Sie sind auf Seite 1von 10

:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

CAMARA APEL CIV. Y COM 8a

Protocolo de Aut
Nº Resolución: 2
Año: 2019 Tomo: 3 Folio: 697-7

EXPEDIENTE: 5962546 - - AZUA, CLAUDIA MARIELA C/ LLORCA, TERESITA DEL VALLE Y OTRO - ORDINARIO - DAÑOS Y PERJ.- ACCIDENTES DE TRANSITO

AUTO NUMERO: 230. CORDOBA, 30/08/2019. Y VISTOS: Estos autos caratulados: AZUA, CLAUDIA MARIELA C

LLORCA, TERESITA DEL VALLE Y OTRO ORDINARIO - DAÑOS Y PERJ.- ACCIDENTES DE TRANSITO, Expte.N

5962546 traídos a despacho a fin de resolver los recursos de apelación interpuestos por las actora
Claudia Mariela Azua y Emilce Lucía Ponce Azua en contra del Auto número ciento cuarenta y cinco d

fecha veintidos de marzo de dos mil diecinueve, dictado por el Sr. Juez de Primera Instancia y 36
Nominación Civil y Comercial de esta ciudad, cuya parte dispositiva dice: "1°) Hacer lugar a l
solicitado por el Dr. Fernando A. Tissembaum, en representación del codemandado Juan Domingo Llorc
y de la citada en garantía San Cristóbal SM de SG, y en consecuencia, declarar perimida la instanci

de estos obrados. 2°) Imponer las costas devengadas a las actoras Claudia Mariela Azua y Emilc

Lucia Ponce Azua. 3°) Regular en forma definitiva los honorarios del Dr. Fernando A. Tissembaum, po
su labor en el incidente de perención de instancia en la suma de pesos veintiún mil seteciento
nueve con 09/100 ($21.709,09) y los estipendios del Dr. Fernando A. Tissembaum y del Dr. Germa

Heredia por los trabajos realizados en el juicio principal, en la suma de pesos ochenta y seis mi
ochocientos treinta y seis con 38/100 ($86.836,38) para cada uno de ellos, con mas el IVA sobre lo

honorarios del Dr. Tissembaum atento el carácter de responsable inscripto que reviste. No se regula
en esta oportunidad los estipendios del letrado del actor atento lo prescripto por el art. 26 de
C.A., a contrario sensu. 4°) Por todo ello, normas legales citadas y lo dispuesto por los arts. 31

36, 39, 83 y concordantes de la ley 9459.-Notifíquese al domicilio real y al domicilio constituid


de las Sras. Claudia Mariela Azua y Emilce Lucia Ponce Azua. PROTOCOLÍCE SE, HÁGASE SABER Y EXPÍDAS
COPIA.-"---

1)Los Dres. Jorge Horacio Gentile y Eric Cross, en representación de la Sra. Claudia Mariela Azua,
fs. 114/117 interponen recurso de apelación en los términos del art. 121 de la ley 9459.---

Señalan que dada la escasa y prácticamente nula complejidad del asunto y las tareas llevadas a cabo
el a quo podría haber considerado la pretensión sin base regulatoria o haber regulado los mínimo
establecidos por ley. Expresan que no estamos ante un caso difícil pues no se requirió un gra

esfuerzo intelectual ni se debatieron cuestiones jurídicas complejas.---

En consecuencia, considera que se debió regular por las labores en la tramitación total de primer
instancia, el mínimo de 20 jus establecido por el art. 36 ($ 19.581) lo que el 40% estimado para la

labores llevadas a cabo en comparendo y contestación de demanda, se debió haber determinado en

1 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

7.940,40 para cada uno de los letrados intervinientes.---

En cuanto al incidente de perención de instancia, entiende que debió regularse lo establecido com
mínimo para cualquier acto procesal, esto es $ 3.970,20 (4 jus).---

Menciona que el a quo se equivoca al tomar como base regulatoria el monto de $ 964.848,69 obtenid
de actualizar la suma de $ 308.061,19 que fuera objeto de pretensión en la demanda. Que la actora a
tasar su pretensión, sostiene que tal suma es estimada al sólo efecto de cumplimentar con e

imperativo del art. 175 CPCC, aclarando que tal cifra se condiciona a lo que en más o en meno
resulte de la prueba a rendirse o lo que dicte el prudente arbitrio judicial.---

Expresa que el Tribunal establece arbitrariamente una base regulatoria, ya que ninguna de las parte
asimila la cifra establecida en demanda como objeto real y determinado de pretensión. Que no existe
herramientas para tasar los daños alegados, por no contar con las pruebas necesarias.---

Argumenta que el pronunciamiento carece de fundamentación al no explicar las razones por la cual s

decide establecer los porcentajes en proporción a la base regulatoria que determinan los honorario
de los letrados intervinientes. De las escala previstas por la ley, el a quo decide tomar punto
medios, en atención a las pautas dadas por el art. 39 y 110 del C.A., sin justificar est
decisión.---

Aduce que los letrados se limitaron a comparecer y contestar la demanda. Por ello, no se explica l
mediana complejidad de las labores, sobre todo teniendo en cuenta que el acto procesal se constituy

en su totalidad por la negación de los hechos vertidos en la demanda.---

Considera que la actora poco tuvo que ver en el resultado del pleito, careciendo de responsabilida

en función de la anormal conclusión a la que se arriba. Que quizás no sea motivo suficiente par

apartarse del principio objetivo de la derrota, pero cuanto menos ha de ser un atenuante.---

2) A fs. 120/121, el Dr. Fernando Tissembaum, por derecho propio contesta el traslado qu
oportunamente le fuera corrido y por las razones que expone en el escrito referenciado al que m
remito por razones de brevedad, requiere que se declare formalmente inadmisible el recurso d
apelación interpuesto, y subsidiariamente solicita el rechazo del mismo.---

Por su parte, a fs. 123 el Dr. Gustavo Germán Heredia por derecho propio, al contestar el traslado
solicita se rechace el recurso de apelación interpuesto por los letrados apoderados de la co-actor
Claudia Mariela Azua.---

3) Llegados los autos a esta instancia los Dres. Jorge Horacio Gentile y Eric Cross, e
representación de la Sra. Emilce Lucía Ponce Azua, expresan agravios a fs. 131/134, de los que s

corrió traslado al apoderado del codemandado Juan Domingo Llorca y de la citada en garantía, quie
lo evacuó a fs. 136/140. Por su parte, el apoderado de la codemandada Teresita del Valle Llorca, Dr

2 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

Gustavo Germán Heredia, a fs. 141/143 contesta el traslado que oportunamente le fuera corrido.---

4) La apelante Emilce Lucía Ponce Azua se agravia porque considera que la resolución impugnada
vulnera el derecho de defensa de la actora, habiéndose ignorado diversas normas procesales
principios constitucionales y Tratados Internacionales. Expresa que se dio trámite a la demanda y s

decretó la perención de instancia sin la debida representación, pues su parte en ese entonces er
menor de edad.---

Sostiene que la demandada advirtió tal defecto al contestar la demanda, teniendo en miras que l
falta de intervención de la Asesora acarrearía nulidades, por lo que solicitó su intervención. Qu
la intervención de la Asesora Letrada se dio encontrándose la perención firme, cuando debió ser a
inicio del pleito y adquiriendo la mayoría de edad habiendo transcurrido casi la totalidad de
proceso, con la perención firme y sin la debida asistencia técnica.---

Esgrime que se ha ignorado lo dispuesto por el art. 59 del Código Civil, los arts. 103 y 645 de
CCyCN, arts. 3, 4, 11, 31 y 67 de la Ley 9944, art. 12 de la Ley 7982.---

Argumenta que, de haber contado con la asistencia técnica que la ley prevé, el desenlace del pleit
hubiera sido otro pues el Asesor Letrado hubiese impulsado el proceso, y por ende la perención d
instancia no se hubiera efectuado.---

Por otra parte, esgrime que el Tribunal omitió resolver sobre la falta de consentimiento de uno d
los progenitores, ignorando lo dispuesto por el art. 645 del CCCN. Que la demandada advirtió l

falta de consentimiento del padre de la menor en las presentes actuaciones, haciéndolo presente e

el punto 2 de la contestación de la demanda, advirtiéndolo también la Asesora Letrada en la brev


intervención que tuvo.---

Por este motivo, se agravia por cuanto el padre podría haber no prestado conformidad con l
asistencia técnica que su madre había optado para su hija, escogiendo un letrado diferente al qu
participó en las presentes actuaciones.---

En definitiva, aduce que su parte no tuvo una debida asistencia técnica resultando vencida no po
habérsele denegado el derecho en el cual se fundaba su pretensión, sino por negligencia.---

5) Tanto el Dr. Tissembaum, apoderado de la citada en garantía y del codemandado Juan Doming
Llorca, como el Dr. Heredia, apoderado de la codemandada Teresita del Valle Llorca, a fs. 136/140
141/143 respectivamente, requieren que se declare formalmente inadmisible el recurso de apelació

interpuesto, y subsidiariamente solicitan el rechazo del mismo con costas, por los motivos expuesto
en los referidos escritos a los que me remito en honor a la brevedad.---

6) Firme el decreto de autos, pasa la causa a despacho para resolver.---

3 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

Y CONSIDERANDO: 1) Por una cuestión metodológica, ingresaremos en primer lugar a analizar el recurs
de apelación deducido por la co-actora Sra. Emilce Lucía Ponce Azua. La apelante fundamenta e

recurso planteado en que se ha vulnerado su derecho de defensa, ya que se decretó la perenció


siendo menor de edad y sin contar con la debida representación.---

2) Respecto a este recurso, concierne expedirse sobre la idoneidad formal del mismo como para abri

la competencia de este Tribunal.--

A tales fines, debemos destacar que el recurso de apelación devuelve la Jurisdicción al Tribunal d
segundo grado, en la medida del recurso, de lo que se sigue que para alcanzar una resolució
positiva o negativa de la pretensión planteada, es menester que el acto impugnativo satisfag
determinados requisitos formales, que están impuestos por el rito bajo pena de inadmisibilidad.--

De ello se sigue que la expresión de agravios debe contener la fundamentación del recurso mediant
un análisis en el cual se expliciten con claridad las razones en virtud de las cuales el recurrent
entiende que la sentencia atacada le produce un perjuicio injusto.--

Así, la doctrina sentada por el Máximo Tribunal Provincial, afianzada desde hace años, subraya qu
"el escrito de expresión de agravios debe contener un análisis crítico de la resolución que s
pretende apelar, en virtud de que los agravios son fundamento y medida del recurso, y han d
conformar una posición clara y concreta del litigante, que no coloque al tribunal en la necesidad d

proceder a una revisión indiscriminada, con riesgo de suplir no sólo la actividad crítica de
impugnante, sino de hallar agravios donde aquél no los hubiera señalado" (TSJ Cba., in re "Martíne
J. c/ Bustamante, M. - Ejecutivo - Cpo. de Apelación - Recurso Directo", A.I. N° 120, 29/05/00).--

En ese orden de ideas, se advierte que en la expresión de agravios la parte recurrente debe examina
los fundamentos de la resolución y concretar los errores que a su juicio ella contiene y de lo
cuales derivan los agravios que reclama.--

En tal sentido, las razones formuladas por la apelante no resultan idóneas para refutar lo
elementos que sustentan el fallo, en la medida que no rebaten los fundamentos brindados por e

Tribunal de mérito para declarar perimida la instancia.---

De hecho, los agravios se dirigen a cuestionar vicios de procedimiento suscitados en primer

instancia, los cuales no fueron cuestionados en el momento oportuno. Claramente, la recurrent


pretende introducir en esta instancia una cuestión no planteada en la etapa correspondiente,
además de ello, intenta atacarla mediante otra vía que la específicamente regulada para ello
Impugna mediante recurso de apelación y nulidad, vicios del procedimiento que sólo pueden se
atacados mediante incidente de nulidad en la etapa y en el plazo correspondiente (Sistema d

unicidad de las impugnaciones.).---

4 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

Principio de especificidad o unicidad.---

Cabe señalar que en virtud de este principio, las resoluciones judiciales toleran un único sender
impugnativo, no permitiendo escoger otra vía de ataque que la específicamente regulada para ello
habilita al tribunal a su rechazo si no ha sido la correcta.---

Si se han violado las formas y solemnidades prescriptas para el proceso y no se ataca la contenid
en la misma resolución, corresponde desestimar la nulidad planteada. En efecto, solamente so

susceptibles de ser impugnadas mediante recurso los defectos de forma de las resolucione
judiciales, es decir, apunta a la violación o inobservancia de las formas viscerales sobre la
cuales deben estar estructuradas las resoluciones judiciales, y que se reputan insuperables
quedando excluido de su ámbito los errores in procedendo, omisiones o irregularidades, qu
precedieron al dictado de la sentencia, susceptibles de ser reparados mediante incidente de nulidad

Los errores de procedimiento anteriores al fallo sólo eran susceptibles de enmendarse mediante l
vía incidental idónea (incidente de nulidad) en la instancia en que éstos se cometieron y no en l

Alzada, como pretende el recurrente. Resulta extemporáneo el planteo nulificatorio intentad


mediante la vía recursiva planteada (apelación), ya que no puede atacarse de nulidad los acto
procesales cuando se han consentido los vicios, al no deducirse la impugnación dentro de los cinc
días de conocido el acto viciado. (cfr. ZALAZAR, Claudia E., Guía práctica para el ejercicio de
derecho: civil y comercial, Tomo I, 1° ed., Córdoba, Advocatus, 2011, p. 54).---

De lo anteriormente expuesto, se concluye que los agravios vertidos por la recurrente no resisten e

menor análisis, pues del escrito de fs. 131/134 no se vislumbra argumento alguno que demuestre e

equívoco del a quo para resolver de la forma en que lo hizo, esto es, declarando la perención d
instancia. Pretende mediante el recurso interpuesto, y sin criticar los argumentos dados por el jue
para declarar la perención de instancia, invocar errores de procedimiento suscitados en la anterio
instancia, desconociendo que la materia sobre la que debe conocer el recurso de apelación sól

resulta viable para revisar cuestiones propuestas en la instancia anterior. En consecuencia, par
alegar la existencia en segunda instancia de vicios o irregularidades del procedimiento tramitado e
primera instancia, debe haberse propuesto en aquella sede la vía idónea, esto es el incidente d
nulidad.---

De igual forma se ha expedido el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba al disponer que :


función esencial de la Cámara de Apelación es la de "revisar" el decisorio del inferior, y el objet
del recurso de apelación no es el desarrollo de un "juicio nuevo", sino una "revisio priori

instantie"...no habiéndose planteado la nulidad de la citación inicial en primera instancia, l


cuestión no era revisable por el órgano jurisdiccional de Alzada, desde que conforme lo normado po
el art. 332 del CPCC, el ámbito de conocimiento del Tribunal de segundo grado está limitado por la
cuestiones sometidas a juzgamiento ante el inferior...para corregir vicios o errores "acaecidos e

5 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

el procedimiento" el rito impone la promoción del incidente de nulidad, incluso aún después d
dictada la resolución que pone fin a la primera instancia. Ese es el medio por el cual el afectad

puede alegar que tomó conocimiento de la existencia del vicio, comisivo u omisivo, habido en e
trámite y lograr la invalidación de los actos inficionados de nulidad...el recurso de apelación sól
resulta viable para "revisar" capítulos propuestos en la instancia anterior. De lo que se deriva
como lógica consecuencia, que para alegar la existencia en segunda instancia de vicios
irregularidades del procedimiento tramitado en primera instancia, debe haberse propuesto en aquell

sede, la vía idónea, esto es la del incidente de nulidad." (TSJ Sala CC Cba. 8/6/04. Sentencia N
67. "Marín José Alejandro c/ Bibas Ana Cristina -Desalojo por abandono- Recurso Directo).-

En conclusión, se puede afirmar que en virtud del principio de unicidad de los recursos, la
resoluciones judiciales sólo toleran un solo sendero impugnativo específico. Por eso, si la ví
idónea para reprochar una anomalía en el procedimiento es el incidente de nulidad, va de suyo qu
queda desplazado el recurso de apelación como medio impugnativo alternativo. En nada obsta a ta
conclusión la circunstancia de que el recurso de apelación absorba el recurso de nulidad, desde qu
-tal como explícitamente lo dispone el art. 362, CPCC- en estos casos el recurso de apelació
comprende los vicios de nulidad de las resoluciones. Es decir, en tanto que el artículo citado hac

referencia sólo a los vicios de los que adolezca la resolución, se encuentran excluidas de l
apelación las nulidades del procedimiento.---

3) Por otra parte, considero necesario realizar un breve análisis sobre el carácter del vici
invocado por la recurrente como causal de nulidad. La apelante argumenta que se ha vulnerado s
derecho de defensa al darse trámite a la demanda sin la debida representación (se refiere a la falt
de intervención del Asesor Letrado) puesto que en ese momento era menor de edad.---

Queda claro que la intervención a la que hacemos referencia es complementaria, y como tal, conform
a la nueva normativa sustancial (art. 103 CCCN) el carácter de la nulidad es relativa.---

En este sentido, calificada doctrina entiende que: "La doctrina y jurisprudencia anterior a l
reforma de esa manera lo entendía, en ese sentido el Dr. Vénica expresaba que, teniendo en cuent

que ella ha sido instituida en el exclusivo beneficio del incapaz, es relativa y -por ende
confirmable por el propio asesor de menores, lo que ocurriría tácitamente si luego de haber tomad
conocimiento del acto viciado -omisión de dar intervención-, no introduce en tiempo y forma e
incidente de nulidad correspondiente (art. 78, segundo párr. Inc. 1° del CPCC). Además, tratándos
de nulidad relativa, no puede ser declarada de oficio por el juez" (VÉNICA, Oscar Hugo, Códig

Procesal Civil y Comercial de la Pcia. De Cba., Marcos Lerner, t I- LORENZETTI, Ricardo Luis
Director- Código Civil y Comercial Comentado, Rubinzal-Culzoni, 2014, t. I; citados por ZALAZAR
Claudia E., Guía práctica para el ejercicio del derecho: civil y comercial, Tomo IV, 1° ed.
Córdoba, Advocatus, 2016, p. 37).---

6 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

De la misma forma, el Alto Cuerpo de esta Provincia ha expresado: "Sabido es que la nulidad previst
en los arts. 55 y 494 del Código Civil, y art. 99, del CPCC, es de carácter relativo (cfr. Llambías

"Tratado de derecho civil. Parte general", T. I, nº 628; Cozzi Gainza, voz "Asesor de Menores", e
"Enciclopedia de derecho de familia", T. I, p. 427; C. Civ. 2ª Cap., 25.8.30, J.A., 33-1.114; Borda
"Tratado de derecho civil argentino. Familia", T. II, p. 301)."---

"Así lo consagra -expresamente- el actual art. 103, del Código Civil y Comercial de la Nación, en e
cual se precisa que la falta de intervención del Ministerio Público, causa la nulidad relativa de
acto."---

"De ello se deriva que los actos llevados a cabo sin su actuación, pueden ser confirmados, ya que l
finalidad de la norma es proveer a la buena defensa de los intereses del incapaz (C.N. Civ., Sala A
6.6.70, E.D., 36-328) (Alberto J. Bueres - Elena I. Highton, Código Civil y normas complementarias

Análisis doctrinario y jurisprudencial, T. I A, Parte General, pág. 501 y T 1 B, Familia, pág


917)." (Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba, Sala Civil y Comercial, in re

NUEVO BANCO SUQUIA S.A. C/ BELTRAMONE, MARIA SILVIA Y OTRO. EJECUCION HIPOTECARIA. 4761727 - RECURS
DIRECTO, A.I. N.º 77, 06/05/2019).---

De las constancias de autos surge, atendiendo al carácter relativo de la nulidad, que lo actuado e
primera instancia ha quedado consentido y convalidado pues ni cuando intervino la Asesora Letrada
fs. 88 (la cual lo hizo a petición de la parte demandada y no de su representante legal) ni a
comparecer la recurrente al haber adquirido la mayoría de edad (fs. 95) se invocó el incidente d

nulidad pertinente. En este sentido, se advierte que se ha convalidado el vicio de procedimiento

precluyendo toda posibilidad de objetarlo con posterioridad.---

Más allá de lo expuesto precedentemente, considero que tampoco es válido el argumento utilizado po

la recurrente respecto a que "...el Asesor Letrado no hubiese permitido que la perención d
instancia se efectúe, ya que es su deber funcional instar el proceso" (fs. 133 vta.) pues en est
caso, al actuar complementariamente, lo hace como un órgano de vigilancia y asesoramiento
careciendo en principio, de facultad para sustituirse a la actividad directa del representante.---

Sobre este tema, calificada doctrina ha expresado: "Pese a la terminología utilizada por el art. 5
del Código Civil, debe destacarse que no siempre el ministerio de menores ejerce funciones d

representación. Los respectivos funcionarios asumen la calidad de representantes del incapaz cuando
por ejemplo, peticionan judicialmente la remoción de los tutores o curadores por su mal
administración (art. 493 del Código Civil), o piden que se decrete la pérdida o suspensión de l
patria potestad o el nombramiento de tutor al menor abandonado; etc, es decir, en todos aquello
supuestos en que, por cualquier razón, actúan judicialmente en lugar del incapaz. En los demá

casos, o sea cuando los incapaces de hallan debidamente representados en el proceso, el ministeri
pupilar no es más que un órgano de vigilancia y asesoramiento, y carece, en principio, de faculta

7 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

para sustituirse a la actividad directa del representante" (Palacio, "Derecho Procesal Civil", tom
II, pág. 625/626).---

En síntesis, el recurso interpuesto no es de recibo, pues la apelante, recién en esta instanci


invoca la nulidad del procedimiento, habiendo consentido previamente toda la tramitación del proces

sin alegar en el momento oportuno la existencia de vicio alguno.---

4) Por todo lo expuesto, corresponde declarar desierto el recurso de apelación interpuesto por l

actora Emilce Lucía Ponce Azua, confirmando el resolutorio en crisis en todo cuanto dispone.---

En lo concerniente a las costas estimamos que corresponde imponerlas al recurrente vencido atento a

principio objetivo de la derrota (art. 130 in fine C.P.C.).---

A los fines de la regulación de honorarios tengo en cuenta los arts. 26, 29, 36, 39 y 40 del Códig
Arancelario - Ley 9459. Establecer el porcentaje de los honorarios de los Dres. Fernando A
Tissembaum y Germán Heredia en el treinta y cinco por ciento del punto medio del art. 36 de la le
9459 para cada uno de ellos, con más el IVA sobre los honorarios del primero de los letrados atent
la condición tributaria acreditada.---

5) Ingresaremos ahora a analizar el recurso de apelación interpuesto por la actora Claudia Mariel
Azua, quien a fs. 114/117 expone que en virtud de la escasa complejidad del asunto y las tarea

llevadas a cabo, debería haberse considerado a la pretensión como si fuera sin base regulatoria,

haber regulado los mínimos establecidos por la ley.---

Adelantando opinión, considero que el recurso planteado debe ser rechazado. Doy razones.---

En primer lugar, no puede negarse que el juicio principal posee base económica, la que no es otr

que la pretensión realizada por los accionantes, es decir, el monto demandado. Así lo dispone e

art. 31 inc. 2 de la ley 9459.---

Lo dicho se sustenta en que, al tratarse de un juicio en que se reclama una suma de dinero, ést
será la base utilizada por haber sido cuantificado por las actoras al momento de demandar.
monto de lo discutido está determinado por el contenido de la demanda, lo que no puede ser de otr
modo, ya que dicho monto ‘no debe confundirse con el de la condena, con el que puede coincidir o no
e inclusive, puede no haberla. La sentencia o transacción resuelven el juicio mediante el rechazo d

la acción o su acogimiento, sea éste total o parcial, pero en todos los casos el juez o las parte
se pronuncian sobre el total de lo reclamado’" (FERRER, Adán Luis, Código Arancelario, comentado
anotado, 2 ed. Córdoba, Alveroni Ediciones, 2012, p. 76).---

Por este motivo, no resulta procedente el argumento referido a que la base económica debi
determinarse por las partes y que estas debieron aportar elementos para arribar a la misma, pue

8 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

como se dijo precedentemente, la base económica está constituida por el monto demandado por la
actoras.---

En este sentido, no puede admitirse el argumento referido a que no puede determinarse el monto e
que la pretensión se estima debido a que fue establecido a meros cálculos con la sola finalidad d

cumplimentar con la formalidad impuesta por el art. 175 CPC. Es decir, el recurrente plante
equivocadamente que el Tribunal establece arbitrariamente una base regulatoria al considerar qu
ninguna de las partes asimila la cifra establecida en demanda como objeto real y determinado d
pretensión.---

Como bien puede advertirse, en abierta violación a los principios de la lógica, la actora pretend
desconocer el monto reclamado en la demanda, aduciendo que era sólo a los efectos de las posteriore
pruebas, las cuales nunca se produjeron porque la parte interesada no impulsó el proceso

Claramente, la actora promueve la demanda y reclama un monto, pero luego, al ser condenada e
costas, aduce que dicho monto no puede ser tomado en cuenta a la hora de tomar la base regulatoria

cuando de la ley surge que debe ser tomado en cuenta (arts. 31 y 83 ley 9459).---

Por otra parte, respecto al agravio referido a la falta de fundamentación para aplicar los punto

medios de los porcentajes establecidos, cabe señalar que el a quo a la hora de regular lo
honorarios de los dos letrados, tuvo en cuenta la cuantía del asunto y las tareas efectivament
cumplidas (lo que incluye la eficacia de la defensa y el éxito obtenido art. 39 C.A.).---

El recurrente omite referirse a las pautas que fueron evaluadas por el a quo y que son de gra
relevancia: la efectiva tarea profesional desplegada y el éxito obtenido, por lo que considero qu
el punto medio utilizado no resulta desproporcionado.---

Asimismo, debe señalarse que el Juez de primera instancia ha realizado la regulación dentro de lo
límites que autoriza la escala legal aplicable, la que en principio es discrecional en su valoració

por parte del juez, no resultando el punto medio de las escalas aplicadas un exceso por parte de
sentenciante.---

Por otra parte el a-quo aplicó el punto medio de la escala. Al respecto este Tribunal, sostiene qu
en ausencia de pautas cualitativas especiales, que redimensionen o minimicen la entidad de la labo
profesional, procede la adopción de los porcentajes medios, precisamente por ser equidistantes entr
máximos y mínimos y, por ende, conducen a una valuación promedio.---

En igual sentido: "Si bien constituye una facultad discrecional del sentenciante la elección de
porcentaje a aplicar, entre el mínimo y el máximo de la escala que la ley prevé, no puede dejar d
soslayarse que un estricto sentido de justicia y equidad muestran como aconsejable, cuando no se da

circunstancias que denoten una ardua y pesada tarea profesional o el estar ante la presencia de u
caso de gran dificultad o en el que acontezca alguna situación o cuestión que le dé a la incidenci

9 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.
:: G E S T I O N DIGITAL PARA A B O G A D O S :: https://www.justiciacordoba.gob.ar/marcopolo/_Expedientes/operacion.a...

un tinte diferenciante y especial, practicar la regulación tomando el punto medio de la escal


correspondiente." (Cámara 6 CC, AI Nº 241, 30-6-04 publicado en Suplemento de Derecho Procesal d

Foro de Córdoba, Nº 9, síntesis de jurisprudencia, reseña Nº 87, pag.211).---

6) Por todo lo expuesto, corresponde rechazar el recurso de apelación deducido por la actora Claudi

Mariela Azua. Sin costas (art. 112 C.A.).---

Por todo ello, SE RESUELVE: 1) Declarar desierto el recurso de apelación interpuesto por la actor

Emilce Lucía Ponce Azua y en consecuencia confirmar el resolutorio apelado en todo cuanto decide
ha sido motivo de agravios, 2) Imponer las costas al recurrente vencido atento al principio objetiv

de la derrota (art. 130 in fine C.P.C.). 3) Establecer el porcentaje de los honorarios de los Dres
Fernando A. Tissembaum y Germán Heredia en el treinta y cinco por ciento del punto medio del art. 3
de la ley 9459 para cada uno de ellos, con más el IVA sobre los honorarios del primero de lo
letrados atento la condición tributaria acreditada. 4) Rechazar el recurso de apelación deducido po

la actora Claudia Mariela Azua. 5) Sin costas (art. 112 C.A.). Protocolícese, hágase saber y bajen

DIAZ REYNA, José Manuel

VOCAL DE CAMARA

ESLAVA, Gabriela Lorena LIENDO, Hector Hugo

VOCAL DE CAMARA VOCAL DE CAMARA

Impreso el 03/09/2019 a las 12:02 p.m. por 1-28376

10 de 10 03/09/2019 12:20 p. m.