Sie sind auf Seite 1von 3

Conducción, Convección y Radiación

De acuerdo a los principios físicos de la termodinámica, es notable que


la temperatura es algo que no es constante en los cuerpos, sino que por el
contrario se transfiere de unos a otros: la dirección siempre es la misma,
pues el calor pasa desde los objetos de mayor temperatura a los de
menor.

Existen muchas fórmulas matemáticas correspondientes a la física y la


química tendientes a explicar estos procesos de transferencia de calor,
pero lo central es que ocurren bajo tres procedimientos diferentes:
conducción, convección y radiación.

La conducción es el proceso a partir del cual el calor se propaga debido a


la agitación térmica de las moléculas, sin que exista un desplazamiento
real de ellas. Es un proceso muy sencillo de entender y a la vez
‘invisible’ pues solo ocurre transferencia de calor, sin nada físico visible.

La conducción es la razón por la cual los objetos, en un tiempo más o


menos prolongado, acaban por adquirir la misma temperatura en toda su
extensión. Algunos ejemplos de conducción:

 Lo largo de los instrumentos para manipular carbón u otros objetos


potencialmente muy calientes. Si su extensión fuera más corta, la
transferencia de calor sería más rápida y no se podría tocar ninguno
de los extremos.
 El hielo en una tasa de agua caliente se derrite por medio de la
conducción.
 Al hervir agua, la llama conduce el calor al recipiente y al cabo de un
tiempo permite calentar el agua.
 El calor que tiene una cuchara al dejarla en un recipiente y volcar
una sopa extremadamente caliente sobre él.
 Los cuchillos y tenedores utilizan un mango de madera para romper
con la conducción del calor.

La convección es la transmisión de calor basada en el movimiento real de


las moléculas de una sustancia: aquí interviene un fluido que puede ser
gas o líquido.

La transmisión de calor convectiva solo puede producirse en fluidos en


los que por movimiento natural (el fluido extrae el calor de la zona caliente
y cambia densidades) o circulación forzada (a través de un ventilador se
mueve el fluido), las partículas puedan desplazarse transportando el calor
sin interrumpir la continuidad física del cuerpo.

Aquí una serie de ejemplos de convección:

 La transferencia de calor de una estufa.


 Los globos aerostáticos, que se mantienen en el aire por medio del
aire caliente. Si se enfría, inmediatamente el globo comienza a caer.
 Cuando el vapor de agua empaña los vidrios de un baño, por la
caliente temperatura del agua al bañarse.
 El secador de manos o de pelo, que transmiten calor por convección
forzada.
 La transferencia de calor generada por el cuerpo humano cuando
una persona está descalza.

La radiación es el calor emitido por un cuerpo debido a su temperatura, en


un proceso que carece de contacto entre los cuerpos ni fluidos intermedios
que transporten el calor.

La radiación hace que por existir un cuerpo sólido o líquido de


temperatura mayor que otro, se produzca inmediatamente una
transferencia de calor de uno al otro. El fenómeno es el de la transmisión
de ondas electromagnéticas, emanadas por los cuerpos a mayor
temperatura que el cero absoluto: cuanto mayor sea la temperatura,
entonces mayores serán esas ondas.

 Eso es lo que explica que la radiación solo puede producirse en


tanto los cuerpos están a una temperatura especialmente elevada. A
continuación, un grupo de ejemplos en donde se produce la
radiación:
 La transmisión de ondas electromagnéticas a través del horno
microondas.
 El calor emitido por un radiador.
 La radiación ultravioleta solar, precisamente el proceso que
determina la temperatura terrestre.
 La luz emitida por una lámpara incandescente.
 La emisión de rayos gamma por parte de un núcleo.

Enfriar

Hacer que disminuya la temperatura de un cuerpo, especialmente hasta


ponerlo frío o más frío."la leche está muy caliente, hay que dejarla enfriar;
en esa zona, las corrientes marinas enfrían las masas de aire que entran
en contacto con ellas"

Los fluidos resultan interesantes para refrigerar por la sencilla razón de


que los podemos comprimir con facilidad. Su funcionamiento es bastante
intuitivo. Cuando comprimimos un fluido (le aplicamos presión) éste se
calienta. Cuando lo expandimos se enfría (o absorbe calor, que viene a ser
lo mismo). Así es cómo funciona el sistema de refrigeración de
nuestra nevera, por expansión y compresión de un fluido.

Fundir

Derretir y liquidar , Convertir una sustancia sólida en líquida por la acción


del calor

Solidificar
Convertirse [un líquido o un gas] en un sólido ,Hacer pasar al estado
sólido. Ejemplo: solidificar un liquido, un gas