Sie sind auf Seite 1von 6

Distribución de las propiedades y masas de agua.

Propiedades en el mar
Todas las características físicas, químicas y biológicas que pertenecen al mar y
pueden ser representadas por un número o un vector se denominan propiedades, son
"propiedades escalares" las que se representan por un número y "propiedades
vectoriales" las que quedan definidas por un vector.

Distribución de las propiedades


Los procesos naturales que se verifican en el océano tratan de distribuir las
propiedades en su seno de determinada manera, mientras que otros, por ser de efectos
opuestos, tratan de alterar la distribución que proviene de los primeros.

Campos de las propiedades


La distribución de una propiedad cualquiera se llama el "campo" de esa propiedad.
"superficies equiescalares": sobre cada una de las cuales es constante el valor de la
propiedad considerada, siendo usual elegir las superficies equiescalares de modo que
representen valores tomados a intervalos constantes y que se denominan "superficies
equiescalares tipo" determinando en el espacio un conjunto de "estratos
equiescalares".
Las curvas equiescalares se denominan en general " isolíneas" o " isopletas" y en
particular:
 Isotermas las de la temperatura
 Isobaras las de la presión
 Isopicnas las de la densidad
 Isohalinas las de la salinidad
 Isosteras las de volumen específico c
 Isohipsas o isanosteras las de la anomalía del volumen específico cada
Variación de los campos escalares
Las distribuciones resultan hallarse dependiendo tanto del espacio como del tiempo.
La variación que experimenta una propiedad en una partícula que se traslada con la
velocidad del agua se llama la "variación individual", la que sufre en un determinado
punto del espacio en función del tiempo se denomina la "variación local", y la que se
debe a la existencia de una corriente cuando su campo no es "uniforme" (*)
se reconoce como "variación advectiva".

De lo dicho resulta que la variación individual es igual a la variación local más la


variación advectiva, lo que ha de tenerse bien presente cuando se trata del estudio de la
distribución de las propiedades en el mar.

Si el campo de una propiedad es "estacionario" (**) la variación local es nula y por lo tanto
la variación individual es igual a la variación advectiva
Si el campo es uniforme, la variación advectiva se hace ahora nula y por ello la variación
individual es igual a la variación local, de modo que la existencia de una corriente no
influye aquí sobre el valor de la propiedad del caso, lo que acontece también cuando no
hay corriente y aunque no sea uniforme el campo.
(*)Se dice que un campo es "uniforme" cuando la propiedad del caso se manifiesta
constante en el espacio. (Varía en el tiempo, no en el espacio)
(**)Se dice que un campo es "estacionario" cuando no varía en función del tiempo.
(Varía en el espacio, no en el tiempo)

1
Concentraciones

se denomina "concentración" a la cantidad de toda una propiedad que se halla


presente en la unidad de volumen. Son, por lo tanto, concentraciones el contenido de
sales disueltas, la cantidad de calor, la cantidad de masa la cantidad de gases
disueltos y la cantidad de organismos vivos y la salinidad puede considerársela para
representar aproximadamente el contenido de sales disueltas, así como la temperatura es
para representar el contenido de calor.

Las concentraciones son alteradas por ciertos procesos naturales del mar, de los
cuales algunos se verifican en la superficie y se clasifican como "externos" (la
evaporación, la precipitación, la absorción de radiación, el enfriamiento y la
transferencia de gases con la atmósfera) y otros tienen lugar en el seno del océano y
se reconocen como "internos” (difusión, la advección, la actividad biológica y las
reacciones químicas).

Aquellas concentraciones que son modificadas únicamente por la advección y la


difusión se llaman "conservativas" (contenido de sales disueltas,el contenido del calor,
la cantidad de masa y el contenido de gases inertes) y las que pueden serlo por lo
demás procesos se denominan "no conservativas" (contenido de oxígeno, el
contenido de sales nutrientes y la cantidad de organismos vivos) que son factibles
de ser alterados por la actividad biológica.

Concentraciones conservativas, la variación local de la concentración es igual a la


variación local debida a la difusión menos la variación advectiva, y la variación
individual de la concentración es igual a la variación local debida a la difusión,

Concentraciones no – conservativas cabe agregar en cada uno de los dos casos más
variación causada por los procesos biológicos y químicos debajo de la capa
superficial y también por los demás procesos en la superficie.

Para las concentraciones conservativas en un campo estacionario, la variación local


debida a la difusión es igual a la variación advectiva, de lo que resulta que la
variación individual es igual a la variación local por difusión e igual también a la
variación advectiva y en un campo uniforme la variación local por difusión y la
variación advectiva son nulas, así como la variación individual.

Para las concentraciones no – conservativas debe tenerse presente que corresponde


considerar el efecto bioquímico, y que en el caso de un campo uniforme los procesos
bioquímicos pueden de por sí crear la existencia de gradientes.

Distribución de la temperatura

En la capa superior del mar la distribución de la temperatura está gobernada


principalmente por la latitud, la estación del año y las corrientes, mientras que en la
aguas profundas lo está por la circulación. Los procesos directos que la afectan son
el calentamiento, el enfriamiento, las corrientes y la mezcla, teniendo también
influencia la evaporación, la condensación, la precipitación, el escurrimiento, la
fusión del hielo, la congelación, la topografía del fondo y la transferencia del calor
desde el interior de la tierra.

2
Las temperaturas de superficie más altas se encuentran en los océanos Indico y Pacífico
Occidental y las más bajas en las aguas polares donde llegan hasta el punto de
congelación.

En las latitudes altas la temperatura se muestra baja desde la superficie hasta el fondo,
mientras que en las latitudes medias y baja la capa próxima a la superficie es siempre
relativamente caliente, estando separada del agua profunda fría por un estrato en el que
la temperatura decrece rápidamente con la profundidad, que se llama "termoclina".

La distribución vertical de la temperatura es usualmente anatérmica con las aguas


calientes por encima de las más frías, pero cuando la salinidad gobierna la densidad
pueden presentarse casos de distribución catatérmica donde el agua más caliente está
por debajo de la más fría y de distribución dicotérmica con capas alternadas de agua
caliente y fría, como suele ocurrir en los mares glaciales, las aguas costeras y ciertos
mares cerrados.

En algunas cuencas la distribución puede ser "homotérmica" con la temperatura


constante desde el umbral que las separa del océano abierto hasta el fondo.

Variaciones periódicas de la temperatura

La variación diurna de la temperatura de la superficie es de unos 0,2 ºC a 0,3 ºC,


alcanzando rara vez a ser de 1 ºC ; desaparece rápido con la profundidad y a los 50
metros es, en general, dos décimos de la superficie y se manifiesta con un atraso del
orden de la 6 horas.

La variación anual en la superficie y subsuperficie mostrando un período semianual en las


latitudes bajas y uno anual en la latitudes medias y altas, pero siendo en general mayor
en el hemisferio Norte. Se deja sentir hasta los 100 metros de profundidad en general y
como máximo hasta los 300 metros.

En el océano abierto la máxima variación anual está en las latitudes medias.

Distribución de la salinidad

En la capa superior del mar la distribución de la salinidad responde principalmente a la


latitud, la estación del año y las corrientes, y en las aguas profundas a la circulación. Los
procesos directos que la afectan son la evaporación la precipitación, el
escurrimiento la fusión del hielo, la congelación, el flujo de las aguas y la mezcla.
En el océano abierto, con excepción de las proximidades del Ecuador, la influencia de la
evaporación, la precipitación y la mezcla de aguas es dominante en la distribución
horizontal de la salinidad en la superficie, siendo de poca consideración el efecto de la
advección.
Las aguas superficiales de cada uno de los tres océanos exhiben máximos de salinidad
en los 20º N y los 20º S de latitud separados por un mínimo en la región ecuatorial,
decreciendo hacia las altas latitudes a valores menores que los correspondientes a la
región ecuatorial.
La mayor salinidad media es la del Atlántico, con el 35,37 o / oo y la menor la del
Antártico, que es inferior al 34 o/ oo.

3
Los mares secundarios presentan grandes diferencias debido a las influencias locales,
siendo la mayor la del mar Rojo, que es del 41 al 42 o/ oo y la menor la del mar Báltico
oriental, que está entre el 7 y 8 o/ oo .

En el océano abierto y verticalmente, la salinidad disminuye de la superficie al


fondo, pero mostrando a veces un máximo a cierta distancia de la superficie en las capas
superiores del mar.
En las aguas profundas la salinidad es muy uniforme y en general menor que en la
superficie.
En las aguas polares y los mares cerrados la salinidad suele en cambio, aumentar
hacia el fondo.

Variaciones periódicas de la salinidad

Dado que en la superficie la salinidad depende principalmente de la precipitación y la


evaporación suele ser, en las latitudes medias, algo mayor en la primavera que en el
otoño.

Distribución de la densidad

La distribución de la densidad está directamente ligada a la de la temperatura y la


salinidad variando muy poco por debajo de los 1.500 metros de profundidad.

Verticalmente las aguas del mar están estratificadas de manera estable y cuando la
densidad de la superficie aumenta por efecto de las causas que la modifican, haciéndose
mayor que la del agua más profunda, se generan corrientes verticales que provocan una
capa de agua homogénea que es tanto más gruesa cuanto más intensos son los procesos
que aumentan la densidad.

En las altas latitudes, y donde la profundidad es moderada, esas corrientes pueden llegar
hasta el fondo del mar debido al intenso enfriamiento que sufre el agua de superficie y al
aumento de salinidad asociado al proceso de la formación de hielo.

Cuencas marinas

Se denominan "cuencas marinas" toda depresión llena de agua de mar que está unida al
océano abierto por una comunicación restringida angosta y de poca profundidad, que
señala una "entrada" y un "umbral".

4
por la toxicidad del ácido sulfihídrico disuelto en el agua profunda desplazada.

Masas de agua
Todo volumen caracterizado por una curva de T-S .

Tipos de agua
Volumen de agua absolutamente uniforme dentro de esas características que se

5
denomina por ello un "tipo de agua".

Formación y particularidades de las masas de agua

La formación de las masas de agua, dependiendo principalmente tales fenómenos y


procesos de mezcla de las condiciones climáticas, las características geográficas, la
topografía del fondo y las corrientes.

Cabe entonces considerar que toda masa de agua tiene su origen en agua que estuvo
alguna vez en la superficie y se ha formado de la mezcla de tipos de agua que, para
constituirla, deben renovarse continuamente; de lo contrario se llegaría a la obtención de
un solo volumen de agua uniforme.

No siendo necesario que estén siempre todas representadas, suelen encontrarse


verticalmente y de la superficie al fondo :
 El agua superficial, llega en general hasta unos 150 metros de profundidad, estando
influida por los agentes externos y las corrientes.
 El agua superior suele encontrarse entre los 150 y los 700 metros, separada de la
anterior por una zona donde hay una bien marcada variación de la temperatura
con la profundidad que se llama la "termoclina".
 El agua intermedia proviene en general del agua de las cuencas con descarga por
encima del umbral que se derrama en el océano buscando el nivel correspondiente
a su densidad, y se halla entre los 700 y los 1.500 metros de profundidad.
 El agua profunda está entre los 1.000 y los 3.000 metros desde la superficie,
originada por hundimiento de agua superficial en altas latitudes
 El agua de fondo debajo de los 3.000 metros se ha formado, como el agua
profunda, a causa de intensos enfriamientos y formación de hielo principalmente.

Convergencia y divergencias

En ciertas regiones denominadas "convergencia" se produce el hundimiento de


grandes cantidades de agua de la superficie allí donde las corrientes convergen; y son,
por lo tanto, zonas de formación de masas de agua superiores e intermedias.

La más notable es la Convergencia Antártica que rodea el globo entre loe 50º y los 60º
de latitud Sur.
Entre los 35º y los 45º de latitud en ambos hemisferios se hallan las convergencias
subtropicales de gran ancho pero poco definidas, donde se forman masas de agua
superiores, y en las regiones ecuatoriales están la convergencias tropicales.

En otras zonas denominadas "divergencias" el agua surge a la superficie donde las


corrientes divergen, y a lo largo de las costas occidentales de los continentes,
denominándose "surgencia" al fenómeno correspondiente a este último caso.
Al sur y al norte de la Contracorriente Ecuatorial hay también dos zonas de divergencia.
Las regiones de surgencia más importantes están frente a California, Perú, Africa
nordoccidental, Africa sudoccidental Australia occidental.