Sie sind auf Seite 1von 8

1

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

CURSO: TEORÍA PSICOANALÍTICA

SECCIÓN: PV 81

Tarea académica 1: Análisis de la película “Un Método Peligroso”: análisis del caso

Sabina Spielrein

PROFESORA: Regina Tagliabue

ALUMNOS

Lira Dávila, Jesús u201521015

Motta Cotrina, Brenda u201614289

Pinado Cabrera, Gianfranco u201716314

UPC, Villa, 9 de Septiembre del 2019


2

Resumen de la película

La historia tiene lugar en el siglo XX, principalmente, en las ciudades de Zúrich y

Viena. Comienza con la aparición de Sabina, una paciente joven que era trasladada al

consultorio del psiquiatra Jung, por presentar episodios de histeria. Él comienza a tratarla en

terapia y a través de las sesiones, en las cuales hacía uso del método de asociación libre

basado en la orientación psicoanalítica de Freud, descubre que había sufrido de múltiples

humillaciones y castigos durante su infancia. También, sale a la luz el abuso sexual del que

había padecido, lo cual apoyaba la teoría de Freud que relaciona la sexualidad infantil con los

desórdenes emocionales. Cabe resaltar que Jung era un fiel seguidor de las ideologías de

Freud, por lo cual empieza a comunicarse con él por medio de cartas y entablan una relación

muy cercana. Freud le pide a Jung hacerse cargo de Otto Gross, quien poseía ideologías

liberales e inmorales para la época. Gross persuade a Jung y este se deja llevar por sus

sentimientos hacia Sabina. A partir de allí, Jung inicia una relación con ella como su amante.

Con el tiempo, Jung discrepa con Freud, ya que consideraba importante explorar otros

caminos mientras que él proponía apegarse a su teoría sexual. Paralelamente, Jung corta la

relación con Sabina, quien posteriormente se vuelve paciente de Freud. Jung y Freud

terminan su amistad. Tiempo después Freud deriva pacientes a Sabina, quien se volvió

psiquiatra y ella pierde el interés en Jung. Finalmente, ellos se encuentran por última vez y se

despiden.
3

Motivo de consulta

Sabina es llevada a consulta a causa de los episodios histéricos que presentaba, los

cuales podían llegar a ser violentos, y que no tenían origen en lo biológico.

Sintomatología clínica

Durante los episodios de histeria, se evidenciaba movimientos bruscos y repentinos de

distintas partes del cuerpo tales como piernas, brazos, tronco y cabeza. Así como facies que

denotaban dolor y enojo, que no eran controladas por ella. Su tono de voz se elevaba de un

momento a otro, llegando a gritar. Se mostraba alterada la mayor parte del tiempo y llegaba a

llorar. Pese a ello, estaba orientada en tiempo y espacio. Indica que tiene insomnio, percibe

alucinaciones de tipo visual y auditiva pues indica que siente que “Hay un gato y se mete en

la cama con ella” y que este “le susurra cosas pero no escucha que era”

Antecedentes familiares

Sabina refiere que durante su infancia, su padre solía castigarla por medio de golpes

físicos, lo cual la hacía sentir avergonzada y humillada. Evoca recuerdos en los que fue

abusada sexualmente por parte de su padre. Asimismo, nunca recibió un respaldo o

tratamiento previo a la terapia por lo ocurrido.

Descripción del proceso de tratamiento

Inicialmente, Jung realiza algunas sesiones con Sabina, en las cuales le hace una serie

de preguntas para indagar acerca de la sintomatología que presenta y sobre su historia.

Ahonda en la historia de su etapa infantil, especialmente en el ámbito familiar, a partir del

cual llega a realizar preguntas en relación a su padre. De este modo, va descubriendo cómo

era el trato por parte de él hacia Sabina y además de identificar las conductas clave que

evocan sentimientos de profundo temor y tristeza en ella, logra que tome consciencia y

verbalice un hecho relevante que experimentó en ese periodo, tal como el abuso del que había

sido víctima. Sumado a ello, utiliza el método de asociación libre en el cual le menciona
4

palabras y Sabina le responde con aquello que se le viniera a la mente. Ello daba luces de qué

es lo que podía estar aquejando a la paciente y provocando los síntomas que experimentaba,

cuya causa no era consciente. Esto se ver reflejado desde el principio, donde Jung empieza

con la terapia sentándose detrás de la paciente y ella relata sus experiencias dentro de la

familia y con su padre. Vemos que cuando se acerca a un episodio reprimido en el

inconsciente, su cara empieza a cambiar, le es difícil verbalizar lo que viene a su mente y

empieza a hablar entrecortadamente. Esto, como explica Freud dentro de sus conferencias, se

da porque la paciente está que llega al núcleo del material reprimido, lo cual se repite en las

siguientes sesiones. También se puede observar como Jung establece el rapport con ella y

permite la paciente realice el proceso de transferencia con él. Esto se puede mirar en la

segunda escena, cuando ellos empiezan a caminar y Jung empatiza con ella indicando que

podría ser una excelente médico, pero la paciente a tratar de refutar esto mostrándole al

doctor que no se siente capaz de lograrlo. Al final de esta escena, vemos como al golpear su

chaqueta, la paciente muestra signos de perturbación, pues le cambia la facie, su cuerpo se

torna en posición encorvada y empieza a tartamudear, por lo que Jung se da cuenta que va por

buen camino pues está que se acerca al material inconsciente que la entrevistada no puede

hablar. En la siguiente escena del tratamiento, vemos que Jung le pide a la paciente recordar

cómo fue la primera vez que su padre la azotó, percibiendo que dentro de estas escenas

estaría la causa del problema de la paciente. Sabina revela que le excitaba que su padre la

golpeara, por lo que provocaba que la humillaran para volver a sentir esas sensaciones. No

obstante, no podía decirlo porque sentía que no había remedio para ella pues lo que había

pensado “era infame e indecente”. Al reconocerlo, vemos como la paciente desvanece

notablemente sus síntomas, lo cual refleja un proceso de mejora en la salud mental de Sabina.
5

Técnica terapéutica empleada

Jung hace uso del método propuesto por Freud de asociación libre, en el cual se

pretende que al mencionar palabras al paciente este responde con lo primero que se le venga a

la mente al escucharlas, sin tomarse gran tiempo para pensar. Jung realiza este procedimiento

omitiendo el presionado de la frente y el diván, pero conservó la indicación de que el paciente

no debe reservarse nada algo que aparenta no ser lo buscado, lo adecuado o porque es

desagradable decir (Freud, 1895).

Así mismo, la técnica utilizada consiste en no dejar que el paciente se distraiga con la

vista del terapueta, es por eso que Jung se sienta detrás de Sabina.

De igual manera, se focaliza en los recuerdos de la niñez y precisamente, los que

llegan en forma de imágenes, como por ejemplo, la que se presenta cuando Sabina recuerda

que su padre la castigaba de manera física cuando niña. El terapeuta se orienta al seguir esta

imagen mnémica diciéndole al paciente que contemple de nuevo la imagen, preguntando si

esta ha desaparecido, si recuerda el paciente recuerda un detalle entonces este debe significar

algo. Si la imagen persiste es porque el paciente todavía tiene algo que decir (Freud, 1895).

Jung realiza este procedimiento al centrarse y darle interés y construir las preguntas

pertinentes para explorar aquel recuerdo a raíz de la imagen (la golpiza de su padre), por

ejemplo “Hábleme de la primera paliza propinada por su padre” y “¿qué sentía esa primera

vez?”, esto lo llevó a descubrir que a Sabina le gustó o le excitó aquella situación,

Relación paciente-analista

Se observa que el doctor Jung busca que la paciente establezca una transferencia con

él, logrando hacer rapport con ella. Esto se ve reflejado en las primeras escenas de la

películas, pues el doctor se muestra muy amable con Sabina (algo que era muy difícil de ver

durante aquella época y más entre la profesión de psiquiatría) y le indica que sólo hablarán y

estará dispuesta a escuchar todo lo que le cuente. Además de empatizar con ella, Jung le
6

empieza a comprometer con sus cosas, invitándole a que le ayude en ciertas tareas de

investigación para lograr una mejor conexión con ella. Esto permite que la relación entre

ambos se mejore y que cura se acelera, pues la paciente poco a poco le tenía más confianza.

La transferencia lograda tuvo diversas etapas, donde la primera escena en que la podemos

observar es cuando Jung empieza a golpear su abrigo y lo cual genera reacciones en el cuerpo

de Sabina de excitación. Posteriormente, Sabina también empieza a adentrarse en el contexto

familiar de Jung, haciendo inferencias de su relación con su esposa y tratando de mostrarse

como alguien que lo puede entender en aquellas dificultades que pase. Luego pasan a una

segunda etapa, donde ella termina el tratamiento y empiezan a verse. Vemos como Jung,

visiblemente habituado a la experiencia erótica con su esposa, decide ver a Sabina y ella

desea que este tenga el rol activo dentro de la actividad sexual, indicando que desea que la

golpee durante el acto. Esto es importante, pues a pesar que ha terminado la relación

terapéutica, se ve como Sabina desea transferir la excitación sentida por el acto de azote de su

padre a su nueva pareja sexual que en este caso sería el doctor Jung. No obstante, vemos

cómo ante cada posibilidad de que el doctor se aleje, Sabina empieza a desarrollar

nuevamente la sintomatología presentada durante las sesiones, lo cual es un indicio de que no

se terminó bien la terapia y que existe una contratransferencia. En este punto, podemos

entender la importancia de que el terapeuta siempre mantenga una distancia en cuanto a la

relación con el paciente, además de lo esencial que mantenga un proceso de análisis propio,

pues el doctor Jung también estaba transfiriendo material inconsciente a la paciente como su

deseo de no tener una relación monogámica. Finalmente, vemos cómo la paciente desea

retomar otra terapia con Freud, pues los acontecimientos con el doctor Jung la han afectado

severamente y cómo ambos deciden alejarse afectados por una inadecuada transferencia, pues

confundieron las pulsiones inconscientes depositadas en el otro como una relación posible de

amor.
7

Etapa del pensamiento de Freud

Origen-inicio de la teoría freudiana, puesto que se hace alusión a la sexualidad como

origen de mucho de las problemáticas de la época. Es más, Freud lo consideraba como una

sólida base de su teoría. Así mismo, se hace mucho uso de la interpretación de los sueños,

siendo esta una herramienta que usan tanto Freud como Jung a lo largo de la película.

Además, se practica la asociación de palabras y la película se desarrolla en el periodo entre

1904 y 1911. En base en lo anterior, en esa época se encuentran los gérmenes de los inicios

de la catarsis, por ejemplo, los factores psicosexuales y del infantilismo, la significación de

los sueños y del simbolismo de lo inconsciente” (Freud, 1895). Esto lo escribe Freud en el

año 1908, por lo tanto, se puede decir que el historial observado en la película corresponde a

las etapas iniciales del pensamiento en el desarrollo de la teoría de Freud.

Reflexión - crítica sobre la relación de Freud y su discípulo

Se trata de una relación no productiva ni adecuada en ambas personas porque se limita

el trabajo cooperativo en base a un tema de interés: el método psicoanalítico. Se trata de una

relación Mentor-Discípulo conflictiva en la que hay conflicto de autoridades (Freud no toma

en cuenta los aportes de Jung, se limita a no tener en cuenta y reducir las ideas de su colega

como simples misticismos carentes de un base científica, y Jung adopta un rol más pasivo y

le da autoridad a Freud, además, se niega a reconsiderar él sus ideas llegando a un punto en

el que se centra solo en eso). Ambos reflejan su individualidad y tratan de superponer sus

ideas entre ellos. Como consecuencia, no solo se obstaculiza el desarrollo de un método, sino

que trae repercusiones en la vida personal de ambas personas.


8

Referencias

Freud, S. (1895). Estudios sobre la histeria. Recuperado de

https://aprendefilosofia.files.wordpress.com/2009/04/freudestudios-sobre-la-

histeria.pdf