Sie sind auf Seite 1von 3

Procedimientos aduaneros para despacho ante la DIAN:

Una vez tenga lista la mercancía verifique los términos de negociación (Incoterms)
y si es el caso utilice un Agente de Carga (Vía Aérea) o Agente Marítimo para la
contratación del transporte internacional. Deberá dirigirse, para solicitar clave de
acceso al sistema informático de la DIAN para que diligencie la Solicitud de
Autorización de Embarque. Directamente si su exportación tiene un valor inferior a
USD$10.000. Si es superior a USD $10.000 debe realizar este procedimiento a
través de una agencia de aduanas, que esté autorizada por la DIAN. Este trámite
debe hacerse ante la Administración de Aduanas por donde se va a despachar la
mercancía, anexando entre otros, los siguientes documentos:

1. Factura Comercial
2. Lista de Empaque (si se requiere)
3. Registros Sanitarios o Vistos Buenos (sí lo requiere el producto)
4. Documento de Transporte
5. Otros documentos exigidos para el producto a exportar

Una vez presentados los documentos e incorporados al sistema informático


aduanero, este determina si se requiere inspección física, automática o documental,
si es física se hace en las bodegas del puerto de salida, la aerolínea o en el lugar
habilitado por la DIAN. Terminada esta diligencia y si todo esta bien, la mercancía
puede ser embarcada y despachada al exterior. Hecha esta operación y certificado
el embarque por la empresa de transporte la Solicitud de Autorización de Embarque
se convierte en Declaración de Exportación -DEX.
INCOTER EXW

En fábrica…lugar designado

Como sabemos, dentro de una negociación internacional, muchas veces cada país
tiene diferentes interpretaciones comerciales, lo cual puede generar un mal
entendido durante la operación de Comercio Exterior. Los INCOTERMS nacen con
el objetivo de evitar estas confusiones, ya que establecen reglas a nivel
internacional.
Este término comercial es uno de los más frecuentes a utilizar por el vendedor en la
operación de compraventa nacional o internacional de mercancías; ya que
establece que el vendedor debe de realizar la entrega de las mercancías
empacadas y embaladas apropiadamente para su exportación, en su
establecimiento (taller, bodega, almacén, etc.) o en otro lugar convenido.
En este caso el vendedor no tiene la obligación de realizar la carga de la mercancía
al transporte seleccionado por el comprador, ni realizar los trámites aduaneros para
su exportación.
Sin embargo, si el comprador que haya adquirido la mercancía en este termino de
compraventa, podrá solicitar al vendedor que le proporcione información que
requiera para llevar a cabo la exportación.
Mientras que el vendedor no está obligado a organizar el despacho de exportación.
Por consiguiente, sería recomendable que no se utilice este término si el comprador
no puede obtener las licencias, requisitos o autorizaciones para la extracción de esa
mercancía a otro país.
Si decidiera el vendedor realizar el despacho, se le recomienda utilizar el término
FCA ya que se adecua mas a este término.
En pocas palabras, este término representa la menor obligación para el vendedor.
Por otra parte el término EXW puede emplearse con cualquier modo de transporte.
Es recomendable que este término solo se usé en el comercio nacional.
También es ocupado por vendedores que no cuenta con conocimiento para
exportar. En caso de que el comprador seleccione este término, tiene que contar
con una logística que pueda manejar desde la entrega hasta el destino final y tener
un amplio conocimiento para realizar las formalidades aduaneras para su
exportación.
De no tomar estas medidas, pueden afectar gravemente al comprador y a su
empresa. Desde un retraso de arribo hasta la perdida de la mercancía en un
embargo precautorio (No cumplir con las formalidades aduaneras).
Se debe tener mucho cuidado con este término ya que en la práctica, el vendedor y
el comprador no se ajustan a las obligaciones que a cada parte le corresponden.
Por ejemplo, el vendedor puede estar en la mejor disposición de cargar la
mercancía, el cual no es aplicable para este término.
En el caso en que el vendedor está en una mejor posición para cargar la mercancía,
el término FCA por lo general es más adecuado, puesto que obliga al vendedor a
realizarlo por su propia cuenta y riesgo.
A veces le es difícil para el comprador cargar la mercancía cuando no tiene el equipo
para realizarlo por lo que no es una buena opción este término comercial. En
resumen, es importante que las partes establezcan claramente el punto en el lugar
de entrega, ya que los costos y los riesgos en ese punto son por cuenta del
vendedor.
El comprador asume todos los costos y riesgos involucrados en llevar la mercancia
desde el punto de acuerdo o en su caso, en el lugar de entrega hasta el lugar de
destino.