Sie sind auf Seite 1von 6

Estudio No.

10

LA VESTIMENTA DE LA NUEVA VIDA EN CRISTO


Colosenses 3:12-17

INTRODUCCION

Sabemos que cierta clase de ropa identifica al que la usa, por su vestimenta
podemos reconocer a bomberos, policías, enfermeras, pilotos, etc. Asimismo era en la
antigüedad, las vestiduras servían para distinguir a los reyes, sus oficiales y su familia.

Las Escrituras enseñan que los creyentes una vez que hemos aceptado a Cristo como
señor y salvador tenemos una nueva vida, pasamos a ser parte de la familia de Dios y
ciudadanos del reino de los cielos.

En este capítulo 3 que estamos estudiando, Dios utiliza la vestimenta para ilustrar las
virtudes y actitudes que deben caracterizar a los creyentes como ciudadanos
celestiales.

En los versículos 5 al 9 del capítulo 3 vemos que los creyentes debemos despojarnos
de la vestimenta o actitudes negativas de la vieja vida. Ahora en los versículos 12-14
Dios presenta la vestimenta con que los creyentes debemos vestir al nuevo hombre,
para vivir en consonancia con nuestra condición hijos suyos y ciudadanos del reino
de los cielos.

Es una realidad que muchos creyentes aun después de haber confiado en Cristo
como Salvador, en ocasiones volvemos a ponernos la ropa que usábamos cuando
andábamos en nuestra vieja vida, olvidamos que ese vestuario ya no corresponde a
la nueva vida que hemos recibido.

Por eso en esta porción se nos recuerda, que los hijos de Dios debemos vestirnos
conforme a la ciudadanía celestial que hemos recibido en Cristo Jesús.

Estudiaremos esta porción desarrollando las siguientes enseñanzas

I. LA NUEVA VIDA Y SUS MOTIVACIONES


II. LA NUEVA VIDA Y SUS ACTITUDES
III. LA NUEVA VIDA Y SU RELACION CON LOS DEMAS

Iniciemos el desarrollo de nuestra primera enseñanza:

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 1 of 6


I. LA NUEVA VIDA Y SUS MOTIVACIONES

A. LOS CREYENTES SOMOS EL PUEBLO DE DIOS, Col. 3:12a, “12Vestíos, pues,


como escogidos de Dios…”

1. En el versículo Dios ordena a los creyentes vestirnos como lo que somos,


y para motivarnos Dios menciona tres acciones que ha llevado a cabo a
favor de los creyentes

2. La primera motivación para Dios demandarnos un ropaje especial, es


que los creyentes somos personas escogidas por Dios. El tomó la iniciativa
en nuestra salvación, el mandato a vestirnos así no es para salvarnos,
sino porque somos salvos

3. Son muchos los textos que enseñan que los creyentes somos “escogidos
por Dios”, y formamos su pueblo, 1 P. 2:9

B. LOS CREYENTES ESTAMOS CONSAGRADOS PARA DIOS, Col. 3:12b,


“…santos…”

1. El segundo motivo para Dios demandarnos un ropaje especial, es por la


posición y la condición en que Dios nos ha colocado al momento en
que creímos en Cristo Jesús.

2. Dios escogió a los creyentes para ser santos, la palabra “Santo” significa
apartado o separado, implica posición.

a. Dios nos llamó para que nos separaremos de la pecaminosidad


del mundo para consagrarnos a Dios.

b. Dios nos llamó para que nos acojamos a la nueva vida de justicia y
eternidad que nos ofrece.

3. La palabra “Santo” también implica condición. Mediante la sangre de


Cristo derramada en la cruz Dios nos santifico, nos ha limpio y purifico de
todos nuestros pecados.

C. LOS CREYENTES SOMOS AMADOS DE DIOS, Col. 3:12c, “…y amados…”

1. Los creyentes en Cristo Jesús son los escogidos para ser los santos y los
amados de Dios.

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 2 of 6


2. La palabra original utilizada aquí es una expresión verbal en participio
pasivo perfecto, lo cual indica una acción completada cuyos resultados
continúan. Dios ama a sus escogidos con un amor constante.

3. Los creyentes nos vestimos de un nuevo ropaje al convertirnos a Cristo


porque somos escogidos, santos y amados de Dios, no para llegar a
serlo. Estamos completos en Cristo, por esfuerzo propio no podemos
agregar nada a nuestra salvación

a. ¿Cuál es la vestimenta que debemos poner a nuestro nuevo


hombre?, ¿Qué clase de ropa identifica a un hijo de Dios?, a
continuación el texto indica en que consiste el ropaje que el
pueblo escogido debe llevar, el ropaje que va con un hijo de Dios,
el ropaje que es digno de lo que somos. El texto señala ocho
piezas o prendas con que debemos vestir al nuevo hombre.

II. LA VIDA NUEVA Y SUS VIRTUDES


A. MISERICORDIA, Col. 3:12d, “…de entrañable misericordia…”

1. Los creyentes debemos vestir la ropa de la misericordia, esta frase significa


misericordia profunda, que brota de lo más profundo de nuestras entrañas o
nuestro ser.

2. La palabra misericordia es sinónimo de piedad y compasión, Dios ha tenido


tanta misericordia con nosotros, que debemos estar dispuestos a mostrar
misericordia con el prójimo

3. Esta compasión es un interés sincero por los que padecen o tienen


necesidades. Dios ama a tales personas y los quiere ayudar, nosotros como
hijos de Dios, debemos compartir el sentimiento de Dios para con los
demás.

a. La misericordia debe fluir de lo más profundo de nuestro ser para los


perdidos, los descarriados, los heridos, los desamparados, los
desposeídos, los enfermos, los hambrientos, los desvestidos, los huérfanos
y las viudas.

b. Podríamos ampliar la lista, pero el punto es que los creyentes no


podemos pasar por alto las necesidades del prójimo, cuando podemos
ofrecerle satisfacción, Hechos 20:34-35.

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 3 of 6


B. BENIGNIDAD, Col. 3:12e, “…de benignidad…”

1. Los creyentes debemos vestirnos de benignidad, porque es un fruto que el


Espíritu Santo debe producir en nosotros.

2. la palabra benignidad significa ser útil, de ayuda y considerado en toda


circunstancia. Implica ausencia de maldad, es lo opuesto a negligente e
indiferente.

3. Una persona benigna tiene empatía con los demás, sufre con los que
sufren, ríe con los que ríen y lucha con los que luchan

C. HUMILDAD, Col. 3:12f, “…de humildad…”

1. La palabra humildad significa ofrecerse en espíritu de sumisión, es no actuar


con arrogancia, orgullo o soberbia. La humildad surge de conocernos tal
como somos, surge de la evaluación sincera de nosotros mismos,

2. La humildad se da en una persona que va hacia Cristo y aprende de Cristo,


porque Cristo es nuestro ejemplo de humildad, Mateo 11:29.

3. La única forma en que una Iglesia puede permanecer fuerte y bendecida


por Dios, es que su gente ande en espíritu de humildad, Fil. 2:3-4. Contrario a
lo que el mundo cree, la humildad trae grandes beneficios en nuestra vida,
Mt. 23:12.

III. LA NUEVA VIDA Y SU RELACION CON LOS DEMAS


A. MANSOS, Col. 3:12g, “…de mansedumbre…”

1. La palabra mansedumbre significa ser gentil, tierno, afable, dócil,


considerado pero firme.

2. La mansedumbre es un estado de humildad pero esto no significa que la


persona sea débil, cobarde o menso, la persona mansa camina
humildemente entre los demás sin hacer acepción de personas.

3. La mansedumbre no es una mente débil que se hace indiferente a lo mal


hecho, 2 Timoteo 2:24-25.

Una persona mansa se niega a sí mismo y vive para los demás por lo que
Cristo hizo por él, los creyentes debemos ser mansos porque Jesucristo fue
manso, Mt. 11:28-29

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 4 of 6


B. PACIENTES, Col. 3:12h, “…de paciencia”

1. La palabra paciencia significa literalmente lento para enojarse, implica


perseverancia, ser constante, soportar una situación difícil por un tiempo
prolongado y permanecer firme

2. La paciencia nunca se cede no importa la provocación que reciba, la


paciencia no devuelve el ataque ni busca venganza

3. La paciencia es un atributo de Dios, y es un fruto que el Espíritu Santo debe


producir en la vida de cada creyente, veamos la paciencia de Dios con los
hombres, 2 Pedro 3:9.

C. TOLERANTES, Col. 3:13a, “13soportándoos unos a otros…”

1. Soportarse unos a otros significa aguantar lo que no nos gusta en otros, ser
tolerantes con los demás en cuanto a su forma de pensar y actuar.

2. Algo que olvidamos con frecuencia es que cada uno de nosotros tenemos
fallas, debilidades y deficiencias que las personas que están a nuestro
alrededor viven soportándonos,

3. A menudo queremos que los demás soporten mis faltas pero somos se nos
hace difícil soportar las faltas de los demás. Dios nos pide que seamos
tolerantes con los demás porque él es tolerante, Romanos 15:1-3.

D. PERDONADORES; Col. 3:13b, 13…y perdonándoos unos a otros, si alguno


tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también
hacedlo vosotros”.

1. La palabra perdón significa otorgarle gracia a las personas que nos han
ofendido, es decir no pagarle conforme merecen sus ofensas.

2. En este versículo Dios nos demanda que seamos perdonadores con los
demás, así como nosotros somos constantemente perdonados por Dios.
La clave para perdonar a otros es recordar lo mucho que Dios nos
perdonó.

3. Perdonar las ofensas de los demás es un requisito para recibir el perdón


de Dios, Quien nos sabe perdonar no merece ser perdonado, Marcos
11:25.

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 5 of 6


E. AMOROSOS, Col. 3:14, “14Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el
vínculo perfecto”

1. El amor, aunque se presenta al final es la prenda más importante de la ropa


nueva que debemos usar los creyentes, porque el amor mantiene a todas
las demás virtudes unidas en su lugar, es decir, todas las virtudes que Dios
nos anima a desarrollar se vinculan perfectamente entre sí por el amor,

2. Al decir que el amor es el vínculo perfecto, Dios quiere significar que no hay
cosa mejor para unir al pueblo de Dios, el amor produce la perfección en
nosotros.

3. Fue por amor que Dios planifico la obra de la cruz para que pudiéramos
recibir la salvación y la vida eterna, Juan 3:16, “De tal manera amo Dios al
mundo que mando a su hijo….”

En fin, el amor no puede faltar en el ropaje del nuevo hombre, porque es la


virtud principal para que el mundo nos identifique como ciudadanos del
cielo, Juan 13:34–35.

CONCLUSION
Hermanos esta porción de la Epístola a los Colosenses nos ha enseñado las virtudes
que deben formar parte de nuestra nueva vida en Cristo Jesús.

Así que despojémonos de toda acción pecaminosa, de todo hábito y actitud


negativa que formaba parte de nuestra vieja vida, y adoptemos el patrón de vida
que debe distinguir a una persona que ha recibido la ciudadanía celestial, por haber
nacido de nuevo mediante su fe en Jesucristo y la obra de la cruz

Oremos

Pr. Luis Valdera Cáceres Page 6 of 6