Sie sind auf Seite 1von 6

UNIVERSIDAD FERMIN TORO

VICE-RECTORADO ACADEMICO
FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS
ESCUELA DE DERECHO

ANALISIS
Autora:
Maria Pia Bellinazzo
C.I:14.938.488
Saia b
El presente informe tiene por finalidad brindar una opinión informativa
por parte de la presente autora, el materia que se ha utilizado para
estas opiniones son un conjuntos de sentencias, que nos fueron
proporcionadas con el objeto de entender cada una de ellas. En el
primer expediente 2017-000352 de la sentencia 811 donde se
fundamenta que la ciudad Karina interpone un recurso ante la sala de
casación civil ya que considera que Donde en la cual se sustenta que
la ciudadana Karina loudres romero salinas interpone ante el tribunal
supremo de justicia específicamente en la sala de casación civil un
recurso en defensa de los derechos las cuales se consideran
vulnerados, en la cual el objeto de dicho recurso era la resolución de
un conflicto de un contrato de arrendamiento por un inmueble que se
encuentra destinado a vivienda el desalojo y el pago de los canos
vencido a la fecha del 21 de diciembre del año 2016.
El cual la demanda anteriormente mencionada fue declarada con lugar
y se ordena la entrega del inmueble la presente parte al ego en el
proceso que se ha omitido formas sustanciales de los actos las cuales
violenta el derecho a la defensa consagrado en el artículo 49 de la
constitución de la república bolivariana, ya que la decisión que fue
emitida no fue sustentada de acuerdo a los elementos probatorios que
se aportaron dentro del procedimiento; tomando en cuenta esto
podemos establecer que el razonamiento lógico y de máxima de
experiencia de experiencia se encontraba distorsionado.
Porque se alego que en la contestación que lo demandaba no por la
celebración de un contrato verbal de arrendamiento sino que se
convino en pagos fraccionados de un inmueble, ya que esté ocupado
para el momento en el que el demandante le hace la oferta
por el estar en el inmueble abandonado por la parte contratante,
igualmente se manifiesta que se debió aplicar para la resolución de la
controversia lo dispuesto en el artículo 395 por otra parte se debió
valorar en este llamamiento las pruebas en el A-quo, qué inanición de
manera ordenada las diligencias probatorias como la evacuación de
los testigos que fueron promovidas para comprobar la existencia del
hecho y el lugar donde se celebró el convenio de la venta que se
alegó. cabe destacar que se debió aplicar lo dispuesto en los artículos
772 y 773 a los hechos que se probaron, se denunció la infracción de
la norma jurídica que regula la que se estableció para la elaboración
de los hechos y de las pruebas, para resolver la controversia y
emanada los errores judiciales y el derecho a la defensa que se
encontró lesionado. Ahora bien la presente sala resalta que su criterio
debe destacar la relevancia de la formalidad del recurso de casación
que ratifica la naturaleza jurídica del mismo como un recurso
extraordinario que exige su fundamentación que se realiza bajo los
motivos que están de manera taxativa en la ley las cuales deben
cumplir con lo dispuesto en el artículo 317 es por ello que ha
comunicado la relevancia de cumplir con la formalidad del recurso
ya que este radica en la naturaleza jurídica del mismo lo cual exige su
fundamentación según lo dispuesto en la ley.
Cuál A falta de alguna de ellas formalidades se deriva en el
cumplimiento de las condiciones del recurso para declararse permitido,
ningún argumento dirigido a evidenciar un vicio real por defecto de la
actividad o infracción de la ley permitirá a la jurisdicción civil suprema
Establecer qué ocurrencia en alguna infracción por lo que la nulidad de
la sentencia
dándose de forma total a la ausencia de la claridad y precisión en lo
que se pretendió. Ya que quedó demostrado que el escrito buscaba el
derecho a la defensa por cuanto a que los jueces no decidieron sobre
las bases de las pruebas que fueron proporcionadas en el
proceso finalmente la sala declara la perención por falta absoluta de
técnica en la formalización al momento de interponer el recurso de
casación anunciado que la demandada Karina loudres romero salinas,
contra la sentencia dictada el 23 de febrero del 2017 porque el juzgado
superior segundo en lo civil mercantil y tránsito de la circunscripción
del estado zulia. Siguiendo el mismo orden de ideas, procedemos a
hacer el análisis de la sentencia 510 del 2017 expediente 000124, en
donde el tema principal es la ejecución de una fianza que se intenta a
una sociedad mercantil Marshall y asociados compañía anónima
representada jurídicamente por el abogada vitina ardizzone saladino y
fabio volpe León,contra la sociedad de comercio aseguradora nacional
unida uniseguros que se encuentran representadas jurídicamente por
los abogados José Araujo Parra y Carlos Eduardo chacín giffuni,en
donde se declara con lugar la ejecución ejercida por la empresa
Marshall y asociados compañía anónima contra la empresa
aseguradora anteriormente mencionada condenado a la aseguradora
a pagar las cantidades de dinero por el concepto de fianza fiel al
cumplimiento de fianza laboral entre otros, por otro lado cabe destacar
que el abogado José Araujo Parra en su condición de representante
legal de la empresa interpuso un recurso de casación el cual fue
admitido y oportunamente formalizado concluida la sustanciación lo
cual la sala procede a decidir sin embargo hay un punto previo la cual
la parte contraria en su escrito de impugnación expresa la solicitud a la
sala de casación civil que se pronuncie sobre la perención del recurso
ya que indicó formalmente y precisa la decisión cual recurre puesto
que la sentencia que se pretende recurrir fue emanada de un juzgado
superior cuarto en lo civil, mercantil y tránsito que se encuentra en la
circunscripción judicial metropolitana de la ciudad de Caracas la cual
fue dictada el 4 de febrero del 2015 que consta en autos de este
expediente y que según sentencia recurrida era la número 13955 todo
lo que sí obvio por el formalizante puesto qué erróneamente indicó que
la sentencia que fue dictada por el tribunal superior del estado
Miranda es decir por un tribunal que se encuentra fuera de la
circunscripción lo cual indubitablemente acarrea a la perención del
recurso antes señalado la sala en el mismo acto constituye un error
material cometido por el apoderado judicial de la parte accionante, sin
embargo por el error cometido la jurisdicción. El formalizante denuncia
que el juzgador de alzada incurrió en el primer caso un falso supuesto
que llevó a la infracción de la falta de aplicación de los artículos 12 y
331, 1359 y 1363 del código civil el cual alegó al respecto lo siguiente
el comisionado general de la policía de seguro fue aprobado por la
superintendencia aseguradora y que conforma un instrumento público
administrativo el cual establece claramente en su artículo 5 el lapso de
la caducidad contractual donde transcurrido el período de un año de
qué ocurrió el hecho del lugar a reclamación cubierta por la fianza
siempre que el mismo haya sido conocido por el acreedor sin que
hubiere impulsado la correspondiente demanda ante el tribunal
competente caducará todos los derechos y acciones frente a la
compañía. Tomando en cuenta esto el tribunal al momento de
sentenciar tomo como improcedente la declaración en el primer caso
de falsedad del supuesto la cual la sala decir declarar sin lugar el
recurso de casación por la demanda de la sentencia dictada por el
juzgado superior cuarto en lo civil, mercantil y del tránsito de la
circunscripción del area metropolitana de Caracas el 4 de febrero del
2015 y se condenó las costas del recurso interpuesto a la acción
según lo conforme a la ley; a su vez se ordenó su publicación en
gaceta oficial y la reseña en el sitio web del tribunal supremo de
justicia dentro del marco de ideas que resulta como material relevante
para formular los criterios y análisis de otras materiales.