Sie sind auf Seite 1von 3

Origen de los mayas y su ruta.

En origen de los mayas se remonta al año 2500 a. C., cuando un grupo protomaya se estableció en
las Sierras Cuchumatanes -sus cumbres superan los 3800 metros de altitud, siendo la sierra no
volcánica de mayor altura de toda Centroamérica-, en el actual Departamento de
Huehuetenenago en Guatemala. En diferentes procesos migratorios se distribuyeron en el
territorio, agrupándose en grupos étnicos con lenguas pertenecientes a un mismo tronco,
compartiendo una misma tradición histórica y cultural con variantes locales. Las migraciones de
los grupos protomayas propiciaron el contacto con otras civilizaciones, de las cuales los mayas
extrajeron formas culturales. Algunos autores aseveran que el origen del desarrollo maya debe
buscarse en las montañas guatemaltecas donde al parecer se domesticó el maíz, propagándose
hacia el norte y el oeste, aunque es indudable la influencia de otras culturas, entre ellas la olmeca.
Hacia el año 550 a. C. se comenzó a delinear la cultura maya, y a partir del 250 d. C., se manifiesta
con claridad su propia personalidad. Luego de una larga evolución, su decadencia se debió más a
los conflictos internos, que a la propia llegada de los españoles.

Ruta Maya
En el sureste mexicano y algunos países de Centroamérica como Belice y Guatemala se conservan
los vestigios de impresionantes centros urbanos y ceremoniales erigidos por los mayas hace más
de mil años.

Comalcalco (300-900 d.C.) Comenzamos la ruta al norte del estado de Tabasco, en la Zona
Arqueológica de Comalcalco. Para construir este centro urbano se utilizaron ladrillos cocidos, algo
que no se ha visto en ninguna otra ciudad mesoamericana hasta el momento. La zona
arqueológica se compone de diez secciones: entre los edificios más notables se encuentra la Gran
Acrópolis, la Tumba de los Estucos, el Templo I y la Acrópolis del Este.

Durante tu recorrido apreciarás rastros de la pintura original de los palacios y grabados en estuco
con motivos mitológicos alusivos a deidades como los Nueve Señores de la Noche.

Edzna (600 a.C – 1450 d.C.) La arquitectura de Edzna es de estilo Pucc tal como en Uxmal. Según
los estudios del INAH, Edzna se erigió como la urbe más importante de la zona de influencia Puc
del año 600 a.C. al 900 d.C. Su edificio más representativo es conocido como Pirámide de los Cinco
Pisos.

Ubicación: a 60 km de la ciudad de Campeche

Calakmul (200 d.C.- 900 d.C.) También llamada “Capital del Reino de la Serpiente”, Calakmul vio su
máximo esplendor en el periodo del año 500 al 800 d.C. Se cree que fue una de las ciudades mayas
con mayor poderío en la región, rivalizando con la ciudad de Tikal.

Su pirámide más impresionante es la Estructura VII cuyo uso se centró en darle a la élite un
espacio habitacional. Más tarde fue utilizado como recinto funerario para uno de sus gobernantes
más importantes. La altura de la estructura sobrepasa los 22 metros levantándose imponente
entre el paisaje selvático. Calakmul está inscrita como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la
Unesco y forma parte de la impresionante Reserva de la Biósfera del mismo nombre por la rica
variedad de fauna y vegetación que le caracterizan.
Ubicación: Reserva de la Biósfera de Kalakmul, Campeche

Palenque (600 a.C. – 800 d.C.)

Palenque es una de las ciudades más enigmáticas del mundo maya y su arquitectura un ejemplo
notable de la complejidad de los centros urbanos de esta cultura. La importancia de Palenque está
en la enorme cantidad de información que ha brindado a los investigadores para traducir la
escritura maya. Entre los edificios más imponentes se encuentra el Templo de las Inscripciones,
donde fue hallada la tumba del rey Pakal, y el Templo de la Reina Roja, quien se presume sería la
madre o esposa del mismo soberano.

Ubicación: municipio de Palenque, Chiapas

Tulum (564 d.C. - 1550 d.C.)

Su sitio arqueológico es uno de los más espectaculares de la Riviera Maya al estar enmarcado por
una vista sin igual frente al mar Caribe. El esplendor de esta ciudad amurallada se dio del año 1200
al 1550 d.C. Fue un puerto maya que intensificó el comercio marítimo. La edificación de mayores
dimensiones es el llamado “Castillo”. Las playas aledañas a la zona arqueológica ofrecen muchos
atractivos turísticos como la práctica de buceo y snorkel en la segunda barrera de coral más
grande del mundo. Además Tulum está rodeado por cenotes donde se puede nadar y llevar a cabo
buceo en cavernas.

Ubicación: Tulum se localiza a 130 km. de la ciudad de Cancún.

Chichen Itzá (500 a.C. – 1250 d.C.)

Chichen Itzá es uno de los sitios arqueológicos más impresionantes del mundo. El esplendor de la
cultura maya puede palparse en cada rincón de esta ciudad monumental que brilló con mayor
intensidad hacia el año 1000 d.C. Dentro del sitio arqueológico sobresale la famosa Pirámide de
Kukulkán, donde cada equinoccio de primavera el sol dibuja una serpiente descendiendo por sus
escalinatas, las cuales contabilizan la totalidad de los días del año. Otros espacios igual de
impresionantes son la cancha del juego de pelota más grande de Mesoamérica, el Templo de las
Mil Columnas y el Cenote Sagrado.

Ubicación: a 120 km de Mérida y a tres horas de Cancún

Uxmal (600 – 900 d.C.)

La ciudad fortificada de Uxmal es uno de los ejemplos más sobresalientes de la arquitectura de


estilo Puuc. Las fachadas de sus edificios están ricamente ornamentadas con mascarones alusivos
al dios de la lluvia. Un claro ejemplo de la monumentalidad de esta ciudad maya se aprecia en la
Pirámide del Adivino y el Cuadrángulo de las Monjas. En Uxmal aún se puede recorrer los míticos
“sacbé”, antiguos caminos que comunicaban a los reinos mayas.

Ubicación: a 78 km de Mérida

Joya de Cerén El Salvador.

Joya de Cerén está localizado en el departamento de La Libertad y fue descubierto


accidentalmente en 1976. Se le conoce como "la Pompeya de Centroamérica" ya que en el año
600 d.C. fue víctima de la erupción de un volcán. Este es uno de los sitios arqueológicos más
importantes dentro de Mesoamérica porque demuestra cómo era la vida para la gente. Es
Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

El recorrido está compuesto por tres áreas de excavación donde se ven diez estructuras separadas.
Dormitorios, área de cocina donde se hallaron vasijas con restos de comida, platos de barro;
también bodegas y terrenos de cultivos limitados con cercos de madera. También se puede
apreciar la estructura donde se supone que se realizaban actos religiosos, ritos y consultas al
chamán o líder de la comunidad y también la casa de las personas que gozaban de autoridad en la
ciudad.

San Andrés El Salvador.

Las investigaciones y excavaciones en San Andrés han revelado que este fue un centro político-
ceremonial y hasta comercial, constituyendo una de las grandes ciudades mayas. Los hallazgos
arqueológicos de San Andrés demuestran que el asentamiento de San Andrés tuvo fuertes
contactos con la civilización de Copán y Teotihuacán. Así mismo ejercía el comercio con lugares
tan lejanos como los actuales territorios del Petén guatemalteco y Belice. En el sitio arqueológico
hay un museo distribuido en tres salas de exposición permanente, dos de carácter arqueológico
que muestran el contexto geográfico de la zona y a las investigaciones en el sitio y la tercera sobre
la época colonial.

Se encuentra a 32 kilómetros de San Salvador.

Casa Blanca El Salvador.

Este sitio arqueológico forma parte de un área arqueológico más amplia que cubre unos 6
kilómetros cuadrados y que agrupa seis centros: Tazumal, El Trapiche, Victoria, Laguna Seca,
Laguna Cuzcachapa y Casa Blanca. Bajo más de 4 metros de ceniza volcánica, se han encontrado
los cimientos de los primeros templos construidos unos 1500 años antes de Cristo. En las zanjas de
menor profundidad aparecen los vestigios de las culturas nahuas, inmediatas a la llegada de los
españoles al continente americano en el siglo XV. De las excavaciones se extrajeron una gran
cantidad de cerámica, esculturas de piedras y cuchillos de obsidiana, algunos de los cuales se
exhiben en el museo de sitio.

Tazumal El Salvador

Tazumal, un “lugar donde se consumen almas” se sitúa en el corazón del municipio de Chalchuapa.
Esta zona está dentro del área arqueológica occidental con una superficie aproximada de 10
kilómetros cuadrados y donde también se localizan otros lugares de igual riqueza histórica como
Casa Blanca, El Trapiche y zonas aledañas.Este sitio comprende una serie de estructuras que
fueron el escenario de un importante y sofisticado asentamiento maya que existió alrededor de
los años 100 a 1200 d.C.. Este pueblo tuve fuertes relaciones con Copán y tuvo grandes influencias
teotihuacana y tolteca. La construcción es al estilo maya elaborada con piedra y barro al que
recubrieron con un repello de barro.

Se encuentra a 80 kilómetros de San Salvador.