Sie sind auf Seite 1von 36

vivir

con el
corazón

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 3 10/04/2017 12:11:02


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 4 10/04/2017 12:11:02
Russell Kots & Thubten Chodron

vivir
con el
corazón
Cómo cultivar compasión cada día

Traducción:
Amaia Zabala Altube

Ediciones Dharma

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 5 10/04/2017 12:11:02


© Constable & Robinson Ltd.
53-56 Russell Square
London WC1B 4HP

Título original: Living with an Open Heart.


How to Cultivate Compassion in Everyday Life

© de la traducción Amaia Zabala Altube

© de esta edición:
Ediciones Dharma, 2017
Elias Abad, 3 bjos.
03660 Novelda (Alicante)
www.edicionesdharma.com
E-mail: dharma@edicionesdharma.com

ISBN: 978-84-945327-7-1
Depósito legal: A-158-2017

Impreso en España. Printed in Spain

Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total


ni parcial de este libro, ni la recopilación en un sistema informático, ni la
transmisión por medios electrónicos, mecánicos, por fotocopias, por registro o
por otros métodos, sin el permiso previo y por escrito del editor o el propietario
del Copyright.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 6 10/04/2017 12:11:02


Este libro está dedicado a
Su Santidad el Decimocuarto Dalái Lama

Y a todos los seres sensibles


que solo desean ser felices y no sufrir.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 7 10/04/2017 12:11:02


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 8 10/04/2017 12:11:02
ÍNDICE

Prefacio de Su Santidad el Dalái Lama 15


Prólogo del profesor Paul Gilbert 19
Introducción 25
Agradecimientos 33

1 Establecer nuestra motivación 35

PARTE I:
La compasión: qué es, qué no es
y por qué merece la pena cultivarla

2 ¿Qué es la compasión y por qué la necesitamos? 41


3 La compasión, la interdependencia
y la responsabilidad universal 44
4 La compasión verdadera 47
5 Abandonar las concepciones erróneas
y hacer las paces con nuestros miedos 49
6 La compasión valiente 52
7 La confusión en torno a la compasión 55
8 Un tipo diferente de fuerza 59

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 9 10/04/2017 12:11:02


10 VIVIR CON EL CORAZÓN

PARTE II:
Los componentes esenciales de la compasión

9 La atención consciente 67
10 La comprensión compasiva de las emociones 74
11 El poder del optimismo 79
12 Los tres tipos de emociones 82
13 Trabajar con los pensamientos y las emociones no deseadas 88
14 Hacernos amigos de nosotros mismos 95
15 «Sigue tu línea» 100
16 Una dieta saludable para la mente 103
17 Ser responsables de nuestras emociones 107
18 Más allá de la culpa 111
19 Establecer unos hábitos compasivos 114
20 La imaginería y el método de interpretación:
cultivar nuestro yo compasivo 119

PARTE III:
Cultivar la compasión

21 Cómo cultivar la compasión 127


22 La ecuanimidad 130
23 La instrucción en siete puntos de causa y efecto 135
24 El amor y la compasión 137
25 Igualarse y cambiarse uno mismo por los demás 143
26 La bondad de los demás 146
27 Las desventajas del egoísmo 150
28 «Las reglas del universo» 154
29 Los beneficios de cuidar a los demás 158
30 Intercambiarse uno mismo por los demás y «Tomar y dar» 160

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 10 10/04/2017 12:11:02


ÍNDICE 11

31 La autocompasión y la autocorrección compasiva 166


32 Trabajar con el enjuiciamiento y la parcialidad 171
33 La compasión y la empatía 176
34 El pensamiento compasivo y la mentalización 180
35 Los cuatro inconmensurables 185
36 La importancia de la práctica regular 191

PARTE IV:
Compasión y conexión

37 Conectar con la compasión 197


38 Acercarnos a los demás con compasión 199
39 Descubrir lo mejor de los demás 202
40 Ayudarnos mutuamente a sentirnos seguros 206
41 La comunicación compasiva 209
42 Describir las situaciones con exactitud 211
43 Identificar nuestros sentimientos 213
44 Analizar lo que percibimos como amenazas y necesidades 218
45 La importancia de la escucha empática 224
46 Ofrecer empatía a nosotros mismos y a los demás 230
47 El humor 233
48 El semáforo emocional consciente 235
49 Hacer peticiones 237
50 Pedir disculpas y perdonar 241
51 Hacer valoraciones positivas y elogiar 244
52 La supervivencia del más cooperativo 246
53 La compasión y las relaciones de apego 248
54 Inspirar la compasión en nosotros mismos y en los demás 254
55 La importancia de la consistencia 259

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 11 10/04/2017 12:11:02


12 VIVIR CON EL CORAZÓN

PARTE V:
Baches en la carretera

56 La compasión y la angustia empática 265


57 La fatiga de la compasión 269
58 Eliminar la parcialidad 273
59 La compasión mal entendida 276
60 Los amigos que nos aconsejan mal 280
61 El miedo a la compasión, la constancia
y el deshielo a nuestro ritmo 285

PARTE VI:
Compasión en acción

62 La compasión como un antídoto para la baja autoestima 291


63 La compasión como el antídoto
a la mente crítica y enjuiciadora 294
64 Bajar el ritmo y dar un espacio 296
65 La compasión y la forma de vida ética 300
66 La compasión, la incertidumbre
y escuchar verdades incómodas 304
67 Los pequeños actos de compasión
pueden producir grandes resultado 309
68 El poder transformador de la compasión 314
69 Traer la compasión a cada momento 319

Notas 323
Lecturas recomendadas 329

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 12 10/04/2017 12:11:02


DEDICACIÓN

Mientras siga existiendo el espacio,


mientras siga habiendo seres,
que hasta entonces yo también siga existiendo
y elimine el dolor de los seres.1

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 13 10/04/2017 12:11:02


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 14 10/04/2017 12:11:02
PREFACIO
de Su Santidad el Dalái Lama

S iempre le digo a la gente que mi religión es la bondad, porque la


bondad está “en nuestros huesos”. Sin la bondad, ninguno de no-
sotros podría sobrevivir. Cuando nacemos, se nos da la bienvenida
con bondad y compasión. En virtud de la compasión de los demás
obtenemos comida, cobijo, ropa y medicinas –todo cuanto necesi-
tamos para mantenernos vivos–. Cuando somos niños, al cuidado
de otras personas, recibimos educación y aprendemos los valores que
nos acompañarán en la vida. Habiendo disfrutado de los beneficios
de la bondad de los demás, lo natural es que sencillamente la devol-
vamos.

Sin embargo, en ocasiones, el sentido de nuestro interés personal


nos impide hacerlo. Más aún, algunas personas dicen que estamos
genéticamente predispuestos a buscar nuestro propio beneficio sin
tener en cuenta a los demás. No creo que necesitemos reducirnos
a unos instintos tan primarios. Es natural que persigamos nuestros
propios intereses, pero hemos de hacerlo de manera sabia y no estú-
pida. Y la forma sabia es tener en cuenta también a los demás.
En la actualidad, un número creciente de científicos está descu-
briendo que el cultivo consciente de la compasión tiene un papel

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 15 10/04/2017 12:11:02


16 VIVIR CON EL CORAZÓN

positivo en el funcionamiento del cerebro y en el fortalecimiento


de ciertos recorridos neuronales. En otras palabras, nuestros mara-
villosos cerebros humanos pueden transformarse cuando alentamos
nuestras mejores cualidades –como la generosidad, la compasión,
el amor, la tolerancia, el perdón, la fortaleza, la paciencia y la sabi-
duría–. Y los métodos antiguos que el Buda enseñó, basados en la
razón, para liberar las emociones perturbadoras y cultivar las emo-
ciones positivas, nos ofrecen un modo de poder llevar a cabo esta
transformación.

Nuestro mundo es cada vez más interdependiente, y me pregunto


si realmente comprendemos que nuestra interdependiente comuni-
dad humana debe ser compasiva; compasiva en la elección de nues-
tros objetivos, compasiva en nuestras formas de cooperación y en la
persecución de dichos objetivos. La compasión subraya los princi-
pios de dignidad y de justicia para todos. Desde el punto de vista
budista, todas las cosas se originan en la mente. Las claves esenciales
son el verdadero aprecio por la humanidad, la compasión y el amor.
Dado que la motivación es tan sumamente importante, si cultiva-
mos un buen corazón tanto en el campo de la ciencia como en el de
la política o el comercio, el resultado será de mayor beneficio. Con
una motivación positiva que tome en consideración los intereses de
otras personas, además del nuestro, nuestras actividades beneficiarán
a la humanidad; sin tal motivación, lo más probable es que nuestras
acciones resulten dañinas. Esta es la razón por la que la compasión
es tan importante para la humanidad.

Me complace especialmente que este libro, Vivir con el corazón.


Cómo cultivar compasión cada día, haya sido escrito conjuntamente
por un psicólogo y una monja budista. Las respectivas tradiciones
a las que pertenecen son ambas ricas en conocimiento y sabiduría
y tienen mucho para compartir y de lo que aprender mutuamente.
Habiendo estado involucrado en el diálogo entre la ciencia mo-
derna y la ciencia budista durante muchos años, me siento feliz al
ver a otras personas incorporarse y enriquecer la conversación. Los
autores abordan la temática de la compasión con un lenguaje fácil

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 16 10/04/2017 12:11:02


PREFACIO DE SU SANTIDAD EL DALÁI LAMA 17

de entender y de una manera asequible para que las personas la


puedan poner en práctica, cualquiera que sea la tradición religiosa,
o ninguna, a la que pertenezcan. Las breves reflexiones al final de
cada capítulo ofrecen a los lectores unos medios simples, si bien
eficaces, para empezar a cultivar la más beneficiosa de las cualida-
des humanas –la compasión–.

El Dalái Lama
29 de Agosto 2013

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 17 10/04/2017 12:11:02


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 18 10/04/2017 12:11:02
PRÓLOGO

L a psicología occidental se ha centrado en el estudio científico


de la mente y, en gran medida, en el individuo. Ha centrado
su atención sobre los problemas de la salud mental, la agresividad,
la asertividad, la autoestima, cómo competir mejor en el mundo,
cómo tener mejores cuerpos y unas relaciones sexuales más satis-
factorias. De hecho, existe una evidencia cada vez más amplia de
que durante los últimos treinta años nos hemos convertido en más
egoístas, avariciosos y narcisistas, y de que cada vez estamos más
preocupados por nosotros mismos y por la forma en la que nos pre-
sentamos, ya sea en el mundo “real” del trabajo y las relaciones o en
los medios de comunicación social. Nos hemos convertido, como
señaló Christopher Lasch, en actores de teatro invadidos por la au-
tocrítica y la vergüenza, el miedo o el rechazo si nuestra representa-
ción no consigue la aprobación de los demás. Desgraciadamente, la
consecuencia de nuestra riqueza material y de la actitud de “hacer
más, tener más, ser más” no siempre es una mayor felicidad sino
un riesgo cada vez mayor de depresión y ansiedad, las cuales van en
aumento en la sociedad occidental, especialmente entre los grupos
más jóvenes.
Por lo tanto, ¿qué ocurre si le damos la vuelta a esto de manera
que la clave de la felicidad ya no sea nuestro propio enriquecimiento
sino la compasión, el deseo de estar abiertos al sufrimiento de uno
mismo y de los demás, con el compromiso de involucrarnos en él,
aliviarlo y prevenirlo? ¿Qué ocurre si contemplamos el sufrimiento
en nosotros mismos y en los otros no como algo que ha salido mal,
como un indicativo de fracaso personal o debilidad, sino más bien
como un proceso normal de la vida que nos exige que desarrollemos
visión y coraje?

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 19 10/04/2017 12:11:02


20 VIVIR CON EL CORAZÓN

Este fue el viaje del Buda hace veinticinco siglos. Nació como prín-
cipe y su padre, para protegerle del sufrimiento de la vida, le constru-
yó palacios dorados de altos muros en los que todos sus deseos pu-
dieran verse satisfechos –la mejor comida, vino y mujeres–. Así que
durante sus primeros treinta años aproximadamente, pudo vivir una
vida de satisfacción de los placeres mundanos. En cierto sentido, por
supuesto, esto es lo que la sociedad occidental nos dice que debemos
hacer –comprar más, tener más, hacer más, ser más– para deleitarnos
con los placeres de la comida, la bebida, las vacaciones, los coches y
los programas de televisión y no ser demasiado conscientes del sufri-
miento en nuestros propios corazones o en los de quienes nos rodean.
Sin embargo, Sidharta (que sería el Buda) percibió algo más allá de
los muros, más allá de su vida de placeres, así que salió del palacio
con un sirviente. Allí fuera encontró cuatro mensajeros: un anciano
en pleno proceso de decadencia, una persona enferma con dolor y un
cadáver en descomposición. Se hizo consciente de que no importa
cuánto se distraiga una persona con los placeres o los retos de esta
vida que, en última instancia, el sufrimiento siempre está próximo. El
cuarto mensajero fue un hombre santo que encontró deambulando
por la ciudad. Cuando preguntó a su sirviente quien era ese hombre,
éste le respondió que era un hombre santo que buscaba las causas del
sufrimiento y la cesación del mismo. Al abrirse a las realidades del
sufrimiento, el Buda decidió que él también necesitaba descubrir las
causas y la cesación del sufrimiento; llegar a la raíz de las cosas.
A menudo me he preguntado si en esa misma situación yo ha-
bría tomado ese camino o si me hubiera dicho a mí mismo: “Oye
mira, es un infierno al otro lado de estos muros. Me quedo aquí con
mi vino, mis mujeres, la música y estos ropajes exquisitos”. Esto
es lo que hacemos la mayoría de nosotros- intentamos mantener
el sufrimiento al margen y esperamos que el mundo no nos trate
demasiado mal. Aun así, en nuestros corazones, sabemos que esto
en realidad no funciona. Vemos cómo el mundo es cada vez más
problemático: el planeta está siendo gradualmente destruido para las
generaciones venideras; los bancos y otras instituciones económicas
se rinden a la avaricia y a un comportamiento inmoral que causa
un daño terrible en el tejido social de la sociedad; los fabricantes

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 20 10/04/2017 12:11:02


PRÓLOGO 21

de armas obtienen enormes beneficios en base a los conflictos que


no sabemos solucionar; y millones de personas mueren cada año
de hambre y de enfermedades que se pueden prevenir. En nuestras
vidas personales, sabemos que somos vulnerables a la incertidumbre
de las condiciones económicas, los conflictos en las relaciones y las
rupturas, las decepciones, la enfermedad, el envejecimiento y, final-
mente, a nuestra muerte y la de nuestros seres queridos.
Así pues, ¿qué ocurre si adoptamos un enfoque completamente di-
ferente y dejamos de centrarnos en cómo tener más, cada vez más,
y nos volvemos a mirar la naturaleza real de la vida? ¿Qué sucede si
realmente tomamos el camino del Buda? El primer pensamiento por
supuesto que es: “¡Estás loco! ¿Cómo puedes pretender que indague
en la existencia del sufrimiento cuando lo que quiero es ser feliz y que
el sufrimiento desparezca?”. No obstante, lo que en realidad ocurre
es que cuando nos involucramos en el sufrimiento, ponemos nuestra
capacidad para la felicidad sobre una base mucho más firme. La im-
portancia de comprometernos con los aspectos insatisfactorios de la
vida, no es una broma masoquista para que nos hundamos en la mi-
seria, sino un verdadero viaje para cambiar y mejorar nuestras mentes.
El cultivo de la compasión se sitúa en el centro mismo de este viaje.
Hasta hace poco tiempo teníamos que confiar en testimonios per-
sonales que referían que la compasión realmente crea las condicio-
nes para una mayor felicidad; que confiere una mayor armonía a
nuestras relaciones, que nos ayuda a ser menos autocríticos y pro-
clives a sentimientos de vergüenza, que alienta una relación de ma-
yor cuidado con el mundo en que vivimos y que nos ayuda a crear
paz, alegría y satisfacción en nosotros mismos. Afortunadamente,
en parte bajo los auspicios del Dalái Lama, las ciencias occidentales
han empezado a tomar todo esto en consideración. Resulta que el
cultivo de la compasión hacia uno mismo y hacia los demás hace
cosas asombrosas en nuestros cerebros y en nuestros cuerpos. Culti-
var la compasión, aumenta las funciones de partes del cerebro invo-
lucradas en la emoción positiva- tiene efectos positivos en nuestros
sistemas cardiovascular e inmunitario. El cultivo de la compasión
reporta un bien físico real. También en nuestras mentes, el cultivo
de la compasión genera una visión más profunda de la naturaleza

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 21 10/04/2017 12:11:02


22 VIVIR CON EL CORAZÓN

de nuestro sufrimiento y en lugar de ser proclives a la autocrítica


y la vergüenza, nos aceptamos mejor a nosotros mismos, nos hace-
mos más sabios y nos cuidamos mejor. Cultivar la compasión nos
permite convertirnos en más razonables y cuidadosos en nuestras
relaciones, y es más probable que estas relaciones florezcan si no nos
sentimos continuamente decepcionados y críticos.
Disponemos de la sabiduría de más de dos mil quinientos años
de prácticas y percepciones budistas de la mente y de una nueva
ciencia que ha explorado los beneficios fisiológicos y psicológicos de
la compasión. Ya no hay ninguna duda de que la compasión debería
estar en el corazón de todo lo que hacemos –en el corazón de nuestra
educación y del modo en que tratamos a los niños y niñas, en el co-
razón de nuestros negocios, en el corazón de nuestra relaciones con
los demás y, muy especialmente, en el corazón de nuestras relaciones
con nosotros mismos–.
En este reseñable y maravilloso libro, mi amigo Russell Kolts,
doctor en psicología y la monja budista Thubten Chodron, se han
unido para estudiar la forma de llevar a nuestras vidas la sabiduría
de la compasión. El libro está organizado en seis secciones que se
presentan de una manera fácil de seguir, empezando con la com-
prensión de la verdadera naturaleza de la compasión y desmontando
los mitos que existen sobre ella. Algunas veces se considera que la
compasión es débil o algo floja. No es nada de esto. La compasión
comienza por mirar al sufrimiento y por ello, el coraje está en su
mismo centro. En algunas ocasiones, la gente piensa que la compa-
sión es una manera de sacar a la gente del anzuelo, pero nuevamente,
esta es una idea errónea, como verás. Según obtenemos una mayor
claridad sobre la auténtica naturaleza de la compasión, adquirimos
la capacidad de mirar muy de cerca las experiencias que antes elegía-
mos evitar o de las que preferíamos escapar. Aprendemos a utilizar
nuestra capacidad humana de la atención para obtener una visión
más profunda de dónde se encuentra nuestra mente. En lugar de
simplemente sentirnos enfadados y hablar y actuar desde esa emo-
ción, tenemos la oportunidad de empezar a ser conscientes de lo que
ocurre en nuestra mente con la “atención plena”. Equipados con esta
capacidad de mantener nuestra atención bajo control, ahora nos po-

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 22 10/04/2017 12:11:02


PRÓLOGO 23

demos centrar en quién y en qué necesitamos cultivar la compasión.


Reuniendo la sabiduría de las concepciones budistas tradicionales y
de la comprensión científica, Russell y Chodron describen una serie
de prácticas encaminadas a hacer que la compasión esté presente en
nuestras vidas cotidianas. Esto es crucial ya que, aunque algunos
enfoques sugieren la meditación diaria, para muchos de nosotros
resulta muy difícil. Lo más importante es despertar a cada momento
e intentar, lo mejor que podamos, ser plenamente conscientes de la
oportunidad que tenemos para llevar la compasión a cualquier cosa
que estemos haciendo en ese momento. Los ejercicios que ofrecen
Russell y Chodron serán de gran ayuda en esta tarea.
Por supuesto, las relaciones están en el centro de muchas de nues-
tras fuentes de felicidad. Somos una especie social evolucionada y
nuestras mentes han sido diseñadas a lo largo de muchos millones
de años para las relaciones sociales. Desde el día que nacemos hasta
el que morimos, la bondad de los demás tiene un impacto enor-
me en la calidad de nuestras vidas. La calidad de las relaciones que
experimenten los niños y niñas tendrá una influencia enorme so-
bre su expresión genética y la maduración de su cerebro. Los niños
y niñas que crecen sintiéndose amados y valorados se desarrollan
de una manera muy distinta de los que crecen abusados, criticados
y estresados. Así pues, intentar crear armonía con los demás, pue-
de constituir una fuente de alegría para ellos y para nosotros. Pero
como ocurre en todos los viajes, surgen problemas y los obstáculos
imprevistos entorpecen el camino. Por lo tanto, en la última sección,
Russell y Chodron nos guían a través de las fuentes potenciales de
dificultad que aparecen en el camino.
Es un placer y un honor poder recomendarte este libro. Incluso en
los momentos de sufrimiento y de duda, que puedan ayudarte las
palabras en estas páginas a encontrar paz y alegría. Así lo han hecho
para mí.
Doctor Paul Gilbert
autor de The Compassionate Mind

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 23 10/04/2017 12:11:02


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 24 10/04/2017 12:11:02
INTRODUCCIÓN

Un anciano Cherokee estaba instruyendo a su nieto sobre la vida.


“Hay una lucha en mi interior”, le dijo al muchacho.
“Es una lucha terrible y es entre dos lobos. Uno es el enfado, la
envidia, la tristeza, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogan-
cia, la lástima por uno mismo, la culpa, el resentimiento, la in-
ferioridad, la mentira, el falso orgullo, la superioridad y el ego.”
Y prosiguió, “el otro es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la
serenidad, la humildad, la bondad, la benevolencia, la empatía,
la generosidad, la verdad, la compasión y la fe. La misma lucha
tiene lugar en tu interior y también en el de todas las personas”.
El nieto lo pensó un momento y entonces preguntó a su abuelo,
“¿cuál de los lobos ganará?”.
El anciano Cherokee simplemente respondió, “el que alimentes”.

Leyenda nativa americana1

Este libro trata sobre cómo aprender a alimentar al lobo de la bon-


dad.

L a compasión se basa en el deseo de que los demás se vean libres del


sufrimiento y en la aspiración a contribuir al alivio de ese sufri-
miento. Existen muchas razones para cultivar la compasión. Puede
que hayamos observado el sufrimiento en el mundo y nos hayamos
sentido conmovidos por él. Puede que nos hayamos encontrado a
nosotros mismos luchando contra una incesante sensación de in-

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 25 10/04/2017 12:11:02


26 VIVIR CON EL CORAZÓN

satisfacción y que estemos buscando formas de imbuir de sentido


nuestras vidas. Puede que hayamos notado que nos comportamos
de unas maneras que no son coherentes con nuestros valores y que
las queramos cambiar. Puede que nos hayamos sentido inspirados
por alguien que encarna la compasión, la bondad, la perseverancia
y la sensatez y que queramos parecernos más a él o a ella. Puede
que queramos mejorar nuestras relaciones con los demás, reducir los
conflictos y aumentar nuestra calidez y amabilidad. En un mundo
plagado de dificultades, desafíos y sufrimiento, puede que queramos
convertirnos en parte de la solución. Para hacerlo, debemos empezar
por nosotros mismos.
Cuando cultivamos la compasión, aprendemos a dejar de ser tan
egoístas, tan envidiosos y competitivos y, por el contrario, nos cen-
tramos en nuestro bienestar y el de los demás seres. Cuando actua-
mos desde una perspectiva compasiva que desea que todos los seres
tengan la felicidad y estén libres del sufrimiento, estamos mejor pre-
parados para cuidar de nosotros mismos, de los demás y del mundo.
La mayoría de la gente tiene una vida muy ocupada y puede pen-
sar que no dispone del tiempo o del espacio para practicar la compa-
sión. Sin embargo, es posible traer la compasión a nuestras vidas in-
cluso cuando más ocupados estamos. El cultivo de la compasión no
implica añadir nada a nuestras vidas; se trata de cambiar la manera
de entendernos y abordarnos a nosotros mismos, a las otras personas
y a las actividades que normalmente realizamos.
Hemos organizado este libro en una serie de capítulos relativa-
mente cortos. Algunos de ellos exponen ideas acerca de la compa-
sión, algunos otros presentan prácticas para desarrollar la compasión
y otras fortalezas relacionadas, y otros ofrecen información sobre
nuestras emociones y las distintas maneras de comprenderlas y tra-
bajar con ellas.
Según abras tu corazón a la compasión, tu vida empezará a cam-
biar. El impulso de derrotar a los demás será reemplazado por el
deseo de beneficiarles; los sentimientos de aislamiento serán reem-
plazados por sentimientos de conexión con los demás. Al aprender a
aceptar tus emociones- incluso las negativas como la envidia y la ira-
dejarás de atormentarte por tenerlas y serás más capaz de abordarlas.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 26 10/04/2017 12:11:02


INTRODUCCIÓN 27

A medida que vayamos profundizando en nuestra empatía, amor y


compasión por otras personas, encontraremos que la necesidad de
juzgar y criticar a los demás se va disolviendo, reemplazada por el de-
seo de comprenderles y ayudarles. La compasión es la puerta de en-
trada a la felicidad, la estabilidad emocional y las buenas relaciones.

Nuestro enfoque

Este libro presenta a dos autores: un psicólogo clínico y una monja


budista. Cuando yo (Russell) consideré la idea de un libro que reco-
giera lecturas breves y prácticas para cultivar la compasión quería ba-
sarme en ambos, la psicología occidental y el budismo dado que am-
bos buscan comprender y aliviar el sufrimiento. Fantaseaba sobre lo
estupendo que sería tener a un maestro budista como coautor. Afor-
tunadamente, conocía a la persona perfecta. Como había visitado
Sravasti Abbey y me había beneficiado enormemente de sus escritos,
sus enseñanzas y su ejemplo en mis propios intentos por cultivar la
compasión, quedé entusiasmado cuando la Venerable Thubten Cho-
dron se avino a unirse a mí en este viaje. Mi objetivo era demostrar
cómo el budismo y la psicología pueden trabajar juntos con un mis-
mo propósito –ayudarnos a vivir con el corazón abierto, a cultivar la
bondad y la compasión para nosotros mismos y los demás, incluso en
el ajetreo de la vida cotidiana–. La compasión es algo que podemos
incorporar en cada momento de nuestras vidas y, como verás, tanto
las antiguas tradiciones budistas como los más recientes abordajes en
psicología tienen mucho que aportar en esta tarea.
Al tiempo que se da un gran solapamiento entre nuestros enfo-
ques, cada uno ofrece su propia perspectiva. Nos entusiasmó la idea
de combinar estas dos tradiciones.
Ambos valoramos altamente la compasión, intentamos cultivarla
en nuestras vidas diarias y nos afanamos por compartir con los de-
más nuestro conocimiento y experiencias compasivas. Ambos pro-
fesamos un profundo respeto por las personas –sean conocidas o
no– que ofrecen vivos ejemplos de compasión en acción. Ambos nos
hemos beneficiado enormemente de las enseñanzas budistas sobre la
compasión y hemos utilizado los abordajes de la psicología occiden-

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 27 10/04/2017 12:11:02


28 VIVIR CON EL CORAZÓN

tal a la compasión en nuestras propias vidas y en nuestra docencia.


Pensamos que también hay diferencias interesantes en nuestros
enfoques. Chodron, monja en la tradición budista tibetana, se acer-
ca a la compasión principalmente desde una perspectiva espiritual,
ya que ha dedicado décadas al estudio y la práctica de las enseñanzas
del Buda y de los grandes maestros budistas. Estas enseñanzas des-
criben unos métodos pormenorizados para eliminar el enfado y cul-
tivar el perdón, así como para desarrollar un amor y una compasión
imparciales hacia todos los seres.
Russell, como psicólogo clínico y a través de su trabajo como te-
rapeuta, investigador y profesor de universidad especialista en áreas
como los trastornos emocionales, mindfulness, el enfado y la Tera-
pia Centrada en la Compasión*, se apoya fundamentalmente en la
perspectiva científica de la psicología occidental. Esto también se
refleja en su manera de abordar la compasión enfatizando el papel
del cerebro evolucionado para conformar nuestras respuestas emo-
cionales, así como en la práctica de mindfulness como actualmente
se enseña en la psicología occidental.
Hemos mantenido conversaciones muy interesantes sobre la
compasión, basándonos en nuestros distintos campos de proce-
dencia, educación y experiencia. Pero por encima de todo, com-
partimos un compromiso unánime en la aplicación de la compa-
sión, la bondad y la tolerancia en el alivio del sufrimiento. Hemos
disfrutado escribiendo e indagando juntos en la compasión y es-
peramos que también tú disfrutes del enfoque compartido que se
recoge en este libro.

Mente y cerebro

En diferentes momentos hablaremos de la mente, el cerebro y la


interacción entre ambos y por tanto, es útil empezar por definir qué
queremos decir con cada uno de ellos. Con “mente” nos referimos a

*Terapia centrada en la compasión. En castellano TFC de Terapia focalizada


en la compasión. No se emplean las siglas TCC para no confundirla con la
Terapia cognitivo conductual (N. de la T.)

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 28 10/04/2017 12:11:02


INTRODUCCIÓN 29

la actividad mental –la parte de nosotros que piensa, percibe, siente


y experimenta–; esto incluye las partes consciente, cognitiva, inteli-
gente y emotiva de nosotros como seres humanos. A diferencia del
cerebro, la mente no está compuesta de materia.
Los budistas consideran que la mente es mera claridad y conscien-
cia. La claridad se refiere a la naturaleza inmaterial de la mente y a
que la mente es como un espejo capaz de reflejar cualquier cosa que
aparezca ante ella. La consciencia indica la capacidad de la mente
para percibir, experimentar e involucrarse con los objetos.
La naturaleza fundamental de la mente es pura e impoluta, aun-
que a veces está nublada por emociones perturbadoras como el afe-
rramiento, el enfado y la confusión. Aquí puede ser útil la siguiente
analogía: la mente se asemeja a un cielo despejado mientras que sus
contenidos –pensamientos, emociones y demás– son como las nu-
bes que pasan por él. Esta naturaleza “como de cielo” de la mente,
es pura en sí misma; los pensamientos y emociones que son como
nubes, no son parte inherente de ella. Las emociones perturbadoras
nublan la mente de manera que no podemos ver las cosas tal y como
son. Afortunadamente, esto se puede revertir mediante el cultivo de
la sabiduría que nos capacita para ver la naturaleza pura, como el
cielo, de nuestra mente.
Por otro lado, el cerebro es un órgano físico modelado por la evolu-
ción, compuesto de células llamadas neuronas y que opera mediante
complejos procesos electroquímicos. La interacción entre la mente
y el cerebro es compleja y constituye un área en la que mantenemos
perspectivas ligeramente diferentes. Chodron considera la relación
entre la mente y el cerebro como una correlación: el cerebro a me-
nudo espeja y refleja las actividades mentales y las emociones, pero
raramente las causa directamente. Russell pone mayor énfasis en el
papel del cerebro para formar nuestra experiencia de la realidad, y
considera su actividad física como una parte de la cadena causal que
da lugar a nuestras experiencias mentales, pese a que a su vez, es con-
formado por estas mismas experiencias. Cuando se trata del cultivo
de la compasión, esta divergencia es irrelevante. Al mismo tiempo
que las perspectivas que adoptamos en nuestros capítulos pueden
diferir un poco, nuestros objetivos para este libro son los mismos

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 29 10/04/2017 12:11:02


30 VIVIR CON EL CORAZÓN

–aprender cómo podemos utilizar nuestras mentes y cerebros de la


manera más provechosa posible para cultivar la compasión y crear
unas vidas y un mundo mejores–.

Formato y visión general

Nuestra intención al escribir este libro es facilitarte unas herra-


mientas útiles para transformar tu mente de manera que puedas
expresar tus valores más profundos como la bondad, el amor, la
compasión y la generosidad a lo largo de tu día, por muy ingratas
que parezcan tus tareas e interacciones. Puede que incluso descu-
bras que si están imbuidas por la compasión, ninguna tarea ni in-
teracción es banal.
Para lograr nuestro objetivo, hemos diseñado una serie de capítulos
breves que te ofrecen algunas ideas así como algunas prácticas que
podrás incorporar en tu día. Estos capítulos te ayudarán a hacerte
más consciente de cómo traer la compasión a tu vida diaria y a afron-
tar los obstáculos que desafían nuestra capacidad de ser compasivos.
A cada capítulo le sigue una reflexión que te ayudará a analizar y a
aplicar en tu vida las cuestiones que aparecen en dicho capítulo.

Los capítulos están organizados en seis grandes secciones:

• La sección I se centra en definir la compasión, clarificar qué es y


qué no es, y explorar las razones de por qué merece la pena incor-
porarla en nuestras vidas.
• La sección II nos ayuda a prepararnos para cultivar la compasión
aumentando nuestra consciencia sobre los demás y aprendiendo
cómo funcionan nuestras emociones.
• La sección III se centra en cómo cultivar la compasión y presen-
ta una serie de ejercicios prácticos y estrategias que nos ayudan a
incorporar la compasión en nuestra vida diaria.
• La sección IV analiza la relación entre la compasión y el modo en
que conectamos y nos comunicamos con los demás.
• La sección V aborda los obstáculos y desafíos que podemos en-
contrar cuando cultivamos la compasión.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 30 10/04/2017 12:11:02


INTRODUCCIÓN 31

• La sección VI se centra en las aplicaciones específicas de la com-


pasión en nuestras vidas y en la sociedad.

Pese a que los capítulos están presentados de manera secuencial y


se pueden leer en orden, la mayoría de ellos también puede leerse
por separado. Puede que te guste abrir el libro al azar y leer un ca-
pítulo, reflexionando sobre él según discurres por el día. Como el
cultivo de la compasión es una práctica constante en nuestras vidas
puede que quieras leer este libro una y otra vez, empapándote de
más sabiduría con cada lectura.

Símbolos

Dado que nuestra exploración toma en cuenta dos tradiciones di-


ferentes, nos ha parecido que te resultaría útil saber a quién pertene-
ce la voz principal en cada uno de los capítulos. Como recordatorio
para ello, hemos introducido unos símbolos al principio de cada
capítulo para indicar el autor. Russell está representado por , la le-
tra griega Psi, que normalmente se emplea como símbolo del campo
de la psicología. Los capítulos de Chodron están marcados por la
rueda del dharma, un símbolo muy común en el budismo. Se dice
que el Buda “hizo girar la rueda del dharma”, esto es, que impartió
las enseñanzas que describen el camino que nos permite desarrollar
totalmente nuestro potencial humano. Para aquellos capítulos en
los que ambos autores contribuyen significativamente, se emplea el
símbolo de una flor de loto, . El loto es una flor maravillosa que
crece en el fango pero no se mancha con él. De la misma manera,
las personas que han desarrollado su compasión al máximo pueden
vivir en un mundo de sufrimiento y confusión sin resultar influen-
ciados negativamente por él. En el arte budista, el Buda es normal-
mente representado sentado o de pie sobre una flor de loto. Para tu
conveniencia también indicamos a continuación quién ha escrito
cada capítulo:

• Russell: 1, 2, 6, 8-10, 12, 13, 15, 16, 19, 20, 31-34, 36, 40, 48,
53-55, 60, 61,64, 66, 69.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 31 10/04/2017 12:11:03


32 VIVIR EN EL CORAZÓN

• Chodron: 3-5, 7, 11, 14, 17, 18, 21-30, 35, 37-39, 41, 46, 47,
49, 50-52, 56-59, 62, 63, 65, 67, 68.

•Ambos: 42-45.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 32 10/04/2017 12:11:03


AGRADECIMIENTOS

A ambos autores nos gustaría expresar nuestra sincera gratitud y res-


peto a Su Santidad el Dalái Lama por su inspirador ejemplo de
compasión en acción. Estamos agradecidos a Fritha Saunders y a to-
dos aquellos en Constable&Robinson que hicieron posible este libro.

Russell: Me gustaría expresar mi gratitud a todos aquellos que se


han comprometido a cultivar y a enseñar la compasión, tanto a los
antiguos maestros como a los actuales maestros y estudiantes. Quie-
ro trasladar mi profundo agradecimiento al profesor Paul Gilbert y
a los demás miembros de la comunidad de la Terapia Centrada en la
Compasión, a mis comprensivos colegas y estudiantes de la Eastern
Washington University y de otros lugares, y a mi familia- en espe-
cial a mi esposa Lisa, a mi hijo Dylan y a mis padres John y Mary
Kolts. Me considero también muy afortunado por tener amigos que
constantemente me ofrecen su apoyo y compasión y quisiera dar las
gracias, de manera muy especial, a Randy Hartsock, Chris Schwarz
y Shane Smith cuya influencia en mi vida ha contribuido directa-
mente a la redacción de este libro.

Chodron: Quisiera expresar mi gratitud al Buda y al sabio indio


del siglo octavo Shantideva que tan elocuentemente ofreció las ins-
trucciones del método para cultivar la compasión, así como a todos
mis maestros. También estoy profundamente agradecida por la pa-
ciencia y el apoyo de la comunidad de Sravasti Abbey.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 33 10/04/2017 12:11:03


vivir con un corazón abierto tripa original.indd 34 10/04/2017 12:11:03
1. Establecer nuestra motivación

E ste libro trata sobre cómo aprender a entretejer la compasión en


nuestras vidas cotidianas al margen de lo atareadas o frenéticas
que éstas sean. Cuando comenzamos un viaje importante, conviene
realizar algunos preparativos –y este viaje, en particular, es uno que
importa–. Así que, empezaremos a prepararnos para este viaje que
vamos a compartir teniendo en cuenta la motivación, que es un
componente esencial de la compasión.
¿Te has parado alguna vez a pensar por qué haces las cosas que
haces? Tenemos multitud motivaciones diferentes que responden a
una amplia gama de objetivos –puede que queramos establecer y
mantener relaciones; obtener más dinero, prestigio social o posesio-
nes; buscar el sentido y la felicidad en la vida–. En otras ocasiones,
puede que no seamos conscientes en absoluto de nuestra motivación
–discurriendo por el día y tachando elementos de la “lista de cosas
para hacer”–, desconectados de la consciencia de por qué estamos
haciendo esas cosas. No obstante, podemos elegir y cultivar cons-
cientemente una motivación en nuestras mentes, como cultivamos
las semillas en un jardín. Concretamente, podemos decidir hacer
cualquier cosa que estemos haciendo por un motivo beneficioso.
Hacerlo así, ofrece unas ventajas considerables: la motivación que
está detrás de una acción –la razón por la que la hacemos– influ-
ye profundamente en el modo en que la realizamos, en cómo nos
sentimos al realizarla y también en el resultado de la misma. Con el
tiempo, hacer una pausa para cultivar conscientemente una motiva-
ción compasiva antes de actuar, transforma nuestro estado mental
y nos ayuda a tomar decisiones sabias que mejoran nuestras vidas.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 35 10/04/2017 12:11:03


36 VIVIR EN EL CORAZÓN

Todos tenemos distintas responsabilidades en el trabajo o en casa.


Supongamos que una de las tuyas consiste en preparar la cena para
tu familia o compañeros de piso. Cuando llegas a casa tras un día
ajetreado y agotador, puede que lo más fácil sea abordar la prepa-
ración de la cena simplemente como otro elemento a tachar de tu
“lista de cosas que hacer”. Puede que hasta te siente mal hacerlo y
pienses, “esto es algo que tengo que hacer”, incluso si es una tarea
que aceptaste realizar y con la que a menudo disfrutas.
Supongamos ahora que abordaras la preparación de la cena de
una forma ligeramente diferente. ¿Qué te parecería bajar el ritmo
después de llegar a casa y tomarte unos pocos minutos de silencio
para ti mismo, o simplemente darte un minuto para respirar relaja-
damente y liberar la tensión de tus músculos? ¿Qué tal si entonces
generaras la motivación de preparar una cena nutritiva para alimen-
tar y cuidar a esas personas que te importan y mejorar sus vidas?
Imagínate preparando esa cena con un propósito –un propósito que
refleja los valores que más estimas como la amabilidad, el amor, la
compasión y la generosidad–. Imagina a esas personas de las que te
preocupas, felices y bien nutridas por la comida que amorosamente
les has preparado.
Incluir la compasión en nuestra motivación puede transformar
incluso las tareas más cotidianas. Podemos fregar los platos para
que los demás coman sin enfermar. Como padres y madres y como
profesores, podemos orientar y, en ocasiones, corregir a los niños y
niñas con la motivación de ayudarles a desarrollar cualidades que
les serán muy útiles en su vida futura. Podemos interactuar con los
clientes con la intención de ayudarles a encontrar lo que necesitan
y que disfrutarán. Los maestros budistas nos animan a que exami-
nemos nuestros motivos antes de actuar, asegurándonos de que no
son egoístas ni perjudiciales, y de que nuestro objetivo último es
beneficiar a los demás y liberarles del sufrimiento. Imagina cómo
sería actuar con la motivación de liberar a todos los seres –incluido
tú– del sufrimiento. Intenta no enredarte pensando, “qué tontería,
yo nunca podría hacer eso”. Sencillamente imagina cómo te senti-
rías, pensarías y te comportarías si tuvieras ese propósito.

vivir con un corazón abierto tripa original.indd 36 10/04/2017 12:11:03