You are on page 1of 107

CONTENIDO

PRESENTACIÓN HUGO FAZIO

ADIÓS A TODO AQUELLO ERIC HOBSBAWM

REVOLUCIONES INDUSTRIALES,
MODERNIZACIÓN Y DESARROLLO JEAN-PHILIPPE PEEMANS

REPENSANDO LA HISTORIA DE LA
UNION SOVIÉTICA HUGO FAZIO

SOBRE LAS MOTIVACIONES ECONÓMICAS Y


ESPIRITUALES DE LA EXPANSIÓN EUROPEA
(SIGLO XV) ABEL LÓPEZ

EXPLOTACIÓN Y ECONOMÍA
MORAL EN LOS ANDES DEL SUR: HACIA
UNA RECONSIDERACIÓN CRITICA BROOKE LARSON

ENTRE BAMBALINAS BUROCRÁTICAS DE LA


REVOLUCIÓN COMUNERA DE 1781 JAIME JARAMILLO

NOTICIAS

RESEÑAS EDUARDO SAENZ


PRESENTACIÓN

El equipo que trabaja en Historia Crítica desea excusarse ante sus lec-
tores por la demora en la publicación de este número, correspondiente
al segundo semestre de 1991. Razones de fuerza mayor, totalmente aje-
nas a nuestra voluntad, nos impidieron editarlo oportunamente. No
obstante estas dificultades, asumimos el compromiso contraído con us-
tedes y redoblaremos los esfuerzos para sacar adelante los números de
este año.
Historia Crítica es una empresa editorial consolidada. Por eso pensa-
mos que ya se encuentra en condiciones de inaugurar una nueva etapa,
la cual podemos definir como de permanencia y ampliación de su cober-
tura. En esta fase, nuestro objetivo es abrirnos hacia América Latina y
hacer de Historia Crítica la primera revista de historia con un radio de
difusión para todo el mundo de habla castellana. Estamos adelantando
algunos contactos necesarios en ese sentido y creemos que alcanzare-
mos pronto esos objetivos, sobre todo porque contamos con la buena
acogida que ustedes nos han dispensado.
Este número cuenta con el apoyo financiero del Comité Interdisciplina-
rio que tuvo a bien cedernos una partida financiera correspondiente a
la revista Texto y Contexto de la Universidad de los Andes. Por esta
razón deseamos agradecer especialmente a todas aquellas personas
que nos han ayudado a mantener y consolidar nuestra revista.
Los artículos que aparecen en esta edición expresan una amplia diver-
sidad temática, pero al mismo tiempo tienen en común el ser trabajos
exploratorios que aportan ideas nuevas sobre la realidad presente y el
oficio de historiar. Esperamos que ello sea de su pleno agrado. Segui-
mos como siempre abiertos a sus comentarios y sugerencias para que
Historia Crítica siga mejorando y consolidándose-

HUGO FAZIO V.
ADIÓS A TODO AQUELLO
Eric Hobsbawm
Profesor emérito de Birkbeck College, Universidad de Londres

¿Cuál es el significado histórico cio de tiempo, cualesquiera sean profundo era el miedo al comu-
de 1989, año en el cual el comu- sus implicaciones, son clara- nismo. Por más de 70 años la po-
nismo en Europa del Este se de- mente históricos y aparecen in- lítica internacional ha sido sos-
rrumbó en forma repentina y mediatamente como tales. El tenida, por una parte, como una
presumiblemente irrevocable, año de la Revolución Francesa y cruzada una guerra fría religio-
anticipando el colapso del régi- 1917 fueron ese tipo de momen- sa, con una breve tregua para
men existente en la Unión So- tos y 1989 fue otro igualmente confrontar el peligro más real
claro. ¿Qué conclusiones pode- del eje Berlín-Tokio.
mos obtener de este último? .

Es mucho más fácil ver el Es mucho más fácil ver el año de


año de 1989 como un 1989 como un desenlace que co-
mo un comienzo. Fue el fin de
desenlace que como un una era en la que la historia
comienzo. Fue el fin de mundial giró alrededor de la Re-
una era en la que la volución de Octubre. Durante
historia mundial giró cerca de 70 años todos los gobier-
alrededor de la Revolución nos occidentales y las clases do-
de Octubre. minantes estuvieron obsesiona-
dos por el espectro de la revolu-
ción social y el comunismo,
transmutado eventualmente en
viética y la disolución de su es- el miedo al poderío militar de la
tructura multinacional? Hacer Unión Soviética y sus potencia-
diagnósticos instantáneos es un les repercusiones internaciona-
juego peligroso, casi tan peligro- les. Los gobiernos occidentales
so como una profecía instantá- aún aceptan el colapso de una
nea. Las únicas personas que se política internacional entera-
sumergen en ello sin vacilación mente diseñada para enfrentar
son quienes esperan que sus la amenaza política y militar so-
diagnósticos y profecías sean ol- viética. Sin una creencia tal el Por otra parte, es claro que no
vidados inmediatamente (como Tratado del Atlántico Norte no fue así. Es cierto que Lenin y los
los periodistas y los comentaris- tendría sentido alguno. Que no bolcheviques vieron a octubre
tas) o no sean recordados más hubo ninguna base real en esta como la primera fase de la revo-
allá de las elecciones siguientes imagen occidental de una Unión lución mundial que podría des-
(como los políticos). No obstante, Soviética contrarrestada en su truir todo el capitalismo. Las
hay momentos en que sucesos intento de invadir el "mundo li- primeras generaciones de comu-
concentrados en un corto espa- bre", solamente prueba cuan
nistas (incluyendo a quien internacional. A escala mundial, y que ellos, marxistas o al
esto escribe) permanecimos ninguno de los 57 grupos dis- menos socialistas,
unidas a lo que pensamos tintos de trotskistas, maoístas, proporcionarían la alternativa.
como un ejército disciplinado marxistas revolucionarios, neo- Si bien es cierto que el poder
para pelear y lograr la anarquistas y otros, como tampo- comunista no parecía estar
revolución mundial. Niki-ta co los Estados comprometidos no- expandiéndose mucho, con
Kruschev, el único campesino minalmente con su apoyo, tuvie- excepción de pequeños países
que gobernó a Rusia (o, para ron mayor importancia. Inclusive latinoamericanos y
este caso, cualquier Estado en algunos países particulares, nominalmente en algunos
importante) aún creía su impacto, excepto en Estados africanos de escasa
sinceramente que el momentos cortos, fue significación internacional, el
comunismo sepultaría al capita- generalmente marginal. El
mundo aún estaba dividido en los
lismo pero no a través de una intento más sistemático por
revolución. La dramática esparcir la revolución dentro de "dos campos" y cualquier país
extensión de la revolución estos lineamientos, la exporta- que rompía con el capitalismo y
antimperialista y comunista ción revolucionaria cubana de los el imperialismo tendía a gravitar
después de la Segunda Guerra años 60, no parecía ir hacia nin- y a ser imaginariamente
Mundial parecía, a primera vista, guna parte. A diferencia de la pri- absorbido por la esfera socialista.
confirmar la expectativa. mera ola revolucionaria mundial Aquellas excolonias que no se rei-
de 1917-1919 y la que siguió a la vindicaran en algún sentido co-
Segunda Guerra Mundial, la ter- mo socialistas y que de alguna
cera ola, que coincidió con la crisis manera no miraran hacia el mo-
mundial de 1970, careció de una delo de desarrollo económico del
Sin embargo, es claro que de tradición ideológica unificada o Este, fueron verdaderamente
1920 en adelante la política de de un polo de atracción. Más aún, "bichos raros" en la primera o se-
la Unión Soviética no fue el levantamiento social más im- gunda generación después de
nunca más diseñada para portante de este período, la 1945. En resumen, la política
lograr la revolución mundial, Revolución Iraní, miró hacia mundial aún podía ser vista, in-
aunque Moscú ciertamente la Mahoma y no hacia Marx. Los clusive en la izquierda, como la
hubiera deseado. En la época comunistas, aunque
de Stalin — quien desestimuló desempeñaron un rol central en
activamente las presiones por la eliminación de los
el poder de cualquiera de los
partidos comunistas y
desconfió de aquellos partidos Es claro que de 1920 en
que hicieron la revolución sin adelante la política de la
su consentimiento— la política Unión Soviética no fue
soviética fue cautelosa y nunca más diseñada para
esencialmente defensiva,
lograr la revolución
inclusive después de las
apabullantes victorias obtenidas mundial, aunque Moscú
por el Ejército Rojo en la ciertamente la hubiera
Segunda Guerra Mundial. deseado.
Kruschev, a diferencia de Stalin,
asumió riesgos y por ello perdió
últimos sobrevivientes de la épo-
su empleo. Independientemente
ca fascista europea, fueron
de lo que Brezhnev quisiera
hacer, la expansión del pronto desplazados, en el
comunismo por todo el mundo y la Portugal post-salazarista y en
invasión de Occidente no estaban la España pos-franquista, por
en sus manos ni entre sus los que se reclamaban como
planes. socialdemócratas.

Después de 1956, cuando el movi- Pero si no había un movimiento


miento comunista internacional significativo para derribar el ca-
comenzó a desintegrarse visible- pitalismo mundial, los revolu-
mente, varios grupos por fuera cionarios aún esperaban que
de la órbita de Moscú sus contradicciones y las de su
reivindicaron el marxismo- sistema internacional lo
leninismo original o al menos la hicieran vulnerable —quizás
herencia revolucionaria un día fatalmente vulnerable—
realización de las consecuencias derrumbaron en 1914, y que en habría sucumbido a esta
de la Revolución de Octubre. los 40 años siguientes el capita- amenaza y el mundo
Todo esto está ahora terminado. lismo pasó de una catástrofe a contemporáneo occidental (por
El comunismo en Europa Orien- otra. Ni los conservadores más fuera de una Norteamérica
tal se ha disuelto o se está disol- inteligentes habrían apostado aislada) hoy día podría
viendo, al igual que la URSS tal por su sobrevivencia. consistir en un conjunto de
como nosotros la conocimos. Lo Una lista simple de los terremo- variantes de regímenes auto-
que China sea en el futuro, tos que estremecieron al ritarios y fascistas, antes que
cuando el último de la genera- mundo en este período es en uno de regímenes liberales.
ción de La Ultima Marcha esté suficiente para demostrarlo: Sin el Ejército Rojo las
muerto, tendrá poco en común dos guerras mundiales, probabilidades de derrotar los
con Lenin y menos aún con seguidas por dos intentos de poderes del Eje eran
Marx. Por fuera de las antiguas revolución total, llevaron al inexistentes. Quizá la historia
regiones del "socialismo real" no colapso total a los viejos en su ironía decida que el logro
hay, proba-blemente, más de regímenes políticos y a la im- más duradero de la Revolución
tres partidos comunistas con un plantación del poder de Octubre fue haber
apoyo de masas genuino (Italia, comunista, primero en una asegurado al mundo
Suráfrica y el CP-Marxista de la sexta parte de la superficie del desarrollado, una vez más,
India concentrado regionalmen- mundo y más tarde en una para la "democracia burguesa".
te) y uno de ellos quiere afiliarse tercera parte de la población Pero esto es, por supuesto,
a la Internacional Socialista tan mundial; además, la disolución asumiendo que permanecerá a
pronto como pueda. Lo que de los vastos imperios salvo...
estamos viviendo no es la crisis coloniales creados antes y du-
de un tipo de movimiento, rante la época imperialista. Una
régimen y economía, sino su fin. crisis económica mundial que
Aquellos de nosotros que puso de rodillas aun a las
creímos que la Revolución de economías capitalistas más
Octubre era la puerta al futuro fuertes, mientras que la Unión
de la historia mundial, como ha Soviética parecía inmune a
sido mostrado, estábamos ella. Excepto en una franja de
equivocados. Lo erróneo de la Europa, las instituciones de la
afirmación de Lin-coln Steffens: democracia liberal
"Yo he visto el futuro y desaparecieron virtualmente en
funciona", no fue que no todas partes entre 1922 y
funcionara. Funcionó, pero de 1942, en la medida en que sur-
una manera bulliciosa y tiene a gían el fascismo y sus
su favor grandes y en algunos movimientos autoritarios
casos sorprendentes logros. satélites. Sin el sacrificio de la
Pero resultó no ser el futuro. Unión Soviética y sus pueblos,
Cuando llegó su fin, al menos en el capitalismo liberal
Europa del Este, todos, incluso occidental probablemente
sus dirigentes, lo supieron. Y se
derrumbó como un castillo de
naipes.

¿Qué ocurrió para que el miedo Lo que estamos


o la esperanza o el mero hecho la crisis de un tipo de
de Octubre de 1917 dominara la movimiento, régimen y
historia mundial por tanto tiempo
economía, sino
y tan profundamente que ni
siquiera el más frío de los su fin. Aquellos de
ideólogos de la "guerra fría" nosotros que creímos
esperara la desintegración re- que la Revolución de
pentina y sin resistencia de Octubre era la
1989? Es imposible entender puerta al futuro
toda la historia de nuestro siglo, de la historia
a no ser que recordemos que el mundial, como
viejo mundo del capitalismo ha sido mostrado,
global y la sociedad burguesa en estábamos equivocados.
su versión liberal se
reconocida lentamente, aun por
quienes se beneficiaron. "Usted
nunca estuvo tan bien" se con-
virtió en eslogan político britá-
nico hasta 1959, y fue plena-
mente reconocido sólo retros-
pectivamente, después de que el
boom había comenzado a termi-
nar a comienzos de los años 70.
Inicialmente no pareció ser un
triunfo capitalista puesto que
los dos "campos" —al menos en
Europa y Asia— estaban ocupa-
dos recuperándose de las devas-
taciones de la guerra y se con-
sideraba que el crecimiento de
las economías socialistas du-
rante este período era más rápi-
do, si no el más rápido, que el
del resto.
Durante 40 años el capitalismo Por el contrario, lo que fue total- Sin embargo, en algún momento
vivió una época de catástrofe, vul- mente inesperado, hasta para
los gobiernos y los hombres de de los años sesenta se hizo pa-
nerabilidad y constante inestabi- tente que el capitalismo había
lidad, con un futuro que parecía negocios ansiosos por la ruina
de la posguerra y las posibles superado su época catastrófica,
completamente incierto. Más aunque todavía no era evidente
aún, durante esta época se en- depresiones, fue el extraordina-
rio crecimiento de la economía que las economías socialistas es-
frentó por primera vez con un sis- tuvieran cayendo en una seria
tema que declaraba ser la alter- en su conjunto después de la Se-
gunda Guerra Mundial. Ello perturbación. No obstante, en
nativa futura: el socialismo. En términos materiales y tecnológi-
los momentos más traumáticos convirtió la tercera cuarta parte
cos, el campo socialista eviden-
de esta época, el comienzo de los temente ya no estaría más en
años 30, cuando el verdadero me- competencia.
canismo de la economía capitalis-
ta, hasta ahora conocido, aparen- En algún momento de
los años sesenta se hizo En cierto modo la herencia de la
temente dejó de funcionar y el época de catástrofe estaba supe-
triunfo de Hitler en Alemania patente que el capitalismo rada o por lo menos enterrada.
golpeó duramente a las institu- había superado su época El fascismo y sus formas asocia-
ciones liberales, la URSS apare- catastrófica, aunque das de autoritarismo fueron des-
cía haciendo sus más dramáticos todavía no era evidente truidos y liquidados en Europa,
avances. Retrospectivamente pa- que las economías y las variantes de la democracia
rece sorprendente que políticos li- socialistas estuvieran liberal una vez más se convirtie-
berales y conservadores (para no cayendo en una seria ron en el régimen político nor-
mencionar los de izquierda) fue- perturbación. mal de los países metropolitanos
ran a Moscú a aprender lecciones (evidentemente éste no fue el ca-
(la palabra "plan" se convirtió en de este siglo en la época de oro so en lo que ahora se llama el
una palabra incómoda en el es- del desarrollo capitalista: "Los Tercer Mundo). Los imperios co-
pectro político occidental), o que treinta años gloriosos", en la ex- loniales de la época imperialista,
los socialistas hubieran creído presión francesa. Esta época fue que eran el "talón de Aquiles" de
sinceramente que sus economías tan inesperada que la existen- sus metrópolis, fueron política-
podrían producir por fuera del cia de este superboom sólo fue mente descolonizados. Ambos
sistema occidental. En los días de procesos, iniciados de manera
la Gran Crisis, ello no parecía ab- decisiva en 1945-1948, fueron
surdo en absoluto.
culminados esencialmente en economías en declive). El
los años setenta. estímulo original para este
cambio fue casi seguramente
La guerra, que había barrido político. El mismo Keynes no hizo
dos veces al mundo alarde sobre el hecho de que
desarrollado, y especialmente a su propósito fuera salvar el
Europa, fue eliminada de esa capitalismo liberal. Después de
región, y en parte fue 1945 la enorme expansión del
trasladada al Tercer Mundo. En "campo" socialista y la amenaza
esta región los años compren- potencial que presentaba, así
didos entre 1945 y 1990 proba- como la importancia de la
blemente han mostrado más de- seguridad social, concentró
rramamientos de sangre y des- maravillosamente las mentes de
trucción que en cualquier otro pe- los gobiernos occidentales. El
ríodo de duración comparable en propósito de esta ruptura
la historia moderna. La paz en deliberada con el capitalismo
el mundo desarrollado fue tal de libre mercado fue no solamen-
vez mantenida no simplemente te la eliminación del desempleo
por el miedo a la guerra nuclear masivo (entonces considerado
sino por mutua disuasión, es como un factor que automática-
decir, por el efecto disuasivo de mente podría radicalizar a sus
las armas nucleares soviéticas víctimas), sino también estimular
en los Estados Unidos después la demanda. Desde la mitad de
del período, de corta duración y los años cincuenta, fue claro
en extremo peligroso, del que estos dos propósitos
monopolio nuclear de Estados estaban sien-do alcanzados. La
Unidos1. expansión y la prosperidad
hicieron posible el capitalismo
Ello también fue debido a tres fac- benefactor. Este alcanzó su pico
tores: la política mundial se redujo en los años sesenta, e incluso en
a un juego para dos los setenta, antes de que una
protagonistas: el Acuerdo de Yalta nueva crisis mundial provocara
que en la práctica demarcó cada un "culatazo" fiscal.
zona de las su-perpotencias en Económicamente, el cambio a
Europa, de las que nadie intentó una economía keynesiana mixta
salirse; y, eventual-mente, la tuvo por tanto un costo dramáti-
incuestionable prosperidad y co. Políticamente se apoyó en
estabilidad de los países ca- una asociación deliberada entre
pitalistas desarrollados que eli- el capital y la organización labo-
minaron la posibilidad, por no ha- ral bajo los auspicios benevolen-
blar de la probabilidad, de la tes del gobierno, que ahora es
revolución social en esta región. conocido y comúnmente
Por fuera de Europa la posibili- despreciado como
dad de guerras más grandes "corporativismo". Para la época
(sin armas nucleares) no fue, de la catástrofe se habían
por supuesto, eliminada. revelado tres cosas:
Lo más importante de todo fue
que el capitalismo aprendió las
Primero, que el movimiento sin- 1 El período más peligroso desde la
lecciones domésticas de sus
dical era una fuerza indispensa- guerra fue sin duda 1946-1953,
épocas de crisis, tanto en durante el cual Attiee viajó
ble e importante en las socieda- especialmente a Washington para
economía como en política. Se
des liberales. En algunas disuadir a Traman de usar bombas
abandonó el tipo de liberalismo nucleares en Corea.
ocasiones, como en Europa
de libre mer-cado que la Probablemente el único momento
Central después del golpe de en que la Unión Soviética pareció
América "reaganista" y la Gran
1918, emergió brevemente estar seriamente convencida de
Bretaña "thatcherista" han que la guerra era inminente fue en
como la única fuerza de
tratado de restaurar en los 1947-1950.
sostenimiento del Es-
años ochenta. (Ambas, no
coinci-dencialmente, son
tado para sobrevivir al colapso de perturbado por más tiempo. Había nesianas y los partidos (princi-
los imperios. introducido una nueva fase palmente los socialdemócratas)
tecnológica. Había reestructura- identificados más firmemente
Segundo, no era bolchevique. (El con ellas, estuvieron claramente
exclusivismo del Komintern forzó, en dificultades, aunque la base
en realidad, a la mayoría de los esencial de cualquier capitalismo
simpatizantes socialistas de la El keynesianismo social, floreciente permaneció como
Revolución de Octubre a regresar al antes: una "economía social de
las políticas del "Nuevo
campo reformista, y mantuvo a los mercado" de carácter mixto
comunistas en minoría en los Trato" y el "corporativismo" público-privado (es decir,
países de la vieja Segunda llevaron las marcas de ganancias más Estado benefactor
Internacional hasta el período de la nacimiento de la época y derechos sociales), un en-
resistencia antifascista). de las perturbaciones trelazamiento de empresas pri-
capitalistas. vadas y empresas públicas, y
Tercero, que la única alternativa bastante control público. Los
para comprar la lealtad de la clase últimos 15 años han presenciado
obrera con (costosas) concesiones hasta este grado el desvane-
económicas era poner en riesgo la do sustancialmente al mundo cimiento de otra de las partes
democracia. Por esta razón, de la herencia de la época com-
dentro de una economía transna-
inclusive el fanático neoliberalis-mo prendida entre 1914 y los co-
cional con una nueva división in-
económico del tipo Thatcher no ha mienzos de 1950.
ternacional de la producción.
sido capaz en realidad de
desmantelar el Estado benefactor,
o de reducir sus gastos.

Las consecuencias políticas de


dejar a los pueblos sin protección
para ganarse la vida por sí mis-
mos en las tempestades del ge-
nuino capitalismo neoliberal son
demasiado impredecibles para
arriesgarse —excepto los expertos
de las escuelas de finanzas
(business schools)— asesorando al
Tercer Mundo y anteriormente a
los países socialistas, desde los
hoteles Hilton locales (hasta el
Fondo Monetario Internacional ha
descubierto que existen límites
para los sacrificios que pueden
ser impuestos a pueblos remotos).

No obstante, el keynesianismo Los dos pilares principales de la Sin embargo, el principal síntoma
social, las políticas del "Nuevo época social-keynesiana, el y producto de aquella época se
Trato" y el "corporativismo" llevaron manejo económico por parte de mantuvo: la tercera parte del
las marcas de nacimiento de la los Estados-nación y una clase mundo bajo el "socialismo real-
época de las perturbaciones ca- obrera industrial masiva, espe- mente existente". Este no "fracasó"
pitalistas. El capitalismo mundial cialmente aquella organizada en ningún sentido, a pesar de la
que surgió de los "30 años gloriosos" por los movimientos laborales percepción cada vez mayor de que
y (en el mundo desarrollado) que tradicionales, no se derrumbaron esas economías requerían
navegó en medio de los sino que se debilitaron. Nadie fue reformas fundamentales, y del
ventarrones económicos de los capaz de soportar por más derrumbe de varios intentos por
años setenta y ochenta con sor- tiempo las pesadas cargas como lograrlas. Probablemente la gente
prendente poca dificultad, no fue antes. Las políticas key- en la Unión Soviética y en la
mayor parte de Europa del Este mente exitosas —al menos en el ta entre 1/4 y 1/3 del promedio per
estaba en mejor situación en los sector rural— aunque con el costo cápita del Producto Interno Bruto de
años setenta que en cualquier de un serio empeoramiento de las la OECD). El volumen de la población
otro momento. Pero tres cosas se condiciones sociales; también en mundial cuyos gobiernos han
hacían cada vez más claras. que se ha podido defender del sostenido el desarrollo económico
malestar político en las ciudades desde 1917, si no antes, sin
Primero, el socialismo era incapaz puesto que el campo es todavía regímenes comunistas, difícilmente
de moverse plenamente, menos predominante. Estas debilidades provocaría exclamaciones de triunfo
aún de producir, en la nueva tampoco son propias de las del Instituto Adam Smith.
economía de alta tecnología, y es- economías mixtas de países
taba destinado, por consiguiente, a socialdemócratas. A diferencia del antiguo "campo
caer incluso más atrás. socialista", el mundo no socialista
cobija regiones que en realidad han
Haber construido la economía de regresado a economías locales de
Andrew Carnegie no era bueno, al subsistencia y de hambre. Además,
menos que uno pudiera también Es innegable que el dentro del capitalismo "desarrollado"
avanzar más allá hacia la capitalismo, tal y como no es propiamente la utopía thatche-
economía de IBM —o de Henry fue reformado y rista del mercado libre la que ha
Ford—, puesto que el socialismo reestructurado durante sus triunfado. Incluso su atractivo
falló en el logro de la producción intelectual ha estado limitado a los
décadas de crisis, ha
masiva de bienes de consumo. "ultras" en el Occidente y a los
demostrado una vez más intelectuales desesperados en el
Segundo, en la sociedad de comu- que permanece como la Este, quienes confían en que el Polo
nicaciones globales, medios masivos fuerza más dinámica en el Sur sea más cálido que el Polo Norte
de comunicación, tráfico y economía desarrollo mundial. porque es su opuesto polar.
transnacionales, ya no era posible
aislar a la población socialista de la Sin embargo, es innegable que el
información sobre el mundo no Los países escandinavos y Austria capitalismo, tal y como fue reformado y
socialista, es decir, del han permanecido en la vanguardia reestructurado durante sus décadas
conocimiento de que eran los del desarrollo económico y técnico, a de crisis, ha demostrado una vez más
peores en términos materiales y en la par que su desempleo es bajo y que permanece como la fuerza más
la libertad de escoger. mantienen en buen estado su dinámica en el desarrollo mundial.
ambicioso sistema de bienestar. Ciertamente continuará desarrollándo-
Tercero, con la lenta caída de su se, como Marx predijo que podría
tasa de crecimiento y el aumento ¿Quién ha ganado?, ¿quién ha desarrollarse, mediante contra-
relativo de su atraso, la Unión perdido? y ¿cuáles son las pers- dicciones internas seguidas de épocas
Soviética se volvió muy débil pectivas? El ganador no es el periódicas de crisis y reestructuración.
económicamente para sostener capitalismo como tal, pero sí el viejo Estas pueden llevarlo, una vez más,
su rol como superpotencia y, por "mundo desarrollado" de los países muy cerca del derrumbe, como ocurrió
ende, su control sobre Europa de la OECD2 que forman una a comienzos de este siglo. No obstante,
del Este. En síntesis, el socialismo minoría decreciente de la población el período actual de crisis y
de tipo soviético se volvió cada vez mundial: digamos que el 15% contra reestructuración ha traído desastres a
más incompetente y pagó su precio el 33% en 1900. (Los llamados algunas partes del Tercer Mundo, y
por ello. Peor aún, se mostró países de reciente industrialización, del Segundo Mundo, pero no al
incapaz para adaptarse y "Newly Industrializing Coun-tries" Primero.
reformarse. El socialismo soviético "NIC", a pesar de sus sorprendentes
difiere en esto del socialismo chino, avances todavía presentan
cuyas reformas económicas promedios per cápi- 2 Si dejamos de lado a Turquía,
fueron espectacular- Grecia, España y Portugal, que sólo
están incluidos en el campo político, la
OECD está constituida por Austria,
Bélgica, Canadá, Dinamarca,
Finlandia, Francia, Islandia, Irlanda,
Italia, Japón, Luxemburgo, los Países
Bajos, Noruega, Suecia, Suiza, el
Reino Unido, Estados Unidos y
Alemania Occidental. Australia está
asociada parcialmente.
1945 y representado por una de preocuparse por alguien diferente
las dos superpotencias, los de ellos? ¿A qué sanciones po-
mantuvo concentrados después líticas temerían si permiten que
de la guerra. Sin importar lo que se erosione el bienestar y se atrofie
Stalin hiciera a los rusos, él era la protección de quienes la ne-
bueno para el común de la gente cesitan? Este es el principal efecto
de Occidente. No es accidental de la desaparición de una muy
que la vía Keynes-Roo-sevelt ineficaz región socialista del
para salvar al capitalismo se mundo.
concentrara en el bienestar y la
seguridad social, en darle a la
gente pobre más dinero para Es demasiado pronto para dis-
gastar, y en el principio central de cutir las perspectivas de largo
las políticas occidentales de plazo. Lo que un historiador
posguerra —uno húngaro ha llamado "el corto
específicamente dirigido a los siglo XX" (1914-1990) ha termi-
trabajadores: "pleno empleo". nado, pero todo lo que podemos
Tal como van las cosas, este decir del siglo XXI es que tendrá
sesgo contra la extrema des- que enfrentar al menos tres
igualdad le sirvió bien al desa- problemas que están empeo-
rrollo capitalista. Los países rando: el crecimiento de la brecha
¿Quién o qué se ha perdido, ade- "vitrina" del crecimiento económico
más de los regímenes del "socia- entre el mundo rico y el pobre (y
de posguerra, Japón, Corea del probablemente dentro del
lismo realmente existente", que Sur y Taiwán, disfrutaron hasta
sencillamente no tienen futuro? El mundo rico, entre sus ricos y sus
hace poco una inusual pobres); el aumento del racismo
principal efecto de 1989 es que distribución igualitaria del
por ahora el capitalismo y los y de la xenofobia, y la crisis
ingreso, asegurada en parte por
ricos han dejado de estar ecológica del planeta, que nos
las reformas agrarias del
asustados. Todo lo que hizo la afectará a todos. Los medios a
período de posguerra, que las
democracia occidental algo digno potencias de ocupación decidieron través de los cuales podrán ser
de ser vivido para su gente —la para contrarrestar la revolución. resueltos esos problemas no son
seguridad social, el Estado claros, pero la privatización y el
benefactor, un ingreso alto y mercado libre no están entre
Hoy en día este miedo, reducido ellos.
creciente para sus asalariados,
por la disminución de la clase
y su consecuencia natural: la
obrera industrial, la declinación de
disminución de la desigualdad
sus movimientos y la recuperación
social y de la desigualdad de
de la confianza en el capitalismo
oportunidades de vida— fue el
floreciente, ha desaparecido. No
resultado del miedo. Miedo a los
hay, por ahora, alguna parte del
pobres y al bloque más grande y
mundo que represente
mejor organizado de ciudadanos de
creíblemente una alternativa al
los Estados industrializados: los
capitalismo, si bien debería ser
trabajadores; miedo a una
claro que el capitalismo occidental
alternativa que existió realmente y
no ofrece soluciones a los pro-
que pudo extenderse de manera
blemas de la mayoría del antiguo
significativa en la forma del
Segundo Mundo, el cual prob-
comunismo soviético. Miedo a la
ablemente está ampliamente
propia inestabilidad del sistema.
asimilado a la condición del Tercer
Mundo. ¿Por qué los ricos, es-
Esto concentró las mentes de pecialmente en países como los
los capitalistas occidentales en nuestros donde ahora se enorgu-
los años treinta. El miedo al llecen en medio de la injusticia y la
campo socialista, muy dramáti- desigualdad, tendrían que
camente extendido después de
De los problemas a corto plazo, do a una guerra global. Pero si el diendo en algo similar a la zona
se destacan tres. Primero, Eu- holocausto nuclear mundial ya de rivalidades nacionalistas y de
ropa ha vuelto a un estado de no es un peligro inmediato, un conflictos del período posterior a
inestabilidad similar al de en- mundo en el que gangsters de la Primera Guerra Mundial. De
treguerras. El triunfo de Hitler mediana estatura no vacilan en hecho todos los problemas
produjo brevemente un "orden tomarse pequeños territorios candentes de este tipo datan de
germano". Yalta y el duopolio de vecinos, no está más a salvo de los años de entreguerra. Esos
las superpotencias produjeron la guerra que antes. Tampoco es problemas no plantearon
45 años de estabilidad europea, un mundo en que una mayores dolores de cabeza an-
que ahora están finalizando. superpotencia irrumpa alegre- tes de 19143. Lo que hace más
Desde cuando Rusia y Estados mente en el depósito de explosivos explosiva la situación es que
Unidos conjuntamente han del Medio Oriente, listos para actualmente el último de los
dejado de ser capaces de explotar, sabiendo que aquéllos imperios multinacionales ante-
imponer su orden como antes, la cuyos misiles pueden llegar a riores a 1914 está en desinte-
única fuerza hegemónica al- Nueva York ya no harían lo gración, puesto que fue la Re-
ternativa en ese continente, mismo. ¿Es acaso un accidente volución de Octubre la que salvó
igual que entre las guerras, es que a menos de medio año del los dominios del zar, del destino
Alemania. De eso es de lo que colapso del Pacto de Varsovia de los imperios de los Habsburgo
todo el mundo está temeroso, hubiéramos enfrentado una gran y de los otomanos, y les dio 70
no porque "los alemanes sean crisis de guerra? años más de vida bajo la forma de
alemanes" —ciertamente no
la URSS.
habrá retorno a Hitler—, sino
porque el nacionalismo alemán
tiene peligrosos negocios incon- Los peligros de guerra en esta si-
clusos: la recuperación de am- tuación son serios. Ahora los de-
plias franjas de territorio apro- La nueva inestabilidad, magogos del gran nacionalismo
piado en 1945 por Polonia y la como lo prueba la crisis ruso están hablando en forma li-
URSS. del Medio Oriente, no es gera sobre una posible "guerra
sólo europea sino global. civil que en nuestra situación
La nueva inestabilidad, como lo Ya no se contuvo por el podría ser una guerra nuclear"4.
prueba la crisis del Medio miedo a que un movimiento Algún día, acaso no lejano, mira-
Oriente, no es sólo europea sino remos con melancolía los tiempos
repentino de una de las
global. Ya no se contuvo por el en que los gatillos nucleares
superpotencias estaban bajo el control de las dos
miedo a que un movimiento re- o de sus estados
pentino de una de las superpo- superpotencias.
asociados en otra de las
tencias o de sus Estados asocia-
dos en otra de las zonas de in- zonas de influencia Está, por último, la inestabilidad
fluencia pudiera provocar una pudiera provocar una del sistema político al que se han
confrontación directa entre el confrontación directa arrojado los Estados ex co-
Oriente y el Occidente. El entre el Oriente y munistas: la democracia liberal.
aventurerismo es, una vez más, el el Occidente. Eso mismo hicieron los nuevos
pan de cada día. Lo que mantuvo Estados en 1918. Veinte años
el orden desde 1945, incluyendo a más tarde sólo Checoslovaquia
la mayoría de los 60 miniestados era todavía una democracia. Las
soberanos con poblaciones El segundo desarrollo refuerza perspectivas para la democracia
inferiores a los dos millones de ésta inestabilidad mundial liberal en la región deben ser po-
habitantes (el Golfo está lleno de puesto que Europa Central y bres, o al menos inciertas. Y la
esos artificios políticos), fue Europa Oriental están reinci- alternativa, dada la improbabi-
realmente el mie- lidad del retorno al socialismo,

3 Entre los problemas que no existían o que tuvieron muy poco significado político antes de 1914, están: croatas vs. serbios;
serbios vs.albaneses; eslovacos vs. checos; el lío de Transilvania; los tres nacionalismos bálticos; Bielorrusia, Moldavia
y el nacionalismo de Azerbaiyán. Para no mencionar los antiguos territorios germanos al este de la línea Oder-Neisse.
4 Edward Mortimer, "Bolshevism at the Mercy of the Republics", Financial Times, julio 31 1990.
muy posiblemente será militar o
de derecha, o ambas.
Permítasenos desearle suerte
a Europa Oriental y al mundo,
puesto que finaliza una vieja
época y está próximo el ingreso
al siglo XXI. Nosotros podre-
mos necesitar suerte. Y permí-
tasenos conmiseración con mis-
ter Francis Fukuyama, quien
declaró que 1989 significó "el fin
de la historia", y que de ahora en
adelante todo sería liberalismo
raso, navegación en el mercado
libre. Pocas profecías parecen
ser de más corta vida que ésta.

Traducción: Rocío Londoño B., profesora


del Departamento de Sociología,
Universidad Nacional de Colombia.
REVOLUCIONES INDUSTRIALES,
MODERNIZACIÓN Y DESARROLLO
Jean-Philippe Peemans Profesor de la
Universidad Católica de Lovaina

I. MODERNIZACIÓN nal, la que, por su parte, se trataba entonces de identificar


NACIONAL caracterizaba por el todos los factores económicos,
Y REVOLUCIÓN estancamiento y la culturales e institucionales que
INDUSTRIAL reproducción de un equi- fueran favorables para crear las
"precondiciones" de la modern-iza-
La teoría de la modernización fue ción3. Esta era catalogada como
el paradigma dominante del de- exitosa cuando el crecimiento del
sarrollo en la década de los sector moderno permitía
años cincuenta y sesenta. Esta La industrialización es el reestructurar toda la sociedad de
escuela de pensamiento, vector de la acuerdo con las características de
fundamentalmente modernización exitosa ya la modernización y cuando la
norteamericana, se trazaba que la importancia sociedad tradicional desaparecía.
como objetivo la construcción de Salir del subdesa-rrollo era,
creciente del sector
un cuadro normativo para vencer pues, construir un sector
industrial en el producto moderno que lograra imponerse
las situaciones de "subdesa- económico es lo que
rrollo" que, de acuerdo con ella, progresivamente sobre el sector
permite el aumento tradicional y movilizara los
caracterizaban a la mayoría de
durable de la recursos subutilizados para
las naciones del mundo. La ur-
gencia de esta reflexión estuvo productividad del trabajo acelerar el crecimiento.
determinada por la acelerada y del ingreso per cápita,
descolonización y por el conflicto indicador central del El modelo de la modernización
Este-Oeste. desarrollo. era uno dualista que comportaba
también una vocación univer-
La conceptualización del desa- salista: el desarrollo de los pri-
rrollo se hizo con referencia a la meros mostraba el camino a los
experiencia de las naciones librio de bajo nivel debido al in- segundos y salir del subdesarrollo
hoy en día desarrolladas1. El suficiente dominio técnico del era un proceso de recuperación
desarrollo era definido como la medio natural2. La irrupción de un (rattrapage) ofrecido a todos los
emergencia de un sector núcleo de modernidad debía países atrasados4.
moderno en el seno de la destruir este círculo vicioso. Se
sociedad tradicio-

1 Higgins, B., Economic Development: Principies Problems and Policies, W. W. Norton, Nueva York, 1959; Apter, D., The
Politics ofModemization, Chicago University Press, 1965.
2 Lewis, W. A., The Theory of Economic Growth, London, Alien & Ouwin, 1955.
3 Lerner, D., The Passing of Traditional Society, Glencos, Illinois, 1958
4 Bernstein, H., "Modernization Theory and the Sociological Study of Development”, en Lehman, D., editor, en
Development Theory,Frank Cass, London, 1979.
El modelo industrial constituye el ción agrícola es un prerrequisito
núcleo de la moderniza-ción. La para la industrialización. Según
industrialización es el vector de la Bairoch, éste sería el caso de Para la modernización, la
modernización exitosa ya que la Inglaterra en el siglo XVIII7. Para
revolución industrial es
importancia creciente del sector otros, la transformación del sector
industrial en el producto económico agrícola puede acompañar la el corazón mismo del
es lo que permite el aumento durable industrialización. Esta habría sido modelo industrial ya que
de la productividad del trabajo y la situación de Japón en la época traduce la concordancia
del ingreso per cápita, indicador Meiji8. de los componentes de
central del desarrollo5. La la industrialización en un
modernización exitosa requiere La industrialización requiere lapso corto —alrededor de
también de la desaparición del también un aumento sustancial de una generación—, con
desempleo disfrazado, peculiaridad la tasa de inversión en la eco-
lo que se traspasa
de la economía tradicional, gracias nomía. Puede manifestarse en
el umbral del
a la canalización del trabajo hacia parte por el aumento del ahorro
estancamiento.
actividades del sector moderno6. posibilitado por la elevación del
excedente agrícola, lo que supone
una transferencia de recursos de
rápida de la tecnología que ma-
terializa el aumento de la tasa de
inversión en equipos productivos10.
Es precisamente la revolución
tecnológica la que permite el
aumento constante de la
productividad, de la inversión y la
elevación de la tasa de creci-
miento. Sin ella se corre el riesgo de
retroceder más o menos rápi-
damente a la situación de partida.
La revolución técnica requiere el
paso a la producción masiva por
medio de la puesta en marcha de
grandes unidades de producción
capitalistas, equipadas con
La industrialización necesita la la agricultura a la industria. De
máquinas especiales dotadas de
concordancia de varias condiciones. cualquier manera, es el aumento
nuevas fuentes de energía. Esta
El nivel de la productividad debe de la tasa de inversión lo que in-
sustitución por máquinas
elevarse en la agricultura ya que es crementa la formación de capital y
especializadas con funciones
el aumento del excedente agrícola realiza el despegue (big push, big
específicas constituye el eje de la
lo que va a permitir una spurt o take off) .
revolución industrial11.
transferencia de la población y de
los recursos hacia el sector indus- Por último, la industrialización se Para la modernización, la revolución
trial. Para algunos, una revolu- apoya en una transformación industrial es el corazón mis-

5 Kuznets, S., Economic Growth and Structure, London, 1966. Singer, H., "Problems of Industrialization of Underdeveloped Countries",
International Social Science Bulletin, 1954. .
6 Kelley, A., Williamson, J. G., and Cheetman, R., "Dualistic Economic Development", en Theory and History, University of Chicago
Press, 1972
7 Bairoch, P., Agriculture and the Industrial Revolution, London, 1969.
8 Fei, J. & Ranis, G., Development of the Labour Surplus Economy, Theory and Policy, Homewood, Illinois, 1964.
9 Leibenstein, H., Economic Backwardness and Economic Growth, Wiley, Nueva York, 1957; Gallenston, W., and Leibenstein, H.,
"Investment Criteria, Productivity and Economic Development", Quarterly Journal of Economics, August, 1955; Agarwala, A. N. and
Singh, S. O., Accelerating Investment in Developing Economics, Oxford University Press, 1969.
10 Sen, A. K., Choice of Techniques, Blackwell, Oxford, 1960.
11 Solo, R. A., "Creative Technology and Economic Growth", International Development Review, February, 1961; Strassmann, W.
P.,Technological Change and Economic Development, Ithaca, 1968.
otorgada al determinismo
tecnológico que es
precisamente el que legitima un
modelo global de adaptación de
la sociedad, las instituciones y
la cultura a las exigencias del
modelo industrial.
mo del modelo industrial ya que instituciones a las exigencias
traduce la concordancia de los de la revolución industrial13. El II. Hacia una revisión
componentes de la industrializa- éxito o el fracaso de los "recién del concepto de revolución
ción en un lapso corto —alrededor llegados" (late-comers) está de- industrial: el caso inglés
de una generación—, con lo que terminado por la capacidad pa-
se traspasa definitivamente el ra reproducir de manera más Desde los años setenta se
umbral del estancamiento. Es o menos completa este observa un escepticismo muy
tanto más "revolucionaria" cuanto modelo ideal en un tiempo grande por parte de numerosos
en un país, en un breve período relativamente breve14. De esta investigadores en relación con
histórico, se puede contar con un premisa nace el insistente los conceptos de revolución
gran número de sectores intento de determinar con industrial, despegue, ruptura,
portadores de altos niveles de precisión los períodos de take- rattrapage e imitación de
productividad12. off de los países desarrollados modelos privilegiados aplicados a
por los efectos de los problemas de la in-
La teoría de la modernización in- demostración pedagógica del dustrialización. Ese
siste mucho en esta noción de concepto. El take-off es el escepticismo se ha manifestado
ruptura. El desarrollo es un pro- símbolo del éxito, pero también progresivamente en lo que se
ceso de cambio brutal. De aquí indica la imperiosa necesidad refiere a la industrialización
la importancia central del de subordinarlo todo a la conse- europea, incluida la experiencia
determi-nismo tecnológico en el cución de la industrialización inglesa. Esto ha sido obra de
interior del modelo industrial. rápida, según las vías indica- historiadores de diversas
Es la irrupción masiva de das por los pioneros más tendencias a quienes, desde
nuevas tecnologías lo que representativos.
destruye el círculo vicioso del
subdesarrollo. El carácter dogmático de la mo-
dernización nacional es la
Lo que diferencia a las consecuencia de la prioridad
sociedades es su capacidad —
mayor o menor— para
preparar y absorber este
choque convirtiéndolo en un
factor de transformación Es la irrupción masiva de
radical. El éxito de las nuevas tecnologías lo que
experiencias piloto —la de In- destruye el círculo vicioso del
glaterra o la de Japón— viene subdesarrollo
determinado por la capacidad
de adaptación de todo el espa-
cio social, de la cultura y las

12 Rostow, W. W., "The Take-off into Self-sustained Growth", Economic Journal, Vol. 66, March, 1956.
13 Hoselitz., B. F., Sociological Aspects of Economic Growth, Frée Press, Glencoe, Illinois, 1960.
14 Gerschenkron, A., Economic Backwardness in Historical Perspective, Harvard University Press, 1962
hace algunos años, se han sumado de inspiración tanto marxista revolución técnica y transfor-
economistas interesados en los como no marxista. Para los pri- mación de las relaciones sociales.
problemas históricos. meros, las innumerables relec- Estos autores abandonaron
turas críticas de Marx, realizadas
Paralelamente, los análisis de la a finales de la década de los años
industrialización en Asia (en es- sesenta, abrieron nuevas pistas
pecial Japón, Corea y Taiwan) han hacia la reflexión15.
puesto paulatinamente en duda La revolución industrial,
las premisas de los primeros El que los enfoques en términos de concebida como un
modelos dualistas. Ambos enfo- big industrial spurt o industrial período corto y crítico,
ques, independientes el uno del take-offhayan tenido funda- definida por la irrupción
otro, son interesantes de destacar mentalmente una visión tecnicis-ta de un paquete de nuevas
porque concuerdan en minimizar el de la revolución industrial, cercana tecnologías que
papel de los cambios radicales a un determinismo tecnológico
transformaría velozmente
fundamentados en un factor de- atribuido hasta entonces al
las condiciones
terminante, sea éste económico o marxismo, pudo favorecer esta
técnico, sustituido por una visión en evolución. La visión rosto-viana tradicionales de
términos de procesos lentos y vinculaba estrechamente la producción, ha sido
complejos en los cuales los ele- revolución técnica, el aumento de la cuestionada por
mentos institucionales y las op- productividad del trabajo y del historiadores de
ciones políticas han desempeñado consumo de masas dentro de los inspiración tanto marxista
un papel relevante. marcos del capitalismo, y des- como no marxista.
conocía completamente la evolu-

La revolución industrial, concebida ción de las relaciones de produc- la visión que se focalizaba casi
como un período corto y crítico, ción entre el capital y el trabajo16. exclusivamente en las transfor-
definida por la irrupción de un Este hecho incitó a los autores de maciones ocurridas en el interior
paquete de nuevas tecnologías inspiración marxista a reconstituir de las grandes empresas, para
que transformaría velozmente las de manera más atenta la preocuparse mayormente por las
condiciones tradicionales de importancia de este último aspecto relaciones entre estas unidades y
producción, ha sido cuestionada en Marx, estableciendo un vínculo el resto de las actividades
por historiadores menos unívoco entre productivas, así como también
por la naturaleza de estas
últimas17.

Es cierto que el pensamiento de


Marx sobre estas relaciones apa-
rece como mucho más complejo que
el del primado absoluto del
determinismo económico. En nu-
merosos pasajes de El Capit Marx
habla de "la industria derna" en
términos en los cuales la técnica y
la máquina son las que modifican
las condiciones de producción y las
relaciones de producción: "no es el
trabajado quien emplea los
instrumentos,

15 Horowitz, D., editor, Marx and Modern Economics, M. R. Press, Nueva York, 1968; Fay, V., editor, En partant du Capital.
Marxismo d'hier et d'aujourd'hui, Aritrophos, París, 1968.
16 Rostow, W. W. The Stages of Economic Growth: A Non-Communist Manifestó, Cambridge University Press, 1960.
17 Seccombe, W., The Housewife and her Labour under Capitalism", New Left Review, 83, 1974.
son los instrumentos los que les, en su conjunto, incluyen tes de 1830-1835, mientras la
emplean al trabajador"18. también las otras formas de pro- mecanización de la hilandería
ducción (industria doméstica y se realizó entre los años 1770-
Pero, de otra parte, Marx afirma manufacturas "modernas") que 1795. Si la transformación del
igualmente que la mecanización permanecen vinculadas a la sector textil tomó más de
no es la causa de las fábrica o coexisten con ella, sesenta años, el concepto de
transformaciones de las pero no son eliminadas por revolución industrial se diluye
relaciones entre los capitalistas ésta1 . en el tiempo.
y los trabajadores; más bien
son las luchas que los oponen
en el aspecto salarial y de la
organización del trabajo, las
que han incitado a los patrones
a la mecanización para
destruir las resistencias de los
obreros.
El cambio técnico se traduce,
pues, en un arma en las
manos de algunos actores del
cambio social, y no como un
factor exó-geno a este último.

La aversión por el triunfalismo Los otros investigadores han


determinista de Rostow instigó a mostrado interés, en la misma
algunos autores marxistas y experiencia inglesa, en demos-
radicales anglosajones a una trar cuánto trabajo no mecani-
relectura menos determinista y zado se conservaba aún como
menos mecanicista de Marx. predominante hacia 1850-1860.
Unos han destacado que En la mayoría de los sectores,
inclusive en Inglaterra, en la gran fábrica constituía la
algunos casos, ha sido excepción y, en algunos
principalmente la concentración sectores en los que
de los trabajadores en las fábri- predominaba, una buena parte
cas, con el fin de mejorar la disci- de las operaciones se realizaba
plina, lo que preparó el tránsito a sobre la base del trabajo de
la mecanización, y no lo contrario, artesanos reclutados de oficios
mientras las resistencias de los tradicionales21.
trabajadores han podido, a la in-
versa, retardar durante largo
tiempo la generalización —en Si el deterioro de las
condiciones rentables— de una condiciones de trabajo y la
producción mecanizada en la agravación de la explotación
que la técnica ya existía estaban generalizados e
inducidos como resultado de la
Asimismo, en Marx, la gran fá- El ludismo, por ejemplo, no fue extensión del modelo industrial,
brica moderna constituye un lu- ajeno al hecho de que la fábrica éstos no deben, sin embargo,
gar privilegiado para la trans- de tejidos mecánica no pudiera ser confundidos con el único
formación de las relaciones de desarrollarse masivamente mundo de la gran fábrica al que
explotación del trabajo, las cua- an- desbordaban ampliamente.

18 Marx, K., Le Capital, Editions Sociales, Paris, 1960, Vol. I, C. XV.


19 Ibid., Vol. I, C. XI y XV.
20 Marglin, S., "What Do Bosses Do? The Origins and Functions of Hierarchy in Capitalist Productions", en Reuiew of Radical
Political Economics, Summer, 1974; Braverman, H., Travail et capitalisme monopoliste; Maspero, Economie et socialisme,
1976.
21 Samuel, R., "The Workshop of the World: Steam Power and Hand Technology in Mid-Victorian Britain", en History Workshop,
No. 3,Spring, 1977.
Estas diversas relecturas de nificativas ni para sectores aisla- blecimientos industriales de la
Marx en los años setenta consti- dos ni para conjuntos de rama alimentaria de la confec-
tuyeron una de las vías que sectores. Los estudios de caso ción y del calzado empleaban en
contribuyeron a socavar el se multiplicaron durante los conjunto menos de 1.200
concepto de revolución años setenta. Estos pusieron caballos de fuerza.
industrial, aflojando el torno del de relieve tanto el exceso de
determinismo tecnológico y la importancia atribuido
sujeción a las indicaciones Hasta los años 1860-1870, la
anteriormente a aquellos
cronológicas. sectores que conocieron una mayor parte de la industria
determinada transformación seguía utilizando la energía
tecnológica, como la exageración hidráulica, cuya técnica conoció
de lo que ha sido esta perfeccionamientos continuos,
transformación, que ha in- totalmente subestimados por los
De manera general se observadores que han gravitado
manifiesta una fuerte fravalorado el peso de las
técnicas antiguas a través de un en torno de la "nueva
tendencia en los estudios tecnología" del vapor. No fue
sesgo sistemático en favor del
recientes a cuestionar el recuento exclusivo de las sino en 1870 y 1890 que esta
concepto de revolución "novedades". última realizó un avance decisivo
industrial basada casi en Inglaterra, o sea... un siglo
exclusivamente en el Por ejemplo, la industria del al- después de su introducción23.
factor tecnológico o en la godón no solamente conoció
extrapolación aventurada una evolución técnica lenta, más De manera general se
de tasas de crecimientos que una revolución técnica, sino manifiesta una fuerte tendencia
correspondientes a uno u además hacia 1840-1845 en los estudios recientes a
otro sector de la industria, representaba apenas algo más cuestionar el concepto de
del 5% de la fuerza de trabajo revolución industrial basada casi
al conjunto de la
no agrícola y el 10% de la exclusivamente en el factor
economía. produción industrial inglesa22. tecnológico o en la extrapolación
Por otra parte, el que haya aventurada de tasas de
concentrado alrededor del 40%
crecimiento correspondientes
La discusión de estos de los caballos a vapor no es
a
postulados constituyó una suficiente para confundir la
segunda vía de cuestionamiento transformación técnica de un
del concepto de revolución sector con el conjunto de las
industrial por parte de estructuras industriales.
numerosos historiadores de di-
versas tendencias. Sin duda Numerosos estudios recientes
esto fue facilitado por el exceso han demostrado cómo el acento
de precisión del que intentó unilateral del enfoque tecnologis-
librarse Rostow en la datación ta en el poder milagroso de la
de la revolución industrial en máquina a vapor introdujo una
Inglaterra (1783-1803), con el fin distorsión total de la realidad,
de asegurar a la vez de manera la cual, por el contrario, hasta
decisiva la anterioridad de la mucho después siguió
experiencia inglesa y su caracterizada por una débil
carácter ejemplar en materia de difusión de la máquina a vapor
take-off fulminante. y por la persistencia de las
técnicas tradicionales. Así por
Numerosas discusiones ejemplo, en 1870, si apro-
pusieron en entredicho el ximadamente 3.000 estableci-
carácter restrictivo de esta mientos industriales de la side-
datación que no correspondió a rurgia y del algodón utilizaban en
las evoluciones sig- conjunto 480.000 caballos de
fuerza, alrededor de 20.000
esta-

22 Knick, Harley C, "British Industrialization before 1841: Evidence of Slower Growth During the Industrial Revolution", Journal of
Economic History, LXII, 1982, p. 283.
23 Von Tunzelman, G. N., Steam Power and British Industrialization to 1860, Oxford, 1978; Kanefsky, J. W., "Motive Power in British
Industry and the Accuracy of the 1870 Factory Retum", Economic History Review, 1979.
uno u otro sector de la industria, nesis y de la evolución del sistema III. Modelo industrial y
al conjunto de la economía. industrial, sino que además se ha desarrollo en la Francia
considerado que debe reproducir, del siglo XIX
Los cambios aparecen mucho más con mayor o menor retraso, el lla-
graduales y heterogéneos que co- mado modelo inglés26. El caso francés es sin duda un
mo era corriente en las concepcio- buen ejemplo en este sentido. En
nes que estuvieron de moda en los De aquí que el estudio de la in- los años sesenta las discusiones
años 1950-1960. La industrializa- dustrialización haya consistido sobre la aplicación del modelo
ción de Inglaterra es vista como un en recontar los cambios técnicos, rostoviano al caso francés se
proceso lento y complejo con acele- rápidos y totales, ocurridos en centraron en la datación del ta-
raciones en algunos períodos y en algunos sectores motores defini- ke-off industrial francés, más
determinados sectores. Se trata dos por la experiencia británica, que en la pertinencia misma del
más de un movimiento acumulati- es decir el algodón, el acero, la concepto para analizar el desa-
vo en el que las fronteras tempora- utilización del carbón y del co- rrollo del país en el siglo XLX30.
les son ampliamente extendidas que como fuentes de energía. De En la Francia gaullista este con-
hacia abajo (1870-1880), que de no encontrarse estos elementos senso paradojal en el interés de
una ruptura extraordinaria en tér- de manera simultánea, se con- pensar el desarrollo nacional
minos de take-off4. cluía inevitablemente la ausen- con referencia a un modelo ex-
cia del take-off o el retraso más o tranjero, se explica de modo par-
Por lo demás, se puede subrayar menos significativo en relación cial por la preocupación de algu-
que el análisis en términos de con Inglaterra. Este enfoque ha nos en desplazar radicalmente
proceso renueva simplemente la caracterizado a numerosos tra- el eje de la historia francesa de
sobria concepción de la indus- bajos concernientes a muchos la política hacia la economía, es-
trialización inglesa, de J. Clap- 27 forzándose en demostrar que el
ham, quien en una obra escrita países europeos . primado excesivo del primero
en 193225 se rehusaba a hablar causó el retraso del segundo.
de revolución industrial. La ausencia de take-off condujo a la Desde este punto de vista, un enfo-
El determinismo técnico-econo- aparición de interpretaciones so- que en términos de take-off fallido
micista de la concepción rosto- bre las causas del retraso, que cen- o retrasado, permitió atribuir esta
viana y de sus émulos no sola- traron la atención en los más va- derrota a las secuelas desastrosas
mente ha oscurecido el conoci- riados factores, desde la insuficien- de la Revolución Francesa, hasta
miento de la dinámica de la in- cia de recursos naturales hasta los ese momento centro indiscutible
dustrialización inglesa, sino que obstáculos institucionales28. de la periodización de la historia
también ha contribuido a esteri- francesa. La revolución se vio así
lizar durante largo tiempo el Estos esquemas, en síntesis, relegada ipso facto al rango de pe-
análisis de los cambios socioeco- han desempeñado un papel em- ripecia lamentable, causa mayor
nómicos en el continente euro- pobrecedor al reducir la historia del retraso de la revolución indus-
peo entre los años 1750 y 1914. del desarrollo a un inencontra- trial en Francia31.
ble take-off industrial, ausencia
Dentro de esta óptica, en efecto, el que enseguida fue racionalizada Junto a este argumento de fon-
proceso de desarrollo no sólo ha a través de la descalificación del do, revelador en sumo grado del
sido confundido completamente conjunto de los componentes de rol ideológico asignado al modelo
con las incertidumbres de la gé- la identidad histórica en la des- industrial de la modernización,
dicha del atraso29.

24 Lindert, P., "Remodeling British Economic History: A Review Article", Journal ofEconomic History, XLIII, 1983.
25 Clapham, J. H., An Economic History ofModern Britain, Cambridge, 1932.
26 Landes, D. S., The Unbound Promeneus: Technological Change and Industrial Development in Western Europe from 1750 to the Present,
Cambridge University Press, 1969.
27 Henderson, W. D., The Industrial Revolution on the Continent, Germany, Frunce, Russian 1800-1814, London, F. Cass, 1961; Rioux, J.
P., La revolution industrielle, 1780-1880, le Seuil, París, 1971; Cipolla, C. P., editor, The Fontana Economic History of Europe, Vol. 4,
"The Emergence of Industrial Societies", Fontana Books, 1973.
28 Rostow, W. W., The Economic of Take-off into Sustained Growth, London, Mac Millan, 1973.
29 Cameron, R., "A New View of European Industrializaron", en The Economic History Review, February 1985.
30 Cameron, R. & Freeman, C. E., "Frenen Economic Growth: A Radical Revisión", en Social Science History, 1983.
31 Levy-Leboyer, M., "La Croissance Francaise au XKéme Siécle. Resultáis Préliminaires", en Annales, No. 4, 1968.
otras razones más sectoriales ración entre 1855-1884 y 1895-1913 cluyeron que el despilfarro y la
también fueron expuestas. En (J. Marczewski)33. utilización no productiva de la
este catálogo de desventajas se inversión fueron orientados más por
encuentran: el arcaísmo de las Esta fluidez terminó por diluir el las penosas seguridades de la renta
estructuras agrícolas, la falta de concepto de take-off industrial y se ha territorial urbana que por la
apertura hacia el exterior, el in- reconocido progresivamente que la aventura industrial.
tervencionismo centralizador del industrialización francesa debe
Estado, el predominio del espíritu concebirse como un proceso En realidad estas cifras traducen
rentista por sobre el gusto al continuo, sui generis, que se extendió una preferencia por los bienes no
riesgo y a la innovación industrial, por oleadas desiguales desde el industriales y por el crecimiento de los
la persistencia de las pequeñas Primer Imperio a la Primera Guerra valores de uso individuales y colectivos
empresas familiares inadaptadas Mundial, y que, sin ser inferior a su inscritos parcialmente en el modelo
a las nuevas técnicas capitalistas, homologa inglesa, fue diferente34. industrial. La importancia de la
etcétera32. producción de la edificación urbana,
El debilitamiento de la idea de una cuadro de un nuevo modo de vida,
La particularidad de esta pers- "revolución industrial" a la francesa portador de una simbólica
pectiva fue reinterpretar todo el no ha sido suficiente para abandonar monumental que iba más allá de las
conjunto de variables culturales, de la visión industrialista del desarrollo, exigencias funcionales de una gran
comportamientos sociales y de aun cuando ha contribuido a comple- metrópoli, llamó la atención de los
estructuras económicas en términos de jizar la imagen de una "buena" contemporáneos. El París del
funcionalidad potencial con relación al industrialización. Esta visión período haus-smano y de la belle
éxito del despegue industrial. Por tanto, industrialista convencional ha époque fascinó tanto como
la ausencia de este último no podía impedido restituir su plena di- Manchester, aun cuando fuera por
menos que resultar de la disfuncionali- mensión a factores muy originales que razones evidentemente diferentes.
dad de estos elementos, y el fantasma podrían ayudar a disten-sionar la
del abortado take-off transformó toda relación unívoca entre Fuertemente centralizado, a se-
la Francia de Louis-Philippe a Jules industrialización y desarrollo. mejanza de la naturaleza específica
Ferry en una caverna de tinieblas. del Estado francés, que traducía en la
Por ejemplo, en la actualidad se ha edificación el compromiso típico francés
Sin embargo, esta empresa de podido establecer que la inversión en entre las fracciones rentista,
desconstrucción histórica fue rá- las construcciones residenciales y en burocrática e industrial de la
pidamente cuestionada por su los trabajos urbanos desempeñó un burguesía, el urbanismo de esta época
incapacidad para proponer una papel central en la formación del era una expresión concentrada de la
estructura de reconstrucción en sus capital, ya que entre 1820 y 1910 el originalidad del desarrollo de la Francia
propios términos. Además de la stock de capital de estos dos del siglo XIX36. Reducirlo a una cuestión
datación inicial de Rostow (1830- sectores creció cinco veces más de asignación insuficiente de los
1860), el despegue industrial ha sido rápido que el de la construcción y el recursos sería esconder el problema
determinado por algunos entre 1840 y de los equipos industriales35. Como fundamental: otros bienes que aquéllos
1870 (F. Carón, F. Creuzet y T. antes de la Primera Guerra Mundial producidos según las normas y las
representaban el 10% del stock total técnicas industriales pueden aportar
Markovitch) y por otros entre 1890 y
contra el 30% en Alemania, algunos una contribución decisiva al desa-
1910 (A. Rowley), mientras terceros
autores con-
autores prefieren hablar de acele-

32 Crouzet, F., "Encore la croissance économique francaise au XlXéme siécle", Reuue du Nord, juillet-septembre 1972.
33 Markovitch, T. J., "L'évolution industrielle de la France", Revue d'Histoire Économique et Sociale, 1975; Crouzet F.,
"Quelques
problémes de l´e histoire de l'industrialisation au XlXéme siécle", en Revue d'Histoire Economique et Sociale, 1975;
Rowley, A.,
Evolution économique de la France du milieu du XlXéme siécle á 1914, Sedes, Paris, 1982; Matczewski, J., "Le produit
physique de
l'économie francaise de 1789 á 1913", Cahiers de L' Isea, No. 163,1965.
34 Gillet, M., "Au XlXéme siécle: Industrialisation linéaire ou industrialisation par bonds?", Revue Economique No. 5,
septembre 1972;
O' brien, P., et Keyder, G., "Les voies de passage vers la société industrielle en Grande Bretagne et en France (1780-
1914)", en Annales,
11-12,1979.
35 Levy-Leboyer et Bourguingnon, F., L'économie frangaise au XlXéme siécle. Analyse macro-économique, Económica, Paris,
1985.
36 Agulhon, M. et al., Histoire de la France urbaine, Vol. 4, "La ville de l'áge industriel", Le Seuil, París, 1980.
rrollo, el cual no puede reducirse sificación del consumo y al incre- París y en las grandes ciudades
a una contabilidad del crecimien- mento del producto material mu- por la abundancia, en cada ba-
to del valor agregado industrial o cho más de lo que dejan entrever rrio, de pequeños comerciantes
de sus factores. las series estadísticas preocupa- de alimentos específicos38. La re-
das exclusivamente por el regis- ciente valorización de este fenó-
tro de los "verdaderos" bienes in- meno debería incitar a verlo co-
dustriales37. mo un elemento suplementario
de la originalidad del desarrollo
El papel desempeñado por los francés. A la diversificación del
productos no industriales en el consumo de salarios urbanos co-
aumento del ingreso y del consu- rresponde la creación de una
mo aparece de manera particu- amplia gama de empleos en el
larmente clara en lo que se refie- comercio detallista y de mercado
re a los productos alimentarios. para la producción agrícola39.
Su consumo aumentó un 60%
entre 1860 y 1913 y representó Se puede encontrar en este caso
todavía en ese momento el 58% la manifestación de una deter-
minada sociedad de abundancia,
disociada de las presiones del
modelo industrial, que coexis-
tiendo con este último contribu-
Es sorprendente constatar yó a densificar el espacio pro-
que la progresión del ductivo de acuerdo con otros cri-
ingreso per cápita en terios de satisfacción de las ne-
Francia fue durante todo el cesidades.
siglo XIX mucho mayor
Por lo demás, este último punto que el aumento del
concierne al conjunto de los bie- capital per cápita, si lo
nes. Es sorprendente constatar comparamos con la
que la progresión del ingreso per situación inglesa y
cápita en Francia fue durante to- alemana.
do el siglo XLX mucho mayor que
el aumento del capital per cápita,
si lo comparamos con la situación
inglesa y alemana. Este fenóme- de todo el consumo. Como es di-
no fue el resultado, entre otras, de fícil aceptar la hipótesis de que
la importancia persistente de los Francia sufrió subalimentación
productos del artesanado y de su durante el Segundo Imperio, se
capacidad para enfrentarse a las debe admitir que hubo una di-
nuevas necesidades engendradas versificación extraordinaria del
por las mutaciones socioeconómi- consumo alimentario de las cla-
cas. Gracias a esa inflexibilidad ses populares, basada en el nue-
de las formas no industriales, es- vo acceso a productos de los di-
tas producciones resistieron bien versos terruños y en una trans-
las transformaciones provocadas formación no industrial de pro-
por la extensión de la red ferro- ductos en la fase de servicio.
viaria. Contribuyeron a la diver- Esto se manifestó claramente en

37 Miller, M. B., The Bon Marché: Bourgeois Culture and the Department Store, 1869-1920, London, 1981.
38 Tou tain , J. C, "L a con so mmation alimen taire en Fran ce". Cah iers de L' Isea , No . 1 1, 1 971; Dauphin , C. et P elerat , P ., "Les
consommations populaires dans la seconde moitié du XlXéme siécle á travers les monographies de l'école de le Pía", Aúnales Nos. 2-3,
1975.
39 Levy Leboyer, M., "Les inégalités interrégionales de revenu dans l'agriculture: leur révolution au XKéme siécle, Economie Rurale,
nov-dec. 1982
Sin embargo, los prejuicios inte- elasticidad de la producción no organización autoritaria y jerár-
lectuales del modelo industrial son industrial francesa en el siglo quica de trabajo en la empresa, la
tan poderosos que algunos XIX. Detrás del prisma defor- producción en masa, existe otro
analistas interpretan estos ele- mante de la ideología industria- sistema de producción que no so-
mentos en términos de disfuncio- lista, que no puede ver más que lamente sobrevive sino que real-
nalidad con relación al modelo. El una causa suplementaria del mente se desarrolla de acuerdo
desvío francés respecto ala ley de "retraso" del modelo industrial con otras vías y otra lógica41.
Engel, materializado en los puestos francés, se descubre la realidad
pantagruélicos de los carniceros, extraordinariamente diversa de En muchas ramas de la textile-
los panaderos y los lecheros un espacio social que no está so- ría, de la metalurgia y de la cons-
parisinos, sería responsable de la metido a las normas de la repro- trucción mecánica, una producción
insuficiencia del mercado interior en ducción ampliada de la acumu- de calidad conoció un crecimiento
tanto que mercado para los lación industrial. notable a través de la puesta en
productos industriales, y de la de- acción de un modo original de
bilidad de la tasa de crecimiento de A la variedad de formas de au- organización del trabajo. Las
estas industrias en Francia antes mento del consumo corresponde la asociaciones de pequeños
de 1914. El aumento del salario real diversidad de tipos de bienes productores independientes, que
se traduce, en efecto, por un producidos, que reflejan la va- reagrupaban a artesanos y tra-
crecimiento muy fuerte del consumo riedad de recursos industriales y bajadores calificados, relevaron
alimentario y éste no ha disminuido la diversidad de técnicas puestas las formas tradicionales de orga-
en los presupuestos familiares40. en acción. Esta realidad, lejos de nización del trabajo, integrando
ser marginal, desborda una tecnología apropiada. Esta
completamente el sector industrial tecnología estuvo centrada en la
y exige que se la asuma como tal, máquina universal, que a la vez
más allá de que se la reduzca a requería de trabajo calificado y
una sobrevivencia arcaica o se la permitía una limitada producción
Las asociaciones de perciba como un freno.
pequeños productores en serie, contrariamente a la
No ha sido sino hasta una época tecnología introducida por el
independientes, que
reciente que se ha tomado con- patrón capitalista en las grandes
reagrupaban a artesanos empresas. En efecto, aquí predo-
y trabajadores calificados, ciencia de su riqueza. Como re-
sultado de los innumerables he- minó la máquina especializada
relevaron las formas servida por un trabajo no califi-
chos que no cuadran con el es-
tradicionales de cado, que exigía una producción
quema del take-off o del creci-
organización del trabajo, miento industrial, que se masiva para ser rentable42.
integrando una tecnología hubiera querido verificar o ex-
apropiada. plorar en este u otro sector, al- En el primer caso los costos fijos
gunos investigadores finalmente podían ser amortizados con dife-
se dieron cuenta de que evi- rentes tipos de productos, mientras
dentemente era necesario cam- en el segundo sólo una gran serie
El economicismo estrecho de esta biar de perspectiva. permitía realizar las economías de
interpretación que lamenta la escala para un producción
desconexión parcial entre au- La vitalidad del sistema productivo especializada. En el primer caso,
mento del salario real y del con- francés no es reducible al dina- la flexibilidad de la tecnología,
sumo de productos industriales mismo más o menos fuerte del dominada y controlada por los
evidencia, de otra parte, una re- sistema industrial. Al lado de este productores asociados, les
lación muy sólida entre la diver- último, de su lógica de acumulación permitía preservar las condiciones
sificación de las necesidades y la fundamentada en la técnica de su trabajo y de su valorización
capitalista, el productivismo, la a través de un nivel eleva-

40 Bourguignon, F. et Levy-Leboyer, M., "An Econometric Model of France During the 19th Century", en European Economic
Review, 25, June, 1984.
41 Sabel, C. & Zeitlin, J., "Historical Alternatives to Mass Production: Politics, Markets and Technology in Nineteenth
Century Industrializatión", en Past and Present, No. 108, 1985.
42 Cayez, P., Métiers Jacquard et hauts fourneaux: aux origines de l'industrie lyonnaise, Lyon, 1978.
do de formación profesional y producción no solamente que sobrepasaba las capa-
de una preferencia otorgada pudo sobrevivir, sino cidades de cada empresa indivi-
a los productos de calidad de desarrollarse vigorosamen- dual (los talleres de servicio de
alto valor agregado y te hasta la Segunda Saint-Etienne, por ejemplo),
orientados según la evolución Guerra Mundial e incluso instalaron estructuras
de las necesidades. más allá, integrando cooperativas de comercialización
producción de calidad en y garantizaron la seguridad de
En el segundo caso, la rigidez pequeña escala, las ganancias sobre la base
de la tecnología era un arma organización cooperativa del mutua-lista. Estas organizaciones
en manos de los propietarios trabajo y flexibilidad profesionales fueron particular-
del capital para imponer la tecnológica sofisticada. Por mente eficaces cuando estuvie-
flexibilidad del empleo de los ejemplo le métier Jacquard
trabajadores no calificados y (que prefigura de alguna
de los sustitui-bles en función manera el principio de la
de las vicisitudes de la máquina con control Un modelo no industrial de
competencia en los mercados numérico) facilitó múltiples producción no solamente
donde se realizaba la pro- innovaciones en materia pudo sobrevivir, sino
ducción masiva. de transformación de las
desarrollarse
fibras artificiales,
La experiencia de la perfectamente dominadas vigorosamente hasta la
industrialización francesa no por microempresas en Segunda Guerra Mundial e
se reduce de ninguna manera forma asociativa 44 . Lo que incluso más allá,
a la problemática del take-off estas experiencias integrando producción de
ni tampoco a un crecimiento demuestran es ante todo la calidad en pequeña
industrial lento pero sostenido. importancia del medio escala, organización
El proceso de desarrollo institucional y de la cooperativa del trabajo y
desborda básicamente este úl- innovación institucional.
timo y muestra la coexistencia flexibilidad tecnológica
inestable de una lógica sofisticada.
industrial productivista y de IV. El impacto de los
una lógica de producción no elementos institucionales ron secundadas por la acción de
productivista. en el lugar del modelo las municipalidades en materia
industrial en el caso francés de reglamentación del trabajo, de
Si bien no hay que la enseñanza y de la formación
sobreestimar el peso de este técnica, fenómeno que ha
último aspecto, es menester En Francia, las formas fortalecido el argumento de la
restituirle su importancia, originales de producción importancia del medio institu-
sistemáticamente infra- pudieron prosperar gracias cional45, el cual, a su vez, estuvo
valorada por la óptica a la voluntad y a la acompañado por un medio cul-
industrialista dominante que capacidad de organización de tural favorable, que se basaba
por miopía dogmática relega algunas capas de pequeños en la herencia de fuertes tradi-
las otras formas de productores que por todos ciones de oficios y de luchas por
producción al rango de los medios se esforzaron por mantener la perennidad de estos
vestigios folclóricos. Ahora impedir la invasión de la valores después de que fueron
bien, estas formas pequeña producción abolidos oficialmente por la
alternativas de producción, mercantil —soporte de la Asamblea Constituyente en el
testificadas por numerosas valorización de su compe- momento de la revolución.
monografías antiguas, pero tencia técnica y de su Una amplia mayoría de los ar-
desdeñadas por los arqueó- estatus social— por la lógica tesanos y de los hombres de oficio
logos de la máquina a vapor, de la acumulación industrial. no aceptó la desregulación
son importantes por el simple Para este fin crearon una salvaje introducida en ese en-
hecho de su existencia43. red de instituciones que
organizaba colectivamente
Ellas demuestran que un una infraestructura técnica
modelo no industrial de
43 Lequin, Y., "La formation du proletariat industriel dans la región lyonnaise au XIXeme siécle: approches méthodologiques et
premiers resultáis", en Le Mouvement Social, 1976.
44 H a f t e r , D . M . , T h e P r o g r a m m e d B r o c a d e L o o e m " , e n M . M . T re s c o t t , e d i t o r , D y n a m o s a n d Vi rg i n s R e v i s i t e d : W o me n
a n d Technological Change in History, Metuchn, Nueva York, 1979.
45 Sewell, D. M., Work and Revolution: The Langage of Labor from the Oíd Regime to 1848, Cambridge, 1980.
tonces en nombre de los principios diversificada y menos dependiente
del liberalismo económico. En razón de las iniciativas puntuales
de la visibilidad de esta ofensiva utopistas como ocurrió en otros
jurídica, los pequeños productores países europeos47
partidarios de una economía de
A través de este fenómeno con-
mercado reglamentada, que
aseguraba su subsistencia, la
seguridad del trabajo y la
reproducción de su estatus social,
La revolución favoreció,
tomaron conciencia de las amenazas
que pesaban sobre su futuro. Más generalmente por vías
que una situación de erosión lenta diferentes, la emergencia
de la economía corporativista por de un contexto
los efectos del mercado, estos institucional que permitió
sectores se dieron cuenta de manera la diversificación de una
más aguda de las contradicciones economía popular.
existentes entre el liberalismo
económico y las libertades políticas
fundamentadas con base en la
igualdad de los pequeños verge la problemática de las re-
productores46. »? laciones entre la Revolución
Francesa y la revolución industrial en orientados hacia el capitalismo
Francia. Si la primera fue un freno agrario48.
para la segunda, no fue el resultado,
como lo sustenta el punto de vista La fuerza de resistencia de la pequeña
La fuerza de resistencia de industrialista, de que el caos y la producción urbana y el temor del
la pequeña producción violencia política hicieron perder diez resurgimiento siempre amenazante
urbana y el temor del de su ala radical, simbolizada en los
preciosos años a Francia en relación
resurgimiento siempre sans-culottes parisinos en el
con su rival inglés. Ocurrió más bien
momento de la revolución, obligaron
amenazante de su ala lo contrario, porque la coyuntura
a los gobiernos de Napoleón a Luis
radical obligaron a los revolucionaria tuvo consecuencias
Felipe a matizar en la práctica re-
gobiernos de Napoleón a estructurales durables y reforzó —
glamentaria los principios de li-
por vías diversas y a veces contra-
Luis Felipe a matizar en la beralismo de 179149.
práctica reglamentaria los dictorias— el mundo de los pequeños
productores de la ciudad y del campo. Estos elementos permitieron que la
principios de liberalismo
de 1791. pequeña producción se mantuviera, se
El campesinado pequeño fue desarrollara, ocupara un espacio
consolidado por algunos de los socioeconómico muy vasto y ofreciera
efectos de la reforma agraria es- una resistencia obstinada a la vocación
Por estos motivos el desarrollo de hegemónica del modelo industrial de
pecífica de la revolución y condujo a
nuevas formas de solidaridad acumulación capitalista.
una larga resistencia ante los
aseguró, desde la primera mitad del
intentos por dividir los bienes
siglo XIX, una expansión de las La revolución favoreció, gene-
comunales tal como lo querían
formas cooperativas, asociativas, de ralmente por vías diferentes, la
imponer los intereses
producción y un espíritu mutualista emergencia de un contexto insti-
arraigado en una práctica popular tucional que permitió la diversi-

46 Soboul, A., Les sans-culottes parisiens de l'an II, Paris, 1958", PUF, París, 1976.
47 Histoire économique et sociale de la France, T. III, "L'avénement de í'ére industrielle, 1789-1880"
48 Gauthier, F., La voie paysanne dans la Révolution Francaise, Maspero, 1977; Heywood, C, The Role of the Peasantry in
French Industrializaron, 1815-1880", en Economic History Review, 1981.
49 Pontiel, F., Les classes bourgeoises et l'avénement de la démocratie, 1815-1914, A. Michel
ficación de una economía popular. moniana del Segundo Imperio pesinado pequeño serán sacrifi
Junto al sistema industrial, este liberal a la Quinta República cados bajo la égida del modelo de
contexto contribuyó a dar su perfil gaullista han intentado realizar modernización productivista,
original al desarrollo de Francia a esta tarea, generalmente al precio vehiculizado por la política agrí
través de una diversidad y de una de convulsiones que la han cola común.
calidad de productos mucho más obligado a retroceder.
ricas que las de aquellos países En el contexto de esta época, las
donde la pequeña producción fue La explosión de la Comuna de discusiones sobre el retraso del take-
precozmente marginada o París no fue ajena a las presio- off industrial en Francia debieron ser
destruida. modificadas y ahora contribuyen a
una nueva ofensiva virulenta de la
Por añadidura, la revolución es- ideología de la modernización. Se es-
timuló por largo tiempo una Se puede argumentar que el peraba cerrar el debate descalificando
fuerte resistencia cultural al li- caso francés ejemplifica una completamente todo lo que se haya
beralismo, lo que preparó el te- verificado como disfuncional en
relación problemática y no relación con la emergencia y avance
rreno para una desconfianza po-
pular con relación al industria- lineal entre determinismo de la gran industria producida por la
lismo, en ambos casos debido a la tecnológico y modelo irrupción masiva de la tecnología
percepción de sus efectos des- industrial, por una parte, y entre capitalista. Pero en realidad no han
tructores sobre la pequeña pro- industrialización y desarrollo, podido liquidar ni la discusión ni el
ducción50. por la otra. problema.

El conjunto de estos elementos La historia del desarrollo francés de


contribuye a explicar la agresi- la revolución a la Primera Guerra
vidad particular de la variante nes ejercidas, durante el Segundo Mundial no se deja enmarcar en el
francesa de la ideología de la Imperio, sobre la pequeña producción esquema de la hegemonía más o
modernización y su relativo fracaso por los intereses industriales. La menos exitosa del modelo industrial.
hasta hace poco. larga estabilización de la Tercera La riqueza de esta historia proviene
República tampoco fue extraña al precisamente de la coexistencia ex-
En razón de la fuerte resistencia compromiso "solidario" que quería cepcional de numerosos sistemas de
cultural del mundo de los pequeños realizar explícitamente la política del producción que han asegurado un
productores, encaminada al partido Radical, que incluía la defensa equilibrio profundo de las estructuras
mantenimiento y mejoramiento de de la pequeña producción urbana y socioeconómicas en términos de
las condiciones de reproducción rural51. diversificación del empleo, del
simple, el proyecto industrial en consumo y de la naturaleza de las
Francia debió dotarse de una visión Esta pequeña producción no será técnicas y bienes producidos.
legitimadora de las virtudes de la desestabilizada hasta después de
máquina y de la organización 1960 cuando, blandiéndose el arma La originalidad del perfil del de-
productivista del trabajo. El modelo de la integración europea, se desplace sarrollo francés está catalizada por la
va a transformarse explícitamente en definitivamente el eje de los imbricación de estos diversos
un modelo social con connotaciones equilibrios anteriores. Es en este componentes, en la que las
elitistas y antipopulares: la gran momento cuando los últimos combinaciones institucionales ocupan
tecnología debe permitir recomponer "distritos industriales" serán forzados, un lugar tan importante como el del
el espacio social por sus presiones y bajo presión de la política del Estado, a progreso técnico. En alguna medida,
destruir definitivamente las la reconversión y a la absorción por esto tiende a demostrar que el
supervivencias de la pequeña los grandes grupos industriales. determinismo tecnológico no puede
producción y las resistencias También en este período amplios convertirse
populares. sectores del cam-

Las múltiples versiones de la


ideología tecnocrática saintsi-

50 Soboul, A., La civilisation et la Révolution Francaise, T. II, Arthand, 1982.


51 Rihs, C, La commune de Paris, sa structure, ses doctrines, Le Seuil, París, 1973.
en una realidad si el medio insti- tancada52. No se puede seguir
tucional y cultural le oponen re- pensando esta sociedad única-
sistencia. Ahora bien, precisa- mente en función de su contribución
mente esta situación fue el caso potencial al despegue de la
en la Francia del siglo XIX por las industrialización por medio de una
razones sociológicas e históricas revolución agrícola, sea pre-
anteriormente señaladas. cediéndola (el enfoque de Bai-roch,
para Inglaterra), o acompañándola
(análisis de Fei y Ranis, para el
Japón), a través de la liberación de
V. Determinismo un excedente. Las sociedades
tecnológico y desarrollo: la agrarias conocieron entre los siglos
importancia del "resto" XVI y XVIII numerosas mutaciones
entre las cuales la di-versificación
Se puede argumentar que el caso de producciones no agrícolas para
francés ejemplifica una relación un mercado extra-rregional fue muy
problemática y no lineal entre importante53.
determinismo tecnológico y modelo
industrial, por una parte, y entre Lejos de ser una ruptura, el paso
industrialización y desarrollo, por al sistema industrial ha sido ge-
la otra. Numerosas pistas apuntan neralmente inscrito en esta di-
en este sentido. moderno, prerracional, prein- námica. Además, el perfil parti-
dustrial, sinónimos de estanca- cular de este tránsito en cada
El modelo de desarrollo concebido y país ha estado marcado profun-
miento, miseria, en síntesis, de
logrado por un proceso de mo- damente por la manera como se
subdesarrollo.
dernización nacional era finalmente ha producido la articulación entre
un procedimiento extremo de Diversas orientaciones del análisis actividades protoindustriales
selección y exclusión. Quedaron histórico del desarrollo, desde hace rurales y la industria como tal.
excluidos todos los elementos de la una veintena de años, tienden a Esto comporta naturalmente la
estructura económica y social que indicar que es precisamente este idea de un proceso de industria-
no eran pertinentes ni funcionales "resto" el que construye la lización fuertemente estirado en el
con relación a los bienes, técnicas, historicidad de los procesos tiempo, más que una "revolución
comportamientos, formas de concretos de desarrollo. industrial". El famoso resto ha
sociabilidad, valores, Progresivamente a este "resto" desempeñado un papel esencial
selectivamente definidos como se le ha ido restituyendo un rostro en este tránsito, igual o superior al
vectores de la modernidad. y una identidad y por su in- de la irrupción de la innovación
termedio se han podido redescubrir tecnológica.
El modelo industrial de moder- sectores enteros de la realidad
nización aseguró una coherencia que dan espesor y nueva riqueza Esto concierne tanto a Europa
particular a este conjunto y el al desarrollo. como a Asia. En algunos casos el
concepto de "revolución industrial", sector protoindustrial contribuyó al
en el interior de este modelo, Es necesario limitarse a recordar advenimiento del sistema
agregó un elemento suplementario algunas de estas dimensiones. La industrial (Bélgica)54; en otras
de selectividad. Al lado de este renovación de los análisis sobre la partes ha proseguido una evolu-
núcleo portador del cambio y del transición y los estudios sobre la ción autónoma en coexistencia
progreso, todo el resto fue protoindustrialización permitieron con el sector industrial (Italia)55,
rechazado en la nebulosa hacia matizar la imagen de una sociedad mientras en otras situaciones la
contornos imprecisos de pre- agraria preindustrial es- pequeña industria rural ha sos-

52 Brenner, R., "Agrarian Classe Structure and Economic Development in Pre-industrial Eurupe", en Past and Present, 70, 1976; Kriedte,
P., Medick, H. and Schlulmbohm, Induslnaluation before liulustriahzatinn. Cambridge University Press, 1981.
53 Mendels, F-, Des industries rurales á la protoindustnalisation Histonque d'un changement de perspective", en Anales Sept Oct., 1884.
54 Mokyr, J., Industrialization in the Lowcuun tries, 1795-1850, Yale University Press, 1976.
55 Dewerpe, A., "Genése proto-industrielle d'une región développée: l'Italie septentrionale, 1800-1880", en Annales, Sept -Oct., 1984.
.
tenido el crecimiento del sector A través de esto se puede ver que manera muy diferente de lo que
industrial por medio de formas el tipo de equilibrio que se esta- ocurrió en Franciar 58
particulares de subcontratación y blece en una sociedad entre el sis-
subordinación (Japón, Taiwan, tema industrial y el "resto" afecta a Una vez impuesta esta opción po-
Corea)56. la vez las modalidades de creci- lítica, la industria agroalimentaria
miento del sistema industrial y la tomó naturalmente el control de
En numerosos casos se observa originalidad más o menos grande una franja esencial del modo de
que las formas de producción no- del desarrollo global. vida inglés, determinado de ahora
industriales han desempeñado en adelante por las vicisitudes de
durante largo tiempo un papel la innovación tecnológica, de las
mucho más importante en el cre- economías a escala y de las
cimiento y la diversificación de presiones de rentabilidad propias
bienes materiales, lo cual no se En numerosos casos se observa de este sector. Sería, sin embargo,
puede deducir de los modelos difícil demostrar que el modelo
que las formas de producción no-
hipnotizados por los resultados de alimentario de las clases populares
la "gran" industria como criterio de industriales han desempeñado en Inglaterra era superior en 1914
desarrollo. durante largo tiempo un al que existía en el siglo XVIII,
papel mucho más inclusive al que había en el siglo XV y
Al respecto, el ejemplo del Japón importante en el sobre todo al francés de 1914.
es quizá mucho más repre- crecimiento y la
sentativo que el de Francia. Las Un ejemplo más cercano a noso-
diversificación de bienes tros, la evolución de la China Po-
formas de consumo no industriales materiales. pular, es muy revelador de la
fueron predominantes hasta
importancia de los aspectos ins-
después de la Segunda Guerra
titucionales y de sus impactos en
Mundial. En el campo de los ali-
las relaciones entre modelo
mentos estas formas han resistido
En la realidad histórica este equi- industrial y desarrollo. Hasta
hasta mediados de los años setenta,
librio no es simplemente un dato, el 1975, durante 15 años, una
generando a la vez un peso
resultado del desplazamiento de la construcción institucional original,
anormalmente débil de la industria la de las comunas populares,
frontera del progreso técnico, que
agroalimentaria en la estructura estimuló la promoción de
definiría el campo más o menos
industrial, y una extraordinaria pequeñas industrias rurales
extenso del sistema industrial y
densidad de la pequeña orientadas al mantenimiento de
correlativamente el nivel de
producción artesanal en la trans- una agricultura anclada priori-
performance en términos de
formación de los productos tariamente en la satisfacción de
desarrollo. Este equilibrio es también
alimenticios frescos57. las necesidades locales59.
el resultado de la construcción de
La situación japonesa es parado-jal. un medio institucional que
En lo que podríamos denominar un
De un lado, el peso excepcional de proviene directa o indirectamente
"modelo territorial" de desarrollo,
las formas de consumo no de las estrategias políticas y del
se encontró integrada una
industriales influyó en el perfil del papel del Estado. Por ejemplo, la
organización cooperativa de trabajo
sistema industrial, facilitando su abolición de las Corn Laws en
basada en la alternancia de las
extraversión y su ritmo elevado de Inglaterra en 1846, sometió
labores agrícolas y no agrícolas, la
acumulación. De otra parte, la deliberadamente la producción
búsqueda de una valorización
persistencia de la identidad agrícola a los imperativos del modelo
óptima de los recursos del
cultural apareció como un elemento industrial y precipitó la in-
ecosistema local y la definición de
esencial de resistencia a la invasión dustrialización del consumo ali-
un equilibrio local entre au-
de todo el espacio del consumo por mentario y su estandarización de
el modelo industrial.

56 Takafusa, N., The Modern Industries and the Traditional Industries at the Early Stage of the Economy", en The Developing
Economies, December 1966; Ho, S., "Economic Development and Rural Industry in South Korea and Taiwan", World
Development, No.
11,1982.
57 Ono, Y., Evolution du systéme alimentaire du Japón pendant les années 80, OCDE, París, 1982.
58 Orwin, C. & Whetham, E., History ofBritish Agriculture, 1846-1914, Longmans, London, 1964.
59 "Special Issue on Chínese Rural Institutions and Questions of Transferability", en World Development, 1978.
mentó de consumo colectivo e in- exclusivamente o no, en la hege- acordado a la revolución científico-
dividual60 monía del modelo industrial. técnica como vector del desarrollo es
tanto más virulenta cuanto debe
Un conjunto de parámetros so- Este último modelo desplazó el eje descalificar como factor supuesto del
ciopolíticos orientaban así los del poder en favor de grandes retraso del take-off, según el
objetivos de la innovación técnica y grupos de interés y de capas so- modelo chino, no solamente la so-
definían los contornos de una ciales que van a asegurar la ges- ciedad agraria, tradicional, sino un
vasta esfera de la pequeña tión, confiriéndoles una posición conjunto de instituciones posrevo-
producción junto al sistema in- hegemónica en la definición de los lucionarias que se presentaron como
dustrial propiamente dicho61. criterios de acceso a los recursos y una alternativa voluntarista a la
de su utilización. El "modelo te- hegemonía de la lógica de la acu-
Después de 1978 es evidente que el rritorial", en cuanto mantenía una mulación.
cambio de los parámetros ins- pluralidad de criterios de utilización
de los recursos a favor de diversas La modernización se esfuerza por
titucionales transformó este
categorías de actores sociales, realizar un consenso alrededor de la
equilibrio particular entre mode-lo
frenaba el desarrollo de la superioridad del modelo pro-
industrial y el "resto" del sistema
acumulación e impedía que se di- ductivista para aumentar el con-
productivo. Este último ha sumo material, e ignora los cues-
quedado sometido brutal y com- seminara su acción exclusiva sobre
el conjunto de la sociedad. tionamientos, con el fin de señalar
pletamente a los imperativos del que no hay más que una forma de
modelo industrial, y la lógica de hacer un pastel y una forma de
En la medida en que la acumu-
este último pudo invadir progre- comerlo. Como el "modelo territorial"
lación es simultáneamente una
sivamente todo el espacio social insistía en la importancia de la
lógica de reproducción ampliada de
gracias a la ruptura de los diques pluralidad de pasteles y de recetas
los medios de producción y de la
institucionales. Las pequeñas para inventar un modelo de
desigualdad social, mientras el
industrias rurales fueron des- desarrollo original basado en una
modelo industrial concede un
viadas de las necesidades locales fundamento técnico a la necesidad relativa autonomía del "resto", es
hacia la subcontratación por el de la acumulación, la opción decir de las formas locales de pro-
mercado internacional. exclusiva en favor del modelo in- ducción, consumo y organización del
dustrial crea las condiciones para trabajo, versión china de la
Cualesquiera que sean las insufi- el aumento de la desigualdad a modernización, se insiste en la ne-
ciencias atribuibles al sistema través de la aceleración de la cesidad de conformar de ahora en
anterior a 1978, no fue el fracaso de acumulación. adelante el "modelo industrial" de
este último el que parecería acuerdo con las normas internacio-
justificar el cambio radical de Esta opción exclusiva fundamenta nales. En este sentido, una variante
orientación. Los protagonistas de el crecimiento del consumo sobre de la modernización transnacional es
esta reorientación se opusieron la base de la extensión de la la que ha tomado el relevo de la
desde el comienzo a una política de organización productivista del modernización nacional.
"andar sobre ambos pies", es trabajo y de la producción, y
decir, combinar explícitamente el renueva el primado absoluto de la
modelo industrial y el modelo te- tecnología.
rritorial de desarrollo62. VI. Modernización
No es una casualidad que se asista transnacional, tercera
desde hace más de 10 años a una revolución industrial y
En realidad la experiencia china
reactivación explícita de la estilo de desarrollo
lanzó un rayo de luz particular-
mente vivo sobre los problemas ideología de la modernización63. La
exaltación del determinismo El ejemplo chino nos ha permitido
sociales y políticos de una estrategia evocar el deslizamiento desde
de desarrollo fundamentada, tecnológico a través del primado

60 Griffin, K., "Efficiency, Equality and Accumulation in Rural China: Notes on the Chinese System of Incentives", en World
9
Development, Vol. 6, N 5, 1978.
61 Wheelwrigth, E. L. & Mac Farlane, B., The Chinese Road to Socialism. Economic of the Cultural Revolution, M. R., Nueva
York, 1971. 9
62 Riskin, G., "Political Conflict and Rural Industrialization in China", en World Development, Vol. 6, N 5, 1978.
63 Para una apreciación positiva de esta evolución, véase, entre otros, Aubert, C. et al., La societé chinoise aprés Mao,
entre autorité et modernité, Fayard, 1986, y Aubert, C, et al., "Les reformes en Chine", en Revue Tiers-Monde, No 108,
octobre-decembre 1986.
los años setenta hacia una visión Para unos, este proceso se reali- compatibilidad con la macroeco-
transnacional de la moder-niza-ción zaba en aras de la construcción de nomía del mismo.
que refleja a la vez una inter- la independencia económica, y del
nacionalización creciente de la progreso social para otros, bajo
economía y del modelo industrial, con diversas etiquetas que iban desde
las consecuencias desestabili-zadoras las nacionalistas, populistas, hasta
de esta internacionaliza-ción en la las socialdemócratas o liberales. La internacionalización
reconstrucción de modelos
creciente del sistema
industriales nacionales en el Sur y en Todas las políticas han considerado industrial simultáneamente
la regulación de estos modelos en el el "resto" en función de las
Norte. liberó las potencialidades
exigencias del sistema industrial y
lo han visto como un soporte de las de aquel en términos
Entre 1950 y 1970 estos modelos economías externas a este último. de acumulación
nacionales se habían basado en la De la agricultura al sistema de acelerada y debilitó
idea de que el modelo industrial era transporte, de la educación a las considerablemente las
el núcleo del éxito del desarrollo. En estructuras urbanas, todo ha sido posibilidades de realizar
el Sur y en el Norte el sistema percibido desde el punto de vista en las fronteras nacionales
institucional se centró más y más en de su contribución a la
los medios de movilización de todos la construcción y la
acumulación realizada regulación de un sistema
los recursos materiales y humanos principalmente por la expansión
para acelerar el crecimiento del industrial.
industrial.
sistema industrial.
En todas partes, la modernización
ha legitimado la transformación de En general, la formidable apertura
los modos de vida, la destrucción de del modelo industrial será saldada
La modernización ha los valores de uso colectivos, por un desmantela-miento
legitimado la transformación de creados y mantenidos por el trabajo sistemático del "resto" como soporte
los modos de vida, la de generaciones pasadas, bajo la de modos de vida diversificados y por
destrucción de los valores de promesa de un crecimiento la dependencia extrema del nivel de
uso colectivos, creados y indefinido del nivel de vida y del vida en relación con la incertidumbre
mantenidos por el trabajo de aumento del valor agregado del modelo de crecimiento pro-
generaciones pasadas, bajo la industrial. Por ejemplo, la ciudad, ductivista.
promesa de un crecimiento el paisaje rural, el medio, de lugares
indefinido del nivel de vida y del privilegiados de sociabilidad, de En la medida en que la creación
aumento del valor agregado patrimonios históricos y naturales institucional estuvo puesta al
con un valor de uso inestimable, servicio de la promoción de un estilo
industrial.
han descendido al rango de único de desarrollo, se hizo acompañar
infraestructura de la circulación de una fuerte ofensiva ideológica del
automovilística, el cual desempeña determinismo tecnológico ya que en lo
De alguna manera, el período 1950- desde ahora un papel central en el sucesivo todo debería depender
1970 fue ante todo el de una crecimiento y la regulación del sis- necesariamente de las
sumisión creciente del conjunto del tema industrial 4. realizaciones del modelo
espacio social a las exigencias
productivista.
funcionales de la acumulación Por el contrario, los valores de uso
industrial. Las políticas estatales específico de los recursos naturales
desempeñaron un papel esencial Este período de triunfo de la
o culturales figuran entre los modernización nacional indica, sobre
en este campo. elementos deducidos del todo en el Norte, una relación
crecimiento, que no guardan estrecha entre el papel del vector
del desarrollo, asig-

64 Germani, G., Modernization, Urbanization and the Urban Crisis, Boston, Little Town, 1973; Remy, J., et Voye, L., Ville, ordre et
violence, PUF, París, 1981.
nado a la innovación tecnológica, vidad, y dispuesto a desplazarse también ayudarían a impulsar en
y las condiciones institucionales sin cesar de acuerdo con el eje de otras direcciones el vector
que merman el desempeño las nuevas tecnologías67 tecnológico, tanto en el ejercicio
posible de los otros componentes del tratamiento de la información
del desarrollo. La modernización transnacional de las comunicaciones, de los
conserva totalmente la relación sistemas de transporte, como en
La internacionalización creciente del única entre desarrollo y modelo el de las biotécnicas. De otra
sistema industrial simultáneamente industrial, reforzando parte, la modernización
liberó las potencialidades de aquel en considerablemente el determi- transnacional subestima grose-
términos de acumulación acelerada y nismo tecnológico y las presiones ramente el aumento de los valores
debilitó considerablemente las impuestas por éste al conjunto de deducidos, vinculados a la
posibilidades de realizar en las la sociedad. internacionalización del sistema
fronteras nacionales la construcción industrial.
Es verdad que las políticas ten-
y la regulación de un sistema
dientes a construir o mantener
industrial6 .
sistemas industriales nacionales
completos son mucho menos rea-
La internacionalización movió la
lizables, o ineficaces, en términos La modernización
frontera tecnológica, lo cual se refleja
de acumulación industrial. La transnacional conserva
en el pensamiento de la mod- debilidad de muchas concepciones
ernización transnacional que des- totalmente la relación
del desarrollo autocentra-do es la
plaza el eje del determinismo. De única entre desarrollo y
de haberlo confundido con el
acuerdo con este proceso, la cons- crecimiento de un sistema industrial modelo industrial,
trucción progresiva de un sistema autocentrado68. reforzando
industrial mundial contribuye a considerablemente el
orientar el progreso técnico en Pero la modernización transna- determinismo tecnológico
función de las potencialidades de un cional es de hecho una forma y las presiones impuestas
sistema de producción mun- exacerbada de confusión entre por éste al conjunto de
dializado, a borrar las fronteras desarrollo y éxito del modelo la sociedad.
entre los sectores y entre las tec- industrial, sea en sus versiones
nologías sectoriales y a acelerar europeas, asiáticas o latinoa-
de manera radical el ritmo de la mericanas. De una parte, so-
innovación v de la obsolescencia breestima fuertemente la inde-
tecnológica . La flexibilidad creciente de las tec-
pendencia del vector tecnológico.
nologías no puede disimular bien
En tales casos su fuerza es
Por tanto, cualquier tentativa de todas las rigideces que emanan de
función directa de la opción
realizar o mantener un sistema la internacionalización. Por ejemplo,
institucional que lo convierte en
industrial coherente o completo en las unidades de producción del
un instrumento privilegiado de
el interior de las fronteras na- sistema industrial son sometidas a
una dura política de acumulación
cionales deja de tener sentido. La presiones de economía de escala
y de restructuración de los
única estrategia posible en el Norte y que pesan gravemente en su me-
espacios sociales y nacionales, en
en el Sur será la de canalizar todos dio, requiriendo infraestructuras
el sentido en que acentúa las
los recursos materiales e in- gigantescas para todo el circuito
desigualdades.
materiales hacia la mayor flexibilidad industrial que afectan muy negati-
en la adaptación de las evoluciones Otros contextos institucionales no vamente las condiciones de vida de la
del sistema industrial mundial, con el solamente permitirían atenuar los población en términos de peli-
fin de captar la "esfera portadora", efectos sociales perversos de las grosidad, polución y degradación del
mantener la competiti- nuevas tecnologías; tipo de vida.

65 Liepete, A., "La mondialisation de la crise genérale du fordisme: 1967-1984", en Les Temps Modernes, novembre 1984;
Greec, "Crise et régulation". Recueil de textes 1979-1983, Université de Grenoble, 1983.
66 Humbert, H., "La socio-dynamique industrialisante. Une approche de l'industrialisation fondee sur le concept de systéme
industriel mondial", en Revue Tiers-Monde, juillet-septembre 1986.
67 Bressand, A. et Distler, C, Le prochain monde, Le Seuil, Paris, 1985.
68 Ikonikoff, M., "L'industrialisation du Tiers-Monde á l'épreuve des mutations", en Revue Tiers-Monde, juillet-september 1986.
Las exigencias que se desprenden pel nada despreciable en el mal- cia no puede ser más que variable
de la competitividad internacional desarrollo generalizado70. según los países, ya que la parte del
requieren una externaliza-ción espacio social que ella pueda
creciente de los costos sociales y Si el desacoplamiento radical del reconquistar dependerá
ecológicos. En estas condiciones, el desarrollo y el modelo industrial naturalmente de las relaciones de
vínculo supuestamente unívoco en depende más de la metafísica fuerza entre grupos sociales y clases
el tiempo de la modernización que de la prospección, no es inherentes a cada sociedad. En el
nacional, entre el triunfo del modelo inoportuno considerar la sector del "resto" invocado
industrial producti-vista y el separación parcial entre la pro- anteriormente, la construcción o
desarrollo, se distensio-na de ducción del modo de vida y el reconstrucción de una esfera del
manera evidente. productivismo del modelo in-
desarrollo descansará en una lógica
dustrial.
de producción y de relaciones de pro-
Es la dinámica misma del modelo ducción diferentes de las de la
industrial desplegado con ayuda de producción industrial. No debe, sin
un contexto institucional sometido embargo, ser confundida con una
a su lógica, lo que revela sus esfera de redistribución o de
límites en tanto que modelo Es la dinámica misma del
transferencia a partir del sistema
hegemónico de desarrollo69. modelo industrial
industrial.
desplegado con ayuda de
Las características conjuntas de la un contexto institucional
La racional sería una reconquista
internacionalización y de lo que sometido a su lógica, lo
progresiva de los derechos de uso
llaman la "tercera revolución que revela sus límites en colectivos en el acceso a los recursos
industrial" conducen simul- tanto que modelo hegemónico de naturales y al patrimonio histórico,
táneamente al fortalecimiento de desarrollo. con el fin de ampliar la producción de
la dinámica interna del sistema valores de uso. Estos valores
industrial, como núcleo de la materializarían las potencialidades
acumulación a escala mundial, y al de los ecosistemas locales para
debilitamiento de su contribución al El verdadero problema del desarrollo
es el de concebir formas de un nuevo converger con las necesidades de la
desarrollo. población por medio de la expresión
equilibrio entre modelo industrial y
modelo territorial, tanto en el Norte de su identidad cultural.
Las acentuadas presiones del
elevado nivel de realización que se como en el Sur. La hegemonía
absoluta de la lógica de reproducción La multiplicidad de estos territorios y
ejercen sobre las sociedades,
ampliada de la acumulación vehi- la densidad de sus relaciones son
hacen más frágiles las condiciones
culizada por el modelo industrial, no las que en el futuro constituirán la
de funcionamiento social y
ecológico y tienden a exigir formas puede conducir más que a un riqueza humana del proceso de
de encuadramiento político y atolladero a través de desequilibrios desarrollo. En esta perspectiva la
cultural más autoritarias. En ecosocietales cada vez más graves. innovación institucional ocupa natu-
estas condiciones el sistema in- ralmente un lugar tan importante
dustrial no puede seguirse atri- Junto a la acumulación se plantea el como la innovación técnica para
buyendo el monopolio de la solución problema de la construcción o trazar un camino original de
del subdesarrollo para unos y el reconstrucción de una esfera de desarrollo.
futuro del desarrollo continuo para desarrollo. Su importan-
otros, sobre todo cuando el mismo
desempeña un pa-

69 Comeliau, C, editor, Interdépendance et styles de développement, OCDE, 1985.


70 "Affluence, Re-thinking a Deception", en Development Seeds of Change, 2, 1985.
REPENSANDO LA HISTORIA DE LA
UNION SOVIÉTICA
Hugo Fazio V.
Profesor de la Universidad de los Andes

mundo; para los terceros, justifi- que hayan estado tan vinculados
cadores del sistema soviético, las a prerrogativas de Estado, como
LA HISTORIA transformaciones serían una con- lo ha sido la problemática
SOVIÉTICA: ENTRE firmación del dinamismo de la so- soviética, aseveración válida para
LA INTERPRETACIÓN Y ciedad soviética y de las nuevas Occidente y para la URSS. El uso
LA IDEOLOGÍA atracciones que está despertando el político de la experiencia soviética
socialismo; para otros no es más se ubica en el trasfondo
que la voluntad del sector
Pocos son, sin duda, los tópicos de tecnocrático de la clase dirigente
interés por parte de los investiga- para proseguir en la senda del so-
dores sociales que han dado lugar a cialismo burocrático2. Los apolo-
tantas desavenencias o inter- getas del actual sistema ven en el
pretaciones encontradas como los gorbachovismo una nueva forma de
acontecimientos que han particu- síntesis entre sociedad civil y
larizado y modelado los procesos Estado, lo que permitiría augurar
históricos en la URSS. Si solamente que se está construyendo un ver-
nos atenemos a la forma como los dadero socialismo3; y los últimos ven
dentistas sociales han abordado el en el nuevo curso la demostración
fenómeno Gorbachov podemos dar del fin del socialismo y los inicios
buena cuenta de esto: para unos la del tránsito hacia el capitalismo.
actual ola reformista es la repetición
eterna de la contradicción entre Además de las múltiples inter-
reformistas y conservadores1; para pretaciones de fondo sobre el al-
otros, representantes de la extrema cance y contenido de los cambios,
derecha, el gorbachovismo no sería otros problemas también emergen.
más que una nueva artimaña para Pocos son los temas de interés
engañar a Occidente y dominar el académico y político

1 Cohén, S. F., "Friends and Foes of Change: Reformism and Conservatism in the Soviet Union", en Cohén, S. F., Rabinowitch, A. y
Sharlet, R., editores, The Soviet Union since Stalin, Indiana University Press, 1980.
2 Mandel, E., Oú va l'URSS de Gorbatchev?, La Breche, Montreuil, 1989.
3 Kurashvili, B. P., "Towards a New Model of Socialism", en Brumberg, A., editor, Chronicle of a Revolution, Pantheon Books, Nueva
York, 1990, pp. 163-168, y Guerra, A., "La Perestroika comme retraite et comme offensive", en Actuel Marx, No. 6, 1989, pp. 15-26.
de la ideologización de las inter- Con ello no sólo la realidad fue aun mayor y más dogmática que la
pretaciones. Más que un interés vaciada de contenido, sino que el referencia cotidiana de los in-
por la comprensión de los hechos, marxismo fue despojado de sus vestigadores soviéticos a su doc-
de los acontecimientos y de los atributos críticos, y se lo convirtió trina. Desde la década de los años
procesos, lo que ha primado en en una amalgama de citas que cincuenta, cuando germinaron por
ambas partes ha sido la defensa debían ajustarse a las directrices y doquier los centros especializados
de una actitud favorable u hostil usos del discurso oficial. en el estudio de la realidad
con respecto a la URSS. Esto se soviética, principalmente en los
refleja claramente en las Sin embargo, no se debe pensar, países anglosajones, el estudio de
principales corrientes interpre- como es común encontrarlo en la la URSS obedeció a necesidades
tativas del acontecer soviético. opinión de muchos analistas ex- políticas de los Estados que de-
tranjeros, que siempre los inves- bían, en condiciones de guerra
tigadores soviéticos de una forma fría, justificar sus acciones y sus
esquemática y vulgar han posiciones hostiles en relación con
interpretado la experiencia de la la Unión Soviética.
La mayor parte de los URSS. Las constantes variaciones
investigadores de la Unión y contradicciones del marxismo
Soviética, bajo las soviético los han obligado a
orientaciones del discurso practicar una gimnasia intelectual
para poner a tono sus in-
oficial, trataron siempre de
vestigaciones con las líneas ge-
compatibilizar el modelo nerales de la doctrina, fenómeno
soviético y sus formas de que ha abierto espacios para la
reproducción con una investigación y comprensión del
determinada pasado nacional4.
interpretación del
marxismo.

En Occidente, desde la década


De un lado, la mayor parte de los de los años cincuenta,
investigadores de la Unión So- el estudio de la URSS
viética, bajo las orientaciones del obedeció a necesidades
discurso oficial, trataron siempre políticas de los Estados
de compatibilizar el modelo que debían, en
soviético y sus formas de repro-
condiciones de guerra fría,
ducción con una determinada in-
justificar sus acciones y sus
terpretación del marxismo. Para
ellos, la experiencia soviética posiciones hostiles en
Fue, entonces, cuando se acuñó el
constituía la puesta en práctica y la relación con la Unión
término de totalitarismo para
validez del referente doctrinario del Soviética. conceptualizar el desarrollo his-
que se hacían sus voceros. Esta tórico de la URSS5. Esta noción, de
adecuación llevó fácilmente a que por sí totalitaria, por su auto-
la comprensión de la realidad fuera De otra parte, en Occidente no se suficiencia vacía de contenido6,
sustituida por referencias a los avanzó mucho más en la com- reducía a unas cuantas variables
clásicos del pensamiento prensión de la realidad soviética. fundamentales de tipo político toda
marxista. De más está decir que En estos países, la ideologización la experiencia soviética. Con esta
ni siquiera este marxismo soviético de la experiencia de desarrollo de la noción no se pretendía explicar el
fue contextualizado en su propia URSS ha sido, podríamos decir, desenvolvimiento de la URSS, sino
historicidad. simplemente descali-

4 Véase Ferro, M., Histoires de Russie et d'ailleurs, Balland, Paris, 1990, p. 156.
5 Véase Cohén, S. F., Rethinking the Soviet Experience, Oxford University Press, 1985, C. I.
6 Lewin, M., La grande mutation soviétique, La Découverte, Paris, 1989, p. 20.
ficarlo con este fuerte calificativo. A cias que no podemos soslayar: al mente diferente de lo que ha sido
través de este proceder y esta igual que la corriente totalitaria, común hasta ahora. En primer
conceptualización, los sostenedores concebía el desarrollo soviético a la lugar, vemos como una primera
de la "escuela totalitaria" se luz de la experiencia occidental y las aproximación válida al repensar la
trazaban también otro objetivo: opciones que ha desarrollado se han interpretación de los procesos en
justificar la experiencia occidental, orientado a descubrir aquellos su propia historicidad, en la cual la
su supremacía sobre cualquier elementos y situaciones que sociedad rusa no ha sido una
intento de construir un desarrollo podrían acercar a la URSS a lo que instancia atomizada por la política,
alternativo al capitalismo, y sería el desarrollo "normal" sino que ha sido un poderoso factor
constituía también un llamado a catalizado por el curso emprendido que ha marcado y definido el curso
luchar en todos los frentes contra el por Occidente. de los acontecimientos y en
enemigo totalitario que pretendía particular la evolución a largo plazo
destruir los cimientos de la Por último, las interpretaciones del sistema político y social.
"civilización occidental". que las diversas izquierdas han
realizado tampoco han escapado En este sentido pensamos que
de este tipo de valoraciones subje- una de las mayores dificultades a
tivas. El pensar que la experiencia las cuales debe enfrentarse cual-
soviética no habría tenido sus quier investigador que desee
Vemos como una primera
promesas, que habría traicionado ahondar en la comprensión de la
aproximación válida al
los proyectos de la izquierda, las URSS, es que hasta la fecha se ha
repensar la interpretación desarrollado un aparato conceptual
condujo a remplazar el culto in-
de los procesos en su propia condicional de antaño por el re- y un marco de interpretación de los
historicidad, en la cual la chazo categórico, con lo cual el procesos globales sobre la base de
sociedad rusa noha sido una único resultado obtenido fue que lo que ha sido o, mejor dicho, lo que
instancia atomizada por la con este procedimiento se enga- hemos creído que ha sido la
política, sino que ha sido un ñaron a sí mismas y se alejaron experiencia occidental. En lo que a
poderoso factor que ha aún más de la posibilidad de for- esto respecta, Rusia y la Unión
marcado y definido el mular nuevas propuestas sobre la Soviética han sido sociedades con
curso de los base de la comprensión de los fe- una morfología social, tra-
acontecimientos y en nómenos históricos8.
particular la evolución a
largo plazo del sistema
político y social.

Desde los años sesenta, un buen


número de especialistas occiden-
tales empezaron a abandonar la
estrecha visión de la "escuela to-
talitaria" y comenzaron a intere-
sarse principalmente por los as-
pectos económicos y sociales de la
historia soviética. Esta vertiente,
que podríamos denominar revi-
sionista1, ha sido sin duda la que ha Por nuestra parte, consideramos diciones, culturas, formas de soli-
proyectado más luces sobre la que la historia soviética en parti- daridad, tipos de organización de la
experiencia soviética. Sin embargo, cular debe abordarse desde un política diferentes de la experiencia
también adolece de insuficien- ángulo de interpretación total- occidental. Un buen testi-

7 Pertenecen a esta corriente investigadores tales como Moshé Lewin, Stephen Cohén, Marc Ferro, M. Reiman, A.
Rabinowitch, entre otros.
8 Lewin, M, La formation du systéme soviétique, Gallimard, Paris, 1987, p. 9.
monio de esto fueron las dificultades frente a la modernización occi-
que tuvo Marx para responder la dental. La experiencia soviética
carta de Vera Zasúlich sobre la solamente puede ser aprehendida
aplicabilidad del marxismo a la en esta contextualización mayor.
realidad rusa. Tanto las revoluciones como las
otras grandes transformaciones
que han sacudido la historia de
este país han sido respuestas
contrarias a la introducción de esta
nueva racionalidad, y siempre ha
La historia rusa y soviética estado presente la idea de cómo
en los últimos cien años encontrar una adecuación so-cietal
debe interpretarse desde de la URSS a los requerimientos
una óptica de análisis que del mundo moderno.
tenga en cuenta los elementos
propios de esta sociedad y su Por último, y por paradójico que
posición frente a la modernización pueda parecer, sólo un análisis en
occidental. términos manástas puede servir
de marco interpretativo para la
comprensión de la historia de la
URSS. En este sentido, nuestro
trabajo toma como fundamento formas de la acumulación capita-
Reivindicar la historicidad, es
explicativo para el análisis de la lista, y en su calidad de teórico de
decir, el análisis del desarrollo
evolución histórica de la URSS, la la interrelación entre proyecto
soviético a la luz de las caracte-
categoría marxista de contradic- político e intereses y necesidades
rísticas propias de esta sociedad,
ciones de clase. Los sucesivos giros de las clases sociales, nos ayuda
comporta una doble función
y reorientaciones de la política a formular un marco interpretativo
académica. La primera consiste en
soviética son la expresión, no de de la evolución, los objetivos y las
que nos permite una aproxi-
deseos individualizados en personas limitantes de los cambios operados
mación mayor y más profunda de
específicas que se encuentran en en la URSS en las últimas
cómo se tejió el sistema soviético y
las altas esferas del poder en la décadas.
nos facilita la aprehensión de esta
experiencia en relación con lo que Unión Soviética, como lo ha pre-
pueden ser los sistemas de tendido ver la escuela totalitaria,
desarrollo alternativos al sino de procesos mayores en los
cuales se enfrentan propuestas Sólo un análisis en términos
capitalismo. La segunda, por su
parte, radica en el hecho de que alternativas de desarrollo de clases marxistas puede servir de
un análisis en esta proyección y grupos sociales diversos. Es marco interpretativo para la
nos acerca a la comprensión de precisamente el juego que se esta- comprensión de la historia de la
cuáles son los elementos propios, blece entre determinados actores URSS.
particulares de la URSS, de los sociales lo que define cuáles son la
generales en relación con los orientación del desarrollo eco-
desarrollos alternativos, y nos nómico y la calidad de los proyectos
concede elementos de juicio sociales, políticos, culturales e En la actualidad, asistimos a una
importantes para superar la visión ideológicos que dicho modelo de aceptación implícita de los patrones
"unilineal" y metahistórica del desarrollo implique. de desarrollo capitalista, sin que
desarrollo de la humanidad. medie un proceso de reflexión sobre
A primera vista, reivindicar una sus posibles consecuencias. Es
En segundo lugar, la historia rusa y interpretación marxista basada más, los cambios vertiginosos que
soviética en los últimos cien años en la correlación y conflictos entre sacuden actualmente a la hu-
debe interpretarse desde una clases podría parecer un ana- manidad entera, obligan a pensar
óptica de análisis que tenga en cronismo con el tiempo presente. nuevamente en cuáles son las
cuenta los elementos propios de Pero, a nuestro modo de ver, condiciones que han posibilitado
esta sociedad y su posición Marx, en su calidad de gran crítico dicha transformación y cuáles
del ideal del progreso, de las
son los paradigmas sobre los pretendido, la consecuencia de ralismo, en el capitalismo se ha
que se construye nuestro la gestación de un mecanismo enmascarado la realidad bajo
entorno. Para el análisis de exó-geno a dicho sistema. El una profunda idealidad. El pro-
estos diferentes problemas, los modelo de Brenner nos ilustra, yecto gorbachoviano no es
interrogantes que Marx para el caso de la URSS, que la otra cosa que el deseo de
planteara hace más de cien años racionalidad de los agentes ha objetivizar esa idealidad
conservan plena vigencia. normati-vizado la implantación reproduciendo la realidad del
de propuestas de desarrollo. O capitalismo.
sea, el actual curso en la URSS
no debe ser visualizado como
una propuesta de superación
El liberalismo más que una de los aspectos "aberrantes"
doctrina es una cultura del sistema soviético, sino como
que Occidente ha querido un proyecto del cual
y podido unlversalizar, a la determinados agentes se han
cual no han escapado ni hecho portadores.
los mismos críticos del También se encaminan en este
capitalismo. mismo sentido los sugestivos tra-
bajos de Pierre Rosanvallon10,
quien ha demostrado de
Un proceder tal nos viene sugeri- manera brillante que el
do también por algunos investi- problema del mercado no es
gadores que, desde posiciones di- simplemente un proceso técnico
ferentes, han introducido nue- de la economía, sino que ha
vas perspectivas de análisis en el formado el núcleo para la
campo de las ciencias sociales. constitución de un pacto social
Tengo en mente concretamente que ha despersonificado las
a Robert Brenner9, quien ha relaciones sociales, ha
puesto en duda la explicación establecido un mecanismo de
smitheniana del crecimiento eco- regulación y ha otorgado una Por último, en el centro de mi re-
nómico, concepción de la cual en presunta normati-vidad a las flexión se hallan las ideas de J.
alto grado todos nosotros somos relaciones interpersonales. En Ph. Peemans11, para quien la con-
herederos, y ha reivindicado la tal sentido, el liberalismo más ceptualización de modernización
tesis de que la transición de un que una doctrina es una cultura y totalitarismo son el alfa y ome-
sistema social a otro, en el caso que Occidente ha querido y ga de los procesos políticos,
por él estudiado del feudalismo podido unlversalizar, a la cual sociales y económicos del tiempo
al capitalismo, fue el resultado no han escapado ni los mismos presente. La modernización
directo de una serie de conflictos críticos del capitalismo. Marx, al occidental es el rasero con el cual
sociales entre actores, que final- proponer la reabsorción de la po- se estudian y se miden las otras
mente sellaron el destino del tipo lítica por la sociedad civil, la pos- formas de desarrollo. Tal
y las formas de transición. Como terior desaparición de la política y proceder ha conducido a
acertadamente demuestra de la economía, no hizo más que concebir el proceso occidental
este investigador, el retomar los presupuestos del como un horizonte me-tahistórico
establecimiento de un nuevo proyecto liberal. al cual las restantes naciones
modo de producción íue la deben acercarse para alcanzar el
resultante de la correlación de En lo que respecta al análisis verdadero desarrollo. Si la
fuerzas entre los agentes de la realidad soviética, una experiencia de Occidente se ha
económicos y sociales del siste- visión tal nos permite convertido en el referente obliga-
ma señorial, y no, como se ha comprender el alcance y la
dirección de los actuales
cambios, pues, con el libe-

9 El Debate Brenner, Crítica, Grijalbo, Barcelona, 1989, y "La base sociale du développement économique", en Actual Marx, No 7, 1990,
Presses Universitaires de France, Paris, pp. 65-93.
10 Le libéralisme économique, Editions du Seuil, Paris, 1989, L'áge de l'autogestión, Editions du Seuil, París, 1976, y La crise de
l'Etat-providence, Seuil, Paris, 1981.
11 "Revoluciones industriales, modernización y desarrollo" (véase en este volumen de Historia Crítica) y Marx, "Les révolutions du XXéme
9
siécle et la modernisation", Contradictions, N 62, 1990, partie I, "L'avenir du socialisme réel", Bruxelles, pp. 21-51.
do para los países de Europa del mo y, por lo tanto, en un marxismo
Este y sobre todo para la URSS, apropiado para los esfuerzos
dado que ha sido prácticamente el revolucionarios en las naciones
único país que ha alcanzado un subdesarrolladas"14.
proceso rápido de industrialización
siguiendo pautas de acumulación y Esta "contradicción nuclear" po-
desarrollo que le han sido propias y demos percibirla con sus matices
diferentes de las occidentales. Este propios en las opciones políticas
conjunto de ideas nos proporciona un sostenidas por los líderes rusos y
referente de interpretación que define soviéticos. Sin ahondar en mayores
en su movimiento evolutivo la detalles, podemos decir que serían
historia soviética y muestra las partidarios del marxismo científico
articulaciones de los proyectos en el hombres tales como Ple-janov, el
período de posguerra y nos sugiere la Lenin constructor de la Nep,
crítica a la historiografía tradicional. Bujarin, Trotski de los años veinte y
del exilio, Jruschov, Kos-siguin y
Gorbachov. Serían marxistas
Estos tres autores tienen mucho
críticos, por el contrario, el Lenin de
en común. Han sometido a una
la revolución y del comunismo de
dura crítica y han desmistificado
guerra, Stalin, Sus-lov, Brezhnev y
los presupuestos sobre los cuales
Ligachov.
se construyó Occidente,
demostrando que si bien se les Esta división social y política, que
ha pretendido universalizar en reproduce en una versión remo-
tanto que objetivos-meta del de- zada la oposición entre occidenta-
sarrollo, son unos medios y me- listas y eslavófilos12, ha penetrado La historia soviética
canismos de realización del de- incluso al marxismo soviético. Valga ha sido un proceso en
sarrollo con base en una acumu- señalar que el pensamiento mismo el cual se han
lación articulada y generadora de de Marx fue atravesado por una enfrentado dos
desigualdad económica, social y "contradicción nuclear", que A. proyectos alternativos de
política. Gouldner dividió en marxismo crítico desarrollo: el primero
y marxismo científico. Los partidarios enraizado en
Partiendo de este esquema ge- de este último "están más
neral de interpretación, en las los elementos
dispuestos a afirmar que la ciencia
páginas que siguen trataremos y la tecnología —las fuerzas populares propios del
de demostrar que la historia so- productivas— son fundamentales desarrollo ruso,
viética ha sido un proceso en el para definir el carácter esencial del principalmente
cual se han enfrentado dos pro- mundo moderno, es-t;m vinculados las tradiciones
yectos alternativos de desarrollo: con los esfuerzos de campesinas, y
el primero enraizado en los 'modernización', y consideran a el segundo sustentado
elementos populares propios del ésta como centrada en la ciencia"13, por los sectores
desarrollo ruso, principalmente las mientras que "el marxismo crítico que se han beneficiado
tradiciones campesinas, y el compensa con su énfasis en el de la modernización
segundo sustentado por los sec- voluntarismo la deficiencia de las capitalista iniciada a
tores que se han beneficiado de la condiciones económicas y finales del siglo XIX.
modernización capitalista iniciada tecnológicas, antaño juzgadas
a finales del siglo XIX. (por los marxistas científicos) como
un requisito para el socialis-

12 "Es tiempo de acabar con el mito de una ruptura brutal y definitiva que dataria de octubre de 1917 Recordemos que los
intelectuales que pertenecen a la capa dirigente del proceso revolucionario ruso entre 1H70 y 1917, después se formaron
principalmente en la escuela de los debates ideológicos y políticos que tuvieron lugar en Rusia más que en la escuela
de la socialdemocracia como so afirma generalmente". Zapata, R., La philosophie soviétique, Presses Universitaires de
France, 1989, p. 5,
13 Los dos marxismos, Alianza, Madrid, 1983, p. 56.
14 Ibid., p. 61.
MODERNIZACIÓN Y siglo pasado se inició un acelerado plantea en toda su dimensión la
REVOLUCIONES proceso de modernización ca- magnitud de los problemas que el
EN RUSIA pitalista, principalmente indus- país debía resolver. Tampoco nos
trial, suscitado directamente por muestra el grado de permeabilidad
Tomando como esbozo explicativo los la intervención del Estado, del capitalismo en la sociedad rusa
elementos anteriormente se- contando para esto con una ele- ni la cantidad de tensiones que
ñalados, pasaremos a abordar los vada participación del capital generó.
procesos que han caracterizado la extranjeroo que se orientó a de-
historia soviética. Como los acon- sarrollar las ramas más impor-
tecimientos no son discernibles en tantes de la economía rusa.
su momento inmediato, sino en
una longue durée, y puesto que Al despuntar el siglo XX la Rusia
Rusia, en vísperas de la Primera
nuestro interés no consiste en Guerra Mundial, era un país imperial constituía una
describir la situación actual, sino que se encontraba en pleno cre- sociedad en plena mutación.
desarrollar un modelo de análisis, cimiento económico. Entre sus Desde la década de los
pasaremos revista previamente a logros podrían citarse el aumento ochenta del siglo pasado se
las postrimerías de la Rusia de las reservas de oro, la creación inició un acelerado proceso
imperial, ya que el estado general de modernos ferrocarriles y de una de modernización capitalista,
de la sociedad en ese entonces nos tecnología bastante avanzada en principalmente industrial,
entrega elementos sustanciales de la rama textil. Entre sus suscitado directamente por la
cómo y por qué se instaló el sistema debilidades cabe mencionar la
soviético. intervención del Estado,
mediocridad de algunas industrias
contando para esto con una
tales como la química y la de
construcción mecánica. Desde el elevada participación del
punto de vista de las capital extranjero.
instituciones, Rusia se había
convertido en un país moderno:
los bancos y el comercio minorista Para llevarse a cabo esta política
se acercaban a los estándares de industrialización, se requería
franceses e ingleses. El ingreso abordar principalmente el pro-
per cápita era inferior al de los blema social que afectaba direc-
países más avanzados, pero era tamente a la población campesina,
equivalente al de España o al del
cuestión nada fácil de solucionar
imperio austro-húngaro. En
si tenemos en cuenta que, de
cuanto a la capacidad productiva,
acuerdo con el censo de 1897, en
hacia 1913 Rusia ocupaba el tercer
Rusia había 96.9 millones de
lugar entre las potencias
campesinos, o sea aproximada-
económicas del mundo .
mente el 77% de la población total
del país. Cifra que podría haber
Un análisis tal, constantemente sido mucho mayor si se hubieran
destacado por la historiografía so- incluido algunos grupos tales
viética y la occidental en términos de como los cosacos y los agricultores
"progreso" de la industrialización y no rusos.
de modernización, para demostrar
que el socialismo no se creó en un Para realizar la industrialización
país atrasado (interés de los era necesario, en primer lugar,
primeros) o para evidenciar que el producir una disolución, al menos
crecimiento económico pudo haber parcial, de la estructura social
Al despuntar el siglo XX la Rusia
sido mayor de seguirse en la senda típica campesina y una
imperial constituía una sociedad
de la "modernización" (objetivo de
en plena mutación. Desde la
los segundos), no
década de los ochenta del

15 Seurot, François, Le systéme économique de l'URSS, Presses Universitaires de France, París, 1989, pp. 30-31.
creciente integración de sus el rescate de sus tierras. De meno que facilitó la erradicación
miembros en la vida del país. En acuerdo con una serie de reformas posterior del mismo.
segundo lugar, una política de iniciadas en 1906, los campesinos
industrialización se vería eran ahora libres de abandonar
obligada a reducir, al menos en sus comunidades (obschi-nas),
forma parcial, la importancia de la adquirir la propiedad de las tierras Como resultado de la
agricultura por medio de la in- que cultivaban, comprar y vender
versión de los excedentes agrícolas industrialización, la
tierras, trasladarse a la ciudad o
en la formación de capital in- sociedad rusa fue objeto de
emigrar. La finalidad que se
dustrial. En tercer lugar, llevar proponía el primer ministro Stolipin grandes transformaciones que
esto a cabo significaría la supre- era fomentar la aparición de una aceleraron la diferenciación
sión política y el control, o al menos clase de campesinos propietarios social del
la neutralización, del cam- que fuese próspera, eficiente y grueso de la población, ya
pesinado, lo cual sumiría a éste en políticamente leal. Esta fue la que ésta era una condición
su crisis más aguda16. llamada "apuesta por el fuerte". imprescindible para desarrollar
Hacia 1916, cerca de dos millones el proceso de acumulación de
de familias habían abandonado sus tipo capitalista.
aldeas y explotaban fincas
privadas. Esto representaba
aproximadamente el 24% de las
familias de 40 provincias afectadas Sin embargo, como resultado de la
en la Rusia europea. industrialización, la sociedad rusa
fue objeto de grandes
A pesar de las garantías econó- transformaciones que aceleraron
micas y jurídicas del gobierno por la diferenciación social del grueso
"modernizar" el agro ruso, la de la población, ya que ésta era
obschina siguió siendo la insti- una condición imprescindible para
tución principal, pues para enero desarrollar el proceso de
de 1917 sólo el 10.5% de los acumulación de tipo capitalista.
hogares campesinos se habían Por esta razón, en vísperas de la
separado constituyendo propie- Primera Guerra Mundial en la
dades privadas diferentes de las sociedad rusa ya habían
comunales1'. Aun cuando la re- madurado las condiciones para
forma no dio los dividendos es- eventuales estallidos sociales,
perados en el corto plazo, consti- como lo testimonió la profundidad
tuyó un cambio radical en la y radicalidad de la revolución de
composición social del campesi- 1905-1907. La guerra no hizo más
nado en la medida en que se ace- que agudizar estas tensiones.
Para alcanzar la mentada "mo-
leró el proceso de diferenciación
dernización", las autoridades rea-
del campesinado y se distorsio- Las sucesivas derrotas militares
lizaron grandes esfuerzos que
naron los vínculos de solidaridad y restaron legitimidad al Estado
modificaron el panorama social,
de organización anteriormente autocrático; las dificultades pro-
debilitando a la nobleza rusa que, al
existentes. A pesar del acelerado ductivas, agravadas por las nece-
no poder mantener el desafío
crecimiento del capitalismo, éste sidades que exigía el frente y por la
planteado por la producción capi-
no logró permear toda la sociedad suspensión de las inversiones
talista moderna, debió vender la
ni constituirse en un sistema extranjeras, empeoraron la de
mayor parte de sus tierras. Pero lo
universalizador. Se reprodujo en
más importante fue la abolición de
forma de enclave principalmente
los derechos de redención que
urbano, fenó-
debían pagar los campesinos por

16 Shanin, Teodor, La clase incómoda, Alianza, Madrid, 1983, p. 53.


17 Male, D. J., Russian Peasant Organization befare Collectivisation, a Study of Commune & Gathering, 1925-1930, Cambridge
University
Press, Great Britain, 1971, p. 19.
por sí difícil situación económica, sos sectores sociales y políticos se der popular en el campo y destru-
que se tradujo en un aumento de radicalizaron. En términos gene- yeron los resortes sobre los cuales
la carestía; la incapacidad del Es- rales, la característica principal se estaba construyendo el capita-
tado para hacer frente a las serias que particularizó el período com- lismo agrario. Puede decirse que
amenazas económicas, militares prendido entre febrero y octubre la revolución agraria fue una re-
y políticas aumentaron el males- de 1917 fue que hubo una insatis- volución "conservadora", arcaica,
tar social e indispusieron a vastas facción social y una inadecuación en la medida en que, más que pro-
clases respecto de la política gu- política entre las amplias masas y poner nuevas brechas para la
bernamental; por último, los vi- las órdenes y políticas emanadas modernización del campo ruso,
cios políticos de la clase dirigente del Gobierno Provisional, cuyos destruyó los cimientos del modelo
(en los cuales el problema Raspu- dirigentes y líderes pensaban an- de desarrollo seguido desde fina-
tín fue sólo la parte visible del te todo que el objetivo primordial les del siglo XLX y restableció las
asunto) disociaron completamente era fortalecer las instituciones pa- formas tradicionales e igualita-
la sociedad del Estado, lo cual ra acelerar el proceso moderniza- rias del campesinado ruso.
redundó en una toma de posición dor, cuando en realidad la revolu-
política por parte del elemento ción se había producido precisa-
burgués que hasta entonces ha- mente como una respuesta social a
bía vivido bajo el amparo de las la desigualdad generada por la
políticas estatales. acumulación y modernización ca- La revolución agraria fue
pitalistas y como un intento de re- una revolución
vertir la situación y desarticular "conservadora", arcaica,
los bastiones del "progreso". en la medida en que, más
que proponer nuevas
Como resultado de estas incom- brechas para la
patibilidades y desavenencias modernización del campo
de percepciones y objetivos en- ruso, destruyó los
tre amplias capas de la sociedad
cimientos del modelo de
y la nueva clase política, el di-
vorcio entre ambos sectores cre- desarrollo seguido desde
ció a medida que transcurrieron finales del siglo XIX y
los meses, y se crearon las pre- restableció las formas
misas para la segunda ola revo- tradicionales e igualitarias
lucionaria. En este punto con- del campesinado ruso.
vergieron varios procesos revo-
lucionarios que crearon el clima,
debilitaron el proyecto moder-
nizador y desarticularon total- Un segundo proceso revolucio-
mente la capacidad de acción de nario lo conformaron las accio-
las clases dirigentes. nes de los soldados, quienes exi-
gían el cese inmediato de las
Desde los meses de marzo-abril hostilidades y su licénciamiento
los campesinos iniciaron su revo- para retornar a sus lugares de
El primer estallido social en fe- lución agraria. Se emparentaron origen y engrosar las filas de
brero de 1917, revolución espon- de la tierra de los nobles, golpea- aquellos que estaban desencade-
tánea y anónima, fue la explosión ron duramente a los kulaks (clase nando la revolución agraria. La
de todas estas contradicciones y de campesinos enriquecidos, bas- radicalidad de los soldados arre-
desavenencias. Con la caída de la tión de las reformas de Stolipin), bató a la clase política el control
autocracia y la constitución de a los que obligaron a volver a las de los aparatos represivos que
nuevos bastiones del poder, el obschinas. En estos meses se desde ese momento quedaron en
proceso rápidamente pasó a una asistió a un renacimiento de las manos de los sectores revolucio-
segunda fase en la cual los diver- obschinas que solidificaron el po- narios18.

18 Anweiler, O., Les soviets en Russie, 1905-1921, Gallimard, París, 1972.


El tercer proceso fue una revolu- La revolución de octubre, o bol- ñas— de los bancos, el estableci-
ción urbana, liderada por los chevique, fue la cristalización po- miento del monopolio del comer-
obreros, los cuales ante el masi- lítica de la convergencia de estas cio exterior, la eliminación de la
vo cierre de las empresas por explosiones revolucionarias con moneda y del mercado, destru-
parte de los patrones, respondie- un radicalismo intelectual, repre- yeron los elementos capitalistas
ron creando sus comités de fá- sentado por el partido bolchevi- que perduraban en las ciudades.
brica, órganos de representación que, cuyos líderes, y sobre todo Todo esto nos permite estipular
que si bien no cuestionaron la Lenin, supieron comprender cuál que en la Rusia soviética lo que
propiedad de las empresas, cum- era el estado de ánimo de las ma- se produjo en esos momentos fue
plieron un importante papel que sas y la orientación de sus reivin- una arcaización de la sociedad
consistió en velar por la conti- dicaciones, para incorporarlas en en tanto que todos los elementos
nuidad laboral, la mejoría en las su programa político. Esta con- capitalistas fueron violenta-
condiciones de vida para sus vergencia, sin embargo, duraría mente suprimidos. En esto esta-
representados y desarticular el poco. Las demandas de la pobla- ban interesados tanto los secto-
capitalismo fabril. ción no se compatibilizaban con res marginados por el proceso de
los anhelos de transformación de modernización, como los líderes
los líderes revolucionarios que bolcheviques que veían en estas
llegaron al poder en la cresta de la transformaciones la creación de
ola revolucionaria. las condiciones para la forma-
ción de la nueva sociedad.
Si la revolución fue, en otras pa-
labras, un levantamiento contra
las desigualdades generadas por
la modernización y contra la in- Las acciones de los años
troducción de formas de direc- inmediatamente
ción y gestión foráneas, que no
tenían en cuenta las caracterís- posteriores no fueron más
ticas societales de la población que un conjunto de
rusa, las acciones de los años in- medidas tendientes a
mediatamente posteriores —el garantizar la seguridad del
famoso comunismo de guerra— Estado soviético en
no fueron más que un conjunto condiciones de guerra e
de medidas tendientes a garan- intervención externa, y a
tizar la seguridad del Estado so- erradicar completamente
viético en condiciones de guerra los bastiones de la
e intervención externa, y a erra- modernización y de la
dicar completamente los bastio- acumulación capitalista.
nes de la modernización y de la
Por último, se produjo un cuarto acumulación capitalista.
movimiento representado por Socialmente, los años del comu-
las minorías nacionales que an- En el agro, el restablecimiento
de la obschina con mayores po- nismo de guerra trajeron consi-
siaban hacer valer el derecho a go cambios sustanciales. La an-
la autodeterminación de los deres y facultades, la destruc-
ción de la clase de los kulaks, la terior configuración clasista de
pueblos. Tras la caída del zar, la la sociedad se modificó radical-
autoridad y el poder quedaron eliminación del tráfico comer-
profundamente debilitados en cial, la orientación de la produc- mente. La burguesía y la noble-
la periferia del imperio, situa- ción hacia la autosubsistencia, za fueron privadas de sus pro-
ción que fue aprovechada por pusieron fin al capitalismo agra- piedades y privilegios, con lo
los alógenos para crear sus pro- rio en Rusia. De otra parte, la cual perdieron los atributos que
pias instituciones de repre- nacionalización de las empresas las habían mantenido como cla-
sentación y control19. industriales —grandes y peque- ses dominantes. Los obreros y

19 Para las reivindicaciones y profundidad del movimiento revolucionario en esos meses de 1917, véase Ferro, M., La revolución
rusa de 1917, colección Zimmerwald, Editorial Villalar, Madrid, 1977, y del mismo autor, La revolución de 1917, Laia, Barcelona,
1975.
otros grupos urbanos quedaron colonialista frente a las minorías de guerra. En la provincia de
seriamente debilitados. nacionales. Tambov, enarbolando las banderas
de la revolución verde, una
En 1920 —escribe M. Lewin— los poderosa insurrección dirigida por
citadinos no representaban más el eserista Antonov, se rebeló en
que el 15% de la población contra contra de la política bolchevique de
el 19% en 1917. Moscú había Los campesinos —grueso de la
requisas (prodrazviort-ka). En 1919
perdido la mitad de sus población—, por el contrario,
en varias ciudades hubo huelgas
habitantes y Petrogrado los dos fueron la única clase que
tercios... Las ciudades cambiaron de los obreros y en marzo de 1921
sobrevivió a las guerras, las los marinos de Kronstadt,
la estructura social. Las es-
epidemias, al hambre y a las artífices de la insurrección
tadísticas... de 1920 indican que
las clases medias y los pequeños revoluciones, afirmándose armada de 1917, se sublevaron
productores —miembros de las como la única fuerza capaz de contra el poder soviético21. Todo
profesiones liberales, comer- contribuir a la esto evidenciaba que de no
ciantes, artesanos y obreros cua- reestructuración de la introducirse cambios inmediatos
lificados— estaban completamente el poder soviético se hallaría
sociedad.
agotados20. seriamente debilitado.

Los campesinos —grueso de la


población—, por el contrario, Una vez alcanzada la normali-
fueron la única clase que sobre- zación, tras la derrota de la opo- LA NEP:
vivió a las guerras, las epide- sición armada, los dirigentes se ¿MODERNIZACIÓN y O
mias, al hambre y a las revolu- vieron en la necesidad de encontrar SOCIALISMO?
ciones, afirmándose como la única una solución al agudo problema
fuerza capaz de contribuir a la de la reconstrucción. Hacia finales Los dirigentes soviéticos se en-
reestructuración de la sociedad. del comunismo de guerra, las contraron ante la imperiosa nece-
Como resultado de esto se asistió clases de apoyo a los sidad de tener que normalizar y
a un proceso de ruraliza-ción, de bolcheviques, una vez que se había restablecer los vínculos con las
arcaización de las estructuras disipado la amenaza blanca, se clases de apoyo. Para alcanzar este
sociales en Rusia. levantaron en contra del poder proceso era menester un cambio
soviético pues estaban inte- radical, principalmente en relación
Dada la disociación en los objetivos, resadas en poner fin a los exce- con los campesinos. Se dio inicio a
el apoyo social que garantizó la sos y a la violencia sistemática la NEP ("Nueva política
consolidación bolchevique no fue ejercida durante el comunismo económica"), la cual despuntó con la
completo ni podía durar sustitución de las requisas forzosas
eternamente. Los campesinos, por un impuesto en especies y
los obreros, las minorías nacio- posteriormente en dinero, el cual
nales apoyaron el poder soviético, Los campesinos, los fue fijado muy por debajo de los
no porque se identificaran con obreros, las minorías niveles de requisa de los años
sus posiciones, ni porque se nacionales apoyaron el anteriores. Junto a este cambio
compatibilizaran con los ideales poder soviético, no porque de actitud se adoptaron otras me-
socialistas, sino porque repre- se identificaran con sus didas no menos radicales. En mayo
sentaban el mal menor. El regreso posiciones, ni porque se de 1921 se revocó el decreto na-
del antiguo orden, tal como se cionalizador de la pequeña industria;
compatibilizaran con los
demostró en las regiones que el Estado dispuso el arriendo de
cayeron en manos de los blancos, ideales sociales, sino porque empresas estatales a particulares;
habría equivalido a la privación de representaban el mal menor. a algunos antiguos propietarios se
la posesión de la tierra campesina, les restablecieron sus antiguas
el retorno de las empresas a sus propiedades, y se procedió al
antiguos dueños y la política arriendo de empresas a in-
centralista y versionistas extranjeros. Todo

20 Lewin, M., La formation du systéme soviétique, op. cit., pp. 302-303. •


21 Hosking, G., A History of the Soviet Union, Fontana Press, London, 1985.
ello significó la recomposición de a la recuperación económica han veces y sobrepasó en un 18% la de
una economía privada que fue es- de estar impuestas, por tanto, por 1913. Inclusive después de alcan-
timulada por medio del restable- las consideraciones objetivas de zar el período de reconstrucción, el
cimiento del mercado como prin- promover las condiciones en las crecimiento de la economía au-
cipio reguladory normativizador de que la recuperación sea posible; mentó rápidamente: en 1927 y
estas medidas fomentarán el
la economía . 1928 el crecimiento de la produc-
desarrollo de las granjas aco-
modadas y ayudarán a convertir a ción fue del 13 y del 19%, respec-
La NEP significó la puesta en tivamente, y la producción global de
los campesinos medios en cam-
marcha de un nuevo plan de pesinos acomodados. El otro factor la agricultura aumentó en un 2.5%
construcción social. La impor- de la economía doméstica (la anual25. Esta rápida reconstrucción
tancia asignada a la tecnología, industria) también empuja a la económica, fundamentada en un
al mercado, a la empresa priva- agricultura campesina por el ca- modelo dual de economía —
da, a las formas tayloristas y for- mino de la diferenciación en el privada y estatal—, generó
distas de trabajo, al capitalismo próximo futuro. A medida que la nuevamente elementos de dife-
de Estado (en su versión alema- industria se desarrolla, las casas renciación de todo tipo que sellaron
na) determinó que esta política campesinas débiles y pequeñas finalmente el destino de la NEP.
abandonarán la agricultura para
fuera una variante particular de • Por una parte, la reaparición y el
dedicarse a la industria, dejando
la modernización. A través de la que se acentúen las diferencias de crecimiento de capas de la
descentralización administrativa clase en el campo23. población que conocían la pros-
y el estímulo a las fuerzas del peridad despertaron el descon-
mercado, se optó por una línea Este proceso de desigualdad, tento de los ciudadanos soviéticos
de desarrollo que debía reconsti- que debía crear las condiciones más pobres, si bien las nuevas cir-
tuir la diferenciación social y fijar cunstancias mejoraban también la
para una acelerada industriali-
normas "económicas" de acu- situación de éstos26.
zación, requisito principal para la
mulación con base en la acorda- construcción de la sociedad
da prioridad del desarrollo de la La NEP significó la puesta
socialista, a juicio de los líderes
ciudad sobre el del campo, de los soviéticos, no fue un error en la en marcha de un nuevo
campesinos emprendedores so- política de precios, como lo han plan de construcción
bre los pobres, de la industria pretendido ver algunos analis- social. La importancia
sobre la agricultura (la famosa tas24, que habría favorecido a la asignada a la tecnología,
"crisis de las tijeras"). industria, sino que era un deter- al mercado, a la empresa
minado proyecto de sociedad, privada, a las formas
En 1924 un alto representante del
anclado en la lógica occidental. tayloristas y fordistas de
Comisariado Popular para la Agri-
cultura se expresaba en los si- trabajo, al capitalismo de
guientes términos sobre la necesi- Los años 1925-1926 marcan el Estado determinó que esta
dad de la diferenciación social: apogeo de la NEP. Se alcanzaron política fuera una variante
los índices de producción de pre- particular de la
El papel del campesino acomo- guerra, se recompuso la inserción
modernización.
dado en el aumento de la produc- de Rusia en la economía mundial y
ción de grano y ganado adquiere se diseminó la libre empresa en la
un significado exclusivo en la economía soviética. La participación
economía nacional. En estos es- del sector privado en el ingreso
tratos del campesinado, lo mis- De otra parte, la paz civil con-
mo que en los agentes que trans- nacional era del 54.1%. En 5 años, quistada con la introducción de la
portan las mercaderías a los de 1921 a 1926, el índice de la NEP garantizó la neutralidad
mercados exteriores o inte- producción industrial aumentó más
riores, descansa la tarea de re- de tres veces y de hecho alcanzó el
construir la economía. Todas las nivel de 1913; la producción
medidas que se tomen con vista agrícola aumentó dos

22 Véase Nove, A-, Historia económica de la URSS, Alianza, Madrid, 1973.


23 Citado en Carr, E. H., El socialismo en un solo país, 1924-1926, T. I, Alianza, Madrid, 1973, p. 231.
24 Medvedev, R., El stalinismo al tribunal de la historia, Albert Knopf, Nueva York, 1971 (en ruso).
25 Shmeliov, N. y Popov, V., En el viraje: la Perestroika económica en la URSS, Agencia de Prensa Novosti, Moscú, 1989, p. 22
(en ruso).
26 Reiman, M., El nacimiento del stalinismo, Crítica, Barcelona, 1982, pp. 13-14.
de las capas campesinas. La obs-china rrogativas e instituciones, el cam- occidentales, aunque estuvie
conoció una resurrección general. El pesinado seguía siendo el grupo social ran encubiertos bajo un ropaje
95% de las tierras estaba en manos del más importante, con más de un 80% marxista.
régimen comunal. Esta obschina — de la población.
aproximadamente había 319.000 en
todo el territorio soviético— se convirtió La NEP, en tanto que estrategia
en una instancia totalmente libre, pues global de desarrollo, estaba con-
denada al fracaso. El resurgir de la La implantación del modelo
se había liberado de las presiones
acumulación privada, con los estálinista fue la consecuencia
administrativas y las funciones
fiscales pasaron a los soviet rurales. problemas sociales que acarreaba, la lógica de las dificultades que
En las aldeas, los instrumentos de desmovilización de la clase obrera y del encontró y generó la NEP; fue el
poder estatales eran instituciones campesinado pobre y los conflictos regreso á las consignas por las
débiles y poco influyentes, mientras las en el interior de las élites, cada vez cuales se había realizado la
obschinas gozaban de gran autoridad más alejadas de las preocupaciones revolución de octubre. Los
y sus asambleas eran las de las clases populares, polarizaron fundamentos del sistemasoviético
administradoras de la tierra y de todos nuevamente la sociedad28.
fueron instaladosen estos años; la
los aspectos de la vida rural27. colectivización de laagricultura,
Esta contradicción global fue
aumentada por el hecho de que el la industrialización y la
Estado intentaba ejercer un control planificación.
cada vez mayor sobre la campiña,
La NEP, en tanto que estrategia coartando libertades y derechos de
global de desarrollo, estaba los campesinos, en aras de
condenada al fracaso. El resurgir garantizar las condiciones de la
modernización. Pero como los LOS FUNDAMENTOS DEL
de la acumulación privada, con
campesinos producían SISTEMA SOVIÉTICO
los problemas sociales que
fundamentalmente para el au-
acarreaba, la desmovilización de toconsumo, ellos no generaban las La implantación del modelo es-
la clase obrera y del campesinado riquezas necesarias para la talinista fue la consecuencia lógica
pobre y los conflictos en el industrialización. La suerte de la de las dificultades que encontró y
interior delas élites, cada vez más NEP estaba echada: o bien se seguía generó la NEP; fue el regreso a las
alejadas de las preocupaciones con la lógica de Bujarin, que había consignas por las cuales se había
de las clases populares, hecho un llamado a los campesinos realizado la Revolución de Octubre.
polarizaron nuevamente la a enriquecerse, con la idea de que Los fundamentos del sistema
sociedad. sus dineros podrían servir para soviético fueron instalados en estos
continuar con la política de la NEP, o años: la colectivización de la agricul-
bien el Estado tomaba medidas enca- tura, la industrialización y la
minadas a generar las condiciones planificación.
En general, la masa campesina sociales de reproducción de la NEP,
de manera administrativa. A pesar de todas las distorsiones con
pesaba más durante la NEP que que se interpreta la colectivización,
durante el antiguo régimen. Además de Cualquiera de estas dos opciones
iba en contravía de las consignas que puede argumentarse que la violencia
restablecer todas sus pre- ejercida contra los campesinos ricos
hicieron posible la Revolución de
Octubre. En otras palabras, este tipo fue el resultado de la convergencia de
de políticas hubiera significado, en intereses y objetivos de los campesi-
condiciones particulares, la re-
constitución plena y abierta de los
principios modernizadores

27 Male, D. J., op. cit.


28 Véase Peemans, J. Ph., Marx, les révolutions du XXéme siécle et la modernisation, op. cit, p. 39.
nos pobres con un ala radical en el sociedad. Por eso era necesaria su de terreno para su cultivo, lo que
interior del Partido Comunista. A rápida transformación. agilizaba la introducción de má-
los campesinos pobres se les quinas y el desarrollo de cultivos en
prometió el 25% de los cereales que Los koljoses, que conservaron nu- gran escala. En segundo lugar, a los
con su ayuda fueran confiscados a merosos atributos de las antiguas campesinos koljosianos se les
los campesinos ricos . A través de obschinas —la tenencia y explo- asignaron pequeñas parcelas de
estas medidas, y con la tación colectiva de la tierra, por tierras de uso personal y desde 1932
organización de expediciones ejemplo—, fueron una institución que se crearon los mercados koljosianos
punitivas contra los acaparadores pudo adaptarse a los cambios que en las ciudades para que los
de cereales en el campo soviético, deseaba establecer el nuevo poder. campesinos vendieran la producción
se desató una verdadera lucha de La obschina no podía servir de de sus parcelas. En tercer lugar,
clases. Los campesinos pobres garantía para la industrialización, dado el control que ejercía el
participaron masivamente junto a en la medida en que la explotación Estado, los koljoses debieron
las autoridades en el de la tierra se realizaba de una vender sus productos a los órganos
desmantelamiento de los sectores manera que no podía adecuarse estatales, con normas estipuladas
enriquecidos. El estalinis-mo no con los imperativos del desarrollo por las autoridades competentes, es
fue, como generalmente se industrial. decir, su producción estaba
pretende demostrar en la literatura orientada hacia el mercado.
especializada, la obra de un El funcionamiento de la obschina
hombre. Sin un vasto apoyo social era el siguiente: la asamblea de la
estas medidas nunca hubieran obschina (sjod) dividía la tierra en
podido ser aplicadas. franjas iguales (en la región
central de Rusia el promedio de las El estalinismo no fue, como
franjas oscilaba entre 2.1 y 4 generalmente se pretende
metros de ancho y 21 y 30 metros
demostrar en la literatura
de largo) que eran entregadas a
Sabido es que el país no disponía cada familia perteneciente a la especializada, la obra de
de factores productivos que comunidad, con el fin de que las un hombre. Sin un vasto
agilizaran la acumulación explotara. El hecho de que un apoyo social estas
para la industrialización. campesino dispusiera de estrechas medidas nunca hubieran
La colectivización fue la solución franjas que no estaban unidas podido se aplicadas.
encontrada a esta disyuntiva. entre sí, impedía la utilización de
maquinaria moderna en la
explotación de la tierra. Dada su
La creación de los koljoses permitió
baja productividad las formas de
superar uno de los mayores
tenencia comunal dificultaban
La colectivización, además de problemas que debía enfrentar la
además cualquier intento estatal
destruir a los sectores enriquecidos URSS en esos años: la indus-
por capitalizar recursos que
por la política de diferenciación de la trialización. Sabido es que el
pudieran ser orientados a la
NEP, tuvo otro objetivo: la país no disponía de factores pro-
industrialización.
conformación de los koljoses dentro ductivos que agilizaran la acu-
de los marcos de una economía Por el contrario, el optar por los mulación para la industrialización.
colectivizada. El restablecimiento koljoses facilitó esa tarea. Estas La colectivización fue la solución
de las antiguas obschi-nas, cooperativas de producción se di- encontrada a esta disyuntiva. A
ferencian de la obschina básica- través de la compra a bajos
agrarias, con sus formas tra-
mente en los siguientes puntos: precios de los productos
dicionales de solidaridad, no podía
en primer lugar, la explotación de la agropecuarios y su venta a precio
en las nuevas condiciones
mayor parte de la tierra se re- mayor en los puntos de distribución
asegurar la creación de la nueva
alizaba en conjunto por todos los nacional o en las exportaciones, el
campesinos integrantes de la co- Estado pudo acumular parte del
lectividad. Esto permitió que se capital necesario para la
dispusiera de grandes superficies industrialización. Si bien la

29 Lewin, M., La formation du systéme soviétique, op. cit., p. 138.


acumulación se realizó a expensas revolucionario— las tradiciones, A nivel político el estalinismo generó
de la población rural, el Estado culturas, formas de solidaridad y de una gran violencia, y éste es el
dispuso la creación de condiciones e gestión del campesinado. El koljós aspecto más conocido del modelo.
instituciones nuevas para que el era un estadio superior de desarrollo Sin embargo, la represión y la
campesinado no desapareciera con de la obschina y en ni-gún caso la concentración del poder político
el proceso industrializa-dor. Este fue negación de ésta, como sí lo hubiera deben entenderse dentro de
el papel desempeñado, por ejemplo, sido la implementa-ción total del
por las parcelas que aseguraban proyecto de la NEP.
aproximadamente el 45% de la
producción agrícola total hacia el La violencia se empleó
La industrialización, segundo pilar
año de 1938. Las parcelas y los del sistema soviético, transformó no contra el pueblo en
mercados koljosianos fueron la radicalmente el panorama general sino contra
segunda economía de los económico y social del país, sin re- aquellos sectores
campesinos, a través de los cuales querir de procesos negativos como partidarios del modelo
pudieron paliar parcialmente los los acontecidos en Occidente anterior o que se
rigores de la acelerada acumulación. durante su industrialización. No beneficiaban de la
sólo desapareció completamente el diferenciación social
desempleo de los años de la NEP, introducida por la NEP:
sino que, además, se buscó crear
intelectuales, nepmen,
A diferencia de procesos instituciones y condiciones nuevas
campesinos ricos.
similares ocurridos en los que frenaran las tendencias hacia
países occidentales, en la la diferenciación social entre la
URSS la acelerada acumulación población citadina. Un resultado de
esto fue que los 17 millones de las tendencias generales que
no significó la destrucción del
campesinos que se instalaron en particularizaban el desarrollo de la
campesinado, ni tampoco su las ciudades entre 1928 y 1939 no URSS en esos años. La violencia,
pauperización, sino, por conformaron "cin-turones de una especie de lucha de clases, se
el contrario, su miseria", pues fueron absorbidos empleó no contra el pueblo en
conservación. por la acelerada industrialización. general, como lo ha pretendido
Aquí encontramos una segunda demostrar toda una literatura
peculiaridad del sistema soviético: en especializada, sino contra aquellos
lugar de fortalecer el ejército de sectores partidarios del modelo
Es decir, a diferencia de procesos reserva, tal como había sido anterior o que se beneficiaban de la
similares ocurridos en los países característico en las otras diferenciación social introducida por
occidentales, en la URSS la acelerada experiencias industrializado-ras, en la la NEP: intelectuales, nepmen,
acumulación no significó la URSS se trató de homo-geneizar la campesinos ricos. Esta violencia
destrucción del campesinado, ni sociedad, garantizando a los obreros fue una reacción de las clases
tampoco su pauperización, sino, por las condiciones mínimas de
pobres de la ciudad y del campo.
el contrario, su conservación. La subsistencia.
Las purgas y la represión fueron la
colectivización, podemos decir, fue uno cristalización de una promoción
de los engranajes principales de la Por último, la planificación, uno de masiva de nuevos funcionarios de
acumulación, pero, a diferencia de los aspectos más revolucionarios e origen popular que aceleraron la
las otras experiencias, tuvo siempre innovadores del modelo movilidad social, fenómeno que
en cuenta las necesidades sociales de soviético30, fue la institución Marc Ferro denomina la
los sectores más pobres de la coordinadora que permitió el es- plebeyización del poder31. Fue la
población.De otra parte, la tablecimiento y desarrollo de llegada al poder del proletariado
colectivización mantuvo —he aquí su proporciones en el crecimiento, urbano y de los campesinos
elemento con lo cual se pudieron evitar los identificados con las nuevas
desequilibrios y satisfacer las orientaciones de la política estatal.
necesidades sociales.

30 Roland.G.. Economiepolilique du systéme soviétique, L'Harmatan, París, 1989.


31 Ferro, M., Leu origines de la Perestroika, Ramsay, París, 1990
En el plano de la cultura también se creta de la doctrina de la cual dicho político y económico anteriormente
observa la afirmación de nuevos líder se hacía portador, fue una existente. Esta erosión fue aún más
principios acordes con las convergencia de un radicalismo rápida debido a las dificultades que
transformaciones sociales y políticas popular y uno intelectual, en la cual se afrontó el régimen estalinista en las
de los años 30. El realismo socialista desarrolló la necesidad de dar curso a postrimerías del mandato del líder
"realizó, en el plano de lo imaginario, un rápido proceso de modernización, georgiano. La reconstrucción posbé-
una valorización del pueblo, como nin- pero sobre la base de los elementos lica, la conformación del glacis en el
guna sociedad lo había hecho propios de la cultura popular rusa: Este europeo, la lucha in-
anteriormente". Esta reacción, que igualitarismo, espíritu colectivista, tersistémica, el temor a que re-
golpeó duramente la intelli-gentsia, simbología política en el vector líder naciera un enfrentamiento social y
fue de hecho el ascenso de los carismático-masas, denuncia de la político como producto de la
valores y tradiciones populares y el desigualdad y de las tradiciones y emergencia de un nuevo sector
descrédito de los valores heredados culturas ajenas a los valores modernizador, la avanzada edad de
de la ilustración y de la burguesía32. populares. En este proceso el papel Stalin, etc., concentraron la atención
El realismo socialista constituía una del marxismo no fue más que el de un del equipo dirigente en nuevos
nueva forma de arte que debía marco justificador y legitimador de las aspectos, y se relegaron a segundo
destacar y valorar a los nuevos acciones implementadas. Por esta plano los problemas ligados a la
sectores que deseaban la digni- razón, en lugar de socialismo reproducción del sistema que ya
ficación de su trabajo. preferimos hablar de sistema soviético, evidenciaba síntomas de debilidad.
porque el modelo fue ante todo el
El culto a la figura de Stalin tampoco irrumpir de las tradiciones populares La gestión dirigente de Nikita
fue, como lo han pretendido ver la en la definición del proceso de Jruschov ha sido definida tradi-
historiografía occidental33 y la soviética desarrollo que iba a seguirse. cionalmente como reformista. Es
posterior al XX Congreso del PCUS, indudable que, aunque no siempre
una deformación del socialismo y una fuera muy exitosa, Jruschov durante
justificación para la concentración del su mandato se dio a la tarea de
poder. Más bien consideramos que se EL JRUSCHOVISMO: realizar significativos cambios en lo
recuperó la figura del "venerable zar RESPUESTA DESCENTRALIZADA AL económico y lo político. En general sus
bueno", muy presente en la MODELO ESTALINISTA años en el poder han sido vistos con
conciencia popular, y pensamos, muy buenos ojos por los estudiosos de
como Peemans, que este problema Un cambio radical de orientación se la Unión Soviética. Podríamos
se debe visualizar en términos de la consumó hacia mediados de la década preguntarnos cuál es la razón de ser
dinámica so-ciopolítica, en la que un de los años cincuenta. La debilidad de de esta simpatía. La respuesta la
nuevo vector —"líder carismático-ma- la forma de organización sociopolítica podemos formular de manera
sas populares"— se introduce en las en los años de Stalin en el poder, es relativamente simple: Jruschov inició
relaciones intraélites, modificando la decir, el que la ecuación política de las el desmonte del sistema creado por
relación de fuerzas en el interior de décadas de los treinta y cuarenta Stalin y en este sentido ha sido
esta dinámica y haciendo partícipes reposara principalmente en la figura percibido como el introductor de la
a los sectores populares de la toma de un líder carismá-tico, selló el "modernidad", ya que intentó
de decisiones en la alta política. destino de este proceso en la medida afanosamente que la URSS se
en que la desaparición del líder ciñera a una nueva racionalidad en la
Tratando de sintetizar las orien- debilitó la articulación política gestión del país.
taciones de los cambios iniciados en la anterior y, de otra parte, la crítica al
década de los años treinta, podemos culto de la personalidad permeó en Una de las primeras medidas del
decir que el estalinis-mo, más que la sus cimientos el modelo social, nuevo equipo dirigente fue erradicar
aplicación con- los aspectos más represivos del
modelo anterior,

32 Ferro, M., Histoires de Russie et d'ailleurs, op. cit, p. 122.


33 Ulam, A., Stalin, Noguer, Barcelona, 1975.
creando nuevos mecanismos de telectuales, clase obrera calificada, de uso. Eso no fue un problema
legitimación de la clase política en técnicos, etc.— pudieran satisfacer mayor cuando las demandas so-
el poder. En un compromiso sus intereses y necesidades. El ciales y las necesidades produc-
sellado entre los sectores moder- gran quiebre con respecto a la fase tivas eran bastante escasas. Pero
nizadores y "ortodoxos" se resta- inmediatamente anterior fue que con el proceso de industrialización
bleció la autoridad del partido, se con los cambios operados en los se complejizó la sociedad,
fijaron normas para estabilizar la años cincuenta, en aparecieron nuevos segmentos
clase política y crear nuevos sociales, con nuevas necesidades y
mecanismos de legitimación a demandas. Debido a las defi-
través del desarrollo del con- ciencias en el circuito de la infor-
sumismo, la libertad de gestión, la La dirección reformista, mación, la planificación no podía
descentralización, etc. Esta en lugar de buscar los complejizar la producción para
estabilización política engendraría correctivos en el mismo satisfacer esas demandas socia-
posteriormente la célebre modelo, prefirió optar por les. Por ello era menester realizar
nomenclatura en la medida en copiar el sistema reformas. Pero la dirección
que se destruyeron los vasos co- occidental. Con ello el reformista, en lugar de buscar los
municantes entre la población y la correctivos en el mismo modelo,
modelo soviético se
élite política y se le pondría freno a prefirió optar por copiar el sistema
la movilidad social de los sectores anquilosó y, dada la
occidental. Con ello el modelo
populares. incompatibilidad con las soviético se anquilosó y, dada la
recetas que se han incompatibilidad con las recetas
querido aplicar, todas las que se han querido aplicar, todas
políticas de reformas las políticas de reformas
La política populista fracasaron. Esta es la fracasaron. Esta es la raison
raison d'étre del d'étre del estancamiento.
propugnada por Jruschov
consistió en crear condiciones estancamiento.
para que los sectores que
emergieron con el proceso de
lugar de buscarse nuevos meca- Jruschov inició el
industrialización pudieran
nismos que posibilitaran el de- desmonte del sistema
satisfacer sus intereses y
senvolvimiento ulterior del modelo de creado por Stalin y en este
necesidades. acumulación iniciado por Stalin en sentido ha sido percibido
los años treinta, que preveía como el introductor de la
generar las condiciones para el
"modernidad", ya que
De Jruschov se ha destacado so- desarrollo teniendo en cuenta el
intentó afanosamente que
bre todo el hecho de haber iniciado conjunto de las necesidades de la
población, se empezó a establecer la URSS se ciñera a una
la crítica a Stalin (el famoso informe
secreto durante el XX Congreso del un nuevo patrón en el cual el nueva racionalidad en la
PCUS) y de haber creado los desarrollo se articularía sobre la gestión del país.
mecanismos necesarios para el base de la desigualdad creciente
ascenso de las clases medias y de la sociedad.
para la conformación de una Por estas razones consideramos
opinión pública en torno a los Es un hecho que no necesita de- que el verdadero trasfondo de las
intelectuales34. Dicho de otro modo, la mostración el que la economía transformaciones iniciadas por
política populista propugnada por soviética hacia mediados de la Jruschov no debe concebirse como
Jruschov consistió en crear década de los cincuenta necesi- una liberalización de la sociedad
condiciones para que los sectores taba correctivos. La planificación que poco a poco se habría ido
que emergieron con el proceso de tal como fue concebida sólo podía desgarrando de los tentáculos del
industrialización —in- satisfacer las necesidades Estado, sino en el hecho de que
mediante unos cuantos valores con él se comienzan a

34 Breslauer, G., Krushcheu Reconsidered, en Cohén, S. F., Rabinowitch, A. y Sharlet, R., editores, The Soviet Union since
Stalin, op. cit, pp. 50-70.

.
yuxtaponer los elementos de contraron coherencia en la famosa fueron algunas de las primeras
apoyo al modelo occidental en la consigna jruschoviana de que al medidas con las que Jruschov in-
realidad soviética, subvirtiendo los cabo de algunos años la URSS tentó modificar la correlación de
condicionantes básicos del alcanzaría y superaría a los Esta- fuerzas en el plano social y político
sistema soviético de desarrollo, dos Unidos en los índices básicos. en la URSS. El momento más álgido
iniciado por Stalin. Esto significaba empezar a competir de este esfuerzo fue cuando planteó
con los mismos medios que la necesidad de establecer un
Jruschov no sólo internacionalizó Occidente y alcanzar un nivel de sistema de rotación de los
económica y políticamente a la desarrollo tal que permitiera mo- funcionarios, para acelerar la
URSS, es decir, la insertó en la dificar la brecha existente. cooptación de los especialistas, y
dinámica política y económica cuando propuso la división del
mundial; también creó el medio En otras palabras, el jruschovis-
partido y de las jerarquías estatales
para que en la propia URSS se mo, en vez de adecuar el modelo
en las ramas industrial y agrícola.
difundiera la utilización de algunos de desarrollo generado años antes
Estas reformas generalmente han
elementos consustanciales de la a las nuevas necesidades del
sido percibidas de una manera
modernización occidental. tiempo presente en la URSS, fa-
voreció la modernización a la oc- mecánica, instrumental, como si su
cidental y de esa manera enquis-tó objetivo fuera solucionar los
Jruschov no fue el artífice de una
apertura social y política general, en el interior mismo de la realidad candentes problemas admi-
sino particular para que los soviética un doble proceso nistrativos y económicos. En re-
emergentes sectores medios contradictorio: la lucha entre las alidad, Jruschov estaba apostando
accedieran a los puestos de man- fuerzas que propugnaban por el a la solución de los problemas
do. En tal sentido la gran obra de mantenimiento del modelo anterior económicos a través de la expansión
Jruschov fue haber destruido el y las partidarias del desarrollo de de las fronteras de la toma de
consenso general en torno al uno nuevo. En ese entonces, decisiones, mediante la incorpo-
modelo popular anterior. cuando dichos procesos no se ración de nuevas fuerzas prove-
identificaban concretamente con nientes de los especialistas y la
El nuevo proyecto por él sostenido fuerzas sociales específicas, la disminución del poder político de las
facilitó el aumento de la influencia necesidad de encontrar solución a autoridades . Frente a estos
ejercida sobre la URSS por los dicha disyuntiva no se planteó. cambios la clase política reaccionó en
países desarrollados de Occidente. Pero se introdujo la semilla de lo octubre de 1964 y destronó al líder
En la Unión Soviética empezaron a que sería el posterior desarrollo de reformista.
arraigarse algunos principios, tales la URSS: la lucha entre fuerzas
como el consumismo, la importancia sociales que deseaban imponer A pesar de haber sido eliminado del
asignada al desarrollo de la técnica, una u otra de dichas tendencias. poder, Jruschov dejó tras de sí una
siguiendo los patrones occidentales, gran herencia: en primer lugar, la
la descentralización de la Jruschov reeditó, a su manera, el división de la clase política y de la
economía, que no fue más que un vector político entre masas y líder. sociedad en torno a los dos
intento de remplazar la planificación Pero, a diferencia de Stalin, este proyectos antes mencionados; en
por la libre competencia capitalista vector no se apoyaba en los segundo lugar, el anquilosamien-to y
en la realidad soviética, la sectores populares, sino en las la incapacidad de reproducción del
introducción del sistema emergentes clases medias. Du- sistema soviético, y, tercero, el
estadounidense de gestión de la rante su mandato intentó afano- fortalecimiento de las tendencias
agricultura, etc.35. Es decir, se samente fortalecer esta vincula- diferenciadoras: en aras de
incorporó un conjunto de prácticas ción para eliminar a los sectores alcanzar un mayor desarrollo
que empezaron a echar raíces y que seguían siendo partidarios del económico se favoreció la deseen-
constituyeron un nuevo paradigma modelo anterior. La expulsión del tralización de las empresas, la es-
de lo que debería ser la "grupo antipartido" en 1957, la pecialización de las regiones y la
acumulación, la gestión y el destitución de Zhukov, la libe- diferenciación de la población con
desarrollo en la sociedad socialista. ralización de la vida intelectual base en el ingreso. La aplicación de
Todas estas medidas en- esta estrategia produjo la des-

35 Medvedev, R-, et, Khrouchtchev, J., Les années de pouvoir, Maspero, París, 1977, pp. 132-146.
36 Breslauer, op. cit., p. 58.
igualdad entre las empresas, entre los nuevos gobernantes iniciaran sarrollo iniciadas en la década de
las unidades productivas agrícolas, una práctica de dirección política los treinta; fue un crítico acérrimo de
entre las regiones (verdadero diferente, para evitar posibles la propuesta descentralizado-ra y
trasfondo del actual problema desavenencias en la cúpula di- deseó conservar la integridad del
nacional en la URSS) y entre los rectiva y también para poder sistema soviético. Si el equipo
individuos, pues la actividad representar en el alto poder a las anterior concentró esfuerzos y
expansiva de las empresas se ca- diversas fuerzas políticas en personal en el ámbito económico, los
nalizaba principalmente hacia cuestión. Así fue como se introdujo "ortodoxos" le prestaron mayor
aquellos sectores que disponían el sistema colegiado38. Desde atención a los aspectos político-
de mayores recursos. En este sen- mediados de los años sesenta tres ideológicos. Suslov, el "ideólogo en
tido, el jruschovismo representó un hombres, representantes de tres jefe", supervisaba un conjunto de
cambio radical en relación con el tendencias, tomaron las riendas sectores compuestos por los
estalinismo. Mientras en el modelo del poder: Suslov, Brezh-nev y departamentos del comité central
instaurado en las décadas de los Kossiguin. relativos a la propaganda, la cultura,
años treinta y cuarenta los recursos la ciencia, la educación y dos
se dirigían de las regiones más Este último asumió como propios los
departamentos internacionales.
desarrolladas a las menos elementos modernizadores in-
Controlaba además la dirección
desarrolladas37 en un intento de troducidos por Jruschov en su
política del ejército y la marina, el
conformar una sociedad homogé- plan de reformas. Kossiguin re-
Komsomol, los medios de
nea, el jruschovismo apostó preci- presentaba en las altas instan-
comunicación y la censura, las
samente a la tendencia contraria. cias a un nuevo sector modern-
agencias de información Tass y
izador que pretendía fortalecer el
Novosti, el ministerio de la Cultura, la
sistema soviético acentuando las
radio y la televisión, los sindicatos
premisas descentralizadoras en la
DIRECCIÓN COLECTIVA Y artísticos, los comités de la paz, la
vida económica soviética. Su
LUCHA DE TENDENCIAS Academia de Ciencias, las
principal caballo de batalla fue el
instituciones de enseñanza
plan de reformas de 1965, que tuvo
La concentración del poder en primaria, secundaria y superior y las
como puntos principales los
manos del secretario general, el relaciones del Estado con las
siguientes aspectos: una reforma
voluntarismo de su mandato y los diferentes organizaciones religio-
administrativa que daba mayor
deseos de modificar la correlación sas39. Es decir, todo el espectro de
cobertura de acción independiente
de fuerzas en el interior de la clase instituciones relacionadas con la
a las empresas, la disminución de
dirigente llevaron a que cultura, la política y la ideología
los índices ejecutados a partir de
estaban directamente en sus ma-
normas impuestas por el plan, la
nos y constituían la plataforma de
reforma de los precios y la aplicación
acción de este sector político.
Mientras en el modelo de nuevos criterios de performance
instaurado en las décadas en la realización de la producción. En
Por último, el secretario general,
de los años treinta y términos generales, podemos decir
Brezhnev, representaba un sector
cuarenta los recursos se que esta reforma preveía afianzar
de centro que debía unir y
dirigían de las regiones aún más los elementos de
compatibilizar los principios dife-
más desarrolladas a las autogestión y autofinanciamiento de
rentes de los otros dos grupos. La
las unidades productivas, es decir,
menos desarrolladas en un posición de este sector no venía
crear una especie de libre comercio y
intento de conformar una libre competencia en la URSS.
dada por una propuesta propia,
sociedad homogénea, el sino más bien de organización
jruschovismo apostó El segundo grupo, representado en dentro de la cúpula dirigente, con el
precisamente a la el alto poder por Suslov, se trazó fin de evitar que las contradicciones
tendencia contraria. como objetivo el mantenimiento de y oposiciones entre los dos grupos
las formas de dirección y de- principales pudieran desgarrar la
vida política nacional.

37 Fejtó, F., Histoire des démocraties populaires, T. I, "L'ére de Stalin", Seuil, París, 1984, p. 169.
38 Duhamel, L., Le systéme politique de l'Union Soviétique, Editions Quebec/Amérique, Montreal, 1988, pp. 38-45.
39 Medvedev, J., Andropov au pouvoir, Paris, 1983, pp. 14-15.
Brezhnev fue, ante todo, el hombre la integridad del sistema soviético nir arena de competición intersis-
de la tolerancia. y en su afirmación mundial tanto témica en la medida en que cons-
cualitativa como cuantita- tituía una zona en la cual zero
En la segunda mitad de la década tivamente. sum game no afectaba la seguri-
de los sesenta, el sector mo- dad de las grandes potencias.
dernizador tuvo a su cargo la Si los aspectos políticos y militares
conducción de la política soviética. en la conducción de la política
Fueron los años en los cuales la interna y exterior quedaron en
reforma económica fue aplicada, se manos de los sectores "ortodoxos", el Los años setenta, bajo el
favoreció el ascenso de los aspecto económico siguió con- impulso de los sectores
sectores medios y se pretendió ducido directamente por los sec-
que privilegiaban el
racionalizar la vida interna y las tores modernizadores. La intro-
mantenimiento de la
relaciones exteriores de la ducción de dicha racionalidad,
URSS. Fueron también los años apoyada fundamentalmente por integridad del sistema,
en que se limitó fuertemente la sectores de la intelligentsia, ya era fueron un período en el
censura y se posibilitó el desa- un hecho bien real en la sociedad cual la Unión Soviética se
rrollo de la libre discusión sobre soviética. Valga señalar que los volcó hacia el mundo
temas de gran interés. En estos sectores "ortodoxos" mostraron una exterior.
años fue muy apasionante, sobre real incapacidad en la búsqueda
todo, la discusión sobre el de propuestas de modernización
contenido y la pertinencia de las que dinamizaran el modelo
reformas propuestas. soviético. Esta fue la causa por la Sin embargo, a partir de mediados
cual sus acciones se orientaron de los años 70, los sectores modern
principalmente hacia el ámbito izadores, fortalecidos por haber lo
político y militar como un último grado buenos términos de negocia
intento de mantener la integridad ción, intercambio y cooperación
Si los aspectos del sistema. con Occidente (los acuerdos entre
políticos y militares en Brezhnev y Nixon y la Conferencia
Los años setenta, bajo el impulso de Helsinki), relanzaron propues
la conducción de de los sectores que privilegiaban el tas para una mayor integración
la política interna y mantenimiento de la integridad del de la URSS en la vida económica
exterior quedaron en sistema, fueron un período en el y política mundial. Dos fueron los
manos de los sectores cual la Unión Soviética se volcó hacia campos en los cuales ejercieron
"ortodoxos", el aspecto el mundo exterior (la mayor presión: en los tipos de
económico siguió internacionalización de la URSS competición con Occidente (im
conducido directamente era un hecho real), fomentando portación de tecnología, revolu
por los sectores mayormente la identificación con las ción científico-técnica, mayor ra
modernizadores. fuerzas revolucionarias en el cionalidad en las relaciones eco
Tercer Mundo40, mostrando mayor nómicas exteriores) y en las nue
sensibilidad a las demandas de los vas valoraciones de lo que debía
sectores radicales y siendo un real ser la política internacional de la
El hecho de que la reforma no partidario de la consolidación URSS.
pudiera dar los dividendos de- cuantitativa del socialismo a escala
mundial41. Este sector "ortodoxo" se No menos importante que el ejer-
seados desarmó a los sectores
preocupó mayormente por el estado cicio de la estrategia anterior fue la
modernizadores, que se vieron
de las relaciones entre las dos visualización de los problemas
parcialmente relegados a segundo
grandes potencias y fomentó la internacionales desde un nuevo
plano. La conducción recayó en
lucha por la hegemonía en los ángulo. Si la tesis predominante
manos de los sectores llamados
nuevos espacios, principalmente en de interpretación de la política
comúnmente "ortodoxos", los
África, continente que se prestaba mundial se basaba tradicional
cuales mostraron mayor celo en
fácilmente para deve- mente, desde Lenin, en un enfo_
garantizar la conservación de

40 Laidi, Z., Les superpuissances et l'Afrique. Les contraintes d'une rivalité, La Découverte, París, 1987.
41 Lévesque, J., L'URSS et sapolitique internationale de Lénine á Gorbatchev, Armand Colin, París, 1988, p. 308.
que clasista, que consideraba que al nuevamente el ascenso y la con- ción de la URSS con el medio ex-
igual que los grupos sociales solidación de los sectores parti- terior, favorecieron el adveni-
fundamentales, los Estados, en darios de la modernización, fe- miento y la difusión de las pro-
tanto que aparatos políticos de las nómeno que se ubica en el tras- puestas modernizadoras.
clases dominantes, eran la repre- fondo de las grandes transfor-
sentación y el instrumento de de- maciones operadas en los años
De otra parte, la industrializa-
terminada clase en el poder y en ese ochenta. El advenimiento del
ción, la urbanización y el au-
sentido podían ser divididos gorbachovismo al poder no fue
mento del peso político de los in-
siguiendo el mismo rasero clasista, la una simple casualidad. No ha sido
telectuales ampliaron la base so-
nueva interpretación de la política un hombre que desde el alto
cial de apoyo de las propuestas
mundial empezó a ver la vida poder ha intentado reconstituir y
modernizadoras. El antiguo
internacional con la mirada puesta reacondicionar a la URSS. Es un
en los procesos globales, generales y proceso en el cual un gran equilibrio social y político estaba
únicos para todos los países. En este número de factores crearon las totalmente destruido. Desde el
sentido, las reinterpretaciones giraron condiciones internas e interna- poder, los nuevos sectores políti-
en torno de la economía mundial, de cionales para que se optara por cos favorecieron el nuevo estado
la cual la URSS y los restantes países las transformaciones actuales. de cosas y a través de la demo-
socialistas también hacían parte. Ya cratización (glasnost, creación
no se trataba más de una economía del estado de derecho) arraiga-
capitalista y otra socialista. ron fuertemente a las nuevas
fuerzas, con lo cual se destruyó
Dentro de esta nueva visión de lo que El advenimiento del el anterior consenso. Como se-
era la vida económica y política gorbachovismo al poder ñala un estudioso francés de la
mundial, se revisaba lo que debería realidad soviética, "son las cla_
no fue una simple
ser la posición asumida por la ses cultas las que impusieron los
casualidad. Es un proceso
URSS. El acento ya no se ponía en términos del debate actual: li-
en el cual un gran número bertad, multipartidismo, estado
la construcción de un nuevo tipo de
relaciones internacionales, sino en de factores crearon las de derecho. El equipo de Gorba-
cómo incorporar mejor a la URSS en condiciones internas e chov, con todo el dinamismo que
la división internacional del trabajo y internacionales para que debe reconocérsele, ha sido el
en la economía mundial. Esta se optara por las guía, pero también la expresión
reinterpretación no era un simple transformaciones actuales. de esta opinión pública. El lla-
maquillaje sino que tocaba proble- mado carácter culto no es más
mas de fondo. Era una relectura de que la sustitución conceptual
la política internacional de la »; Poco a poco los cambios realizados del marxismo y de las referen-
URSS, la cual poco a poco empegó a bajo el mandato de Nikita cias al modelo soviético por la
ser avalada por importantes : fraseología liberal-democrática y
Jruschov han ido concretándose
centros investigativos: el Insti-Stuto el culto por el capitalismo.
hasta convertirse en un proyecto
de la Economía Mundial y ¡de político bien definido. La interna-
Relaciones Internacionales, el Las reformas económicas intro-
cionalización de la economía so-
¡Instituto de los Países Socialis-jtas, ducidas, que prevén la instaura-
viética, la incapacidad de convertir
el Instituto de Historia Uni-Iversal, ción de la política de mercado, de
al CAME en un subsistema
etcétera42. la propiedad privada, etc., han
económico, la imposibilidad de ar-
ticular un tipo de organización destruido los cimientos sobre los
EL GORBACHOVISMO política de los países socialistas y la cuales reposaba el modelo ante-
influencia creciente de la economía rior. Con ello, los sectores sociales
La consolidación y mayor difusión mundial como resultado de la opuestos a las reformas se en-
de esta propuesta facilitó introducción de factores capitalistas cuentran sin piso firme y sus crí-
en las formas internas de dirección ticas al presente son nostálgicas e
y también de interac- ideológicas.

42 Valkenier, Kridl E., The Soviet Union and the Third World, an Economic Bind, Praeger, New York, 1983. 43
43 Ferro, M., Histoires de Russie et d'ailleurs, op. cit.
cedimientos, qué es el socialismo
democrático de que nos habla
Gorbachov.

En resumen, la actual crisis por la


que atraviesa la URSS no es más
que la polarización y radi-
calización social y política entie
dos proyectos de sociedad. Las
reformas políticas realizadas
entre los años 1987 y 1989 (estado
de derecho, separación del partido
del Estado, pluralismo,
revitalización de los soviets, li-
bertades políticas, etc.) crearon
Shevardnadze, Baker y Gorbachov en el Kremlin. las condiciones para iniciar el
desmonte del sistema anterior.
Se conformaron válvulas de es-
En otras palabras, el gorbacho- —incluido el caso más concreto cape para que las contradicciones
vismo en la práctica no ha sido una que ha revolucionado la URSS: el y explosiones sociales fueran
tentativa de reforma del sistema de los mineros —se han mostrado canalizadas a través de las
soviético, sino que, como bien lo partidarios de los cambios en la instituciones, sin que se consti-
demuestran los acontecimientos medida en que a través de esta tuyeran en una amenaza que
presentes, ha optado por afianzar nueva política se afirman las desbordara la capacidad de ac-
como única alternativa de posiciones de resistencia a las ción del Estado.
desarrollo el modelo y la órdenes burocráticas. Pero
experiencia occidentales. Si an- seguramente, una vez que las
teriormente las tendencias igua- reformas económicas avancen,
litarias dominaban e impedían el los partidarios del verdadero
surgimiento de un sector dirigente, mercado verán en los derechos El gorbachovismo en la
las reformas gorbachovia-nas han de los obreros y en el conserva- práctica no ha sido una
destruido la armonía social, han tismo de los mismos el obstáculo tentativa de reforma del
favorecido el aumento de la principal a las reformas radicales.
sistema soviético, sino
desigualdad social y han creado las El escenario político será más
que, ha optado por
condiciones para que los nuevos diáfano y la polarización tanto
más grande. afianzar como única
sectores emergentes alcancen su alternativa de desarrollo el
modernidad a expensas de los modelo y la experiencia
Con Gorbachov se han reunido
grupos marginados. Las
todos los componentes de la exi- occidentales.
perspectivas de un descomunal
tosa modernización occidental:
desempleo con una frágil seguridad
para vencer el atraso y alcanzar el
social deben ser interpretadas en
progreso se favorece el desarrollo
este sentido. De aquí que el futuro Acerca de las reformas económicas,
del individuo sobre la colectividad,
próximo de la URSS haya de estar pilar fundamental del nuevo
se favorecen las tendencias
signado por el auge y consolidación proyecto, mucho se ha hablado. Ha
liberales, se opta por el mercado
de la clase media que tenderá a habido intentos tibios de modificar
como sustituto del plan, se
rechazar las demandas algunos aspectos a través de la
pretende la cientifici-dad que es
reivindicativas de los sectores descentralización administrativa, la
encontrada en las nuevas leyes
populares, los cuales actualmente autogestión y el autofinanciamiento
de la economía, se descubre la
han perdido sus puntos de apoyo de las empresas, la creación de
importancia de la técnica como
y sus referentes ideológicos. cooperativas, las reformas de los
elemento fundamental del
bienestar social y se favorece la precios, la interacción directa de los
Hoy en día se asiste a un apoyo agentes económicos internos con la
de vastos sectores populares a la democracia política pluralista.
Difícil resulta entender, cuando se economía mundial, la propiedad
política de reformas. Los obreros familiar en
aplican estos pro-
la esfera de los servicios y del campo, bar con el igualitarismo y la ho- condiciones para transitar del
etc., pero todas estas medidas de una u mogeneidad social existentes. En sistema soviético hacia el capi
otra manera han fracasado. Uno podrá otras palabras, las reformas se talismo occidental.
preguntarse: ¿por qué se dilatan las dilatan porque se necesita crear las
reformas económicas?, ¿por qué no se condiciones económicas, sociales,
pasa directamente a una economía de políticas y culturales que permitan
mercado? introducir una nueva lógica de Las reformas se dilatan porque
acumulación basada en la se necesita crear las
La respuesta la podemos formular en diferenciación y la desigualdad condiciones económicas,
términos bastante simples: para sociales, pilar de la modernización sociales, políticas y culturales
introducir la economía de mercado se occidental. La actual crisis econó- que permitan introducir una
necesita desarticular y desmontar mica en la Unión Soviética y la apatía nueva lógica de acumulación
completamente el modelo soviético, y de los dirigentes por sacar al país basada en la diferenciación y
para ello se requiere de tiempo y de del atolladero en que se encuentra
reformas parciales como las que la desigualdad sociales, pilar
consisten en que esta crisis está
efectivamente se han realizado. de la modernización
generando diferencias económicas y
Pero eso no es todo. Es menester sociales y en ese sentido está occidental.
también aca- creando las

.
SOBRE LAS MOTIVACIONES ECONÓMICAS
Y ESPIRITUALES DE LA EXPANSIÓN
EUROPEA (SIGLO XV)
Abel Ignacio López Forero
Profesor del Departamento de Historia de la Universidad Nacional

1. MOTIVACIONES pleados, los criados y otros. Eso


ECONÓMICAS es lo que está probado
respecto del norte de Europa; en
El descubrimiento de América y la el sur, en cambio, parece que el
expansión portuguesa por las consumo de carne fue a escala
costas de África fueron, en primer más modesta1.
lugar, el resultado de la búsqueda
de nuevas rutas para viejos La sal, proveniente de Portugal,
productos: los de la especiería y era el preservador más común.
los objetos de lujo. La otras especias se producían
en los países tropicales. Las es-
pecias eran también necesarias
en la farmacopea y utilizadas como
a. Especias estimulantes y afrodisíacos.

Hubo en el siglo XV un aumento de Entre los productos asiáticos se


la demanda de mercancías pueden mencionar: la pimienta,
asiáticas. Las especias eran ne- especia más común, se obtenía
cesarias para la conservación de en la India (en la costa de Malabar)
la carne. Hubo un aumento del y era usada como condimento y
consumo de carne, sobre todo en el en las cataplasmas; el jengibre
norte de Europa. de China, de Arabia y de la India,
empleado como aromática; la Banda), empleada en la prepa-
Del siglo XV —escribe Kristoff
Glamman— tenemos muchas canela de China y Cei-lán, usada ración de salsas y para los dolores
pruebas de que se la como tónico, estimulante y de estómago; el clavo se obtenía en
consumía no sólo en la mesa astringente; la nuez moscada, de las Molucas y era usado en los
del rico sino también de las Célebes y de las Molu-cas (que manjares y en las bebidas
enormes raciones con que comprende las islas Tidore, aromáticas. Asimiladas a las es-
solían atracarse los tra- Ternate, Amboima y pecias estaban las purgas, base
bajadores del campo, los em-

1 Glamann. Kristoff, "El comercio europeo (1500-1750)", en Cario Cipolla, ed., Historia económica de Europa. Siglos XVI
y XVII, Barcelona, Editorial Ariel. 1979, p. 365.
de la medicina galénica: pulpa de credibilidad: entre 1378 y 1417 hubo
cañafístula de Egipto, maná de primero dos papas y después tres
Persia, scamonea de Siria. Hay que papas a la vez. Francia e Inglaterra
mencionar otras plantas con enfrentaban un prolongado conflicto,
propiedades diversas: el alcanfor de la Guerra de los Cien Años, la cual
Sumatra y China, un antiespasmódico además involucraba directamente a los
y estimulante; costo del Valle del Indo, reinos de Aragón y Castilla. El imperio
que era un tónico; raíz de galanga de germánico acentuaba su
China, antiescorbútica. Para fragmentación política al quedar
completar la lista de mercancías de establecido mediante la Bula de Oro
Oriente hay que referirse a la seda de (1356) el carácter electivo del cargo
China, la tela de algodón hindú, las imperial.
piedras preciosas de varias clases:
esmeraldas y diamantes de la India, En el siglo XV los turcos otoma-yos ya
rubíes de Ceilán y perlas del Golfo habían ocupado la península
Pérsico. Por último, los tintes para los balcánica, el Peloponeso, el Epiro,
tejidos, escarlata o cochinilla de Albania, Valaquia (en Rumania),
Armenia, rubia de Arabia, palo brasil Vosnia (en Yugoslavia), islas del Egeo
de la India y Ceilán; el azul, índigo de y del Mediterráneo oriental. El mayor
Bagdad; los amarillos, azafrán del éxito lo obtuvieron en 1453 al apode-
Levante o de la India; los perfumes, rarse de Constantinopla, dando fin al
almizcle del Tibet o de China, ámbar imperio bizantino. En 1480
El emir Osma u Otmán, perteneciente
gris de Omán2. llegaron hasta Otranto (sur del mar
a las tribus turcas que en el siglo XIII Adriático) y estuvieron a punto de
ante el empuje mongol, se habían ocupar Rodas. Por esos mismos años
establecido entre Siria y el Asia sus incursiones y saqueos llegaban a
El avance de los turcos estaba Menor, fundó a principios del siglo XIV Car-niola, Carintia y Estiria, pose-
dificultando a los europeos el el imperio otomano y dirigió la primera siones territoriales de los Habs-burgo
acceso a los lugares de producción expansión que para la fecha de su en el imperio alemán.
muerte, 1326, había llegado a toda la
y distribución de la especiería.
península de Anatolia. Los otomanos, De los italianos, los comerciantes
animados por un espíritu de guerra genoveses fueron los más
santa, favorecidos por la debilidad perjudicados con la expansión turca y
El avance de los turcos estaba militar del imperio bizantino, fueron la caída de Constantinopla puesto
dificultando a los europeos el acceso a ocupando una tras otra las mayores que aquéllos tenían su centro de
los lugares de producción y plazas bizantinas (Brussa en 1326; intercambio en las islas del mar
distribución de la especiería. Así que en 1327 Nicomedia, a orillas del mar Egeo y en el mar Negro. Allí obtenían
uno de los objetivos de expansión a Mármara; en 1354 construyeron una el alumbre (valiosa materia prima
ultramar fue el de llegar a las islas plaza en Galli-poli) y fueron utilizada para desgrasar la lana y
situadas al sur de China y a las extendiendo su influencia a Europa fijar el color de los paños), las
costas de la India, para no tener que suroriental. Las dificultades materias primas colorantes y la
recurrir al intermediario musulmán espirituales y políticas que vivía madera. Para compensar las
en procura de las mercancías del Europa en el siglo XIV impidieron una pérdidas, los genoveses buscaron
Lejano Oriente. respuesta unificada y rápida al Islam otros mercados y se dedicaron a acti-
turco otomano. El papado, en otros vidades financieras, lo que lograron
tiempos promotor de la cruzada, vivía hacer con éxito en las
su mayor crisis de

2 Esta lista sobre uso y procedencia de la especiería ha sido tomada de Mousnier, Roland. Siglos XVI y XVII, Vol. IV de la
Historia General de las Civilizaciones, dirigida por M. Crouzet, Barcelona, Editorial Destino, 1967, pp. 59-60, y Parry,
John, Europa y la expansión del mundo, México, Breviarios del Fondo de Cultura Económica, 1975, pp. 47-48.
plazas de Sevilla y Cádiz. Las rutas sidencias y palacios de la aristo- hechos de lienzo o de seda. En Milán,
que comunicaban la cuenca del cracia asiática. en Genova, en Venecia, los
Mediterráneo con el oriente asiático se hilanderos del oro trabajaban
redujeron prácticamente a la del mar alrededor de las catedrales y de los
Rojo y a la de la zona controlada por palacios para los grandes mercados
el sultán de Egipto. Cabe agregar de Occidente; sus productos se
No es una exageración
que la caída de Constantinopla vendían en las ferias de Augsburgo,
perjudicó menos el comercio de la pi- afirmar que para la época en las de París y en Colonia. En los
mienta, en poder de los venecianos, de los descubrimientos, el momentos de escasez y de
cuyos intereses estaban bien al sur oro era estimado como dificultades, los príncipes y los abades
de la capital del imperio bizantino, en una de las máximas hacían fundir sus vajillas y los
Siria, en Chipre y en Alejandría. expresiones de prestigio y artesanos y los campesinos
riqueza material. cambiaban las placas de los
cinturones por monedas o por
semillas para la cosecha. El lujo era,
pues, una forma de atesorar y por su
La mayor demanda tuvo que ver con alto precio el oro se convertía en una
el oro. Mientras la plata se utilizaba reserva de valor. Este espíritu de
sobre todo en transacciones locales, el suntuosidad inmovilizaba algunas
oro, el valor del cual era de ordinario cantidades de metal precioso, a
diez veces mayor que el de la plata, menudo consideradas escandalosas4.
era la base de los intercambios a
larga distancia. En Europa existían No es una exageración afirmar que
fuentes de aprovisionamiento de plata para la época de los descu-
brimientos, el oro era estimado como
de fácil acceso; en cambio las minas
una de las máximas expresiones de
de oro eran prácticamente
prestigio y riqueza material.
inexistentes; sólo había unos
cuantos yacimientos de placeres, Otros hechos, además de los
poco rentables, dispersos y de los mencionados, contribuyen a explicar
cuales se obtenían sólo pequeñas el porqué de la búsqueda de oro.
b. Metales preciosos cantidades. Por otra parte, el oro era
utilizado no sólo como instrumento La coyuntura económica. Como lo ha
La búsqueda de metales precio- monetario; también era un objeto de explicado Pierre Vilar, la recuperación
sos fue otro motivo de la expan- lujo en la casa de los nobles y nece- económica que vivía Europa después de
sión europea de finales del siglo sario en la fabricación de vasos la segunda mitad del XV hizo disminuir el
XV. sagrados para los servicios litúrgicos. conjunto de precios con respecto al oro,
El usar joyas de oro era un distintivo de de ahí que la búsqueda de este último
La economía europea recurría en rango y de nobleza. Los grupos más resultase ventajosa. La investigación
forma creciente a la moneda me- ricos de la sociedad disponían de las sobre el movimiento de los precios
tálica. "Desde la compra de pan y más variadas joyas: sortijas, collares, permite concluir que éstos bajaron
ropa hasta el pago de impuestos y medallones que se enganchaban a entre 1450 y 1500, es decir que en la
pensiones reales, la moneda era los vestidos y a los peinados. segunda mitad del siglo XV los hombres
necesaria en cantidades cada vez También los artesanos y los que disponían de oro compraban cada
mayores3. Además, los metales vez más mercancías. En estas cir-
campesinos adornaban sus vestidos
preciosos se buscaban para ex-I
con objetos de oro. Algunos
portarlos al Oriente a cambio de
campesinos solían llevar placas de
especias, joyas y tintes; allí se
oro adheridas a cinturones
destinaban a la decoración de re-

3 Parker, Geoffrey, "El surgimiento de las fínanzas modernas en Europa", en Cario Cipolla, op. cit., p. 410.
4 Heers, Jacques, Christophe Colomb, París, Hachette, 1981, pp. 117 y siguientes.
cunstancias era natural que existiese cambio, moneda escritura, puede El oro africano, que los árabes de-
5
afán por encontrar oro . explicarse, en buena parte, como nominaban tiber, de donde viene el
compensación de la escasez de oro. nombre en Europa de auri tibe-ri, era
Las manipulaciones monetarias por conducido por los mercaderes y las
parte de los monarcas pueden Pero el oro había que buscarlo en caravanas musulmanas hacia el norte
interpretarse como un testimonio de la tierras lejanas, en lugares a los de África, a Marruecos, Tlemecén,
escasez de oro. Se acuñaban cuales era difícil llegar. Túnez, El Cairo y un poco más al sur
monedas menos pesadas, con menos hacia Ta-rudante y Sidjümesa. En estos
metal, pero con el mismo valor, o se
Desde el siglo VIII d. C. hasta el lugares se entraba en contacto con las
mantenían las mismas piezas (el
descubrimiento de América, el oro del mercancías europeas.
mismo peso y la misma ley) pero
que se servía Europa provenía de una A cambio de oro, los musulmanes
aumentando su valor nominal. Las pro-
región africana que se extendía desde el ofrecían a las poblaciones mineras
hibiciones que buscaban evitar las
Senegal hasta el Sudán. Llegar allá africanas sal de las minas de Tagaza
exportaciones de los metales preciosos
era una obsesión para los aventureros y Tafilate (en el Sahara), lingotes de
de reinos y ciudades y las normas
cristianos de finales de la Edad Media, cobre de las minas de Thakadaen en el
antisuntuarias son también
excitados por la leyenda acerca de las Sáhara central, vajillas de cobre fa-
evidencias del afán de los monarcas
inmensas riquezas que allí se bricadas en Valencia y Mallorca con el
y de los gobiernos de las ciudades
encontraban. A mediados del siglo XV el mineral producido en Cartagena, en
por controlar el mercado del oro y la
portugués Diego Gomes se encargó de Génova y en Turquía; telas de Europa;
plata. Las reglamentaciones que
controlaban el lujo en el vestir difundir en Europa la leyenda que perlas de vidrio de Tiro, de Sidón y de
respondían no sólo al deseo de hablaba del rey de Malí, conocido por los Venecia.
respetar una cierta modestia viajeros con el nombre de Mansa, Melí o
cristiana, no obedecían únicamente a Bous, príncipe fabuloso de quien se
un cuidado de segregación social, sino decía que poseía todas la minas y que
que buscaban que el oro y la plata delante de la puerta de su casa había
llegaran preferentemente a los una piedra de oro, nacida de la tierra, de
talleres de acuñación más que a los un tamaño tal que veinte hombres no
orfebres y sastres tejedores de bastaban para moverla y a la cual el rey
hermosos vestidos. En ocasiones se ataba su caballo. Esta versión
llegó a prohibir la fabricación de contradice lo que se sabe de la
objetos de oro diferentes de cálices y producción de oro en aquel lugar: sólo se
copones .
6 obtenía oro en polvo. La leyenda se
conocía desde cuatro siglos antes en las
narraciones y tratados históricos de los
sabios árabes. La El Bekri en 1068 e
Idrisi en 1154 hablaron de un gran bloque
Desde el siglo VIII d. C. de oro de treinta libras de peso, al que
hasta el descubrimiento se le había hecho un agujero que servía
de América, el oro del que para atar el caballo del rey. Ibn Kal-
se servía Europa provenía dum, en 1400, lamentaba no haber visto
de una región africana que se la piedra porque el sultán de Malí,
extendía desde el quien reinó entre 1359 y 1374, la había
vendido a un egipcio. La tradición oral
Senegal hasta el Sudán.
fue difundiendo la leyenda entre los
cristianos. Los viajeros y descubridores
prefirieron seguir la fábula que rendirse
El desarrollo de nuevos instru- a la verdad de los hechos.
mentos monetarios, letras de

5 Pierre, Vilar, Oro y moneda en la historia, Barcelona, Editorial Ariel, 1981, pp. 49 y 59-60.
6 Heers, Jacques, op. cit, pp. 121-122.
De los hombres de negocios, los Tlemecén; de ahí partió a Sidjil-mesa nias italianas del Mediterráneo
portugueses, los castellanos y los y a Tualt, lugar éste de encuentro de Oriental. El azúcar era un producto
genoveses eran los que estaban en las caravanas musulmanas. Desde que agotaba rápidamente el suelo, lo
mayor contacto con el norte de África Tualt, Malfante envió una carta a sus que hacía necesarias nuevas tierras
y por tanto los más interesados en socios comerciales en Génova, en la para la expansión del cultivo. En los
llegar directamente al oro tiberi. que confesaba que no había encontrado comienzos del siglo XV un genovés, Gio-
ni el oro ni los países de los negros; vani de la Padua, obtuvo del rey de
afirmaba, sin embargo, su Portugal una licencia para plantar
determinación de avanzar, seguro de caña en el Algarve. El cultivo se
Se ha llegado a plantear que encontrarse en la ruta correcta. Se extendió a las recién descubiertas
la agricultura fue la desconoce cuál fue el resultado final islas Azores y Madera, con el apoyo
motivación fundamental de de la aventura de Malfante. técnico y financiero de los
portugueses; de ahí el azúcar se
la colonización protuguesa El humanista, diplomático y via exportaba a lugares tan lejanos
en las islas del Atlántico. jero Bennedeto Dei afirmó haber como Flandes y Constantinopla.
llegado a Tomboctou (capital de
Malí) en 1470. Los genoveses Con el azúcar vino la esclavitud.
Fueron precisamente los genoveses emprendieron travesías alrede El capturar esclavos llegó a ser
los primeros en organizar ex- dor de las costas de África. En una obsesión para los viajeros al
pediciones en búsqueda de las tie- 1455 Antonio UsoJimari llegó a África.
rras del oro en polvo. Se trataba Gambia; en 1460 Antonio di Noli
de operaciones comerciales, lo visitó Cabo Verde. La esclavitud no había desaparecido
que no excluía las de corso y las del todo durante la Edad Media.
aventuras militares. En 1291 los Especialmente en el sur de Europa,
hermanos Vivaldi, dos siglos antes Italia, Provenza, Cataluña, las islas
del viaje de Vasco de Gama, c. Trigo, azúcar. La
Baleares, Portugal, e incluso
intentaron el periplo de África, esclavitud
Andalucía, los esclavos eran
pasaron el estrecho de Gibraltar, empleados en las casas aristocráticas.
La historia de las expediciones a las
siguieron por la costa occidental de Aun los clérigos, los hombres de iglesia
islas atlánticas y a las costas de
África y se perdieron más allá del y los conventos poseían para su servicio
cabo Juby. Los navegantes África tuvo que ver con el trigo, el
azúcar y el pescado. Se ha llegado a por lo menos dos o tres esclavos. Se tra-
enviados a buscarlos por el capi- ta de una esclavitud básicamente
talista que había financiado el plantear que la agricultura fue la
motivación fundamental de la doméstica. Los esclavos servían en las
viaje, Tedisio D'Oria, descubrieron faenas de la casa, en el cuidado de los
las islas Canarias. colonización portuguesa en las islas
del Atlántico8. La obtención de trigo niños, en la compañía de las mujeres
impulsó a los portugueses en sus que a menudo aportaban una esclava
Hacia la segunda mitad del siglo como dote. Una proporción alta de
avances en el norte de África.
XV se reiniciaron las expediciones, esclavos eran mujeres. En su mayor
"Portugal —escribe Pierre Chaunu—
después de una larga interrupción, parte eran jóvenes y de raza blanca,
estaba falto de trigo: un año de cada
debida, según Pierre Vilar, a que el tártaras, caucasianas, búlgaras,
tres, por término medio. Dependía
oro había adquirido valores más serbias. Las fuentes de aprovisio-
cada vez más de los aportes de los
normales en relación con la plata y namiento eran varias: las guerras de
trigos de Marruecos .
también a que la actividad reconquista y de cruzada cristiana, la
expansionista europea había Desde el siglo XII, los cristianos piratería a lo largo del Mediterráneo, y
disminuido a raíz de la crisis del siglo europeos cultivaban azúcar en después de 1400
XIV7. En 1447 el ge-novés Antonio Chipre, Sicilia y en otras colo-
Malfante llegó a

7 Vilar, Pierre, op. cit., pp. 63-64.

8 Godhino, V. M., "Création et dynamisme économique du monde atlantique (1420-1670)", en Annales, Economies, Societés,
Civilisations, enero-marzo, 1950.

9 Chaunu, Pierre, La expansión europea, Barcelona, Editorial Labor, colección Nueva Clío, 1972, p. 56.
en mayor escala el comercio pro- la época. Veían con asombro que
cedente de las plazas italianas del se pudieran alterar las costum-
mar Negro y del Egeo. La isla de bres por obra de quienes criaban
Kíos (en el Egeo) y Cnadía (en esclavos como criar palomas, sin
Creta) eran los más conocidos preocuparse por el desenfreno de
mercados de esclavos. Los musul- las esclavas jóvenes. Para algunos
manes participaban en el tráfico. de esos moralistas la presencia de
Ellos traían al Maghreb, además de negros en Portugal era una
oro, esclavos que capturaban o amenaza contra la moral pública.
compraban a los jefes de los reinos
y tribus africanos, para venderlos En conclusión, el Portugal de los
luego a los europeos. En 1324 el años ochenta del siglo XV era ya
rey de Malí, convertido al Islam, se un país con una fuerte tradición
dirigía en peregrinaje a la Meca y esclavista10.
pasó por El Cairo, acompañado de
500 esclavos, cada uno de los La actividad pesquera en las costas
cuales llevaba una caña con un de Portugal y Andalucía estimuló
pomo de oro puro de tres kilos de las travesías lejos de las costas.
peso; la caravana llevaba además Existen indicios que hacen pensar
80 sacos de oro en polvo, es decir, que los pescadores andaluces
cerca de tres toneladas en total. visitaron las islas Canarias desde
sas. Eran en su mayoría africanos y finales del siglo XIV. Una de las
En el momento de los descubri- se dedicaban al cultivo de la caña. razones de los viajes a las costas
mientos ya existía un tráfico de Los esclavos capturados se in- de África era la de ampliar las bases
esclavos que llevaba por lo menos tercambiaban por oro en polvo o de pesca. En 1449 el rey Juan de
cuatro siglos de duración. por productos llevados de Europa: Castilla otorgó una concesión
baratijas, tejidos, caballos. Antonio pesquera en el Cabo Boja-dor al
Después de la segunda mitad di Noli aceptó haber recibido seis duque de Medinasidonia. Desde
del siglo XV aumentó la demanda esclavos por un caballo; los aquellos años las carabelas
de mano de obra esclava, debido, portugueses acostumbraban recibir andaluzas visitaban las costas de
en primer lugar, a que el avance quince esclavos por un caballo. Era Guinea en competencia con las
turco cerró a los genove-ses sus un comercio que se resolvía en una naves portuguesas. Los marinos
fuentes de aprovisionamiento, y especie de trueque, sin fueron aprendiendo que las rutas
en segundo lugar al aumento del intervención monetaria y en el cual del Atlántico ofrecían rendimientos
cultivo de caña. Los portugueses y el hombre adulto, la cabeza, se más preciados que la pesca.
los castellanos se encontraron convirtió en la unidad de valor de Sobresalían los marinos de Palos,
entonces en una situación los productos ofrecidos a cambio. El quienes eran buenos conocedores
ventajosa con respecto a los mismo Di Noli, quien llevó a Guinea del mar de Guinea y lo habían na-
italianos, aquéllos podían obtener la caña de azúcar, obtuvo del rey vegado por más tiempo. No debe
esclavos en las islas del Atlántico de Portugal una autorización para resultar extraño, por tanto, que
y en el África. practicar a gran escala la trata de Cristóbal Colón se dirigiese preci-
negros. A Lisboa y a otras samente a Palos en busca de tri-
Ahora bien, esta esclavitud, por su ciudades portuguesas llegaban pulación y de buques para su viaje
origen y por su función económica, numerosos esclavos que eran de descubrimiento11.
era diferente de la italiana vendidos y destinados a los
medieval. Los esclavos vivían grandes dominios territoriales y Otra necesidad europea era la
ahora lejos de la ciudad y apartados algunos de ellos al servicio madera. Esta fue escaseando de-
de las familias de sus amos; las doméstico. La cantidad de esclavos bido a la tala de bosques para
mujeres eran menos numero- que llegaba a Portugal preocupó a proveer las minas y las fundiciones.
algunos moralistas de La escasez era notoria en el

10 Estas consideraciones sobre la esclavitud en el siglo XV provienen de Heers, Jacques, op. cit, pp. 108 y siguientes.
11 Céspedes del Castillo, G., "Las Indias en tiempos de los Reyes Católicos", en Historia Social y Económica de España y
América, T. II, Barcelona, Editorial Vicens Vives, 1974, pp. 434-435.
mercados y de encontrar rutas y go pertenecía a la parte inferior de la
caso del roble y de la encina, in-
dispensable ésta para la cons- centros de aprovisionamiento. Las pirámide social noble, pero, así no
clases nobles, por su parte, estaban fuese muy rico, disfrutaba de los
trucción de la quilla de las naves.
Refiriéndose a la región italiana, también interesadas en la privilegios de la nobleza.
Fernand Braudel habla de "sede de expansión. Se trataba de una
El hidalgo era un hombre que
madera"; los marinos mediterráneos, oportunidad de aumentar sus
vivía para la guerra, que podía
agrega, habían adquirido tierras y con ello sus ingresos. realizar lo imposible gracias a
gradualmente el hábito de ir a buscar Mientras los nobles de otros países un gran valor físico, que regía
lejos lo que no podían encontrar en podían realizar la expansión en sus relaciones con los demás
sus propios bosques12. El primer comer- territorios cercanos a su origen, de acuerdo con un estricto código
cio importante en la isla de Ma-deira utilizando caballos en vez de barcos, de honor y que reservaba sus
fue la exportación a Portugal de en Portugal, debido a su geografía, respetos para el hombre que
no había otra opción que la de había ganado riquezas por la
madera de buena calidad para fuerza de las armas y no con el
muebles y vigas de casas13. ultramar. La escasez de tierras era
apremiante en el caso de los hijos ejercicio de un trabajo manual15.
d. Expansión, burguesía, menores de la nobleza, los
Hablando de Portugal, Pierre Chaunu
nobleza y Estado segundones que sufrían la "amenaza
distingue dos tipos de expansión: una
absolutista de des-clasamiento"14.
fundamentalmente terrestre, realizada
por la nobleza y de la cual son ejemplos
Los viajes del descubrimiento la captura de Ceuta en 1415 y la
respondían a los intereses de la ocupación de Marruecos que tuvo como
burguesía puesto que era la móvil la búsqueda de tierras como
Los viajes del prolongación de conquista. La otra,
oportunidad de ampliar sus
descubrimiento esencialmente mercantil, fue obra de
respondían a los intereses la burguesía, a lo largo de la costa de
de la burguesía puesto África16 .
que era la oportunidad de
ampliar sus mercados y de
encontrar rutas y centros
de aprovisionamiento. La conquista de América
fue para algunos de los
que en ella participaron
una continuación de la
La conquista de América fue para reconquista medieval, en
algunos de los que en ella participaron el sentido de una aventura
una continuación de la reconquista militar que proveía el
medieval, en el sentido de una
enriquecimiento mediante
aventura militar que proveía el
el botín y la ocupación de
enriquecimiento mediante el botín y la
ocupación de tierras. Los primeros tierras.
conquistadores encontraron en
América la oportunidad de llegar a
ser nobles; buscaban obtener al Los portugueses primero y luego los
menos un título de hidalguía. El castellanos abrieron el camino hacia
hidal- la conquista de ultra-

12 Braudel, Fernand, El Mediterráneo, y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II, México, Fondo de Cultura Económica,
1976, Vol. I, p. 187.
13 Parry, John, Europa y la expansión del mundo, p. 60.
14 Wallerstein, Immanuel, El moderno sistema mundial. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía mundial
europea, Madrid, Siglo XXI Editores, 1979, p. 67.
15 EUiot, John, Imperial Spain, Londres, Penguin Books, 1963, p. 32.
16 Chaunu,Pierre,op. cit., p. 61
mar que los llevó a las islas de las ejército propio y permanente, la
especias en el Indico y al des- al contraflujo de las latitudes medias facultad de declarar la guerra a otros
cubrimiento de un nuevo continente. desde el otoño hasta principios de la Estados y establecer pactos con ellos,
Unos y otros disponían de una primavera 17 el poder percibir impuestos y emitir
ventajosa situación geográ- moneda, el control sobre aquellos
Los dos reinos ibéricos eran, junto
poderes que reclaman autonomía: las
con las ciudades italianas, las
ciudades y la iglesia. La existencia de
regiones de Europa en las que se
una cierta entidad territorial fue
había alcanzado un mayor desarrollo
La aparente contradicción circunstancia que acompañó la
de la economía monetaria, debido en
del estado absolutista formación del Estado absolutista y
buena medida a la cercanía con la
consistía en que era un que resultó de la ampliación del
región islámica y a que su población
aparato para la mercado interno y de la configuración
estaba relativamente más urbani-
protección de la de algunos hechos propios de una
zada. De ahí que en el sur se sintiese
cultura nacional, lengua, religión,
propiedad terrateniente y con mayor presión la escasez de oro y
tradición histórica común. En este
de sus privilegios y al plata.
sentido, la monarquía absolutista
mismo tiempo los medios representó un primer paso hacia la
La ventaja de Portugal y Castilla sobre
de que se valía para constitución del Estado-nación. Las
las ciudades italianas era de carácter
ejercer esa protección político. En Italia no hubo la monarquías absolutistas re-
podían asegurar los consolidación de la monarquía presentaban fundamentalmente los
intereses de la clase absolutista. Y fueron precisamente los intereses de la clase noble. La aboli-
mercantil. monarcas los encargados de liderar la ción generalizada de la servidumbre y
expansión descubridora, de otorgar los la conmutación de las rentas en
privilegios y las facilidades para tal trabajo y en especie por rentas en
empresa; de la monarquía provenía la dinero, hechos ocurridos a finales de
fica como era el estar situados en la
legitimidad de la ocupación de los la Edad
encrucijada entre el Mediterráneo y el
Atlántico, en las cercanías de África. nuevos territorios.
En las costas del sur de Portugal y de Media, amenazaban el control que
Castilla las corrientes oceánicas En el Estado absolutista el monarca los señores ejercían sobre sus
eran las más favorables como para reclama y busca ejercer la soberanía campesinos dependientes. Ante
emprender una travesía por el
Atlántico en las condiciones técnicas
de aquella época. A este propósito,
escribe Pierre Chaunu:

No existe en todo el Atlántico


norte un lugar más idealmente
adecuado para la navegación ha-
cia las aguas cálidas que la línea
costera que va desde el norte de
Lisboa a Gibraltar o posiblemente
desde Lisboa al extremo de
Marruecos. Solamente allí se en un amplio territorio. Forman parte esta situación, la nobleza reorganizó
pueden encontrar alternativa- de las atribuciones de la soberanía: su aparato de coerción reforzando el
mente un viento seguro para salir la potestad de hacer leyes, la poder del rey. Frente a su otro
de la costa al mar, en pleno administración de la justicia, el antagonista, la clase mercantil, la
corazón del océano, en el punto nombramiento de funcionarios, monarquía la
más bajo de los vientos alisios, en
el momento del solsticio de un
verano, y un viento para volver,

17 Chaunu, Pierre, Séville et l'Atlantique, Paris, I, p. 52.


utilizó para sus fines, aprove- ción de derechos monopólicos que rante la Edad Media en la pe-
chándose del crecimiento co- "la protegieran de la competencia nínsula ibérica las luchas de
mercial. La aparente contradic- y contribuyeran a volcar en su fa- avance territorial habían sido
ción del Estado absolutista con- vor los términos de intercam- llevadas a cabo contra los mu-
sistía en que era un aparato pa- bio"21. Precisamente en esto con- sulmanes, esto es, se habían
ra la protección de la propiedad sistía la función de la monarquía: definido en términos religiosos.
terrateniente y de sus privile- otorgar la necesaria protección a En el siglo XV el avance de los
gios y al mismo tiempo los me- los comerciantes y exploradores a turcos otomanos venía
dios de que se valía para su servicio y defenderlos de los amenazando a la cristiandad,
ejercer esa protección podían competidores al servicio de otros de tal manera que la expansión
asegurar los intereses de la monarcas. atlántica bien puede ser
clase mercantil. Hubo una considerada como una reacción
coincidencia temporal entre los contra este hecho. "Sin duda —
intereses de la nobleza y los de concluye Immanuel We-
la burguesía18. llerstein— las pasiones de la
cristiandad explican muchas de
Las monarquías facilitaron y apo- las decisiones particulares to-
yaron las empresas de conquista. madas por los portugueses y los
La coincidencia de intereses se españoles, tal vez en parte la in-
debía a que buena parte de las tensidad del compromiso o el ex-
actividades de la burguesía mer- ceso de compromiso"22.
cantil no implicaba una ruptura
radical con el orden agrario feu-
dal. Tal era el caso de la especula-
ción comercial a partir de produc- a. El miedo al infiel.
tos valiosos que ponían "en rela- La amenaza turca
ción puntos del globo en los que
las condiciones de producción Las comunidades cristianas es-
eran completamente distintas"19. tablecidas por los franciscanos y
Se trataba del "comercio interme- dominicos en la lejana China, en
diario" (carrying trade), en el cual la las tierras del gran Khan, ve-
principal ganancia no se obtiene nían en decadencia. Desde la se-
mediante la exportación de gunda mitad del siglo XV, una
productos del propio país, sino tras otra fueron desapareciendo.
sirviendo de vehículo al cambio
Después de 1404, el arzobispado
de productos de comunidades po- 2. MOTIVACIONES de Khanbalik (fundado a co-
co desarrolladas comercialmen-
ESPIRITUALES mienzos del XIV) no dio signo alguno
te"20. Por otra parte, como lo ha
explicado Maurice Dobb, la bur- de vida. Se perdió la pista de las
Los intereses materiales de que fraternidades que un viajero
guesía mercantil de la temprana
se ha venido hablando para ex- había encontrado en el país
edad moderna, cuyas ganancias
plicar la expansión europea del calmuco hacia 1400. Las montañas
no provenían ni del trabajo de los
siglo XV estuvieron acompaña- del Cáucaso protegieron durante
siervos ni de la explotación de un
dos de preocupaciones espiritua- más tiempo a los grupos
proletariado dependiente, debió
les expresadas en un afán cherkeses cristianos, a los que se
su éxito en buena parte a la explo-
evan-gelizador y en la intención refiere todavía un documento de
tación de una ventaja política, al
de atacar al infiel musulmán. 1486: último resplandor de una
pillaje disimulado y a la adquisi-
Du- llama vacilante23

18 Esta interpretación del signifícado del estado absolutista con respecto al capital mercantil es de Anderson, Perry, The
Lineages of the Absolute State, London, Verso Edition, 1979, pp. 40 y siguientes.
19 Vilar, Pierre, La transición del feudalismo al capitalismo, El feudalismo, Madrid, Editorial Ayuso, 1975, p. 64.
20 Marx, Carlos, El Capital, México, Fondo de Cultura Económica, Vol. II, p. 318.
21 Dobb, Maurice, Estudios sobre el desarrollo del capitalismo, Madrid, Siglo XXI Editores, 1974, p. 115.
22 Wallerstein, Immanuel, El moderno sistema mundial, p. 69.
23 Rapp, Francis, La Iglesia y la vida religiosa en Occidente a fines de la Edad Media, Barcelona, Editorial Labor, colección Nueva
Clío, 1973, p. 120.
No es extraño, pues, que entre los toda la cristiandad europea. Son homa lo había animado una noble
propósitos de los expedicionarios numerosos los ejemplos de inasistencia vocación, cual era la de lograr el
estuviese el llevar apoyo a esos a las naciones amenazadas. La idea tránsito del politeísmo al mono-
grupos y difundir el mensaje cristiano. de que la guerra no era la única forma teísmo26. La expansión turca en
La leyenda del preste Juan, de la que de relación con los Balcanes, advierte Fernand
se va a hablar más adelante, era una Braudel, fue facilitada por el des-
manera de expresar el afán misio- contento social allí existente.
nero, presente en las concesiones "Una sociedad señorial, inexorable
que los papas hacían a los para el campesino, viose sor-
monarcas. El papa Nicolás V (1447- La caída de prendida por el choque y acabó
1455) concedió a Portugal las Constantinopla acrecentó derrumbándose por sí sola. La
adquisiciones territoriales en las el temor de los dirigentes conquista que marca el fin de los
regiones que explorase con el de la Iglesia que veían en grandes terratenientes, señores
cometido de difundir la fe. Era la estos avances turcos una absolutos en sus tierras, es tam-
prefiguración del patronato que más seria amenaza contra bién, desde ciertos puntos de vista,
tarde, a partir del siglo XVI, "debía la cristiandad. la liberación de los pobres27.
poner en manos de los reinos ibéricos Numerosos campesinos europeos
la tarea de implantar y organizar la migraron a tierras de los turcos,
Iglesia en sus imperios"24. allí encontraron mejores cond'-
el infiel ya se había planteado desde el ciones como lo fueron las muta-
La caída de Constantinopla (1453) siglo XIII. En 1219 Francisco de Asís ciones de rentas en trabajo por
acrecentó el temor de los dirigentes intentó negociar un acuerdo entre los rentas en dinero.
de la Iglesia que veían en estos cristianos que asediaban Amietta y el
avances turcos una seria amenaza sultán musulmán. En 1220 un grupo Fueron infructuosos los esfuer-
contra la cristiandad. El humanista de frailes partió hacia Marruecos en zos de los papas Calixto III
Ae-neas Sylvius Piccolomini, futuro labor misionera y el dominico Jordán de (1455-1458), Pío II (1458-1464) y
papa Pío II, se expresó en los si- Sajonia organizó misiones en Oriente. Sixto IV (1471-1474) para lograr
guientes términos: Uno de los objetivos de la Summa una cruzada. El papa Pío II
contra gentiles de Tomás de Aquino manifestó su preocupación:
En el pasado habíamos sido heridos
era refutar los argumentos de los
en Asia y en África, es decir en Dormimos un sueño profundo.
unos países extranjeros. Pero filósofos árabes, llamón Lull, eminente
intelectual mallorquí, sugirió a varios Hacemos la guerra entre nosotros
ahora hemos sido golpeados en y dejamos libres a los turcos para
Europa, en nuestra propia patria. obispos la conveniencia de crear en las que hagan lo que quieren. Por los
Se podrá objetar que en otras universidades cursos de siríaco, árabe motivos más vanos, los cristianos
ocasiones los turcos pasaron de y hebreo, propuesta que finalmente recurren a las armas y libran entre
Asia a Grecia, y los mongoles se quedó en letra muerta. En el siglo XV ellos sangrientas batallas; mas
establecieron en Europa, y los la idea de guerra santa fue perdiendo cuando se trata de combatir a los
árabes ocuparon una parte de prestigio en algunos círculos de inte- turcos que lanzan blasfemias a la
España después de haber pasado faz de nuestro Dios, que destruyen
lectuales. Wladimiro, un profesor
el estrecho de Gibraltar. Pero nuestras iglesias, que desean nada
nunca antes habíamos perdido polaco, planteó en el concilio de
Constanza que para defender una menos que aniquilar el nombre
una ciudad o un lugar comparable cristiano, entonces sólo quieren
a Constantinopla25. causa justa un gobernante cristiano lavarse las manos. En verdad los
podía solicitar el apoyo de un príncipe cristianos se han dividido y se han
Hay que reconocer que este temor no musulmán. Nicolás de Cusa reconocía convertido en servidores inútiles28
era sentido ni compartido por que a Ma-
Los llamados papales a una cruzada
se hicieron más vehementes

24 Ibid., p. 122.
25 Citado por Delumeau, Jean, op. cit., p. 346.
26 Citado por Delumeau, Jean, La peur en Occident, París, Pluriel, 1978, p. 343.
27 Rapp, Francis, op. cit, p. 126.
28 Braudel, Fernand, El Mediterráneo, Vol. II, p. 15.
ante la inercia de los reyes cristia- el reino de Granada y se cum- transformando en un principado
nos. La idea de cruzada ya no plían finalmente las esperanzas temporal que trataba con las otras
alentaba a las multitudes como de tantos siglos, era natural que potencias católicas como soberano
había ocurrido en otras épocas. los castellanos se creyesen italiano y subordinaba así lo que
Pero la iglesia no desmayaba. A depositarios de la santa misión podrían ser las exigencias de la
de salvar y redimir al mundo,
mediados del siglo XV el papa Ca- Iglesia a la afirmación de su propio
amenazado por el nuevo avance
lixto ordenó a todos los cristianos del Islam por el Este.29 poder secular.
que recitasen todos los días el an-
El poder monárquico de la corte
romana, anota un historiador ita-
b. Intolerancia religiosa. Apoyo liano, es de un carácter un tanto
monárquico singular. No se transmite de pa-
El debilitamiento del poder papal dre a hijo, pero se acumula en
es uno de los hechos Europa en la época de la expansión los miembros de la familia —
sobresalientes de finales de la vivía un clima de intolerancia contra sobre todo en los sobrinos—
Edad Media. cuyo jefe es elevado al solio de
las manifestaciones religiosas no
Pedro. Esta tendencia es
cristianas, propiciado por teólogos y evidente a partir de Calixto III
escritores católicos. Las amenazas (Alfonso Borgia 1455-1458), de
gelus para implorar al cielo contra que la Iglesia venía enfrentando y modo que en un período de no
la amenaza turca. En 1463 Pío II su propia crisis fueron interpretadas muchos decenios se suceden en
despachó predicadores a toda como parte de un vasto complot de la máxima jerarquía por dos
Satanás con la finalidad de hacer veces, los miembros del mismo
Europa con el fin de remover el
triunfar el mal sobre el bien. grupo familiar: Borgia, Della
ánimo de las multitudes. Rovere, Piccolomini y Médici; en
El debilitamiento del poder papal es seguida vendrán los Farnese y
En España sí hubo respuesta a las uno de los hechos sobresalientes de losCaraffa31.
exhortaciones papales. En 1455 el finales de la Edad Media. Los
rey Enrique IV de Castilla reanudó antecedentes hay que buscarlos en El poder universal que reclamaban
la reconquista, empresa felizmente el llamado Cautiverio de Avignon los papas, en realidad, no pasó de
culminada en 1492 con la rendición (1317-1318), cuando la sede se ser nominal. Se estaba reduciendo
de Granada, último reducto trasladó a Avignon y el papa se a un principado italiano más. La
musulmán en la península ibérica. convirtió en una especie de reputación de corruptos32 hacía que
En febrero de 1502 una pragmática funcionario al servicio de los se fuera perdiendo la confianza en
real ordenaba la expulsión de intereses políticos y personales de los papas. Se plantearon dudas
todos los moros adultos no la monarquía francesa. La crisis de acerca del origen divino de la
convertidos al cristianismo. La prestigio se prolongó con el Cisma autoridad papal y acerca de los
reina Isabel y el cardenal Jiménez de Occidente de 1378 a 1417, medios que la Iglesia proponía para
de Cisneros fueron los campeones cuando la cristiandad soportó varios obtener la salvación. John Wicleff
de este nuevo espíritu de cruzada. papas a la vez. A pesar de que el (1324-1384), en Inglaterra, al no
John Elliot escribe refiriéndose a concilio de Constanza (1414-1417) admitir los sacramentos negaba la
los Reyes Católicos: logró la reunificación formal de la iglesia jerárquica. Para él los sa-
Iglesia, "ya era demasiado tarde cerdotes sólo son los dispensado-
Gobernaban un país cuya sensi- res de la palabra; la Biblia debe
bilidad religiosa se había visto para rescatar la autoridad universal
que antaño había ejercido la remplazar al derecho canónico.
agudizada casi hasta un estado
febril por las milagrosas realiza- Iglesia30. En el siglo XV el papado Juan Huss (1370-1414), en Bo-
ciones de los últimos años. Al se estaba hemia, negaba que el papado fuese
ver cómo se derrumbaba ante una institución de origen divino.
ellos Huss murió en la hogue-

29 Elliot, John, Imperial Spain, pp. 105-106.


30 Kahler, Eric, Los alemanes, México, Fondo de Cultura Económica, 1977, p. 166.
31 Ruggiero, Romano, Fundamentos del mundo moderno.
32 Aunque exagerada, hay algo de verdad en la siguiente afirmación de Eric Kahler: "No hubo crimen, no hubo abuso, no hubo
libertinaje que no practicaran los brillantes pero inescrupulosos papas de esa época. Inocencio VIII se ganó el mote de 'padre
de Roma' por la cantidad de hijos que engendró.
ra; sus seguidores, después de una car el culto a la Virgen, a la pasión propios fines. La tolerancia que la
tenaz lucha contra las cruzadas de Cristo y a los santos. El viernes iglesia primitiva mostrara para con
encabezadas por el Papa y el santo, escribe Pierre Chaunu, era el diablo desapareció. Ahora era el
emperador alemán, lograron que el entonces de lejos la fiesta más enemigo y no el alborotador
concilio de Basilea (1436) otorgase la importante del calendario cristiano35. temporal38
comunión bajo las dos especies, lo Jerónimo Sa-vonarola anunciaba en
que era "una victoria limitada, pero sus vehementes prédicas la llegada La imprenta, inventada a me-
auténtica del sacerdocio universal"33. del anticristo. En el siglo XIV apareció diados del siglo XV, contribuyó a la
Un tamborilero, Juan Böhm, en la palabra macabro y en el XV se difusión de la nueva imagen de
Niklahaussen, Franconia, amotinó a multiplicaron las danzas macabras. Satanás. A los libros especia-
los campesinos contra los clérigos "Nunca antes como en el siglo XV se lizados en el tema hay que agregar
(1476). Como concluye Francis Rapp, divulgó tanto el culto a los santos: sus los folletos, las hojas volantes
"la paz de que gozaba la Iglesia a reliquias eran objeto de disputas; repartidas por buhoneros, magos
finales de la Edad Media era fueron los protectores de y exorcistas ambulantes. Los
precaria y su autoridad frágil. Incluso innumerables cofradías y se relatos de crímenes y atrocidades
desarticulada, la revolución de Bohe- multiplicaron sus imágenes que en ellos se escribían tenían
mia —hussita— había mostrado cuan consideradas casi como talismanes"36. como finalidad poner en guardia
potente podía resultar un movimiento a las personas contra las
herético"34. Fue en este contexto religioso en el trampas del demonio39.
que se elaboró una nueva imagen de
Satanás. Era representado como el
A lo dicho sobre la crisis de la Iglesia, maestro de la maldad, el príncipe de Hubo una representación más
se puede agregar el creciente este mundo, dispuesto a triunfar severa de las penas del infierno,
espíritu de angustia religiosa que se sobre la cristiandad descarriada. como lo ha mostrado Jerome
había formado como consecuencia de Baschet en un estudio sobre
las calamidades que hubo en Europa El surgimiento de la modernidad Francia del siglo XIV. Lo imaginario
en los dos últimos siglos de la Edad estuvo acompañado de un penal retrocedió ante la
Media: la peste de 1348, que diezmó increíble temor al demonio. El necesidad de manifestar el in-
en un tercio la población; la Guerra de Renacimiento heredó segura- menso poder de la justicia divina.
los Cien Años que enfrentó, entre mente conceptos e imágenes de- En las representaciones re-
moníacas que se habían formado y trocedieron los castigos que te-
1337 y 1453, a las monarquías
multiplicado a lo largo de la Edad
francesa e inglesa; las frecuentes nían lugar en paisajes imagina-
Media. Pero le dio una coherencia
hambrunas; la continua rebelión en y una difusión no al-canzadas rios, en valles inmensamente
campos y ciudades. Los teólogos y hasta entonces . fríos, en abismos, en puentes an-
predicadores se encargaron de gostos; se dio mayor importancia
presentar la situación como resultado Satanás dejó de ser un tentador a los suplicios realizados con
del pecado, obra del anticristo, de rebelde para transformarse en la cuchillos, horcas, ruedas, a las
anunciar la inminencia del fin del manifestación del espíritu del mal: mutilaciones, a las torturas en
inmanente, poderoso, abordable y estufas, en sartenes, en forjas,
mundo, de suscitar un pavoroso
deseoso de ayudar a la en ollas, lugares y objetos ligados
temor a la muerte, de intensifi- humanidad para servir a sus con la vida cotidiana. Había que
dejar en claro que no bastaba
saber sobre los castigos; había
que verlos, tenerlos cerca e
33 Delumeau, Jean, La Reforma Protestante, Barcelona, Editorial Labor, colección Nueva Clío, 1973, p. 17.
34 Rapp, Francis, La Iglesia y la vida religiosa, p. 157.
35 Chaunu, Pierre, Le temps des reformes, Bruselas, 1984, p. 205.
36 Delumeau, Jean, op. cit, p. 8.
37 Delumeau, Jean, La peur en Occident, p. 304.
38 Quife, G. R-, Magia y maleficio. Las brujas y el fanatismo religioso, Barcelona, Editorial Crítica, 1989, p. 68.
39 De los escritos en la época de los descubrimientos, sobresalen: El Martillo de las Brujas, del cual se hicieron al menos 34
ediciones entre 1486 y 1669, lo que significa 30.000 a 50.000 ejemplares puestos en circulación en Europa por los
editores de Franckfurt y de las ciudades renanas (14 ediciones), de Lyon (11 ediciones), de Venecia y París (2 ediciones), de
Nuremberg (4 ediciones); La nave de los locos (1494), obra en la cual el autor, de apellido Brant, hace una enérgica condena
de la imprenta, a la cual califica de máquina satánica; El tratado de las penas del infierno (1492); El calendario de los
pastores (1491), con un capítulo dedicado a los suplicios del infierno. Véase Delumeau, Jean, La peur..., op. cit, pp. 314-315.
imaginar mejor lo que se habría de sufrir
pansión de la verdadera religión por el ciembre de 1484 el papa Inocencio
40 viejo continente, Satanás se refugió VIII, por medio de la bula Summis
en el infierno .
en América donde tenía uno de sus desiderantes afectibus, autorizó la
Las prácticas mágicas y los rituales bastiones. Las religiones indígenas persecución contra las brujas y exigió
campesinos fueron satanizados. eran, pues, obra del demonio. La que se apoyase a los inquisidores; en
Para los campesinos el demonio no idolatría, pecado contra la naturaleza, 1486 dos dominicos, Heinrich Kramer
tenía el carácter tan trágico como el era calificada de diabólica. Sus y Jacob Sprenger, escribieron el más
de la élite eclesiástica. El demonio creencias y prácticas rituales famoso y difundido manual de
campesino era una divinidad entre constituían desviaciones que por sí inquisidores: El martillo de las brujas;
otras, que inclusive podía ser solas, según pensaba Sarmiento de el 30 de marzo de 1492, menos de
bienhechor. El diablo popular era me- Gamboa, eran razón suficiente para tres meses después de la toma de
nos temible de lo que aseguraba la justificar la intervención y la Granada y unas semanas antes de
Iglesia. Lo que ésta se proponía era soberanía de los reyes de España. la firma de los acuerdos con Cristóbal
precisamente hacer conocer a las En suma los misioneros cristianos Colón, los reyes firmaron el edicto de
clases populares que, como había habrán de trasladar a América su expulsión de los judíos.
afirmado San Agustín, no existen infierno de llamas en donde ellos
demonios buenos. Desenmascarar al colocaban a todos los indígenas que La Iglesia contó, en el caso español,
demonio fue una de las empresas de habían vivido en América antes de la con el apoyo de los monarcas, stos
la cultura dominante del siglo XV. llegada del cristianismo, tal como lo encontraron en los programas de
declaró en 1551 un concilio en Lima41. unidad religiosa un instrumento útil
de consolidación de su poder. Los
De manera que los turcos, las privilegios que tenía la Iglesia como
brujas, los judíos, los herejes y los poder universal eran un serio
Los turcos, las brujas, los idólatras constituían, como los ha obstáculo a la afirmación de la
judíos, los herejes y los denominado Jean Delu-meau, los soberanía territorial del absolutismo.
idólatras constituían los agentes de Satanás. A ellos había Los reyes buscaron controlar el
agentes de Satanás. A que derrotarlos o incorporarlos a las nombramiento de funcionarios
ellos había que derrotarlos filas del cristianismo, aun por la eclesiásticos y hacer que la religión
o incorporarlos a las filas fuerza. Una enumeración de las sirviera a sus intereses dinásticos.
medidas adoptadas por los La inquisición dejó de ser un tribunal
del cristianismo, aun por la
monarcas, la Iglesia y los controlado por el papa, como en la
fuerza.
inquisidores en las postrimerías del Edad Media, para serlo por los
siglo XV, sirve para ilustrar el clima soberanos, quienes nombraban a los
de intolerancia en el momento del inquisidores y les pagaban con dinero
descubrimiento de América. En 1478 del fisco real. Los reyes exigían que
Tal tarea se extendió a los territorios
los Reyes Católicos obtuvieron del las disposiciones emanadas de las
de ultramar. El descubrimiento de
papa Sixto IV el permiso para fundar cortes pontificias y de los concilios
América permitió constatar que el
en el territorio español un tribunal de provinciales obtuviesen el pase regio
imperio del demonio era mucho más
la inquisición con la finalidad de antes de ser publicadas en sus
vasto de lo que los occidentales se
perseguir a los cristianos nuevos y dominios; lograron de los papas
habían imaginado. Los misioneros y la
que eran sospechosos de continuar privilegios con los cuales extendieron
mayoría de la élite católica adhirieron
con sus prácticas judías; el 5 de di- el control religioso a las tierras recién
a la opinión del padre Acosta según
con-
la cual, después de la venida de
Cristo y de la ex-

40 Baschet, Jerome, "Les conceptions de l'enfer en France au XTV siécle: imaginaire et pouvoir", en Anales, économies,
sociétés, civilisations, enero-febrero, 1985, No. 1, pp. 185-207.
41 Las consideraciones acá expuestas sobre la actitud de la élite católica acerca del demonio popular y de las religiones
indígenas, provienen de Delumeau, Jean, La peur en Occident, pp. 317-318, 332-333 y 336. Para lo referente a la relación
entre prácticas mágicas campesinas y demonización, véase Muchembeld, Robert, "L'autre cote du miroir: mythes sataniques
et realités culturelles aux XVI et XVII siécles", Annales, économies, sociétés, civilisations, marzo-abril, 1985, pp. 288-303.
quistadas. Por una bula del 13 de Colón sabía, agrega Heers, de la
diciembre de 1486, Inocencio VIII fabulosa comarca de Ophir, país de
concedió a la Corona española el minas que el mismo Colón, su
derecho de patronato y de hermano y sus amigos cartógrafos
presentación de todos los beneficios habían representado en el pla-
en el recién ocupado reino de nisferio. Colón sabía de los viajes y
Granada. Alejandro VI por la bula ínter las riquezas legendarias de la
Caetera de 1493 les otorgó derechos reina Saba. Colón cubrió de notas
exclusivos de evangelización en las las páginas de su ejemplar del libro
tierras descubiertas por Colón. La Igle- Imago mundi, escrito por Pierre
sia brindó también apoyo fiscal. Una D'Ailly, en el cual subrayó y
bula de 1508 concedió a perpetuidad comentó las líneas que hablaban
a la Corona todos los diezmos de oro, plata y piedras preciosas44.
recaudados en las Indias. Las
tercias reales, una de las fuentes de Colón, ambicioso, era a la vez un
ingresos de la Corona, eran de origen hombre religioso que se creía el
eclesiástico y consistían en la tercera mensajero de Dios, escogido por El
parte de todos los diezmos pagados a para colaborar en la conversión de
la Iglesia en Castilla. En 1494 los infieles. Creía que la conquista
Alejandro VI determinó que las de las Indias occidentales y la
tercias revirtieran para siempre a la conversión de los indígenas debían
Corona. preparar la reconquista de
Un buen ejemplo de esta combi- Jerusalén y que el oro que iba a
nación de intereses es el caso de encontrar debía servir a ese fin. Así
Cristóbal Colón. De él se ha dicho lo revela su diario cuando dice que
Colón, ambicioso, era a la vez que estaba obsesionado por el oro. espera encontrar oro y "en tanta
un hombre religioso Pierre Vilar observa que las páginas cantidad, que los reyes antes de
del diario "entre el 12 de octubre de tres años emprendiesen y
que se creía el mensajero de
1492, en que abordó las primeras aderesasen para ir a conquistar la
Dios, escogido por El Casa Sancta que así dize él a
islas, y el 17 de enero de 1493, en
para colaborar en la que emprendió el regreso, contienen Vuestras Altezas que toda la ga-
conversión de los infieles. por lo menos 65 pasajes relativos al nancia desta mi empresa se gas-
oro"43. Jacques Heers dice que tase en la conquista de Hierusa-
Colón, como hombre de su tiempo y lem, y Vuestras Altezas se rieron y
Los descubridores y aventureros formado en una ciudad de dixeron que les plazía, y que sin esto
del siglo XV solían mezclar sus financistas, padecía una fascinación tenían aquella gana"45. Es difícil
argumentos materiales con los por el oro, una pasión obsesiva que pensar, concluye Heers, que a Colón
espirituales. El espíritu religioso y se manifestaba en todos sus actos, lo animase un total desinterés
evangelizador no lo separaban de sus proyectos, sus iniciativas. Esta material y que el deseo de
las otras esperanzas materiales; curiosidad se puede ver en las citas recuperación de Jerusalén estu-
para ellos, "la distinción entre lo bíblicas que se encuentran en sus viese presente desde el comienzo
espiritual y lo material no era propios escritos y en las múltiples mismo de la maduración de sus
sentida de la misma manera que anotaciones sobre el margen de proyectos o desde la llegada a
por nosotros, así como tampoco los libros. En la Biblia él retiene Castilla. Pero sus ideas religiosas no
distinguían entre la observación sobre todo aquellos pasajes en los eran simple artificio. Colón se creía
científica y los rumores más de verdad misionero. Si hay que
que se describen los viajes del rey
fantásticos42 atenerse a los hechos, justo es
de Judá y aquellos viajes ordenados
reconocer que el oro de América, si
por Salomón en busca de oro.
bien no sirvió para la recupera-

42 Vilar, Pierre, Oro y moneda en la historia, p. 85.


43 Ibid.
44 Heers, Jacques, Christophe Colomb, p. 127.
45 Colón, Cristóbal, Textos y documentos completos, Madrid, Editorial Alianza, 1982, p. 101.
ción de los lugares santos, sí fue en la recuperación del santo sepulcro. de Paria, en la bahía formada por
útil en la financiación de la lucha No se ha llegado a saber quién el río Orinoco.
armada contra los turcos y berbe- escribió la carta; de ella han
riscos del norte de África 46. aparecido más de cien versiones en Otro lugar era la isla de San
diferentes idiomas. Brendan. Brendan fue un monje
El caso de las primeras expedi- irlandés muerto hacia el 580,
ciones portuguesas sirve también evangelizador de una parte del norte
para ilustrar la combinación de de Inglaterra. De él se decía que
los intereses materiales con las había emprendido un viaje hacia
justificaciones de orden espiritual. El caso de las primeras Escocia y de ahí más allá del océano
El cronista Gomes Eanes de expediciones portuguesas en peregrinación a tierras
Azurara menciona las" siguientes sirve para ilustrar la desconocidas. Finalmente habría
razones que motivaron a Enrique combinación de los llegado a una misteriosa isla que a lo
el Navegante a apoyar las intereses materiales con largo de la Edad Media se llamó isla
expediciones marítimas: el deseo las justificaciones de de Brendan. Esta fue una leyenda
de establecer lucrativos comercios orden espiritual. que se mantuvo viva en los países
nuevos e investigar la extensión occidentales con vínculos oceánicos,
del poder de los moros, convertir islas británicas, Bretaña, norte de la
paganos al cristianismo y buscar península ibérica. La misma tradición
alianzas con todo gobernante En la época del príncipe Enrique el fue adoptada y cultivada por los
cristiano que pueda encontrarse47. Navegante, primera mitad del siglo XV, portugueses y por los colonos de las
Se pretendía "saber si había en los dominios del legendario rey- islas Canarias, Azores y Madera.
aquellos lugares otros príncipes sacerdote se habían trasladado del Para ellos, Brendan fue una especie
cristianos en quienes la caridad y de viajero precursor. Más aún, la idea
oriente a Etiopía. Los portugueses
el amor a Cristo estuvieran tan de que existía una isla previamente
creyeron que se encontraban cerca de
arraigados que quisieran ayudarle descubierta y situada en el Atlántico
las tierras del preste Juan al arribar a la
contra el enemigo de la fe"48. era un punto de apoyo a los planes de
costa suroccidental de África. Esto fue
Seguramente el cronista se refería a Colón, consistentes en llegar por vía
las tierras en las que gobernaba el lo que concluyeron al enterarse de que occidental a los centros donde se
preste Juan. en los presentes que el rey de Benin conseguían las especias. En Portugal
solía enviar a otro rey llamado Oganin se creía que esta isla había sido
La leyenda de los reinos del había grabadas pequeñas cruces. En redescubierta (entre el 600 y el 700) y
preste Juan había surgido en 1493 Pero Covilha llegó a Etiopía, cum- colonizada por siete obispos, para
Europa hacia mediados del siglo pliendo instrucciones del rey Juan luego caer en poder de grupos
XII. Se creía que un rey clérigo de para promover una alianza con el bárbaros. De ahí que el volver a
nombre Juan residía en un reino preste Juan. encontrarla suponía una labor de
en Oriente, más allá de Persia, reconquista cristiana. La existencia
pero que luego se había dirigido Existían otros lugares construidos de una isla, y según otras versiones
más al norte. Una crónica hablaba por la fantasía medieval, de los con siete ciudades, era algo en lo
del preste como descendiente de cuales se venía hablando durante que creían no sólo los viajeros y
los tres reyes magos. En su reino varios siglos. Encontrarlos era uno marinos sino también los hombres
él ya había logrado victorias contra de los objetivos de los viajeros y de ciencia y los gobernantes.
los infieles musulmanes. Hacia aventureros del siglo XV. El paraíso
1165 apareció el texto de una En 1462 el rey Alfonso V de Portugal
terrenal era uno de esos sitios. concedió a un caballero de
carta supuestamente escrita por Cristóbal Colón creyó haberlo
el preste Juan, dirigida al empera- encontrado en su tercer viaje, a lo
dor bizantino y al rey de Francia largo de las costas del golfo
con la promesa de colaborarles

46 Heers, Jacques, op. cit., pp. 570 y siguientes.


47 Citado por Parry, John, Europa y la expansión del mundo, p. 38.
48 Citado por Boorstin, Daniel, Los descubridores, Barcelona, Editorial Crítica, 1986, p. 174.
concesiones de los monarcas
portugueses.

Entre los castellanos la idea de la


isla de Brendan suscitó interés,
especialmente después de los viajes
de Colón. En 1526 Fernando de Troya
y Francisco Al-varez emprendieron
una expedición para encontrar la
"isla de las siete ciudades". En 1570
varios testigos afirmaron bajo ju-
ramento haberla visitado. En 1590
Juan Abreu, en su obra Historia de
las siete islas de la Gran Canaria,
identificó la isla más lejana como la de
su corte, llamado Joham Vogua-do, vilegio para ir con dos caballeros a San Bren-dan. El último viaje oficial
los derechos de justicia y de esclarecer el misterio de la isla de que para descubrirla se remonta a 1752.
percepción de impuestos sobre las tanto hablaban las leyendas. Van Ralph Morison, el gran biógrafo de
islas que él pudiera encontrar. El 12 Olmen se asoció con un portugués, Colón, anota cómo todavía en el siglo
de enero de 1473 el mismo soberano Joao Estreito, rico colono de Madera. XIX las cartas marinas y los globos
cedió la "isla de las siete ciudades" a Como concluye Jacques Heers, nada terrestres presentaban un océano
su hija Brit-tes. El 12 de julio de 1486 demuestra mejor la percepción del Atlántico salpicado de islotes
Juan II de Portugal otorgó al flamenco mito como una realidad que estas imaginarios49.
Fernando van Olmen un pri-

49 Lo acá dicho sobre la isla perdida ha sido tomado de Heers, Jacques, op. cit., pp. 136 y siguientes
EXPLOTACION Y ECONOMIA MORAL
EN LOS ANDES DEL SUR: HACIA UNA
RECONSIDERACIÓN CRITICA*
Brooke Larson
Departamento de Historia, Universidad del Estado de Nueva York, en Stony Brook

I. INTRODUCCIÓN da a la historiografía andina que tributo— no fue sino una carga


ha entendido la insurrección andina más para ser asumida colectiva-
La idea de escribir este trabajo se
en el siglo XVIII como una respuesta mente por los indios del ayllu en el
sembró en mi subconsciente hace
(por lo menos en parte) a la siglo XVIII, a cambio de la sanción
cerca de un año, cuando un antro-
creciente explotación frente a esta estatal de los derechos de
pólogo andino comentó, casual-
institución. propiedad colectiva de la tierra.
mente, que el repartimiento de
mercancías pudo haber sido una No obstante, al reflexionar un poco
institución más benévola de lo más, este provocativo comentario me
pareció menos impulsivo. Aquel
antropólogo tema en mente, sin
duda, el reciente estudio de Tristan
El sentimiento andino hacia la Platt sobre los campesinos de
costumbre de pagar tributo Chayanta, quienes en el siglo XIX
reflejaba la visión del aceptaron gustosos la
reinstitucionalización del tributo
tradicional "pacto de
bajo el Estado republicano1.
reciprocidad" que había
gobernado las relaciones entre el Platt demostró cómo el senti-
Estado y el campesinado miento andino hacia la costumbre
durante el período colonial. de pagar tributo reflejaba la visión
del tradicional "pacto de
reciprocidad" que había gober-
nado las relaciones entre el Es-
tado y el campesinado durante el
que generalmente han supuesto
período colonial.
ios historiadores. En ese enton-
comentario me pareció impetuoso e Lógicamente puede argumentarse
irreflexivo: una puñala- que el repartimiento de mer-
cancías —otra forma de extraer

* Trabajo presentado en el simposio sobre "Keproducción y transformación social en las sociedades andinas", julio 28-30, 1986, Quito, Ecuador
(versión corregida, 1988). Traducción de la autora, editada por Frank Salomón y Alberto Flórez M.
1 Platt, Tristan, Estado boliviano y ayllu andino, Lima, I E.P., 1982.
Aparentemente, mi colega an- ces de explicar convenientemente ma los "economistas morales" lo-
tropólogo estaba sugiriendo que, las variadas reacciones de grupos calizan sus análisis de la rebelión
como el tributo, los repartos no campesinos ante fuerzas estruc- (o la no rebelión) campesina, en el
fueron necesariamente percibidos turales de cambio similares. Si eje de la estructura y la ideología.
como explotadores, a pesar de lo queremos superar las aproxima- Estudian el cambio estructural y la
rígida y dura que esta institución ciones mecanicistas hacia la eco- transición a la economía capitalista
colonial aparece ante los nomía campesina y hacia el com- de mercado desde una
historiadores que viven en portamiento político de las comu- perspectiva fenome-nológica: se
economías de mercado modernas y nidades andinas en coyunturas preguntan cómo los campesinos
que se sitúan en la tradición de la históricas determinadas, los his- percibieron e interpretaron aquel
"leyenda negra". toriadores debemos examinar el cambio. Más específicamente, la
delicado tejido de las normas so- economía moral es el estudio de
ciales y de las reciprocidades que las nociones campesinas de
regulaban la vida material y for- justicia e injusticia que legitiman (o
Si queremos superar las maban la base ideológica del orden deslegitiman) las relaciones de
Aproximaciones mecanicistas hacia la hegemónico. Sólo entonces poder entre las élites y los
podemos comenzar a explicar por campesinos. En efecto, la
economía campesina y hacia el
qué los pueblos toleraban o no las perspectiva de la economía moral
comportamiento político de las instituciones del colonialismo ex- ha vuelto a introducir la cultura, la
comunidades andinas en coyunturas plotador. política y la ideología (en su
históricas determinadas, los definición amplia) en el estudio de
historiadores debemos examinar el las sociedades agrarias
El estudio de la "economía moral"
delicado tejido de las normas provee un marco conceptual para tradicionales después de un largo
sociales y de las reciprocidades que el estudio de la economía estancamiento dominado por
regulaban la vida material y formaban campesina y las insurrecciones interpretaciones exclusivamente
la base ideológica del orden materialistas.
en las sociedades preindustria-
hegemónico. les en proceso de cambio. Elabo-
rado en los años setenta como un
modelo de la economía campesina
Desde mi punto de vista, la anotación y su comportamiento político, la La economía moral es el
del antropólogo referido es un ejemplo "economía moral" integra el estudio de las nociones
de relativismo radical, el cual reduce el estudio de las normas sociales y
campesinas de justicia e
concepto de "explotación" a uno los patrones económicos en las
injusticia que legitiman (o
puramente subjetivo. Y aun así se sociedades tradicionales asalta-
das por fuerzas globales de cambio deslegitiman) las relaciones de
plantea un punto importante: lo que poder entre las élites y los
aparece como explotación ante un que amenazan con su extinción. A
diferencia de los analistas del campesinos.
grupo puede no ser necesariamente
percibido como tal por otra colectividad. "sistema capitalista mundial", los
Lo mismo puede decirse para un "economistas morales"
mismo grupo, por ejemplo ayllu en fundamentan sus estudios en la
En este trabajo considero de manera
particular, refiriéndose a diversos base de la agricultura de subsis-
crítica la relevancia del modelo de la
momentos a través del tiempo. Los tencia para dar una mejor expli-
economía moral para el estudio de la
historiadores que asumen una cación de las normas, costumbres
reproducción social o la transformación
aproximación estrictamente y creencias campesinas. Además,
buscan explicaciones históricas de la sociedad rural andina en el
materialista al problema de la período colonial y en el siglo XIX.
explotación no son capa- del comportamiento pasivo, de la
resistencia o de las rebeliones Sostengo que, utilizado con cuidado,
campesinas, en las estrategias este modelo provee un marco de refer-
variables mediante las cuales los encia para el análisis de las relaciones
campesinos buscan afianzar la Estado-campesinos e, inclusive, para
seguridad de su nivel de las relaciones terrateniente-
subsistencia y defender su modo arrendatario en contextos culturales
de vida de amenazas externas e y temporales
impersonales. De esta for-
específicos. Pero allí está la difi- pueden beneficiarse, prestando advenimiento de la economía po
cultad. Muy fácilmente la economía más atención a las perspectivas lítica, la mayoría de las socieda
moral puede destacar las normas morales y a la ideología popular des organizaban la producción y
y las relaciones sociales para comprender la dinámica del la distribución en torno a moti
"tradicionales", en la medida en cambio en la sociedad rural andina, vos no económicos que salva
que éstas chocaron con las fuerzas así como el funcionamiento y la guardaban el tejido de las redes
económicas, políticas e ideológicas crisis del sistema colonial como un sociales. La ganancia individual
europeas. O puede ser empleada todo. tenía poca importancia motiva-
para estudiar con demasiada cional en las sociedades tradicio
generalidad las condiciones Antes de remitirnos al caso an- nales y, ciertamente, en la ma
universales bajo las cuales brota la dino, revisemos brevemente una yoría de las sociedades el com
insurrección campesina en los muestra de la literatura existente portamiento económico estaba
contextos preindustriales. Pienso acerca de la perspectiva de la gobernado por normas sociales
economía moral. (simbólicamente expresadas a
través de la religión y el ritual)
que recompensaban la contribu
ción al bienestar colectivo del
Polanyi trató de refutar las II. LA ECONOMÍA grupo y a su reproducción social
preconcepciones del liberalismo MORAL MAS ALLÁ DE a través del tiempo.
económico; es decir, que la LA DICOTOMÍA
motivación hacia la ganancia es CULTURALISTA
"natural" en el hombre y que la MATERIALISTA
economía de mercado destruiría
inexorablemente las economías Las preguntas teóricas acerca
"primitivas naturales". de la interrelación entre estruc-
turas e ideología han interesado a
los científicos sociales, espe-
cialmente desde que Marx y He-gel
que una aplicación crítica es par- cristalizaron el debate sobre la
ticularmente importante en el determinación histórica. Pero fue
contexto andino donde una tradición Karl Polanyi quien inició el debate
atemporal ("lo andino") es algunas sobre el problema histórico de la
veces invocada para mistificar transición de una sociedad
procesos complejos y contradictorios preindustrial tradicional a una
de formación de clase y para economía de mercado madura y
oscurecer relaciones conflic-tivas. autorregulada 2 . Polanyi forzó a los
Sin embargo, si tenemos cuidado historiadores sociales y
en respetar las culturas e historias económicos, que habían estu-
particulares, los historiadores diado por mucho tiempo los pro-
tenemos mucho que ganar cesos de industrialización, for-
utilizando esta perspectiva de mación del Estado, del imperia-
estudio acerca de la conciencia y las lismo y la ideología del libre co-
acciones campesinas. Inclusive los mercio, a prestar atención al Polanyi trató de refutar las pre-
historiadores económicos que "destacado descubrimiento" de la concepciones del liberalismo
estudian las instituciones coloniales investigación antropológica de económico; es decir, que la moti-
y el cambio estructural que "... la economía del hombre por vación hacia la ganancia es "na-
lo regular está enmarcada dentro tural" en el hombre y que la eco-
de sus relaciones sociales"3. En nomía de mercado destruiría
forma magistral, Polanyi inexorablemente las economías
argumentó que antes del "primitivas naturales".

2 Polany, Karl, The Great Transformation, Boston, Beacon, 1944, Polanyi, K., Arensberg, C, y Pearson, H., Trade and Marketin
the Early Transformations, NY, Free Press, 1957; especialmente Polanyi, "The Economy as Instituted Process".
3 Polanyi, The Great Transformation, p. 46.
El alcance y la fuerza del argu- impacto "devastador" y "desinte- nes autoritarios (tanto de derecha
mento de Polanyi definió muchos de grador del choque cultural", que como de izquierda), por otra.
los problemas que nutrieron el condujo a un virtual etnocidio. No
conocimiento académico y los obstante, él mostró poca La médula del análisis de Moore
trabajos posteriores sobre las so- preocupación por la capacidad consistió en el estudio de las clases
ciedades campesinas y la transi- intrínseca de las comunidades sociales, aun en aquellos casos
ción histórica al capitalismo4. De tradicionales para defenderse a sí (como la India) donde el conflicto
una parte, introdujo la cultura en mismas contra el aniquilamiento cultural y el gobierno imperial
el discurso sobre la transición cultural a través de la resistencia, fediseñaron y dieron nuevas formas
capitalista y la explotación eco- la rebelión o la adaptación a la configuración de las fuerzas
selectiva. Ya sea porque él se sociales internas de la sociedad. A
nómica. Polanyi estaba preocu-
concentró en la experiencia pesar de esto, el estudio de este
pado por las consecuencias de la
histórica de algunas tribus afri- autor no puede ser clasificado como
mercantilización de las culturas
canas en las últimas décadas del un simple ejercicio de análisis de
tradicionales. Estableció compa-
siglo XIX, cuando el equilibrio del clase. Moore concluyó sus estudios
raciones entre el impacto, cultural
poder estaba desbalanceado a descriptivos de caso con una
devastador de la industrialización
favor de las fuerzas imperialistas reflexión generalizante sobre la
temprana en los obreros de
modernas, o quizás porque él interacción entre la cultura y las
Inglaterra, a comienzos del siglo fuerzas materiales, de suerte que,
XIX y la amenaza de descul- asumió la inherente fragilidad de
los sistemas sociales comunitarios implícitamente, tomó algunos de los
turización que enfrentaban ciertas argumentos de Polanyi y definió
tribus nativas de África en la época no competitivos frente a la
expansión del mercado, Polanyi muchas de las cuestiones que más
en que él escribió (a comienzos de tarde fueron reformuladas como "la
dejó de estudiar el impacto histórico
la década de 1940). Pero su economía moral de las sociedades
de la acción política campesina en
preocupación principal se basaba agrarias tradicionales".
áreas del Tercer Mundo.
en las heridas mortales infligidas a
los sistemas de vida y a la
integridad de las sociedades El desafío por entender este último
nativas de muchas partes del aspecto fue respondido por
Tercer Mundo. El argumentó que la Barrington Moore Jr. en su estudio
mercantilización de la tierra y del clásico, Los orígenes sociales de la
trabajo conducía a la degeneración dictadura y la democracia6. Al igual
cultural de aquellas sociedades que la de Polanyi, la aproximación
cuyos patrones normativos de Moore a los problemas y procesos
de las transformaciones agrarias fue
obedecían a una lógica no
de alcance global. Pero el trabajo
mercantil. En el plano teórico, el
de Moore, un estudio comparativo
estudio de Polanyi sobre “la gran
más sistemático, se centraba
transformación” 5 hacia la
primeramente en las cuestiones
economía de mercado, no redujo a
políticas; esto es, la definición de las
los obreros a la categoría de víc-
condiciones históricas bajo las
timas pasivas del cambio global,
cuales las élites agrarias y los
pero de hecho su discusión del campesinos daban forma a los
impacto del mercado sobre los te- sistemas políticos modernos. Moore
rritorios coloniales de ultramar fue esperaba descubrir las
tan lúgubre que olvidó la respuesta circunstancias estructurales que
histórica de la resistencia y la daban origen a las variantes
rebelión nativas. Polanyi europeas de la democracia, por una
consideraba que la significación parte, y a los regíme-
más profunda del mercado era el

4 Acerca de la influencia de Polanyi en el método sustantivista y sus aplicaciones al estudio de la economía campesina, véase Halperin,
Rhoda, y Dow, James, eds., Pessant Lwelihood Studies ín Economía Anthropology and Cultural Ecology, NY, St. Martin, 1977.
5 Polanyi, The Great Transformation, pp. 158-161.
6 Moore, Barrington, Jr. Social Origins of Dictaroship and Demucracy. Lord and Peasant in the Making of Modern World, V
Beacon, 1966.
El punto de partida metodológico de vable, Moore sondeó la conciencia De esta forma, para deducir el
Moore fue diferente del de Polanyi. de los grupos campesinos para orden normativo de los campesinos
Mientras éste montó una crítica saber si ellos redefinían, y cuándo, (presumiblemente en el mundo
del determinismo material en las las relaciones de clase (o relaciones entero), Moore construyó un modelo
ciencias sociales, Moore de manera coloniales) como relaciones de de "vida aldeana" que se basó en el
explícita rechazó las explotación7. trabajo de Polanyi, Chayanov y
preconcepciones de los culturistas, otros teóricos de la economía
tan influyentes en aquel entonces campesina. De acuerdo con este
dentro de ciertas subdisciplmas modelo ideal, las características
sociológicas. De otra parte, Moore normales de la vida aldeana
tampoco era un conductista en el (comunitaria) eran: un sistema de
sentido estricto. El creía que la tenencias de tierras tendiente a
"cultura" (ampliamente definida compartir los recursos escasos
como las preferencias de la gente, entre muchos productores; un
las expectativas y las ideas sistema de controles y equilibrios
derivadas del pasado) tenía que que asignaba derechos y
ser introducida en el análisis obligaciones a todos los miembros
histórico Ícomo "una variable de la comunidad, y mecanismos
interventora" acuñada entre las sociales por medio de los cuales
condiciones objetivas y el ciertos miembros de la élite no
comportamiento individual o colectivo. campesina correspon-
Asimismo, consideraba los valores
culturales como los "filtros" a
través de los cuales la gente daba
sentido, evaluaba y asignaba La idea de la reciprocidad
significados a los eventos o a los era el vínculo ideológico
cambios estructurales. que permitía a las élites
apropiarse del excedente
Moore arraigó su explicación histórica sin desplegar el poder
en procesos históricos concretos —la No obstante, el mismo Moore militar abierto. El peligro
incursión de la economía de confesó disponer de poca evidencia de la insurrección surgió
mercado y del Estado fuerte y histórica o etnográfica para cuando hubo "una nueva
centralizante;— para determinar explorar estas experiencias y y repentina imposición de
cómo las clases agrarias mucho menos las percepciones la demanda que golpeaba
experimentaban, interpretaban y de los campesinos, cuyo mundo simultáneamente a mucha
reaccionaban ante aque-I Uas era atacado en la era moderna. gente y rompía las reglas y
fuerzas. Moore estudió cómo I las Más bien, Moore enrumbó una costumbres aceptadas".
fuerzas globales alteraban la calidad aproximación deductiva de los
y las cantidades tradicionales de los valores campesinos: "Esta expe-
servicios y obligaciones contraídos riencia (de compartir los riesgos
por los campesinos y las élites. Y, dentro de la comunidad) forma la dían por los servicios obligatorios
asumiendo que las percepciones base desde la cual crecen los que les ofrecían ciertos cam-
campesinas se basaban en la hábitos campesinos y los perjuicios pesinos. La piedra angular del
realidad obser- morales por medio de los cuales
juzgan su propio comportamiento y
el de los otros"8.
7 Un articulo importante que adelantó la discusión de Moore sobre la interrelación entre estructura e ideología es el de Silvennan, Sydel, "
'Exploitation' in Rural Central Italy: Structure and Ideology in Stratification Study", Comparative Study in Society and History, 12 (1970), pp. 327-
339. Véase, también, el importante volumen: Stern, Steve, ed., Resístance, Rebellion and Consciousness in the Andean Peasant World, 18th to
20th Centuries, Madison, Univcrsity of Wisconsin Press, 1987, pp. 3-25, una versión en castellano fue publicada por el Instituto de Estudios
Peruanos, 1990, con el título Resistencia, rebelión y conciencia campesina en los Andes, siglos XVIII al XX. Véase también: Roseberry, William,
Anthropologies and Histories. Essay in Culture, History and Political Economy, New Brunswick, Rutgers University Press, 1989, y Gerald M., Sider,
Culture and Class in Anthropology and History, Cambridge, Cambridge University Press, 1986.
8 Moore, SÍKIOI Origins, p. 497.
orden normativo de la vida de aldea bajo de Moore. Pero los eventos (y
era una vaga idea de igualdad los eventos potenciales) durante El estudio modelo que reexaminó
para todos los miembros de la la mitad de la década de 1960, la interrelación entre estructura e
comunidad que realizaban sus desempeñaron un ideología en los grupos sociales
obligaciones sociales. La igualdad papeligualmente decisivo al "tradicionales" fue el famoso
significaba, esencialmente, el colocar a los movimientos artículo "La economía moral de las
acceso mínimo a la tierra y a otros campesinos del Tercer Mundo en masas inglesas en el siglo XVIII,
recursos comunales. También la agenda académica. Al mismo de E. P. Thompson, publicado en
resultó común a todas las culturas tiempo, la "nueva historia social" 197111. El estudio de Thompson
que Moore estudió, la idea de las clases populares en demostró que las huelgas y
axiomática de que las élites Europa y Norteamérica atrajo un "motines de hambre" no eran
dominantes estaban obligadas a creciente número de eruditos estallidos caóticos sino que
contribuir a la comunidad. Su hacia las cuestiones culturales, obedecían a una lógica y una
contribución podía ser de carácter ideológicas y políticas implícitas disciplina moral destinada a go-
ceremonial, material, judicial o en el estudio de "los de abajo". bernar la resistencia comunitaria.
protectivo. Fuera el aporte simbólico Específicamente, convergieron dos Thompson captó la visión histórica
o real, la idea de la reciprocidad era corrientes de investigación para y política de la muchedumbre que
el vínculo ideológico que permitía abrir nuevas perspectivas sobre el actuaba según su propio sentido
a las élites apropiarse del descontento campesino-artesano y heredado de derechos y
excedente sin desplegar el poder la acción política en las sociedades costumbres. La gente pobre
militar abierto. El peligro de la que estaban experimentando el incursionaba en los graneros o
insurrección surgió cuando hubo choque entre él tradicionalismo y la destruía imágenes, argumentaba
"una nueva y repentina imposición nueva economía política de Thompson, no tanto porque tuviera
de la demanda que golpeaba mercado. Aunque estas corrientes hambre, sino porque percibía que
simultáneamente a mucha gente y investigativas fluyeron de sus derechos y costumbres
rompía las reglas y costumbres diferentes disciplinas, ambas tradicionales eran violados cada
aceptadas" 9. Tales rupturas del desafiaron directamente las teoría vez más, porque el orden
orden normativo producían el economicistas de la ac-ción política paternalista se derrumbaba y la
descontento explosivo, detonado o campesina y la visión del hombre "pre- revolución industrial empezaba a
no según la decisión de los mismos político", percibido tradicionalmente alterar el entorno rural inglés. Con
campesinos. como homo economicus, cuya este estudio de caso, Thomp-
La búsqueda de Moore por las reacción al estímulo material era
determinantes históricas de la visceral y automática. La primera
rebelión y la revolución dirigió la corriente tuvo su origen en la "nueva
atención de muchos científicos historia social" de Europa
sociales hacia las formas de la preindustrial, tendencia basada en
acción política campesina. En el estudio de las "mentalidades" y
parte, el vigor renovado de la in- ejemplificada por la revista Annales.
vestigación sobre movimientos A finales de los años setenta, este
sociales fue inspirado por el tra movimiento sintió la influencia de
Clifford Geertz y sus ideas sobre la
cultura10.

9 Ibid, p. 474.
10 La influencia de Geertz en los historiadores creció considerablemente después de la publicación en 1973 de su colección de ensayos. The
Interpretation of Cultures, NY, Basic Books, 1973. Su ensayo sobre metodología etnográfica, Thick Description", subrayó la
aproximación simbólica de Geertz al estudio de la cultura. Geertz está interesado en descubrir los niveles profundos del significado en la
interacción humana, las "estructuras de significación" que están encuadradas en el ritual, en la religión, en los episodios diarios y en las
instituciones.
11 Thompson, E. P., The Moral Economy of the English Crowd in the Eighteenth Century", Past and Present, No. 50, febrero 1971, pp.
76-136.
son convenció al mundo acadé- más que Moore o Polanyi, elaboró el Birmania vieron que su vieja forma
mico de que la "ingobernable masa concepto de economía moral como un de vida se desintegraba durante
preindustrial", en realidad poseía marco de referencia en el cual se las primeras décadas del siglo XX,
una integridad cultural y política puede estudiar la rebelión o la no poco antes de que sintieran los
merecedora de la atención de los rebelión campesina. Es una teoría rica choques económicos de la Gran
académicos. No menos y elegante sobre la sociedad Depresión.
importante fue el efecto de campesina, que explora la dialéctica
cristalizar el concepto de la eco- de la economía campesina y de los va-"
nomía moral: un complejo cultural, lores, para explicar los patrones de
con su propia lógica e integridad, descontento político.
la misma que mediaba la Para sobrevivir había que
respuesta de los campesinos tra- Concretamente, Scott analizó el contemplar nuevas estrategias
dicionales y los trabajadores impacto devastador de la economía de que violaban las normas
frente a las amenazantes fuer- mercado mundial y la formación del tradicionales y
zas del mercado y del Estado. Estado en el orden agrario tradicional descomponían los lazos de la
en Asia Sur-oriental. Al igual que
sociedad aldeana, y aun donde
Polanyi, Scott consideró que la
incursión del mercado y del Estado existían opciones alternativas por
burocrático fue más destructora en el algún tiempo, los campesinos
Tercer Mundo que en la Inglaterra o la que cedieron al nuevo orden
Francia preindustriales. Debido a la económico, rara vez
aceleración del proceso y a la encontraban para sí
dominación extranjera en su mismos un nicho seguro .
conducta, el advenimiento de las de subsistencia.
fuerzas del mercado dejó pocas
posibilidades a los campesinos para
preservar o reestructurar su cultura
tradicional. Para sobrevivir había que Según Scott, estos procesos his-
contemplar nuevas estrategias que tóricos crearon una coyuntura
violaban las normas tradicionales y favorable para la insurrección
descomponían los lazos de la sociedad campesina. Aunque su trabajo se
aldeana, y aun donde existían fundamenta en estudios de casos
opciones alternativas por algún específicos, Scott se propuso
La segunda corriente de investi- tiempo, los campesinos que cedieron aclarar universalmente las
gación sobre la economía moral al nuevo orden económico, rara vez condiciones bajo las cuales los
encontró su origen en la ciencia encontraban para sí mismos un nicho campesinos tienden a rebelarse,
política. En su libro La economía seguro de subsistencia. Por el aun cuando la amenaza de insu-
moral del campesinado (1976), contrario, ellos enfrentaron los riesgos rrección en realidad nunca se re-
James Scott estudió la economía de un mundo de mercados alice. Scott rechazó explícita-
moral de las sociedades campe- fluctuantes que no ofrecían ninguna mente las interpretaciones ma-
sinas en Vietnam y Birmania a de las válvulas de seguridad terialistas de la movilización
comienzos del siglo XX12. Scott, inherentes a la sociedad tradicional. campesina. En cambio, buscó las
Los campesinos del sur de Vietnam y raíces causales del descontento
en la experiencia y en los valores de
los campesinos, los mismos

12 Véase Scott, James, The Moral Economy of the Peasant. Rebelion and Subsistence in Southeast Asia, New Haven, Yale University, 1976;
Miogal, Joel, Peasant, Politics and Revolution Pressures Toward Political and Social Change in the Third World, Princeton, University Press,
1974; Popkin, Samuel, The Rational Peasant. The Political Economy of Rural Society in Vietnam, Berkeley, University of California, 1979.
Este último es una crítica total a la economía moral; mientras sostiene algunos puntos excelentes, no son tan convincentes las premisas
básicas de los economistas morales. Desde mi punto de vista, reduce la significación motivacional del comportamiento del campesinado hacia
los cálculos económicos, y nos lleva de regreso a una teoría formalista del comportamiento campesino basada en una concepción absoluta de
racionalidad.
que matizaban las percepciones de subsistencia, tanto de reci- medida en que el equilibrio del
campesinas de las relaciones de procidad como mercantiles. Pero Scott intercambio se volviera en contra de
explotación. sostenía que esas estrategias se los campesinos. El porcentaje de
estructuraban alrededor de las extracción de excedente aumentaría
necesidades y bienestar comunales, a través del tiempo, en la medida en
en contra vía al ideal social del que los campesinos pudieran
Scott examinó cómo la racionalismo individualista. soportar la carga laboral por medio
"ética de subsistencia" Basándose en los trabajos de del mecanismo de "autoexplotación".
priorizaba la obligación de Polanyi y Moore, Scott examinó cómo Sin embargo, estas condiciones en sí
la "ética de subsistencia" priorizaba mismas no llevaban a que los
todos los miembros de la
la obligación de todos los miembros de campesinos se rebelaran. Scott
aldea para proveer un la aldea para proveer un seguro de argumentó que únicamente cuando
seguro de subsistencia a subsistencia a la colectividad y a cada las demandas de los campesinos
la colectividad y a cada uno de sus miembros. Los por un seguro de subsistencia
uno de sus miembros. Los campesinos que violaban aquellas módico eran violadas por las élites,
campesinos que violaban normas en busca de la ganancia aquéllos resultaban propensos a
aquellas normas en busca individual corrían el riesgo del levantarse en contra de sus señores
de la ganancia individual ostracismo social. y a poner en peligro el sistema
corrían el riesgo del paternalista entero.
ostracismo social. James Scott también se concentró en
analizar el contenido moral de las
relaciones interclase en sociedades LA ECONOMÍA MORAL EN
preindustriales. Desarrollando el EL CONTEXTO ANDINO
Más allá de lo que hiciera Moo-re, análisis de Ba-rrington Moore Jr.
Scott clarificó el concepto de argumentó que la economía moral
economía moral elaborando una de los campesinos descansaba sobre
teoría de las limitaciones y opor- la suposición colectiva de que los A. Periodización histórica
tunidades económicas campesinas y pobres tenían el derecho social a la
de los patrones normativos que subsistencia, aun en épocas de En términos generales el modelo de
gobernaban y legitimaban el fracaso de las cosechas y hambruna. Scott de la economía moral
comportamiento campesino. La Los campesinos y los obreros pobres campesina es relevante respecto a
suposición subyacente de Scott era tenían expectativas de que los las cuestiones críticas de las cuales
que los patrones económicos terratenientes y las autoridades se han ocupado los historiadores
campesinos reflejaban una "ética de políticas y/o religiosas, les andinos que estudian el impacto de la
subsistencia". El argumentó que, en las concedieran la acostumbrada penetración del mercado y la política
sociedades campesinas, el orden protección contra las crisis de librecambista del Estado oligárquico
normativo funcionaba según el subsistencia, así como garantizan los en la sociedad indígena. Scott des-
"dilema exis-tencial" de los derechos sociales mínimos en caso cribió en términos abstractos los
campesinos hacia la búsqueda de una de ausencia de derechos civiles o procesos de cambio estructural que
subsistencia estable y segura en un políticos. Además, las obligaciones de ya eran universales hacia
ambiente de alto riesgo. Para las élites hacia el campesinado forma- comienzos del siglo XX: la rápida
mantener un grado mínimo de ban la base normativa de las re- comercialización de la agricultura, el
seguridad social para todos los laciones de dominación y subor- crecimiento de las economías de
miembros de la comunidad, los dinación. Los campesinos cumplirían exportación, y la consolidación del
campesinos naturalmente tendían a sus obligaciones con sus señores poder estatal alrededor de los ideales
subordinar sus metas personales a mientras se les ofreciera alguna del liberalismo económico. En Asia sur-
los ideales de la solidaridad comu- protección contra el hambre y la oriental, como en los Andes, la nueva
nal, la autosuficiencia en la esfera pobreza en momentos de crisis. Las economía política planteó
comunal, y la redistribución. relaciones económicas podrían
Históricamente, las prioridades deteriorarse en coyunturas
comunales nunca impidieron a los particulares, en la
campesinos comprometerse en una
variedad de estrategias
tradicional. Los campesinos de Asia ron bajo ataque general sólo a finales
Suroriental que vivían en del siglo XIX, con el surgimiento de la
comunidades libres y en Estados política y la ideología liberales entre
una amenaza masiva para las tradicionales resultaron doblemente las clases dominantes. Por más que
comunidades campesinas. explotados. Por un lado, enfrentaban el Estado colonial haya intentado
un Estado burocrático centralizado proteger la base de subsistencia de
que "racionalizaba" el sistema de las comunidades andinas, por mucho
imposiciones e implacablemente que haya insistido en legitimar la
cobraba impuestos al relación colonial en términos de las
campesinado. Por otro lado, "obligaciones" jurídicas y protectoras
El gobierno colonial enfrentaban presiones intensificadas que se debían a aquellas
funcionaba de acuerdo que emanaban del mercado de comunidades, las consecuencias
con los intereses de la exportación. El crecimiento del sociales concretas de la política
agricultura comercial, los colonialismo formal en función de la estatal tuvieron más bien el efecto de
que, a su vez, dependían transformación agraria capitalista erosionar el "seguro de subsisten-
de la destrucción de las añadía un tinte de violencia al cia" y de exponer a los campesinos a
choque de culturas, y dio lugar a la riesgos crecientes en varios
bases de la agricultura
violación de la economía moral que momentos a lo largo del período
campesina tradicional. había gobernado las relaciones colonial.
sociales en aquellas sociedades
desde "tiempos inmemoriales". La mirada retrospectiva
Sin embargo, un análisis más revela distintos ciclos de
pormenorizado de "los eventos en el La ruptura histórica radical descrita expansión y contracción
terreno" revela importantes por Scott para Asia Suroriental del mercado, no siempre
diferencias entre estas dos regiones infunde a su análisis un sentido en sincronía con la
del mundo, y estas diferencias afectan rígido (probablemente distorsionado) centralización y
del tiempo histórico. Como sucede
la relevancia del modelo para el descentralización del
con muchas perspectivas estrechas
contexto andino. Scott examinó las Estado. Cada ciclo
sobre la transición capitalista, el
consecuencias sociales de un fuerte involucra su complejo de
tiempo histórico se bifurca en
y abrupto choque de culturas, a presiones y oportunidades,
períodos que anteceden y suceden
medida que Asia Suroriental fue que afectaron la vida de
"la expulsión del Edén". Desde la
incorporada en una economía de mer-
perspectiva de la "gran transfor- los pueblos andinos que
cado durante una etapa relati-
mación", es fácil retroceder al uso de habitaban en los Andes
vamente tardía de la expansión las polaridades conceptuales
europea. Al igual que Polanyi, él australes.
convencionales que dividen las
estudió el impacto del imperialismo sociedades entre tradicionales y
alimentado por el capitalismo modernas o, más bien, entre las de una
industrial expansivo y por un gobierno economía moral y las del mercado. Por tales razones la experiencia
explícitamente colonial. El Tal polarización sería un lamentable histórica de las sociedades andi-
campesinado de Birma-nia Baja y paso hacia atrás. nas, sujetas al gobierno colonial y
Vietnam experimentó el colonialismo a los impulsos poderosos del mer-
en función de la agricultura cado desde el siglo XVI, requiere
El marco de referencia temporal
capitalista. Esto es, el crecimiento un marco conceptual diferente.
creado por Scott obviamente
del Estado colonial —la dominación Para apreciar la economía moral
presenta problemas conceptuales
política formal— no dependía de la y las reacciones andinas ante las
para los historiadores andinos al
preservación del orden agrario tra- variables corrientes de cambio
explorar las dimensiones históricas y
dicional con el objeto de extraer económicas y políticas, debemos
culturales de la economía moral. Es
excedentes a través de los meca- aminorar el enfoque de una dislo-
absurdo suponer que las
nismos del gobierno indirecto. Más cación radical en algún momento
modalidades andinas de la
bien, el gobierno colonial funcionaba
economía moral caye-
de acuerdo con los intereses de la
agricultura comercial, los que, a su
vez, dependían de la destrucción de
las bases de la agricultura campesina
a fines del siglo XIX. Tampoco de- mía dominante en Potosí y la nidades andinas en muchas re-
bemos centrarnos exclusivamente consolidación del poder del Estado giones. Pero, repitámoslo, sería
en el espectáculo de la conquista, bajo la administración toledana. una simplificación de la historia
como lo han hecho muchas in- Este período de formación del social, demasiado drástica, sos-
vestigaciones históricas. Más útil mercado y del Estado colonial, tener, como se argumenta para el
sería conceptualizar el problema en analizado por Sempat As- caso de Asia Suroriental, que el
términos de "grandes ondas", o sadourian13, terminó en una de- Estado "tradicional" (precedente al
ciclos históricos de mayor o menor cadencia secular acompañada moderno Estado oligárquico) no
penetración por parte del Estado y por la difusión y debilitamiento de rompió radicalmente los patrones
del mercado, frente a los las influencias políticas y étnico-sociales y las normas en
fundamentos materiales e ideoló- mercantiles españolas durante la ciertos lugares y tiempos. Sólo
gicos del campesinado andino y de última parte del siglo XVII y hace falta recordar las políticas
las colectividades étnicas. La comienzos del siglo XVIII. toledanas y una de sus
mirada retrospectiva revela dis- consecuencias, la creación de
tintos ciclos de expansión y con- Un segundo ciclo de expansión y
"comunidades indias" que
tracción del mercado, no siempre en contracción del mercado, y de
destruyeron muchos asen-
sincronía con la centralización y centralización y descentralización,
tamientos "verticales" disconti-
descentralización del Estado. Cada abarcó el período 1750-1850. Los
nuos, mediante cuyo uso muchos
ciclo involucra su complejo de Borbones tuvieron sólo un éxito
parcial al resucitar las políticas grupos habían coordinado los
presiones y oportunidades, que recursos complementarios para
afectaron la vida de los pueblos toledanas de imposición y de
conscripción laboral para las minas proveerse seguridad social a sí
andinos que habitaban en los Andes
de plata de Potosí. Después de mismos y excedentes para el
australes.
las guerras de independencia, a Estado inca 14. La disparidad entre
pesar de los ideales liberales los ideales del gobierno indirecto
adoptados por muchos líderes (basado en el mantenimiento de
criollos, los nuevos Estados las normas sociales de la
nacionales resultaron incipientes y reciprocidad y la comunidad) y la
débiles. Retrocedieron hacia los política colonial concreta, se ve con
vestigios del orden colonial para claridad en la institución del
compensar los mercados de tributo. La política toledana de
exportación inactivos y la escasez conmutación del tributo (vale decir,
de dinero circulante. la conversión de la prestación de
servicios en impuesto monetario
Un tercer ciclo, por supuesto, es el cobrado dos veces al año sobre la
"clásico" que ha atraído la mayor base de censos de población)
atención de los historiadores: la representaba un asalto masivo a
reintegración de las regiones la seguridad de la subsistencia de
andinas en la economía mundial muchas comunidades
de mercado y la consolidación del campesinas15. Durante el "segundo
poder nacional bajo las oligarquías ciclo" de centralización estatal,
exportadoras en alianza con el bajo los Borbones, nuevamente se
capital foráneo, a fines del siglo agudizó la contradicción entre el
XIX. ideal del tributo, descrito como
parte del orden patrimonial
Con seguridad, el asalto liberal a destinado a asegurar la
Un primer ciclo coincidió con el la tenencia comunal planteaba una reproducción social de las
rápido crecimiento de la econo- grave amenaza a las comu- comunidades andi-

13 Véase Sempat Assadourian, Carlos, El sistema de la economía colonial. Mercado interno, regiones y espacio económico,
Lima, IEP, 1982.
14 Murra, John V., La organización económica del Estado inca, México, Siglo XXI, 1980; Formaciones económicas y políticas del
mundo andino, Lima, IEP, 1975.
15 Véase Wahctel, Nathan, The Vision of the Vanquished. The Spanish Conquest of Perú Through Indian Eyes, NY, Harper
and Row, 1977; Saignes, Thierre, Los Andes orientales: historia de un olvido, La Paz, Ceres, 1981.
nas, y la realidad del cobro del economía moral en un corto pe- zaron el cambio y la continuidad
tributo, que se volvió más rígido e ríodo de varias décadas a finales histórica, no simplemente en
implacable en los últimos años de del siglo XIX y principios del siglo términos de la experiencia de la
gobierno colonial. Para muchos XX. Las amenazas planteadas a la conquista, sino más general-
pueblos andinos (como ve- subsistencia étnica y al "dilema mente, en cuanto a su posición
existencial" de los grupos andinos cambiante en relación con el
no comenzaron (ni terminaron) mundo colonial más amplio?
con el advenimiento del Estado
En vez de limitar nuestro oligárquico y la penetración del
análisis a las normas capital extranjero.
andinas y a la ideología de B. La reproducción social
aquellos pueblos que Por tanto, como un punto de par-
Los antropólogos y los etnohisto-
participaron en tida, los historiadores andinos
riadores han revelado la notable
tienen que redefinir el marco de
levantamientos violentos, vitalidad y la resistencia de los
referencia coyuntural en el cual
debemos buscar las estudiamos la decadencia o la
grupos andinos a través de cuatro
percepciones y normas siglos de dominación política y
crisis de las economías morales.
sociales de los indígenas económica18. La evidencia etno-
Recién empezamos a definir las
que experimentaron las gráfica sobre la sobrevivencia cultural
coyunturas de la insurrección
ha obligado a los historiadores a
incursiones de fuerzas andina o de la insurrección po-
explicar la dialéctica de la
económicas y políticas, tencial a parte de los momentos
las mismas que históricos obvios e infrecuentes de
representaban una completa rebelión. En vez de
limitar nuestro análisis a las
amenaza potencial a sus
normas andinas y a la ideología de La evidencia histórica es
costumbres y tradiciones. aquellos pueblos que participaron rica en ejemplos de
en levantamientos violentos, pueblos, andinos que
debemos buscar las percepciones
elaboraron estrategias
remos más adelante), esta co- y normas sociales de los
indígenas (particularmente, los comerciales complejas y
yuntura histórica fue como un
momento de agudo sufrimiento. campesinos) que experimentaron que, colectivamente
Por ejemplo, los registros de la las incursiones de fuerzas controlaron el flujo de una
corte sobre las quejas campesinas económicas y políticas, las mis- gran porción de las
en los años de hambruna de 1804- mas que representaban una mercancías coloniales
1805, están cargados de rabia amenaza potencial a sus cos- (tanto europeas como
moral contra la administración de tumbres y tradiciones17. ¿Bajo qué indígenas).
los Borbones por insistir en el circunstancias definían los
cobro de tributos en aquellos años pueblos andinos su relación con el
catastróficos16. Numerosos Estado colonial o con las élites
ejemplos demuestran cómo la locales como una relación de in- transformación y la reproducción
intrusión del Estado borbónico tercambio "justo" (aunque fuera social de los grupos étnicos espe-
amenazaba el equilibrio social de desigual)? ¿Bajo qué circunstan- cíficos o economías campesinas
muchas comunidades y grupos cias redefinieron aquella relación
(definidos según diversos marcos
domésticos campesinos. De como una relación de explotación?
culturales y temporales). Al hacer
ninguna manera, entonces, Y, en un nivel más abstracto,
esto, se ha obligado a los historia-
podemos comprender la ¿cómo las colectividades andinas
concretas conceptuali- dores y los antropólogos a repen-
globalidad de la crisis de la

16 Archivo General de la Nación (Buenos Aires), IX, Intendencia 5.. 8, 7, feb. 15, 1804; ibid.; febrero marzo, 1806. Archivo Nacional
de Boliuia, Tierras e Indios, año 1805, Exp. 198.
17 Para un ejemplo de cómo los historiadores y los antropólogos están pensando las interpretaciones y periodizaciones de la
insurrección andina, Stern, ed., Resistance, Rebellion and Consciousness in the Andean Penrant World, especialmente los
capítulos 1, 2, 5, 6.
18 Dos importantes volúmenes, coleccionados recientemente, estudian la vitalidad y resistencia de las formas e instituciones
culturales andinas. Véase Lehmann, David, ed. Ecology and Exchange in the Andes, Cambridge, Cambridge University Press,
1982, y Masuda, Shimada y Morris, eds. Andean Ecology and Civilization, Tokyo, Tokyo University Press, 1985.
sar la sabiduría convencional de las se fortificaron a sí mismas contra las los términos del intercambio mer-
reacciones andinas a las fuerzas del fuerzas usurpadoras del mercado, y cantil. Pero tampoco podemos
mercado en regiones y períodos escogieron abstenerse de participar asumir que los indios comerciali-
temporales específicos. Ya no en los mercados locales o más zaban su producción sólo bajo la
puede asumirse a priori que los distantes, excepto bajo coerción, amenaza de la fuerza o la necesi-
pueblos andinos evitaron o re- resulta entonces necesario que dad. El panorama histórico es
sistieron la participación en el nosotros mismos nos hagamos las más complicado.
mercado, ni que la aceptaron úni- siguientes preguntas 21: ¿Bajo qué
camente bajo compulsión. La evi- circunstancias históricas y bajo De esta forma, la dicotomía analítica
dencia histórica es rica en ejem- qué términos participaban los que Scott establece entre eco-
plos de pueblos andinos que ela- pueblos andinos en el intercambio nomías de subsistencia y econo-
boraron estrategias comerciales de mercado? ¿Cómo equilibraban mías orientadas al mercado es
complejas y que, colectivamente, ellos las transacciones comerciales tan reduccionista que oscurece la
controlaron el flujo de una gran y sus derechos y obligaciones compleja dinámica mediante la
porción de las mercancías colo- tradicionales con las exigencias de cual algunos grupos étnicos pu-
niales (tanto europeas como indí- la et-nicidad? ¿Cuáles fueron las dieron reproducirse por sí mismos
genas)19. Además, ha salido a la luz consecuencias de largo alcance a lo largo de extensos períodos.
nueva y abundante evidencia para surgidas de sus estrategias Peor aún, si dejamos que esta idea
mostrar cómo las estrategias comerciales? y, finalmente, nos lleve hacia una vieja h is-
comerciales fueron con frecuencia ¿cuáles eran los sentimientos toriografía andina: la leyenda
dirigidas hacia el bienestar colectivo populares hacia las transacciones blanca de Garcilaso, que idealizó la
de un ayllu20. Ciertos casos, que en organización económica basada en
mercantiles? ¿Cuándo y bajo qué
los documentos parecían ser principios no mercantiles de
condiciones la participación andina
transacciones motivadas por el reciprocidad y redistribución. La
en el mercado se convirtió en una
interés individual, en realidad ciega adhesión a las ideas de Scott
norma social aceptada, y cuándo
muchas veces obedecían a una nos haría olvidar que el Estado
no? Ninguna de estas preguntas
lógica de empresa colectiva en una inca, en su última fase, fue capaz
quiere implicar que la participación
lucha por sobrevivir bajo de extraer cantidades masivas de
de los propios pueblos andinos en
condiciones políticas, demográficas excedentes de los grupos étnicos
y ecológicas cada vez más de- las transacciones del mercado
fuese siempre voluntaria. En subordinados, lo cual creó profundas
terioradas. tensiones en muchas partes del
períodos de creciente presión
Tawantinsuyu22. La nueva
estatal por impuestos y para
La tarea de explicar las continui- etnohistoria, que se dirige hacia las
estimular la minería, y asimismo en
dades andinas en medio del cambio provincias, distanciándose de la
períodos durante los cuales el
estructural bajo el gobierno colonial perspectiva Cuzcocén-trica, desafía
Estado perdía su capacidad para
implica, por tanto, un esfuerzo para la vieja suposición de que el
detener las actividades mercantiles
dirigir la atención de los colonialismo mercanti-lista
de burócratas menores (como a
historiadores a preguntas más destrozó un sistema patrimonial
mediados del siglo XVIII, cuando
precisas y cuantificadas en rela- armonioso basado en los ideales
floreció el repartimiento), la coerción redistributivos. En las provincias
ción con los datos microrregiona-les.
desempeñó un papel importante vecinas, entre los subditos de los
Si rechazamos la suposición de
en la determinación del volumen y incas, los sentimien-
que las comunidades andinas
de

19 Las complejas estrategias, los significados sociales y las consecuencias de la participación andina en el mercado en coyunturas
específicas son explorados en los trabajos presentados en la reunión auspiciada por el Social Science Research Council. Un volumen que
colecciona estos trabajos ha sido publicado; véase La participación indígena en los mercados surandinos. Estrategias de reproducción
social, siglos XVI-XX, editado por Harris, Olivia, Larson, Brooke y Tandeter, Enrique, La Paz, Editorial Ceres, 1987.
20 Véanse los siguientes: Murra, John, "Aymara Lords and the European Agents at Potosi", Nova Americana, 1, 1978, pp. 231-244; y
Rivera, Silvia, "El mallku y la sociedad colonial en el siglo XVIII", Avances, 1 (1978), pp. 7-27; Choque, Roberto, "Pedro Chipanu:
cacique comerciante de Calamarca", Ibid., pp. 28-32; y Harris et al, La participación indígena en los mercados surandinos.
21 Véase la introducción en Harris, et al., La participación indígena en los mercados surandinos; también varios artículos en ese volumen.
22 Véase Pease, Franklin, "The Formation of Tawantinsuyu: Mechanism of Colonization and Relationship with Ethnic Groups", in The
Inca and Aztec States, 1400-1800, editado por G. Collier, R. Rosaldo y J. Wirth, NY, Academic Press, 1982; también, Espinosa
Soriano, Waldemar, "Los señores étnicos de Chachapoyas y la Alianza hispano Chacha", Revista Histórica, 30 (1966), pp. 224-283;
Stern Steve, Peru's Indian Peoples and the Challenge of Conquest, Madison, University of Wisconsin Press, 1983, capítulo 2; y
Spalding, Karen, Huarochirí. An Andean Society, Stanford University Press, 1984; Undes Inca and Spanish Rule, Stanford.
tos populares hacia el Estado inca tral cerca del lago Poopo, habían palmente a los momentos de crisis
podrían haber sido mucho más perdido la mayoría de sus colonias en la autoridad andina (cfr. infra).
ambivalentes de lo que supusieron extraterritoriales y eran ex- No obstante, el drama actuado
algunos historiadores. tremadamente vulnerables a la entre los curacas y los miembros
pérdida de las cosechas hacia fi- ordinarios de las comunidades, es
nales del período colonial. Además, quizás el eje cen-
como es bien sabido, muchas
comunidades andinas estaban in-
ternamente diferenciadas entre
La imagen de
ricos y pobres, y entre nativos y fo-
rasteros24. El grado de estratificación, una comunidado
por sí solo, no determinaba el nivel ni rientada hacia una
la causa de la tensión social dentro economía de
de una comunidad india subsistencia no alcanza a
determinada. No hubo vinculación captar el grado de
mecánica entre las condiciones diversidad económica y
económicas y el descontento cultural entre los grupos
popular, en un momento dado. étnicos andinos
después de tres siglos
Más bien, la pregunta interesante de gobierno
es cómo, bajo las tensiones
colonial.
potenciales de la diferenciación de
clase, algunos curacas y otros
miembros de la jerarquía étnica
manipulaban las instituciones y tral en torno al cual giraban las
normas comunales tradicionales economías morales en el contexto
para moderar el efecto cortante andino. Es esta relación la que
Sea como fuere, la imagen de una
de la diferenciación de las clases provee al etnohistoriador del
comunidad orientada hacia una
sociales. O, por el contrario, po- acceso a la dinámica interna de la
economía de subsistencia no al-
demos explorar cómo, en la me- sociedad rural andina, en la
canza a captar el grado de diver-
dida en que los curacas se alejaron medida en que la gente luchaba
sidad económica y cultural entre los
de las normas de la comunidad a dentro de sus colectividades por el
grupos étnicos andinos después de
través de medios mercantiles, equilibrio y el significado del
tres siglos de gobierno colonial23.
redefinían los términos morales de intercambio (sus derechos mutuos
Tan tardíamente como en los siglos
su propia posición social en la y obligaciones) y, simul-
XVIII y XIX algunos ayllus, como comunidad. Esto es más difícil de táneamente, confrontaba las
muchas de las regiones de determinar, puesto que las fuerzas contradictorias de clase y
Chayanta y el lago Titicaca, todavía fuentes están llenas de quejas etnicidad que pusieron en
tenían control sobre ambientes campesinas que señalan el fracaso cuestión la delimitación social de
ecológicos múltiples con los cuales de los curacas para reestablecer la comunidad. Las relaciones entre
lograron protegerse de las su propia posición sobre la base el Estado y los campesinos, y las
fluctuaciones de las cosechas y las de criterios europeos. A través de percepciones campesinas del
extracciones coloniales. Otros ayllus, fuentes jurídicas, podemos acceder Estado como demandante en
por ejemplo aquellos situados en el princi- contextos históricos específicos,
Altiplano Cen-

23 La diversidad andina es el tema principal de un ensayo de recesión de la etnología andina: Salomón, Frank, "Andean Etnology in the
1970's", Latín American Research Review, 17 (1982), pp. 75-128.
24 Unos pocos estudios históricos sobre la dinámica de las clases en sociales en la sociedad andina rural incluyen: Spalding, Karen, De
indio acampesino: cambios en la estructura del Peni colonial, Lima, IEP, 1974; Stern, Steve, Ptru't Indians and Challenge of Conquest,
y,especialmente, "The Strug^le for Solidaritv, Class, and Community in Highland Indian America", Radical History Review, 27 (1983), pp. 21-
48; Santamaría, Dantal, "La propiedad de la tierra y la condición social del Indio en el alto Perú", 1780-1810", Desarrollo económico, 1977),
pp. 253-271; y Larson, Brooke, "Caciques, Clas.s StructUTC and the C'olomal State", Nova Americana, 2 (1979), pp. 197-235;"Rural
Rhythms of Class Conflict in Kighteenth Century Cochabamba" Hispanic American Historical Review, 60 (August (1980); pp. 407-430; y
Cninnialism and Agravian Transfbrmation in Bolivia, Cochabamba, 7.550-/900, Princeton, Princeton University Press, 1988.
no pueden ser completamente rico de los campesinos de Birma-nia
comprendidas sin referencia a y Vietnam. En realidad, Scott no
las relaciones intracomunita-rias realizó trabajo de campo allí. Las
entre la jerarquía étnica y los descripciones etnográficas
campesinos. utilizadas en su análisis las tomó
prestadas de los trabajos
publicados por varios antropólogos.
A lo largo de su libro no hizo más
C. La costumbre y la
que prestar un respeto superficial
tradición
a la "pequeña tradición" de los
James Scott escribió que el estudio pueblos del Sudeste asiático26. No
de la economía moral "...comienza es sorprendente, entonces, que
en el dominio de la economía Scott limitara el concepto de
[pero] debe terminar en el estudio cultura a aquellos patrones
de la cultura campesina y la normativos que funcionaban de
religión"25. Como comentamos, acuerdo con la "ética de
Scott dedujo la lógica de la subsistencia".
primacía de la seguridad desde la
base material de la vida cam- A este nivel de abstracción, los
pesina, y luego estudió cómo economistas morales no ofrecen a
aquella lógica se refleja en los los historiadores ninguna
valores y en la experiencia de los aprehensión firme de términos
campesinos. Su principal centro de tan escurridizos como son "cos- desde sus significados sociales28. Es
interés fue el "ethos" de los tumbre" y "tradición". Concep- esta una ruta, quizá la mejor, hacia
campesinos, sus actitudes sub- tualmente ligadas a la "ética de una comprensión inductiva de la
yacentes hacia sí mismos, su subsistencia", la misma que se visión del mundo, las actitudes y los
mundo, y la red circundante de asume como invariante, la cos- axiomas morales de los pueblos. Y,
relaciones sociales. La vitalidad tumbre y la tradición aparecen no obstante, esta metodología y
moral del grupo fue expresada estáticas y frágiles. Se reserva esta literatura han tenido
colectivamente en actos simbólicos únicamente para la fuerza global relativamente poco impacto en la
y en rituales que enfatizaban el del capitalismo la capacidad para historiografía andina, lo cual
calendario agrícola. alterar el complejo de costumbres resulta bien curioso, puesto que la
de subsistencia y los derechos historiografía de la Europa temprana
Sin embargo, mientras Scott sociales tradicionales. moderna (y la metodología de la
destacó la importancia de las ex- economía moral misma como se
presiones culturales que definían Paradójicamente, suposiciones aplicaba en dicho contexto) está
la membrecía grupal, legitimaban similares han influido en muchos ricamente dotada de ejemplos de
las instituciones y las relaciones trabajos realizados por antropólo- análisis simbólico y semiótico de las
de autoridad, y socializaban a los gos27. Estudios sobre rituales, mitos y costumbres y tradiciones en las
recién llegados, su análisis sufre objetos sagrados se cuentan entre sociedades prein-dustriales29. El
una curiosa pobreza de contenido los textos más fascinantes de las problema, creo yo, nace de la
cultural. La prueba está en su sociedades andinas, los mismos tendencia de muchos antropólogos
análisis empí- que pueden ser leídos simbólicos a seguir

25 Scott, The Moral Economy ofthe Peasants, p. vii.


26 Scott dice lo mismo e indica que intenta enfocar más directamente los aspectos culturales de la economía moral en un libro subsiguiente
(p. viii). De hecho, su recientemente publicado libro Weapons ofthe Weak, Everyday Forrns of Peasant Hesistance, New Haven, Yale
University Press, 1985, está basado en trabajo de campo etnográfico en una comunidad (Sedaka) en Malasia.
27 Un ejemplo es Hastien, Joseph W., Mountain of the Cóndor; Metaphor and Ritual in an Andean Ayllu, St. Paul, West Publishing Co.,
1978. Una excelente monografía que sí integra el análisis simbólico y sociohistórico es la de Jean Isbell, Bille, To Defend Ourselves.
Ecology and Ritual in an Andean Village, Austin, University of Texas, 1978.
28 Véase Salomon, "Andean Ethnology", para reseña de los trabajos realizados en esta área. En cuanto a su trabajo germinal de análisis
semiótico de los artefactos culturales, rituales, episodios, etc., véase Geertz, The Interpretation of Cultures.
29 Véase, por ejemplo Ladurie, Le Roy, Carnival in Romans, NY, George Brazillier, 1979; Ginzburg, Cario, The Cheese and the Worms:
The Cosmos of a Sixteenth Century Miller, NY, Penguin, 1980; y Burke, Peter, Popular Culture in Early Modern Europe, NY, Nueva
York University Press, 1978.
una metodología estática, textual que, a medida que las prácticas ca andina al final de la era colo
frente a las formas culturales an- sociales cambiaron o fueron ma- nial fue el legado más visible de
dinas. Además, gran parte del nipuladas hacia nuevos fines, asi- aquel horizonte. Por otro lado, la
trabajo en antropología simbólica mismo cambiaron o se inventaron mayoría de los historiadores so
basado en trabajo de campo en so- nuevas tradiciones. La evolución del ciales tampoco deben ceñirse a un
ciedades contemporáneas, pierde ritual y el mito, a su vez, reflejaba la análisis simbólico, exclusivamen
de vista los procesos estructurales visión cambiante de las co- te enfocado en lo subjetivo, que ig
y su efecto sobre las formas de lectividades sobre las contingencias nora o camufla las condiciones so
expresión cultural. históricas, y los cambiantes ciales o el cambio estructural. Lo
conceptos de la legitimidad política. andino con demasiada frecuencia
Esta es un área que los inves- se convierte en un concepto reifi-
tigadores andinos aún no han ex- cado. No obstante, por intrinca
El problema, nace de la plorado adecuadamente. Ya sa- dos y fascinantes que sean por de
tendencia de muchos bemos, por ejemplo, que aquello recho propio los textos y dramas
antropólogos simbólicos a que llegó a llamarse ley consuetu- cargados de simbolismo, también
dinaria andina con respecto a los deben ser estudiados teniendo en
seguir una metodología
derechos territoriales y reciproci- cuenta sus funciones en el refor-
estática, textual frente a dades fue modificado, inclusive zamiento del poder, en la domina
las formas culturales reinventado, por las autoridades ción, en la explotación y en la re
andinas. Además, gran coloniales. sistencia32.
parte del trabajo en
antropología simbólica Los reclamos de tierras poseídas
basado en trabajo de por los ayllus desde "tiempos in
campo en sociedades memoriales", con frecuencia tu
No obstante, por
contemporáneas, pierde vieron sus orígenes en el período
toledano, e inclusive después.
intrincados y fascinantes
de vista los procesos que sean por derecho
Aun cuando la ley colonial y la
estructurales y su efecto práctica respetaron ciertos pa propio los textos y dramas
sobre las formas de trones y normas sociales preco- cargados de simbolismo,
expresión cultural. loniales, tuvieron el efecto de también deben ser
convertir a las costumbres andi estudiados teniendo en
nas en reglamentos más rígidos cuenta sus funciones en el
En otros campos, sin embargo, los y precisos por efecto de la codifi reforzamiento del poder,
historiadores sociales comienzan a cación colonial31. en la dominación, en la
explorar más profundamente la explotación y en la
temporalidad y los determinantes Por tanto, los historiadores andinos
que estudian la economía moral resistencia.
históricos de la costumbre y la
tradición en sociedades preindus- tienen poco que ganar utilizando
triales. En un libro reciente, La las definiciones abstractas y
invención de la tradición, editado por estáticas de una "lógica de sub-
Eric Hobsbawm y Terence Ranger, sistencia" estrechamente concep-
se recuerda a los antropólogos e tuada. La experiencia andina y las D. La economía moral
historiadores que las "costumbres estrategias de sobrevivencia como metodología
no pueden ser invariantes, puesto colectiva durante cuatro siglos de
que aun en las sociedades colonialismo mercantil, crearon un La economía moral, según se ha
'tradicionales' la vida no es así"30. cambiante horizonte cultural rico y elaborado en la literatura antes
Sus estudios muestran variado. La diversidad étni- reseñada, tiene limitaciones in-

30 Hobsbawm, Eric, y Terence, Ranger, eds. The Invention of Tradition, Cambridge, Cambridge University Press, 1983. Aun cuando la
cita se refiere a las sociedades preindustriales, el libro enfoca principalmente cómo se crean las tradiciones, para establecer alguna
relación ficticia con el pasado en las sociedades industriales que cambian rápidamente.
31 En cuanto a los paralelos con el África colonial, véase Ranger, Terence, "The Invention of Tradition in Colonial África", ibid., pp.
211-262.
32 Para una crítica histórica del estudio de los significados simbólicos divorciados de los problemas sociales y políticos más amplios, véase
Walters, Ronald, "Signs of the Times: Clifford Geertz and the Historians", Social Research, 47, (?), pp. 537-556.
trínsecas como teoría del com- toriografía andina, relativo a la
portamiento económico campe- publicación del reciente libro de
sino y de los patrones culturales Tristan Platt sobre Chayanta.
en el contexto andino. Tampoco Este debate se enfoca en la ins-
provee un marco de referencia titución del tributo. A diferencia de
temporal para el estudio de la la mayoría de los historiadores,
insurrección campesina. Platt busca interpretar los
acontecimientos a través de la
Sin embargo, como aproximación visión de los pueblos andinos cuyas
metodológica a las complejas vidas y comunidades fueron
interacciones entre estructura e afectadas por las exigencias y las
ideología, la economía moral tiene políticas estatales. Al igual que
mucha utilidad. los economistas morales, Platt ha
indagado en los documentos
Primero, recaptura las perspec- sobre las percepciones andinas de
tivas de los actores andinos en justicia e injusticia, y sobre aquello
momentos de crisis políticas y de que constituye intercambio justo e
ausencia de rebeliones. Como en la injusto. Sin embargo, Platt no se
mejor tradición de la nueva ha restringido al estudio del
historia social, da integridad a la sentimiento popular y del consenso
visión del mundo, las actitudes y moral entre los ayII us de Chayanta
los sentimientos de las personas Una aproximación de la economía para conformarse con una "ética
consideradas alguna vez como moral a la explotación bien podría de subsistencia". Su propio trabajo
"masas inarticuladas". ser la vía para liberarnos de la de campo le ha permitido explorar
maraña metodológica, que ha las complejidades y ramificaciones
Segundo, rompe con los viejos
caracterizado a las recientes de una "creación cultural dotada de
estereotipos sobre los campesi-
discusiones sobre la explotación en su propia lógica y leyes..." que
nos, cuyas lealtades primordiales
México y en el Perú. No hay dieron forma a las interpretaciones
supuestamente limitaban sus
consenso, pero este debate ha y reacciones colectivas, ante los
horizontes ideológicos y eco-
avanzado y retrocedido entre eventos y fuerzas provenientes
nómicos a las dimensiones locales
aquellos que argumentan que el tanto de dentro como de fuera del
de la comunidad. También supera
la antigua suposición de que los
concertaje ataba a los campesi- ayllu35.
nos mexicanos al peonaje por
rebeldes andinos eran turbas
deuda, y aquellos que argumentan Son pocos los historiadores que
"prepolíticas", que reaccionaban
que rara vez restringía la han seguido el ejemplo de Platt,
visceralmente a la privación
movilidad laboral y que los anti- comhinando el trabajo de campo
material o a la demagogia de
cipos en dinero podían haber for-
agitadores externos33. con investigaciones de fuentes
talecido la posición de los peones y documentales. Pero los historia-
Tercero, esta perspectiva aporta amortiguado su sufrimiento34. dores que enmarcan sus investi-
una dimensión fenomenológica al gaciones sobre la explotación en
estudio de la explotación colonial y Un debate incipiente también términos fenomenológicos, se
neocolonial. comienza a suscitarse en la his-

33 La economía moral adelanta el análisis de la protesta campesina mucho más allá de los primeros argumentos acerca las luchas
"prepolíticas" o "preideológicas", que eran locales, defensivas, conservadoras y desventajosas. En relación con el argumento anterior véase,
por ejemplo, Hobsbawn, Eric, Primitive Rebels, NY, Norton, 1959. Una crítica y reconsideración excelente de las suposiciones anteriores es la
de Alavi, Hamza, "Peasant Classes and Primordial Loyalties", Journal of Peasant Studies, (1973), pp. 23-62. Los análisis recientes sobre
sublevaciones y luchas andinas están abriendo nuevos campos de estudio sobre la conciencia política y la acción. Dos ejemplos son Stern,
Steve, "The Age of Andean Insurrection, 1742-1782", en Resistance Rebellion, and Consciousness in the Andean Peasant World; Rivera,
Silvia, Oprimidos pero no vencidos. Luchas del campesinado qheschwa y aymara, 1890-1980, La Paz, Hisbol, 1984.
34 En cuanto a una reseña de la controversia que rodea a la institución del peonaje y el trabajo en la hacienda en general, véase Kaen,
Benjamín, "Main Currents in United States Writings on Colonial Spanish America, 1884-1984", en Híspame American Histoncal
Review, 65 (1985), pp. 657-682, especialmente pp. 675-676; y Bauer, Arnold, "Rural Workers in Spanish America: Problems of Peonage
and Oppression", en Hispanic American Historical Review, 59 (February 1979), pp. 34-63.
35 Platt, Tristan, "The Andean Experience of Bolivian Liberalism, 1825-19O0", en Stern, ed., Resistance Rebellion, and Consciousn ess in
the Andean Peasant World, pp. 280-326
verán cada vez más obligados de la economía moral, en un pla- nóptico solamente pretende de-
a utilizar los métodos no étnico o regional, promete linear algunas de las diferencias
antropológicos para lograr sus abrir nuevas perspectivas sobre más importantes entre las dos
metas. En el momento de la dialéctica entre la estructura regiones durante la última parte
utilizarlos (si la suerte los y la ideología tal como se mani- del siglo XVIII y el siglo XIX. Toma
favorece), los historiadores ya fiesta en las sociedades en cuenta la importancia y
no tendrán que valerse de la andinas en determinados relevancia de la economía moral
intuición para deducir los momentos. para una región como Cocha-
sentimientos e ideologías popu- bamba, donde la clase social,
lares que motivaron los compor- La interdiscíplinariedad más que la casta colonial, defi-
tamientos históricamente obser- fomentará entre nió y estructuró las relaciones
vados. Ni tampoco se verán en la historiadores y de explotación.
necesidad de abstraerlos de antropólogos una
las interpretaciones escritas conciencia de la
por las élites, en cuyos diversidad entre regiones IV. CASOS
testimonios se imponen y etnias andinas en cuanto CONTRASTANTES:
opiniones sobre la mentalidad y
a las percepciones CHAYANTA Y
la idiosincrasia innata de "sus"
populares de la política COCHABAMBA
obreros.
estatal y, asimismo, de la
La obra de Platt, Estado boliviano
diversidad en las
Al mismo tiempo, la interdisci- y ayllu andino (1982), narra la
plinariedad fomentará entre reacciones populares por creciente confrontación entre los
historiadores y antropólogos las circunstancias ayllus de Chayanta y el gobierno
una conciencia de la diversidad económicas republicano. Este conflicto llegó a
entre regiones y etnias andinas experimentadas durante agravarse hacia fines del siglo
en cuanto a las percepciones po- determinadas coyunturas XLX, cuando el Estado oligárquico
pulares de la política estatal y, históricas. montó finalmente su programa li-
asimismo, de la diversidad en beral y trató de incorporar a los
las reacciones populares por las indios como "ciudadanos" dentro
circunstancias económicas expe- de una cultura "europea". Platt
rimentadas durante determina- Para finalidades ilustrativas, examina la amenaza planteada
das coyunturas históricas. Para este ensayo examinará breve- por las políticas de la reforma li-
utilizarlo correctamente, el mo- mente dos regiones contiguas, beral al orden material y norma-
delo "economía moral" tiene que altamente contrastantes en tivo sostenido por los grupos étni-
estar ligado a contextos concre- cuanto al funcionamiento y con- cos de Chayanta, una amenaza
tos en cuanto a región, etnia y tenido de la economía moral. El que a fin de cuentas constituyó un
período histórico. En palabras contraste se nota tanto en el fun- intento de etnocidio, justificado
de Platt, "ciertos nexos institu- cionamiento y contenido de la por la supuesta construcción de
cionales y ciertas formas de con- economía moral dentro de la co- una "nueva nación" basada en el
ciencia con frecuencia varían munidad (o ayllu), como en su modelo europeo37. Este asalto
marcadamente entre grupos ét- papel relativo a las relaciones masivo tenía tres cabezas. Prime-
nicos vecinos"36. Las diferencias regionales entre campesinado y ro, abolía la tenencia comunal de
intraandinas con respecto a la Estado. Basado en extensas in- tierras, base material de la auto-
orientación moral, las actitudes vestigaciones sobre Chayanta, y suficiencia e identidad colectivas.
y los comportamientos frente al en mi propio estudio sobre Co- En segundo lugar, derribaba el
cambio estructural, resultarán chabamba, este panorama viejo sistema de tributo y lo rem-
aún más destacadas cuando si- plazaba con el impuesto indivi-
se haga la comparación entre dualizado sobre la producción.
unidades regionales. En efecto,
el estudio comparativo e
histórico

36 Platt, "The Andean Experience of Bolivian Liberalism", p. 283.


37 Mi síntesis del argumento de Platt es tomado de las siguientes fuentes: Platt, Estado boliviano y ayllu andino,
"Liberalism and Ethnocide in the Southern Andes" en History Workshop, 17 (Spring, 1984), pp. 3-18; "The
Andean Experience of Bolivian Liberalism. The Role of the Andean Ayllu in the Reproduction of the Petty
Commodity Regime in Northern Potosí", en Lebmann, ed., Ecology and Exchange in the Andes, pp. 27-69.
Tercero, la abolición del tributo vo, Platt explora la complejidad de de la necesidad de distribuir las
destituyó a las autoridades étni- la sociedad regional con el objeto de actividades productivas entre
cas, que habían manipulado el entender la "racionalidad de la estas dos zonas ecológicas. Estas
pago del tributo para repartir las resistencia indígena". Al igual que colectividades étnicas organizaban
cargas y que eran sujetas a algún Thompson en su estudio de la su calendario agrícola en torno a las
grado de control por parte de las lógica moral de la movilización de cosechas sucesivas de la puna y
"comunidades" étnicas. Entonces se masas inglesas en el siglo XVIII, del valle, las cuales imponían a los
ponía en peligro todo un orden social Platt explora la naturaleza de la grupos domésticos de la puna, la
e ideológico, que había demostrado organización social andina y el necesidad de migrar durante los
su vitalidad adaptativa y su consenso moral en los ayllus de meses de invierno (mayo a agosto)
creatividad durante cuatro siglos Chayanta para entender los para asegurar la redistribución de
de dominación colonial y neocolonial. patrones de consenso político y de las cosechas del valle (maíz, ají,
Los indios confrontaban un Estado protesta en diferentes momentos etcétera).
modernizante dispuesto a destruir históricos.
la base moral y existencia! de las La investigación de Platt de-
colectividades étnicas de Chayanta. muestra cómo la jerarquía étnica
Pero, a diferencia de los anteriores coordinaba cuidadosamente los
estudios de Polanyi y muchos Platt se concentra en las calendarios agrícola, ceremonial y
estudios de caso de la Europa expresiones de conciencia de cobro de tributos. Esto fue
moderna, el estudio de Platt no importante para el bienestar
que generaron
hace crónica de una "gran colectivo. Porque aunque el tributo
transformación" en microcosmos. En una identidad étnica se vencía dos veces al año (en los
Chayanta, hacia finales del siglo resurgente y una ideología solsticios de invierno y verano),
XIX, el resultado no fue de manera activa. Éstas guiaron la cada grupo étnico en Chayanta
alguna predeterminado a favor de profesía andina de ajustaba el ritmo del pago de
las fuerzas globales del defensa de su economía tributo a su propio calendario
capitalismo. Por el contrario, Platt moral tradicional. agrícola. Además los pagos del
se concentra en las expresiones de tributo eran ritualiza-dos y
conciencia que generaron una sancionados por ceremonias
identidad étnica resurgente y una (cabildos) semianuales, implicados
ideología activa. Estas guiaron la En el período anterior a la agre- en el calendario específico de cada
protesta andina en defensa de su sión liberal, los ayllus de Cha- grupo étnico40.
economía moral tradicional. La yanta revelaron una notable fle-
eficacia de la protesta de Chayanta xibilidad y vitalidad. Entre los seis De esta manera, el estudio de
fue suficiente para bloquear ayllus de la provincia —una vez Platt ilumina dos características
efectivamente el desarrollo de un territorio de grupos étnicos entretejidas entre sí y comunes a
"capitalismo boliviano nativo" poderosos que sirvieron al inca todos los ayllus de Cha-yanta.
armado sobre el modelo como "guerreros privilegia- Primero, los ayllus desarrollaron
eurocéntrico de acuerdo con el dos"39— la tradición comunal y la un orden normativo flexible que
programa de los reformadores organización segmentaria preservaba la unidad de sus
criollos38. continuó floreciendo. A pesar de la colectividades étnicas. A través de
incursión de las reformas bor- una variedad de estrategias
Pero ¿en qué consistió, precisa- bónicas, los ayllus habían pre- reproductivas —tanto recíprocas
mente, esta "economía moral" en servado el patrón tradicional de la como mercantiles-los ayllus
Chayanta, generadora de la soli- "tenencia vertical". Controlaban mantenían un considerable grado
daridad étnica y de la visión po- tierra en la puna y los valles, de seguridad en su subsistencia.
lítica necesarias para confrontar al separados por distancias de hasta Los ayllus de Chayanta no sólo
Estado criollo? Mediante la in- cien kilómetros. Su organización controlaban tierras en zonas
vestigación de campo y de archi- social giraba alrededor ecológicas múl-

38 Platt, "Liberalism and Ethnocide", op. cit., pp. 15-16.


39 Espinosa Soriano, Waldemar, ed., "El Memorial de Charcas: crónica inédita de 1582", Cantuta, Revista de la Universidad
Nacional Educación, Chosica, 1969, pp. 1-35
40 Platt, "Liberalism and Ethnocide", op. cit, p. 12.
.

tiples; también comerciaban trigo canismo del "gobierno indirecto", tanto su propia seguridad de sub-
en Potosí y en otros pueblos concedía sanción y protección sistencia en el ayllu, como el man-
mineros en grandes cantidades a estatal a los derechos de los tenimiento del pacto recíproco con
finales del período colonial. Y, no grupos étnicos: a cambio de su el Estado. Una vez que el Estado
obstante, los ayllus no experi- papel de tributarios, se les otor- liberal rompió este pacto moral,
mentaron la mercantilización de las gaba autoridad para ejercer el tratando de crear una base al-
relaciones sociales como resultado control colectivo sobre la tierra. La ternativa de legitimidad, el Estado
de su participación en el mercado. visión chayanteña del tributo, tuvo que afrontar la violenta
Es cierto que Platt menciona el como parte del pacto recíproco que protesta colectiva de los indios de
desarrollo de conflictos y tensiones gobernaba las relaciones Estado- Chayanta.
en los ayllus a finales del siglo campesinos, era compartida por
XVIII. Pero el punto es que el muchas comunidades, a lo largo de
orden normativo de los ayllus era Bolivia, como lo demuestra la
suficientemente robusto como protesta andina ampliamente
para contener las fuerzas extendida en cuanto a las
potencialmente dife-renciadoras amenazas de abolición del tributo
entre clases, y para asegurar que siguieron a la Independencia41.
algún grado de control colectivo
sobre la distribución de recursos, Pero el análisis de Platt va más
todavía a finales del siglo XVIII y allá. Explica que los indios de
comienzos del XIX.
Chayanta subordinaron las obli-
gaciones formales tributarias a los
imperativos de sus propios ritmos
agrícolas y ceremoniales. La
Los indios de Chayanta
flexibilidad del Estado colonial, junto
conceptualizaban sus relaciones
con la posición relativamente
con el estado colonial en términos privilegiada de los ayllus de
de derecho y obligaciones Chayanta, en el comercio suran-
mutuas, las mismas que dino del trigo hacia finales del siglo
consituían un "pacto moral de XVIII, permitió a dichos ayllus
reciprocidad". distribuir la carga del tributo y
cumplir con sus obligaciones fiscales Las "comunidades" andinas de la
hacia el Estado, sin esfuerzo región de Cochabamba constituyen
excesivo. En realidad, las deudas un ejemplo contrastante42. A
La otra característica singular del tributo aparentemente no se
que gobernaba la economía moral diferencia de los ayllus de Cha-
contabilizaron a cargo de los ho- yanta, las cinco comunidades
de los ayllus de Chayanta, es el gares campesinos individuales. Los (pueblos reales) de la región co-
factor más acentuado por Platt: señores de la etnia satisfacían las chabambina controlaban única-
las normas tradicionales que obligaciones del tributo a través de mente una minoría de la pobla-
definían y legitimaban las la movilización de recursos ción nativa de la provincia. En
relaciones Estado-campesinos. colectivos. Los campesinos términos espaciales, controlaban
Platt argumenta que los indios aceptaron como algo acostumbrado, pequeñas porciones del valle bajo y
de Chayanta conceptualizaban la obligación de prestar servicios de los dos valles occidentales
sus relaciones con el Estado co- laborales en las tierras comunes de ribereños. El equilibrio entre
lonial en términos de derecho y sus ayllus. Sus señores comunidad y hacienda se había
obligaciones mutuas, las mismas respondían por medio de usuales inclinado a favor de esta última
que constituían un "pacto moral actos de generosidad. En un nivel hacia comienzos del siglo XVII. Lo
de reciprocidad". La institución del más existencial, las prestaciones más importante es que los
tributo, principal me- de los campesinos aseguraban pueblos reales de indios se origi-
naron como instrumentos del

41 Sánchez-Albornoz, Nicolás, Indios y tributos en el Alto Perú, Lima, IEP, 1978, capítulo
42 Véase mi estudio Colonialism and Agrarian Transformation, capítulo 4.
Estado toledano. Había poca in- estrechamente con el modelo tipo los profundos cismas que frag-
tegridad étnica en aquellas co- congregación mesoamericana que mentaban internamente a la so-
munidades originales, aun antes de fueron comunidades campesinas ciedad tapacareña. Estas realidades
que fueran absorbidas por los nucleadas, rodeadas de sementeras contradecían totalmente la falsa
forasteros de los distantes ayllus de maíz. Y aun así, la reorganización fachada de solidaridad e identidad
territorial toledana no pudo frenar la colectivas.
protesta y la rivalidad entre ayllus
andinos serranos distantes, que toda- Para iluminar el contraste con
La protesta campesina y el vía esperaban recuperar el acceso Chayanta, dos asuntos son per-
desafío a las autoridades directo a la tierra maicera del Valle44. tinentes:
externas era un pálido
reflejo de los profundos En el siglo XVIII las comunidades de El primer problema se desenvuelve
Cochabamba fueron acosadas por la en torno al cobro del tributo y a la
cismas que fragmentaban
diferenciación social interna y, por lo crisis de la autoridad política en la
internamente a la sociedad menos en el valle bajo, también por la comunidad de Tapacarí a finales del
tapacareña. erosión territorial. Desde el exterior, siglo XVIII. A diferencia de los ayllus
Estas realidades contradecían las haciendas se incrustaban en las de Chayanta, donde de manera
totalmente la falsa fachada de tierras comunales. Desde el interior, efectiva los curacas aliviaban de la
solidaridad e identidad los pequeños terratenientes mestizos carga del tributo a los hogares
colectivas. e indios poseían control de facto sobre campesinos, en Tapacarí la carga de
lotes de tierra. En el pueblo real de la recolección del tributo tendía a
Tapacarí todavía seguía sus- recaer sobre los hombros individuales
tentándose una lucha sobre los de los comuneros. Cada uno de los
de la sierra. Por supuesto, la fuerte derechos y obligaciones legítimas caciques (como ellos eran llamados)
presencia incaica en el valle bajo alteró entre miembros de aquella nombraba trece cobradores para re-
radicalmente el equilibrio original entre comunidad. Pero (como he analizado coger los tributos dos veces al año en
los grupos étnicos indígenas y las colo- en otro lugar)45 la lucha sobre la los distritos asignados. Y mientras la
nias mitimaes no-incas que habían naturaleza y equilibrio del intercambio producción de las tierras
extendido el poderío de los grandes era principalmente un conflicto interno. comunales, supuestamente, debía
reinos aymarás del altiplano a los En las décadas centrales del siglo proveer el excedente para cubrir los
fértiles valles del maíz de XVIII, los tapacareños protestaron déficit del tributo, parecen, en
Cochabamba43. El régimen toledano contra el repartimiento de realidad, no haber servido a dicho
construyó arbitrariamente los pueblos mercancías y, más generalmente, en propósito. El testimonio de los
de indios juntando fragmentos de las contra de las demandas "excesivas" campesinos, corroborado por las
"islas" mitimaes, los vestigios del de las autoridades coloniales. El mutuas acusaciones de los caciques
régimen agrario inca, y grupos étnicos tributo iba incluido entre las cargas, rivales y confirmado por informes de
fraccionados que vivían aún en las de las cuales se quejaban los los criollos, sugiere que los caciques
márgenes de los valles centrales. campesinos de Tapacarí. Sin transferían la carga del cobro de
Tapacarí y Capinota pudieron retener embargo, la protesta campesina y el impuestos directamente a los in-
o recuperar los patrones de tenencia desafío a las autoridades externas era dividuos asignados para la recolección
vertical. Pero los tres pueblos de los un pálido reflejo de del tributo 46 . Ellos, a su vez, se
valles centrales se conformaban más endeudaron con los caciques,
algunas veces por varios

43 Wachtel, Nathan, The Mitimas of the Cochabamba Valley: The Colonization Policy of Huayna Capac", en collier etac, co, The Inca and
Aztec States, 1400-1800, pp. 199-239.
44 Saignes, Therry, Los Andes orientales, y Brooke, Larson, Colonialism and Agrarian Transformation, capítulo 2.
45 Larson, B., y León, R., "Dos visiones históricas de las influencias mercantiles en Tapacarí", en Harris/Larson/Tandeter, eds.,
Participación indígena en los mercados surandinos y Larson, B., Caciques, Class Structure and the Colonial State, op. cit.
46 ANB.TI No. 46, "Juicio en grado de apelación sobre los capítulos que se lee a don Juan Guillermo Liro de Córdova, por el indio Blass
Condori, sobre las tierras... de Tapacarí", 1753. Algunas copias del litigio están también en el Archivo de Indias, Charcas, Leg. 367,
1752-1756.
cientos o aun miles de pesos. Los reforzamiento de su posición. Pero que éstas pudieran ser coordinadas
caciques cubrieron algunos de los aquella estrategia los colocaba en con los ciclos productivos, migratorios
déficit del tributo, pero lo hacían en una situación ambigua. Para y ceremoniales. En la comunidad de
calidad de patrones privados "fiando" ganarse la sanción de la corte Tapacarí, por otro lado, la sanción del
al deudor-cobrador. De esta manera, (contra los caciques rivales y contra Estado a la tenencia comunal era
la mecánica del cobro de tributos los campesinos desafiantes) tuvieron más bien insignificante. La frag-
creaba un sistema de clientelismo, que justificar y mentación y la diferenciación social
que parecía redefinir las relaciones ya rompían el equilibrio social y
entre los caciques y los cobradores de producían un gran grupo de
tributo, en términos de deuda y forasteros sin tierras. El Estado era
crédito mercantiles. En la medida en que las el que, cada vez más, mediatizaba en
comunas eran convertidas en las relaciones entre los caciques y los
Esta corrupción de las relaciones terrenos privados cuya campesinos. Mientras tanto, se iba
recíprocas se refleja en las opiniones producción ya no profundizando la crisis en los años
de los campesinos con relación a las contribuía a garantizar las que antecedieron a las sublevaciones
prestaciones de trabajo. En obligaciones de la de 1781. Después de las
contraste con lo que pasaba en sublevaciones, el Estado intervino
comunidad, los campesinos
Chayanta, aquí se produjo una más directamente en la vida de la
cuestionaron cada vez más el comunidad. Pero a diferencia de
amplia resistencia y protesta contra
derecho de sus propios Chayanta, donde los Borbones
los "turnos de trabajo" convocados por
los caciques. Obviamente, los
caciques a trataron de desplazar a los señores
campesinos descontentos no se reclutar su trabajo. étnicos hereditarios en Tapacarí el
quejaban de las "prestaciones empuje de la reforma fue bastante
habituales" en tierras comunales diferente. Los Borbones trataron de
para ayudar a la comunidad a controlar los excesos de los caciques
legitimar su control sobre el trabajo hereditarios y, al mismo tiempo, de
cumplir con su cuota de tributo. comunal. Se justificaron ante la
Ellos protestaban por la injusticia de imponer y "racionalizar" la
justicia española diciendo haber redistribución de la tierra y el cobro
tener que ofrecer "servicio personal" cumplido con sus obligaciones hacia
en las tierras que, efectivamente, de los tributos. Sus propósitos eran
la comunidad (prestando dinero a los convertir a los forasteros en
pertenecían a la familia del cacique. cobradores endeudados, vendiendo
En la medida en que las comunas residentes originarios, extender la
las cosechas de sus tierras particu- carga del tributo y aumentar los
eran convertidas en terrenos lares para cubrir el tributo, dando
privados cuya producción ya no ingresos. Pero; fundamentalmente,
regalos de aguardiente a los los reformadores Borbones querían
contribuía a garantizar las trabajadores comunales). Pero está
obligaciones de la comunidad, los restablecer las bases de la legitimidad
claro que a los caciques les hacía de los caciques, de suerte que los
campesinos cuestionaron cada vez falta el poder del Estado para
más el derecho de sus propios jefes hereditarios leales, en los cuales
apuntalar su posición política, ya confiaban los españoles, pudieran
caciques a reclutar su trabajo. Los erosionada dentro de la comunidad.
caciques, en síntesis, enfrentaban continuar gobernando47.
los dilemas de una crisis de au- De esta forma, el Estado colonial
toridad. La persistente mercan- maduro desempeñó papeles La segunda cuestión en la economía
tilización de las relaciones sociales en diferentes en Chayanta y en Co- moral comparada tiene que ver con
las comunidades había logrado chabamba. En Chayanta, la je- las percepciones y expectativas de
destruir su legitimidad como rarquía mediaba entre el Estado y los campesinos de Cochabamba en
gobernantes. Ellos se veían cuanto a sus relaciones con el
los campesinos del ayllu. El Estado,
obligados a buscar fuera de la Estado colo-
por su parte, legitimaba las
comunidad, en las instituciones
colectividades étnicas y concedió
coloniales y en la ley, un
suficiente flexibilidad en sus
demandas de tributo para

47 Véase mi libro Colonialism..., op. cit., capítulo 8.


nial. En términos muy generales, las VIII. CONCLUSIÓN safiaron el poder de los terrate-
diferentes experiencias históricas de nientes que violaban las costumbres
los campesinos de Chayanta y de Las regiones de Chayanta y Co- para promover su propia riqueza.
Cochabamba en los siglos XVIII y XIX chabamba constituyen contextos Obviamente, fuera del contexto del
dieron origen a distintas percepciones radicalmente diferentes para el ayllu, las expresiones de la
sobre las relaciones entre los cam- estudio de la economía moral en la indignación moral de los campesinos
pesinos y el Estado. En la región de historia andina. Las raíces históricas hacia los terratenientes individuales
Cochabamba, donde habían de esta diferencia se encuentran en tenían, por lo general, poco impacto
predominado los modos de pro- el período incaico. En Chayanta, la político más allá de los linderos de la
ducción privados desde los primeros persistencia y vitalidad del ayllu y de ha-
tiempos coloniales, el patrimonio del la identidad étnica dieron forma y
Estado colonial o neocolonial había contenido a una economía moral típica
revestido poca significación para la de cada grupo étnico. En
mayoría de los campesinos. El Estado Cochabamba, los determinantes
Las diferentes experiencias
no tenía autoridad moral para culturales y las expresiones de la
sancionar la tenencia de tierra economía étnica y moral fueron históricas de los
entre los tributarios forasteros históricamente mucho más débiles. campesinos de Chayanta
quienes habitaban tierras de las Pero en ciertas coyunturas históricas, y de Cochabamba en los
haciendas. Cuando más, las la fuerza de la conciencia moral entre siglos XVIII y XIX dieron
instituciones jurídicas podrían los campesinos de Cochabamba podía origen a distintas
desempeñar una función de galvanizar la acción contra la percepciones sobre las
mediación en las disputas entre los injusticia de los tributos y las relaciones entre los
campesinos y los terratenientes presiones del Estado colonial o campesinos y el estado.
sobre los términos de la renta. Y, neocolonial. No faltan ejemplos
como vimos, en las comunidades históricos de campesinos y artesanos
campesinas el Estado podía tratar que se levantaron contra los
de mediar las relaciones conflicti-vas reclamos "ilegítimos" del Estado cienda.
entre caciques y campesinos pero colonial en varios momentos durante
en general el tributo representaba, el período colonial tardío. Menos Pero si los historiadores desean
sin más, la extracción sobre los visibles e históricamente significativos avanzar más allá de las concep-
pequeños terratenientes son los ejemplos de campesinos que tualizaciones materialistas de la
campesinos. Históricamente, la enfrentaban a sus terratenientes explotación y las "explicaciones"
incursión del Estado había para protestar los términos injustos convencionales de las protestas
amenazado el equilibrio social en de intercambio. Sería fácil caer en la campesinas, deberían encontrar las
los valles, donde ya habían decaído trampa de algunos economistas fibras morales de las relaciones
hacía tiempo las castas, y los morales que suponen el
dominantes tanto entre los
forasteros eran apenas funcionamiento incues-tionado de las
campesinos andinos y el Estado, como
distinguibles de los campesinos relaciones patrón-cliente en la
entre los campesinos y los
cholos y mestizos. mayoría de las haciendas, hasta
terratenientes. En aquellas regiones
finales del siglo XIX o comienzos del
o microrregiones donde la solidaridad
La primacía de las relaciones agrarias siglo XX, cuando los terratenientes
étnica era históricamente débil y la
de clase habían marginado por largo emprendedores decidieron tomar la
etnicidad no era el lenguaje
tiempo el patrón-Estado y socavado su "vía junker" hacia la modernización
agraria y con ello alteraron el fundamental de la autoexpresión
legitimidad para extraer tributo. colectiva, y donde aún no se había
Después de todo, el "Estado tributario" equilibrio tradicional de intercambio
que gobernaba la relación desarrollado la conciencia de clase
no tenía nada que "ofrecer" a la familia campesina con una ideología formal,
terrateniente-arrendatario. Sin
campesina que apenas lograba una los historiadores tienen la tarea aún
embargo los documentos coloniales
subsistencia precaria fuera del más dura de detectar las suposi-
están llenos de ejemplos de
contexto ayllu. ciones morales y las expectativas
campesinos que de-
que guiaban y legitimaban el
comportamiento económico y político
campesino. Esas normas no pueden
deducirse de la "ética
de subsistencia", aunque ésta es zar una relación de explotación de igual forma cambiaban también
quizá un buen punto de partida aisladamente de la otra. Obvia- sus expectativas morales sobre lo
conceptual. La tarea de explorar mente, el Estado colonial y la clase apropiado de los roles de las élites
las percepciones campesinas hacendada interactuaban en dominantes. En fin, en la historia
aún en un contexto de clase alta- varias formas, frecuentemente como en la vida real la economía
mente estratificado, requiere contradictorias, para reproducir el moral nunca fue rígida o muy
que los historiadores describan el orden hegemónico en este contexto estática.
carácter tanto de los valores colonial. Lo más importante es que
como de la estructura de la co- los campesinos tenían que
munidad entre los campesinos encontrar las formas de enfrentar
andinos, no solamente en mo- una autoridad contra la otra, como La tarea de explorar
mentos de tensión social, sino en medida para mejorar su posición de las percepciones
sus actividades económicas diarias negociación. Hay innumerables campesinas aún en un
en el mercado, en la hacienda, en ejemplos de campesinos de contexto de clase
las ceremonias ocasionales. Cochabamba que manipulaban el
altamente estratificado,
También reclama mayor análisis paternalismo del régimen hacen-
de las formas culturales de datario para defenderse de las requiere que los
autoidentidad y expresión entre los exigencias tributarias durante los historiadores describan el
campesinos que vivían fuera del períodos de centralización estatal carácter tanto de los
contexto del ayllu48. (por ejemplo, a finales del siglo XVIII). valores como de la
En otras épocas, cuando se estructura de la
Finalmente, en el estudio del con- deterioraban las relaciones de comunidad entre los
tenido moral de las relaciones de clase, los campesinos se volvían campesinos andinos, no
poder, es conceptualmente im- con igual facilidad hacia las solamente en momentos
portante no dicotomizar el orden autoridades coloniales para que de tensión social, sino en
normativo entre un sistema de éstas mediatizaran su lucha sobre
los términos de intercambio, con
sus actividades
dominación basado en clases, y
otro en castas. En regiones como sus propios terratenientes. En la económicas diarias en el
Cochabamba, donde clase y casta medida en que las estrategias mercado, en la hacienda,
se combinan en distintas formas campesinas de subsistencia o sus en las ceremonias
para jerarquizar las relaciones estrategias políticas variaban en ocasionales.
sociales, tiene poco sentido anali- respuesta a nuevas presiones,

48 Véase el libro de Scott, The Weapons of the Weak, para un análisis fascinante de las formas y expresiones cotidianas
de "resistencia ideológica" en una situación dinámica de clases agrarias.
ENTRE BAMBALINAS BUROCRÁTICAS DE LA
REVOLUCIÓN COMUNERA DE 1781
Jaime Jaramillo Uribe
Director del Departamento de Historia de la Universidad de los Andes

En 1778, tres años antes de la la tarea a la cual se enfrentó Gutiérrez dica, representante auténtico de la
Revolución de los Comuneros, de Piñeres. mentalidad borbónica basada en los
designado por la Corona como conceptos de eficiencia y racionalidad
regente del Virreinato de Nueva burocrática. El conflicto entre las dos
Granada, llegaba a Santa Fe Juan maneras y los dos temperamentos
Gutiérrez de Piñeres. Traía la estalló cuando Gutiérrez de Piñeres
misión de aplicar en el Virreinato de Gutiérrez de Piñeres era un objetó unos nombramientos y unos
Nueva Granada la política borbónica hombre de sólida traslados de funcionarios en el ramo
encaminada a reorganizar la formación jurídica, de la administración de la renta de
administración colonial, con el fin de representante auténtico tabaco y aguardiente y el contenido
hacerla más eficiente, más racional y de unas ordenanzas que sobre los
de la mentalidad borbónica
moderna; en una palabra, más mismos ramos había preparado el
basada en los conceptos de
capaz de producir mayores ren- asesor del virrey, Francisco Robledo1.
dimientos fiscales para la real eficiencia y racionalidad Ante las objeciones de Gutiérrez de Pi-
hacienda de la monarquía y de burocrática. ñeres, el virrey ordenó remitir a
insertar la economía de las colonias Gutiérrez toda la documentación de los
americanas en el proyecto general casos y le comunicó que de ahí en
que permitiría a España desarrollar adelante todo correría por cuenta del
una economía industrial y capitalista Desde su llegada a Santa Fe se regente y que él se abstendría de
que la hiciera competidora posible y notaron sus diferencias con el virrey intervenir en los cambios que
émula de la economía inglesa que por Flórez, diferencias que muy pronto debieran introducirse en la
entonces arrancaba hacia la revo- llegarían a un franco en-frentamiento administración. Gutiérrez interpretó el
lución industrial. Dentro de este y a un áspero conflicto de gesto como una manera habilidosa
proyecto, la reorganización ad- jurisdicciones. Flórez, un militar que a del virrey para evadir sus deberes y
ministrativa y el mejoramiento de la través de su gestión virreinal había responsabilidades y como una forma
burocracia colonial, particularmente mostrado un temperamento benévolo de hacer recaer sobre su nombre las
en el campo de la organización fiscal, y transaccionista, era en realidad resistencias y malquerencias que
desempeñaban un papel decisivo, que muy poco representativo de la buro- podrían despertar sus gestiones. En
con respecto a la Nueva Granada fue cracia borbónica. Gutiérrez de su respues-
Piñeres, en contraste, era un
hombre de sólida formación jurí-

1 Según Gutiérrez, el proyecto había sido escrito por García Olano, quien era el candidato para el cargo de administrador de
rentas del Socorro.
ta, recordaba al virrey que el reino Por más que se intente paliar este tado deplorable en que se halla,
tenía una constitución y un procedimiento, incluye en sí se quiere lanzar sobre mí para
ordenamiento jurídico que delimitaba muchas irregularidades. Se atribuirme luego el daño y tener
muy bien su jurisdicción y que las equivocan lastimosamente el virrey esta disculpa2.
funciones que el Rey le había y los que le aconsejan, si creen
que está en su mano des- El trasfondo de la querella, que no
encomendado como regente no involucraba sólo al virrey sino a
prenderse de la autoridad y fa-
podrían sustituir las suyas como cultades que Su Majestad ha de- todos los altos funcionarios de la
virrey. En carta al ministro de las positado en su persona y empleo. Si administración virreinal, fue descrito
Indias, José de Gálvez, aludía todos los que sirven al Rey tuviesen por Gutiérrez de Piñeres en una
Gutiérrez a la situación presentada, esta libertad, les fuera lícito larga correspondencia con el
en estos términos: abandonar el puesto cuando las ministro de las Indias, José de
cosas no salen según su gus-
Gálvez. La situación encontrada
por el regente en la administración
fiscal del virreinato es denominada,
muy gráficamente, como "el régimen
de los cinco cuñados". "En el
Tribunal de Cuentas —escribe a
Gálvez— se hallan tres cuñados, el
contador don Vicente Nariño y los
ordenadores don José López Duro y
don Manuel Al-varez. Es también
cuñado de los tres el oficial real don
Manuel de Revilla, e igual
parentesco tiene con los cuatro
cuñados el oidor don Benito Casal.
Considérese, pues, qué seguridad
puede haber en que asuntos que
corren por las manos y dirección de
Casa de los virreyes estos empleados se manejen con la
impar-

Me consta que la idea es aparentar to, presto se transtornaría el or-


con este desprendimiento que no den político y sucedería una
se ambiciona el mando y que todo gran confusión. El verdadero La situación encontrada
se deja al arbitrio del Visitador servicio de Su Majestad está en por el regente en la
General. Así me lo manifestó el que cada uno mantenga y de- administración fiscal del
virrey en las primeras fienda las funciones a que se le virreinato es denominada,
conferencias, resentido de que se ha destinado y no volver el rostro muy gráficamente, como
le hubiesen desaprobado sus re- cuando o se encuentra en di-
glamentos. Por entonces pude ficultades o no convienen las ór-
"el régimen de los cinco
disuadirlo, haciéndole ver que mal denes del Soberano con las ideas cuñados".
podría desprenderse de la del súbdito. No se me oculta que la
autoridad y facultades anexas al idea es sofocarme con tanto
carácter de su dignidad, ni yo cúmulo de negocios, pues el nú-
ejercer más que las que Su Ma- mero de los que están pendientes cialidad que recomiendan las leyes,
jestad me había confiado. excede la imaginación por las el servicio del Rey y del público. ¿No
alteraciones que se han hecho en es preciso que éste desconfíe y
Y más adelante agrega, refirién- todos los ramos. Que después de murmure, como lo hace, de unas
dose a la posición del virrey: haber puesto este erario en el es- operaciones que se prepa-

2 La correspondencia entre Gutiérrez de Piñeres y Gálvez está contenida en el legajo No. 659 del Archivo General de Indias de Sevilla, que en
adelante será citado con la Sigla AGÍ. Esta y las referencias que siguen han sido tomadas del mencionado legajo, que infortunadamente
no está foliado.
ran, disponen y examinan y sen- existían en 1778, aumentadas culares intereses o los de cual-
tencian por cinco cuñados?3 con otras de compadrazgo entre quiera otro a quien quisiesen pro-
éstos y otros funcionarios. teger con perjuicio de la real ha-
cienda o de tercero, difícil mente
se podría impedir ni aun averi-
En ese entonces, recuerda Gutié- guar el daño. He procurado ente-
rrez, Guirior se declaró impotente rarme, como se me manda, de la
para cumplir las prescripciones de conducta de cada uno y aunque
Madrid, arguyendo la inexistencia nada he descubierto que aluda
en el virreinato de cargos a confabulación ni concusión
semejantes para trasladarlos. Ar- dolosa, todos los informes
gumentos similares daría más convienen en que esta familia
tarde el virrey Flórez, comple- es aquí la de más influjo y
mentándolos con la idea de que, prepotencia en todos los asuntos
dada la categoría noble de las fa- y que como es tan dilatada
milias favorecidas y su imposibilidad apenas hay negocio alguno de
importancia en que directa o
de vivir de otras fuentes, era un acto indirectamente no tome parte y
contrario a la benevolencia real que cuando lo hace nadie se
retirarlos de sus cargos. Sin atreve a contrarrestarle por
embargo, Gutiérrez de Piñe-res, recelo de sus consecuencias'.
hombre contumaz y con un rígido
concepto de la ley, insistía en
resolver el caso de los cinco cuña-
dos. ¿Quiénes eran éstos y cómo
habían formado su red de influencias
sociales hasta llegar al control de
Para señalar la anomalía e ile- los mecanismos de la Real
galidad que tal situación impli- Hacienda? El núcleo familiar venía
caba, Gutiérrez recuerda reite- de don Manuel Bernardo Alvarez,
radas y antiguas disposiciones quien había llegado a Santa Fe en
legales que prohibían los enlaces 1720 con el nombramiento del fiscal
familiares entre funcionarios de la de la Real Audiencia. Una vez
administración colonial, como las instalado en la capital del
de padre e hijo, tío y sobrino, virreinato, contrajo nupcias con
hermanos y cuñados, o doña Josefa del Casal y Frey-re y de
parentescos en el cuarto grado de su matrimonio nacieron diez hijos,
consanguinidad, y cómo, cuando entre ellos las cinco esposas de los
el virrey Guirior, 1775, en funcionarios que formaban el grupo
desarrollo de reales cédulas que Gutiérrez describía como el
sobre tales prohibiciones, ordenó "régimen de los cinco cuñados"4. En
una pesquisa en las altas esferas larga carta del 30 de marzo de 1788
de la administración, había al ministro Gálvez, se refería
encontrado una maraña de ampliamente a la influencia que en
relaciones de parentesco. Don las altas esferas del virreinato Falto quizás de ejemplos más con-
Juan Francisco Vergara, regente ejercía la familia Alvarez. Tras cretos que pudieran dar respaldo a
del Tribunal de Cuentas, era insistir en detalles resumía la los peligros que denunciaba,
suegro de don Antonio Ayala y situación: Gutiérrez se refiere a un caso que,
cuñado de don Manuel Alvarez y aunque hace parte de la picaresca
suegro de don José López Duro, De aquí resulta que si los referidos social, a él le parecía un ejemplo de
empleados se pusieren de acuerdo
contadores y ordenadores. Es favoritismo, abuso del poder y
para promover sus parti-
decir, las mismas relaciones que violación de las leyes. Se trató del
caso del escribano de la audien-

3 AGI, Santa Fe, 659.


4 Ibid.
5 Ibid.
cia, Joaquín Sánchez, acusado sino doña Bárbara, esposa de la más a la influencia del grupo de
por la familia Alvarez de falsedad en Revilla. Segundo, el denuncio se los cinco cuñados, a la debilidad
el juicio de separación por adulterio, puso ante el virrey y ha debido po- del virrey y, sobre todo, a la ab-
seguido por Manuel de la Revilla nerse ante el alcalde ordinario del sorbente influencia que el asesor
contra su esposa Bárbara Alvarez. crimen, quien debía conocer en Robledo ejercía sobre aquél. Pidió
Según se desprende del relato primera instancia de estos delitos. también condenar al asesor a
hecho por Gutiérrez de Piñeres, los Tercero, el virrey cometió otras dos costas y a pagar una multa por
hechos ocurrieron así: De la Revilla violaciones de las leyes al aceptar los perjuicios causados a Sán-
invitó a su casa a un grupo de la jurisdicción del caso y al enviarlo chez6.
amigos para conseguir información en consulta a la audiencia,
sobre las andanzas de su esposa, y eliminando así la posibilidad de que En torno a las influencias y poderes
el escribano Sánchez, situado el acusado acudiera con el recurso de la familia Alvarez se desarrolló
detrás de unas cortinas, oyó los de apelación ante este tribunal. otro episodio. En este caso la
testimonios que luego certificó en Cuarto, la pena impuesta a víctima propiciatoria fue Francisco
su carácter de escribano público. Sánchez, quien según el visitador Antonio Moreno y Escan-dón. Como
Para vengarse del entuerto, don sólo habría merecido una sanción fiscal de la Real Audiencia, Moreno
Manuel Alvarez, cuñado de doña pecunaria, fue excesiva e inspirada tuvo que investigar la conducta de
Bárbara, acusó de falsedad al por un sentimiento de venganza. Manuel García Olano, otro de los
escribano ante el virrey. Este cuñados, en su calidad de
encomendó el adelantamiento de administrador de la renta de
la sumaria a su asesor Francisco aguardiente de Mompox. Como
Robledo, también cuñado de los De la Revilla invitó a su consecuencia de la investigación
otros altos funcionarios y quien, resultó un alcance contra García
casa a un grupo de
según Gutiérrez, era incondicional Olano, quien fue condenado a
de los Alvarez y el poder detrás del amigos para conseguir
restituir al tesoro real el valor de
trono del virrey. La causa fue para información sobre las 1.500 botijas de miel. García Olano
perfeccionamiento y sentencia a la andanzas de su esposa, y nunca cumplió lo ordenado por el
audiencia, que por aquel entonces el escribano Sánchez, fiscal y ésta fue una de las razones
sólo tenía dos oidores, don Juan situado detrás de unas para que Gutiérrez de Piñeres
Pey y Ruiz y don Benito Casal. Este cortinas, oyó los objetara su nombramiento como
último, cuñado de las Alvarez, se testimonios que luego director de la renta de tabaco del
inhabilitó, pero nombró como certificó en su carácter de Socorro, cargo que le había
sustituto a un abogado de la misma escribano público. otorgado el virrey antes de la
institución. La sentencia condenó a llegada de Gutiérrez a Santa Fe.
Sánchez a pérdida del empleo y a
dos años de prisión, pero vuelto el La actuación de Moreno y Es-
asunto ante el virrey, éste —en Cerrada para Sánchez la posibi- candón tuvo como resultado que
realidad su asesor Robledo, según lidad de apelar ante la audiencia, contra él se desatara una siste-
Gutiérrez— encontró muy benigna tuvo que hacerlo ante el Consejo de mática persecución por parte del
la pena y aumentó los años de clan de los Alvarez, de la cual el
Indias de Madrid, en largo y
prisión a cuatro y a trabajos forzados fiscal se quejaba amargamente
costosísimo trámite tras el cual se
en Cartagena. ante el regente visitador en carta
ordenó al visitador regente revisar
la causa. Revisada por Gutiérrez del 13 de mayo de 1778.
Según Gutiérrez de Piñeres, en el de Piñeres, éste recomendó a
caso hubo toda clase de violaciones Madrid eliminar la pena impuesta Pero ¿cómo es posible —decía
de la ley. En primer lugar, dijo en a Sánchez y remplazaría por una refiriéndose a la estricta aplica-
comunicaciones a Madrid que ción de las leyes— que todo pue-
sanción pecuniaria que él da verificarlo un ministro, por
quien puso el denuncio contra consideraba adecuada para el
Sánchez, don Juan Alvarez, no era autorizado que sea, si en vez
caso, y aprovechó la ocasión para de apoyo, protección y defensa
el sujeto de la acción penal, referirse una vez tropieza en cada tribunal con
otros empleados que,
interesados por

6 Ibid.
necesidad y vínculos de sangre, autor de un plan de fundación de del amplio contexto, es decir dentro
sostienen el partido opuesto; una universidad pública y de re- de la totalidad de la situación
apadrinan las solicitudes y abrigan forma de los estudios, iniciativas política de la época, se verá toda su
la insolencia con que a falta de la que vulneraban los intereses de trascendencia y la influencia que
justicia se valen de las armas la orden de los dominicos; tam- episodios como éstos pudieron
vedadas de la maledicencia y otros
poco debe olvidarse que García tener en el descontento criollo y en
reprobados arbitrios de que no
puede estar libre la más Olano figuraba como uno de los la atmósfera general que rodeó el
acrisolada inocencia? Si aun los informantes y agentes de los co- movimiento de los comuneros y más
más indiferentes en el público y muneros en Santa Fe. tarde el propio movimiento de
Tribunales temerosos de incurrir independencia.
en desagrado de los muchos Para romper la red de relaciones
comprendidos en la alianza recelan de parentesco que encontró en los
descubrir la verdad, trayén-dola altos tribunales de Santa Fe, Gu-
siempre oculta en el pecho7. tiérrez había propuesto a Gálvez Del grupo de los cuñados
trasladar a otros cargos a los fun- denunciado por Gutiérrez
cionarios señalados por él, prefe- de Piñeres, sólo Manuel
rencialmente a otras audiencias García Olano fue retirado
Pero ¿cómo es posible de América. El movimiento co-
que todo pueda verificarlo de su cargo de
munero puso fin a estos propósitos.
un ministro, por autorizado administrador de Correos
Lo que vendría después quedó en
que sea, si en vez de del Socorro, y además
manos del flexible y sutil político
apoyo, protección y que demostró ser Caballero y enviado en destierro a
defensa tropieza en cada Góngora en el manejo conjunto de la Cartagena.
tribunal con otros situación y particularmente de las
empleados que, relaciones con el grupo de los
interesados por necesidad criollos influyentes, que trató de
En nuestra historiografía sobre
y vínculos de sangre, apaciguar de modo preferencial.
ambos acontecimientos, sólo el
Del grupo de los cuñados
sostienen el partido historiador norteamericano
denunciado por Gutiérrez de
opuesto; apadrinan las John Pheland se ha referido a él
Piñeres, sólo Manuel García Olano
solicitudes y abrigan la para ejemplificar su tesis de la
fue retirado de su cargo de
insolencia con que a falta ruptura entre la política centra-
administrador de Correos del So-
de la justicia se valen de lizadora de los Borbones, espe-
corro, y además enviado en des-
cialmente bajo el reinado de
las armas vedadas de la tierro a Cartagena. Pero en su caso
Carlos III, con la política tradi-
maledicencia y otros probablemente obró más la
cional, casuística y flexible que
reprobados arbitrios de sospecha de que había colaborado
había caracterizado los reinados
que no puede estar libre la activamente con los sublevados del
de los Austrias anteriores al siglo
más acrisolada inocencia? Socorro que el hecho de sus
XVIII9. Para Pheland la figura del
cuentas pendientes con los tribu-
visitador-regente Gutiérrez de
nales fiscales.
Piñeres, que califica de
No debe olvidarse que Moreno y "tecnócrata sin imaginación",
La situación presentada por Gu-
Escandón fue uno de los funcio- empeñado en restringir la parti-
tiérrez en el caso de las altas esfe-
narios más odiados en el medio de cipación de los criollos en la bu-
ras de la audiencia de Santa Fe
los comuneros y más directamente podría parecer un episodio sin im- rocracia colonial y en romper la
atacados en la famosa Cédula en portancia que haría parte de lo tradición jurídica y política esta-
verso8, atribuida al diácono que, con cierta subestimación, blecida por la corona en los dos
dominico fray Gregorio Ar-cila, por suele llamarse la historia anecdó- primeros siglos de la dominación
haber sido Moreno el tica. Pero si se mira el caso dentro española, fue el agente de esa

7 Ibid.
8 El texto de la Cédula puede leerse en Cárdenas Acosta, Pablo E., La Revolución Comunal de 1781, Editorial Kelly, Bogotá, 1960.
9 Pheland, John, El pueblo y el rey. La Revolución Comunera en el Nuevo Reino de Granada, Carlos Valencia Editores, Bogotá, 1980, C. 6, pp. 103
y siguientes.
ruptura en el Nuevo Reino de
Granada. Pero a esta aprecia-
ción del agudo historiador nor-
teamericano hay que hacer dos
observaciones. Primero, que Gu-
tiérrez en realidad trataba de
poner en práctica un principio de
gobierno y administración que se
había establecido desde
comienzos de la colonización, a
saber, que debía evitarse la for-
mación de nexos familiares en el
seno de la administración, por
una parte, para garantizar la
recta administración de justicia y,
por otra, para cerrarle el paso a la para poner en evidencia la tesis de que al madurar o llegar a su cli-
fortificación de los criollos en los la ruptura, como la cuestión de las max en el XVIII debieron ser abo-
gobiernos de Indias, con la tierras de resguardo, las con- cados con soluciones administra-
convicción de que era de allí de centraciones y eliminaciones de tivas y políticas más radicales, di-
donde podría surgir cualquier pueblos de indios, se observa que ferentes de las tradicionales, pero
movimiento contra la soberanía de las causas y características de es- no basadas en principios jurídicos
la metrópoli en los territorios y políticos diferentes de los tradi-
americanos. Por eso Gutiérrez de cionales. Los problemas creados
Piñeres no tuvo sino que citar por el aumento de población blan-
antiguas prohibiciones y viejas ca y mestiza sin tierras, asentada
cédulas reales para justificar su Gutiérrez trataba de poner en
en los resguardos, habían comen-
petición de separar algunos altos práctica un principio zado a presentarse desde comien-
funcionarios de la audiencia que del gobierno y la zo del siglo XVII. La solución que
tenían vínculos familiares y de administración que se empezaron a darle las autorida-
trasladarlos a otros cargos y a había establecido desde des virreinales a partir de 1750
otras provincias o virreinatos. Eso
comienzos de la consistió en restringir las tierras
al menos es lo que se deduce de
su correspondencia con el virrey
colonización, a saber, que de resguardo para sacarlas a re-
Flórez y con el Ministerio de las debía evitarse la mate y en trasladar indígenas de
Indias de Madrid, y no el propósito formación de nexos unos pueblos a otros, medida que,
de que fueran sustituidos por familiares en el seno de la según Gutiérrez de Piñeres, se
funcionarios españoles10. administración, con la debió a una equivocada interpre-
convicción de que era de allí tación de las instrucciones llega-
En general, la idea de la ruptura das de Madrid. Esta política no se
de donde podría surgir
radical de las dos políticas, idea llevó a cabo sin la oposición de al-
cualquier movimiento contra
sostenida también por Indalecio gunos funcionarios de la audien-
la soberanía de la metrópoli cia. Tal fue el caso del fiscal Vas-
Liévano Aguirre, es muy discutible11. en los territorios americanos.
Si se examina la política seguida por co, quien sostenía que las leyes
las autoridades españolas ante estaban hechas para proteger a
ciertos problemas neurálgicos de la los indígenas y que cualquier me-
segunda mitad del siglo XVIII, dida que se tomase sobre sus tie-
tos problemas venían de muy rras debía verse dentro de ese es-
precisamente los que ambos autores atrás, por lo menos desde la se-
toman como tales píritu. Que la política paternalista
gunda mitad del siglo XVIII, y y cristiana de protección de los
indígenas, aludida por Liévano,

10 AGI, Santa Fe, 659. A través de su copiosa correspondencia con Gálvez, Gutiérrez aconseja trasladar los funcionarios en
cuestión a otros cargos, pero en ninguna parte aparece su recomendación de remplazados por españoles.
11 Liévano Aguirre, Indalecio, Los grandes conflictos económicos de nuestra historia, Editorial La Nueva Prensa, Bogotá, sin
fecha, Vol. II, pp. 199 y siguientes.
no se abandonó, se puede comprobar institución nueva, si bien es verdad peticiones y más objeciones a las
también por el curso que siguió el que los de tabaco y aguardiente medidas de la monarquía, ni nunca
proceso de reagrupamien-to de los fueron establecidos después de éstas se tuvieron más en cuenta
pueblos de indios y el remate de 1750. Pero estancos de azogue, para equilibrar intereses o para
parte de sus tierras de resguardo. naipes y papel sellado habían disminuir tensiones entre au-
Precisamente al procedimiento que existido desde 1560. toridades y colonos o entre los di-
habían adoptado las autoridades del ferentes grupos de éstos.
virreinato se opuso Gutiérrez de El principio de "obedecer,
Piñeres invocando las antiguas leyes pero no cumplir", que
de Indias12. permitía a las autoridades
Aun en los aspectos fiscales la
americanas aplazar la
política borbónica fue menos in-
novadora de lo que se ha sostenido.
aplicación de ciertas
En realidad Gutiérrez de Piñeres medidas antes de
no creó nuevos gravámenes ni examinar las
estableció nuevas instituciones consecuencias reales, no
hacendarías. En lo que innovó fue parece haberse
en la organización, control y forma abandonado en
de recaudo de las rentas virreinales los años finales del
y este aspecto de su gestión fue régimen colonial.
quizás el que mayores resistencias
generó y lo que en las Tampoco parece haberse abando-
capitulaciones de Zi-paquirá se nado la "tradicional Constitución del
calificaba como su "manera de reino", de que habla Pheland, para
aterrar la población remplazaría por decisiones
centralistas, autoritarias e inape-
Que la política lables. El principio de "obedecer,
paternalista y cristiana pero no cumplir", que Pheland y
de protección de los Precisamente los temores crea-
otros autores han tenido como una
indígenas, aludida por dos por el movimiento comunero
actitud de realismo y sabiduría
Liévano, no se abandonó, dieron mayor vigor a esta estra-
política, principio que permitía a las
se puede comprobar tegia y quien mejor entendió
autoridades americanas aplazar la
también por el curso que esas circunstancias fue el arzo-
aplicación de ciertas medidas
siguió el proceso de bispo virrey Caballero y Góngo-ra,
reagrupamiento de los antes de examinar las
contestando a ellas con lo que
pueblos de indios y el consecuencias reales, no parece
Pheland, tomando un símil de la
remate de parte de sus haberse abandonado en los años
vida circense, denomina la política
tierras de resguardo. finales del régimen colonial13. Nunca
de la "zanahoria y el garrote". En
como durante las últimas décadas
todo caso, fuera por convicción
del virreinato, criollos, mestizos e
doctrinaria o por oportunismo, lo
indígenas, cabildos, parroquias,
cierto es que esa fue la política
cofradías, comerciantes,
seguida por la monarquía y sus
con su despótica autoridad". Ni terratenientes, mineros pre-
funcionarios coloniales hasta las
siquiera los estancos eran una sentaron más memoriales, más
postrimerías del imperio.

12 La comunicación al virrey, en que es criticada la política adelantada por Moreno y Escandón, y por el corregidor de Tunja Campusano y
Pérez, puede verse en González, Margarita, El resguardo en el Nuevo Reino de Granada, Editorial Universidad Nacional, Bogotá,
1970, pp. 154 y siguientes. Una visión general del problema puede verse en Fals Borda, Orlando, El hombre y la tierra en Boyacá,
Editorial Punta de Lanza, Bogotá, 1973, pp. 79 y ss. El concepto de Pascal Vasco en Archivo Nacional de Colombia, "Visitas de
Santander", Vol. 2. pp. 914 y siguientes.
13 Pheland, op. cit, C. 1, pp. 103 y ss.
NOTICIAS

En el transcurso del presente año el Departamento de Historia organizará los siguientes cursos de Educación Continuada.

En el ciclo que se realizará entre el 30 de marzo y el 2 de abril se analizarán La disolución de la URSS


los condicionantes que erosionaron la URSS y las tendencias que dieron origen y su impacto en América
a la CEI. Un lugar especial se dedicará a las relaciones soviético- Latina: una perspectiva
latinoamericanas y en especial a las orientaciones que empiezan a cristalizar histórica
un nuevo tipo de vinculación entre América Latina y la CEI.

Historia reciente y crisis de fin


Este curso, programado para realizarse entre el 11 y el 28 de marzo, se propone
dar un marco global de los procesos que han sacudido el mundo en los últimos de siglo. Colombia y el mundo
años. Además se analizarán de manera especial los efectos que generan en los albores del siglo XXI
estas situaciones en la definición de la política colombiana y su inserción en el
mundo de posguerra.

El uso de fuentes orales en el


Entre el 27 y el 31 de julio se realizará un taller sobre uso y metodología de las trabajo historiográfi-co:
fuentes orales en la historia. El taller contará con la participación de experiencias y métodos de
profesores extranjeros y nacionales. trabajo

Con la participación de un profesor norteamericano, experto en la política Política exterior latino-


exterior latinoamericana, se organizará este curso entre el 31 de agosto y el 5 americana. Objetivos e
de septiembre. iniciativas. Desde 1948 a la
actualidad

Del 26 al 30 de octubre se realizará este curso que tiene por objeto recuperar Relaciones de género y
la historia cotidiana, la historia de las mujeres, la historia de la sexualidad y sus rela¬ciones de poder en la
relaciones con las estructuras del poder. historia colombiana. Métodos y
fuen¬tes historiográficas
Para mayor información sobre estos cursos comunicarse con el Departamento de Historia y Oficina de
Educación Continuada de la Universidad de los Andes.

El Comité para la celebración del Nuevo Mundo de la Facultad de


Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de los Andes
Mestizaje y cultura en la realizará, los días 10,11,12,17,18 y 19 de marzo, un ciclo de conferencias
Colonia sobre mestizaje y cultura en la Colonia. Las conferencias tendrán lugar a
las 12 m. durante los días señalados en el Museo de Arte Colonial.

El Departamento de Antropología de la Universidad de los Andes está


Congreso de Antropología organizando el VI Congreso de Antropología en Colombia, que se llevará a
cabo en la sede de la Universidad entre los días 22 y 25 de julio del presente
año. El tema central del congreso es la Construcción de las Américas.

Librería Lerner inauguró en septiembre del año pasado una librería


Lerner Librería Colombiana especializada en temáticas colombianas, la cual se ha propuesto reunir las
publicaciones periódicas y los libros sobre Colombia.
RESEÑAS

A PROPOSITO DE LA HISTORIOGRAFÍA SOBRE MARIANO OSPINA


PÉREZ ( 1 8 9 1 - 1 9 7 6 ) *
Eduardo Sáenz Rovner, Ph. D.
Profesor de la Universidad de los Andes
Profesor visitante de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA)

los ensayos de Colombia hoy, en diamos la historia política del siglo


los tres volúmenes publicados por XX, es probable que las diferencias
Colcultura, y en los tomos recientes entre el grueso de la "nueva
editados bajo el persuasivo título historia" y los que los antecedieron
Nueva historia de Colombia. no sean tan grandes. Además, los
trabajos biográficos son muy
También es común en los medios escasos, en parte debido a la
académicos colombianos el tratar dificultad de acceso a los archivos
de resaltar las diferencias entre privados, pero también como
la "nueva historia"... y los demás. resultado del autoderrotis-mo por
Casi podrían sugerir que hay un parte de los historiadores y de la
rompimiento total en aspectos comunidad de escribir con base en
metodológicos y políticos. periódicos.
Obviamente, no es mi intención
tratar de minimizar los aportes de De todas formas, si bien la consigna
la así llamada "nueva historia" en en la profesión es ser "crítico",
Colombia en los últimos años. especialmente si se trabaja la his-
Simplemente, y a través de los toria del siglo XIX, los historiadores
estudios sobre Mariano Ospina colombianos se vuelven deferentes
Pérez, rico empresario y y timoratos al estudiar las figuras
presidente de la República entre políticas y empresariales del siglo
Mucho se publicita en Colombia a la 1946 y 1950, se pueden notar XX. Se le puede faltar al "respeto" a
"nueva historia", desarrollada por continuidades en la historiografía Bolívar, a Nariño o a Santander,
una generación de historiadores colombiana. pero nunca a Alfonso López
profesionales (la primera quizás en Pumarejo, a Ospina Pérez, a Carlos
el país) que se formó aca- Al diferenciar la "nueva historia" de Lleras Restrepo, a los Echavarría
démicamente en las décadas de "la anterior", esta última es o a los Eder.
los años sesenta y setenta. Ade- usualmente criticada por su visión
más de los trabajos individuales, heroica y apologética sobre figuras
esta "nueva historia" encontró importantes en la historia política ***
puntos de unión, por ejemplo, en del país. Pero si estu-

* Este ensayo es una versión revisada de la ponencia "The 20th Century Ospinas", presentada en el Panel "Colombia's
Durable Oligarchs: The Ospinas, c. 1530-1990". American Historical Association Conference, Nueva York, diciembre 27-30,
1990.
Los estudios biográficos sobre El estudiante universitario: "... su ***
Mariano Ospina Pérez han sido tesis... causó la sensación de la
generalmente escritos por per- época... Sus compañeros de La calificación de Ospina Pérez
sonas cercanas a él. Uno de ellos estudio comenzaron a ver en él a un como un estadista "moderado" ha
fue publicado por Juan Antonio hombre distinto a ellos mismos y sido alimentada por políticos que
Pardo Ospina en 1948. Aunque el en todo sentido superior... (Como trabajaron con él. Por ejemplo,
libro es apologético, al menos nos estudiante de posgrado no hizo para Misael Pastrana Bo-rrero,
ilustra sobre las actividades sino) estudiar, estudiar y estudiar". presidente honorario de la
económicas y políticas, y las Academia Colombiana de Historia,
alianzas matrimoniales del clan Ospina Pérez era "el timón de la
El empresario: "... invencible por
familiar. concordia". Puntos de vista
el sueño o por la fatiga...
similares se encuentran en los
moderno titán del trabajo... A
En 1978 apareció el libro de Jaime escritos de Antonio Alvarez Res-
base de fiera constancia y labo-
Sanín Echeverri que cubre la vida trepo y Hernán Jaramillo Ocam-po.
riosidad al cabo de los años el
de Ospina Pérez hasta su Este último, quien fuera secretario
doctor Ospina Pérez ha logrado
elección como Presidente en económico y ministro de Hacienda
amasar un crecido capital... Y es
1946. Esta obra tenía la inten- de Ospina Pérez, formula una
preciso hacer notar que este
ción inicial de ser una autobio- comparación entre (el antiguo
capital no tiene la menor mancha
grafía de Ospina Pérez, pero al simpatizante fascista y también
oscura... Nada de felices
morir éste en 1976, Sanín Eche- presidente de Colombia) Laureano
oportunismos, nada de ganan-
verri completó el estudio. El libro, Gómez y Ospina Pérez: "Se
cias ilícitas, que vengan a em-
aunque de lectura ágil, es trataba de dos temperamentos
pañar la honra y la fama de
bastante anecdótico. Tanto, que con características muy opuestas
una de las familias más presti-
hay una sección en la que el viejo y en cierta forma incompatibles. El
giosas del continente americano.
Mariano Ospina Rodríguez primero era un hombre de dura
A ese precio los Ospina prefieren
abandona el marco de su retrato personalidad, adiestrado en los
mil veces sucumbir de hambre.
para dialogar con su nieto. Ade- combates parlamentarios... En
Son todos incapaces de ir
más, es un libro donde todos los cambio el doctor Ospina Pérez era
sentando las futuras bases de
personajes son ilustres y de muy un ciudadano tranquilo, prudente,
sus hijos con capitales mal
buena familia, esto último típico de amistoso y enemigo de las posi-
adquiridos o que vayan a servir
muchos, todavía obsesionados ciones extremas".
años después para enojosos y
por el linaje familiar y por la pureza ultrajantes comentarios
de la sangre. La interpretación de Ospina Pérez
populares". como "moderado" ha sido, en mi
En 1953, en medio del calor de la opinión, exagerada. No sobra
violencia partidista, Hugo Ve- El político: "Salta a la vista... su anotar que Ospina Pérez y el de-
lasco publicó una biografía de honradez cristiana, su siempre rechista Gilberto Álzate Aven-daño
Ospina Pérez (también publicaría cristiano proceder y su patriotismo fueron políticos muy cercanos. De
otra sobre Laureano Gómez). El innegable... Aun cuando no hable, hecho, en 1937, Ospina Pérez fue
ambiente político de la época no pronuncie una sola palabra, o lanzado a la precandi-datura de la
coloreó su visión maniquea. De no diga nada en absoluto, impone Presidencia por grupos
Lleras Restrepo dice Velasco: "El su presencia. Y cuando habla lo francamente fascistas como el
prepotente genio... un dios hace con gran mesura... al estilo Haz Godo y la Alianza Nacionalista.
tonante, iracundo y frenético, británico". Como presidente, Ospina Pérez
insulta a diestra y siniestra...". cerró el Congreso, estableció la
Velasco describe varias supuestas Dentro de esa línea de argumen- censura de prensa y fue uno de
tación está el escrito del político los artífices de la Violencia.
facetas de la personalidad de
conservador Fernando Gómez También apoyó hasta finales de
Ospina Pérez en los siguientes
Martínez, quien afirmó que el 1956 la dictadura militar de
términos:
gobierno de Ospina Pérez "dejó Gustavo Rojas Pinilla.
El niño: "...era un niño serio y mo- estela de progreso económico y
Sin embargo, la idea de Ospina
delo... ejemplo para sus amigos y social", mientras que los liberales
Pérez "el moderado" ha sido re-
compañeros, que miraban en él, el eran una "oposición desmelenada y
petida por escritores nacionales
modelo viviente de lo que querían rabiosa".
en realidad llegar a ser".
y extranjeros: desde Catalina presentaba "la quintaesencia de conflicto; ilustra sus actividades
Reyes en uno de los capítulos de de los ideales tecnocráticos \— es como empresarios del agro,
la Nueva historia de Colombia y decir, la creencia en la capacidad intermediarios de compañías
Javier Ocampo López en su ma- de la tecnología para resolver mineras extranjeras, y especu-
nual Qué es el conservatismo co- los problemas sociales sin ladores. Todo esto puede haber
lombiano, hasta el politólogo necesidad de recurrir a con- sido muy chocante para los inte-
Alexander Wilde, pasando por sideraciones de valor". Según lectuales orgánicos de profesión y
Daniel Pécaut y Christopher Mayor Mora, la planeación na- para los metodólogos weberianos
Abel, quienes creen ver órbitas cional surgió durante el gobierno de vocación.
de poder diferentes y en conflicto de Ospina Pérez y afirma: "Decir
entre políticos y empresarios, en que la planeación nacional surgió
las cuales Gómez representaría de los planes del imperialismo ***
supuestamente a los políticos, y norteamericano es ignorar
Ospina Pérez a los empresarios. cuánta madurez técnica habían Con excepciones, aquellos que en
alcanzado los líderes y los Colombia se consideran historia-
Mgunos autores escapan de esta
voceros de la clase burguesa para dores (incluida parte de la "nueva
idealización sobre Ospina Pérez.
integrar todos los aspectos de la historia") son profundamente
Estos han militado políticamente
esfera económica, para conservadores, continuistas y
en la izquierda o fueron testigos
centralizar la información clientelistas cuando se trata de
críticos de sus actuaciones
estadística y para construir un escribir la historia contemporá-
políticas. Para Diego Montaña
aparato y unos cuadros admi- nea de Colombia. Para muchos, el
Cuéllar, Ospina Pérez "inauguró
el período negro del régimen nistrativos capaces de impulsar climax de su éxito profesional
falangista en Colombia". Vernon L. con eficacia la orientación de consiste en lograr que sean los
Fluharty, antiguo diplomático dicha economía". La inter- políticos quienes escriban los
norteamericano en Colombia, pretación de Mayor Mora se deja prólogos de sus libros, los
calificó el gobierno del líder con- deslumhrar por la supuesta presenten en sociedad, y los
servador como "la contrarrevo- magia del tecnócrata que tras- consagren con las gabelas del
lución en marcha". Rafael Ba- cendería los intereses políticos y poder. La "historia oficial" se
quero Herrera, historiador co- de clase. Además, pretender "enriquece" así a medida que la
munista, estudió la caída de los descubrir la implementación de profesión no logra consolidar
salarios reales paralela a las una "planeación nacional" una autonomía académica y
exorbitantes ganancias de los (término que después de todo política.
capitalistas durante la adminis- se puso de moda en las postri-
merías de la república liberal) en Este ensayo no pretende ser
tración Ospina Pérez.
esa época sencillamente no exa-hustivo sobre todas las
tiene mayor lógica. menciones que se hacen a
Ospina Pérez en la literatura
*** La tesis de grado de Ernesto Ra- historiográfica. Más bien,
mírez representa un esfuerzo podríamos invitar a los
Las apologías sobre Ospina Pé- muy importante en demostrar las historiadores colombianos a
rez y su clase social pretenden conexiones entre el poder revisar la historia contemporá-
adquirir un cariz "científico" en los económico y la tremenda in- nea del país, y tal vez, por qué
escritos de Alberto Mayor Mora. fluencia política del clan de los no, a escribir ensayos sobre la
Para Mayor Mora, Ospina Pérez Ospina en la historia colombiana. historia de las ideas en el siglo
tenía una "visión tec-nocrática y Ramírez muestra el apoyo del XX. Quizás así podríamos dar-
planificadora", re- nos cuenta como una "oligar-
Estado a la familia Ospina para
desalojar colonos en zonas quía" durable recibe el apoyo
muy entusiasta de una ideología
académica durable.
REFERENCIAS Jaramillo Ocampo, Hernán, Pécaut, Daniel, Orden y violencia:
BIBLIOGRÁFICAS 1946-1950. De la Unidad Colombia, 1930-1956, Cerec,
Nacional a la hegemonía Siglo XXI, Bogotá, 1987, 2
conservadora, Editorial tomos.
Pluma, Bogotá, 1980.
Ramírez, Ernesto, Poder
Jaramillo Ocampo, Hernán, económico y dominación
Abel, Christopher, Política, Momentos estelares de la política: el caso de la familia
iglesia y partidos en política colombiana, Tercer Ospina, Universidad Nacional,
Colombia, FAES, Universidad Mundo Editores, Bogotá, 1989. Bogotá, 1984.
Nacional de Colombia, Bo-
gotá, 1987. Mayor Mora, Alberto, Etica, Reyes, Catalina, "El gobierno de
trabajo y productividad en Mariano Ospina Pérez; 1946-
Alvarez Restrepo, Antonio, Los Antioquia, Tercer Mundo
golpes de estado en 1950", Nueva historia de
Editores, Bogotá, 1984. Colombia, Planeta, Bogotá,
Colombia, Banco de la
República, Bogotá, 1982. Montaña Cuéllar, Diego, 1989, tomo II.
Baquero Herrera, Rafael, La Colombia, país formal y país Ocampo López, Javier, ¿Qué
economía nacional y la real, Editorial Latina, Bogotá, es el conservatismo
política de guerra, Editorial 1977. colombiano?, Plaza & Janes,
Labor, Bogotá, 1950. Pardo Ospina, Juan Antonio, Bogotá, 1990.
Fluharty, Vernon Lee, La Tres presidentes de Colombia Sanín Echeverri, Jaime, Ospina
danza de los millones. y semblanza de la familia
Ospina, Ediciones Santa Fe, supo esperar, Andes, Bogotá,
Régimen militar y revolución 1978.
social en Colombia (1930- Bogotá, 1948. :
1956), El Ancora Editores, Pastrana Borrero, Misael, Velasco, Hugo, Mariano Ospina
Bogotá, 1981. Colombia, la vocación Pérez, Editorial Cosmos,
Gómez Martínez, Fernando, Los bipartidista de un siglo de Bogotá, 1953.
que son y los que fueron, historia, Fundación Simón Bo- Wilde, Alexander,
Biblioteca Pública Piloto, lívar, Academia Colombiana Conversaciones de caballeros.
Medellín, 1980. de Historia, Bogotá, 1984. La quiebra de la democracia
en Colombia, Ediciones Ter-
cer Mundo, Bogotá, 1982.