Sie sind auf Seite 1von 13

Universidad de San Carlos de Guatemala

Facultad de Humanidades
Sede Teculután

E209.2 Derechos Humanos III


Licda. Ana Elizabeth Chacón

SUSPENSIÓN DE GARANTÍAS INDIVIDUALES

Grupo No. 4

Nombre Carné
Ramírez Salazar, Irma Liseth 201614232
García López, Iris Eloiza 201614224
García Gregorio, Madelin Rodvelí 201614235

Teculután, 24 de agosto de 2,019


Índice
i

Introducción
Derechos Humanos III 1
Suspensión de Garantías Individuales

S uspensión de garantías
individuales
El tema de la suspensión de garantías individuales se refiere a la suspensión de
derechos, aclarando que esta puede referirse a la derogación general y temporal
de las garantías individuales en casos por situaciones de emergencia, o a la
restricción particular y transitoria de los derechos del ciudadano por el
incumpliendo de las correlativas obligaciones ciudadanas o por infracción de algún
ordenamiento legal.

La suspensión de garantías podía comprender a todas con excepción de las que


aseguran la vida del hombre.

Desde el año 2004, el Estado de Guatemala ha decretado estados de excepción


justificándose en el incremento de actividades vinculadas al crimen organizado,
eventos naturales y al descontento social, pero siempre bajo las condiciones de la
Ley de Orden Público, la cual no se ajusta al proceso de consolidación de la Paz.

Por regla general, el Estado debe cumplir con las obligaciones de respetar y
garantizar los derechos humanos reconocidos tanto en la Constitución como en
tratados internacionales ratificados. Únicamente en situaciones de crisis
extraordinarias y muy graves, siempre y cuando se llene estrictamente la totalidad
de los requerimientos establecidos por los estándares internacionales, el Estado
tiene la facultad de suspender algunas de sus obligaciones en materia de
derechos humanos. Esto se conoce como estados de excepción.

Los estados de excepción constituyen mecanismos a los que el Estado debe


recurrir en última instancia para lograr el restablecimiento a un estado de
normalidad, que asegure el pleno respeto de todas las obligaciones asumidas
internacionalmente.

Las medidas que adopte el Estado para enfrentar situaciones de crisis grave que
pueden eventualmente surgir en la vida del país, deben ser herramientas para
Derechos Humanos III 2
Suspensión de Garantías Individuales

salvaguardar la vigencia de los derechos humanos y el Estado de Derecho. Estas


medidas deben ser las estrictamente necesarias y proporcionales a la situación.

Causas por las que pueden suspenderse los derechos.

La suspensión temporal de la plena vigencia de los derechos y libertades


contemplados en la Constitución se puede producir por las causas que determine
el ordenamiento jurídico de cada país. En el caso guatemalteco dichas causas son
las siguientes:

1. Invasión del territorio nacional. Aquí la justificación de la suspensión estriba


eminentemente en aspectos estratégicos de defensa del suelo patrio.

2. Perturbación grave de la paz y actividades contra la seguridad del Estado. Lo


peculiarmente difícil es determinar que hechos pueden caber dentro del supuesto
de la norma.

3. Calamidad pública. Puede ser definida como la desgracia o infortunio que


alcanza a muchas personas. Entiéndase, terremoto, inundaciones, incendios,
sequía, epidemias. Estos hechos objetivos y evidentes producen consecuencias
jurídicas.
Derechos Humanos III 3
Suspensión de Garantías Individuales

Acciones que conllevan a faltar a las obligaciones ciudadanas, mismas que


producen la suspensión de ciertos derechos.

No se encuentra vigente la pena de muerte.


El 13 de septiembre de 1996 se ejecutaban a las
últimas dos personas por medio del fusilamiento, un
Derecha a la vida
hecho muy mediático que motivó la reforma de la
aplicación de la pena de muerte, cambiándola por la
inyección letal.
Derechos a la Si alguna persona comete algún delito y el juez dicta

libertad una sentencia, este deberá ser encarcelado.

Si una persona ha cometido una falta y tiene una


Derecho a la
orden de captura en lugar de ser protegido, será
seguridad
perseguido.
Derecho a la
Termina el momento de fallecer
personalidad
Si llega a algún acuerdo con alguna institución y
Derecho de
pone a disposición algún bien material y no cumple
propiedad y
con lo prometido, la propiedad pasará a manos de la
posesión institución con quien haya firmado acuerdo.
El derecho al voto si no es originario del lugar,
cambia de residencia o no ha realizado el trámite
requerido. No podrá ser válido.

Derechos políticos La Ley Electoral y de Partidos Políticos, en su


artículo 4, inciso a), que se refiere a la suspensión
de los derechos ciudadanos, indica que estos se
pierden “por sentencia condenatoria firme, dictada
en proceso penal”.
Derechos Humanos III 4
Suspensión de Garantías Individuales

Dependiendo de la calificación que hace el ejecutivo sobre el hecho, el


presidente cuenta con cuatro opciones:

Son los siguientes estados.

1. Estado de prevención;

2. Estado de alarma;

3. Estado de calamidad pública; y

4. Estado de sitio.

-Estado de prevención. Sus efectos


deben limitarse a constituir advertencia
o aviso que induzca a detener aquellos
actos ilícitos con los que se pretenda
poner en riesgo la estabilidad social e
institucional, que el poder público
pudiera haber advertido por medio de
sus mecanismos de seguridad. De
conformidad con el artículo 8 de la Ley de Orden Público, entre las medidas que
puede adoptar el Organismo Ejecutivo figuran la militarización de los servicios
públicos, fijar las condiciones bajo las que se pueden ejercer los derechos de
huelga o paro, o prohibirlos o impedirlos cuando tengan finalidades políticas;
limitar la celebración de reuniones al aire libre o manifestaciones públicas; disolver
por la fuerza toda reunión, grupo o manifestación pública que se llevaren a cabo
sin la debida autorización; y exigir a los órganos de publicidad o difusión que
eviten todas aquellas publicaciones que a juicio de la autoridad contribuyan o
inciten a la alteración del orden público.
Derechos Humanos III 5
Suspensión de Garantías Individuales

-Estado de alarma. Es indicativo de una


situación oficialmente declarada de grave
inquietud para el orden público. En
consonancia, otorga facultades anticipadas
de acción al poder público para evitar la
crisis detectada, objetivada ya por
alteraciones del orden público proclives a
perturbar el desenvolvimiento normal de las actividades de la sociedad, a fin de no
acudir a declaraciones de estados que impliquen mayor gravedad. El decreto que
declara el estado de alarma debe señalar si todo o parte del territorio nacional es
afectado por el mismo, y puede restringir alguna o todas las garantías señaladas
en el artículo 138 de la Constitución Política de la República. Además el
presidente podrá intervenir el funcionamiento de los servicios públicos y de las
empresas privadas que los presten, para asegurar la prestación de los mismos;
obligar a cualquier persona a que resida en determinado lugar; a que permanezca
en su residencia o que se presente ante la autoridad en los días y horas que se le
señalen; cancelar o suspender las licencias para la portación de armas; centralizar
las informaciones relativas a la emergencia; y prohibir y suspender las reuniones,
huelgas o paros.

-Estado de calamidad. Este se refiere a la


desgracia o infortunio que alcanza a
muchas personas. Estados de conmoción
interna o emergencia social y/o económica,
señalando que se aplican especialmente a
las producidas por hechos de la naturaleza
generalmente imprevisibles, en las que es necesario que el Estado amplíe sus
facultades a efecto de proteger a grupos sociales carentes de medios para hacer
frente a desastres de esa índole. En este contexto, el Código Penal enuncia en su
artículo 27 numeral 5º, como hechos calamitosos los siguientes: ciclón, terremoto,
inundación, naufragio, incendio, descarrilamiento, accidente de tránsito de
cualquier clase, explosión, alteración del orden público o cualesquier otro estrago.
Derechos Humanos III 6
Suspensión de Garantías Individuales

Puede ser decretado por el Organismo Ejecutivo para evitar en lo posible los
daños de cualquier calamidad que azote al país o a determinada región, así como
para evitar o reducir sus efectos. Entre las medidas que puede tomar el
Organismo Ejecutivo están: centralizar en la entidad o dependencia que se señale
en el decreto todos los servicios públicos, estatales o privados, en la forma y
circunstancias que el estado de calamidad lo requiera; limitar el derecho de libre
locomoción; exigir de los particulares el auxilio o cooperación que sean
indispensables para el mejor control de la situación en la zona afectada; impedir
concentraciones de personas y prohibir y suspender espectáculos públicos y
cualquier clase de reunión; establecer precios máximos o mínimos para los
artículos de primera necesidad y evitar su acaparamiento; ordenar la evacuación
de los habitantes de las regiones afectadas o que estén en peligro.

-El estado de sitio. Puede definírsele como la defensa constitucional ante los
actos de fuerza que, procedentes del exterior o del interior del país, amenacen la
integridad o independencia de la nación o su orden constitucional.

La Ley de Orden Público faculta al ejecutivo a decretar el estado de sitio con


motivo de actividades terroristas, sediciosas o de rebelión que pretendan cambiar
por medios violentos las instituciones públicas. Es un recurso extraordinario que
habilita a la par que limita la máxima concentración de poder; es, en fin, frente a
otras formulaciones excepcionales, una comisión condicionada para enfrentar una
circunstancia anormal sin abjurar de la fuerza coactiva del Derecho. La
declaración del estado de sitio supone una profunda crisis del Estado.
Derechos Humanos III 7
Suspensión de Garantías Individuales

Obligaciones del Estado que no pueden ser suspendidas durante estados de


excepción

Tanto el PIDCP (Art. 4.2) como la CADH (Art. 27.2) establecen una serie de
obligaciones que los Estados bajo ninguna circunstancia pueden suspender en un
estado de excepción. La declaración de un estado de excepción no autoriza la
suspensión de:

 Derecho a la vida (Art. 6 PIDCP; Art. 4 CADH);


 Derecho a la integridad personal (Art. 7 PIDCP; Art. 5 CADH);
 Prohibición de la esclavitud y servidumbre (Art. 8, párrafos 1 y 2 PIDCP; Art.
6 CADH);
 Prohibición de ser encarcelado por incumplimiento de una obligación
contractual (Art. 11 PIDCP); principio de legalidad (Art. 15 PIDCP; Art. 9
CADH);
 Derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica (Art. 16 PIDCP; Art. 3
CADH);
 Derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión (Art. 18 PIDCP;
Art. 12 CADH); protección a la familia (Art. 17 CADH);
 Derecho al nombre (Art. 18 CADH); derechos del niño (Art. 19 CADH);
 Derecho a la nacionalidad (Art. 20 CADH);
 Derechos políticos (Art. 23 CADH).
ii

Conclusiones
iii

Recomendaciones
iv

Referencias bibliográficas