Sie sind auf Seite 1von 5

NEURODIDACTICA

Actividad 5 - Estrategias para enseñar

PRESENTADO POR:

EDERLY MACIAS ZAPATA

PRESENTADO A:

CATALINA NARANJO

IBEROAMERICA

CORPORACION UNIVERSITARIA

SEMANA 6

MARZO DEL 2018


ESTRATEGIAS PARA ENSEÑAR Y APRENDER A PENSAR

En el proceso de aprendizaje, donde las estrategias de enseñar a pensar, por parte del
profesorado, afrontando los cambios que trae nuestro mundo actual. Ya que es una de las
misiones de la escuela, puesto que los objetivos de cualquier docente debe ser ayudar a que
sus alumnos aprendan a pensar: saber pensar como indicador de calidad en educación. Es
complicado difundir la idea sobre la importancia de saber pensar ya que supone abrir
una ventana de libertad, de creatividad y de autonomía, no siempre al gusto de todos. Es
complejo modificar todo esto en una cultura educativa donde se valora hacer lo de siempre,
donde se prima la cantidad por la calidad y donde se ignora que los aprendizajes
auténticos necesitan su tiempo.

Muchos docentes desearían tener el conocimiento a la respuesta a este tema crucial en la


educación, que aportara identidad y unidad al quehacer formativo de los educandos. Las
constantes evaluaciones del sistema educativo dan prueba de una gran diversidad de teorías
y métodos, como también de la falta de fundamentación teórica que justifique un modelo
pedagógico orientador que sea brújula para la consecución de los objetivos de la Educación
con visión de futuro. Aquí optamos por una visión ecléctica e integradora de las corrientes
que creemos fundamentan mejor los argumentos filosóficos, antropológicos
psicopedagógicos, axiológicos y sociológicos de la cultura moderna. Abiertos a todo
argumento de mejora entendemos la educación como un proceso continuo de humanización,
desarrollo integral de la persona, en el camino en busca de la verdad en todas sus
dimensiones.

Hoy en día para vivir en nuestra sociedad, e incorporarse a la vida laboral, es necesario
desarrollar la inteligencia enseñar a pensar, De todos los aprendizajes, sin duda, el más
fundamental y trascendente, que está en la base de todos los demás, es construir el
pensamiento, desarrollando las habilidades cognitivas de los educandos. Y es tarea que
debiera suscitarse en todas las disciplinas, pues ellas son el vehículo para potenciar las
capacidades con las que aprendemos y construimos a la persona del educando y sus
conocimientos.

¿Se puede enseñar a pensar? En estos tiempos la labor del docente no es fácil y menos aún
lo es enseñar a pensar. Ya que ambas cosas suponen esfuerzo y dedicación, y en la mayor
parte de los casos, no nos han enseñado a nosotros desde pequeños y, por tanto, no sabemos
cómo hacerlo con nuestros pequeños.

Para enseñar a pensar, lo primero que tenemos que considerar es que nuestros hijos son
capaces de hacerlo. Y es que, a pesar de su corta edad, tienen capacidad para empezar a
desarrollar su lógica, su razonamiento y estrategias, tan necesarias para la vida, como
aprender a tomar decisiones.

Por lo menos en la infancia se puede decir que un niño se le puede enseñar cualquier cosa,
siempre y cuando sea capaz de comprenderla” (como afirma J. Bruner),

Hablando un poco sobre lo que afirma Piaget del desarrollo humano que fundamentan todo
proceso de adaptación al educando. Los conocimientos previos del educando, pues siempre
aprendemos a partir de lo que sabemos. Este es un tema vital, que todo profesor debe tener
en cuenta en el manejo de los aprendizajes. Según la lectura se habla de un requisito
fundamental de esta modificabilidad cognitiva es al mediación o mediaciones instrumentales
y sociales que usemos en el proceso de aprendizaje. Algunos autores que han estudiado la
adquisición del conocimiento (Piaget, 1982; Bruner, 1988) han puesto mucho énfasis en la
naturaleza constructiva personal del sujeto y cada vez más se reconoce la importancia de la
dimensión social. La clave del cambio pedagógico se traslada al propio educador para devenir
un mediador experto en el manejo de los principios psicológicos, en dominar un método
pedagógico activo, con el uso de las técnicas y estrategias de aprendizaje más acordes con
las necesidades de cada alumno.

Según las estrategias para enseñar a pensar Para enseñar a pensar es importante tener en
cuenta una serie de estrategias a nivel educativo que permitirán al pequeño crecer,
definiéndose él mismo ante la vida y ante nosotros, aprendiendo y entendiendo el mundo y
lo que es más beneficioso para él y para su camino en la vida, contando siempre con nuestro
amor, apoyo y cercanía. Voy a considerar varios aspectos a tener en cuenta como lo es en el
primer lugar:

En primer lugar, mostrar y expresar a nuestro hijo que él es lo más importante para nosotros
en la vida, transmitiéndole el cariño, el amor y el reconocimiento que merece por su
superación, aprendizaje y crecimiento.

Reforzar, ser positivo con ellos en sus pequeños logros y descubrimientos y motivarles hacia
lo que el adulto cree que es importante que aprenda, por ejemplo, hábitos de higiene, estudio,
comportamientos.

La comunicación y el lenguaje son fundamentales. Con ello, nos referimos al verbal, al no


verbal y al emocional. Es muy importante hablarle de manera clara, sencilla y cariñosa.

Ante sus razonamientos y pequeñas decisiones, conviene escuchar, explicar las


consecuencias de los mismos, y en algunos casos, dejarle experimentar las consecuencias de
sus propias convicciones, para que, desde la experiencia, saque sus propias reflexiones y su
propio aprendizaje.

Leo y entiendo. Para comenzar a pensar una buena actividad es comenzar con la lectura
comprensiva. Leer y comprender es una base para aprender a pensar, normalmente muchos
niños leen sin comprender lo que están leyendo. La comprensión supone una actividad de
pensamiento fundamental para enseñarles a pensar.

En conclusión de acuerdo al texto se puede decir que el enseñar a los niños a pensar de tal
forma, el pensamiento juega un papel importante porque es una cualidad imprescindible para
desenvolverse en el mundo actual. Es muy importante enseñar a pensar a nuestros niños y
niñas, solo el pensamiento les puede hacer libres, solo a través del pensamiento desarrollarán
habilidades para no dejarse engañar, para tomar decisiones y para superar los retos y alcanzar
las metas.

Desgraciadamente apenas enseñamos a pensar a nuestros niños y niñas, en un ambiente en el


que les damos todo hecho, en el que todo está controlado, en el que les marcamos las
directrices de cómo hacer las cosas, les enseñamos a repetir secuencias de pensamientos y
razonamientos pero no a pensar por sí mismos.
BIBLIOGRAFIA

Elosua, M. (1993). Estrategias para enseñar y aprender a pensar. Madrid – España: Ediciones
Narcea. Recuperado de http://aulavirtual.iberoamericana.edu.co/repositorio/Cursos-
Matriz/Licenciaturas/LEPI/Neurodidactica/MD/Estrategiaparaensenar.pdf

Educapeques. (s.f). escuela para padres, actividades para enseñar a los niños a pensar.
Recuperado de: https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/actividades-para-ensenar-
a-los-ninos-a-pensar.html

Ined21. (Agosto del 2015). Aprender a pensar. Recuperado de: https://ined21.com/aprender-


a-pensar/