Sie sind auf Seite 1von 10

Proporción de densidad de sutura medio-palatina: un nuevo

predictor de la respuesta esquelética a la expansión rápida


del maxilar

La expansión rápida del maxilar (RME) es un procedimiento comúnmente utilizado


para corregir una constricción transversal del arco maxilar1,2. Las fuerzas
pesadas generadas por el expansor se transmiten a través de los dientes hacia los
huesos maxilares y están destinados a abrir la sutura del paladar intermedio
separando las hemimaxilas; esto lleva a la posterior deposición ósea. Estos
efectos se consideran expansión esquelética y, en la mayoría de los casos, se
desea que sean los únicos efectos de la aplicación de la fuerza.
Sin embargo, la inclinación dental y la flexión del proceso alveolar, que se
consideran expansión dentoalveolar, ocurren también2-4 y se ha informado que
representan entre el 39% y el 49% y entre el 6% y el 13% de la expansión total,
respectivamente.5-7 La expansión dentoalveolar a menudo no es deseada, ya que
la inclinación dental puede llevar a la pérdida del nivel de inserción periodontal, 8,9
fenestraciones del hueso cortical bucal 10 y la resorción de la raíz dental.11 Por
estas razones, los objetivos de RME son típicamente maximizar la expansión
esquelética y para minimizar la expansión dentoalveolar.
El cierre de las suturas craneofaciales, especialmente la sutura medio-palatina,
hace eventualmente imposible la expansión esquelética por RME convencional, 4
que requiere una expansión maxilar asistida quirúrgicamente12. El abordaje
quirúrgico puede incluir una ampliación intraoperatoria del maxilar a través de una
osteotomía LeFort de múltiples segmentos o RME asistida quirúrgicamente10. , 13
Ambos procedimientos son invasivos, costosos y están asociados con riesgos
quirúrgicos.10,14
Para ayudar con la decisión clínica de si la corrección de una discrepancia
transversal debe intentarse con RME convencional o si es necesaria la expansión
asistida quirúrgicamente, se han propuesto indicadores de la maduración de la
sutura medio-palatina. Estos indicadores incluyen morfología sutural evaluada en
radiografías oclusales, indicadores de madurez esquelética en radiografías mano-
muñeca, indicadores de maduración de la vértebra cervical (CVM) en
cefalogramas laterales y una clasificación en 5 etapas recientemente sugerida
para la maduración de sutura medio-palatina. Hasta ahora, sin embargo, ninguno
de estos indicadores ha sido validado para predecir la cantidad de expansión
esquelética lograda con RME. Una forma confiable de predecir la respuesta
esquelética y dentoalveolar del paciente a RME antes del tratamiento agregaría un
nuevo parámetro para el éxito del tratamiento ortodóncico. Por ejemplo, predecir la
respuesta permitiría a un adolescente con el cierre temprano de la sutura para
evitar los posibles efectos secundarios negativos de RME convencional. Por el
contrario, en un adulto joven con cierre tardío de la sutura, se puede evitar la RME
asistida quirúrgicamente en lugar de la RME convencional, lo que evitaría el costo
adicional y los riesgos del procedimiento quirúrgico.
En la última década, el uso de la tomografía computarizada con haz cónico
(CBCT) en la práctica clínica ha aumentado como consecuencia de sus ventajas
diagnósticas sobre las imágenes bidimensionales tradicionales para la
planificación del tratamiento ortodóncico. Con CBCT, es posible visualizar la sutura
medio-palatina in vivo sin superposición de estructuras anatómicas, lo que puede
permitir el desarrollo de una evaluación cualitativa o cuantitativa de la maduración
de la sutura medio-palatina para ayudar a decidir si la expansión maxilar
convencional o asistida quirúrgicamente es más apropiada.
El objetivo principal de este estudio fue probar si una nueva medida de
maduración de sutura medio-palatina, la relación de la densidad de la sutura
medio-palatina, obtenida de una imagen CBCT pretratamiento, puede utilizarse
como un predictor válido de la cantidad de respuesta esquelética al tratamiento de
RME. Un objetivo secundario y subsidiario fue evaluar las correlaciones de la
cantidad de respuesta esquelética al tratamiento de RME con la relación de
densidad de sutura medio-palatina, edad cronológica, CVM y etapa de maduración
de sutura medio-palatina para determinar la utilidad clínica relativa de cada posible
predictor.

MATERIAL Y MÉTODOS
El protocolo de investigación que incluye el uso de escaneos CBCT existentes fue
aprobado por la Junta de Revisión Institucional de la Universidad de Minnesota
(número de estudio 1402M48043). Un total de 30 pacientes (13 niños, 17 niñas,
edades, 12.9 ± 2.1 años) que tenían RME como parte de un tratamiento integral
de ortodoncia en la Escuela de Odontología de la Universidad de Minnesota se
incluyeron en este estudio de cohorte retrospectivo. Los pacientes fueron
excluidos si tenían antecedentes de enfermedad periodontal, tratamiento de
ortodoncia previo, malformaciones congénitas o un período de tiempo superior a 6
meses entre el examen CBCT previo al tratamiento y el comienzo del tratamiento.
En cada paciente, RME se llevó a cabo utilizando un expansor de tipo Hyrax, que
transmitía la fuerza a los primeros molares y al primer y segundo premolares o,
cuando correspondía, a los molares caducos. La cantidad prescrita de expansión
se determinó antes del tratamiento a partir de las mediciones tomadas en moldes
digitales y se recalcularon en base a las mediciones intraorales tomadas en la
primera cita de control de RME de cada paciente. Se les pidió a los pacientes que
activaran el expansor una vez al día, para una expansión de 0.25 mm por día,
hasta la corrección adecuada de los dientes dentales.
el ancho del arco, es decir, la cantidad predeterminada de expansión, se logró
según lo determinado por el juicio clínico del médico tratante. Los pacientes que
no cumplieron con las instrucciones o que tuvieron dificultades para activar el
expansor fueron excluidos del estudio. Después de completar la activación, el
expansor se mantuvo pasivamente en su lugar durante un promedio de 15
semanas. Después de este período de retención posterior a la expansión, se
eliminó el expansor y se colocaron dispositivos edgewise preajustados para
completar el tratamiento de ortodoncia completo. Un resumen descriptivo de las
variables de tratamiento se proporciona en la Tabla I.
Full-field-of-view (17 X 23 cm) CBCT scans se obtuvieron antes (T1) y después
(T2) tratamiento ortodóncico integral utilizando una unidad i-CAT Next Generation
(Imaging Sciences International, Hatfield, Pa) a 120 kV y 18,54 mAs, con un
tiempo de barrido pulsado de 8.9 segundos como parte de los registros de
diagnóstico para el tratamiento de ortodoncia completo según el protocolo utilizado
en la División de Ortodoncia de la Universidad de Minnesota. Los datos de
escaneo se reconstruyeron con un tamaño de vóxel de 0.3 mm 3. Las
exploraciones CBCT obtenidas en T1 y T2 se les asignaron identificadores
numéricos aleatorios para lograr el cegamiento al sujeto y al punto de tiempo
durante la recopilación y análisis de datos.
La recolección de datos se realizó utilizando volúmenes de imágenes digitales y
comunicaciones en medicina (DICOM).Cada volumen de DICOM se orientó
primero con una vista lateral translúcida para lograr la superposición de los bordes
orbitarios inferiores izquierdo y derecho y los procesos cigomáticos del maxilar
(Fig. 1). Luego se usaron vistas laterales sólidas derecha e izquierda para orientar
la horizontal de Frankfort paralela a la horizontal verdadera.
Para cuantificar los efectos esqueléticos de RME, se realizaron mediciones
lineales entre estructuras esqueléticas bilaterales en cortes de las imágenes T1 y
T2 utilizando el software Dolphin Imaging (versión 11.7; Dolphin Imaging &
Management Solutions, Chatsworth, California). Todas las mediciones fueron
hechas por 1 examinador (C.E.L.) y se repitieron después de un período de lavado
de 6 semanas para 10 sujetos elegidos al azar para evaluar la fiabilidad del
intraexaminador. Las mediciones lineales incluyeron la distancia entre los
forámenes palatinos mayores, que se midió entre los márgenes laterales de los
agujeros en un corte axial a través del centro del paladar duro; el ancho máximo
de la cavidad nasal, que se midió en un corte coronal a través del centro del
agujero incisivo; y la distancia entre los forámenes infraorbitales, que se midió
entre los márgenes laterales de los agujeros en un corte axial (Fig. 2).

La distancia entre los orificios palatinos mayores se seleccionó porque permite la


medición de la expansión esquelética en el paladar duro posterior, y el foramen
palatino mayor es un punto de referencia fácilmente identificable y reproducible.
. Se seleccionó el ancho máximo de la cavidad nasal y la distancia entre los
orificios infraorbitales porque las paredes nasales y los agujeros infraorbitales son
puntos de referencias esquelético ascendentes reproducibles y se han informado
que los efectos del RME son piramidales. Los puntos de referencia para las
mediciones esqueléticas se eligieron lingualmente o apicalmente. a la dentición
para asegurarse de que no se vean afectados por el tratamiento con aparatos
preajustados edgewise . Para tener en cuenta la cantidad individualizada de
expansión, cada distancia se convirtió en una proporción de la expansión prescrita
al dividir la diferencia en distancias entre T1 y T2 por la cantidad de expansión
prescrita (Tabla II).
Para determinar la relación de densidad de sutura medio-palatina, las imágenes
T1 se orientaron hacia el plano palatino en las vistas sagital y frontal para producir
un corte axial a través del centro y paralelo al paladar duro (Fig. 3). Luego, se
realizaron mediciones de densidad de grises en cortes de 0,3 mm utilizando el
software Invivo5 (versión 5.5.2, Anatomage, San Jose, California). El software
Invivo5 asigna a cada vóxel un valor de densidad de grises en una escala
específica para la máquina y la configuración de exposición. Los valores medios
de densidad de grises se determinaron para las regiones definidas de la sutura
(GDs), paladar blando (GDsp) y el proceso palatino del maxilar (GDppm) (Fig. 4).
La región definida de la sutura siempre se determinó en la porción axial más
central a través del paladar duro. Los valores de densidad de gris promedio se
usaron para calcular la relación de densidad de sutura medio-palatina (DPSP)
mediante la siguiente ecuación.

MPSD ratio = GDs _ GDsp


GDppm _ GDsp

Esta relación varía de 0 a 1, con valores más bajos que indican que la región de la
sutura tiene una densidad más cercana al paladar blando y, por lo tanto, está
menos calcificada. Por el contrario, valores cercanos a 1 indican que la región de
sutura tiene una densidad más cercana al proceso palatino del maxilar y, por lo
tanto, está más altamente calcificada.
La etapa de CVM se evaluó en una radiografía cefalométrica extraída del volumen
T1 DICOM según lo descrito por Franchi et al. La etapa de maduración de sutura
medio-palatina se evaluó en el volumen DICOM T1 utilizando la clasificación en 5
etapas del desarrollo de sutura medio-palatina descrito por Angelieri et al.
ANÁLISIS ESTADÍSTICO
Las variables categóricas se describieron por el número y el porcentaje de sujetos
en cada categoría. Para las variables continuas, se calcularon los valores medios,
los valores medianas, las desviaciones estándar y los rangos. El análisis de
regresión lineal se utilizó para determinar las correlaciones entre las variables
independientes: edad, CVM, maduración de sutura medio-palatina y densidad de
sutura medio-palatina y las variables dependientes: mayor proporción de
forámenes palatinos (GPFp), proporción del ancho de la cavidad nasal (NWP) e
infraorbital proporción de forámenes (IOFp). El valor P de la pendiente se utilizó
para determinar si existía una correlación significativa. Se realizaron regresiones
lineales con ajustes para variables potencialmente confusas para evaluar si
afectaban el valor P. Las variables potencialmente confusas que se probaron
fueron sexo, edad al comienzo de RME, tiempo de retención y tiempo de
tratamiento total. Se calcularon los coeficientes de correlación de Pearson y los
coeficientes de determinación para cada relación. La confiabilidad del
intraexaminador se evaluó utilizando los coeficientes de correlación intraclase
(valores ICC) y los diagramas de Bland-Altman para las mediciones de densidad
lineal y gris para visualizar mejor los errores. Los análisis estadísticos se
realizaron utilizando el software SAS (versión 9.4, SAS Institute, Cary, NC). Los
valores de P de menos de 0.05 se consideraron estadísticamente significativos.
RESULTADOS
Los valores de ICC fueron superiores a 0,95 para todas las mediciones, lo que
indica una excelente fiabilidad intraexaminador. Las medidas lineales (distancia
entre los forámenes palatinos mayores, ancho máximo de la cavidad nasal y
distancia entre los orificios infraorbitales) tuvieron una CCI media de 0.988. Las
mediciones de valores de densidad de grises tenía una CPI media de 0.998. La
maduración CVM y la sutura medio-palatina tenían valores de ICC de 0.985 y
0.977, respectivamente. La comparación de Bland-Altman de mediciones lineales
en 2 puntos de tiempo arrojó una diferencia media de 0,02 mm con límites de
concordancia de -0,79 y 0,84 mm con una confianza del 95%; La comparación de
las mediciones del valor de densidad de grises en 2 puntos de tiempo arrojó una
diferencia media de -4,2 con límites de concordancia de -76,3 y 67,9 con una
confianza del 95% (figura 5).
Las distribuciones de las etapas de maduración CVM y medio-palatal de sutura se
muestran en la Tabla III. Los valores medios, las desviaciones estándar y los
rangos de las variables continuas independientes y dependientes medidas se
muestran en la Tabla IV.
En la Figura 6 se muestra la correlación entre la cantidad prescrita de expansión y
la expansión esquelética alcanzada al nivel de los forámenes palatinos mayores.
La gráfica de dispersión ejemplifica la variabilidad en la cantidad de expansión
esquelética lograda con RME.
En la Figura 7 se muestra una matriz de diagrama de dispersión de las medidas
de efecto esquelético proporcional (GPFp, NWp e IOFp) frente a la relación de
densidad de sutura medio-palatina, edad, CVM y etapa de maduración de la
sutura medio-palatina. Hubo una fuerte correlación lineal negativa (r = -0.79) entre
la relación de densidad de sutura medio-palatina y GPFp, así como una
correlación lineal negativa (r = -0.36) entre la relación de densidad de sutura
medio-palatina y tanto NWp como IOFp. La maduración de la edad, la CVM y la
sutura medio-palatina presentaban correlaciones lineales débiles con todas las
medidas del efecto esquelético (-0,25 <r <0).
Los coeficientes de determinación (R 2) para cada correlación se muestran en la
Tabla V. Mientras que el 62% de la variación en GPFp se explicó por la relación de
densidad de sutura medio-palatina, el 13% de las variaciones de ambos NWp e
IOFp se explicaron por la proporción de la densidad de la sutura medio-palatina.
Para cada relación, la hipótesis nula de que no hubo relación (pendiente = β1 = 0)
entre las variables fue probado. Los valores de P para estas pruebas se muestran
en la Tabla VI. Para las relaciones entre la relación de densidad de sutura medio-
palatina y tanto GPFp como IOFp, hubo correlaciones negativas estadísticamente
significativas (P <0.0001 y P = 0.0475, respectivamente).
Por lo tanto, las hipótesis nulas para estas variables fueron rechazadas. Las
hipótesis nulas no fueron rechazadas para las relaciones restantes. Las
asociaciones lineales con ajustes para variables potencialmente confusas-sexo,
edad en RME, tiempo de retención y tiempo total de tratamiento-no influyeron
significativamente en el valor de P de ninguna asociación evaluada.
La asociación lineal negativa estadísticamente significativa entre GPFp y la
relación de densidad de sutura medio-palatina (MPSD) puede representarse
mediante la siguiente ecuación de regresión lineal de mínimos cuadrados.

GPFp= - 0:60XMPSD ratio + 10:50

DISCUSION

La maduración esquelética desde la adolescencia hasta la adultez temprana


implica el cierre progresivo de la sutura del paladar medio, lo que provoca un
aumento de la impedancia y una disminución de la respuesta esquelética a la
RME, y una eventual falla para separar las hemimaxilas. Por lo tanto, una
evaluación personalizada de la etapa de maduración esquelética de un paciente
en el área de interés sería un importante predictor del éxito de RME. En este
estudio, determinamos si una nueva medición de la maduración de la sutura
medio-palatina, la relación de densidad de sutura medio-palatina, es un predictor
válido de la cantidad de respuesta esquelética al tratamiento de RME.
A diferencia de la edad cronológica, la CVM y la etapa de maduración de la sutura
medio-palatina, se encontró que la relación de densidad de sutura medio-palatina
tenía una correlación significativa con las medidas de la respuesta esquelética al
tratamiento con RME.
Se eligió un diseño de estudio retrospectivo para garantizar que los pacientes no
estuvieran expuestos a la radiación únicamente con fines de estudio. Como
consecuencia, hubo algunas limitaciones.
Primero, la muestra del estudio fue una muestra de conveniencia. Las
generalizaciones sobre la población total de esta muestra deben hacerse con la
debida precaución. Segundo, la cantidad de expansión se adaptó a cada paciente
y, por lo tanto, no estandarizada. Idealmente, cada paciente habría tenido la
misma cantidad de expansión porque la proporción de efectos dentoalveolares a
esqueléticos puede variar a diferentes magnitudes de RME. Aunque estandarizar
la cantidad de expansión no se consideró realista para corregir la presentación
clínica única de cada paciente, la cantidad de expansión se tuvo en cuenta al
informar las medidas del efecto esquelético como proporciones. Además, el
protocolo de activación se estandarizó para todos los sujetos. En tercer lugar, no
se registró la verdadera cantidad de expansión, solo la cantidad prescrita de
expansión; esto agregó el cumplimiento del paciente como un posible factor de
confusión. Sin embargo, como se indicó anteriormente, los pacientes que no
cumplían con los requisitos fueron excluidos de la muestra del estudio, y
finalmente se logró la cantidad predeterminada de expansión para todos los
pacientes.
La relación de densidad de sutura medio-palatina se determinó en las
exploraciones CBCT como una medida de la maduración de la sutura medio-
palatina.
En el período infantil, la sutura es un espacio amplio entre los huesos maxilares y
está lleno de tejido conectivo. Como este tejido no está calcificado y, por lo tanto,
radiotransparente, el área de sutura es equivalente en escala de grises al tejido
del paladar blando, y la relación de densidad de sutura medio-palatina es cercana
a 0. A medida que la maduración avanza a la etapa juvenil, las espículas óseas
comienzan a formarse en los márgenes de la sutura. Dando como resultado una
mezcla de tejido conjuntivo no calcificado y hueso calcificado. Como
consecuencia, la relación de densidad de sutura medio-palatina aumenta a lo largo
del proceso de maduración. En el período de la adolescencia, las espículas óseas
se vuelven cada vez más interdigitadas, y el área de la sutura se calcifica en un
grado similar al hueso cortical, lo que resulta en una relación de densidad de
sutura medio-palatina cerca de 1.
Con CBCT, no es posible comparar directamente el valor de densidad de grises de
1 escaneo con otro. A diferencia de las imágenes de tomografía computarizada
médica, donde -1000 unidades Hounsfield siempre indican aire y 0 unidades
Hounsfield siempre indican agua, los coeficientes de atenuación en las imágenes
CBCT no están estandarizados. Entre los escáneres CBCT, los valores dinámicos
de contraste y densidad de grises están influenciados por factores técnicos como
el endurecimiento del haz de rayos X, la radiación de dispersión y el efecto
relacionado con la discontinuidad de los datos de proyección. Sin embargo, según
Cassetta et al., Existe una relación lineal en las imágenes CBCT reconstruidas
entre los valores de densidad gris y los coeficientes de atenuación verdaderos. Si
esta ecuación se reorganiza y se conecta en el valor de la densidad de la sutura
medio-palatina, los parámetros afectados por la máquina y las condiciones se
cancelan, y solo se deja la relación de coeficientes de atenuación. De esto se
deduce que la relación de densidad de sutura medio-palatina es equivalente a una
relación de valores absolutos, lo que permite compararla entre diferentes
escáneres y condiciones de exploración. Este estudio no mostró la respuesta
esquelética maxilar piramidal a RME que otros han informado. La medición más
alta, IOFp, logró una mayor proporción media de expansión prescrita que las
mediciones más bajas GPFp y NWp. El patrón de expansión diferente
probablemente está relacionado con los diferentes momentos en los que se
midieron los efectos. Aunque medimos los efectos esqueléticos a largo plazo de
RME en un promedio de 28.7 meses después del inicio de la expansión, otros
autores han evaluado los efectos esqueléticos inmediatos de RME, ya sea
directamente después de la fase activa de RME o al retirar el expansor en
aproximadamente 3 semanas o 6 meses después, respectivamente. Se puede
argumentar que, tanto para los médicos como para los pacientes, los efectos a
largo plazo de la RME evaluados en este estudio son más relevantes que los
efectos inmediatos.
Sin embargo, los efectos a largo plazo también se ven más afectados por el
crecimiento y la remodelación. Se debe suponer que el crecimiento y la
remodelación del complejo nasomaxilar ocurrieron en nuestra población de estudio
durante el período posterior a la expansión de 28,7 meses. Durante el crecimiento
nasomaxilar, el maxilar se desplaza hacia adelante y hacia abajo en relación con
la base craneal anterior, y la deposición ósea ocurre en las suturas
circunmaxilares. Se ha informado que este desplazamiento ocurre alrededor de
45° con respecto a la base craneal anterior y a tasas promedio de 0.6 a 0.7 mm
por año. Al mismo tiempo, la reabsorción activa tiene lugar en la superficie del
maxilar superior, incluidos los bordes orbitales y los agujeros infraorbitales.
El efecto neto es el movimiento anterior, inferior y lateral de los agujeros
infraorbitales. Este proceso puede explicar el mayor aumento en el ancho
observado en los agujeros infraorbitales. La remodelación también ocurre en el
interior de la cavidad nasal que puede contribuir al aumento del ancho nasal. Por
el contrario, la remodelación del paladar duro se produce principalmente como la
resorción ósea en la superficie superior y la aposición en la superficie inferior que
causa el movimiento principalmente en la dimensión vertical. Esta remodelación se
combina con el crecimiento maxilar transversal, incluida la separación sutural de
las hemimaxilas, que es mayor en la parte posterior que en la anterior y se ha
informado que ocurre a tasas promedio de 0.12 a 0.48 mm por año. Se debe
suponer que este crecimiento sutural afectó el ancho maxilar a nivel del paladar
duro, donde se midió GPFp . La proporción de expansión esquelética que
medimos en el paladar duro, un promedio del 18% de la expansión prescrita, fue
generalmente menor que las proporciones informadas en otros lugares. Ballanti y
cols. Informaron en un estudio CBCT la apertura de la sutura medio-palatina del
26,6% en el punto medio entre las espinas nasales anterior y posterior. Utilizando
un enfoque similar, Podesser et al. Informaron la apertura de la sutura medio-
palatina como el 22.9% de la expansión total en una sección coronal a través del
primer molar maxilar, mientras que Weissheimer et al informaron el 36%. Sin
embargo, es virtualmente imposible comparar directamente los valores debido a
que se utilizaron puntos de referencia diferentes en cada estudio, y cada población
de estudio tenía una distribución por edades diferente. Aún más importante, los
valores informados en otra parte fueron efectos RME inmediatos, mientras que
evaluamos los efectos a largo plazo. Es razonable creer que a largo plazo las
proporciones informadas en otros lugares pueden disminuir cerca o incluso por
debajo de la proporción en nuestro estudio.
La relación de densidad de sutura medio-palatina tiene varias aplicaciones clínicas
potencialmente valiosas. La primera aplicación es determinar si la expansión
convencional o asistida quirúrgicamente está indicada en pacientes donde la
respuesta RME era previamente impredecible, como adolescentes y adultos
jóvenes. La segunda aplicación es estimar la proporción de efectos esqueléticos
antes de la expansión. Por ejemplo, para obtener una corrección esquelética
adecuada, los pacientes con una menor proporción de efectos esqueléticos
necesitarán una mayor expansión total, ya que mostrarán más inclinación de los
dientes de anclaje. La verticalidad de estos dientes típicamente conduce a la
pérdida parcial de la distancia intermolar aumentada. Por el contrario, los
pacientes con una mayor porción de efectos esqueléticos necesitarán menos
expansión para lograr la misma corrección esquelética porque los dientes de
anclaje se inclinan menos y pueden mantenerse cerca de su posición posterior a
la expansión inmediata. Estas aplicaciones de la relación de densidad de sutura
medio-palatina lo convierten en un poderoso parámetro de diagnóstico clínico que
ayudará a adaptar el tratamiento de RME para un tratamiento preciso y eficiente a
la vez que se minimizan los efectos no deseados.
Además de la relación de densidad de sutura medio-palatina, evaluamos otros
predictores potenciales sugeridos previamente de la respuesta esquelética al
tratamiento con RME, como la edad, la CVM y la etapa de maduración de la sutura
medio-palatina para determinar su utilidad clínica relativa. La edad cronológica no
se correlacionó significativamente con ninguna medida de la respuesta esquelética
al tratamiento con RME y, por lo tanto, no se puede considerar un predictor
clínicamente útil. Estos hallazgos corroboran las suposiciones previas de que,
debido a las grandes variaciones interindividuales, la edad no está bien asociada
con la maduración de la sutura medio-palatina.
De manera similar, CVM no tuvo una correlación significativa con ninguna medida
de respuesta esquelética al tratamiento con RME utilizado en este estudio. A
primera vista, esto parece contrastar con los hallazgos informados por Baccetti et
al, quienes encontraron que los cambios esqueléticos medidos en los
cefalogramas posteroanteriores son significativamente mayores en un grupo de
tratamiento temprano caracterizado por etapas CVM 1 a 3 que en un grupo de
tratamiento tardío caracterizado por Etapas CVM 4 a 6. Sin embargo, estas
agrupaciones de estadios CVM (CVM 1-3 vs 4-6) simplemente discriminan entre
los tiempos antes y después del pico en la madurez esquelética y tienen poco
valor predictivo para los cambios cuantitativos.
Finalmente, la etapa de maduración de la sutura medio-palatal propuesta por
Angelieri et al. No tuvo una correlación significativa con ninguna medida de la
respuesta esquelética al tratamiento con RME. Aunque este método de
clasificación por evaluación visual de la morfología sutural en CBCT se encontró
que es confiable, su utilidad para la evaluación individualizada de la morfología de
la sutura medio-palatina antes del RME parece ser limitada. Si se dispone de una
imagen CBCT pretratamiento, la determinación de la relación de densidad de
sutura medio-palatina debe preferirse porque es un predictor más válido de la
cantidad de respuesta esquelética al tratamiento con RME.
CONCLUSIONES
1. Los resultados sugieren que la relación de densidad de sutura medio-
palatina, una nueva medida de maduración de sutura medio-palatina, tiene
una correlación negativa significativa (r = -0,7877; P <0,05) con la cantidad
de expansión esquelética maxilar a largo plazo lograda a partir de RME en
el nivel del paladar.
2. La cantidad de respuesta esquelética a largo plazo a RME puede estimarse
en una imagen de CBCT de pretratamiento mediante la ecuación GPFp =
-0.60 x relación de densidad de sutura medio-palatina +0.50.
3. La relación de densidad de sutura medio-palatal tiene el potencial de
convertirse en un predictor clínico útil de la respuesta esquelética a RME y
ayuda en las decisiones clínicas sobre si la terapia con RME convencional
será un tratamiento exitoso. Además, la relación de densidad de sutura
medio-palatina resultó ser un predictor más útil que la edad cronológica, la
CVM o la etapa de maduración de sutura medio-palatina, que no tuvo
correlaciones significativas (rango r, -0.2209 a 0.0831; P> 0.05) a la
cantidad de largo a largo plazo la expansión esquelética.