Sie sind auf Seite 1von 5

PRÁCTICA

CONDICIONES DE LA DEMOCRACIA
1) ¿Quiénes son Lipset y Boix?
Seymour Martín Lipset (1922-2006) fue un sociólogo y político
estadounidense con una brillante carrera en el mundo de la docencia, siendo
profesor en varias de las mejores universidades de Norte América, entre ellas la
universidad de Harvard o la Universidad de California, Berkeley. Su obra
principal se centró en el entorno de la sociología política, la organización
sindical, la estratificación social, la opinión pública y sociológica de la vida
intelectual. Así como también dedicó prolijos estudios a la búsqueda de las
condiciones para la democracia desde la perspectiva política comparada. Lipset
es uno de los padres de la ‘’Teoría de la Modernización’’, que sostiene que la
democracia es el resultado directo del crecimiento económico.

Carles Boix Serra (1962 – actualidad) es un político y politólogo español,


profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Princeton en Estados Unidos
y también fue asesor del Banco Mundial y de Banco Interamericano de
Desarrollo. Centra su investigación en economía política y en política
comparando prestando especial atención a la teoría empírica de la democracia.
Asimismo, es miembro del Instituto de Estudios Catalanes y de la Academia
Estadounidense de Artes y Ciencias.

2) Contexto histórico de los textos


El punto de partida del estudio de 1996 de Lipset reside en la expansión de
la tercera ola democratizadora, pues toma como antecedentes el fenómeno de
la instauración de la democracia en los países del sur de Europa, con anteriores
regímenes autoritarios. El objeto de estudio que mayor interés acapara en la
argumentación es el crecimiento de los niveles económicos de estos Estados,
coincidente simultáneamente al desarrollo de la legitimidad de una conciencia
tolerante, inclusiva y de respeto desde dentro de la sociedad civil, entre los
distintos sectores, partidos políticos, iglesia e instituciones estatales. El
estudio de este fenómeno lo traslada a la ola democratizadora que sufren los
países subdesarrollados del Sur de América Latina a mediados de la década de
los años 80, y años 90 posteriormente para los países pertenecientes a la
antigua Unión Soviética, y la improbabilidad menos instigadora en los países
del continente africano.

El estudio “The Roots of Democracy” (2006) tiene lugar cuando ya habían


tenido lugar los atentados del 11 de septiembre (2001), así como las invasiones
de Afganistan e Irak por parte de Estados Unidos y la OTAN. A partir de estas se
pueden extraer conclusiones de las consecuencias que supone imponer desde el
exterior un modelo de gobierno democrático.

3) Identifica las ideas fundamentales de los dos textos.


Lipset, sin desligarse de su concepción sobre los pilares de la democracia
detallada en 1959, considera que las condiciones necesarias para la
implantación de un sistema democrático deben llegar de la mano de una
economía de mercado pues es el eje conductor de todos los factores que se van
desarrollando a la vez que esta se van consolidando. Una economía con altos
niveles de riqueza permite ensanchar las bases de clases medias con mayores
niveles de renta y mejores estándares de calidad de vida, derivada de la eficacia
del sistema (satisfacción de las necesidades sociales) prolongada durante años
desemboca en legitimidad política.

Simultáneamente Lipset habla de la importancia del desarrollo de unas


condiciones histórico-culturales que reúnen la característica también de
condiciones estructurales como son la cultura política, entendida como la
existencia de una ciudadanía comprometida con los principios de la democracia
como son la tolerancia, libertad de expresión, oposición o culto, el imperio de la
ley o los derechos humanos. Y la religión, matizando esta cuestión en la
necesidad de un desligamiento del agente estatal de la autoridad respecto de las
instituciones religiosas. Al mismo tiempo introduce una serie de factores
internos, asociados a los mecanismos institucionales democráticos a los que sin
terminar de dejar claro cuál contribuye más positivamente al desarrollo de la
democracia, confiere una sustantiva importancia por su relevancia en la
institucionalización en las nuevas democracias. Se refiere a los sistemas
electorales enfrentando un sistema uninominal a un sistema proporcional; el
tipo de organización del poder ejecutivo diferenciando los regímenes
presidencialistas de los parlamentaristas; la presencia de una sociedad civil
fuerte y activa que aúne el tejido social que respalde la legitimidad del juego de
la democracia y a su vez también contribuyan en la tarea de sustentar la base de
los partidos políticos, actores indispensables en la conformación de la
democracia gracias a la libre competición que da lugar a oposiciones fuertes,
organizadas e institucionalizadas.
En este trabajo Boix se centra en el establecimiento de las democracias y las
características o condiciones que permiten su establecimiento y su viabilidad.
Critica posiciones tanto idealistas, que afirman que la democracia es el resultado
natural de la modernización de las instituciones y la anclan en lo mejor del ser
humano; como realistas, que afirman que el establecimiento de la democracia
está íntimamente relacionado con el desarrollo económico.
Reconoce que las condiciones económicas son importantes para una
democracia estable, pero establece la clave en la desigualdad económica y en la
posesión de activos fijos como los recursos naturales. Si se da una situación de
gran desigualdad económica es probable que una minoría rica favorezca
sistemas autoritarios para auto protegerse. Si además esta riqueza no es
transferible (por ejemplo, recursos naturales) es más probable aún que se
recurra a medidas autoritarias para controlar el Estado. Además, no solo es
importante que estos recursos sean transferibles o no, sino también es
sumamente importante el acceso a esta riqueza. En el caso de que se quede en
manos de las élites, esto provocará una mayor desigualdad que si la riqueza que
se obtiene se distribuye entre las diferentes capas sociales.
Trata también la violencia política como recurso para controlar el Estado en
sociedades muy desiguales en las que la riqueza no es transferible, por parte de
aquellos que están excluidos del poder y la riqueza.
Por tanto, cuando la desigualdad es menor y tenemos activos transferibles la
democracia es estable. Si la desigualdad crece nos encontraremos con
autoritarismos, y cuando esta desigualdad es extrema aparece el recurso a la
violencia política.
Afirma que existen dos caminos para llegar a la democracia, un proceso largo de
desarrollo económico y cambio a capitales transferibles, con una mayor
distribución de la riqueza aparejada o el uso de la violencia política o la
intervención armada extranjera. Para Boix, la introducción de la democracia de
manera impuesta por el exterior crea democracias volátiles, y para que pueda
funcionar hacen falta innumerables recursos y un consenso muy general.
¿Dónde coinciden?
Lipset y Boix coinciden en el componente económico de sus estudios así como
en el uso de la política comparada para contestar sus hipótesis. También
coinciden en que a mayor desarrollo económico, mayor probabilidad de repartir
la riqueza entre la clase media lo que en principio dará lugar a mayor renta y
mejores estándares de vida produciendo así una democracia estable y eficaz.

¿Dónde discrepan?

Boix está en contra de posiciones idealistas (la democracia es el resultado de la


modernización de las instituciones) y de las posiciones realistas (el
establecimiento de la democracia es casi producto directo del desarrollo
económico) y, por tanto, critica la obra de Lipset ya que aunque en el estudio de
1990 amplia los requisitos necesarios para una democracia dando importancia
también a condiciones histórico-culturales, condiciones estructurales (p.ej.:
cultura política) o haciendo referencia a la separación religión-Estado; o a
factores internos (mecanismos institucionales)…no tiene en cuenta que el
desarrollo económico podría ser un problema para el establecimiento de la
democracia porque habrá una minoría que no quiera perder su status quo y hará
todo lo posible por mantenerlo aceptando incluso medidas autoritarias y, en
caso de querer mantener riqueza no trasnferible (p.ej.: recursos naturales) o
incluso llegando a utilizar la violencia política que consiste en la utilización de
medios abiertamente violentos en sociedades muy desiguales con activos fijos
donde ser convierte en la única manera de acceder al poder y al control del
estado restringido a una élite rica. Asimismo, la imposición de la democracia
también puede venir de la mano de una intervención de la armada extranjera
aunque en estos estados para que la democracia pueda funcionar es necesario
un consenso general e innumerable recursos.
¿Qué conclusiones extraen Lipset y Boix sobre las condiciones de la
democracia? ¿Son coincidentes? ¿estás de acuerdo con ellas?

Lipset afirma la existencia de altas correlaciones entre factores estructurales,


culturales e institucionales que conducen al desarrollo de la democracia pero no
puede dejarse al margen los contextos particulares de cada Estado pues son a la
postre los que determinan los resultados específicos. Debe de existir una
sintonía entre la estructura institucional implantada con las estructuras sociales
por clivajes, la ordenación de la ciudadanía de las minorías, el estado económico
así como las fuentes de poder de los actores principales.

Boix concluye en que al margen del camino de la modernización económica, la


democracia solo puede establecerse mediante el cambio radical y violento
impuesto desde el exterior. Sólo así viene la democracia porque las elites
autoritarias no querrán perder su control del Estado aunque históricamente
pocas revoluciones han llegado a la democracia es porque es necesario recursos
excepcionales y un consenso general.

No son coincidentes y estamos más de acuerdo con Lipset que con Boix aunque
reconocemos que el traspaso de un régimen autoritario a uno democrático, en
ocasiones puede ser un paso difícil en países no europeos que sólo han conocido
el autoritarismo y donde el control de las instituciones está a cargo de una
pequeña elite rica. Se podría decir que son dos estudios complementarios.

4) Conceptos:

Según Lipset:

 Minorías:

 Democracia:

 Igualdad:

 Elecciones:

Según Boix:

 Minorías: según Boix dependerá de si se trata de una minoría rica preferirá


un régimen autoritario para mantener su status quo o si se refería a la
minoría de los perdedores de las elecciones que aceptan la derrota.

 Democracia: mecanismo de decisión en el cual está todo en juego en cada


proceso electoral. Todas las partes han de restringir sus demandas y
aceptar la posibilidad de perder la elección.

 Igualdad: refiriéndose a la igualdad de condiciones, se producirá cuando


se da alternancia en el poder sin periodos de estancamiento. Si la
desigualdad es muy grande, la mayoría pobre o la minoría rica verán las
elecciones como un proceso para mantener su estatus o para distribuir la
riqueza. Por eso, es necesario la igualdad económica y social para asegurar
el éxito de la democracia y la alternancia.

 Elecciones: son elecciones libres cuando no se puede predecir el resultado.


Unos ganan la elección y gobiernan mientras otros asumen su derrota y
pasan a la oposición. La mayoría debe evitar usar su posición para excluir
a la minoría derrotada.

5) Actualidad de los postulados de Boix y Lipset


Lipset, repensó las condiciones generales de la democracia ampliando sus
campos de análisis para así no quedarse únicamente en la teoría de la
modernización sino yendo más allá fijando las condiciones necesarias para que
una democracia sea estable como: igualdad social, economía de mercado,
cultura política y de libertad de la información/expresión, separación religión-
Estado, apoyo popular, la inclusión de minorías, parlamentarismo, sociedad civil
fuerte, partidos políticos clásicos siempre existentes, imperio de la ley, etc…
Para Boix, primero se debe actuar como realista siendo consciente de que la
democracia requiere unas condiciones para funcionar y aunque la ayuda
económica extranjera no es suficiente porque nadie garantiza su aplicación
correcta, la democracia vendrá después del crecimiento económico y la
modernización siempre y cuando haya un consenso muy general.