Sie sind auf Seite 1von 2

EL ARTE EN LA ESCUELA ¿PARA QUÉ…?

Resumen.
La enseñanza del arte es vital en la educación de los estudiantes en los diferentes niveles
educativos.
Como parte esencial en el proceso de formación de los niños y niñas, adquiere mayor
importancia al demostrarse su acción determinante en el desarrollo de las capacidades y
potencialidades que ellos poseen.
La percepción que la escuela de hoy tiene con respecto al rol que desempeña el arte en
la formación de los estudiantes, dista mucho de su verdadera naturaleza. Es inevitable observar
la gran indiferencia que muestran los docentes al momento de ejecutarse las actividades
artísticas como parte del desarrollo curricular en los diferentes niveles de enseñanza. Se hace
necesario hacer una revisión para encontrar las causas y proponer soluciones de largo, mediano
y corto plazo que permitan devolverle al arte, el rol protagónico que tiene como agente de cambio
y transformación de las mentes que están en un proceso de formación.
El arte desde sus diferentes manifestaciones como son, la música, el teatro, la danza, la
pintura etc., aporta al estudiante un sin número de beneficios que son el andamiaje, sobre el cual
se desarrollan, las capacidades y competencias necesarias para su vida.
Sin embargo, la realidad de nuestro país no es precisamente aquella que todos
deseamos. Existe en nuestros docentes, un desinterés casi generalizado por el arte, situación
que a nuestro juicio, sumada, a las múltiples causas existentes, limitan e impiden que la actividad
artística se desarrolle y difunda de manera adecuada.
Se puede señalar entre ellas las siguientes:
- Las instituciones de Educación Superior que forman a los docentes en los diferentes niveles,
no tienen dentro de su plan de estudios, cursos de arte con el suficiente número de horas
que permita a los estudiantes, adquirir las habilidades básicas para su aplicación.
- El Diseño Curricular Nacional, incorpora contenidos, que los docentes desconocen por falta
de actualización en esta área.
- Situación que se refleja en los escasos cursos y talleres que se desarrollan en educación
por el arte.
- Inexistencia de una política cultural, que promueva la difusión y práctica del arte en sus
diferentes manifestaciones.
- Influencia de los medios de comunicación en la conducta de los niños y niñas; ya que al
ocupar los pocos espacios de tiempo disponibles, difunden programas infantiles de baja
calidad y con un marcado interés comercial.
- Percepción de ver el arte como una práctica exclusiva de aquellos “privilegiados” que poseen
dotes especiales para su ejercicio, cuyas demostraciones más frecuentes se observan en
los eventos artísticos que programa la escuela en ocasiones fijadas por el calendario cívico.
- Falta de material educativo y bibliográfico que permita al docente encontrar fuentes de
consulta e insumos para una práctica real del arte.
- Opinión equivocada de concebir el arte en la escuela, como una actividad orientada a formar
exclusivamente artistas.
- Presencia de espectáculos denigrantes, que calificados como artísticos, confunden a los
estudiantes, quienes terminan asumiéndolos como expresiones del arte.
Estas causas entre muchas otras, son las que afectan la formación artística de los
estudiantes.
Actualmente, los diversos estudios realizados, coinciden en señalar los múltiples
beneficios que el arte posee, de allí la urgente necesidad de evitar que nuestros estudiantes,
pierdan la irrepetible oportunidad de adquirir un conjunto de capacidades, que bajo la guía de un
docente con una sólida formación en el área, pueda conducirlos de manera acertada a disfrutar
del arte, apreciándolo, practicándolo y además conllevándolos a fortalecer su formación integral
y compromiso con el progreso de su localidad y país.
Respondiendo a la necesidad de por qué se hace imprescindible la práctica del arte en la
escuela, podemos señalar:
- Posibilita el desarrolla de sus potencialidades, permitiendo que sea el propio estudiante
quien vaya explorando y descubriendo sus propias habilidades.
- Su carácter lúdico, sumerge a los estudiantes en ese mundo del juego donde no existen
reglas ni limitaciones, invitándolo a crear y proponer sus propias reglas.
- Estimula las capacidades cognoscitivas y creativas de los estudiantes.
- Desarrolla la atención, percepción, memoria, retención, discriminación, movimiento,
audición, vocabulario, expresión corporal, etc.
- Permite que socialicen, e interactúen.
- Desarrolla los sentidos.
- Incide en los procesos, más que en el producto final.
- Inculca el amor a la belleza y la estética.
- Fortalece la identidad cultural, mediante el conocimiento de las expresiones artísticas del
pueblo.
Reconociendo que el arte contribuye en la formación integral de los alumnos mediante el
logro de competencias estético expresiva; desarrollando la imaginación creadora, con
fundamentos éticos y actitud estética, vivencia procesos estéticos expresivos para aprender a
comunicar y apreciar desde los lenguajes artísticos, se hace imprescindible que los docentes de
inicial, primaria y secundaria asuman una actitud responsable y comprometida hacia el arte,
seleccionando y ejecutando actividades artísticas que conducidas con estrategias metodológicas
adecuadas, logren los objetivos que como fin último tiene el arte, es decir la expresión libre,
espontánea y natural que se logra en el proceso, y no como aún se concibe, es decir el énfasis
en el producto que es el objetivo de las bellas artes.
Para lograr una escuela eficiente, que responda a los retos que día a día van surgiendo
como producto del saber humano, es necesario apostar por una educación que incorpore dentro
de sus fines y propósitos, el desarrollo de la creatividad en los estudiantes y el arte es una de las
máximas expresiones a través de las cuales se manifiesta el espíritu creador e innovador de toda
persona.

BIBLIOGRAFIA
Hauser L y Schlosberg J. (2000) Enseña a tu hijo a ser creativo. Barcelona: Ed. Paidos
Ibérica.
Rodríguez Estrada M. (2005) Creatividad en la educación escolar. (7ma reimp ). México:
Creatividad siglo XXI.
Morante Gamarra P. (2009) Encantando. Talleres de Animación musical., Lambayeque.
Fondo Edit. FACHSE.
Pantigoso M. (1994) Educación por el arte. INC. Lima.
Parra Duque D. (2003) Creativamente. Colombia: Norma.
Waisburd G. y Erdmenger E. (2008) El poder de la música. México. Edit. Trillas