sin embargo, otros trabajos, señalan que hay un deterioro óseo entre las
articulaciones de la cadena osicular y la tonicidad de la contracción de los músculos
del oídio medio. También se ha visto una pérdida en la vascularización, una
reducción de la estructura celular y en la elasticidad, y un incremento en la rigidez
de las capas fibrosas de la lámina propia36. Todos estos cambios podrían tener una
repercusión en la transmisión del sonido.

Se han realizado estudios en los que se han comparado los cambios histológicos
en la membrana timpánica y la velocidad de transmisión del sonido. Existe una
disminución del grosor de la membrana timpánica adyacente al umbo que pudiera
estar en relación a una reducción del contenido en colágeno, y podría ocasionar,
una disminución de la velocidad de transmisión del sonido, y que contribuiría como
37
un factor más en la presbiacusia .

18
19
1.7.- CLÍNICA.

Los antecedentes personales no son muy orientadores. Contra lo que se pensaba,


parece no existir una relación importante entre la evolución de la presbiacusia y la
situación vascular del enfermo; los sujetos afectos de arteriosclerosis o
hipertensión no tienen necesariamente peor evolución.

El paciente acude a consulta generalmente entre los 65 y los 70 años refiriendo que
oye bien pero que le molestan cada vez más los ruidos y que frecuentemente oye
pero no entiende la palabra ni su mensaje; es decir, manifiesta que oye la voz de
los que están hablando pero dice que no es capaz de discriminar las palabras que
pronuncian. Esta disminución de la inteligibilidad de las palabras recibe el nombre
de regresión fonética. La dificultad para la transmisión, integración y decodificación
del impulso nervioso originada por la presbiacusia neuronal o tipo 2 de
Schuknecht38, es la responsable de esta disminución de la discriminación del
lenguaje. Los ancianos con presbiacusia refieren que oyen mucho peor en
ambiente de ruido, cuentan que en reuniones, en cafeterías con música de fondo o
en tertulias multitudinarias se encuentran mucho más incapacitados que cuando
hablan de persona a persona en un medio relativamente silencioso (sordera del
cocktail-party).

Los acúfenos bilaterales son corrientes en la presbiacusia y casi obligados en las


edades muy avanzadas. Concomitantemente es frecuente un deterioro del
equilibrio, produciéndose una situación presbiestática y de presbivértigo 39.

Es difícil estimar cuánto influye la sordera en el deterioro psíquico y cognitivo


general del anciano; teniendo en cuenta que la información social y general nos
llega principalmente por comunicación oral, su incidencia en la capacidad de
relación, opinión, ideación, juicio crítico, memoria, etc. debe ser tenida muy en
cuenta40.

20
1.8.- DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL.

Con frecuencia resulta difícil saber con exactitud si la sordera de una persona
anciana es debida sólo a su presbiacusia, si ha sido originada por cualquier otro
proceso otológico o bien si se mezclan varios motivos en la etiopatogenia del déficit
funcional.

Si la otosclerosis comienza a mediana edad y cursa como un síndrome de


Manasse, a la vez que existe una HNS desde el inicio, puede ser muy difícil de
diferenciar. La timpanometría y la prueba de Gellé suministran los datos
diferenciales.

Una hidropesía coclear bilateral produce una HNS y, a veces, escasos o nulos
síntomas vestibulares. Si aparece después de los 50 años puede confundirse con
presbiacusia; sin embargo, en la hidropesía se detecta una hipoacusia fluctuante
en la que el paciente oye mucho peor en algunos días que en otros. Puede ser
difícil distinguir si la falta de comprensión del lenguaje hablado se debe a
presbiacusia o bien a una demencia senil u otro conflicto psiquiátrico, así como
saber que parte del problema corresponde a cada cuadro. Un diagnóstico de
presbiacusia puede enmascarar una hipoacusia por ototoxicidad; con mucha
frecuencia, a partir de cierta edad, las personas sufren dolores
musculosteoarticulares. En estos casos, la aspirina constituye uno de los fármacos
de elección, ya que la ototoxidad no diagnosticada, originada por ácido
acetilsalicílico u otros fármacos, es una causa de sordera que se imbrica a menudo
con la presbiacusia 41.

1.9.- EXPLORACIÓN AUDITIVA.

La exploración auditiva de la presbiacusia incluye, tanto, pruebas diagnósticas


específicas destinadas a confirmar la patología como maniobras sencillas que
puede realizar en consulta el médico de atención primaria, y que permiten
seleccionar pacientes que podrían presentar esta patología.

21
Dentro del esquema diagnóstico general de la patología otológica, los estudios
auditivos se realizan tras una anamnesis adecuada y después de haber valorado al
paciente mediante otoscopia para descartar otras posibles patologías de oído
externo y medio.

Existen pruebas útiles en la práctica del médico geriatra y de familia que permiten
hacer una primera evaluación de la discapacidad auditiva para determinar que
pacientes remitir al ORL. Éstas constituyen un primer escalón dentro del esquema
de diagnóstico audiológico de la presbiacusia42.

1.9.1.- Pruebas de cribado auditivo.

Buscan seleccionar pacientes que puedan presentar hipoacusia para,


posteriormente, confirmar el diagnóstico de presbiacusia mediante otras pruebas.
Por tanto, deben complementarse con estudios audiológicos para evitar errores y
cuantificar la pérdida auditiva.

Son métodos muy variados, actualmente incrementados por las posibilidades que
ofrecen la generalización de la tecnología doméstica y la conexión a internet.

 Formulación de preguntas específicas dirigidas sobre la hipoacusia durante


la entrevista médica.

 Pruebas auditivas sencillas para valorar subjetivamente la recepción de


sonido (como la de percepción de voz susurrada o chasquido de dedos a
distintas distancias del paciente).

 Audioscopio portátil.

 Uso de cuestionarios dirigidos, auto administrados o mediante entrevista. En


muchos casos, estos cuestionarios se diseñaron específicamente para
evaluar cambios en la calidad auditiva subjetiva percibida por el paciente
antes y después de la adaptación de audioprótesis, aunque pueden utilizarse

22
para valorar el impacto de la pérdida auditiva sobre las actividades y la
calidad de vida del paciente.

• ABBREVIATED PROFILE OF HEARING AID BENEFIT (APHAB, Cox


y Alexander 1995): es una autoevaluación a través de 24 preguntas,
diseñado originalmente para valora el beneficio obtenido en la calidad
de vida del paciente tras la adaptación de audioprótesis.

• HEARING HANDICAP INVENTORY FOR THE ELDERLY: es uno de


los más usados ya que cuantifica los efectos sociales y emocionales
de la pérdida auditiva en el anciano no institucionalizado. Esta escala
ha sido utilizada en rehabilitación audiológica y ha demostrado
capacidad para medir el impacto de la adaptación de audioprótesis en
la calidad de vida del paciente (otras escalas de calidad de vida más
generales como Euro Qol o EQ-VAS no han logrado medir
sistemáticamente este impacto), aunque la sensibilidad del test no
parece superar el 75%. Existe una versión en español adaptada para
la población mexicana (Spanish Hearing Impairment Inventory for the
Elderly).

• OTROS TEST: a menudo son utilizados pero muestran validez


insuficiente para su aplicación al determinar el impacto funcional de
la pérdida auditiva en ancianos: Hearing Measurement Scale (25
ítems), Social Hearing Handicap Index (20 ítems), Hearing
Performance Inventory (90 ítems), Hearing Disability and Handicap
Scale (20 ítems). Glasgow Hearing Aid Benefit Profile

• ESCALA SOBRE ACTIVIDADES DIARIAS DEPENDIENTES DE LA


AUDICIÓN (HDDA O ADDA, LÓPEZ-TORRES ET AL., 2008): es una
escala diseñada para evaluar el impacto de la pérdida auditiva en la
vida de las personas mayores. El test se formula como un conjunto
de 12 preguntas simples, de rápida aplicación. Puede ser utilizado en
atención primaria para detección rápida de posibles hipoacusias.43, 44

23
1.9.2.- Pruebas para valorar la recepción del sonido.

Son valoraciones subjetivas, y su protocolo de realización debe adaptarse a las


características del paciente anciano: como es simplificar las instrucciones de la
prueba en la medida de lo posible y repetirlas cuando sea necesario; reforzar con
gestos las indicaciones verbales; utilizar tiempos de estimulación más largos, ya
que los pacientes con presbiacusia tardan más en reconocer los sonidos y
responder; evitar la fatiga y pérdida de concentración del paciente durante la
realización de la prueba.

a) Voz susurrada: Desde detrás del paciente (para evitar lectura labial), a unos
60 cm, el examinador ofrecerá al paciente 3 números con voz susurrada que
este deberá repetir. Se prueba cada oído por separado (el oído contralateral
se enmascara tapándolo y presionando o frotando el trago de forma circular),
y es importante controlar la intensidad del susurro (se espira completamente
antes de emitir las palabras para forzar voz susurrada). Se estima que si tras
2 ensayos el paciente no es capaz de repetir correctamente más de 3
palabras la pérdida auditiva será >30 dB.

b) Audioscopio portátil (fabricado por Welch Allyn): Es un otoscopio con


audiómetro incorporado capaz de generar tonos puros en frecuencias de 500
a 4.000 Hz con intensidades de 25 a 40 dB. Al aplicarlo, el conducto auditivo
externo del paciente debe quedar completamente aislado con el espéculo
ótico adecuado. Una vez conseguido el cierre hermético se comienza la
secuencia de sonidos y se le pide al paciente que nos indique cuándo
percibe el tono.

c) Acumetría (estudio mediante diapasones): Valora de forma cualitativa la


audición pero, a diferencia de los anteriores, ofrece una orientación
«topográfica» sobre el tipo de pérdida auditiva al poder definir si la
hipoacusia presenta patrón perceptivo (afectación coclear o retrococlear) o
trasmisivo (afectación en conducto auditivo externo u oído medio). Para ello

24
se realizan habitualmente 2 pruebas combinadas, la prueba de Rinne y
Weber, aunque pueden incluirse otras.

La prueba de Rinne nos permite estudiar cada oído por separado,


comparando la audición por vía ósea (diapasón aplicado sobre la apófisis
mastoidea del paciente) y por vía aérea (diapasón llevado a la entrada del
CAE una vez que el paciente refiere que ha cesado la audición por vía ósea).
Si la percepción del sonido por vía aérea continúa al cesar la percepción por
vía ósea es Rinne positivo e indica normalidad o hipoacusia perceptiva. Si al
agotarse la percepción en el mastoides del sonido y pasar el diapasón al
CAE el paciente no lo percibe es Rinne negativo e indica hipoacusia
perceptiva.

La prueba de Weber permite comparar ambos oídos a la vez completando


la información que ofrece el Rinne. En ella, el diapasón, generalmente el de
512 Hz, se coloca en un punto óseo central de la cabeza, normalmente en
el centro de la frente y el paciente debe decir si percibe lateralización del
sonido. En normoyentes o personas con hipoacusias simétricas el sonido no
se lateraliza y si existe una sordera de trasmisión, el paciente percibirá el
sonido mejor por el oído enfermo; si existe hipoacusia perceptiva el sonido
se percibirá mejor por el oído sano. La combinación de Rinne y Weber
permite identificar los distintos tipos de hipoacusia: las hipoacusias de
trasmisión presentarán Rinne negativo con Weber lateralizado al oído
hipoacúsico, mientras que si la hipoacusia es perceptiva el Rinne es positivo
y el sonido en el Weber se lateraliza al oído con menor hipoacusia. 45,46

d) Audiometría tonal liminar: Permite expresar de forma gráfica (audiograma)


la audición del paciente determinando su umbral mínimo de percepción para
cada frecuencia de sonido, esto es, la intensidad mínima en la que el
paciente comienza a percibirlo. En la audiometría se valoran normalmente
las dos vías en ambos oídos: la vía aérea (cascos) indica la audición natural
a través de CAE y oído medio; la vía ósea (vibrador mastoideo) indica el
umbral de percepción a nivel coclear. La gráfica obtenida muestra en las

25
abscisas las frecuencias valoradas (hertzios, cada uno equivale a un ciclo
por segundo) y en las ordenadas la intensidad (decibelios).

El valor «0» de intensidad se suele colocar en la parte superior del eje de


ordenadas y corresponde al umbral de audición del sujeto normal. El tipo de
hipoacusia se determina comparando las dos vías en cada oído: cuando
existe diferencia entre ambas la hipoacusia es de trasmisión; cuando existe
hipoacusia pero ambas vías se superponen la hipoacusia es de percepción
o neurosensorial. A través de la audiometría tonal, también es posible
determinar la intensidad de sonido que el paciente percibe como molesta
(umbrales de inconfort, UCL), con lo que se delimita su campo auditivo y se
determina la amplificación máxima que puede ofrecerse posteriormente al
adaptar audioprótesis.

e) Audiometría tonal supraliminar: A través de las técnicas de audiometría


supraliminar se estudian varios fenómenos relacionados con la hipoacusia
perceptiva. En el reclutamiento, fenómeno coclear, el oído hipoacúsico en el
umbral mejora su capacidad para oír al aumentar progresivamente la
intensidad del estímulo, y llega a oír mejor o igual que el oído sano. Se valora
a partir de test específicos (Test del Balance Biauricular de Fowler, Short
Increment Sensitivity Index o SISI). Cuando aparece, explica la sensibilidad
aumentada de los pacientes a los ruidos intensos, lo que es especialmente
importante a la hora de adaptar audioprótesis. La fatiga auditiva es un
fenómeno asociado a las hipoacusias retrococleares que consiste en la
disminución de la percepción del estímulo sonoro con el paso del tiempo. Se
valora mediante el Tone Decay Test (TDT), en el que se ofrece al paciente,
mediante el audiómetro, un tono puro mantenido durante un minuto a una
intensidad determinada. El paciente debe indicar cuándo percibe
disminución de la intensidad, momento en el que esta se incrementa en 5
dB. Al final se valora el incremento total de la intensidad que precisa el
paciente para percibir el tono de forma similar durante el tiempo de
estimulación.

26
f) Audiometría verbal o logoaudiometría: Prueba fundamental para
determinar la percepción de la palabra y la inteligibilidad del lenguaje
hablado. Se puede realizar utilizando los cascos del audiómetro, o en campo
libre mediante altavoces. Con el audiómetro, se ofrece al paciente una lista
de palabras fonéticamente escogidas incrementando progresivamente su
intensidad; el paciente debe repetir los fonemas que entienda, y de esta
forma se determina el umbral de recepción verbal (intensidad mínima que
permite al paciente identificar correctamente el 50% de palabras) y la
máxima discriminación (porcentaje máximo de palabras identificadas por
encima del umbral de recepción verbal). La audiometría verbal en campo
libre con audioprótesis es una prueba determinante en el seguimiento de las
adaptaciones. Una variación es el Test de Reconocimiento Fonético, en el
que se utilizan sílabas en lugar de las listas de palabras de la audiometría
verbal (para disminuir el impacto que posibles alteraciones cognitivas
pudieran tener en el resultado de la logoaudometría).

g) Impedanciometría: Mide la resistencia de la membrana timpánica y de la


cadena osicular al paso de las ondas de sonido. La timpanometría valora los
cambios en el tímpano y la cadena osicular al variar la presión en el conducto
auditivo externo. Se obtienen distintos patrones de curvas, y el normal es la
curva centrada en 0 con máxima distensibilidad. A través del estudio del
reflejo estapedial con el impedanciómetro, se valora la contracción refleja del
músculo del estribo ante estímulos sonoros mayores de 70 dB. El reflejo está
ausente en la fijación del sistema tímpano-osicular (por ejemplo en la
otosclerosis), mientras que su aparición en intensidades menores de 70 dB
indica existencia de hipoacusia coclear con reclutamiento en el oído en el
que se ofrece el estímulo. Con la edad, la capacidad mecánica de trasmisión
del complejo tímpano-cadena se altera al producirse cambios como
adelgazamientos de la membrana timpánica o perdida de la movilidad de
esta al aparecer áreas de mayor rigidez asociadas a depósitos de calcio. Se
puede producir una atrofia o fijación de la cadena osicular con osificación de
los ligamentos de los músculos del oído (martillo, estribo).

27
Además, la trompa de Eustaquio pierde elasticidad y funcionalidad con la
edad. Todo ello determina la aparición final de alteraciones en la
impedanciometría detectables en el paciente anciano 47.

1.9.3.- Otros test.

a) Test de Ruido Ecualizado (test TEN) : Para detectar regiones cocleares


alteradas y no funcionales utilizando como estímulo acústico ruido
ecualizado que es capaz de enmascarar las regiones cocleares vecinas al
área afectada.

b) Test de Valoración de la Resolución Temporal: Evalúa la capacidad del


paciente para detectar variaciones temporales rápidas en el sonido; esta
capacidad se pierde con la edad, de forma que cada vez es más difícil
separar grupos de sonidos independientes, con lo que se llegan a percibir
como un sonido único constante.

La presbiacusia presenta de forma característica una audiometría tonal con mayor


pérdida auditiva en frecuencias agudas. La hipoacusia progresa con el tiempo, y se
manifiesta ya como dificultad en las relaciones sociales al presentar pérdidas >40
dB en frecuencias >2.000 Hz. Pero puede llegar a pérdidas auditivas severas que
producen aislamiento social.

En la presbiacusia sensorial (histológicamente con afectación del órgano de Corti)


los pacientes presentan audiometrías con hipoacusia en frecuencias agudas
progresivamente más intensas, habitualmente con reclutamiento y percepción de
acúfenos. En el tipo neural (atrofia del ganglio espiral), la audiometría tonal suele
mostrar afectación similar en todas las frecuencias asociada a una deficiente
discriminación verbal. Un patrón audiométrico similar aparece en la presbiacusia
metabólica (atrofia de la estría vascular), aunque con menor afectación verbal. Por
último, la presbiacusia mecánica (de conducción coclear) suele presentar
audiometrías con caídas en frecuencias agudas48.

28
Para completar el estudio auditivo, en algunos casos puede ser precisa la
realización de pruebas electrofisiológicas (electrococleografía, otoemisiones
acústicas, potenciales evocados auditivos de tronco cerebral, potenciales auditivos
de estado estable para obtener un audiograma estimado), especialmente en casos
que asocien otra patología o con problemas de colaboración. Las otoemisiones
acústicas pueden estar presentes o no en función del umbral auditivo y de si el daño
es coclear o retrococlear; cuando están presentes, se ha apreciado amplitud global
más baja que en gente joven, así como una disminución en la reproductibilidad en
las frecuencias de 1.000- 2.000 Hz y alargamiento en el tiempo de duración de la
prueba. Los potenciales evocados auditivos de tronco cerebral pueden ser
normales o mostrar latencias alargadas; en los potenciales evocados auditivos de
latencia larga se ha demostrado que la onda P 300 aumenta en su latencia 1-1’5
mseg por año (lo que se relaciona con la involución de la corteza auditiva asociada
a la edad).

Asimismo, puede ser preciso completar el diagnóstico con pruebas de imagen o


valoraciones complementarias por otros especialistas (neurología, psiquiatría) 49.

1.10.- PREVENCION Y TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LA


PRESBIACUSIA.

La presbiacusia es la afectación sensorial del órgano de la audición, encuadrada


en el marco del proceso de envejecimiento.

Este proceso de envejecimiento no es homogéneo y, así, es conocido que sujetos


con edad similar presentan diverso grado de detrimento de sus capacidades, al
igual que ocurre con el grado de hipoacusia. Esto es debido a que los procesos de
envejecimiento están ligados tanto a factores hereditarios como a factores
ambientales, por tanto, ambos condicionan la pérdida auditiva, que se considera un
proceso de origen multifactorial 50.

Han sido descritos genes causantes de hipoacusia neurosensorial tanto clínica


como experimentalmente. Por ejemplo, se ha identificado un gen en el cromosoma

29
10 o gen AHL (Age-related Hearing Loss) causante de hipoacusia ligada a la edad
en líneas de ratones mutantes. Otros genes han sido descritos como favorecedores
de hipoacusia neurosensorial (HNS), como son los causantes de hipoacusia
sindrómica en el Síndrome de Usher y de Prended. También se han descubierto
genes causantes de hipoacusias no sindrómicas con patrones de herencia
mendeliana, como las mutaciones en los cromosomas 10, 11, 14 y 1, así como
patrones de herencia mitocondrial como la mutación A1555delG, que aumenta la
sensibilidad a los aminoglucósidos, localizado en el cromosoma 1251.

Como factores predisponentes, hay que tener en cuenta las hipoacusias


neurosensoriales (HNS) previas, ya sean de causa congénita, inmunológica, por
traumatismos sonoros, ototoxicidad, etc. A esta pérdida auditiva propia se le
sumaria la producida por la presbiacusia, que la agravaría 52.

También existen enfermedades que pueden acelerar el proceso de envejecimiento,


lo que también aceleraría el avance de la pérdida auditiva, como alteraciones
cardiovasculares (coronariopatías, accidentes vasculares cerebrales, hipertensión,
radicales libres), la diabetes, el hipotiroidismo, las patologías del oído medio u otros
factores de riesgo como son el tabaco o el alcohol 53.

Lo que es claro es que la evolución demográfica de la población, con el aumento


de la expectativa de vida, convierte la presbiacusia en un problema creciente que
conlleva un detrimento en la calidad de vida, pues crea mayor dependencia y
aislamiento.

El tratamiento, en la actualidad, tiene diversas vertientes: el tratamiento preventivo,


el tratamiento de las enfermedades adyacentes y agravantes de la hipoacusia, y el
tratamiento específico para la presbiacusia, dentro del cual se encuadran el
tratamiento farmacológico y el tratamiento protésico y rehabilitador, que constituyen
la base fundamental del tratamiento de esta enfermedad54.

1.10.1.- Tratamiento preventivo y enfermedades adyacentes.

30
Al ser la presbiacusia una enfermedad de origen multifactorial, influida por factores
ambientales y genéticos, el tratamiento preventivo estaría basado en actuar sobre
estos factores antes de que se produjera la enfermedad.

Está basado en dos aspectos: uno, el tratamiento de las hipoacusias previas, y dos,
en el tratamiento de las enfermedades coadyuvantes. Una hipoacusia previa puede
verse agravada por el proceso de deterioro auditivo fisiológico del envejecimiento.
Esto puede ocurrir tanto en la HNS como en la hipoacusia de transmisión 55.

Las HNS hereditarias, sindrómicas y no sindrómicas y las adquiridas por traumas


acústicos, ototoxicidad e inmunológicas, entre otras, provocan deterioro de la
audición. En estos casos, no hay tratamiento etiológico, pero su existencia puede
agravar la presbiacusia. Por ello deben adoptarse medidas preventivas que deben
aplicarse, como evitar ototóxicos y ruidos ambientales o laborales. La hipoacusias
de trasmisión provocadas por otitis y otras patologías aún con tratamientos previos
adecuados, deben ser objeto también de especial seguimiento de su nivel de
audición al llegar a la senectud56.

Con respecto al tratamiento de las enfermedades coadyuvantes, la hipertensión, la


diabetes, alteraciones hormonales, etc., pueden agravar el proceso general de
envejecimiento como también pueden hacerlo hábitos tóxicos como el tabaco o el
alcohol. El tratamiento de las enfermedades, es suspender los malos hábitos y
llevar un estilo de vida saludable que podría disminuir el riesgo o frenar la
progresión de la pérdida de audición, pero no ha sido demostrado objetivamente57.

Existen estudios en ratones sometidos a dietas pobres en calorías en los que se ha


constatado que disminuye el proceso de aparición de la presbiacusia por enlentecer
el proceso de la apoptosis, y estudios recientes muestran también la
desaceleración en la caída de la audición con el mantenimiento de una buena
función inmune.

31
También existen evidencias hemorreológicas que sugieren que pacientes con
presbiacusia tienen tendencia a la hiperviscosidad, por lo que esta podría ser una
diana terapéutica preventiva58.

Dado que se han detectado factores genéticos como causa de hipoacusia, en un


futuro se podría incidir sobre ellos. De momento, su utilidad se limita al diagnóstico
etiológico y a ofrecer consejo genético en pacientes afectos con determinadas
mutaciones genéticas que desearan tener descendencia59.

Además, se puede realizar una prevención secundaria de la presbiacusia, y


actualmente existen estrategias de despistaje, con cuestionarios de detección
precoz, como el cuestionario de evaluación de NHHI (Nursing Home Hearing
60.
Handicap Index) realizado por el paciente y por el personal sanitario Ha
demostrado su utilidad para descubrir la discapacidad auditiva de las personas de
edad avanzada.

Además de estos cuestionarios, las medidas evaluativas como las audiometrías


tonales y de comprensión verbal también pueden servir para ayudar a ofrecer un
diagnóstico precoz. Este diagnóstico precoz es de utilidad para evitar la exclusión
social y el aislamiento del paciente de edad avanzada con pérdida auditiva para
establecer programas de tratamiento adecuados61.

32
1.10.2.- Tratamiento farmacológico.

No existe tratamiento farmacológico específico para la hipoacusia neurosensorial


relacionada con el envejecimiento. No obstante, son utilizados fármacos que tratan
factores de riesgo asociados, como la hipercolesterolemia y la diabetes62.

Otros múltiples tratamientos han sido descritos para la presbiacusia de forma


específica. Se ha resaltado el papel de diversas sustancias que actuarían como
antioxidantes que intervienen en el proceso de apoptosis celular. Se han utilizado
complejos vitamínicos con vitamina E, B, C y vitamina A, así como ácido fólico, sin
que exista evidencia de su eficacia, y con estudios que han llegado a resultados
muy discordantes, por ejemplo, entre la relación de niveles de ácido fólico y
vitamina D y presbiacusia 63.

También se han propuesto terapéuticas experimentales como el ácido pantoténico,


64
coenzima A o la coenzima Q10 para frenar la evolución.

Se han propuesto diversos fármacos para disminuir el umbral de audición, con


dianas terapéuticas distintas. Una diana ha sido la isquemia tisular, para lo que se
ha utilizado extracto de ging kobiloba, que tendría un efecto vasodilatador, así como
los calcioantagonistas, por ejemplo el nimodipino o el nicardipino. Otra diana ha
sido modificar la neurotransmisión cerebral, para la que se han utilizado la
dihidroergotoxina y dihidroergocristina, que estimulan los receptores
dopaminérgicos y serotoninérgicos.

Otros fármacos como el piracetam se han utilizado para ayudar en la captación de


oxígeno por parte de la neurona65.

Con el conocimiento creciente de los mecanismos moleculares implicados en el


complejo sináptico en la cóclea, se han propuesto varios tratamientos que actuarían
en las neuronas del ganglio espiral como son alfa-bloqueantes, anti-
serotoninérgicos y dopaminérgicos. Recientemente se ha visto que pramipexol
(dopaminérgico) podría ser eficaz contra el tinitus subjetivo asociado a

33
presbiacusia, en un protocolo usado en el tratamiento de la enfermedad de
Parkinson, pero que no modificó los umbrales auditivos66.

También se ha propuesto el uso preventivo de hipolipemiantes como la


atorvastatina en pacientes sin colesterol elevado y existen estudios en los que se
evidencia mejoría en el caso de tinitus pero no en los umbrales de audición63.

Aunque existen múltiples trabajos aislados sobre todos estos fármacos, no hay gran
evidencia científica para su utilización y es difícil constatar su eficacia, ya que son
necesarios ensayos clínicos con grandes tamaños muéstrales, con estudio a doble
ciego y seguimientos a largo plazo, y estos son generalmente problemáticos dadas
las características específicas de la población que estudiar 67. No obstante, muchos
de estos fármacos no conllevan efectos adversos y son de fácil manejo, por lo que
son ampliamente utilizados.

1.11.- DEPRESION ASOCIADA A DEPRESIÓN.

La relación entre la deficiencia auditiva y los problemas relacionados con la salud


mental, particularmente la depresión, ha sido un tema que ha recibido poca
atención en la investigación científica; esto se refleja en la escasa literatura que
puede hallarse en el medio académico (Connolly, Rose & Austen, 2006) 68.

Por ello, es necesario considerar las implicaciones emocionales, afectivas y


sociales que vienen ligadas a la deficiencia auditiva, puesto que las situaciones de
aislamiento, comunicación y las dificultades a las que esta población se enfrenta en
su cotidianidad, pueden repercutir negativamente en el proceso de integración y
relación social (Restrepo & Clavijo, 2004) 69.

De acuerdo a lo planteado por Kvam, Loeb y Tambs (2006), es comúnmente


aceptado que las personas con discapacidades físicas o que sufren enfermedades
crónicas, enfrentan dificultades de tipo práctico y/o social. Tales dificultades
pueden incrementar el riesgo de desarrollar problemas de salud mental 70.

34
En aras de lo anterior, esta investigación se centró en estudiar la depresión
personas con deficiencia auditiva, ya que son un tipo de población particularmente
susceptible a problemas sociales y emocionales, asociados directa o
indirectamente con la experiencia de su discapacidad (Albofotouh & Telmesani,
1993)71.

En este sentido, Restrepo y Clavijo (2004) afirman que las personas con deficiencia
auditiva son proclives a ser socialmente inmaduras, egocéntricas, deficientes en
adaptabilidad social, presentan rigidez en sus interacciones e impulsividad, lo que
podría configurarse como un tipo de personalidad característica de esta población.
Añaden que estos sujetos establecen unas relaciones sociales más difusas, menos
estructuradas, más inflexibles y menos funcionales, lo que puede desencadenar en
ellos dificultades como la depresión69.

La prevalencia media de depresión mayor se sitúa alrededor del 1,8%, mientras


que la prevalencia media de síntomas depresivos clínicamente significativos sin
llegar a cumplir los criterios de depresión mayor alcanza el 13,5%. No obstante,
estos datos varían mucho en función del tipo de población estudiada, llegando
incluso a duplicarse la tasa en pacientes mayores institucionalizados72. En todo
caso, existe una alta proporción de casos de depresión no diagnosticada, por ser
en las personas mayores un síndrome de especial complejidad debido a los
cambios, tanto orgánicos como psicológicos y sociales, que tienen lugar con el
envejecimiento. Asimismo, se ha observado menos interés por los síntomas
depresivos en la vejez debido a la creencia errónea de que en esta población
constituyen una respuesta normal a la edad 73.

Entre los principales factores que pueden influir en la expresión de la depresión,


existen estudios que proponen algunas posibilidades de asociación con
marcadores genéticos, a pesar de que no existen evidencias contundentes, y la
comorbilidad con otras enfermedades médicas es otro de los factores que ha
recibido mayor atención74. Las personas mayores con algún trastorno neurológico
tienen una alta prevalencia de depresión. Así, es muy frecuente que en personas
diagnosticadas de demencia aparezcan síntomas depresivos que suelen preceder

35
al deterioro cognitivo75. Además, los trastornos cerebrovasculares pueden también
predisponer, precipitar o perpetuar síntomas depresivos en la vejez, dando lugar a
la denominada depresión vascular. Se ha encontrado comorbilidad con otros
trastornos neurológicos, como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o
la epilepsia76. Otros factores que pueden influir en la expresión de la depresión en
la población de mayores con enfermedades neurológicas son los cambios
anatómicos y fisiológicos en las áreas cerebrales y en los sistemas sensoriales,
como la pérdida auditiva o visual 77. Existe un síndrome denominado depresión de
comienzo tardío que se utiliza para referirse a un subconjunto de pacientes con
mayor cantidad de déficits neurológicos78 y que, en comparación con los mayores
que desarrollan depresión a edades más tempranas, suelen tener menos
antecedentes familiares de trastornos del estado de ánimo, una mayor prevalencia
de demencia, peor ejecución en los test neuropsicológicos, mayor deterioro auditivo
neurosensorial, dilatación de los ventrículos laterales y más híper intensidades en
la sustancia blanca79.

Otras condiciones médicas pueden dar lugar a síntomas depresivos así como
diversos trastornos endocrinos, infecciones virales, infarto de miocardio, trastornos
metabólicos o cáncer. También se ha encontrado que la depresión puede
sobrevenir frecuentemente en personas que presentan diabetes, rotura de cadera
y artritis, lo que coincide con la teoría de que uno de los principales factores que
pueden precipitar la aparición de un síndrome depresivo en la población anciana es
el bajo estado funcional secundario a alguna enfermedad física o neurológica 80.

En relación con los factores psicológicos que pueden precipitar o predisponer a la


aparición de síntomas de depresión, estarían los rasgos de personalidad, las
distorsiones cognitivas y el control emocional. Existen investigaciones en las que
se asume que los rasgos de personalidad son un factor de vulnerabilidad a la
depresión en la vejez. Las características de personalidad que más se han
estudiado han sido el neuroticismo, la maestría y la auto-eficacia81. Así, se encontró
que una puntuación alta en neuroticismo y baja en maestría y en auto-eficacia eran
buenos predictores del comienzo de síntomas depresivos en una población de
mayores no institucionalizados. También se encontró que el neuroticismo predecía

36
la persistencia de la depresión en pacientes ambulatorios 82. Además de los efectos
directos que los rasgos de personalidad pueden tener sobre los síntomas
depresivos, también interactúan con otros factores; así, por ejemplo, la
interpretación que las personas hacemos acerca de los acontecimientos
estresantes puede variar en función de nuestras características de personalidad y,
por tanto, afectar también de manera indirecta a la manifestación de los síntomas.

En cuanto a los precipitantes de tipo social, los sucesos vitales estresantes, el


sufrimiento por la pérdida de una persona querida, el estrés crónico y los recursos
sociales son factores importantes. Una gran cantidad de trabajos revelan que el
apoyo social está muy asociado con el desarrollo de depresión y además puede
contribuir al impacto que las enfermedades crónicas tienen sobre la misma. Los
recursos psicosociales pueden influir sobre los síntomas depresivos de dos
maneras: directamente, cuando estos recursos tienen un efecto beneficioso sobre
los síntomas de depresión, independientemente de la presencia de un estresor, o
a través de un efecto amortiguador, modificando la asociación entre los síntomas
depresivos y el estresor. No obstante, la relación más estable y contundente entre
los recursos sociales y los síntomas depresivos se ha encontrado en el apoyo
percibido83.

En definitiva, la depresión en la vejez es un síndrome multifactorial y muy complejo


que requiere tener en cuenta una diversidad de factores biológicos, psicológicos y
sociales para poder realizar un diagnóstico correcto y un tratamiento eficaz.

37
1.12.- CONCLUSIONES PARCIALES.

1. De acuerdo a la investigación bibliográfica realizada podemos decir que, la


presbiacusia es la causa más común de hipoacusia, así como, la
enfermedad neurodegenerativa que más se presenta en la población mayor
de 65 años; además constituye la tercera enfermedad crónica de mayor
prevalencia en los adultos mayores después de la diabetes y la artritis.

2. La presbiacusia es una enfermedad que presenta gran repercusión en las


personas de la tercera edad debido a su dificultad para la comunicación con
su entorno lo que produce trastornos depresivos que reciben poca atención
en el ámbito de la salud.

3. No existe un tratamiento específico para la presbiacusia debido a que es un


proceso fisiológico natural que acompaña a la vejez, pero si existen medidas
preventivas para mantener un tratamiento adecuado de enfermedades
coadyuvantes como la HTA, la diabetes, mejorando así su calidad de vida,
ayudándolos en sus actividades diarias y permitiendo su re inclusión a la
sociedad con la utilización de un audífono.

4. La depresión asociada a este patología, es un problema de salud pública,


debido al gran número de adultos mayores que presentan dificultad para la
comunicación, para las actividades diarias lo que provoca afectación social,
emocional y física en este grupo etario que conlleva a un aislamiento social
y posteriormente a un trastorno depresivo que pase desapercibido en la
sociedad.

38
CAPÍTULO II

MARCO METODOLÓGICO

2.1.- MODALIDAD DE LA INVESTIGACIÓN.

La modalidad de la investigación es de carácter cuantitativo debido a que el


problema en estudio será valorado en el porcentaje de población que presenta
presbiacusia asociada a la cantidad de la misma que presente depresión.

2.1.1.- Cuantitativa:

El momento en que se realiza la selección de datos y tabulación de la información,


determinando de manera cuantitativa el número de pacientes con presbiacusia y la
cantidad de la misma que presente depresión por medio del test de YASAVAGE.

2.2.- TIPO DE DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN.

La investigación corresponde al tipo:

2.2.1.- No experimental con estudio transversal: las variables son


identificadas en un punto en el tiempo y las relaciones entre las mismas son
determinadas. Su propósito es recolectar datos, describir variables y analizar
incidencia e interrelación en un momento dado.

2.2.2.- Investigación – Acción: Su finalidad es resolver problemas


cotidianos e inmediatos y mejorar prácticas concretas. Como propósito
fundamental esta aportar información que guie la toma de decisiones para
programas, proceso y reformas estructurales

39
2.3 TIPO DE INVESTIGACIÓN POR SU ALCANCE.

2.3.1 Exploratoria:

No existen estudios que analicen y describan acerca del porcentaje de adultos


mayores que presentan depresión asociada a la pérdida de audición (presbiacusia)
en el Hospital Básico Píllaro.

Tiene por objeto esencial la familiarización con un fenómeno o concepto


desconocido o poco estudiado, es decir, si no hay antecedentes sobre el tema (o
solo hay relacionados con el tema).

2.3.2 Correlacional:

Tiene como propósito evaluar la relación que existe entre dos o más conceptos,
categorías o variables (en un contexto en particular); investiga la cantidad de
pacientes que presentan depresión relacionada con la presbiacusia que es un
problema de salud poco estudiado en la población adulta mayor y su riesgo de
presentar trastornos depresivos.

2.3.3 Explicativa:

Dirigidas a encontrar las causas que provocan determinados fenómenos o


procesos, la investigación determinará cuanta población adulta mayor presenta
depresión asociada a la pérdida fisiológica de la audición que acompaña su proceso
de vejez normal y como ésta influye en su calidad de vida.

2.4 POBLACIÓN.

La investigación se realizó en una población de 106 personas mayores de 65 años


que presentaban diagnóstico de presbiacusia en el Hospital Básico Pillaro en el año
2013.

40
2.5 MÉTODOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS.

2.5.1 Métodos del nivel teórico del conocimiento.

2.5.1.1 Histórico – Lógico:

Porque se analizará científicamente los datos, hechos del pasado con hechos
actuales.

2.5.1.2 Analítico – Sintético:

Mediante éste método se hará posible la comprensión de todo hecho, fenómeno,


idea, datos, entre otros, que conceptualiza y analiza los determinantes de la
depresión en pacientes que presentan un diagnóstico previo de presbiacusia por
medio de audiometría para poder conocer cual es el porcentaje de los mismos que
presentan problemas de depresión.

2.5.1.3 Inductivo – Deductivo:

Recolecta datos de gran utilidad que serán empleados en el caso de estudio


teniendo como finalidad conocer la cantidad de personas adultas mayores que
presentan depresión relacionada a la presencia de presbiacusia.

2.5.2 Métodos del nivel empírico del conocimiento.

2.5.2.1 Observación científica:

La observación será de carácter directo a pacientes que presentan diagnóstico de


presbiacusia en el Hospital Básico Píllaro en el año 2013, para poder realizarles el
test de Yasavage y diagnosticar depresión.

41
2.5.2.2 Análisis Documental:

Se utilizarán datos registrados en la hoja de PROGRAMA DE DETECCIÓN


TEMPRANA DE DISCAPACIDAD AUDITIVA EN EL ECUADOR del Hospital Básico
Píllaro en pacientes mayores de 65 años y que presentan diagnóstico de
presbiacusia.

2.5.2.3 Validación por la vía de expertos:

Constituye un conjunto de acciones encaminadas en la determinación de rasgos y


regularidades sobre la base censo – perceptual, para la evaluación de expertos en
el campo investigativo y especialistas en el área.

2.5.3 Instrumentos de la investigación:

El presente trabajo investigativo mostrará resultados registrados en una matriz


recolectora de datos, los cuales serán obtenidos mediante instrumentos como:

 Guía de observación.
 Hoja de registro de pacientes con discapacidad auditiva en el Ecuador.
 Test de Yasavage (depresión)

2.5.4 Recolección de la información:

La obtención de información necesaria para esta investigación está basada en lo


siguiente:

 Recolección de datos.
 Tabulación de datos en el programa Excel.
 Representación gráfica de los resultados obtenidos.
 Análisis e interpretación

42
2.6 ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS DE INSTRUMENTOS APLICADOS

Mediante la tabulación de datos obtenidos a través del Test de Yasavage que nos
permite el diagnóstico de depresión en personas adultas mayores y el análisis de
hoja de registro de pacientes con discapacidad auditiva en el Ecuador, se presenta
a continuación los siguientes cuadros estadísticos con su respectivo análisis.

43
Tabla 1.- Adultos mayores que presentan presbiacusia

ADULTOS MAYORES TOTAL PORCENTAJE

PACIENTES > 65 AÑOS QUE ACUDEN AL HOSPITAL 875 100%


PÍLLARO

PACIENTES CON PRESBIACUSIA 106 12,11%

PACIENTES CON
PRESBIACUSIA;
12,114%

PACIENTES > 65
AÑOS QUE
ACUDEN AL
HOSPITAL
PÍLLARO; 100%

Ilustración 1.- Porcentaje de pacientes que presentan presbiacusia en el Hospital Básico


Píllaro en el año 2013.

FUENTE: Base de datos obtenidos en el Hospital Básico Píllaro.


AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

Se observa que de los 875 adultos mayores que acuden al Hospital Básico Píllaro,
106 presentan presbiacusia que corresponde al 12,11% de la población total de
adultos mayores que acuden al Hospital Básico Pillaro en el año 2013

44
Tabla 2.- Rangos de edades en pacientes con diagnóstico de presbiacusia.

RANGO DE EDAD PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


65-75 años 55 51,9%
76-85 años 43 40,6%
>90 años 8 7,5%
TOTAL 106 100%

RANGOS DE EDADES EN PACIENTES CON DIAGNÓSTICO DE


PRESBIACUSIA
PORCENTAJE

51,887%

40,566%

7,547%

65-75 años 76-85 años >90 años

Ilustración 2.- Rango de edades en pacientes con diagnóstico de presbiacusia en el Hospital


Básico Pìllaro en el año 2013

FUENTE: Base de datos obtenidos en el Hospital Básico Píllaro.


AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

En cuanto se refiere a la edad, la mayor población que presentan presbiacusia


dentro de los que se considera adulto mayor (mayor de 65 años) se presenta en el
rango de edad comprendido entre los 65 a 75 años con un porcentaje de 51,9%
que corresponde a 55 pacientes.

45
Tabla 3.- Relación entre género y presbiacusia.

GÉNERO PACUENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


FEMENINO 42 39,62%
MASCULINO 64 60,38%
TOTAL 106 100%

GÉNERO DE PACIENTES CON


PRESBIACUSIA
PORCENTAJE

60,377%
39,623%

FEMENINO
MASCULINO

Ilustración 3.- Relación entre género y presbiacusia en el Hospital Básico Pìllaro en el año
2013

FUENTE: Base de datos obtenidos en el Hospital Básico Píllaro.


AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

Este gráfico nos permite observar que de los 106 pacientes diagnosticados de
presbiacusia, 64 personas son de género masculino y corresponde al 60,38 %
mientras que, 42 personas son del género femenino que corresponde al 39.62% lo
que nos permite decir que, la población mayormente afectada es la masculina.

46
Tabla 4.- Tipos de presbiacusia que presentan los adultos mayores en el
Hospital Básico Píllaro en el año 2013.

TIPOS DE PRESBIACUSIA PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


PRESBUACUSIA SENSORIAL 21 19,81%
PRESBIACUSIA ESTRIAL 11 10,38%
PRESBIACUSIA NEURAL 35 33,02%
PRESBIACUSIA CONDUCTIVA COCLEAR 33 31,13%
PRESBIACUSIA CONDUCTIVA 6 5,66%
TOTAL 106 100%

TIPOS DE PRESBIACUSIA
PORCENTAJE
33,019%
31,132%

19,811%

10,377%
5,660%

PRESBUACUSIA PRESBIACUSIA PRESBIACUSIA PRESBIACUSIA PRESBIACUSIA


SENSORIAL ESTRIAL NEURAL CONDUCTIVA CONDUCTIVA
COCLEAR

Ilustración 4.- Tipos de presbiacusia que presentan los adultos mayores en el Hospital
básico Píllaro en el año 2013.

FUENTE: Base de datos obtenidos en el Hospital Básico Píllaro.


AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los pacientes que presentan presbiacusia, la más común es la presbiacusia


neural con un 33,02%, seguida de la presbiacusia conductiva coclear con un
31,13% y la presbiacusia sensorial con un 19.81%.

47
Tabla 5.- Pacientes sometidos al TEST DE YASAVAGE

ENCUESTADOS 87 82,08%

NO ENCUESTADOS 10 9,43%

FALLECIDOS 9 8,49%

TOTAL 106 100%

TOTAL DE PACIENTES ENCUESTADOS

9%
9%
1
2
3

82%

Ilustración 5.- Pacientes sometidos al test de Yasavage

FUENTE: Base de datos obtenidos en el Hospital Básico Píllaro.


AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

Del total de pacientes diagnosticados de presbiacusia que son 106 personas y


corresponden al 100%, 87 personas fueron sometidas al test de Yasavage
correspondiente al 82%, mientras que 10 personas que corresponde al 9% no se
les pudo realizar el test y 9 personas con el 9% fallecieron por lo que la población
estudiada y sometida al Test de Yasavage son 87 personas

48
TEST DE VALORACIÓN GERIATRICA DE DEPRESIÓN YASAVAGE

Tabla 6.- Está satisfecho con su vida?

ESTA SATISFECHO CON SU VIDA ? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


SI 38 43,68%
NO 49 56,32%
TOTAL 87 100%

ESTÁ SATISFECHO CON SU VIDA?


SI NO

44%

56%

Ilustración 6.- Está satisfecho con su vida?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia

AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 49 personas respondieron que


no se encuentra satisfecho con su vida que corresponde al 56% y 38 personas que
corresponde al 44% si lo hace.

49
Tabla 7.- Ha dejado abandonadas muchas actividades e intereses?

HA ABANDONADO ACTIVIDADES E
INTERESES ? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 35 40,23%

NO 52 59,77%

TOTAL 87 100%

HA ABANDONADO ACTIVIDADES E INTERESES ?

SI NO

40%

60%

Ilustración 7.- Ha dejado abandonadas muchas actividades e intereses?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 35 personas respondieron que


sin han abandonado actividades e intereses que corresponde al 40% y 52 personas
que corresponde al 60% no han abandonado sus actividades.

50
Tabla 8.- Siente que su vida está vacía?

SIENTE QUE SU VIDA ESTA VACIA ? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 57 65,52%

NO 30 34,48%

TOTAL 87 100%

SIENTE QUE SU VIDA ESTA VACIA ?


SI NO

34%

66%

Ilustración 8.- Siente que su vida está vacía?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 57 personas respondieron que


sienten que su vida está vacía que corresponde al 66% y 30 personas que
corresponde a 34% no sienten que su vida está vacía.

51
Tabla 9.- Se siente a menudo aburrido?

PACIENTES CON
SE SIENTE A MENUDO ABURRIDO ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 62 71,26%

NO 25 28,74%

TOTAL 87 100%

SE SIENTE A MENUDO ABURRIDO ?


SI NO

29%

71%

Ilustración 9.- Se siente a menudo aburrido?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 62 personas respondieron que si


se sienten a menudo aburridos que corresponde al 71% y 25 personas que
corresponde a 29% no se sienten a menudo aburridos.

52
Tabla 10.- Está de buen ánimo la mayor parte del tiempo?

ESTÁ DE BUEN ÁNIMO LA MAYOR PARTE PACIENTES CON


DEL TIEMPO ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 30 34,48%

NO 57 65,52%

TOTAL 87 100%

ESTÁ DE BUEN ÁNIMO LA MAYOR PARTE DEL


TIEMPO ?
SI NO

34%

66%

Ilustración 10.- Está de buen ánimo la mayor parte del tiempo?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los
adultos mayores diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 30 personas respondieron que si


están de buen ánimo la mayor parte del tiempo que corresponde al 34% y 57
personas que corresponde a 66% no está de buen ánimo la mayor parte del tiempo.

Tabla 11.- Tiene miedo que le suceda algo malo?

53
PACIENTES CON
TIENE MIEDO QUE SUCEDA ALGO MALO ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 52 59,77%

NO 35 40,23%

TOTAL 87 100%

TIENE MIEDO QUE SUCEDA ALGO MALO ?


SI NO

40%

60%

Ilustración 11.- Tiene miedo de que le suceda algo malo?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 52 personas respondieron que si


tienen miedo que les suceda algo malo que corresponde al 60% y 35 personas que
corresponde a 40% no tienen miedo de que les suceda algo malo.

54
Tabla 12.- Se siente feliz la mayor parte del tiempo?

SE SIENTE FELIZ LA MAYOR PARTE DEL


TIEMPO ? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 32 36,78%

NO 55 63,22%

TOTAL 87 100%

SE SIENTE FELIZ LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO ?


SI NO

37%

63%

Ilustración 12.- Se siente feliz la mayor parte del tiempo?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 32 personas respondieron que si


se sienten feliz la mayor parte del tiempo que corresponde al 37% y 55 personas
que corresponde a 63% no se sienten feliz la mayor parte del tiempo.

Tabla 13.- Se siente a menudo sin esperanza?

55
SE SIENTE A MENUDO SIN
ESPERANZA? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 43 49,43%

NO 44 50,57%

TOTAL 87 100%

SE SIENTE A MENUDO SIN ESPERANZA ?


SI NO

49%
51%

Ilustración 13.- Se siente a menudo sin esperanza?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 43 personas respondieron que si


se sienten a menudo sin esperanza que corresponde al 49% y 44 personas que
corresponde a 51% no se sienten a menudo sin esperanza.

Tabla 14.- Prefiere quedarse en casa más que salir a hacer cosas nuevas?

56
PREFIERE QUEDARSE EN CASA MÁS QUE SALIR A PACIENTES CON
HACER COSAS NUEVAS ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 66 75,86%

NO 21 24,14%

TOTAL 87 100%

PREFIERE QUEDARSE EN CASA MÁS QUE SALIR A


HACER COSAS NUEVAS ?
SI NO

24%

76%

Ilustración 14.- Prefiere quedarse en casa más que salir a hacer cosas nuevas?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia

AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 66 personas respondieron que si


prefieren quedarse en casa que salir a hacer otras cosas que corresponde al 76 %
y 21 personas que corresponde a 24% no prefieren quedarse en casa.

Tabla 15.- Piensa que tiene más problemas de memoria que la mayoría?

57
PIENSA QUE TIENE MÁS PROBLEMAS DE PACIENTES CON
MEMORIA QUE LA MAYORÍA ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 71 81,61%

NO 16 18,39%

TOTAL 87 100%

PIENSA QUE TIENE MÁS PROBLEMAS DE


MEMORIA QUE LA MAYORÍA ?
SI NO

18%

82%

Ilustración 15.- Piensa que tiene más problemas de memoria que la mayoría?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 71 personas respondieron que si


piensan que tiene más problemas de memoria que la mayoría que corresponde al
82 % y 16 personas que corresponde a 18% no piensan que tienen más problemas
de memoria que la mayoría.

Tabla 16.- Cree que es maravilloso estar vivo?

58
CREE QUE ES MARAVILLOSO ESTAR VIVO PACIENTES CON
? PRESBIACUSIA PORCENTAJE
SI 64 73,56%
NO 23 26,44%
TOTAL 87 100%

CREE QUE ES MARAVILLOSO ESTAR VIVO ?


SI NO

26%

74%

Ilustración 16.- Cree que es maravilloso estar vivo?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 64 personas respondieron que si


creen que es maravillosa estar vivo que corresponde al 74 % y 23 personas que
corresponde a 26% no creen que es maravilloso estar vivo.

Tabla 17.- Piensa que no vale para nada tal como está ahora?

59
PIENSA QUE NO VALE NADA TAL COMO ESTÁ PACIENTES CON
AHORA ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 25 28,74%

NO 62 71,26%

TOTAL 87 100%

PIENSA QUE NO VALE NADA TAL COMO ESTÁ


AHORA ?
SI NO

29%

71%

Ilustración 17.- Piensa que no vale nada tal como está ahora?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 25 personas respondieron que si


piensan que no valen nada como están ahora que corresponde al 29% y 62
personas que corresponde a 71% no piensan que no valen nada tal como están
ahora.

Tabla 18.- Piensa que su situación es desesperada?

60
PACIENTES CON
PIENSA QUE SU SITUACIÓN ES DESESPERADA ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 15 17,24%

NO 72 82,76%

TOTAL 87 100%

PIENSA QUE SU SITUACIÓN ES DESESPERADA ?


SI NO

17%

83%

Ilustración 18.- Piensa que su situación es desesperada?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia

AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 15 personas respondieron que si


piensan que su situación es desesperada que corresponde al 17 % y 72 personas
que corresponde a 83% no piensan que su situación es desesperada.

61
Tabla 19.- Se siente lleno de energía?

SE SIENTE LLENO DE ENERGÍA ? PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


SI 10 11,49%
NO 77 88,51%
TOTAL 87 100%

SE SIENTE LLENO DE ENERGÍA ?


SI NO

11%

89%

Ilustración 19.- Se siente lleno de energía?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 10 personas respondieron que si


se sienten llenos de energía que corresponde al 11 % y 77 personas que
corresponde a 89% no se sienten llenos de energía.

62
Tabla 20.- Cree que la mayoría dela gente está mejor que usted?

CREE QUE LA MAYORÍA DE GENTE PACIENTES CON


ESTÁ MEJOR QUE UD ? PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 40 45,98%

NO 47 54,02%

TOTAL 87 100%

CREE QUE LA MAYORÍA DE GENTE ESTÁ MEJOR


QUE UD ?
SI NO

46%
54%

Ilustración 20.- Cree que la mayoría de gente está mejor que usted?

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 40 personas respondieron que si


creen que la mayoría de gente está mejor que ellos que corresponde al 46% y 47
personas que corresponde a 54% no creen que la mayoría de gente está mejor que
ellos.

63
Tabla 21.- Depresión en los adultos mayores con presbiacusia sometidos al
test de Yasavage.

DEPRESIÓN PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE

SI 71 81,61%

NO 16 18,39%

TOTAL 87 100%

DEPRESIÓN EN PACIENTES
DIAGNÓSTICADOS DE PRESBIACUSIA
SI NO

81,609% 18,391%

Ilustración 21.- Depresión en pacientes diagnosticados de presbiacusia

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

De los 87 pacientes que fueron sometidos al test, 71 personas presentan depresión


que corresponde al 81,61% los cuales obtuvieron una puntuación mayor de 5 en el
Test de Yasavage, los 16 pacientes restantes con un porcentaje de 18,39% no
presentaron ningún trastorno depresivo obteniendo una puntuación menor a 5 en
el Test de Yasavage.

64
Tabla 22.- Grado de depresión en los adultos mayores con presbiacusia
sometidos al test de Yasavage.

GRADO DE DEPRESIÓN PACIENTES CON PRESBIACUSIA PORCENTAJE


NORMAL (0-5) 16 18,39%
DEPRESIÓN MODERADA (6-10) 52 59,77%
DEPRESIÓN SEVERA (> 10) 19 21,84%
TOTAL 87 100%

GRADO DE DEPRESIÓN SEGUN TEST


DE YASAVAGE
PORCENTAJE

DEPRESIÓN SEVERA (> 10) 21,839%

DEPRESIÓN MODERADA (6-10) 59,770%

NORMAL (0-5) 18,391%

Ilustración 22.- Grado de depresión en los adultos mayores con presbiacusia sometidos al
test de Yasavage

FUENTE: Base de datos obtenidos por medio de la aplicación del TEST DE YASAVAGE a los adultos mayores
diagnosticados de presbiacusia
AUTOR: Viviana Alejandra Beltrán Culqui.

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN:

Se observa que de los 87 pacientes sometidos al test, el 21, 84% presentaron


depresión severa con una puntuación mayor a 10 en el test de Yasavage, 59,77%
presentaron depresión moderada con una puntuación entre 6 a 10, siendo ésta la
de mayor porcentaje en los pacientes sometidos al test; mientras que el 18,39 %
no presentó ningún tipo de depresión con una puntuación menor a 5.

65
2.7 CONCLUSIONES DEL CAPÍTULO.

 Mediante la obtención de datos y su análisis podemos darnos cuenta que la


presbiacusia es una patología muy poco diagnosticada en el ámbito
hospitalario, debido a la falta de conocimiento que sus complicaciones
provocan en la población adulta mayor.

 Existe un alto índice de pacientes que presenta depresión ya sea moderada


o grave asociada al diagnóstico previo de déficit auditivo por lo que nuestra
investigación da a conocer estos datos no publicados anteriormente

 La presbiacusia que afecta mayormente a las personas de la tercera edad


es la presbiacusia neural según las audiometrías realizadas en el Hospital
Básico Píllaro,

 Se demostró que del total de pacientes sometidos al Test de Yasavage que


son 87 personas que corresponde al 100%, el 81, 61% presentó depresión.

66
CAPITULO III

MARCO PROPOSITIVO

3.1 PROPUESTA.

3.1.1 TEMA.

Depresión y su relación con la presbiacusia en el adulto mayor en el Hospital


Básico Pillaro en el año 2013

3.1.2 DATOS INFORMATIVOS.

Institución: Hospital Básico Píllaro

Ubicación: Ciudadela Ciudad Nueva.

Beneficiarios: Adultos Mayores del Hospital Básico de Píllaro

Responsable: Viviana Beltrán – Investigadora

3.1.3 ANTECEDENTES DE LA PROPUESTA.

A través de la investigación realizada se pudo constatar que en el Hospital Básico


Píllaro no existe un diagnóstico oportuno de depresión en pacientes que presentan
hipoacusias de todo tipo entre las cuales se presenta la presbiacusia como causa
más común de las mismas debido a que el deterioro fisiológico de las personas
adultas mayores es un proceso inevitable.

De acuerdo a los datos recogidos en el Hospital Básico Píllaro pudimos darnos


cuenta que los pacientes adultos mayores que acuden a realizarse audiometrías
para corroborar su diagnóstico de presbiacusia no son atendidos en calidad debido
a que no se los somete a una evaluación psicológica y psiquiátrica adecuada para
67
que ellos puedan manejar de una manera correcta su condición lo cual conlleva a
dificultad para la comunicación y su interrelación con el medio, provocando
trastornos depresivos que deben ser diagnosticados en los centros de salud de
atención primaria y derivados al especialista en caso de ser necesario .

3.1.4 JUSTIFICACIÓN.

El diagnóstico de depresión relacionado a la presbiacusia en adultos mayores en el


Hospital Básico Píllaro en el año 2013 es de gran importancia debido al impacto
que esta enfermedad tiene en personas de la tercera edad y su importancia en
fomentar políticas de correcto diagnóstico y prevención en salud mental en las
áreas de atención primaria.

Es de interés para los trabajadores de la salud del Hospital Básico Píllaro porque
podrán ayudar de una manera oportuna a personas ancianas a convivir con su
enfermedad puesto que el déficit sensorial auditivo va a influir negativamente sobre
la calidad de vida y su dificultad para relacionarse con su entorno produciendo
trastornos de ánimo como la depresión.

Los beneficiarios directos de esta propuesta de investigación serán los adultos


mayores que acuden al Hospital Básico Píllaro a realizarse audiometrías para el
diagnóstico de presbiacusia puesto que podrán contar con una atención integral
que incluye la valoración del estado de ánimo para diagnosticar trastornos
depresivos, permitiendo así mejorar su calidad de vida, su relación con el entorno
y permitiéndoles ser un ente activo en la sociedad.

Este trabajo es original porque no existe ninguna investigación de esta índole, que
evalúe a pacientes que presentan déficit auditivo y que a su vez sean valoradas
para diagnosticarlos de depresión; consideré importante este trabajo investigativo
debido a que en los centros de atención primaria no se toma con conciencia las
consecuencias que lleva la pérdida de la audición en las personas de la tercera
edad que son muy susceptibles a presentar cambios en el estado de ánimo que

68
relacionado a sus factores socio-económicos son una bomba de tiempo que
podemos controlar.

El impacto que se espera con esta investigación es que en el Hospital Básico Píllaro
se concientice sobre la importancia de realizar una valoración psicológica completa
y adecuada a las personas adultas mayores que presentan presbiacusia debido a
las interferencias producidas sobre la capacidad para comunicarse, afectando,
además, al estado de ánimo y al nivel de participación social, independientemente
del estado cognitivo y físico del individuo, lo que a largo plazo, y en muchos casos,
desembocará en un trastorno depresivo.

Además, este trabajo tiene como finalidad ser un punto de referencia para las otras
áreas de salud de la Provincia de Tungurahua para que proporcionen una mejor
atención a las personas adultas mayores en cuanto a diagnóstico de déficit auditivo
y a su vez la repercusión que esta implica en el ámbito de la salud mental de los
estos pacientes.

3.1.5 OBJETIVO DE LA PROPUESTA.

3.1.5.1 OBJETIVO GENERAL

Brindar información sobre el porcentaje de adultos mayores que presentan


depresión asociada a un diagnóstico previo de déficit auditivo como es la
presbiacusia.

3.1.5.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

 Promover la reflexión sobre el manejo adecuado de los adultos mayores que


presentan presbiacusia en relación a la salud mental.
 Análisis de la información obtenida en la investigación

69
3.1.6 DESARROLLO DE LA PROPUESTA.

3.1.6.1 IDENTIFICACIÓN DEL PROBLEMA, PATOLOGÍA A RESOLVER:

En el Hospital Básico Píllaro en el año 2013, 106 personas mayores de 65 años por
medio de la audiometría fueron diagnosticados por medio de la presbiacusia que
corresponde al 12,11% de la población total que acude a recibir atención en esta
casa de salud; cabe recalcar que el diagnóstico de esta patología es muy deficiente
en el ámbito hospitalario debido a que en los centros de atención primaria el déficit
auditivo de las personas de la tercera edad tiene poco o nada de importancia,
permitiendo conocer en esta investigación que la atención integral del adulto mayor
no se realiza de manera correcta, sin tomar en cuenta que constituye un problema
de salud por su repercusión sobre el estado de bienestar emocional, físico y social
del adulto mayor.

La depresión es uno de los principales problemas de salud mental en la población


adulta mayor y existe una alta proporción de casos de depresión no diagnosticada,
por ser en las personas mayores un síndrome de especial complejidad debido a los
cambios, tanto orgánicos como psicológicos y sociales, que tienen lugar con el
envejecimiento. Asimismo, se observa menos interés por los síntomas depresivos
en la vejez debido a la creencia errónea de que en esta población constituyen una
respuesta normal a la edad, razón por la cual el objetivo de esta investigación es
brindar datos sobre la compleja y alta relación de esta patología asociada a la
presbiacusia, para realizar medidas preventivas adecuadas y poder obtener un
diagnóstico oportuno y precoz de la depresión mejorando la calidad de vida de las
personas de la tercera edad.

3.1.6.2 METODOLOGÍA EMPLEADA:

Para la elaboración de la propuesta fue fundamental la recolección, tabulación y


análisis de datos obtenidos de la investigación, que constan en el marco
metodológico.

70
En base al problema identificado y mediante un análisis de los resultados obtenidos
en esta investigación y teniendo en cuenta el gran porcentaje de pacientes que
presentó depresión asociada al diagnóstico previo de presbiacusia, se espera
brindar información y promover la reflexión sobre este tema de salud para mejorar
la calidad de vida de las personas adultas mayores.

3.1.6.3 RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN.

El primer punto de esta investigación fue determinar la cantidad de pacientes que


acuden al Hospital Básico Píllaro para recibir atención, la cifra manifestada fue de
17.500 pacientes de los cuales el 5% correspondía a pacientes mayores de 65 años
dándonos un total de 875 adultos mayores que reciben atención en esta casa de
salud.

Se realizó una búsqueda en historias clínicas y en la hoja de registro de pacientes


con discapacidad auditiva en el Ecuador en las cuales encontramos 106 pacientes
mayores de 65 años que fueron diagnosticados de presbiacusia en el año 2013 en
el Hospital Básico Píllaro, posterior a esto se obtuvo la información por medio de
audiometrías sobre que tipo de presbiacusia presentaban para obtener datos ya
publicados en el capítulo II que corresponde el marco metodológico.

Posteriormente se realizó a 87 adultos mayores el Test de Yasavage, que evalúa


depresión en personas geriátricas mayores de 65 años, del total de pacientes que
fueron diagnosticados en ese año, 10 personas no nos permitieron realizarles el
test y 9 habían fallecido en el transcurso de este tiempo, razón por la cual obtuvimos
una muestra de 87 pacientes.

El test de Yasavage es un instrumento de gran importancia que permite evaluar de


manera correcta, rápida y segura a la población adulta mayor que presenta
depresión por lo que decidí utilizar este instrumento para la realización de mi
proyecto de tesis.

71
Encontramos que del total de población diagnosticada de presbiacusia en el año
2013 en el Hospital de Píllaro, un total de 87 personas fueron sometidas a este test
y se obtuvo el resultado que: 71 personas presentaron depresión correspondiente
al 81,61% mientras que el 18, 39% no presentaba manifestación alguna de signos
depresivos, lo que nos permite concluir con la estrecha relación que mantiene el
déficit auditivo en la personas mayores con la depresión y poder instaurar
programas de prevención de salud, en donde se realicen revisiones protocolizadas
y periódicas de audición, con el fin de detectar y tratar precozmente este problema,
lo que sin duda ayudaría a corregir o retrasar sus complicaciones.

3.1.6.4.- MANEJO ADECUADO DE PERSONAS CON DEFICIT AUDITIVO PARA


EVITAR COMPLICACIONES COMO LA DEPRESIÓN

En nuestro país la tercera edad se ubica entre las ocupaciones y preocupaciones


de nuestro Ministerio, siendo el Programa del Adulto Mayor una de las líneas
estratégicas de trabajo, en el que consta el manejo adecuado del déficit auditivo en
personas adultas mayores que como profesionales de la salud debemos realizar
oportunamente.

Actividades Generales de prevención

Para mejorar la comunicación, hablar de frente al paciente, pausadamente a una


distancia de 50 centímetros a un metro.

 Motivo de consulta.

 Valoración clínica y laboratorio.

 Averiguar si el déficit auditivo ha sido: progresivo o brusco, unilateral o


bilateral, si presentan tapón de cerumen, otorrea, dolor, antecedentes de
infecciones faríngeas y óticas, si usa medicamentos ototóxicos, o si presenta
antecedentes de trauma acústico por lo cual las medidas preventivas están
enfocadas en tratar estos puntos debido a que la pérdida auditiva fisiológica

72
(presbiacusia) no se puede evitar por ser un proceso normal en el transcurso
de la vida, por ello, hay que realizar prevención en cuanto se refiere a pérdida
auditiva inducida por ruido, tanto en el ambiente laboral como en los
ambientes cotidianos (tráfico, ruidos domésticos, conciertos de música, uso
de auriculares para escuchar música). Existe evidencia que avala el
desarrollo de programas de control de ruido y protección auditiva, los que
debieran ser recomendados. Otros factores a considerar para prevenir la
pérdida auditiva precoz serían el uso criterioso de drogas ototóxicas y la
prevención de episodios repetidos de otitis media aguda y otitis media con
efusión (Durrant, Campbell, & al, 2009) (Gates & Mills, 2005).

Las drogas que potencialmente pueden causar pérdida de audición son


múltiples, entre ellas las más usadas son aminoglicósidos, diuréticos de asa,
quininas y antineoplásicos (Palomar, Abdulghani, & Bodet, 2010). Por otro
lado las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo como
dislipidemia y tabaquismo se han asociado a pérdida auditiva (Gates, Cobb,
D'Agostino, & Wolf, 2008), así como también la diabetes (Horikawa, y otros,
2013).

Por ello mantener el buen control de estas patologías es fundamental para


prevenir la hipoacusia por causas que no comprenden la degeneración
auditiva propia de la edad.

 Realizar las siguientes pruebas:


 Test del murmullo
 Chasquido de dedos
 Otoscopia
 Audiometría

 Realizar un plan de intervención en el cual esté involucrada la familia o


persona que se encarga del cuidado de la persona de la tercera edad en el
que se explique a la persona responsable los cuidados que debe tener hacia
el paciente como son: mejorar la higiene del conducto auditivo y en caso de

73
presentar dolor u otorrea acudir inmediatamente al centro de salud más
cercano para que el personal capacitado lo valore y realice el manejo
adecuado, también es necesario acudir por lo menos una vez al año a los
establecimientos de salud para realizarse el tamizaje de hipoacusias.

 Valoración Psíquica y Social: la cual conste de una entrevista con el personal


especializado para el diagnóstico correcto de trastornos de depresivos y del
estado de ánimo utilizando si es necesario el Test de Yasavage
especialmente creado para diagnóstico de depresión en personas mayores
de 65 años, considero de suma importancia la realización de esta entrevista,
debido a que la depresión es el principal trastorno mental en las personas
mayores.

 Seguimiento y rehabilitación: Una de las esferas más comprometidas en el


adulto mayor con hipoacusia es la relacional; las intervenciones que han
demostrado disminuir el aislamiento social en personas adultas mayores es
el uso de audífono, por la cual es indispensable explicar detenidamente al
paciente y su familiar los beneficios del uso del mismo.

A pesar de los avances de la tecnología en audífonos, la baja adherencia por


parte de los pacientes sigue representando un problema, estimándose en
algunas series que más del 30% no los utiliza (Cattan & al, 2005). Entre las
razones para no usarlos se menciona:

A) Factores dependientes de la adaptación del audífono: confort auditivo


en ambientes ruidosos y tranquilos y la comodidad del aparato (HNO,
2004).

B) Factores dependientes de la rehabilitación auditiva: motivación,


expectativas y claridad frente a los objetivos de su rehabilitación
auditiva (Arlinger, 2006), negación del problema, indicación impuesta
por el tratante, falta de motivación para mejorar audición, dudas del
usuario sobre el manejo del audífono, instrucción y escasa

74
información disponible, escaso seguimiento del paciente, estigma
social vinculado con portar un audífono (National Institute for Clinical
Excellence, 2000).

C) Otros factores: pérdida o robo del aparato, el ruido que emite, la


postración del paciente, baja escolaridad, ruralidad, bajo nivel
socioeconómico y percepción de gravedad de la enfermedad
(Tamblay, Villalobos, Pastene, & Rahal, 2008) (Leon, Ediap, &
Carvallo, 2010), problemas cosméticos y problemas de acceso y
calidad de los servicios técnicos (HNO, 2004).

Es importante considerar siempre la participación de un familiar cercano a


cada una de las sesiones de tratamiento, puesto que muchos de las
personas adultas mayores que presentan presbiacusia presentan otros
trastornos cognitivo- conductuales, como lo son el deterioro cognitivo leve o
la depresión, lo cual afectaría el adecuado manejo del audífono y de las
estrategias de comunicación impartidas.

3.1.6.5.- ANÁLISIS DE INFORMACIÓN OBTENIDA

Se determinó que del total de la población adulta mayor que acudió al Hospital
Básico Píllaro en el año 2013 el 12,11% presentaba un diagnóstico de presbiacusia.

Se encontró que la mayor parte de población con presbiacusia estuvo en el rango


de edad comprendido entre los 65 a 75 años con un porcentaje de 51,9%.

El género masculino es el que sobresale en la presencia de presbiacusia, con un


porcentaje del 60,38% en relación al género femenino que presenta el 39,62%.

Entre los tipos de presbiacusia que podemos diagnosticar con la audiometría se


evidencia que la presbiacusia neural es la que se presenta en mayor proporción
con un 33,02% seguida de la presbiacusia conductiva coclear con un 31, 13%.

75
Al concluir y como resultado final de nuestra investigación se determina que el
81,61% de personas que fueron diagnosticadas de presbiacusia presentan
depresión y el 18,39% no presentan trastornos depresivos, lo cual fue evaluado por
medio del Test de Yasavage.

Por medio del mencionado test se nos permitió clasificar a la depresión en 3


estadios: en los cuales evidenciamos que el 59.77% presenta una depresión
moderada con una puntuación entre 6 y 10 puntos, seguida de la depresión severa
con el 21,84% de la población con una puntuación mayor a 10, y por último el
18,39% de la población estudiado no presenta depresión.

76
3.2 CONCLUSIONES DEL CAPÍTULO

 La presbiacusia es un problema de salud pública de gran magnitud que se


asocia de manera extraordinaria con problemas depresivos debido a la
incapacidad de las personas adultas mayores de comunicarse con su
entorno y sentirse entes activos ante la sociedad.

 La depresión es uno de los problemas de salud mental que afectan


mayormente a las personas de la tercera edad y es abrumador la falta de
atención que prestamos nosotros, los profesionales de la salud, debido a que
interpretamos de manera errónea que en el desarrollo fisiológico de la vejez
es normal que cursen con trastornos depresivos y no tomamos las medidas
oportunas y acertadas.

 Los resultados de esta propuesta se verán reflejados en una mayor afluencia


de personas adultas mayores al Hospital Básico Píllaro como centro de
referencia para la realización de audiometrías cuando cursen con problemas
de hipoacusia, y a su vez para implementar una evaluación integral que
incluya la realización del Test de Yasavage que nos ayude a diagnosticar
problemas depresivos asociados a presbiacusia.

 De igual manera al presentar esta propuesta concientizamos al personal de


atención primaria en realizar un correcto diagnóstico de enfermedades que
pueden afectar a la agudeza auditiva ofreciéndoles a los pacientes de la
tercera edad un trato más humano, un examen físico más meticuloso que
permita evitar complicaciones.

77
CONCLUSIONES GENERALES

A través de la investigación realizada se pudo comprobar que del total de


pacientes que presentaban presbiacusia, el 81,61% presentó depresión en
el Hospital Básico Píllaro en el año 2013, lo que quiere decir que las
personas diagnósticas con esta patología son mayormente susceptibles y
están íntimamente relacionadas a presentar trastornos en el estado de
ánimo, en este caso la depresión, que pueden ser manejados
oportunamente si se realiza un diagnóstico correcto.

Se identificó que la población total de pacientes que acudieron al Hospital


Básico Píllaro en el año 2013 fue de 17.500 personas de los cuales el 5%
correspondían a personas mayores de 65 años, de este grupo etareo, 106
personas que corresponde el 12,11% se les diagnosticó de presbiacusia por
medio de las audiometría.

La relación que existe entre la depresión y la presbiacusia es elevada, ya


que, en porcentajes presentados anteriormente la mayor parte de pacientes
con presbiacusia también padecían depresión como una complicación de su
deficiencia auditiva, por la cual es de vital importancia realizar una oportuna
concientización en los centros de atención primaria para mejorar la atención
integral del adulto mayor.

78
RECOMENDACIONES

Al concluir este trabajo de investigación y con los datos obtenidos, creo


imperante la necesidad de seguir en esta línea de investigación ya que
podría ayudar a establecer en que medida el déficit sensorial auditivo en las
personas mayores contribuye a aumentar el grado de aislamiento y, por
consiguiente, de vulnerabilidad para desarrollar trastornos depresivos,
además de facilitar la puesta en marcha de planes y programas de
intervención que redujesen al máximo las consecuencias negativas para la
vida y la salud contribuyendo a un envejecimiento saludable de la población.

Concientizar al personal de Salud sobre la importancia de una correcta


atención integral a los adultos mayores sobre todo, en el ámbito del déficit
auditivo que lo presentan la mayoría y su asociación de trastornos
depresivos que pasan desapercibidos.

Implementar un programa de detección precoz de presbiacusia y depresión.

Coordinar reuniones a las que acudan pacientes con déficit auditivo


acompañados de sus familiares para informar sobre las medidas que pueden
realizar en casa para prevenir factores asociados a esta patología y
explicarles a su vez el beneficio de utilizar audífonos en el caso que lo
necesiten.

79
BIBLIOGRAFÍA

1. GOODHILL, V. (2007); El oído: Presbiacusia, Mexico, Editorial Salvad;


Pag 350-365

2. RODRIGUEZ, C. (2010); Neurofisiología y audiología clínica (Primera


edición). Editorial McGraw Hill Interamericana. México

3. PICKLES, JO. (2009); Mutation in mitochondrial DNA as a cause of


Presbyacusis. Pág. 23-33

4. GIL-CARCEDO, L.M (2011): Otología (Tercera Edición). Editorial


Panamericana

5. CHACÓN, n. (2011). Manual para el desarrollo de competencias


Auditivas. San José: Editorama, s.a.

6. CLARE, a. (2012). Procesamiento auditivo: electrofisiología &


Psicoacústica. Sao Paulo: Editorial Lovise.

7. LOVE, r. & Webb, w. (2010). Neurología para los especialistas del Habla
y del lenguaje (tercera edición). Madrid: Editorial Médica Panamericana.

8. FERRÉ, RJ, MORELLÓ-CASTRO, JLB. (2007), Factores de riesgo


involucrados en la presbiacusia. Acta Otorrinolaringología Esp; 53 :572-
577.

9. LEE, FU-SHING, MATTHEWS, LJ, DUBNO JR, MILLS JH. (2008),


Longitudinal study of pure-tone thresholds in older persons. Ear &
Hearing; 26: 1-11.

10. ABELLÓ, P (2009). Otorrinolaringología. Barcelona: Editorial Doyma S.A.


11. OPS/OMS (2008). Guía clínica para la Atención Primaria de las Personas
Adultas Mayores

12. KATZ, j. (2008). Tratado de audiología clínica. Buffalo, New York: Editorial
Manole.

13. INSTITUTO NACIONAL DE ESTADITISTICA Y CENSOS; ECUADOR


(INEC), Base de datos proyecciones 2012

14. MSP (2012). Guía de atención integral de salud del adulto mayor

15. UNÜTZER J, PATRICK DL, SIMON G, GREMBOWSKI D, WALKER E,


RUTTER C, ET-AL (2007). Depressive symptoms and the cost of health
services in HMO patients aged 65 and older: a 4-year prospective study.
JAMA ; 277:1618-23

16. SUÁREZ, H. & VELLUTI, R. (2010). La Cóclea Fisiología y Patología.


Montevideo: Ediciones TRILCE

17. PASIK, Y (2009). Audioprótesis, enfoque médico, fonoaudiológico y


electroacústico. Buenos Aires: Editorial Mutualidad Argentina de
Hipoacúsicos

18. STACH, B (2007). Comprehensive Dictionary of Audiology. Baltimore,


Maryland: Editorial Williams & Wilkins

19. BOETTCHER F.A (2012). Presbyacusis and the auditory brainstem


response. J Speech Lang Hear Res; 45:1249-61.

20. FUNDACIÓN GENERAL CSIC (2013). Presbiacusia. España: Editorial


Lychnos.
21. ABELLÁN GARCÍA, A.; AYALA GARCÍA, A. (2012). Un perfil de las
personas mayores en España 2012. Indicadores Estadísticos Básicos.
Informe anual Portal Mayores.

22. HA-SHENG LI-KOROTKY, AUD, PHD, MD*(2013). Age-Related Hearing


Loss: Quality of Care for Quality of Life. Department of Otolaryngology,
University of Pittsburgh School of Medicine, Pennsylvania. Department of
Communication Science and Disorders, University of Pittsburgh, School
of Health and Rehabilitation Sciences, Pennsylvania. The Gerontologist,
Vol. 52, No. 2, 265–271.

23. Blue Mountains Study (2009). Prevalence of Age-Related Hearing Loss in


Older Adults: Arch. Intern. Med., Vol. 169 (N.º 4), FEB 23, 2009

24. PACALA, J.T., MD, MS; YUEH, BEVAN, MD, MPH (2012). Hearing
Deficits in the Older Patient “I Didn’t Notice Anything”. Clinician’s corner.
American Medical Association. JAMA, March 21, 2012, Vol. 307, No. 11

25. KIELY, K.M.; GOPINATH, BAMINI; MITCHELL, PAUL; LUSZCZ, MARY,


AND ANSTEY, KAARIN J (2012). Cognitive, Health, and
Sociodemographic Predictors of Longitudinal Decline in Hearing Acuity
Among Older Adults. J. Gerontology. A. Biol. Sci. Med. Sci., sept. 2012;
67(9):997–1003

26. GATES GA, MILLS J.H (2011). Presbycusis. Lance ; 366:1111-20.

27. MORA, F.; SEGOVIA, G.; DEL ARCO, A (2010). Envejecimiento cerebral.
En: Fisiología Humana, 4ta ed., J.A.F. Tresguerres. Edit. Mc Graw Hill
Interamericana; 94:1192-9.

28. YAKAR S, SETSER J, ZHAO H, STANNARD B, HALUZIK M, GLATT V,


(2010) . Inhibition of growth hormone action improves insulin sensitivity in
liver IGF-I- deficient mice. J Clin Invest ; 113(1):96-105.
29. GIL-LOYZAGA, P (2009). Neuroplasticidad y sistema auditivo. Tratado
de Otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello. Editores: C. Suárez,
L. M. Gi l- Carcedo, J. Marco, J. Medina, P. Ortega, y J. Trinidad. Edit.
Panamericana. Tomo 2 (2da edición). Págs. 1057-65.

30. SCHUKNECHT; H.F.; GACEK, M.R (2007). Cochlear pathology in


presbycusis. Ann. Otol Rhinol. Laryngol: 102:1-16.

31. CIGES, M.; FERNÁNDEZ, F.; CORTÉS, R. (2009). Presbiacusia. En:


Tratado de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello. Guadalajara:
Ed. Proyectos Médicos S. L., Tomo II, parte III:100:1395-405.

32. WEINSTEIN, B.E (2010). Geriatric Audiology. New York: Thieme. Págs.
99-101.

33. JENNINGS, C.R.; JONES, N.S (2011). Presbyacusis. J. Laryng. Otol:


115:171-8.

34. WILEY TL, CRUICKSHANKS KL, NONDHAL DM, Y COLS (2009). Aging
and middle ear resonance. J Am Acad Audiol; 10:173-.179.

35. ETHOLM B, BELAL A JR (2008). Senile changes in the middle ear joints.
Ann Otol Rhinol Laryngol; 83:49-54.

36. RUAH CB, SCHACHEMPA, ZELTERMAND, Y COLS (2006). Age-related


morphologic changes in the human tympanic membrane: a light and
electron microscopic study. Arch Otolaryngoly Head Neck Surgery;
117:627-624.

37. SAUDERS JC, CRUMLING MA (2010). The structure and the function of
the outer and middle ear of the mouse. En: Willot JF. Handbok of mouse
auditory research. CRC Press; 99-115
38. SCHUKNECHT HF (2007). Pathology of the Ear. Cambridge, Mass.:
Harvard University Press; p. 388-91.

39. BOETTCHER F.A (2007). Presbyacusis and the auditory brainstem


response. J Speech Lang Hear Res; 45:1249-61.

40. TIMIRAS PS (2008). Bases fisiológicas del envejecimiento y geriatría.


Barcelona: Ed. Masson; 10:65-67.

41. RODRÍGUEZ G, DE LA VEGAJE, SÁENZL, IBARGUTXIMA (2008).


Sordera inmune. Sordera súbita. Presbiacusia. Ototoxicidad. En:
Baragaño L, Frágola C, Gil-Carcedo LM y cols., eds. Manual del residente
de ORL y patología cervico-facial. Madrid: IM&C; 789-820

42. SANZ - FERNÁNDEZ, R (2008). Hipoacusia en el anciano. En


Otorrinolaringología en las personas mayores. Barcelona: Sociedad
española de geriatría y gerontología (ed. Glosa). 13-22.

43. ABELLÓ P, VENEGAS M.P, GOU J, VALERO J, RUBIO I (2010).


Presbiacusia. Exploración e intervención. Barcelona: Ed. Elsevier, 2010.

44. CIORBA, A; BIANCHINI, DH; PELUCCHI, S; PAS TORE, A (2012). The


impact of Hearing Loss on the Quality of Life of Elderly Adults. Clinical
Interventions in Aging: 7 ; 159-163.

45. MINISTERIO DE SALUD (CHILE) (2007). Guía Clínica Hipoacusia


Bilateral en Personas de 65 Años y más que Requieren Uso de Audífono.
Santiago: Minsal.

46. LÓPEZ-TORRES J; BOIX C; TÉLLEZ J.M; PÁRRAGA I; LÓPEZ, M.A;


ESCOBAR F; OTERO A (2008). The Hearing-Dependent Daily Activities
Scale to Evaluate Impact of Hearing Loss in Older People. Annals of
Family Medicine, 2008; 6:441-447

47. LUNA, F.A.; GUTIÉRREZ, I (2012). Manual de Guías Clínicas de


Presbiacusia. Subdirección de Audiología, Foniatría y Patología del
Lenguaje de la Secretaría de Salud del Gobierno de México, 2012.

48. GIL-CARCEDO, L.M.; VALLEJO, L.; GIL-CARCEDO, E (2004). Otología.


2dª edición. Buenos Aires: Ed. Médica Panamericana, 2004. 305-9.

49. BOUCCARA, D.; FERRARI, E.; MOSNIER, I.; BOZORG GRAYELI, A.;
STERKERS, O (2009). Presbyacousie. EMC, Oto-Rhino-Laryngologie,
Paris: Elsevier SAS, 2009. 20-185-C-10.

50. BOUCCARA, D.; FERRARY, E.; MOSNIER, I.; BOZORG GRAYELI, A.;
STERKERS (2006). Presbiacusia. EMC Otorrinolaringología. Págs. 1-10.

51. ALLER, E.; JAIJO, T.; BENEYTO, M.; NÁJERA, C.; MORERA, C.; PÉREZ
GARRIGUES, H.; ET AL (2007). Screening of the USH1G Gene among
Spanish Patients with Usher Syndrome. Lack of Mutations and Evidence
of a Minor Role in the Pathogenesis of the Syndrome. Ophthalmic
Genetics. 28. Págs. 151-155.

52. RODRÍGUEZ BALLESTEROS, M.; REYNOSO, R.; OLARTE, M.;


VILLAMA R, M.; MORERA, C.; SANTARELLI, R.; ET AL (2008).A
Multicenter Study on the Prevalence and Spectrum of Mutations in the
Otoferlin Gene (OTOF) in Subjects with Nonsyndromic Hearing
Impairment and Auditory Neuropathy. Human Mutation. 29 (6). Págs. 823-
831.

53. HUANG, Q.; TANG, J (2010). Age-related hearing loss or presbycusis.


Eur. Arch. Otorhinolaryngol; 267 (8). Págs.1179-91.
54. SOMEYA, S.; YAMAS OBA, T.; WEINDRUCH, R.; PROLLA, T.A.;
TANOKURA, M (2007). Caloric restriction suppresses apoptotic cell death
in the mammalian cochlea and leads to prevention of presbycusis.
Neurobiol. Aging; 28 (10):1613-22.

55. IWA I, H.; LEE, S.; INABA, M.; SUGIURA, K.; BABA, S.; TOMODA, K.;
YAMASH ITA, T.; IKEHA RA, S (2007). Correlation between accelerated
presbycusis and decreased immune functions. Exp. Gerontol; 38 (3).
Págs. 319-25.

56. GARCÍA, F.J.; LAP ORTA, P.; DE PAULA, C.; RAM ÍREZ J.; MONTOSO
M.; MARCO J (2008). Alteraciones en la viscosidad sanguínea en
pacientes con presbiacusia. Acta Otorrinolaringol. España, 55. Págs. 356-
363.

57. NILFOROUSH, M.H.; NAS R ESFAHA NI, A.A.; ISHAGH I, R.;


SEPEHRNEJAD , M (2012). Comparison of nursing home hearing
handicap index with audiological findings: a presbycusis study. J. Aging
Res.

58. SCHOW, R.L.; NERBONNE, M.A (2006). Assessment of hearing


handicap by nursing home residents and staff. Journal of Academy of
Rehabilitative Audiology, 10 (2). Págs. 2–12.

59. SOMEYA, S.; XU, J.; KONDO, K.; DING, D.; SALVI, R.J.; YAMAS OBA,
T.; RABINOVITCH, P.S.; WEINDRUCH, R.; LEEUWENBURGH, C.;
TANOKURA, M.; PROLLA, T.A (2009). Age-related hearing loss in
C57BL/6J mice is mediated by Back dependent mitochondrial apoptosis.
Proc. Natl. Acad. Sci. USA. 2009, 17 Nov.; 106 (46). Págs. 19432-7.

60. TAK UMIDA, M.; ANNIKO, M (2005). Radical scavengers: a remedy for
presbyacusis. A pilot study. Acta Otolaryngol, 125 .Págs. 1290-5.
61. LAS ISI, A.O.; FEHINTOLA, F.A.; YUSUF, O.B (2010). Age-related
hearing loss, vitamin B12, and folate in the elderly. Otolaryngol. Head
Neck Surgery, 143 (6). Págs. 826-30.

62. BERNER, B.; ODUM, L.; PARVING, A (2007). Age-related hearing


impairment and B vitamin status. Acta Otolaryngo, 120 (5).Págs. 633-7.

63. SALAM I, A.; MORA, R.; DELLEPIANE, M.; MANINI, G.; SANTOMAURO,
V.; BARETTINI, L.; GUAS TINI, L (2010). Water-soluble coenzyme Q10
formulation (Q-TER(®)) in the treatment of presbycusis. Acta Otolaryngol,
130 (10). Págs. 1154-62.

64. LUNA REYES, F.A; GUTIERREZ FARFÁN, I.; CHAM LATI AGUIRRE,
L.E (2012). Manual de Guías clínicas de presbiacusia. Instituto Nacional
de Rehabilitación. Secretaría de Salud México.

65. PUEL, J.L.; RUEL, J.; GUITTON, M.; WANG, J.; PUJOL, R (2002). The
inner hair cell synaptic complex: Physiology, pharmacology and new
therapeutic strategies. Audiol. Neurootol, 7. Págs. 49-54.

66. SZIKLAI, I.; SZILVÁSS Y, J.; SZILVÁSS Y, Z (2011). Tinnitus control by


dopamine agonist pramipexole in presbycusis patients: a randomized,
placebo-controlled, double-blind study. Laryngoscope, 121 (4). Págs. 888-
93.

67. BERNHA RD, O.; MARTIN, C.; JOHN-MARTIN, H.; BIRGIT, M.;
MARKUS, S (2007). Effect of Atorvastatin on Progression Sensorial
Hearing Loss and Tinnitus in the Elderly: Results of a Prospective,
Randomized, Double-Blind Clinical Trial. Otology & Neurology, págs. 1-4.

68. CONNOLLY C. ROSE J. & AUSTEN S. (2006). Identifying and assessing


depression in prelingually deaf people: A literature review. American
Annals of the Deaf, 151, 49-60.
69. Restrepo M. & Clavijo L. (2004). La construcción de la identidad del
adolescente sordo. Tesis de Pregrado. Universidad de Manizales.
Manizales, Caldas, Colombia.

70. KVAM M. LOEB M. & TAMBS K. (2006). Mental health in deaf adults:
Symptoms of anxiety and depression among hearing and deaf individuals.
Oxford University Press, 12, 1-6.

71. ALBOFOTOUH MA. & TELMESANI A. (1993). A study of some psycho-


social characteristics of blind and deaf male students in Abha city, Asir
region, Saudi Arabia. The Society of Public Health, 107, 261- 269.

72. .BEEKMAN AT, COPELAND JR, PRINCE M.J (2009). Review of


community prevalence of depression in later life. Br J Psychiatry. 1999;
174:307-11

73. UNÜTZER J, PATRICK DL, SIMON G, GREMBOWSKI D, WALKER E,


RUTTER C, ET- AL (2007). Depressive symptoms and the cost of health
services in HMO patients aged 65 and older: a 4-year prospective study.
JAMA; 277:1618-23.

74. HICKIE I, SCOTT E, NAISMITH S, WARD PB, TURNER K, PARKER G,


ET- AL (2010). Late onset depression: genetic, vascular, and clinical
contributions. Psycho; 31: 1403-12.

75. JANSSON M, GATZ M, BERG S, JOHANSSON B, MALMBERG B,


MCCLEARN GE, ET- AL (2003). Association between depressed mood in
the elderly and a 5-HTR2A gene variant. Am J Med Genet B
Neuropsychiatry Genet; 120:79-84.

76. CHWASTIAK L, EHDE DM, GIBBONS LE, SULLIVAN M, BOWEN JD,


KRAFT G.H (2010). Depressive symptoms and severity of illness in
multiple sclerosis: epidemiologic study of a large community sample. Am
J Psychiatry; 159:1862.
77. KALAYAM B, MEYERS BS, KAKUMA T, ALEXOPOULOS GS, YOUNG
RC, SOLOMON S, ET-AL (2005). Age at onset of geriatric depression and
sensorineural hearing deficits. Biol Psychiatry; 38:649-58.

78. GRACE J, O’BRIEN J.T (2007). Association of life events and


psychosocial factors with early but not late onset depression in the elderly:
implications for possible differences in a etiology. Int J Geriatric Psychiatry;
18:473-8.

79. ALEXOPOULOS G.S (2005). Depression in the elderly. Lancet;


365:1961-70

80. BLAZER DG, HYBELS C.F (2009). Origins of depression in later life.
Psychol Med ; 35:1241-52

81. .LYNESS JM, CAINE ED, KING DA, CONWELL Y, DUBERSTEIN PR,
COX C (2010). Depressive disorders and symptoms in older primary care
patients: one-year outcomes. Am J Geriatric Psychiatry; 10:275-82.

82. KATON W, LIN E, VON KORFF M, BUSH T, WALKER E, SIMON G, ET-


AL (2011). The predictors of persistence of depression in primary care. J
Affect Disord; 31:81-90.

83. BRUCE M.L (2012). Psychosocial risk factors for depressive disorders in
late life. Biol Psychiatry; 52:175-84.
ANEXOS

MATRIZ RECOLECTORA DE DATOS

NOMBRES EDAD GENERO DOMICILIO MES DIAGNÓSTICO

Fuente: Base de datos obtenidos del Hospital Básico Píllaro


Autor: Viviana Beltrán
UNIVERSIDAD REGIONAL AUTÓNOMA DE LOS ANDES “UNIANDES”

CARRERA DE MEDICINA

TESIS: Depresión y su relación con la presbiacusia en adultos mayores en


el Hospital Básico Píllaro en el año 2013

NOMBRE:

EDAD:

Marque con una X la respuesta a la pregunta

1. Está básicamente satisfecho con su vida? SI NO


2. Ha dejado abandonadas muchas actividades de interés? SI NO
3. Siente que su vida está vacía? SI NO
4. Se siente a menudo aburrido? SI NO
5. Está de buen ánimo la mayor parte del tiempo? SI NO
6. Tiene miedo de que le suceda algo malo? SI NO
7. Se siente feliz la mayor parte del tiempo? SI NO
8. Se siente a menudo sin esperanza? SI NO
9. Prefiere quedarse en casa más que salir a hacer cosas nueva? SI NO
10. Piensa que tiene más problemas de memoria que los demás? SI NO
11. Cree que es maravilloso estar vivo? SI NO
12. Piensa que no vale para nada tal como está ahora? SI NO
13. Piensa que su situación es desesperada? SI NO
14. Se siente lleno de energía? SI NO
15. Cree que la mayoría de la gente está mejor que usted? SI NO

0-5 NORMAL 6-10 DEPRESIÓN MODERADA +10 DEPRESIÓN SEVERA