Sie sind auf Seite 1von 10

INDICE.

1. MARCO TEORICO…………………………….......…………………………...2
2. Que Es Una Comisión De La Verdad……………………………………….…..3
a) Desde una dimensión política……………………………………………3
b) Desde una dimensión Moral……………………………………………..3
c) Desde una dimensión Histórica ………………………………..…….….3

3. La Comisión De La Verdad Y Reconciliación…………………………………..3

4. Consecuencias Del Conflicto De La Comisión De La Verdad y La


Reconciliaciòn………………………………………………………………..….4

5. Criticas Para La Comisión De La Verdad Y Reconciliaciòn………….….......4-5

6. Concepto De Los Crímenes De Lesa Humanidad…….…………………….…5

7. Bienes Jurídicos Afectados…………………………………………………..…6

8. Delitos De Lesa Humanidad…………………………………………………….6

9. Crímenes De Lesa Humanidad, Labor De Los Jueces Peruanos Y De La


Sociedad Civil…………………………………………………………………..8

10. El Frontón…………………………………………………………………..…...8

11. Porque es conocida como el Frontòn ………………………………………....8-9

12. Porque la Càrcel fue clausurada………………………………………………...9

pág. 1
MARCO
TEORICO

pág. 2
1. QUE ES UNA COMISIÓN DE LA VERDAD.
Según Moreno, Hector (2014): Realiza unos comentarios respecto, a
las comisiones de la verda, ellas han surgido en diversas partes del mundo
como una manera de solucionar problemas derivados de periodos de gobiernos
autoritarios y de violaciones de los derechos humanos. En este sentido, las
comisiones de la verdad se pueden visualizar desde tres dimensiones que
atraviesan diversas problemáticas que se entrelazan y que van desde lo político,
lo moral y lo histórico.
a) Desde una dimensión política, podemos decir que son iniciativas que
nacen como un proyecto eminentemente político, el cual tiene como objetivo
principal el enfrentamiento con el pasado. Operan dentro de un contexto
determinado por un cambio de gobierno y/o acuerdos de paz, y son en
definitiva, una herramienta para solucionar problemas mediante el acuerdo y la
negociación.

b) En una perspectiva moral, representan un panorama de las necesidades de


la transición, donde la idea de justicia para las víctimas se da con el
reconocimiento del daño a la sociedad por parte del Estado, apela al
restablecimiento de la dignidad humana, representa el regreso de la figura del
ciudadano y el retorno del Estado de derecho.

c) Desde la historia, representan un ajuste de cuentas con un pasado que debe


ser investigado y analizado para determinar las causas de tanta violencia. En
este sentido, el informe final sirve como una especie de carta magna donde se
pretende puntualizar las bases de la nueva relación Estado-sociedad (en
contraste con las violaciones a los derechos humanos en el pasado),
estableciendo lo que nunca más debe volver a suceder.

2. LA COMISIÓN DE LA VERDAD Y RECONCILIACIÓN


En su Introducción, el Informe Final de la CVR se refiere a la verdad como
el “relato fidedigno, éticamente articulado, científicamente respaldado,
contrastado intersubjetivamente, hilvanado en términos narrativos,
afectivamente concernido y perfectible, sobre lo ocurrido en el país en los
veinte años considerados por su mandato” (Tomo I, p. 56). Para la elaboración
de este relato recabó el testimonio de cerca de diecisiete mil ciudadanos,
otorgándole un lugar prioritario a la palabra de las víctimas. Se trata de una
investigación interdisciplinaria en torno al conflicto armado, basada en el
trabajo con evidencias y el contraste de interpretaciones y testimonios de
quienes vivieron y sufrieron este conflicto. La CVR no se planteó cerrar el
debate sobre la memoria histórica de este proceso, todo lo contrario, puso su
Informe a consideración de las instituciones del Estado y de la sociedad
organizada para propiciar una discusión rigurosa y honesta en torno a aquello

pág. 3
que debemos recordar y no repetir. Es preciso destacar que, desde los antiguos
griegos, “verdad” (alétheia) invoca el imperativo de no olvidar aquello que
conocemos y que resulta imprescindible para discernir y llevar una existencia
equilibrada y razonable en el mundo de los asuntos humanos. La verdad se
plantea así en estrecha conexión con las exigencias de la justicia.

3. CONSECUENCIAS DEL CONFLICTO DE LA COMISION DE LA


VERDAD Y LA RECONCILIACIÒN.
Se concluyó que durante los años de guerra murieron alrededor de 70 mil
personas, de las cuales más de 20 mil resultaron ser víctimas de las fuerzas
armadas. Los gobiernos de Fernando Belaúnde, Alan García y Alberto
Fujimori tenían responsabilidad en la represión, aunque la mayoría de las
violaciones de derechos humanos, y las más atroces, se produjeron durante los
gobiernos de Fernando Belaunde Terry y de Alan García Pérez, sobre el periodo
presidido por Alberto Fujimori, la CVR, dice:
Es esta etapa las violaciones de derechos humanos fueron menos numerosas
pero más deliberadas o planificadas que en la etapa anterior. Aparecieron,
además, escuadrones de la muerte cuya actividad llevó a que el Perú ocupara en
esos años el primer lugar en el mundo en desapariciones forzadas de personas.

4. CRITICAS PARA LA COMSIÒN DE LA VERDAD Y


RECONCILIACIÒN.
A diferencia de lo ocurrido con grupos similares creados en otros países, en
el Perú la Comisión de la Verdad y Reconciliación no recibió una aceptación
unánime de la sociedad, existiendo más bien escepticismo y hasta rechazo en
importantes sectores de la misma. Diversos partidos políticos como el grupo
fujimorista, el Partido Aprista Peruano, Acción Popular y el PPC han formulado
críticas a la labor de la CVR. Asimismo, algunas personalidades han formulado
también reservas frente a aspectos puntuales del trabajo de la Comisión. Así por
ejemplo:

 La CVR ha sido criticada por denominar "conflicto armado interno" a lo


que para el grueso de la población peruana fue simplemente terrorismo. Dicho
cuestionamiento se basa en que la nomenclatura usada por la CVR podría ser
interpretada como una forma de conceder a las organizaciones terroristas un
status de grupos beligerantes que no les corresponde, en contraposición a la
designación de grupo terrorista que le otorgan el Estado Peruano y
el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.

 Se le cuestiona haber calificado el accionar de las Fuerzas Armadas del


Perú en su combate al terrorismo como una práctica "sistemática y generalizada"
de violación de derechos humanos. Esto ha sido puesto en duda por algunos
partidos políticos peruanos como el APRA y el PPC. En el caso de este último
su lideresa Lourdes Flores Nanomanifestó: "No estoy entre quienes satanizan a
la Comisión de la Verdad [sin embargo] discrepo con que se haya afirmado que

pág. 4
haya habido una violación sistemática de los derechos humanos, creo que [esto]
no ocurrió".

 Existe controversia en torno a la cifra de muertos y desaparecidos


presentada en el Informe Final. La cifra de muertos y desaparecidos que
oficialmente siempre se manejó era de 23,969 personas y la estimación
obtenida mediante la técnica de Estimación de Múltiples Sistemas usada por la
CVR elevó esa cifra a 69,280 (intervalo de confianza al 95% entre 61,007 y
77,552).25 Algunos detractores critican el hecho de que se haya presentado una
estimación estadística en lugar de un conteo, mientras que otros opinan que
incluso la estimación en sí misma es incorrecta.26 En 2012, uno de los
integrantes de la CVR, el jurista Enrique Bernales Ballesteros, opinó que el
informe podría tener yerros metodológicos.27 Asimismo, en 2015 el dirigente
de Acción Popular Víctor Andrés García Belaúnde también restó credibilidad
a la cifra de muertos reportada por la Comisión señalando "yo creo que hubo
muertes y son todas lamentables, una o 69 mil es igualmente trágico, pero lo
que quiero decir es que han especulado en demasía, han especulado y han
creado verdades totales sobre la base de medias verdades".8. El economista
peruano y ex-profesor asistente de Stony Brook University Silvio Rendón
(separado de la universidad el 2016 por no satisfacer criterios de excelencia
académica) publicó un estudio en 2019 estimando "un total de 48.000
asesinatos, sustancialmente inferior a la estimación de la CVR" y concluyendo
que "el Estado peruano tiene una participación significativamente mayor que
Sendero Luminoso".. El estudio de Rendón ha sido rebatido por los autores del
estudio de la CVR.

 El gobierno peruano, a pesar de que fue quien creó esta comisión, no ha


aplicado algunas de las recomendaciones hechas por la CVR.

5. CONCEPTO DE LOS CRÌMENES DE LESA HUMANIDAD.-


Una primera referencia a los crímenes de lesa humanidad se encuentra en el
Estatuto del Tribunal Internacional de Nürenberg, de fecha 06 de octubre de
1945, el cual desarrolla una mención de entrada en el contexto internacional al
concepto de “crímenes contra la humanidad”.
Si bien el referido Estatuto consagra esta definición primera, respecto al
Tribunal de Nürenberg surgió un debate sobre su existencia, el cual se ciñó a dos
aspectos:
a) Se objetaba que el Tribunal construyó y tipificó la figura de delitos que
hasta entonces si bien eran percibidos como graves acciones contra la
humanidad, no fueron sino con el propio Tribunal de Nürenberg definidos bajo
el nomen iuris de delitos perseguibles sine die, es decir, sin pauta de plazo o
término definitivos, por crímenes ocurridos antes de la guerra o durante la
misma. La mención a crímenes antes de la formación del Tribunal resultó una
cuestión de objeción desde un inicio;
b) Se constituyó como un Tribunal de vencedores, rompiendo prima facie el
principio del “juez natural” para precisamente juzgar por delitos graves

pág. 5
calificados como crímenes contra la humanidad. Sin embargo, esta última
atingencia merece una observación muy cauta: era prácticamente inviable,
culminada la Segunda Guerra Mundial y encontrándose Alemania en ruinas,
cumplir el principio del “juez natural”, en tanto no existían ni condiciones
formales ni materiales para llevar adelante, por parte de jueces alemanes, los
juzgamientos a militares alemanes por los crímenes de guerra cometidos. En
consecuencia, el Tribunal de Nürenberg surgía como un mecanismo necesario
sobre cuyos hombros se encargaba una delicada tarea cual era investigar respecto
de los crímenes contra la humanidad, definir la responsabilidad de los
procesados e imponer las penas necesarias.

Un mayor perfeccionamiento de la tipificación de los crímenes de lesa


humanidad se produce en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, o
“Estatuto de Roma”, vigente para Perú desde el 01 de julio de 2002, cuyo
artículo 7, en un primer orden[6], complementa la definición de entrada de
Nürenberg para imponer determinados elementos configurativos de este crimen,
a modo de categorías conceptuales de estos crímenes, y luego, en segundo lugar,
establece, a modo de desarrollo de las definiciones que anteceden, determinadas
ideas complementarias[7]. Tales aspectos son señalados por la STC 3173-2008-
PHC/TC caso Teodorico Bernabé Montoya, voto de los magistrados Beaumont
Callirgos y Eto Cruz, FJ. 34 y 35, y la STC 024-2010-PI/TC, F.J.

6. BIENES JURÍDICOS AFECTADOS

Los bienes jurídicos afectados por los crímenes de lesa humanidad son los
siguientes:

a) La vida, cuya base constitucional es el artículo 2 inciso 1 de la Carta


Fundamental. No hay mayor trasgresión posible que la pérdida del bien jurídico
vida. Su pérdida resulta la vulneración más grave respecto de todos los bienes
jurídicos comprometidos en los crímenes de lesa humanidad. Se subsumen en
este bien el asesinato, el exterminio y la desaparición forzada de personas;

b) La integridad personal, prevista en el artículo 2 inciso 1 de la


Constitución. Las afectaciones a este bien pueden ser respecto de la integridad
física o la salud mental de las víctimas. Los crímenes de lesa humanidad
producen severas lesiones en sus víctimas, inflingiéndoles daño permanente o
temporal. Respecto de este bien, la tortura, la violación, la esclavitud sexual, la
prostitución forzada, el embarazo forzado, y la esterilización forzada, son los
tipos que expresan este tipo de graves afectaciones;

c) La libertad personal, protegida por el artículo 2 inciso 24 de la


Constitución. Técnicamente es reconocido este derecho en el Código Procesal
Constitucional como libertad individual bajo la premisa de una idea
omnicomprensiva, esto es, de inclusión de determinados derechos con una idea
abierta hacia otros derechos conexos. Un crimen de lesa humanidad puede

pág. 6
advertir la variante de acciones u omisiones que afecten la libertad individual
de las víctimas. Aquí podemos individualizar las causales de esclavitud,
deportación o traslado forzoso de la población, encarcelación o privación grave
de la libertad física;

d) La igualdad, contemplada en el artículo 2 inciso 2 de la Norma


Fundamental. El crimen del apartheid identifica con propiedad la causal de
afectación al bien jurídico igualdad, en tanto supone una discriminación racial
o étnica, sin mayor fundamento que la exclusión inmotivada.

Sin perjuicio de los bienes jurídicos señalados, resulta necesario destacar


que los crímenes de lesa humanidad pueden igualmente ser tipificados respecto
de otros actos inhumanos que causen intencionalmente grandes sufrimientos o
atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental de la víctima,
de donde es necesario inferir una cláusula abierta respecto de toda acción
gravosa que afecte los bienes jurídicos señalados o a nuestro entender, otros
conexos.

7. DELITOS DE LESA HUMANIDAD.-


Belaunde,Martin (2017), realiza un comentario respecto a que si debería
considera al frontón como un delito de lesa humanidad, y al respecto La Sala
Penal Nacional que juzga el caso El Frontón de 1986 acaba de considerar que se
trata de un delito de lesa humanidad de carácter imprescriptible. De acuerdo con
los abogados de las víctimas, se trata de un hecho regulado por el Derecho
Internacional Consuetudinario en función de ciertas normas de Jus Cogens, que
prevalecen sobre cualquier otra consideración jurídica, local o internacional.
Cuando en 1986 se produjeron los sucesos del Frontón, no existían ni en el
Perú ni en el mundo los llamados delitos de lesa humanidad, figura que aplicó el
Tribunal Militar Internacional de Nuremberg por los crímenes de la II Segunda
Guerra Mundial. Esas normas no son aplicables en el Perú por una razón
elementalísima de objeto, tiempo y lugar y, además, porque ese tribunal fue
creado conforme al Tratado de Londres de 1945 del cual no somos parte. Por
otro lado, invocar las resoluciones dictadas por el Consejo de Seguridad de las
Naciones Unidas para el juzgamiento de los delitos cometidos en la ex
Yugoslavia y en Ruanda en la década del noventa del pasado siglo XX tampoco
es pertinente por las mismas razones de objeto, tiempo y lugar.
¿Entonces qué norma internacional es aplicable al Perú cuando ocurran
crímenes de lesa humanidad? La respuesta es sencilla: el Estatuto de Roma de
1998 que creó la Corte Penal Internacional y que el Perú ratificó en octubre del
año 2001. Dicho tratado entró en vigencia el 1 de julio del año 2002 y no es
aplicable retroactivamente. El párrafo 1 de su artículo 24, que responde al título
de Irretroactividad ratione personae, señala lo siguiente: “Nadie será
penalmente responsable de conformidad con el presente Estatuto por una
conducta anterior a su entrada en vigor”.

pág. 7
¿Qué otras normas también son aplicables? La Parte III sobre los Principios
Generales de Derecho Penal, cuyos artículos 22 y 23 mencionan los principios
de Nullum crimen sine lege y Nulla Poena sine lege.

En atención a lo expuesto, cabe formularse las siguiente pregunta: si las


normas penales no son aplicables retroactivamente y en 1986 no había la
categoría delictiva de crímenes lesa humanidad —establecida dieciséis años
después—, ¿cómo pretende juzgarse los sucesos del Frontón bajo normas
penales inexistentes en el momento en que ocurrieron? Sin duda se trata de un
gravísimo error jurídico de la Sala Penal en agravio del Estado de Derecho.

8. CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, LABOR DE LOS JUECES


PERUANOS Y DE LA SOCIEDAD CIVIL
Los jueces del Poder Judicial en el Perú no se han mantenido al margen de
los criterios imperativos que informa la protección de los derechos humanos y si
bien es cierto que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional así como la
emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sido más conocida
en el ámbito de la justicia constitucional del país, no podemos negar el valor
precursor de la defensa de los derechos de las personas por parte de los juzgadores
peruanos.

De la misma forma, la labor de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación


ha resultado sumamente meritoria en tanto ha sentado las bases para el
conocimiento de un pasado muy doloroso respecto de la historia reciente peruana
a raíz del fenómeno terrorista.

9. EL FRONTÒN
Funcionó en la década de los ochenta como centro de reclusión de peligrosos
criminales y terroristas, pero fue cerrado tras llevarse ahí un motín con
intervención de la Marina de Guerra, que dejó al menos 118 internos muertos.

10. PORQUE ES CONOCIDA COMO EL FRONTÒN.

En época colonial fue conocida como Isla del muerto, ya que mucha gente perecía
por falta de agua y comida realizando el periodo de cuarentena obligatoria que les
correspondía.

Al llegar la República su fin cambió. En las primeras décadas del siglo XX


adquirió mayor importancia, ya que se volvió prisión de los delincuentes más

pág. 8
avezados capturados en el país. Además de mantener presos políticos como el
presidente Fernando Belaunde Terry durante la época de la dictadura militar.

La cárcel que se encuentra en esta isla recibe el nombre de “Penal San Juan
Bautista”, de este solo se pueden observar paredes amarillentas de la prisión que
funcionó hasta 1986.
En la actualidad se encuentra deshabilitado el uso como carceleta pese a los
intentos de congresistas para reabrirla. El lugar luce completamente desolado y es
hábitat de algunas aves guaneras.

11. PORQUE FUE LA CÀRCEL CLAÙSURADA


Esta cárcel dejo de funcionar después de ocurrido el motín de 1986, en el gobierno
del presidente Alan García.

Este fue organizado y producido por reclusos pertenecientes al movimiento


terrorista sendero luminoso.

El motín se inició en el llamado pabellón azul, en este los internos tomaron de


rehenes a los que custodiaban el penal, los despojaron de sus armas. Además
previamente ellos habían confeccionado bombas caseras llamadas “quesos rusos”
y cocteles molotov.

Pronto, la marina de guerra ubicada a solo unos minutos en la base de la punta,


realizó un ataque. Bombardearon la zona, consiguiendo la rendición de los
reclusos y retomando el control de las instalaciones.

En este proceso muchos de los amotinados perecieron. Fueron 28 los


sobrevivientes y aun son materia de investigación, ya que esto podría involucrar
muertes extrajudiciales.

Esta terrible historia descansa en las paredes del penal del frontón, súbete al barco
y conoce más detalles con nosotros.

pág. 9
REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS.
LIBROS:
 Héctor Moreno Soto. Investigador Académico. Museo Memoria y Tolerancia. (
2014) .
ARTICULOS DE REVISTA:
 Hatun Willakuy (2004): Recuperado en: Comisión de la Verdad y Reconciliación
(2004). «Conclusiones Generales». Hatun Willakuy. Versión abreviada del Informe de la Comisión
de la Verdad y Reconciliación. Lima, Perú. p. 443. ISBN 9972-9816-4-9.
 Recuperado en: https://culturacolectiva.com/historia/que-es-una-comision-de-la-
verdad.

LINKOGRAFIA:
 http://www.oas.org/dil/esp/XXXV_curso_La_ampliaci%F3n_del_contenido_material_del_jus_co
gens_Antonio_A_Can%E7ado_Trindade.pdfFuente visitada con fecha 05 de agosto de 2011.

 Recuperado en :https://larepublica.pe/columnistas/desde-las-aulas/la-cvr-y-el-
concepto-de-verdad-14-09-2013/ el dia 19 de julio a horas 09:30 am

WEBGRAFIA:

 https://www.toursmyg.com/la-historia-que-no-conocias-del-fronton/
 https://edwinfigueroag.wordpress.com/v-crimenes-de-lesa-humanidad/,

pág. 10