Sie sind auf Seite 1von 13

Comunal Santiago

Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

Texto Guía
Introducción al Pensamiento Marxista

El presente texto forma parte del primer taller de formación organizado por la comisión de
formación del comunal Santiago, en el cual se tratará el tema del Marxismo. Este documento
busca complementar y servir de apoyo para la jornada de autoformación a realizarse el día 01
de diciembre de 2018.

En este texto se expondrá la teoría marxista generando un marco amplio que permita
entender la generalidad de la forma de analizar la realidad desde el punto de vista de Marx, el
cual se profundizara a través de 3 elementos que se tomarán como núcleo doctrinal de la
misma. Estos temas serán:

• Crítica a la economía capitalista.


• Concepto de lucha de clases.
• Horizonte comunista.

Cabe mencionar que el presente texto se orienta casi exclusivamente al marxismo desarrollado
por Marx, y no a aquellas reflexiones desarrolladas ante las interpretaciones realizadas por
distintos intelectuales basados o inspirados en la obra de Marx.

1. Generalidades sobre el materialismo histórico y materialismo dialéctico.

En este punto se desarrollarán de manera concisa las características generales del


materialismo histórico y dialéctico, fundamentales para entender la obra y pensamiento de
Marx, con el fin de facilitar el estudio de la teoría marxista.

Uno puede decir que existen dos tendencias principales de la filosofía: 1) el idealismo,
proveniente de las ideas de Platón según el cual todas las cosas del mundo material son
apenas “sombras de las ideas, las cuales son eternas, mientras que las cosas son transitorias, y
2) el materialismo, donde Demócrito y Aristóteles son dos de sus primeros exponentes, y para
los cuales, a diferencia de la tendencia idealista, los sentidos eran la única fuente de la verdad.
En otras palabras, el idealismo parte del supuesto de una realidad metafísica, incognoscible
mediante los sentidos, mientras que el materialismo plantea que no existe nada más allá de los
fenómenos, por lo cual busca la explicación científica de los mismos.

En este sentido uno puede decir que el materialismo histórico es una doctrina marxista sobre
el desarrollo de la sociedad humana, que plantea que el modo de producción de cada sociedad
(determinado por el desarrollo de sus fuerzas productivas), determina el desarrollo de la vida
social, política y espiritual, y, en consecuencia, condiciona el paso de un orden social a otro.

Por otro lado, la dialéctica parte siendo en la antigua Grecia la forma en que, a través del
descubrimiento de las contradicciones se logra conocer la verdad. Sin embargo, con el paso del
tiempo, la dialéctica pasó a ser una teoría sobre la evolución en que los fenómenos se
encuentran en un movimiento permanente. En este sentido considera al desarrollo de la
naturaleza como el resultado del enfrentamiento entre las contradicciones que existen en ella.

De esta manera podemos decir que el materialismo dialéctico es una doctrina filosófica
formulada por Marx y Engels que, por un lado, interpreta los fenómenos de un modo
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

“materialista” y que enfrenta estudia y comprende los fenómenos naturales de manera


“dialéctica”, convirtiéndose así en una forma de interpretación científica del mundo, opuesta
al idealismo.

2. Critica a la economía capitalista.

En este punto se introducirán algunos conceptos básicos que permitan realizar un primer
acercamiento al trabajo de Marx y su forma de analizar la realidad. En particular, se tratará
uno de los elementos centrales y con mayor presencia en los textos de Marx, relacionados con
la crítica que este realiza a la economía capitalista.

a. El proceso de trabajo.

Alrededor de nuestro mundo se encuentran distribuidas distintas fuentes de riquezas: tierras


fértiles, yacimientos minerales, ríos y causes de agua, etc. Sin embargo, estas riquezas de poco
sirven sin la intervención del ser humano que, a través del trabajo, logra hacerse con estas
riquezas. Para explicar de mejor manera aquellos elementos que intervienen en el trabajo
haremos referencia al caso simplificado de un mueblista que se dedica a hacer sillas de
madera:

Resulta intuitivo que para hacer sillas el


trabajador debe tomar la madera y
cortarla según las dimensiones
necesarias en su taller. Posteriormente
las piezas se deben lijar, barnizar, pegar
y clavar según corresponda. Además,
será necesario que el taller cuente con
electricidad para hacer funcionar las
máquinas e iluminar la zona de trabajo.
Figura 1

En el ejemplo anterior es fácil ver que al trabajar el mueblista “transforma” la madera, los
clavos, el barniz, entre otros, hasta que se realiza la silla. Estos objetos que son modificados
serán las materias primas. Las materias primas son a su vez modificados utilizando medios de
trabajo, que consisten en cosas que directa (martillo, brocha, lija) o indirectamente (taller, luz
eléctrica, calefacción) permiten la elaboración del producto final. A todos estos objetos
materiales que intervienen en el proceso de trabajo se les conoce como medios de
producción.

Finalmente, será la fuerza de trabajo ejercida por el trabajador la que, utilizando los medios de
trabajo, modifica las materias primas para generar un producto (silla).

b. Características del pensamiento económico de Marx.

Como primera aproximación de lo que entenderemos como “lo económico” diremos que es
aquello que esté relacionado con “el problema de la búsqueda de recursos”. La mayor parte de
los textos de Marx que han sido publicados corresponden precisamente a reflexiones sobre
economía.
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

La economía que tradicionalmente conocemos, asociada por ejemplo a la educación que se


imparte mayoritariamente en las facultades de economía, y cuyo objetivo está relacionado con
la administración de negocios, la llamaremos economía científica. Sin embargo, el trabajo de
Marx se encuentra dentro de lo que llamaremos economía política, en que la reflexión está
centrada en el proceso de producción de bienes y el fenómeno de la explotación.

Esto implica diferencias conceptuales entre la economía política y la economía científica. En


este sentido resulta central la distinción entre valor y precio. Mientras que para la economía
científica estos conceptos son sinónimos, para la reflexión marxista es esencial hacer la
siguiente distinción:

• Precio: Monto por el cual es tranzada una mercancía en el mercado.


• Valor: Cantidad de trabajo socialmente necesario incorporado en una mercancía.

Esta distinción es esencial ya que de esta se desprende directamente que, mientras que los
precios varían por diversas razones: Ley de oferta y demanda, temas ideológicos (mac vs pc),
etc., lo único que produce valor en términos reales es el trabajo (manufacturero) humano.

Marx encuentra que las mercancías tienen dos aspectos: el valor de uso y el valor de cambio.
El valor de uso refleja la capacidad de la mercancía para resolver o satisfacer la necesidad para
la cual fue desarrollada. Por otro lado, el valor de cabio representa el valor que adquieren las
mercancías en el mercado capitalista. Como se vera mas adelante, en el sistema capitalista la
producción se orienta en función del valor de cambio de las mercancías y no de su valor de
uso, es decir no se orienta a la satisfacción de necesidades.

Otra característica importante en la reflexión de Marx es su perspectiva global e histórica, lo


que a su vez está relacionado con la metodología utilizada y, en definitiva, con lo que resulta
relevante desde la perspectiva de Marx. Esto es evidente en el tratamiento que hace sobre el
concepto de valor de cambio. Esta es una variable histórica porque para determinar el valor de
una mercancía se consideran largos periodos de tiempo en que se observa el ámbito de la
producción de las mercancías (ojo, no el precio que toman las mercancías en el mercado, sino
que el trabajo necesario para desarrollarlas), y es global porque considera las distintas formas
de producir aquel bien. Por ejemplo, si quisiéramos estudiar el valor de la mantequilla,
tendremos que investigar el cómo se produce la mantequilla en un periodo de, por ejemplo,
25 años. Evidentemente en distintos lugares se cuenta con distintos procesos y tecnologías,
por lo que se considera el valor promedio de trabajo empleado en la elaboración de
mantequilla. En contraposición, el precio por ejemplo es una variable local (hoy, en un
supermercado en particular, de un país determinado el precio de la mantequilla es $XXX) y
temporal (el precio de la mantequilla cambia de un momento a otro), que está relacionado
con la circulación e intercambio de mercancías.

Si uno graficara la relación entre el valor y el precio en el


tiempo podría observar un comportamiento como el del
gráfico de la Figura 2.

Por un lado, se observa que el valor de las mercancías


disminuye conforme avanza el tiempo, debido principalmente
a que el avance en las tecnologías y en las formas de organizar
el trabajo irán permitiendo generar una mayor cantidad de Figura 2
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

mercancías con el mismo trabajo. Por otro lado, se observa que los precio oscilan en torno al
valor y tienden históricamente al valor.

Mirando el gráfico anterior es fácil ver que una persona se puede “hacer rica” comprando
barato y vendiendo caro solo en base a las fluctuaciones del precio. Sin embargo, de manera
global e histórica, la única forma en que la burguesía aumenta su riqueza es con el trabajo
humano. Esto deja en evidencia un elemento fundamental en la reflexión marxista que es que
el análisis de Marx no es un análisis interpersonal, sino que de clase (el concepto de clase se
profundizará en el punto 2.a)). En otras palabras, desde una perspectiva marxista, no es
relevante el que 1, 10, etc. personas se hagan ricas, sino el que la burguesía como clase
aumente su riqueza, lo cual se profundizara en el punto 1.c) de este documento.

Otro elemento relevante de notar a la hora de enfrentarse a la obra de economía política de


Marx es que esta es una economía situada. Esto quiere decir que, a diferencia de la economía
científica, la cual parte de un modelo ideal (por ejemplo, modelo de competencia perfecta,
donde todos los actores tienen toda la información necesaria y toman decisiones
completamente racionales), al cual se le realizan modificaciones que tiendan a representar
aquellas dimensiones de la realidad que no caben dentro de los supuestos del modelo ideal; la
economía desarrollada por Marx parte de una situación histórica concreta.

"Las proposiciones teóricas de los comunistas no se fundan de ningún modo


en ideas y principios inventados o descubiertos por tal o cual reformador del
mundo. No son sino la expresión de conjunto de las condiciones reales de una
lucha de clases existente, de un movimiento histórico en constante
evolución.” Manifiesto Comunista.

De esta manera se puede caracterizar al capitalismo como una economía de agentes


individuales que se encuentran en competencia entre sí. En otras palabras, los capitalistas
tienen intereses comunes “hacia afuera” pero heterogeneidad interna. El mercado capitalista,
además, es un mercado opaco en que no existe transparencia de lo que el resto de los
capitalistas va a hacer, ya que a cada capitalista no le sirve que el resto sepa en donde
invertirá.

c. La explotación capitalista.

Tal como vimos en el punto 1.a), son necesarios diversos elementos para poder llevar a cabo el
trabajo. Para realizarlo son necesarias dos tipos de mercancía: los medios de producción, que
son mercancías que ya fueron trabajados por alguien (el martillo, clavo, madera, pegamento,
bodega, etc.) y fuerza de trabajo, la cual es considerada una mercancía en el modelo
capitalista, y que tiene como particularidad que es una mercancía que produce valor (“valoriza
los medios de producción”). De esta manera uno podría caracterizar a la sociedad capitalista
como aquella en que existe un mercado del trabajo.

“Con el desenvolvimiento de la burguesía, es decir, del capital, se desarrolla


el proletariado, la clase de los obreros modernos, que no viven sino a
condición de encontrar trabajo y que no lo encuentran si su trabajo no
acrecienta el capital. Estos obreros, obligados a venderse diariamente, son
una mercancía como cualquier artículo de comercio” Manifiesto Comunista.
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

En principio, el capitalista tiene dinero con los que compra medios de producción y “el trabajo
de alguien” (esta definición será corregida más adelante). A este dinero que se utiliza para
generar más dinero se le conoce como capital, el cual cumple una función social: iniciar un
proceso productivo, aunque en última instancia el capital puede incluso no iniciar ninguna
actividad productiva (comprar una casa y arrendarla, mercado financiero, etc.).

A lo largo de un ciclo productivo el capitalista ocupa el capital en comprar medios de


producción (capital constante) y fuerza
Utilizada por de trabajo (capital variable). Los
Capitalista Compra
trabajadores valorizan una mercancía.
El valor de la mercancía producida
Fuerza de

Ganancia
trabajo
+
incorpora como mínimo el valor de los
Medios de
Ciclo producción medios de producción (tablas, clavos,
productivo etc.), que es lo que Marx llama “valor
Obteniendo
Con los que se transferido”. Pero la mercancía vale
genera
así más que el valor transferido, debido a
Capitalista Mercancia
que a lo largo del ciclo productivo la
fuerza de trabajo ha aumentado su
Llevado al
mercado valor. Este valor se llama “valor
por
agregado”.
Figura 3

Mercancia
El costo que toma una mercancía es lo que cuesta
producirla, es decir, lo que cuestan los medios de Trabajo Medios de
("trabajo vivo") producción
producción y el trabajo. Sin embargo, los medios
de producción son mercancías que el capitalista compra en el Trabajo
("trabajo
Medios de
producción
muerto")
mercado para poder desarrollar una actividad productiva, por
lo que el costo de los medios de producción también puede Trabajo
Medios de
("trabajo
producción
definirse a partir de otros medios de producción y el trabajo que los muerto")

generó. Este proceso puede realizarse infinitamente hasta que, al Trabajo


("trabajo
final, todo el valor es trabajo. muerto")

Figura 4
Lo anterior es una contribución realizada por los economistas previos a Marx (Smith,
Ricardo). La contribución específica de Marx guarda relación con el “costo del trabajo” y el
considerar el trabajo como una mercancía. Esto último es tremendamente relevante, ya que
para la tradición filosófica de la que proviene Marx el trabajo es la “esencia del hombre”
(“somos lo que producimos”, considerando la producción en un sentido amplio: cosas, hijos,
religiones, etc.). En el capitalismo resulta que esta capacidad del hombre de “producirse” se
vende, y si no se vende, la persona muere.

Para Marx, lo que se paga por el trabajo está relacionado con lo que cuesta producir el trabajo.
De esta manera podemos corregir la definición que se daba anteriormente de la siguiente
manera: a los trabajadores no se les paga el trabajo, sino que lo que cuesta mantenerlos
trabajando. Es decir, lo que cuesta su fuerza de trabajo que se traduce, en términos materiales
y concretos, en “el gasto en músculos y nervios”.

“Sastrería y tejeduría, aunque actividades productivas cualitativamente


diferentes, son ambas gasto productivo de cerebro, músculos, nervios,
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

manos, etc., y en ese sentido son ambas trabajo humano. No son más que
dos formas diferentes del gasto de fuerza de trabajo humano. Cierto es que
la fuerza de trabajo humana debe haber alcanzado cierto nivel de desarrollo
antes de que se pueda gastar de esta o aquella manera. Pero el valor de una
mercancía representa trabajo humano puro y simple, gasto de trabajo
humano en general.” El Capital.

Resulta evidente que al trabajador no se le paga su trabajo, ya que, de ser así, el capitalista no
ganaría nada. La clave de la explotación capitalista es que la fuerza de trabajo genera (mucho)
más valor del que cuesta mantener al trabajador trabajando. Esta diferencia es lo que
entenderemos como plusvalía. Si vemos el siguiente gráfico, podemos ver que el trabajador
valorizara medios de producción hasta llegar a un punto en que el valor generado equivale a su
salario y, sin embargo, el trabajador debe seguir trabajando. Todo el valor producido por sobre
el sueldo es apropiado por el capitalista. Este valor es la plusvalía y, cuando esta plusvalía es
transformada en dinero en el mercado, se le llama ganancia.

Valor de la mercancía

Valor de los medios de producción Valor de la fuerza de trabajo


(capital constante) (capital variable)
Plusvalía

Tiempo pagado Tiempo no pagado


Tiempo de trabajo
Figura 5

Todos estos conceptos son necesarios debido a que una particularidad del trabajo de Marx es
que su reflexión gira en torno a proporciones y no valores absolutos. De esta manera Marx
define una tasa de ganancia y la tasa de explotación de la siguiente manera:

𝑃𝑙𝑢𝑠𝑣𝑎𝑙𝑖𝑎 𝑇𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑛𝑜 𝑝𝑎𝑔𝑎𝑑𝑜


𝑻. 𝒅𝒆 𝒈𝒂𝒏𝒂𝒏𝒄𝒊𝒂 = 𝑻. 𝒅𝒆 𝒆𝒙𝒑𝒍𝒐𝒕𝒂𝒄𝒊ó𝒏 =
𝐶𝑝𝑡𝑎𝑙. 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑡𝑎𝑛𝑡𝑒 + 𝐶𝑝𝑡𝑎𝑙. 𝑣𝑎𝑟𝑖𝑎𝑏𝑙𝑒 𝑇𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑝𝑎𝑔𝑎𝑑𝑜

Esto, porque lo que le importa más especialmente a Marx no es la cantidad que se gana
(“plusvalía”), sino que la proporción entre lo invertido y lo ganado. Esto es muy relevante ya
que Marx lo que ve es que la conducta capitalista no se orienta a obtener más ganancia, sino
que a aumentar la tasa de ganancia. Del mismo modo, a Marx no le importa directamente la
explotación (“tiempo no pagado”), sino que la proporción entre lo que se lleva el capitalista y
lo que gana el trabajador.

La crítica de Marx al capitalismo es una crítica a una situación que produce problemas
objetivos para el conjunto de la sociedad. Como consecuencia la critica de Marx no requiere
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

supuestos éticos o valóricos sobre la conducta capitalista. En otras palabras, la situación


objetiva que critica Marx son las relaciones sociales que determinan la explotación de una
clase sobre la otra. Es relevante destacar que Marx observa las relaciones sociales que
configuran la realidad. Esto último se puede ejemplificar de la siguiente manera: Si tenemos
una nueva maquina que permite aumentar la cantidad de mercancías que se generan en una
empresa, Marx observara que la productividad cambia, no debido a la maquina en sí, sino que
debido a las relaciones sociales que la definen, es decir, los vínculos entre aquellos que
participan del proceso productivo.

Pese a que cuando trabajamos, filosóficamente, estamos vendiendo nuestra humanidad, en


términos reales y concretos el costo de la fuerza de trabajo es el costo de mantener a las
personas trabajando, expresado en el salario. Este costo es el costo de producción de fuerza
de trabajo (el trabajador necesita alimentos, lugar donde dormir, etc.), o el costo de la
reposición de la fuerza de trabajo. Sin embargo, esto solo cubre las necesidades del trabajador,
de este modo el capitalismo solo podría durar una generación. En consecuencia, se considera
dentro del salario el costo de reproducción de fuerza de trabajo, que es un costo asociado a
que el trabajador pueda tener hijos, los cuales reciban la educación necesaria para poder ser
explotada.

Marx, a contra pelo de los socialistas utópicos y anarquistas de la época, que centraban su
reflexión en que los capitalistas tendían a pagar salarios de subsistencia o “salarios de hambre”
(ósea a apagar los costos de producción de fuerza de trabajo), es visionario en fijar su atención
en el costo de reproducción de fuerza de trabajo. En este sentido, Marx sostiene que el
capitalismo, en términos globales e históricos, no tiende a pagar salarios de subsistencia ya
que a medida que el capitalismo se va desarrollando, va incorporando costos adicionales de
reproducción de la fuerza de trabajo (o en términos abstractos, cuánto se le debe pagar a un
trabajador por su familia). Lo que es posible visualizar con esto es que los trabajadores no
necesariamente serían cada vez más pobres, debido a que, por un lado, el costo de producción
de fuerza de trabajo se reduce con el tiempo (por ejemplo, los alimentos son más baratos),
mientras que el costo de reproducción de fuerza de trabajo aumentaría. Marx predice que el
sueldo real de los trabajadores subiría principalmente debido al aumento del costo de la
reproducción de fuerza de trabajo. Uno podría analizarlos desde el punto de vista cultural que,
en la medida que la sociedad capitalista avanza, los estándares de vida aumentan, por lo que
los mismos movimientos obreros presionan para mejoren los salarios y mejorar sus
condiciones de vida.

Si recordamos las características del mercado capitalista expuestas en la parte final del punto
1.b) podemos ver que el comportamiento racional de los capitalistas es el de quebrar a sus
competidores. Una estrategia para lograr esto es aumentar su plusvalía para posteriormente
“sacrificar una parte” de esta con el objetivo de bajar sus precios y competir en mejores
condiciones.
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

La plusvalía se puede aumentar básicamente de dos maneras. Si observamos la Figura5.


Podemos ver que si aumentamos el tiempo de trabajo la plusvalía también aumentará. De
igual manera aumentará si se bajan los sueldos. A esto Marx lo llama aumentar la plusvalía
absoluta, caso en el que la valorización del explotador implica la desvalorización del explotado.
No obstante, también es posible aumentar la plusvalía en la misma cantidad de tiempo
aumentando el “ritmo de valorización de las
mercancías” que es lo que Marx llama
aumentar la plusvalía relativa, caso en el
cual se valorizan tanto explotados como
explotadores. Esto se puede lograr con
mejores herramientas y maquinaria o con
formas de organización del trabajo más
eficiente. Si vemos el aumento de plusvalía
de manera relativa tienen la posibilidad de
producir más, vender más barato y pagar
mejores salarios, pero, aunque obtienen
mayores ganancias, la tasa de ganancia es
Figura 6
cada vez peor. Por esto sería incorrecto
pensar que existen capitalistas que se apropian de plusvalía por la vía absoluta y otros que lo
hacen por la vía relativa, sino que los capitalistas explotan de una u otra manera dependiendo
de las tasas de ganancia.

Finalmente, es necesario explicitar que el capitalista no solo se apropia del excedente de valor
producido por el trabajador, sino que también de su capacidad creativa y su control sobre el
proceso del trabajo o, en otras palabras, se apropia de su humanidad. Sobre esto Marx escribe:

“En primer lugar, en que el trabajo es algo exterior al obrero, es decir, algo
que no forma parte de su esencia; en que el trabajador, por tanto, no se
afirma en su trabajo (…). El trabajo exterior, el trabajo en que el hombre se
enajena, es un trabajo en que se sacrifica a sí mismo y se mortifica
finalmente, la exterioridad del trabajo para el trabajador la revela el que no
es su propio trabajo, sino un trabajo ajeno; no le pertenece él, ni en él se
pertenece el trabajador a sí mismo, sino que pertenece a otro.” Manuscritos
Económicos y Filosóficos.

3. Idea de lucha de clases

En el desarrollo de este punto se presentarán las ideas relacionadas con el concepto de clase
social y las distintas relaciones sociales que determina la explotación. Además, se recogerá la
reflexión de Marx sobre la lucha de clases y como esta ha ido configurando la historia humana,
abordando además el tema de la violencia.

a. Clases y lucha de clases.

Si recogemos el uso coloquial de concepto de clase, podríamos entenderlo como “subconjunto


o tipo de cosas/individuos con alguna característica” (existen distintas clases de personas,
clases de muebles, etc). Sin embargo, Marx utiliza el concepto de clase para definir a aquellos
grupos sociales que se constituyen en torno a la relación con los medios de producción. Estos
grupos sociales son a su vez sujetos, lo que implica, en términos simples, que se piensa a una
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

clase como si actuara como una persona, ya que como se ha mencionado, Marx no pone su
interés en las relaciones entre individuos. Estos sujetos se configuran históricamente (tomando
éstas distintas formas a lo largo de la historia) y globalmente.

“…el trabajo industrial moderno, que implica la servidumbre del obrero al


capital, lo mismo en Inglaterra que en Francia, en América como en
Alemania, despoja al proletariado de todo carácter nacional…” El manifiesto
comunista.

Cuando se quiera hacer referencia a “clases de personas” en un sentido coloquial, es decir,


agrupar individuos en torno a algún indicador empírico, hablaremos de estratos.

En primer lugar, la propiedad de los medios de producción dividirá a dos grandes clases: los
explotados y los explotadores, los que se definen por un. En términos más concretos, la
explotación mercantil define a los burgueses y proletario. Sin embargo, es claro que hay gente
que se ve afectada negativa / positivamente por la explotación sin que les sea extraído o
extraigan valor. ¿Son los profesores / militares / religiosos / cesantes explotados o
explotadores? ¿es el hijo de un trabajador explotado, explotado también? Esta imposibilidad
de clasificar a estos actores se debe a que la clasificación explotados / explotadores es una
clasificación no exhaustiva, es decir, que es una clasificación que no cubre a todos los
miembros de la población. La explotación definirá de esta manera lo que se conoce como lo
económico.

Llamaremos opresión a la relación constituida entre aquellos que sufren las consecuencias de
la explotación, dividiendo a la sociedad en dos: los oprimidos y los opresores. En este caso si
nos encontramos ante una clasificación exhaustiva. Para que exista opresión debe existir un
intercambio desigual de reconocimiento, ya sea de manera directa (los explotados) o indirecta
(ej. El hijo del trabajador). La opresión define a su vez lo que se conoce como lo social.

Llamaremos dominación a una relación en la cual existe un intercambio desigual de poder, y


que define a los dominados y los dominantes. Esta relación configura lo que se conoce como
lo político.

Desde el punto de vista del marxismo, la dominación y la opresión son medios funcionales a
mantener relaciones de explotación. De esta manera el centro del problema esta ubicado en la
explotación o, recordando la primera aproximación realizada sobre “lo económico” (punto
1b)), lo esencial es el conflicto de la humanidad por los recursos y bienes, siendo entonces el
problema principal de la sociedad humana un problema de carácter económico, del cual
derivan los problemas sociales y políticos.

Como se mencionó en el punto 1c), Marx observa “la realidad” considerando las relaciones
sociales que la configuran. Además, para Marx todas las relaciones sociales son relaciones
sociales de producción, en el sentido de que producen algo (ej. El panadero no es panadero en
si mismo, sino que el ser panadero es producto de las relaciones sociales que lo configuran). En
particular, llama fuerzas productivas a dos tipos particulares de relaciones sociales: los medios
de producción y el trabajo humano y, además, de entre todas las relaciones sociales, Marx
identifica 2 que estructuran al resto: las relaciones sociales que se establecen como división
social del trabajo (“como se reparte el trabajo”) y como división técnica del trabajo (“como se
reparte el producto”).
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

“La división del trabajo dentro de una nación se traduce, ante todo, en la
separación del trabajo industrial y comercial con respecto al trabajo agrícola
y, con ello, en la separación de la ciudad y el campo y en la contradicción de
los intereses entre una y otro. Su desarrollo ulterior conduce a la separación
del trabajo comercial del industrial. Al mismo tiempo, la división del trabajo
dentro de estas diferentes ramas acarrea, a su vez, la formación de diversos
sectores entre los individuos que cooperan en determinados trabajos.” La
Ideología Alemana.

Marx, que estudia el desarrollo histórico de la explotación y, en particular de la burguesía (leer


por ejemplo Cap.1 del “Manifiesto Comunista”), identifica a esta última como una clase en
cuya esencia está el promover el desarrollo de las fuerzas productivas. Gracias a esto es capaz
de apropiarse de la división social del trabajo y, en consecuencia, les es posible aprovecharse
ventajosamente del producto social. Sin embargo, cuando los burgueses obtienen condiciones
de apropiación que les favorecen, tienden a proteger estas condiciones instaurando elementos
culturales y jurídicas. Sin embargo, otros burgueses menos favorecidos van a promover un
nuevo estado de desarrollo de las fuerzas productivas.

“Al llegar a una determinada fase de desarrollo, las fuerzas productivas


materiales de la sociedad chocan con las relaciones de producción existentes
o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de
propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de
desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas
suyas. Y se abre así una época de revolución social.” Prólogo a la Contribución
a la Crítica de la Economía Política.

Podemos decir ahora entonces que, en términos generales, el motor de la historia es la lucha
de clases, que en concreto se materializa en la contradicción entre el desarrollo de las fuerzas
productivas y las relaciones sociales de producción (esta última se refiere a la revolución
burguesa).

“La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es
la historia de las luchas de clases. Hombres libres y esclavos, patricios y
plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y
oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada
unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la
transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las
clases beligerantes.” Manifiesto Comunista.

Este desarrollo nos lleva a identificar que la clase dominante es dominante debido al control
de la división del trabajo, materializado jurídicamente en la propiedad privada de los medios
de producción. (Ojo que el centro esta en el control de hecho de la división del trabajo.

Es necesario entender con esto que el desarrollo de las fuerzas productivas implica crear un
modo de vida, lo que a su vez también se ve reflejado en el aspecto jurídico-político y la
ideológico.
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

b. Estado de derecho: violencia y revolución desde la perspectiva marxista

Ya hemos visto en el punto 2a) el mecanismo, tanto general como particular de la clase
burguesa, por la cual esta es clase dominante. En este punto partiremos por analizaremos la
legitimación de este dominio.

Pese a que en la mayor parte de la historia humana esta legitimación del dominio proviene
centralmente de la religión, la clase burguesa es la primera que incorpora el derecho como
ámbito de legitimación de la dominación. Hizo de la dominación un régimen jurídico.

Introduciremos ciertas definiciones útiles:

• Derecho: Pese a que es un concepto ambiguo, será suficiente con entender que existe
derecho cuando las relaciones sociales están institucionalizadas en torno a leyes.
• Estado de derecho: Lo entenderemos como el hecho de que impere un determinado
régimen legal. Este régimen legal debiese estar consagrado como “normas
fundamentales” en la constitución, siendo posteriormente especificadas por leyes que
en general son congruentes con estas normas fundamentales.

La forma de legitimación de la burguesía la construcción de un estado de derecho que le es


sistemáticamente favorable, principalmente a través de dos sistemas de normas: 1) aquel que
consagra la propiedad privada de los medios de producción y 2) aquel que consagra el contrato
asalariado. Por ende, podemos ver que, en una sociedad burguesa, las reformas al derecho o
incluso al estado de derecho tienen estos pilares como tope máximo. Esto es lo que
conocemos como dictadura de la burguesía. Esto implica que el centro del Estado de derecho,
al favorecer sistemáticamente a la burguesía, favorece a su vez la explotación y, en
consecuencias, lo medular del estado de derecho es la institucionalización de una relación
violenta y, en consecuencia, las acciones que vayan en contra de este estado de derecho las
entenderemos como violencia revolucionaria.

Ante esta violencia institucionalizada como estado de derecho, se tiene derecho a ejercer la
violencia revolucionaria.

La revolución es un proceso productivo. Esto lleva a que


Marx considere que la burguesía es una clase revolucionaria,
debido a que esta no puede existir si no es a condición de
revolucionar constantemente las fuerzas productivas. En
segundo lugar, la revolución es un proceso político. La
alteración tanto en un sentido productivo (Ej. Burguesía)
como en un sentido político (Ej. Rev. Rusa) podría precipitar
cambios en el otro.

La revolución siempre es un proceso violento. Distingamos


entonces violencia del derecho, que es la violencia
institucionalizada. Por otro lado, la violencia política en el
derecho, por ejemplo, la ejercida por el pueblo mapuche por
sus tierras. Finalmente, la violencia en el estado de derecho,
es decir cuando cambia la clase dominante.
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

Frente a esta violencia institucionalizada, Marx reivindica el derecho a la violencia


revolucionaria, que tiene como objetivo derrocar el estado de derecho que favorece a la
burguesía, y que esto a su vez se vea reflejado en un proceso productivo. Sin embargo, es
inevitable que esto ocurra sin que haya violencia política en el derecho.

En conclusión, la revolución no implica empezar una guerra, sino que en contraponer la


violencia revolucionaria a la violencia institucionalizada.

c. Amigos y enemigos.

Debemos recordar que en los tiempos de Marx (1818-1883) los actores y el desarrollo del
capitalismo eran muy distinto a lo que tenemos hoy en día. Es por esto que no resulta útil
desde nuestra perspectiva identificar a los amigos y enemigos en los actores presentes en esos
años. Por el contrario, trataremos de dar algunos elementos que permitan realizar este análisis
en nuestros días.

Resultaría evidente pensar que las definiciones de amigos y enemigos en la disputa política
esté dada por aquellos que son dominado y dominantes
respectivamente. Sin embargo, en el análisis histórico de Marx Figura 7
sobre las revoluciones, y en particular cuando narra la historia
de cómo los burgueses realizan la revolución contra los señores feudales, que es necesario
realizar, aparte de un análisis de clases un análisis de estratificación.

“Pequeños industriales, comerciantes y renteros, artesanos y labradores,


toda la escala inferior de las clases medias de otro tiempo caen en el
pro1etariado: de una parte, porque sus pequeños capitales no les permiten
emplear los procedimientos de la gran industria y sucumben en la
concurrencia con los grandes capitalistas; de otra parte, porque su habilidad
técnica es anulada por los nuevos modos de producción. De suerte que el
proletariado se recluta en todas las clases de la población.” Manifiesto
Comunista.

En términos concretos esto implica que puede haber asalariados (ósea que reciben un salario),
pero que de todas maneras están del lado del enemigo y, de igual manera, pueden existir
capitalistas (es decir que tienen capital) a los que les convendría estar del lado del mundo
popular. Este proceso Marx lo identifica claramente en las revoluciones burguesas contra los
señores feudales, en las que observa que hay sectores de la nobleza que prefieren pasar al
bando de la revolución ya que se encuentran en un estrato “bajo” de la clase dominante. No
obstante, el análisis de Marx no está fundado en las voluntades de los individuos, sino que en
las condiciones reales y objetivas que llevan a los actores a estar de uno u otro bando. Esto se
puede ver de manera concisa en el Capítulo III del Manifiesto Comunista, donde analiza a
varios sectores de la izquierda de sus tiempos (socialistas utópicos, socialistas burgueses y
pequeño-burgués, etc.)

En primero lugar para Marx los principales aliados de la revolución son los explotados en tanto
explotados, ya que al producir valor real son quienes tienen las condiciones materiales para
enfrentarse directamente contra el capital. Ojo, que no necesariamente los explotados son
oprimidos o, en otras palabras, los explotados no tienen porque necesariamente tener malos
sueldos (recordar concepto de plusvalía relativa).
Comunal Santiago
Comisión de Formación
Módulo Inicial - Eje política

4. Horizonte comunista

Como ya se ha mencionado, Marx observa los procesos revolucionarios en el tiempo sin caer
en el reduccionismo de la revolución como un hecho o un momento. Es un largo trecho en el
cual se debe ir modificando la vida cotidiana, siendo un cambio tanto político y social, como
económico.

El horizonte comunista plantea la eliminación de las clases lo que implicara cambios en la


totalidad de los ámbitos de la vida cotidiana. Propiedad social de los medios de producción,
desarrollo de relaciones de colaboración recíproca, que permite a las personas desarrollarse
personalmente en el trabajo y a la vez contribuir al desarrollo de la sociedad en su conjunto,
desaparición de división entre trabajo intelectual y manual, paulatina desaparición del estado
en su carácter de clase (es decir como instrumento de opresión de una clase sobre otra)

“En substitución de la antigua sociedad burguesa, con sus clases y sus


antagonismos de clases surgirá una asociación en que el libre
desenvolvimiento de cada uno será la condición del libre desenvolvimiento
de todos.” Manifiesto Comunista.

En el mismo Manifiesto Comunista, Marx plantea 10 medidas tremendamente concretas para


avanzar hacia el comunismo. Es evidente que las condiciones actuales son tremendamente
distintas a las que vivió Marx, sin embargo, se dejaran planteadas para motivar en el militante
una reflexión más profunda sobre los fundamentos teóricos aquí expuestos, y una lectura
actual del momento social político y económico.

l° Expropiación de la propiedad territorial y producción, roturación de los terrenos


aplicación de la renta a los gastos del incultos y mejoramiento de las tierras
Estado. cultivadas según un sistema general;
2° Impuesto fuertemente progresivo. 8° Trabajo obligatorio para todos,
3° Abolición de la herencia. organización de ejércitos industriales,
4° Confiscación de la propiedad de los particularmente para la agricultura.
emigrados y rebeldes 9° Combinación del trabajo agrícola y del
5° Centralización del crédito en manos del trabajo industrial, medidas encaminadas a
Estado por medio de un Banco nacional con hacer desaparecer gradualmente la
capital del Estado y con el monopolio distinción entre la ciudad y el campo, y
exclusivo. 10° Educación pública y gratuita de todos
6° Centralización en manos del Estado de los niños, abolición del trabajo de éstos en
todos los medios de transporte. las fábricas tal como se practica hoy;
7° Multiplicación de las manufacturas combinación de la educación con la
nacionales y de los instrumentos de producción material, etcétera.