Sie sind auf Seite 1von 2

Los Conflictos en la vida cotidiana

Cabe afirmar que el conflicto suele pasar cuando se manifiesta un constante deseo de
adquirir, realizar tareas o superar obstáculos, o bien cuando se tienen unos objetivos
predeterminados, como los de ejercer el poder para imponer las ideas, o cuando las ideologías
exigen el logro de objetivos a corto mediano o largo plazo para conseguirlo y sirva de todos los
medios para su alcance, además es obligación de los gobiernos y los centros educativos enseñar
como resolver las contradicciones que pueden convertirse en una fuente de conflicto, lo
importante no es solo saber que existen diferencias, intereses encontrados sino que también cómo
se solventan.

Los conflictos deben ser analizados teniendo en cuenta los factores históricos,
sociológicos, jurídicos, políticos y éticos de los mismos, dado que los aspectos psicosociales son
parte importante de la educación integral en el seno de la sociedad, teniendo en cuenta los
aspectos como las partes enfrentadas en los conflictos o bien la motivación de los mismos.

Se puede destacar que el desarrollo de las nuevas tecnologías y de comunicación permita


estar permanentemente informados sobre los conflictos que pueden suceder en el mundo, y a su
vez poder expresar si estamos de acuerdo o en desacuerdo respecto en la forma de como podemos
resolverlos, la televisión en especial es un medio que nos acerca los conflictos a nuestra vida
cotidiana.

Podemos destacar que el conflicto es parte sustancial en la vida cotidiana, que a su vez es
importante para encontrarle solución a los problemas que enfrentamos a diario, el impacto en la
salud y el bienestar de las personas resulta decisivo, pero también es la forma en que se manejen,
el aprendizaje de las habilidades sociales para conducirlos pasa entonces, en algo importante para
la presencia del conflicto en sí mismo.

Los efectos de los conflictos también pueden resultar sumamente nocivo para la salud y el
bienestar de las personas tanto en lo psicológico como en la salud y las relaciones
interpersonales, los conflictos no resueltos pueden generar ansiedad, depresión, crisis
existenciales, pero también generan dificultades en las relaciones interpersonales con daños en
los vínculos afectivos con personas que pueden ser significativas.

Esto hace pensar que el conflicto conduce al caos que rompe la lógica de la vida cotidiana
y que por ende puede ser eliminado o llevado a su mínima expresión para prevalecer el orden. Sin
embargo, puede ser contraproducente que lo que distingue a cada ser humano es individual lo que
inevitablemente los conduce a diferencias con los demás y en las diferencias está el origen del
conflicto, sobre todo cuando pasa los niveles de no ser tolerantes, pero también cuando son
ignoradas o minimizadas ya sea por evadir la situación.

Muchas son las diferencias, y son deseables para el desarrollo y el crecimiento humano, y
más aún cuando en algún momento conduzcan a rivalidades inevitables.

Para dar solución o una salida eficaz a un conflicto es aceptar y reconocer, es de


importancia en que las personas reconozcan que puede existir una situación de rivalidad, entre las
partes implicadas, al torno determinado de la realidad cotidiana, y sobre todo que cada una de las
partes tiene una perspectiva diferente de la situación del conflicto, en como les afecta o perjudica,
pero también una perspectiva diferente de como el conflicto puede ser resuelto.

Es muy importante precisar de el conflicto porque generalmente es considerado como


algo negativo, pero sin embargo son dinamizados en nuestra vida cotidiana, pero resulta que es
necesario desarrollar habilidades en las personas para solucionarlo pero que indiscutiblemente
contribuyen al desarrollo de la personalidad.