Sie sind auf Seite 1von 2

ACCIÓN DE GRACIAS A MARÍA

(desde nuestras Constituciones)

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Te damos gracias
Porque eres la Madre de la Congregación
Porque por tu voluntad “se hizo la fundación”
Porque tú misma has unido a nuestros Fundadores
Para dar inicio a esta tan “prodigiosa obra”.

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Te damos gracias
Porque nos llevas al Corazón de tu Hijo Jesús
Porque nos obtienes entrada y permanencia en ese Corazón
“para vivir en él y reproducir sus sentimientos”.

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Te damos gracias
Porque eres Madre de Misericordia
Porque contigo aprendemos “la entrega incondicional al Señor”
Y el “amor maternal” a los hermanos que sufren.
Porque Contigo y como Tú
Compartimos el dolor de nuestros hermanos enfermos y lo ofrecemos a Dios
Para la salvación del mundo…

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús
Te damos gracias
Porque eres modelo de seguimiento de tu Hijo Jesús
Y nos enseñas a vivir en donación total a Dios
Y en amor gratuito a los hermanos
Porque vives en pobreza, en diligente disponibilidad y en apertura a Dios
Y nos estimulas a acoger con prontitud, humildad y confianza
Los planes de Dios sobre nosotras…

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Te damos gracias
Porque acoges la Palabra de Dios, meditándola en tu corazón,
Y eres modelo de nuestra vida de fe y de intimidad con Dios

HSC - XX CAPITULO GENERAL


Porque estás presente en nuestra comunidad e intercedes por nosotras,
Enseñándonos que el mejor culto a Dios es la oferta de nuestra vida.

María, Nuestra Madre


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Te damos gracias
Porque proteges y miras con agrado nuestra Congregación
Porque eres la primera hospitalaria
Acogiendo a Jesús en tu seno y acampándole hasta la cruz.
Porque nos conduces la fuente de agua viva
Que brota del Corazón de tu Hijo
Y nos revistes de entrañas de misericordia
Para llevar su amor maternal a la persona que sufre.
Te damos gracias
Porque nos enseñas a descubrir las necesidades de los demás
Y a responder eficazmente a ellas.

Te damos gracias, María


Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús…

Y te pedimos que acojas en tu corazón de Madre


A cada hermana hospitalaria, a cada una de nosotras
(decimos nuestros nombres)
Que acojas en tu corazón a cada enfermo.
A cada colaborador
A toda la Familia Hospitalaria
Y nos enseñes a permanecer contigo y como tu
Junto a la persona que sufre…

(Roma
Hermanas Hospitalarias)

HSC - XX CAPITULO GENERAL