Sie sind auf Seite 1von 41

PRESAS

La primera presa para la cual hay registros seguros se construyó sobre el Río Nilo en
cierta fecha anterior al año 4000 ¡.c. Esta presa se usó para derivar las aguas del Nilo
y dar un sitio para Ia antigua ciudad de Memfis. La presa más antigua, todavía en
utilización, es la Presa Almanza en España, que se construyó en el Siglo xvl. Con el
transcurso del tiempo los materiales y los métodos de construcción han mejorado,
haciendo posible la erección de presas tan grandes conno la Nurek que se construye
en la U.R.S.S. sobre el Río Vaksh cerca de la frontera de Afganistán. Esta presa
tendrá una altura de 333 m (1017 pies) y es de tiena con relleno de enrocamiento. [¿ fa-
lla de una presa puede causar pérdidas serias de vidas y propiedades, por ro que
como una consecuencia, el diseño y mantenimiento de las presas está comúnmente
bajo la supervisión gubernamental. En los Estados Unidos, más de 30 000 presas es-
tán bajo el control de las autoridades estatales. La Ley de 1972 Federal Dam Safety
Act (PL 92-367) exige que expertos calificados hagan inspecciones periódicas de las
presas. La falla de la Presa Tetonr en ldaho en junio de 1976 aumentó la preocupa-
ción existente en los Estados Unidos, relativa a la seguridad que garanticen las obras
de presa.

8-l ripos de presas Las presas se clasifican con base en el tipo y material de
construcción, como de gravedad, de arco, de machones y de diques de tierra (Fig. 8- I ).
Los tres primeros tipos, generalmente se construyen de concreto. una presa de gra-
vedad depende de su propio peso para la estabilidad, y usualmente es recta en planta,
aunque algunas veces es ligeramente curvgada. Las presas de arco transmiten la
mayor parte del empuje horizontal del agua detrás de ellas, a los ataques por acción
de arco, y pueden tener secciones transversales más delgadas que las presas de grave-

I Philip M. Boffey, Teton Dam


Failure: A Foul-up by the Engineers, Scrence 195, págs. 2j0-272, ene¡o
2t, t977 .
214 lN(;tlNllrl{lA l)ll I OS Rli('tJRS()S tttt)t{AtJl t('( )s
t,Rlis^s 2t5
_.
lrpo
Material de
construcción Sección transversal tfp¡ca V¡sta en planta
gundas o últimas etapas se construyen hasta una década o más, después de la primera
etapa.2
concreto. ---{ -n-=-
Gravedad/\/r\
mampostería La altura de una presa, está definida como la diferencia en elevación entre el ca-
*-J)--21-- Ei mino, o la cresta del vertedor y la parte más baja de la excavación de la cimentación.

A
Sin embargo, las cifras registradas para alturas de presas, con frecuencia están deter-
minadas en otras formas. Frecuentemente, la altura se toma como la altura neta
arriba del antiguo lecho de la corriente o río.
l1--'t
Laderas I
8-2 Fuerzas que actúan sobre las presas Una presa debe ser relativamente impermea-
ble al agua y ser capaz de resistir las fuerzas que actúan sobre ella. Las más importan-
Concreto
Machones {y tamb¡én
,+-....t.
r;l illi i \ tes de estas fuerzas son la gravedad (peso de la presa), la presión hidrostática, la
madera o acero) -"-tl¡-r"- subpresión, la presión del hielo y las fuerzas sísmicas o telúricas. Estas fuerzas se
transmiten a la cimentación y a las laderas o atraques de las presas, las cuales reac-
cionan contra la presa con una fuerza igual y opuesta o contraria, llamada la reac-

rt==m--=\'
Pie de enrocami€nto / I \ ción de la c¡mentadón. El efecto de la presión hidrostática causado por los depósitos
Tierra T¡erra' \+=-t de azolve en el vaso y el efecto de fuerzas dinámicas causado por el agua escurriendo
e roca m ento,4-f;4;r---.&4*-
n
\, /
i

sobre la presa, puede exigir una consideración particular en casos especiales.


\/
Núcleo impermeable

v El peso de una presa es el producto de su volumen y del peso específieo del mate-
rial. La línea de acción de esta fuerza pasa por el centro del área de la sección
Fig. 8-l Tipos básicos de presas. transversal. Las fuerzas hidrostáticas pueden actuar en ambos paramentos: de aguas
arriba y de aguas abajo de la presa. La componente horizontal H¡delafuerza hidros-
tática es la fuerza sobre una proyección vertical del paramento de la presa, y para
una anchura unitaria de presa será

dad comparables. Las presas de arco, sólo pueden utilizarse en cañones estrechos en th2
Hn:
donde las paredes son capaces de resistir el empuje producido por la acción de arco. i (8- 1)

El más simple de los muchos tipos de presas de machones es el tipo de losas, que con-
siste en losas planas inclinadas y apoyadas a intervalos por machones. Las presas de
donde y es el peso específico del agua y ft es la profundidad del agua. La linea de ac-
tierra, son bordos o diques de roca o tierra con dispositivos o medidas para controlar ción de estas fuerzas es hf 3 arriba de la base de la presa. La componente vertical de la
la filtración por medio de un corazón impermeable o delantal de aguas arriba. En fuerza hidrostática es igual al peso del agua verticalmente arriba del paramento de
una simple estructura puede incluirse más de un tipo de presa. Las presas curvadas la presa, y pasa por el centro de gravedad de este volumen de agua.
pueden combinar tanto la acción de gravedad como la de arco para lograr estabili-
El agua a presión inevitablemente encuentra su camino entre la presa y su cimenta-
dad. Las presas de mucha longitud con frecuencia tienen una sección de concreto so- ción, y crea subpresiones. La magnitud de la fterza de subpresión depende del
bre el río en donde se aloja la obra de demasías y las compuertas desarenadoras, y carácter de la cimentación y de los métodos de construcción. Con frecuencia, se con-
para el resto de su desarrollo tienen también tramos de aleros de presas de tierra y en. sidera que la subpresión varía linealmente desde la presión hidrostática total en el pa-
ramento de aguas arriba (talón) hasta la presión total de agua de salida en el para-
rocamiento.
mento de aguas abajo (pie). Para esta consideración la fuerza de subpresión U es:
La selección del mejor tipo de presa para un sitio determinado, es un problema que
involucra tanto la factibilidad desde el punto de vista de la ingeniería, como el coito
de la erección de la obra. La factibilidad está regida por la topografía, la geología y el U:l hr+h,
-2' (8-2)
clima. Por ejemplo, como el concreto se agrieta cuando se le somete alternativamente
a congelación y deshielos, las presas de arco y de machones con secciones delgadas de hty hzson los tirantes de agua en el talón
donde / es el espesor de la base de la presa, y
concreto, algunas veces se descartan en las zonas sujetas a fríos extremos. El costo re- y pie de la presa, respectivamente. La fuerza de subpresión actuará a través del
lativo de los diversos tipos de pr€sas, depende principalmente de las disponibilidades centro del área del trapezoide de presión (Fig. 8-4).
clc los materiales de construcción cercanos al sitio y de la accesibilidad de las facilida-
des para su transportación. Algunas veces las presas se construyen en etapas y las se-
'H. Hasen y P. Palacios, Curi Hydroelectric Project Designed for Staged Development, Civil Eng
( N.Y. ). págs. 55-57, diciembre, 197 l.
216 tN(;uNltiRtA t)n t.()s Rtict,RSOS tilDRAt,t.t(.os
PRT]SAS 217

Pr€sión del oguá desfogada


o {fuera de escala}
c
o

!o
a
c
.9

o
c
o
o
!
¿
o 60
2
o
pc I I Profund¡dad Profundidad

q
o
//
de ¡nyectadodel drenaje 2 4 6 8 l0 12
Fig. 8-3 Efecto de la temperatura del aire en
o / Gtañ Caulee 300 50, empuje del hielo. (Según Rose.)
@
/ WFeeler 30 ninguna Fig. &2 Presiones máximas de levante observa_ anpuio, 1 @ l¡bn!/pi.r linr¡l
/ ta\\ood ningrna ninguna
das por abajo de algunas presas de gravedad.
9 20 40 60 BO 100 (Datos del ASCE Commiuee on Uptirt in
Distanc¡a desde el lalón de la conina en porciento Ma-
de anchura de la base sonry Dams. ) vertical resultante, y que actúa momentáneamente para cambiar el peso efectivo de la
presa.
Ademas de las fuerzas de inercia que actúan sobre la presa, los sismos también
Las medidas efectivas hechas en ras presas (Fig. g-2) indican causan incrementos oscilatorios y disminuciones en la presión hidrostática sobre el
que la fuerza de
subpresión es mucho menor que la dada por la ec.lt-z¡.'se parámetro de la presa. Von Karman'sugirió que esta fuerza se calculara con la si-
han hecho varias consi_
deraciones en relación con la distribución de las subpresiones.i guiente ecuación
El U.S. Bureau of Re-
clamation considera algunas veces, que ra subpresión .n
tu, pr*, de gravedad varia
linealmente desde dos tercios de la subpresión total en
el taión, hasta cero en el pie.
Generalmente, se hacen drenes o lloraderos cerca del talón E*: 0.555kyh2 (8-3 )
de la presa para permitir
el escape del agua de filtración y aliviar Ia subpresión.
una capa de hielo sujeta a un aumento de temperatura, se donde k es la relación de la aceleración causada por el sismo con la aceleración de la
expanderá y ejercerá un
gravedad. La fuerza E* actua en una distancia 4hf 3r arriba del fondo del vaso. Zan-
lfpuje contra el paramento de aguas arriba de una pr.ru. En nort" de los Estados gar' ha propuesto fórmulas para calcular estas fuerzas. Sus ecuaciones dan resulta-
unidos muchas presas han diseñado para cargas de hiero "ígrandes
19 tan como 60 000
por pie lineal (875 kN/m lin) aplicad-os al nivel máximo de lis aguas de invierno. dos comparables con el de la aproximación de Von Karman.
lb
Tales fuerzas son demasiado altasporque las propiedades El material subyacente a una presa, debe ser capaz de resistir las presiones de la ci-
plásticas del hielo, evitan
que se prcduzcan esfuerzos tan grandes, excepto mentación ejercidas sobre é1, tanto en condiciones de humedad como de sequedad.
cuando se efectúan cambios de tem-
peratura muy rápidos. Las curvas de la fig.g-3 muestran La mayor parte de las fallas de las presas, han sido causadas por fallas en los estratos
los empujes probables por el
hielo' para diversos espesores de la cubierta, y ritmos ¿e camuio subyacentes. La presa Austin en el río Colorado, de Texas, sufrió un colapso en 1900,
de temperatura.
Estas curvas no consideran restricción rateral de la
cubierta de hielo, y para una debido a las cavidades que por disolución se habían formado en su cimentación
restricción completa deben ser multiplicadas por 1.58 (considerando sobre el calcáreo. La Presa San Francisco, una estructura de gravedad construida de
una relación de
:
Poisson 0.365). La radiación solar acelera el calentamiento
del hielo y, por tanto,
concreto en California, con 205 pies (62 m) de altura y 700 pies (214 m) de longitud,
p.roduce empujes mayores. Hay disponible información falló en el año de 1928, poco después de su terminación, debido a que el conglomera-
más detallada soü." tu p.._
sión del hielo, en ta literatura relaiiva., do de uno de los atraques se debilitó después de quedar expuesto a la hurnedad en el
Cuando un sismo sacude el terreno, en el cual descansa vaso. La falla de la presa de arco Malpasset de 2(X) pies de altura en el sur de Francia
una pr€sa, la fuerza resul-
tante de inercia iguala al producto de la masa de la presa por (1959) ha sido atribuida a la presencia de un cordón de arcilla en la roca en uno de
la aceleración causada
por el sismo' En regiones de actividad sísmica conocida, los atraques.t Aunque se hizo una extensiva investigación geológica antes de cons-
usualmente se conside-
ran aceleraciones horizontales de 0.5 a 1.0 g como actuando truir la presa, el cordón de arcilla no fue detectado. Uno de los principales pasos en
sobre la presa. El movi_
miento vertical también puede ocurrir durante el temblor,
con una fuerzade inercia
lTFl .in
Masonry Dams, Final Report of the Subcommitree
ISCE, Vol. I17, págs. t2t}-t252, t952.
on uprift in Masonry Dams, Trans.
6
T. von Karman, Discussion of Pressures on a Dam during Earthquakes, Trans. ASCE, Yol.98, págs.
434-436, 1933.
' E Rose, Thursr Exerted by Expanding rce sheet, Trans. ASCE, vor. l12, págs 87r-900, 1947. 'C.N. Zangar, Hydrodynamic Pressurcs on Dams Due to Horizontal Earthquake Effects, Eng. Mono-
' lcc Pressure againsr Dams-A Symposium, Trans. ASCE, Vol. I19, pagr. i_22', u,Sa. graph ll, Bureau of Reclamation, Mayo, 1952.
r Malpasset Dam on French.Riviera Fails, Civ¡7 EnS. (N.Y.), pág.91, enero l9f).
218 tN(iliNltiRlA t)ti t.()s R[]('LrRSos llll)RALll.lcos I'lt I rsAS 219

el diseño de una presa, debe ser el de hacer una investigación geológica cuidadosa.
La investigación debe incluir Ia inspección de las afloraciones de roca y una explora- q
'o
ción extensiva subterránea, por medio de perforaciones o agujeros de prueba, toma Od
T' .c
de muestras y métodos geofisicos. Algunos de los agujeros de prueba, deben ser lo oE SÉTIETESETE;EÉEBBA
¡Ét
suficientemente grandes para que una persona pueda entrar a inspeccionarlos con
detenimiento.
5.
EO LLelbELPalEbb??EEE
X X X X X X X XX X X X X X X X X X
ot
.a e'- tr
!r€ :=s3sF?stEqs*€q{qaq
: ; : + ¿ -': 6i + Éi -i ^¡ ñ * t r' É \o
PRESAS DE GRAVEDAD

>i >:
Con anterioridad a la mitad del siglo xlx, las presas se diseñaron por métodos em- c O
o 30
ñoooaa
;:úoaoo
píricos, con muy poco cuidado hacia los principios de la mecánica de los materiales L t Q/, ¿'.rtúú,ú,d,
y, resultando por esto que, generalmente, las estructuras eran mucho más masivas !
que lo necesario. Los pioneros en el campo del diseño práctico mejorado, fueron el
í.9
ingeniero francés DeSazilly, el científico inglés Rankine, y en los Estados Unidos o!
Wegmann. Algunas de las mayores presas de gravedad se enlistan en la Tabla 8-1. ri:
N
d
É,9
r- $ i€€sñ€ \O,
6
:<f

o
En las siguientes secciones se presenta un enfoque simplihcado del análisis de pre- {*. d
o
sas, basado en el comportamiento elástico del concreto. Este enfoque es adecuado 3v
'\o o
para el diseño de presas pequeñas, aunque generalmente el diseño ltnal se hace me- Pú c.i. cl c'l .<.-rrr
rO:. :É
o. o\ o\ 6 :d:eüú; !
o
diante la aplicación de métodos más sofisticados que involucran procedimientos de <r o
elementos finitos.e
: o
o
E
'to O

Jo EE€AgE€FHE:HER€ERH o
8-3 Estabilidad estructural de las presas de gravedad La Fig. 8-4 es un diagrama de q
cuerpo libre simplificado, sobre la sección transversal de una presa de gravedad. Las o
6l
fuerzas representadas son el peso de la presa }/, €q¡ E
las componentes horizontales de la
presión hidrostática H¡, las componentes verticales de la fuerza hidrostática f1,, la 6l <E g!Égs5€sF;sssgsF85 d
o

subpresión U, la presión del hielo F,, el incremento de la presión hidrostática causada a) o
c
por el sismo E,y la fuerza de inercia producida por el sismo sobre la presa E¿. El o
E
o
vector resultante de estas fuerzas es igual y opuesto a R, que es la equilibrante, la cual É 3- o
es la fuerza efectiva de la cimentación sobre la base de la presa. Una presa de grave-
OX-
>: E FA$RÉEEgExüSSJRRHE o
d
€!¡¿

-o
dad puede fallar por deslizamiento a lo largo de un plano horizontal, por rotación al- o
6¡ 6A o
rededor del talón, o por falla del material. La falla puede ocurrir en el plano de la o
q) o!
cimentación o a cualquier nivel más alto en la presa. El deslizamiento (o falla por
a d
o

E
cortante) ocurrirá cuando la fuerza neta horizontal arriba de cualquier plano en la
presa exceda a la resistencia al cortante desarrollada a ese nivel. Es una buena 6l
o- 3 fLl
gsa¿Éa$ ¿¿g¿glassEa o
o0
práctica constructiva, escalonar la cimentación de una presa para aumentar la resis- 6
6l -o
tencia al deslizamiento. El volteo y el esfuerzo excesivo de compresión puede evitarse -t
Is I o

t3 FÉ
DO
E
seleccionando una sección transversal de tamaño y forma adecuados. Los esfuerzos
tipicos de trabajo empleados en el diseño de presas de concreto son aproximada-
mente de 600 plg/lb'(4 000 kN/m') para compresión y de 0libras por plg'para ten-
¿ o - d= EA EÉ*s o
o
O
t
sión. Los esfuerzos de tensión, se evitan manteniendo la resultante de todas las fuer- ¡ -ó

zas, dentro del tercio medio de la base. z ex;;;¡ÉEFE;ñ$sEE;;


220 lN(;ENlliRtA I)r1 t.os RICURS()S Filt)RAtJt.t(.OS
I'Rl'sAS llt

I
I
2g'
I

1
lr
20'3 R'. R'
lo-
IF Oiagrama de cuerpo l() D¡agrama de cuerpo
l¿)l

tl'i/
libre del bloque 81 l¡bre del bloque 8t
para vaso vacfo para v¿so lleno

Eg. 8-4 Diagrama de cuerpo libre, de una Talón


sec-
ción transversal de una gravedad. (oJ Secc¡ón transversal de una presa

Í: ? :,Tn i: :il::l J;'""#:':"", ",,",.


&4 Análisis de ras presas de gravedad Er Fig. &5 Análisis de una presa de gravedad.
anárisis preliminar de una presa
dad se hace aislando un" ,""ción de grave-
transversar típica de
Esta sección
se considera que actúa ";.h;ilaria. aunque
independien,.r"n,. o. lu, ,"."lo"rffiun,ur,
consideración desprecia la acción esta
aquel causado por el momento que se produce por la excentricidad de la carga. En
¿. uigu la presa ;; todo. El análisis
estructural de una sección se Ireva "n "";" ra parte superior hasta este caso, la excentricidad e, es de
a cabo iuro.po. paso, desde
el fondo, y deben considerarse
der vaso teno y der vaso vacío.
"""J¡"¡i., e : 9.65 - 8.50 : Ll5 pies

Ejemplo ilustr¡tivo &l La fig' 8-5a


muestra una sección transversal tfpica
y los esfuerzos normales en las fibras extremas o más alejadas son
centro de una presa de gravedad. cerca del
Anarizar er broque B,;;;;;¡i¡¿ua.
un libre bordo nulo. considerar
O: - 1-
P Mc: fqo
l-
sm+-----l-
,m 5oo x l.l5 x 8,51 I
Las fuerzas que actúan_sobre er bloque
Br se muestran en ra Fig. g-5á. para ra con_ A I -It7 xr' (txt7t)ltz ltu
dición de vaso vacío, ral ¡uáirir t ¡ár""lii'tí.u,
,on y
fuerzas det hiero, ra única fuerza"",i;;;;f;eso _.jro, despreciando er sismo y ras donde o en el talón es de 23.2lb lplg'1 y, en el pie, es de 9.8 lb/plg':. Los esfuerzos para-
la qué u",,iu centro de grave_
lelos al paramento de la presa pueden encontrarse, escribiendo la ecuación para equi-
iifl"ffi|; ;iffis;.".:*tr'.o
¿"r.on",#*,no ¿J "n "iér peso
rsóffii"i, der broque
librio de las fuerzas verticales y usando la anotación de la Fig. E-5d:

: so(!:J dx:
x lo + 2oI!)
o (o' cos pl(dx cos p)
w * 2o : ,ro 5oo tb
de la cual

que actúa en
o': cos2 fl
f:
(10 x tó.33):r (2.90 xlllt_llq x 4) En el talón
l0+200+60 :9.65pies desdeü,

La reacción R en el bloque subyacente


o':ffi =23'2tblPts'
será igual y opuesta a lrt. comola
ció¡ de verticat ,:o..,.? la base, .i tld;:, g,, línea de ac-
.Zes es estáticamenre estabte.
mientras que en el pie
considerando uña distribu"ion rln"uiálll,
en el concreto es una combinación "rfu"."or,
.i;;f;;;o directo normar o': : ro'6 lb/Plg'?
a"r .rr*rro causado por ra carga centrar y de d*),
l.l.l lN(;l,Ntl,t{tA t)t t()s t{lr(.t tt{:j()S lllt)t{AtJI t(,()S
l,l{l,sAs .)ll
l'i¡*r crr,rlici()'cs dc vaso vücío, cl diseño
considerado del broque g¡ es adecuado.
Ntitcsc c¡t'tc l. consideración de una
tlad perf'ccta der concreto. Aunque
oittriuu.i¿n lineal deiesfriJlt i.npti"u
elastici-
c-oeftcicnre dc seguridad (tll dcslizamicnto): ':l .
Hh l'^ ll,t]
12 500
= ls¡
el concreto no es perfectamente elástico, esta
rrproxirnuci<in proporcionu un
,tdo .onu"ni.n,. de análisis. Para calcular el esfuerzo de compresión en la base del bloque, las l'ucrzas l4z,
Par¿r la consideración de
un vaso ileno (Fig. g-5c), los componentes
hidrosrritica en el bloque B, de anchuru de la presión Ho, H,,pueden combinarse en una resultante R'que tiene una componente vcrtical
unirul¡u ,on
cle
fr h : )(62.s)(20)' : 12 500 tb y ¡¡, : : : :
62.5(2f) 625 lb R', 40 500 + 625 - l0 625 30 500 lb
(.mo cl agua pocrría firtrarse por las juntas.en el concreto y ejercer presión hidros_ que corta la base a una distancia
t¿itic¿r, es costumbre considerár,u
qu""iu rrupresión actúá'a-'c-ualquier
prcsa. La fuerza de subpresión niver en ra
i. : _ 200- 203 800 :6.4tt pies
es 401
desdet,
30 500
¿,:(92fl2oL+0.--
(17 x l): I0 625 lb
2 La excentricidad e':8.50
- 6.48 :2.02 pies y, los esfuerzos normales son de 3.6
Las Iíneas de acción de H¡, H,y
lblplg'en el talón y de 2l.3lblplg'zen el pie.
u, están todas en los puntos a un tercio
dc sus respectivos triángulos á" ru".ru. de las arturas
H análisis der bloque al vorteo, se hace to_
momentos con respecto al punto r,.
La suma oe los mom"ntos por volteo Los cálculos del Ejemplo ilustrativo 8-l indican que las dimensiones consideradas
:l:.r"o" es
para el bloque superior son adecuadas. El próximo paso en el análisis de la estabili-
dad sería hacer cálculos similares para los bloques Bt ! Bz considerados como una uni-
12 5W x # + 1A 625 x t7 x 3 : 203800 lblpie dad. Después de esto, la presa entera debe analizarse en la misma forma. El paso f,i-
l-as luerzas w y H, crean un momento nal es un análisis sobre lo adecuado de la cimentación. Se considera que los esfuerzos
con un sentido hacia ra derecha de
normales directos en el concreto en la base de la presa se transfieran a la cimentación.
40500 x x 16.67 :401 200 tb/pie
9.65 + 625 Los esfuerzos típicos de trabajo para varios materiales de cimentación se dan en la
l:l coel'iciente de seguridad al volteo, Tabla 8-2.
es ra relación del momento
llr derecha, entre el momento de con un sentido hacia En la práctica, una sección transversal se considera primero y se revisa para su es-
volteo, o sea tabilidad tal y como se delineó antes. Los coeficientes de seguridad al volteo con
valor aproximado de 2 y contra el deslizamiento de I a 1.5, generalmente considera-
Coeilciente de seguridad (al 401 200
volteo):
203 800
: 1.97 dos como más aceptables. Si los coeficientes de seguridad calculados pasan por de-
bajo de estos límites, las secciones deben modificarse. La presa de la Fig. 8-5¿ con
[-afuerza Hrtiende,ahacerqueel bloqueJgrsede.sliceconrespectoarbroqueg2.si una anchura de la base de aproximadamente dos tercios de su altura, tiene una sec-
sc considera que ros dos broqués ción transversal bastante representativa. Sin embargo, el paramento de aguas abajo
son monoríticos,
lrrrgo del plano entre los bloques
er.rf";;;;;;ünr. p.or.dio a ro debe ser recto o ligeramente curvado, más bien que el de contar con una serie de pla-
es de
nos que se intersectan donde las esquinas agudas y la discontinuidad producen con-

,: t?_lllm
x ta4: S.t lblplg,
centraciones del esfuerzo. La elevación de la cresta de la presa se calcula, sumándole
el tirante máximo que se espera sobre el vertedor (Cap. 9) y las alturas de onda antici-
padas y adoptadas de acuerdo con el nivel normal de un vaso. Además, un bordo li-
t¡ttc cstá bien abajo del valor comúnmente
tomado de 250 lb/plgrcomo esfuerzo bre de varios pies, a menudo es considerado como una medida de seguridad. Las
lrirh..io del concreto ar cortante. si de
se coñdera que no hay adherencia a,nchuras de la corona de las presas de gravedad varían desde cerca de 0.15 veces la al-
(r'cs, y que ra fuerza de fricción entre los bro_
que podría desarrollarse
a lo largo del plano de con_ tura, para las presas bajas, hasta una anchura necesaria para alojar un camino o una
rr¡ctr es F¡: p(w + H,'- u). iomando
un coeficiente de rri""cion compuerta que opera las estructuras en las presas altas. Una anchura de la parte su-
l9 tl(x) Ib' y ei coeficiente de seguridad rt:0.65,Fr:
al Jeslizamientro es de perior o corona de 20 pies (6 m) es suficiente para la mayoría de las presas, cuando
no se desean caminos especiales.
;I[iulitt'ciones
en el sentido de que esta consideración
es demasiado conservadora. El análisis anterior se aplicó a una sección cercana al centro de una presa. Las con-
Pclrrabitity. pore pressure, y Uplift l" C."",,y
véase Roy w.
1;ill,"', Dams, ?nrans. rSCi-V"i t22,págs.587_ó13, diciones cerca de los extremos de la presa serán más bien diferentes, ya que la altr¡r¿r
no necesita ser tan grande. Los esfuerzos calculados en la presa Morris (de planta
221 lN(;liNlllRlA l)t1 I OS RIICURSOS Htl)RAtJt.|COS t' ¡{ I isAti 225

-tabla tl-2
Flsfuerzos perm¡s¡bles e ls Zona d6 construcción
conrpresión para materiales de ciment¡ción
\tagufa
Atagufa I

Esfuerzo permisible

Material

Granito
lb/plg!
ó00- 1000
KN/m¡

4000-6000
>).J :urrimientooenel
hodelac
lecho de la corriente
Calizas 400-t100 2500-5000 Primera etapa
Areniscas 400-ó00 2-s00 4000
Cravas 40 t10 250- 500
Arena 20 ó0 I 50-400 Porción de
Arcilla firme 40-,50 250-300
Arcilla blanda 10-20 50- t00

\a)
Desviación
curva) se presentan en la Fig. 8-6. Debe hacerse mención que las presiones máximas por túnel Fig. 8-7 Procedimientos típicos de
en el talón ocurren cuando el vaso está vacío, mientras que las presiones máximas en Segunda etapa
desviaciones para construcción de
el pie se desarrollan a lleno. Las presas bajas del tipo gravedad, pueden (á)
presas.
_vaso Desviac¡ón tlp¡ca
construirse en material de sedimentación o depósitos no cons;lidádos, siemire que de dos etapas
la presión en la cimentación quede dentro de límites razonables; como no puede es-
perarse ninguna resistencia al cortante, el factor de seguridad al deslizamiento debe
aproximadamente ser de 2.5 que salte por la porción terminada, mientras se continúa el trabajo en la otra mitad
del cauce. Si las condiciones geológicas y topográftcas son favorables, puede utili-
zarse un cauce de derivación o túnel, para conducir todo el escurrimiento alrededor
an gl pafañonto
a.r¡b. ll¡bra!y'bldrl F3f@ 6n et pmñd;l del sitio en que se construya la presa. Es particularmente ventajoso un túnel, si sirve a
ldo agus3 sba¡o (libr.3/Dts¡)
ó. b llTt
algún propósito útil después de que se termine la construcción de la presa. En la
&.bll79
prisa Hoover se utilizaron para desviación cuatro túneles similares revestidos de
H
45.4
f-i l?11 ioncreto, de 50 pies de diámetro, y posteriormente se les convirtió en obras de toma.
Elev. I I6.5 2l.2 ¿6.O 59.1

88.3 aaB r0.6 tr.\ Es ventajoso programar la construcción de la porción inferior de una presa, durante
10.6 Erev. rloo' 2.5 4.1
los periodos normales de escurimientos bajos, para reducir o minimizar el problema
58.2 96.4

132 S ?12 18.4 r8.5 105.2' \ Etev lo5o' 3.7 85.7 t41.9
o
6.1
de la obra de desvío.
o
E
I
\" \¿ La cimentación debe excavarse hasta encontrar roca sólida antes de que sea va-
226. 226 29.4 30.0 F
G
Lgl.2',
\d¿
\./ Elev.950' 10.5 17.4 t52.2 252.0 ciado cualquier concreto. Después de la excavación, las cavidades o grietas en los
estratos subyacentes se cierran o tapan con inyecciones de concreto o lechada. Con
frecuencia se coloca vna corlina de inyección, cerca del talón de la presa para reducir
322.O 322.4 48,0
filtración y subpresión. Una inyección de cemento y agua' mezclada algunas veces
44.2 277.2', L7.2 24.5 215 6 357.0

con una cántidad pequeña de arena fina, se fuerza a presión en agujeros, perforados
Fig. t-6 Esfuerzos calculados en la presa Morris (Cortesía del lVater Department of pasadena,
Califurnia.) en la roca. El inyectado a presiones hasta de 40lblplg'1(300 kN/m'?) puede hacerse
antes de que se cuele el concreto para la presa' pero el inyectado de alta presión
(2m b/plg' o I 400 kN/m'?) se hace desde galerías pennanentes en la presa después
que se i"r*in. la construcción de ésta, para que así el peso pueda resistir las presio-
&5 Const¡ucción de pres¡s de grave{ad Antes de que pueda iniciarse el trabajo de nes de la inyección.
construcción en el cauce de un río, el escurrimiento fluvial debe desviarse. En una El concreto para la presa, generalmente se coloca en bloques, dependiendo de las
construcción en dos etapas, el escurrimiento se deriva o desvía a un lado del cauce dimensiones de la estructura, con una anchura máxima de unos 50 pies (15 m) en las
por medio de una ataguía (Fig. 8-7á), mientras que el trabajo se continúa en el otro presas grandes. La altura máxima de un colado simple, usualmente es de cerca de 5
lado. Después de que se termina el trabajo en la porción más baja de un lado de la pies (1.5 m). Las secciones se cuelan alternadamente para que a cada bloque se le deje
presa, el escurrimiento se deriva por tomas en esta parte, o hasta puede permitirse parado varios dias antes de que se cuele otro bloque junto a él o encima (Fig. 8-13).
226 lN(;[iNltiRtA Dtr t.OS RECURSOS HtDRAUI.|COS
I'RI]SAS 227
Dcspués de que se cuelan las secciones individuales, se riegan
con agua y se les pro_
tege del efecto desecante del aire. Posteriormente de que generado hace esencial que las laderas del cañon sean capaces dc resistir las fucrzas
lai formas se quitan, las su-
perficies laterales de cada sección sc pintan con una emulsión de arco. La primera presa de arco construida en los Estados UniCos fue la Bear Va-
asfiáltiü p"tu
lley en el sur de California en 1884 y actualmente ya no en operación. Como muchas
que "uit",
adherencias con las secciones adjuntas y paraformar lasjuntas de construcción
redu-
cen los agrietamientos del concreto. Entre cada sección se ponen muescas de las primeras presas de arco, la presa Bear Valley se construyó de mamposterla,
o quijadas
(Fig. 8-8) para transmitir el cortante de una sección a la adyacente y pero prácticamente todas las presas de arco construidas en años recientes son dc
hacei que la
presa trabaje monolíticamente. Rerenes metálicos para el agua (Fig. g-g) concreto. Relativamente pocas presas de arco han fallado, en comparación con las
se
también en las juntas verticales de construcción, cerca del paramento de aguas "oio""n numerosas fallas de otros tipos de presas. Los datos relativos a algunas presas de
arri-
ba para evitar filtraciones. Las galerlas de inspección pata pe..itir el acceso arco tipicas, se presentan en la Tabla 8-3.
al inte-
rior de la presa se forman conforme se va colando el concreio. Estas galerias pueden
ser necesarias para las operaciones de inyectado, para la operación y
conservación de
las compuertas y válvulas, y como drenes de inteiceptacián del
agua que se filtra en
la presa. T¡bl¡ &3 Presas de arco tipices
cuando el concreto frlgua, se deja libre una gran cantidad de calor y
se eleva la Aochura
temperatura de la masa. Conforme el concreto seenfría se encoge y puedin Capacidad Ailo dc
formarse Pais o de la Espcsr de Volumcn,
grietas. Para evitarlas, puede utilizarse cemento especial de Eslado eo Allura, Long., oronai ¡a be, t000 delvm, tcrm¡-
bajo .uior, y tambíen se los E.l.J.A mmm m m3 Radio mj nación
utilizan mezclas muy ligeras para el interior de la piesa. comúnmente
se usan dos sa_
cos de cemento por yarda cúbica de concreto. Además, los Suia x 107
materiales que forman el Contra 230 380 660 8.ó5 l9ó5
concreto antes de mezclarse, pueden ser enfriados. Para obtener
mejorés resultados,
Hoover (Ariz.-Nev.) 222 380 13.7 202 2485 Constante 3.E4 x l0ro 193ó
la temperatura al mezclar el concreto debe estar entre los 50 y los Glen Canyon (Ariz.) zt4 473 7.6 lO4 3700 Constantc 3.¡ló xloto 1962
lo.r 1to a 25.c). Kurobegawa No. 4 Japón l8ó 490 l3ó5 2.ü) x t06 I9ó4
Un enfriamiento complementario se consigue ocasionalmente, haciendo Tignm Francia t8l ó35 Constantc 2.30 x loE 1952
circular 376
agua fría por tuberías embebidas en el concrito, aunque esto es Vidraru Rumuia 16é 305 500 Constante 4.52 x lo8 l!)ó5
caro y generalmente Hungry Horse (Mont.) 645 11.9 l0l 2220 Variable 4.32 x loe 1952
sólo se practica en presas grandes de gravedad. 159
Bhumiphol T¡il¡ndia t54 ¿18ó ¡000 1.22 x loe 1964
Morrow Point (Colo.) 143 230 3.7 16 27s Variable l.¡14 x loE l96t
Paramento de Paramento de Owyhce (Oreg.) 127 254 9.2 8l 373 Constante 1.3t x loe t9l2
aguas arriba aguas arriba
Pacoima (calif.) 114 195 3.1 30 112 Variablc 7.¡10 x 10ó 1928
Arrowrock (Idaho) 107 350 4.9 68 U2 Constante 3.52 x lot l9l5
Moree Mesa (Ariz.) 93 239 2.4 13 rl2 Variable 3.02 x loE 1921
Seminoc (wvo.) 90 r62 5.2 27 t3Z Constante 1.27 x.l0e 1939
Cachi Costa Rica 87 70 25 5.30 x 10? 19óó
Shannon (wash.) 80 151 6.1 4t 101 Constante ló3 x lOE 192ó
Checseman' (Colo.) 72 217 5.5 54 79 Con¡tante 9.EE x l0? l9o4
Param€nto d6
Caldcrwood (Tenn.) 70 248 7.6 15 305 Variable 4.20 x 107 1930
Paramonto do
aguas abalo R€teneg aguas abaio
motál¡cos ' Mampostcria de piedra.

Plas de
Paca de &6 Considerac¡ones generales El análisis estructural de las presas de arco es
cobre recocido complejo, y los cálculos son numerosos. En principio se bosqueja o visualiza una
Retene's para Fig. &8 Mucscas y retenes para el agua, en las prcsa de arco, como constando de una serie de arcos horizontal€s que transmiten cl
el agua córtinas. empuje a los atraques, o pueden también concebirse como una serie de voladizos o
cantilevers verticales, empotrados en la cimentación (Fig. 8-9). La componente hori-
PRESAS DE ARCO zontal de la carga de agua, la resisten en conjunto, la acción de arco y de cantilever.
La distribución de la carga entre los arcos y los cantilevers está determinada usual-
una presa de arco" es curva en planta, y absorbe la mayoría de la carga del agua ho- mente por el método de la carga de praeba,t' que se inicia con la consideración relativa
rizontalmente hacia los atraques o laderas por la acciéíd;;;;. ilioñ""r, a la distribución de las cargas. Cerca del fondo de la presa, la mayoría de la carga la
"lÉmpuje
" Symposium on Arch Dams, Trans. l.lCE. Vol. 125, págs. 909-993, 1960.
, M. D. Copen y L. R Scrivner, A¡ch Dam Design: State of the Art, Powe¡ Div., ASCE,Yol.9ó, págr.
"L
93-108, enero, 1970.
2211 IN(IENItiRIA I)E I.OS REC]TJRSOS HIDRAUI,ICOS
PRI:ISAS 229

vas dcl intrados son usualmente, pero no siempre, concéntricas con las del extrados.
La presa de arco de centro variable, se conoce también como de radio variable o
presa de ángulo constanle, y es aquella que tiene un radio del extrados decreciente
desde la corona hasta el fondo, en forma de que el ángulo incluido es casi constante,
para asegurar una máxima eficiencia de arco en todas las elevaciones. Con frecuen-
cia, este tipo de diseño resulta en una parte sobresaliente del paramento de aguas
/a,/ Series de arcos Series de cantilováF
r/á,/ Fig. &9 Elementos estructurales de una presa arriba cerca de los atraques, y algunas veces en el paramento de aguas abajo, cerca de
hor¡zontabs vert¡calog de arco. la corona del arco. La presa de centro variable se adapta mejor a los cañones en
lorma de V, ya que se puede depender de la acción de arco en todas las elevaciones.
La presa de centro constante se prefiere algunas veces para los cañones en forma de
toman los cantilevers, mientras que cerca de la corona los arcos llevan
la mayor U, porque la acción de cantilever llevará una gran porción de la carga en los niveles
parte. Después de considerar una cierta división o distribución
de la carga, se calcu- inferiores. Las formas para colado de una presa de centro constante son más simples
lan las deflexiones resultantes de los arcos y de los cantilevers. La
deflexión del arco de construir, pero la mayor eficiencia de arco en la presa de centro variable, produce
en cualquier punto debe ser igual a la deflexión del cantilever en punto.
el Si las defle- un ahorro en la cantidad de concreto.
xiones calculadas no son iguales, se consideran nuevas cargas hasta que
se encuentra
una distribución que produzca deflexiones iguales en los aicos y en los
cantilevers en
todos los puntos. Los esfuerzos en la presa y en la cimentación,iueden &7 Diseño de presas de arco Las mismas fuerzas que actúan en las presas de grave-
calcularse en-
tonces, con base en esta distribución de las cargas. dad también actúan en las presas de arco, pero es diferente su importancia relativa.
Hay dos tipos principales de presas de arco, de centro constante y de Debido a la anchura estrecha de la base de las presas de arco, las subpresiones son
centro variable
(Fig. 8-10). La presa de arco de centro constante se conocc también menos importantes que en presas de gravedad. Esfuerzos originados por presión del
corno la presa de
radio constante, y generalmente tiene un paramento vertical de aguas hielo y de cambios de temperatura, pueden sin embargo, volverse de bastante impor-
arriba, aunque
algunas veces se le hace cierto talud cerca de la base, en las presa-s grandes. tancia en diseño de presas de arco.
Las cur_
La aproximación más simple en el análisis del arco, es considerar que la carga de
agua horizontal se lleva únicamente por la acción del arco. La mayor parte de las pri-
Presa de arco Presa de arco
de radio constante
meras presas de arco se diseñaron con esta consideración o base. La Fig.8-ll repre-
de centro variable
senta un diagrama de cuerpo libre de las fuerzas en el plano horizontal que actúan en
una dovela de la Fig. 8-9. Como la intensidad de la presión hidrostática es p: yh, la
componente total aguas abajo de la fuerza hidrostática de una dovela de altu¡a
unitaria es

0
H^: yh2r sen (8-4)
Cañón con forma de U 1
Cañón con forma de V

Esta fuerza está equilibrada por la componente de aguas arriba de la reacción en la


ladera Rr: 2R sen 012. Como EFr: g,

2R sen
l:zrt, r"nl (8-5)

P: yhr (8-6)
Vista en planta Vista an planta

Si el espesor f de la dovela del arco es pequeño comparado con r, hay poca diferencia
entre el esfuerzo promedio y el esfuerzo máximo de compresión en la dovela y
o x R/t El espesor requerido de la dovela es
Sección en la corona Sección en la corona
Fig. &10 Tipos de presa de arco. thr
¡_t_ (8-7)
6w
2]O IN(;T]NIERIA I)E LOS RECURSOS HIDRAULICOS
PRESAS 231

'2015
-
il ¡980

rl Rrdio cn plod Ewsr en rios


li lñb¡tu
t8l 2015
¡980
335.8
3I8.3
325.4
297.3
10.4
2l.o
10.¡l
21.0
F/ 1920 28¡.6 232.A ¡1O.0 43.4
1860 24t.7 52.O 72.O
Ét. 1800 234.5 ¡l r.3 59.7 7A.O
l7¡t0 212.O 79.0 12.O 82.0
Fig. &ll
Diagrama de cucrpo libre de la 1680
r643
171.3 54-O
100.o
dovela de un arco.
Fig. &12 Dimcnsiones de la presa Pa-
Socc¡ón en la úona coima.

donde ow es el esfuerzo permisible de trabajo del concreto


en compresión. Esto in_
dica que el espesor de las dovelas debe aumentarse linealmente El análisis riguroso de una presa de arco involucra muchos factores no considera-
con la distancia abajo
de la superficie del agua, y que para una intensidad dos en el análisis aproximado anterior.ra En la práctica, los cantilevers son de acción
dada a" t" pr"rion der agua, er es-
pesor necesario es proporcional al radio de curvatura. transversal trapezoidal, y su deflexión incluye algo debido tanto a la acción cortante
El volumen de concreto necesario para una dovela simple como a la flexionante. La deflexión de las dovelas del arco es causada principalmente
del arco (Fig. g-ll),
transversal a un cañón de anchura g es por la carga de agua, pero está también afectada grandemente por los cambios de
lemperatura. Los encogimientos y escurrimientos plásticos del concreto también de-
V:rA0 (8-8) bcn lomarse en cuenta. Los asentamientos de la cimentación o de los atraques afec-
tan cl comportamiento estructural de las presas de arco. Si la cimentación cede relati-
tlonde I es el área de la sección transversal de la dovela y ges
el ángulo central en ra- vamcnte más que los atraqucs, la acción de los cantilevers se anula, mientras que si se
dianes. Como t es proporcional a r, A : kr, y invierten las condiciones de frontera, la acción de arco juega un papel mucho menor.

V : kr20 (8-e)
8-8 Construcción de pres$ de arco La cimentación de una presa de arco debe
trigonométricamente r: B/2 sen0l2, y desplantarse hasta la roca sólida, y los atraques en las laderas deben desplantarse y
excavarse con ángulos aproximadamente rectos a la llnea del empuje para evitar el
n:o(#r/r)" (8-10)
deslizamiento de la presa. Las grietas y bolsas en la cimentación y atraques se inyec-
tan en la forma usual. Como en una presa de arco la sección transversal es relativa-
mente delgada, debe tenerse cuidado en la mezcla, colado y curado del concreto, con
Diferenciando la Ec- (E-10) con respecto ag, e iguarando el fin de conseguir una resistencia adecuada a la filtración y al intemperismo. El
a cero, se tiene 0 = 133,34,
para un espesor de volumen mínimo. Esta es la
razónpor la que una presa de ángulo concreto se coloca en forma similar a las presas de gravcdad (Fig. E-13), usualmente
constante puede diseñarse para necesitar menos concreto que en tramos de l0 pies (3 m), aunque alturas de tramo de 20 pies (6 m) no son poco co-
una presa de centro
constante' En la práctica, los ángulos centrales de las presas
d" ur"o varían desde 100 munes en los niveles superiores, donde la sección cs delgada. Generalmente, se co-
hasta 1400. La anchura de ra base de las presas de arcousualmente loca una capa de mortero entre cada altura, para asegurar una mejor adherencia. Las
está entre 0. l y 0.5
dc la altura; sin embargo, en Europa se han construido pequeñas presas de arco llevan únicamente juntas radiales de construcción, mientras
muchas prcsas de arco urtra-
dclgadas. La presa de Tolla,'' de 260 pies, por ejempro, que las presas grandes tienen juntas perimetrales o circunferenciales. Todas las jun-
tiene un'espesor máximo de
úrnicamente 8 pies. otra bien conocidá prrr", ru vaióntis"c.
z-tzi, uunque tiene una tas deben tener muescas y retenes de agua para evitar la filtración. Para minimizar
altura de 265 m, tiene sólo un espesor qáximo de 22'm. con óí advenimiento los esfuerzos por temperatura, la sección de cierre de la presa se cuela únicamente
de
una mejor tecrlologla ha aumentado en los últimos años la populariJad
de las presas de después de que el calor de colado en las otras secciones, se haya casi disipado.
arco dclgadas. La dimensiones de la presa Pacoima, una
dc las p'resas más grandá de arco
con radio variable en los Estados Unidos, sc dan en ta fig.
btZ.

" Andre coyne, carro scmcnza, Torc Nilsson, Hcnry Gicot y calvin Davis, worrd progrcss
ling. News-Recor4 sept. ll, 195E. in Dams, f¡ W.A. Perkins, Analysis of Arch Dam of Va¡iable Thickncss, Trans- ASCE, Vol. I lE, págs.725-766,
I 953.
llll)RAtll,l(()fi U t,l{titiAs 231
:12 lN{;liNllrl{lA l)li l.()S ltlr('tJl{ti()S

(Fotografra del U'S' Bureau of


trig. &13 Construcción de la presa Alder (Ciudad de Tacoma, ll/ashington.) Fig. &15 La Presa Bartlett en Arizona, de arcos múltiples.
Reclamation.)

I'RI'SAS DE MACHONES
degravedad,lascargasdelacimentaciónsonmenores'yunapresademachones
puáe utiliza.r" que son demasiado débiles para apoyar una presa
"n "i."ntaciones ser conveniente
Ilna presa de machones consiste en una membrana inclinada que transmite la carga le grauedad. Si el material de la cimentación es permeable, puede
de arriba de
dc agua a una serie de machones en ángulos rectos al eje de la presa. Hay diversos ti- construir un dentellón penetrando hasta la roca. Los paramentos aguas
p<rs de presas de machones, siendo los más importantes los de /osasplanas (Fig.8'14) de 45n' y para
las prosas de nrachones tienen generalmente una pendiente aproximada
y cl de arco mútiple (Fig 8-15). Estos tipos se diferencían, en que el miembro que se sobre la presa una gran fuerza componente vertical de Ia pre-
un uorn lleno se ejerce
contra el desliza-
irpoya en un caso, es una serie de losas planas de concreto reforzado, mientras que en sión hiclrostática. Esta condicibn ayuda a estabilizar a la presa
reforzado, la
cl otro, es una serie de losas planas de concreto reforzado, mientras que en el otro, es miento y el volteo. La primera p..rá d. machones y losas de concreto
1903, y a este tipo de cor-
una serie de arcos que permiten mayores espaciamientos entre los machones. construió en Estados Únidos, Ñilr A*burten en el año de
Las presas de machones generalmente sólo necesitan de un tercio a la mitad de la tina con lrecuencia se le llama presa Ambursen'
los machones
clntidad de concreto, en relación con las presas de gravedad de altura similar, pero La altura de una presa de maciones, puede aumentarse extendiendo
con frecuencia donde
¡9 necesariamente son menos caras, debido a la mayor cantidad de formas y de acero y las losas. consecuentemente, las presas de machones se usan
del vaso. Las plantas de genera-
tlc reluerzo necesario. Como una presa de machones eS menos masiva que una presa s" cont"mpla un incremento futuro- en la capacidad
de las presas, con
ción y de iratamiento de aguas se han colocado entre los machones
ilustran algunas
determinados ahorros en el costo de construcción. En la Tabla 8-4 se

presas de machones tíPicas.

están sujetas
8-9 Fuerzas que actúan en presas de machones Las presas de machones
a las mismas fuerzas que las presas de gravedad y de arco.
Debido a la pendiente del
paramento de aguas airiba, las presiones del hielo generalmente no son importantes,
hacia arriba de la presa. Las subpresiones
Fig. &14 Sección transversal de una presa porqu. la capa áe hielo tiende a deslizarse
típica de losa plana y machones. que hay entre machón y machón' Las fuerzas totales de la
," ,"du".n por los claros
!s
2]4 IN(iT"iNIt]RtA DF, I,OS RECURSOS T{IDRAU¡,ICOS PRF:SAS 2I5

'l'ubl¡ &4 Preses tlplcas de m¡chones


-lunta flox¡bls
Pals o del
Pendiente Volum6¡, Esoacia- Caoacidad Año dc
Estado en Altura, P1ffinto Long., 1000 T;:l' del vaso, termi-
Nombre los EUA m
;;;;
m m' mchones' m' nación
Ganchos de refuezos
Tipos de losas planas (Ambursen) d€l acart€lam¡ento

'Iirpolnitza Bulgaria 8ó 338 350 1.37 x 108 1963


I'ossunr Kingdom (Tex.) 58 50 500 248 t2 1.22 x lDe 1940
('aia Portugal 52 376 2.02 x lOE 1967
('ruachan Reino Unido 47 316 92 1.ll x
Fig. &1ó Método para ligar la losa a los machones'
107 1964
l,u ltrelc (wvo.) 4540 l0l l8 5.5 2.96 x lO7 l9l0
Stony Corge (Calif.) 42 45 265 29 5.5 ó.15 x 107 1928
llristol (N.H.) 30 45 160 4.6 1924
'li¡cr 30 45 t4 il generalmente se anclan donde
ción no dañen seriamente la gstructura. Los machones
Creek (calif.) 5.5 1.23 x l0ó t932

se juntan a la losa. Las presas de machones y losas


planas se adaptan particularmente
Tipos de arcos múltiples
a üs sitios amplios, en donde se necesita una presa de
gran longitud y los materiales
de la cimentáción tienen baja resistencia. Al colocar machones sobre
l)unicl Johnson Canadá 215 l3l0 2260 1-42x l0tt 1968
zapatas
ló8 x 10e Las presas de
amplias, las presiones de la cimentación pueden reducirse bastante.
Itlikka India 172 465 1.4ó 1970
llrrt lctl (driz.) 88 4E 244 tt7 ;;,; 2.24 x IOE 1938
la fina hasta la
losa plana, ,ó hun construido con materiai.t qu" varían desde
arena
Itrg Dalton (calif.) 55 48 141 34 18.3 1.23 x 106 1928
47 l3t0 en terrenos de ci-
l'cns¿cola (okla.) 48 176 25.6 6.ó5 x 108 1940 roca sólida. La altura práctica máxima es menor necesariamente
II ul¡ri lt<¡n (Tex.) 47 48 25ffi 10.7 1.23 x l0e 1938
I lrx.lgcs (Calif.) 42 45 170 t4 7.3 4.55 x l0? t9t7
menteción malos.
l-rkc l-ure (N.c.) 37 45 192 30 t2.5 1927

que soporta
&l I Diseño de las presas de machones y losas planas La losa o miembro
qu. contitte_en una serie de vigas paralelas, que traba-
uguu ," diseña considerando
la otra (Fig. 8-l?). Como'las losas no están conecta-
subpresión generalmente son bastante pequeñas y, por regla general, pueden despre- ¡á independientemente una de como vigas simplemente apoyadas por
ias rígiáumente a los machones, se diseñan
ciarse con la excepción del caso cuando se utiliza una cimentación de malla o reticu- la viga la can-
y
lada. los mdtodos normales de diseño de concreto reforzado. El espesor de
aumentan con la profundidad abajo de la superficie del
tidad de refuerzo necesario
diseñada para resistir la componente de la carga de agua
agua, ya que cada viga está
&10 Presas de machones con losas planas Una sección transversal de una presa de normal a ella.
ya que
machones de losas planas típica se muestra en la Fig. 8-14. El espaciamiento de los El diseño de los machones está basado en consideraciones simplihcadoras'
se considera que un machón
machones varía con la altura de la presa desde casi l5 pies (5 m) para presas de'me- un análisis riguroso es bastante difícil. Generalmente,
nos de 50 pies de altura (15 m) hasta los 50 pies (15 m) para presas de más de 150 pies
(50 m) de altura. Los machones con espaciamientos muy cerrados pueden ser menos
Losa cons¡dorada como úna
nrasivos, y las losas ser delgadas, pero se necesita más cantidad de obra falsa. El me- ssdo d€ v¡gag hor¡zontalo6 Una porción do egit @mponoñto
jor espaciamiento de machones, es el que da el costo total mínimo. En la práctica, @Íen ontrg 16 pusd€ tÉnsforiM al machón

una curva de costo, en relación con espaciamiento de machones es generalmente bas-


tlnte plana dentro de una gran amplitud de valores de los espaciamientos. Para resis- Compononto de carga
do la v¡ga
tir al pandeo de los machones, pueden utilizarse vigas de concreto o diafragmas colo-
cados como atiesadores para dar rigidez entre machones adyacentes y también
contravientos de concreto. Para espaciamientos muy amplios de machones, estos dis-
positivos son antieconómicos y algunas veces se utilizan machones huecos para au-
mentar la anchura efectiva del machón. M¡chon€s con un t6b¡io cons¡dorado
Una característica de la presa de losas planas es su articulación, es decir, la losa no coBo el de una 3sri6 do columnai cutu'a
cstá rígidamente unida al machón (Fig. 8-16). La junta entre la losa y el machón se Fig. &f7 Elementos estructura'
llena con asfalto o con algún compuesto para juntas flexibles. Esto permite que cada les de una presa de losas Y ma-
losa trabaje independientemente, y que los desplazamientos mínimos de la cimenta- chones.
l'l{l15AS 217
:]6 lN(;lrNll;l{lA l)lr l.()S ltll('llRS()S llll)l{AtJl,l('()li f'
Cargs hidrostátlca
dc un sitema de columnas independientes (Fig 8-17). La carga en cada co-
const¿r
lumna es una combinación de carga estructural con carga de agua. Las columnas se
consideran que son curvas para evitar carga excéntrica. Los machones generalmeite
son reforzados.
Después de un diseño por tanteos de la losa y los machones, se calculan las presio-
nes en la cimentación y las zapatas necesarias de los machones. En algunos casos, la
base del machón dará una área adecuada de sustentación, mientras que en otras oca-
siones puede necesitarse una zapata distribuida o cimentación de malla. Las zapatas Fig. 8-18 Secciones de presas típi-
y las mallas distribuidas son reforzadas ampliamente con acero para mejorar su efec- Corte por un
cas de machones masivos.
machón masivo
tividad de distribución de la carga. Para cimentaciones en terreno malo, puede po-
nerse una losa continua debajo de la longitud total de la presa. Como paso final en el
diseño, se investiga la estabilidad de la estructura completa, en relación con el desli-
En todas las juntas
zamiento y el volteo (Sec. 8-4). Si los factores de seguridad calculados no son sufi- machones se hace con bastante anticipación a la de los largueros.
necesitan aurr"ur. como las presas de machones necesitan
cientemente altos, puede disminuirse la pendiente del paramento aguas arriba. de construcción, se
el tiempo que se
mucho menos concreto que las presas de gravedad comparables,
;;;i." en construirlas generalmJnte es menor y el problema de la obra de desviación
8-12 Presas de arco múltiple La presa de arco múltiple es más rígida que la del tipo del agua, es más simPlificado.
de losa plana, y en consecuencia, exige una cimentación mejor. Los arcos circulares
de espesor uniforme, son más económicos para claros cortos ( < de 40 pies o 12 m), PRESAS DE TIERRA
mientras que puede conseguirse una mayor economía, utilizando un arco de espesor
variable para claros mayores. El ángulo central de los arcos usualmente está entre
materiales naturales
150 y 1800. Un ángulo central de 1800 elimina los empujes horizontales entre los arcos Las presas de tierra (diques de tierra y de enrocamiento) utilizan
primitivo, en condicio-
contiguos y simplifica el diseño de los machones. Los arcos para una presa de arco con mínimo proceso artihcial, pueden construirse con equipo
No es
múltiple se diseñan en la misma forma que para una presa de arco simple, pero co- nes, dofde cualquier otro material de construcción sería impracticable.
tierra. Los adelan-
múnmente se ignora la acción del cantilever. El diseño de arco múltiple es más eco- sorprendent" qu"i", primeras presas que seconocieron, fueran de

nómico para presas altas, donde los ahorros en concreto y acero son suficientes para tos'modernos áel para movimiento de tierras han producido un menor costo
"quipo concreto' resul-
compensar el costo mayor de formas y en eeneral de obra falsa. para trabajos de teriacerías en comparación con un mayor costo del
presas de tierra compiten
tado de aumentos en salarios y en óostos de material. Las
El diseño de diques y
actualmente en costo con las de concreto, en todos los tamaños.
&13 Tipos mixtos o misceláneos de presas de machones Además de las presas de ma- aplican para el caso de
bordos de tierra (cap. 20) sigue los mismos principios que se
chones de losa plana y de arcos, se han construido unas cuantas presas de mschones tierra y enrocamiento se en-
presas de tierra. Algunas de las presas más grandes de de
masivos (Fig. 8-18). En este último tipo, el miembro que apoya o recibe al agua se listan en la Tabla 8-5.
cimenta-
forma mediante el agrandamiento de los machones del extremo de aguas arriba. La Al contrario que en presas altas de arco y de gravedad que necesitan una
presa Pueblo en el Río Arkansas en el sureste del Estado de Colorado con altura de cimentaciones en el
ción en roca sana, la, presas de tierra se adaptan fácilmente a las
180 pies (55 m) y longitud de I 750 pies (534 m) tiene 23 machones y constituye un terreno natural. Estos tipos son entonces selecciones lógicas para muchos sitios en
buen ejemplo de ese tipo de cortinas. Otro tipo de presa de machones, consta de un poco satisfactorias para presas de
donde las condicion", d" la cimentación son
tablero de madera con pendiente hasta de 30" con la horizontal, y apoyados en
concreto. No debe considerarse que la construcción de una presa de tierra sea una
marcos-A con separaciones de 5 a 15 pies (2 a 5 m). empírico. Nume-
operación simple y que su diseño exija un poco más que el criterio
que las presas de tierra
rosas fallas de diques de tierra mal diseñados hacen evidente
como cualquiera
ti-14 Construcción de las presas de machones La remoción del material para desplan- exigen tanta destreza en ingeniería en su concepción y construcción,
los pfoce-
tar una cimentación conveniente y la excavación de una cepa para el dentellón son otrá tipo de presa. En ningún otro tipo de presa son tan interdependientes
su diseño inicial en
los primeros pasos en la construcción de presas de machones. Debe tenerse mucho dimientos de diseño y con-strucción. Para hacer la evaluación de
observaciones en la
cuidado con la construcción de formas, con el manejo del concreto y con la coloca- el periodo de construcción, se hacen con frecuencia continuas
presiones de poro. Para las presas
citln (el acero de refuerzo, para desarrollar en su totalidad la resistencia e impermea- obra de las deformaciones o asentamientos y de las
de tierra de grandes dimensiones se hacen modificaciones al
diseño con base en la in-
bilidad de las delgadas secciones utilizadas en las presas de machones. Los machones
y ltrgueros se colocan en tramos de l2 pies (3.5 m) o más, y la construcción de los formación recogida en estas observaciones'
q
238 IN(JNNIIiRIA Dtl t,OS RECURSoS TIIDRAUI,I(OS PRti¡iAs 239

T¡bla &5 Gr¡ndes presas de tierra y de enroc¡miento


¡6
1o!2
{9.
País o Volumen, Anchura de Capacidad Año de
(Estado de 1000 Altura, Long., l¿ corona, del vaso, termi-
Nombre los E.U.A.) m'mmmml nación (o) D¡que zon¡f¡c8do s¡mple

Tipo de tierra , 7 Zona do trans¡ción


.5
to92
Qet P¡e do anrocamiento
Fort Peck (Mont.) 7ó,500 82 6400 30 2.34 x l0ro 1940
Mangla Pakistán 64600 113 3360 6.35 x lOe t96'l Estrato pdmeable
Oroville (Calif.) 59,300 235 1570 24 4.30 x lOe 1968 C¡msntación impermoabla
Nurek U.R.S.S. 54100 310 7t0 1.04 x 10ro t917 (á) Pr€sa dc t¡erra con núclso prolongado a la cimsntación impermecble
Balimela India 22,ffi 70 4640 3.81 x 10e t969
Kingsley (Neb.) 2t,m 50 4890 7.6 2.71 .x l0e t94l
Navajo N.Méx.) 20,i00 t24 I 160 9.2 2.10 x 10e 1965 Dolantal de arcilta r oÉ)
Balderhead Reino Unido 23W 5l 925 1.97 x 107 r965
Karaoun Llbano 1,900 70 1 100 2.39 x 108 1965
McKay (Oreg.) 1,800 50 825 '1.0 9.12 x 107 1921
Cobble Mt (Mass.) 1,380 15 2M 15 l.0l x lOe 1936 Fig. &19 Secciones transversales
Bariri Brasil 1,330 52 8,10 5.45 x 108 1965 lc) Presa de tierra sobre material permsablo de presas tlpicas de tierra.

Tipo de enrocamiento

Akosombo Ghana 8,000 r42 ó40 1.48 x lOrt 1965


Ambuklao Filipinas 7,7W 129 ó05 3.26 x 108 1955
suelo seleccionado para formar un núcleo relativamente impermeable, una zona de
Paloma Chile 7,m 76 7ñ 7.zt0 x 108 t966 transición en ambos lados del núcleo para evitar tubificación a través de grietas que
Gepatch Austria 7,100 153 630 1.39 x 108 t964 se forman en el núcleo y capas exteriores de material más permeable para dar estabi-
Seitevare Suecia 4900 107 1450 l.ó5 x lOe 1968 lidad. Este tipo de construcción se utiliza ampliamente en presas de tierra, y se selec-
Salt Springs (Calif.) 2,300 99 400 1.60 x 108 193 I ciona en donde se dispone de materiales adecuados. La arcilla, aunque es muy imper-
Nantahala (N.c.) 1,730 79 318 1.53 x 108 t942
Dix River (xv.) 't6 meable, no puede constituir el núcleo mejor si se enjuta e hincha demasiado. Los
L340 278 3.70 x-108 1924
Akersvatn Norueca 1.100 50 500 1968 núcleos más satisfactorios son de arcilla mezclada con arena y grava fina. Las presas
de tipo de diafragma tiene una sección central delgada de concreto, acero o madera,
Tipos mixtos de erirocamiento y tierra que les sirve como barrera al agua, mientras que todo el dique restante de tierra o en-
rocamiento da estabilidad. Las secciones delgadas de concreto se agrietan con facili-
Aswan HIGH Egipto 42,500 ill 3830 1.64 x lOtr t9'12
dad por cargas de tierra diferenciales, y es difícil formar una barrera perfectamente
Trinity (calif.) 25,2N 164 747 l2 3.08 x 10e 1963
impermeable al agua, ya sea de madera o acero. Además, el diafragma debe ligarse o
Keban Turqula 15,000 207 I 100 3.08 x 10ro 19'7 | amarrarse al lecho de roca o a material muy impermeable si quiere evitarse una filtra-
S¿n Gabriel No. I (Calif.) 8,r40 115 510 12 5.42 x 101 193E ción excesiva. Las presas de enrocamientos (Sec. 8-25) se construyen de roca gruesa
Anderson Ranch (Idaho) 't,m 139 4t3 12 6.16 x 108 t948 que proporciona estabilidad estructural con wla membrana de concreto en el para-
Stevcns (Wash.) 1,610 130 2t4 15 1.60 x 108 t942
mento de aguas arriba para constituir una barrera al agua.
Inland (Ala.) t,220 58 336 9 8.38 x l0? 1938

&15 Tipos de las presas de tierra El dique o bordo simple es esencialmente homo- &16 Métodos de construcción Comúnmente las presas de tierra se construyen por el
géneo en toda su sección, aunque un delantal de material relativamente impermeable método de terraplén rodillado. El procedimiento consiste en ir colocando materiales
puede colocarse en el paramento de aguas arriba. Frecuentemente las ataguím son seleccionados en capas delgadas de 6 a l8 plg (15 a 45 cm) y compactándolas con un
simples bordos, pero las presas grandes rarament€ se construyen en esta forma. Los rodillo pesado. Puede obtenerse alguna compactación por un adecuado tránsito con
diques zonificadosts (Fig. 8-19) usualmente tienen una zona central de material del los camiones y con otro equipo de construcción. Sin embargo, usualmente se usa un
equipo especial para compactar el relleno. Tanto los rodillos de pata de cabra como
''' Karl Terzaghi y Thomas M. Leps, Design and Performance of Vermilion Dam, Trans. los rodillos pesados de ruedas neumáticas se utilizan solos o en combinación. Los ro-
ASCE, Yol.
125, págs. ó3-100, 1960. dillos ordinarios para caminos se han utilizado con éxito en pequeños proyectos. En
240 IN(itiNIIl]I{IA f)Il I,OS RECURSOS HIDRAUI,ICOS I'RIISAS 241

cu¿tlquicr caso debe colocarse el material con un contenido de humedad cercano al de [¡s materiales de tierra se consolidan cuando son cargados, pero esta consolidación
tlcnsidld óptima. Las arenas gruesas no se adaptan para la compactación mediante no es instantánea. La consolidación se produce por una reducción en los espacios va-
roclillos, aunque puede, para este caso, utilizarse el equipo de vibradores. cios, que va acompañada por la compresión o estiramiento del aire y del agua desde
lrn años pasados se construyeron presas de tierra con los métodos de relleno hi- los espacios vacíos. En las gravas gruesas, las aberturas de los vacíos son lo suficien-
dráulico en las que se utilizó agua para llevar al material a su posición final en la temente grandes para permitir un rápido escape del agua y del aire confinados, y
prcsa. Por la falta de control al colocar ese material, había muchas fallas'u en este puede ocurrir la consolidación total antes de que se termine un dique. En los suelos
tipo de presas por lo que no es recomendable la construcción con estos métodos de de grano fino, la consolidación es menos rápida y puede ser necesario proveer una al-
rclleno hidráulico. tura adicional de relleno en forma que, depués del asentamiento, el dique tenga la al-
tura deseada. La tolerancia o margen para hacer la consolidación puede determi-
ll- 17 Diseño de las presas de
tierra El diseño de una presa de tierra consiste en desa- narse por pruebas de laboratorio y por observación del asentamiento durante la
rrollar o formar un relleno, de permeabilidad suficientemente baja para el propósito construcción. La tolerancia usual para consolidación está entre 2 y 5Vo de la altura
deseado con los materiales disponibles y con un costo mínimo. Los bancos de total de la presa. Algunas veces se utiliza para acelerar la consolidación, hacer el
préstamo para hacer el terraplén generalmente deben estar cercanos al sitio de la desagüe del material de la cimentación.
construcción, debido al alto costo de los acarreos en camión. Como el volumen del Los muros de parapeto de 2 o 3 pies (0.5 a I .0 m) de altura, se ponen algunas veces
Inaterial varía aproximadamente con el cuadrado de la altura, son raras las presas de en el lado de aguas arriba de la cresta de una presa de tierra. Tales muros únicamente
licrra de gran altura. se consolidan como un factor adicional de seguridad, pero ellos pueden ser cons-
El diseño estructural de la presa de tierra es un problema de mecánica de suelos, truidos lo suficientemente resistentes para que sean considerados como elemento del,
c¡ue involucra el conseguir la estabilidad del terraplén y de la cimentación y tener una bordo libre. Esta última práctica sólo es económica en las presas que tienen más de
pcrmeabilidad suficientemente baja. Hay poco daño con la filtración que se tenga en 30 pies (10 m) de altura.
una presa para control de avenidas, si no peligra la estabilidad del dique, pero una
prssa para conservación, debe ser lo más impermeable que sea posible . Es difícil ana- 8-19 Anchura de la corona La anchura de la corona de una presa de tierra debe ser
lizar el comportamiento probable de los materiales naturales para relleno en un di- suficiente para mantener dentro de la presa la línea freática o superficie superior de la
t¡ue zonificado y tener la seguridad, que se obtiene al diseñar estructuras de concreto. filtración, cuando el vaso esté lleno. La anchura de la corona también debe ser sufi-
[-a práctica actual en diseño, es adaptar a presas existentes de características simila- ciente para resistir el choque de temblores y la acción del oleaje. Las anchuras de co-
rcs con comprobaciones analíticas sobre lo adecuado de la presa en condiciones espe- rona de las presas bajas pueden estar regidas por requisitos secundarios, tales como
cia es. Frecuentemente se emplean reglas empíricas para el diseño preliminar de una anchura mínima de camino de l0 pies (3 m) para conservación.
grandes presas y para el diseño final de presas pequeñas. Las cantidades de relleno en
lrts presas abajo de l5 pies (5 m) de altura son tan pequeñas que un excesivo valor del
firctor de seguridad, puede usarse con un costo bajo. 8-20 Filtración Ninguna presa de tierra puede considerarse impermeable, y cierta
filtración por la presa y su cimentación debe esperarse que se presente. Si la intensi-
dad o ritmo de la caída de presión resultante de la filtración, excede a la resistencia de
tJ-18 Altura de la presa La altura necesaria de una presa de tierra es la distancia una particula del suelo o movimiento, esa partícula tenderá a moverse. Esto produce
clcsde la cimentación hasta la superficie del agua en el vaso cuando está descargando la tubificación, que es la remoción de las partículas más finas en general, justamente
cl vcrtedor a la capacidad de diseño, más una cantidad por bordo libre para conside- aguas abajo del pie del dique. Al contrario de lo que comúnmente se prevee, ha ha-
r¿tr marea por viento, olas, acción de las heladas y temblores. Los estudios de las fa- bido más fallas por tubificación en presas construidas con arcilla que en presas
llirs de presas de tierra, indican que el 4ovo se produjo por desbordamiento del agua construidas con limos y arenas sin cohesión. Estudios recientes han mostrado que
ctt lit presa debido a un bordo libre insuficiente o inadecuada capacidad del vertedor ciertas arcillas (arcillas expansivas) son muy erosionables. Estas arcillas se erosionan
tlc demasías. Los métodos para calcular la marca del viento, la altura de la ola y por un proceso llamado dispersión, en donde las fuerzas superficiales eléctricas de re-
olcrjc, se discuten en la Sec. 7-9. pulsión entre partículas individuales de arcilla son separadas del cuerpo principal del
l-as heladas en la porción superior de una presa, pueden causar agrietamientos del suelo. La susceptibilidad a la dispersión depende del porcentaje de sodio en los catio-
st¡clo, con filtraciones peligrosas. Un bordo libre adicional con un máximo de cerda nes (Sec. 14-9). En años recientes la tubificación en arcillas expansivas ha originado
tlc,5 pies (1.5 m) debe proporcionarse para las presas en las áereas sujetas a bajas fallas repentinasrT de presas y bordos en Oklahoma, Misisipí, Israel, Venezuela y México.
tcnr pcraturas.

"'Il B Seed,K.L.Lee, I.M. IdrissyF. I.Makdisi,TheSlidesintheSanFernandoDamsduringthe " J. L. Sherard, R. S. Decker y H. L. Ryker, Piping in Earth Dams of Dispersive Clay, Proc. Speciality
Conference on the Performance of Earth and Earth-Supported Structures, ASCE, Vol. l, Part. l, págs. 589-
l:rrrthqrrakc of february 9, 1971, Jnl. of Geotech. Dív. ASCE, págs. 651-6gg, julio, 1975. 626. t9't2.
242 IN(it]NITlRIA DE I,OS RECURSOS HIDRAUI-ICOS PRIiSAS 241

La filtración a través de las presas de tierra puede reducirse dándoles una base muy La cantidad de filtración sc estima con la red de flujo'r, la que consiste de dos gru-
alta; por la colócación de un delantal impermeable en el paramento de aguas aniba; pos de curvas: llneas equipotenciales (llneas de igual energfa) y lfneas de corriente dcl
por el uso de un núcleo o corazón de arcilla, o por un diafragma de madera, acero o escurrimiento, que son nor¡nales a las líneas equipotenciales. Es conveniente trazar
concreto. La filtración a través de los materiales permeables de la cimentación puede únicamente un número limitado y tal de líneas, que el ritmo del escurrimiento entre
reducirse, aumentándole la longitud a la filtración con un delantal relativamente im- cada par de líneas de flpjo sea igual y que la caída de energía entre las líneas potencia-
permeable que se extiende aguas arriba de la presa (Fig. 8-l9c), o por uno o más pilo- les sucesivas sea la misma. La distancia entre las llneas de corriente se hace igual a la
tes, concreto o por corazones de arcilla que se extienden dentro de la cimentación y distancia entre las líneas potenciales, formando así una superhcie de cuadrados. Cuando
se ligan con el núcleo impermeable de la presa. Una cortina de material inyectado, las lineas de corriente son curvadas, los cuadrados estarán distorsionados, p€ro estarán
formado por forzar lechada de cemento a través de agujeros perforados espaciados más aproximados a lo perfecto, conforme el número de llneas se aumenta, aproxi-
muy juntos, proporcionan un medio efectivo de detener la filtración a través de la mándose a cuadrados verdaderos, cuando se vuelven de tamaño infinitesimal. Algunas re-
roca fracturada. En cualquier caso, normalmente se pon€n drenes cerca del talón de des de flujo típicas se muestran en la Fig. 8-20.
la presa para permitir el escape libre del agua de filtración, que pasa cualquier ba- El arreglo o patrón de la red de flujo, puede determinarse en diversas formas. Un
rrera que se construya. modelo del dique puede construirse con arena, y las líneas de corriente trazarse con
Los drenes, generalmente, consisten en una punta de roca o enrocamiento ( Fig. 8- un colorante. Las analogías eléctricas, emplean un conductor (charola de electrolito
l9b) o un delantal de drenaje (Fig. 8-20a) de material grueso, en el que la filtración de o papel conductor especial), en la cual son trazadas las líneas equipotenciales entre
agua se capta y se mueve hacia el punto donde puede descargarse con seguridad. los electrodos, que representan las superficies del agua, aguas arriba y aguas abajo.
Para evitar el movimiento del material fino de la presa hacia el dren, el material del Este método se apoya en la similaridad entre la ley de ohm y la de Darcy (sec. ¿t-7.)
dren se gradúa desde el relativamente fino en la periferia del dren, hasta el grueso También se dispone de diversos procedimientos gráficos, matemáticos y con compu-
cerca del centro. Un delantal de drenaje se extiende más allá debajo de la presa que lo tadora.
que la punta de roca. Si una capa de la cirnentación permeable se cubre con una capa En los casos simples, generalmente se construyen las redes de flujo'' trazando a
menos permeable, pozos de alivio o una fosa de dren a través de la capa superior pue- mano diagramas con ajuste y correcciones graduales hasta que las líneas de corriente
den necesitarse para permitir el escape del agua de filtración. Si esto no se hace, el y las equipotenciales se corten en ángulos rectos. Las lineas exteriores de corriente,
agua puede subir cerca del pie de la presa, a no ser que el peso del material sea sufi- son la línea de firltración y cualquier frontera impermeable en la presa o la cimenta-
ciente para resistir la qubpresión. ción. La línea de filtación (también línea de saturación o línea freótica/ en una presa
de tierra, es la línea arriba de la cual no hay presión hidrostática. Casagrande2o ha su-
gerido un método aproximado para trazar la línea de filtración de una presa de tierra
Oique homogénoo con delántal dg drenajo
en la c¡mentación iñperméablo
en una cimentación impermeable, basándose en la consideración de que se trata de
una parábola con un foco en/(Fig. 8-21), que es el punto de intersección de la línea
f-
(0 = 180 , A: =0)

Presa d€ concroto con d€nt€llón


en la ciñentac¡ón perm6able

(- -, Línea equ¡potenc¡8|
yi-- :-
-,tl
f-l-'-t<únea oe ruio
Presa de t¡erra con núcl6o relativdments
imperfieable sobre c¡m€ntac¡ón perñ€¡ble
Fig. &21 Localización de la línea de filtración y construcción de una red de flujo para una
presa de tierra.

Tabla estacado d€ p¡lot€s 'E En este texto se considerará que todos los suelos son homogéneos e isotrópicos, es decir, que la per-
meabilidad es independiente de la localización y dirección del flujo. En muchos suelos, sustancialmente la
permeabilidad es mayor en la dirección horizontal que en la vertical. Para esos casos, las redes de flujo se
analizan en la mayoría de los textos de mecánica de suelos.
I'H. R. Vallentine, "Applied Hydrodynamics", 2a. Ed., Plenum Press, New york, 1967.
'?o
Arthur casagrande, Seepagd throug Dams, J. New Engl. lVater works Assoc., vol. 51, págs. l3l-l':.2,
Fig. 8-20 Redes de flujo para filtración por o alrededor de presas típicas. junio, 1937.
244 tN(iliNllit{tA t)li I.os ttti('LJRSos Hll)RAt,t.t('os I)Rtis^ti 245

equipotencial de aguas abajo y de la línea de corriente a lo largo de una frontera im- 8-22 Estabilidad de ln pendiente La falla usual de un dique de tierra consiste en el
permeable. La parábola también corta la superficie del agua aproximadamente a 0.3 deslizamiento de una grap masa de suelo siguiendo una superficie curvada. Para
de la distancia horizontal, desde el paramento de la presa hasta el extremo o punta de comprobar la estabilidad de un dique, se cuenta con diversos métodos, que pueden
aguas arriba del dique, o sea AB = 0.3 BC. La directriz de la parábola es una distan- consultarse, al revisar la literatura de mecánica de suelos. Aquí, sólo se describirá la
cia AD : Afcontada desde l, y cualquier punto sobre la parábola es equidistante del forma más simple del método de círculo de falla o sueco. Ese método, considera una
foco y de la directriz. El final o extremo de aguas arriba de la línea de filtración está condición de deformación plana con falla a lo largo de una superficie cilíndrica (Fig.
en B, o sea la intersección de la superficie del agua en el vaso y del paramento de 8-22).
aguas arriba de la presa. El extremo de la línea de filtración en el paramento de aguas
La localización del centro del arco de falla se presupone y la masa de tierra se di-
abajo (pie de roca o delantal), está debajo de la parábola a una distancia Ay, que vide en un número de secciones verticales calculándose el peso W de cada segmento.
está definida por la siguiente ecuación Las fuerzas W,, Vl/zetc., se considera que actúan por el centro de masa de los respec-
tivos segmentos. Las fuerzas que actúan sobre la masa deslizante como un todo, así
Ly : (y + Ay)r80¿rn- 0
(8- 1l ) como las fuerzas que actúan sobre cada tajada, deben satisfacer al equilibrio. En su
forma más aproximada, el método frja a las fuerzas que actuán en los lados de cada
donde t, Lt- , y 0 están defrnidos por las Figs.8-19,8-20 y 8-21. tajada, iguales a cero. El momento que tiende a hacer girar a la masa del suelo alrede-
El ritmo de la filtración puede calcularse con la Ley de Darcy tEc. (4-l)1. Apli- dor de 0 es:
cando el principio de continuidad entre cada par de líneas de corriente, es evidente
que la velocidad debe variar inversamente con el espaciamiento. Considerando que M :ZWx (8- l3 )
la sección transversal de la Fig. 8-21 tenga un ancho unitario, el escurrimiento por el
donde W esel peso y x es el brazo del momento de los segmentos individuales. Los
cuadrado abcd es Lq: X LD(LhILL). Como LD: LL and A/r : hlN, donde Nes
esfuerzos cortantcs tangenciales que actúan a lo largo de un arco de falla, pueden
el número de incrementos en que se divide la caída de potencial se deduce que
crear un momento resistente M,; con el siguiente valor:
Lq : Khl N . El escurrimiento total por un ángulo unitario de la presa, en consecuen-
cia, es el siguiente M,: Is"(AL)r (8-14)

donde S.es la resistencia del suelo al cortante, L,L la longitud del arco de falla para
Q: N'tn:*'Íh
N
(8- l2)
un segmento y r el radio del arco de falla. La resistencia al cortante S. está dada por
la ecuación de Coulomb
donde N' es el número de espacios entre las líneas de corriente.
s":c*otanQ (8- 1s )

8-21 Presión de poro Una masa de suelo se compone de partículas sólidas y de espa- en donde c es la cohesión, @el ángulo de fricción interna y ala presión efectiva de
cios vacíos llenos con agua y aire. La mezcla aire-agua en los vacíos, crea una presión contacto entre las partículas de suelo a lo largo del arco de falla. Generalmente,
de poro que reduce la presión de contacto entre las partículas de suelo. Al consoli-
darse el suelo, la humedad en exceso se filtra y la presión intergranular entre las par- Wcos0
tículas de suelo aumenta en forma gradual.
O- -uw (8- 16)
AL
Inmediatamente después de la construcción de una presa de tierra, puede haber
presentes presiones de poro de cierta magnitud. Estas presiones se disipan gradual- en donde 0 es como se indica en la Fig. 8-22, y z, es la presión de poro. En las arenas
mente conforme la humedad del suelo se redistribuye, pero a medida que el vaso se para condiciones constantes de filtración u, puede determinarse rápidamente por la
llena, el agua entra a los poros de la presa y se origina un nuevo arreglo de presión de red de flujo. En las arcillas u" es difícil de estimar, debido al movimiento muy lento
poro. En condiciones de filtración constante, la carga de presión de poro, en cual- del agua por los intersticios, que raramente permite la existencia de condiciones de
quier punto en una presa, es igual a la carga hidrostática debida al agua en el vaso, filtración en estado constante. Las propiedades de un suelo se determinan co-
menos la pérdida de carga en filtración a través de la presa hasta ese punto. La distri- múnmente por pruebas de laboratorio de compresión triaxial. La cohesión es una
bución de la presión de poro en condiciones de filtración de estado constante, puede función del material del suelo y de su contenido de humedad, y para las arcillas varía
ser encontrada, por medio de la red de flujo. Por ejemplo, la carga de presión de poro hasta cerca de 100 a I 200lb/pie'(5a 60 kN/m'). La cohesión de la arena es despre-
en el punto s (Fig. 8-21) es igual a la diferencia en elevación entre .r y t, que es el punto ciable. El ángulo de fricción interna generalmente está entre 5 y 200 para la arcilla,
donde la linea de equipotencial por s corta la línea de filtración. Esta diferencia de mientras que para la arena es de aproximadamente 300.
elevación corresponde a la altura a que el agua subiría en un tubo piezométrico con Los cálculos para la estabilidad de una presa de tierra por el método sueco del
una abertura en J. círculo de deslizamiento se presentan en la Fig. 8-22. Deben probarse diversos posi-
PRIiSAS 247
246 IN(;IJNIERIA DE LOS RECURSOS HIDRAUI-I('OS
ficies de deslizamiento no circulares. Estos métodos se programan para su uso con
w. W cos 0 u-l 6, sj=c+ d
computadoras digitales y se identihca automáticamente en cada situación, la super-
seg- looo M=Wx, Wcos0' A¿, -T' 1000 1000 6tan0, tan ó, s"( al-)r,
x,
p¡es 10001b/pie'zlb/pi": ¡67p¡ez lb/nie2 lb/piez 1000 lFPie ficie crítica de deslizamiento.
mento lb p¡6s 1000lib-pies1 000 lb
Los taludes de las presas de tierra dependen de los materiales disponibles para la
17394 6850 45 58 0.78 0.60 0.18 90 490 3560 formación del dique, y varían desde muy planos como el de I vertical por 7 horizon-
210 610 2210
29274 6800 71 29 2.44 2.00 0.44
8800 tal, hasta los máximos de aproximadamente I es a 2. Para asegurar estabilidad, la
3 168 46 7730 156 36 4.33 I 4.33 910 1 960

t 4.27 900 1 950 8050 base de una presa debe ampliarse. El volumen total de relleno o terraplén €n una
4 143 16 2290 141 33 4.27
6560
5 86 14 -1200 85 .33 2.57 t 2.57 540 r 590 presa puede reducirse colocando materiales gruesos en la capa exterior, en forma que
62540 -1000 23 34 0.68 t o.68 140 1190 5050
su p€so evite la falla del núcleo central, mientras que, al mismo tiempo, el drenaje li-
34,230 bre desde la capa externa, evita la formación de presiones de poro serias.
Toral 21 470
Con un vaso lleno, la región crítica de una presa de tierra se localiza cerca del para-
.por la red de flujo (Fig, 8-2 1 I se advierte gue la presión d€ poro (carga) a lo largo del arco de falla, considerado' mento de aguas abajo. Si la llnea de saturación o límite superior de agua libre en la
rbaio del s€gmento W2vada de 30 a 34 pies. Por lo tanto presa corta ai talud de aguas abajo, se puede desarrollar o crear una situación crítica.
14.7 Esta condición puede evitarse, proporcionando un terraplén bastante amplio para
uw= 32\'11 ' 144=2OOO lb/P¡o'?
que la pérdida de carga sea lo suficientemente grande para llevar la línea de satura-
para cS para la arcilla, determinada por la prueba ción fuera y por debajo del talón de aguas abajo de la presa. Un recubrimiento dp
t La presión de poro en la cimentación es tomada €n cuenta
rriaxial.
material grueso en el talud de aguas abajo o un filtro de roca en el talón, general-
mente es una solución más bien económica. El abatimiento rápido del nivel de un
Dlagrama de cuerpo libro d€l $gm€nto: vaso después de que ha estado lleno puede llevar a una condición similar a la ante-
-. t
o(LL)A
Wcos0-Ar¿D+u.(LLl rior, pero en este caso se presenta en el paramento de aguas arriba de la presa, si el di-
w cos o
Ponanro'- -- que no se drena con rapidez. Complementariamente, el abatimiento remueve el agua,
"^oltl* ^r-u- arriba del talud interno de la presa que contribuía con su peso a la estabilidad de la
,,oN Factor de seu,iaad=fr= tffi= i# = t * masa de tierra. Un recubrimiento de roca o la limitación al ritmo del abatimiento
puede utilizarse, para evitar así daños de esta clase. También la pendiente del para-
(o + u ,)(LL) r(AZ)
mento de aguas arriba se hace menos parada que la del paramento de aguas abajo.
r* ssfuouo cortant€ roal
Nota i rS s,

Ejemplo ilustrativo &2 Una presa de 80 pies de altura se va a construir con un


suelo de limo que cuando se compacta a un nivel óptimo de humedad, tiene un
T. peso específico i: 120 libras por pie cúbico, una cohesión c : 400 lb/pie'z, un
40' tY2 c-400 lb/p¡e'1, O-26'
ángulo de fricción interna ó:260, y un coeltciente de permeabilidad de 0.4E
Clay 1:125 ¡6/p¡6r c-1050 lb/p¡e3 ó:12" pies/día. En la Fig. 8-22 se muestran, una sección transversal del diseño propuesto
Roca sólida
Arco de falla y datos sobre el material de cimentación. La anchura de la parte superior se fija en
del círculo de falla 25 pies y una berma o banqueta de l0 pies se hará a una altura media sobre los dos
Fig. &22 Cálculos de la estabilidad de diques de tierra por el método sueco
o deslizamiento, taludes. Para esos taludes se proponen inclinaciones de l:2.1. La anchura total de
la base es de 381 pies. Hay que verificar estas proposiciones con respecto a la ñltra-
bles arcos de falla para encontrar aquel con el mínimo factor de seguridad
que ase' ción y a la estabilidad del dique.
gure que la presa y su cimentación son estables. El factor de seguridad a lo largo de La red de flujo para esta sección transversal se muestra en la Fig.8-21. La filtra-
ín .oniidrr"áo es la relación de los momentos en el sentido de las manecillasdel ción total es q: 3120 x 0.48 x 75:5.4 pies3/día por pie de anchura. Esta veloci-
"r.odividido entre los momentos de sentido contrario'
reloj, dad de filtración, no tiene un valor excesivo. En la Fig. 8-22 se muestran los cálcu-
Ei-método anterior generalmente produce estimaciones conservadoras del factor los para estabilidad del dique. Las presiones de poro se toleran en el dique. El fac-
de seguridad que se compute. Procedimientos más elaborados con más
y aproxima- tor de seguridad para el círculo de falla mostrado es de 36 430123 670:1.54 que es
y super' un valor adecuado. Deben también revisarse otros círculos de falla.
ción';incluyen a fuerzas iaterales sobre las secciones individuales también a

Tl-urt totrughi Ejemplo ilustrativo &3 Supóngase que los datos del Ejemplo ilustrativo 8-2 fueran
y Ralph B. Pcck. "Soil Mechanics in Engineering Practice",2a' Ed', pirgs'232'2&'Wi'
ley, New York, 1967' los siguientes: altura de la presa E0 m, anchura de la cotona 25 m, anchura de ber-
2d¡l lN(;lrNll.l{lA l)lr I oS ltl:('LJRSOfi tlll)RAl.J!.1('OS ¡)RlisAs 74.)

nras l0 nr. tilludes l:2.1, coeficiente de permeabilidad 0.15 mldia. Cuando la pro- 8-24 Protección ¡ los taludes El talud de aguas arriba de una presa de tierra debe
f'undidad del agua es de 75 m, calcúlese la velocidad constante de filtración. protegerse contra la acción del oleaje mediante una cubierta de zampeado o de
Como esta presa es semejante geométricamente a la presa del Ejemplo ilustra- concreto. Cuando se disponga de material, generalmente es fnás económico construir
tivo 8-2, la red de flujo de la Fig. 8-21 todavía será aplicable. La filtración es q: una capa de 3 pies de roca colocada por volteo. La roca debe ser buena y no estar su-
3120 x 0.15 x 75 : 1.69 m'f dia por metro de anchura. jeta a intemperismo rápido, y colocarse sobre una capa filtrada de grava graduada
con un espesor mínimo de l2 plg (0.3 m). El zampeado colocado a mano, requiere un
espesor menor y puede ser rhas económico si hay disponible roca conveniente en can-
Ejemplo ilustrativo &4 Además de los datos del Ejemplo ilustrativo 8-3, tómese un tidad. Una capa para filtro de grava, con el fin de evitar el deslave del material fino
espesor de la cimentación de 30 m con las siguientes propiedades para el suelo: de la presa, se necesita en el zampeado. Con frecuencia, las losas de concreto se
emplean para recubrir el talud de aguas arriba de las presas de tierra, pero estas losas
Tipode Peso unitario, Cohesión, Angulo de fricción deben construirse cuidadosamente. La falla usual se produce por el deslave del mate-
suelo kN/m' kN/m' interna, grados rial del terraplén a través de las juntas, hasta que la losa llega a estar sólo parcial-
mente apoyada y se agrieta por su propio peso. Una capa de frltro de grava graduada
Terraplén Limo 18.8 19.2 26
es entonces conveniente que se coloque debajo de la losa. Las perforaciones para llo-
Cimentación Arcilla 19.6 50.3 12
raderos también se necesitan, con el objeto de permitir el escape del agua, cuando el
vaso se vacie. La protección del talud de aguas arriba debe extenderse desde arniba
Utilizando las unidades métricas SI usuales, el peso I/ se expresará en kilonew- del límite superior de la acción del oleaje, hasta una berma o banqueta horizontal en'
tons (kN), las distancias en metros (m), los momentos en kilonewtons-metros el relleno a unos cuantos pies abajo del nivel más bajo anticipado para el almacena-
(kN;m) y la presión efectiva de contacto d, presión de poro a- y resistencia al cor- miento del agua.
tante s" en kilonewtons por metro cuadrado (kN/m':). En este caso, aun cuando La pendiente del talud de aguas abajo de una presa de tierra puede quedar sujeta a
hay semejanza geométrica de las secciones transversales y propiedades idénticas de la erosión por la lluvia. En las presas que tienen una cubierta de enrocamiento, éste
suelos, el factor de seguridad será menor que 1.54, porque la resistencia al cortante no es problema, pero los taludes de tierra deben plantarse con pasto tan pronto como
del suelo, no aumenta en proporción a la relación de escala ya que es constante, la sea posible después de su terminación. Como la acción erosiva del agua aumenta
resistencia cohesiva del suelo. cuando la longitud del talud aumenta, las bermas deben colocarse aproximadamente
con intervalos de 50 pies (15 m) de elevación para interceptar el agua de lluvia y des-
cargarla con seguridad.
8-23 Análisis de la cimentación Los esfuerzos y deformaciones en la cimentación,
abajo de las presas de tierra, pueden ser críticos cuando el material de cimentación
consiste de arcilla blanda o lino consolidados normalmente. Una falla por dispersión &25 Presas de enrocamiento Las presas de enrocamiento tienen unas características
puede ocurrir conforme la presa tiende a oprimir hacia afuera al material arriba del intermedias entre las presas de gravedad y las de tierra. Una presa de enrocamiento
lecho de roca. Las condiciones de la cimentación deben ser investigadas con respecto es aquella en la que los principales elementos estructurales son las rocas. Hay dos ti-
a la teoría de la capacidad de sustentación y de asentamientos. En general, la estabili- pos de presas de enrocamiento: las de paramento impermeable y las de núcleo de lierra
dad mejorará con el tiempo, conforme el material blando de la cimentación se conso- impermeable (Fig. 8-23). Los primeros que construyeron presas de enrocamiento en
lida por acción de la carga del terraplén. la década de 1850 en California, fueron los gambusinos. Desde ese entonces el diseño
En regiones sísmicas" se necesita hacer análisis especiales de deformación y esta- de estas presas ha sufrido un cambio considerable. Originalmente, la roca se colocó
bilidad. La resistencia sísmica de una presa de tierra es alta debido a su comporta- al volteo para formar un pedraplén, pero actualmente la roca de tamaño medio y pe-
miento dúctil y gran energía de absorción. En las regiones en que ocurren temblores queño se coloca generalmente en capas y se compacta. En el tipo de presa con para-
es, especialmente importante proporcionar una presa de tierra zonif,tcada con zonas mento irnpermeable el relleno de roca soporta a la membrana y la carga de agua.
de transición de filtros laterales entre la capa exterior y el núcleo central para evitar Como las cargas se transmiten a través del relleno por contacto entre roca y roca, la
tubihcación por grietas y para promover el cierre posterior de las grietas que se for- mejor construcción se consigue formando un relleno denso con roca bien graduada,
man durante el sismo. Las fallas también pueden producirse por fuertes vibraciones pero la arena y la grava en cantidados pequeñas no hacen daño, siempre que se man-
del temblor debidas a la licuefacción de los estratos de arena suelta en la cimentación tenga el contacto roca Con roca y que el drenaje sea adecuado. La roca puede ser
de h presa.23 desde pequeños pedruzcos y piedras hasta piedra y roca muy grandes de l0 pies (3 m)
de diámetro.
rrNathan M. Newmark, Effects of Earthquakes on Dams and Embankments, Geotechnique, Yol. 15,
El paramento de aguas arriba del pedraplén se hace lo más liso posible para que
No. 2 págs. 139-ló0, 1965.
)' H. Bolton Seed, Landslides During Earthquakes Due to Lique faction, Proc. ASCE, Vol. 94, págs. la membrana tenga un adecuado soporte. Aunque se ha utilizado el asfalto, la
r055-l 122. 1968. membrana irnpermeable se construye más comúnmente de concreto, con un amplio
250 tN(;tiNttiRtA l)tl t,()s Rl.t('t J RS()S H I l)RAtJ t.tcos trRtis^s 23t
Roca seleccionada y compacteda
I
il altura de 325 pies (100 m) y cn l0 años ha sufrido asentamicntos de más de 2 pics
ft
,l (0.6 m).
$t En el tipo de prcsa de enrocamiento de núcleo impermeable se coloca un núcleo de
ll arcilla impermeable cerca del centro del dique (Fig. 8-23á). En este tipo de presa es
muy importante que el núcleo esté separado del relleno de roca por medio de una
ii
zona de transición forrhada por material bien graduado desde fino hasta partículas
gruesas. Esta zona de transición proporciona un firme apoyo al núcleo y los protege
de deslaves.
No hay una bien clara distinción entre las presas de tierra y las de enrocamiento.
Por ejemplo, la presa Alta de Aswan es una presa combinada de tierra y de enroca-
ii miento (es decir, presa de tierra reforzada con enrocamiento). Los avances recientes en
il el conocimiento de como se comporta el material granular han conducido hacia me-
jores métodos para diseño de presas de enrocamiento24. Una presa de enrocamiento
con buen diseño y cuidadosa construcción tiene alta resistencia a los temblores, debi-
1a) Paramento moiado imoe¡meable
do a su carácter flexible. La inclinación de los taludes de los paramentos de las pre-
sas de enrocamiento varia y depende del diseÍo de la presa. La inclinación es de
l:1.3 o l:1.4. Como los taludes son bastante parados, se necesita mucho menos ma-
terial para una presa de enroca¡niento que para una presa de tierra. Debido a la
anchura estrecha dela base y la posibilidad de que haya una alta filtración, las exi-
gencias de la cimentación en las presas de enrocamiento, son más rlgidas que para
las presas de tierra. Las presas de enrocamiento g,eneralmente son menos costosas
que las presar de concreto, y pueden ser construidas con más rapidez si hay dispo-
nible el material adecuado.
Roca
rodillada
(0.2m)

TIPOS MIXTOS DE PRESAS

&26 Pres¡s de estructura de madera Una presa de estructura o entramado de ma-


dera se hace con madera apernada fbrmando €structuras o tableros rellenados con
roca. Este tipo de presa generalmente tiene considerables filtraciones, y su resistencia
(bl Núcteo de tierra impermeable
al deslizamiento se reduce por las fuerzas de flotación quc disminuyen el peso efec-
fig. &23 Secciones de presas tlpicas de enrocamiento.
tivo de la presa. La duración de vida de una presa de madera varía de l0 a 40 años,
dependiendo de las condiciones climáticas y del tipo de madera utilizado. Las made-
ras de cedro, de pino rojo y de ciprés, son las más durables. Un tablero de madera
inclinado sobre el paramento de aguas arriba sirve para disminuir la flrltración y au-
refuerzo de acero en las dos direcciones. Muchas membranas tienen juntas mentar la estabilidad. Donde hay abastecimiento adecuado o existencias de madera,
de expan-
intervalos de aproximadamente 30 pies (10 m) con una junta de relleno las presas de tableros son bastante baratas y generalmente satisfactorias para alturas
:l9l "
táltico para reducir al mlnimo filtraciones. Sin embargo, actual¡¡iente
as- que no pasen de los 20 pies (ó m).
se prefiere una
losa sin juntas. pl espesor de losas varra generalmente-de
6 a t s plg il5 a i5 cm) y con
un espesor más grande cerca de la base de la presa. Las presas &27 Ataguías. Las ataguías son estructuras temporales utilizadas para quitar el agua
de inrocamiento su-
fren asentamientos de consideración que púeden p.ouo"u, agrietamientos de una zona y permitir trabajos de construcción. Una ataguía debe ser relativamente
en la
membrana. Esto constituye el mayor inconveniente de las pr"rur-d"
enrocamiento de
paramento impermeable, aunque en muchos casos, la filtráción
se ha controlado por
medio de una reparación periódica de la membrana. La presa
salt springs tiene una " R. A. Airapetyan, "Modern Rockfill Dams", translation from Russian, Israel Program for Scientific
Publications, Jcrusalcm, 1970.
252 tN(itiNltiRtA t)ti r.()s Rtic.URSos ilil)RAtJt.tcos
l,l{ I isAS ?5l
baja en su costo, pero tan impermeable como sea practicable. La clase más simple
de 8-5 Recalcularlosfactoresdeseguridadal deslizamientoyal volteoparael bloqueBl del bjemploilustra-
ataguía es un muro sencillo de tipo de pilas con losas, y algunas veces con su resisten-
tivo 8-1, incluyendo el empuje del hielo con un cambio de temperatura de l5"F por hora sin radiacitin so-
cia aumentada con rellenos o diques de tierra en ambos lados. Una ataguía de pilas y
lar y espesor del hielo de 2 pies (Fig. 8-3, y una aceleración sísmica de 0.1 g. Considérense aceleraciones
losas simples puede únicamente utilizarse con aguas muy poco profunáas. paá p.o- horizontales y verticales del sismo y el empuje adicional del agua sobre el bloque. Rediséñese la sccción
fundidades mayores de 5 pies (1.5 m) , generalmente se uiilizan üs ataguías celulares. para estabilidad y calcúlese el esfuerzo normal máximo en el concreto.
Estas ataguías consisten en celdas circulares rellenadas con tierra. Una mezcla 8-ó EI análisis muestra que la fuerza resultante reactiva en una sección transversal de una presa de llrave-
de dad es de 2 000 kN/m. Esta fuerza está inclinada en un ángulo de 200 de la vertical y corta a la base de 9 m
arena y arcilla es el mejor material de relleno, porque la arcilla por sí misma tiende
a en un punto a 3.6 m desde el pie de Ia presa. Determínese la presión máxima de la cimentación con estas
deslavarse a través de las aberturas entre las pilas, mientras que la arena es
dema- condiciones, expresando la contestación en kilonewtons por metro cuadrado.
siado impermeable. Las presas de tableros de madera se utilizan algunas veces 8-7 Una presa de gravedad de 20 pies de altura con un paramento vertical de aguas arriba, tiene una
como
atagulas, lo mismo que los diques simples de tierra. El dique simpie, con frecuencia anchura de corona de 8 pies. ¿Cuál debe ser la anchura de su base, si la resultante de las fuerzas activas
requiere mucho espacio debido a la anchl¡ra grande de la base, qu" corta al tercio de la base cuando la profundidad del agua es l8 pies? Considérese una subpresión total,
necesaria para
cualquier dique con altura grande. ", pero despróciense las cargas por el hielo y sísmicas. Verifíquense los resultados analíticos gráficamente,
añadiendo juntos los vectores de las fuerzas. Empléense las siguientes escalas: I plg : l0 pies; I plg :
20 000 tb.
&8 Con base en el "análisis de dovelas de arco", diséñese una presa de arco de 380 pies de altura para ce-
rrar un cañón en lorma de U con anchura de 600 pies. Como fuerza permisible de compresión úsense 800
BIBLIOGRAFIA lb/plg'para el concreto. Compárese el resultado de la sección transversal de la presa Pacoima (Fig. 8-12).
&9 Diséñese una presa de machones y losas planas para satisfacer las condiciones del Prob. 8-2. Usese uh
espaciamiento entre machones de l5 pies y espesor de machones de 2 pies. Una pendiente de 450 para el
Davis c. v.' y K.E. sorenson (Eds.): "Handbook of Applied Hydraulics",3a. Ed., secs.8-19, McGraw- parámetro de aguas arriba, y esfuerzo de trabajo del acero de l8 000 lblplg'?y del concreto de 800 lb/plg'1.
Hill, New York, 1969. Considérese que la cimentación no necesita zapatas distribuidas. Compárese el volumen de concreto de
"Design of Small Dams," 2a Ed., U.S. Bureau of Reclamation, esta presa con el de Ia presa de gravedad del Prob. 8-2.
1974.
Golze, A.R. (Ed.): "Handbook of Dam Engineering," van Nostrand Rheinhold & l0 Determinese el factor de seguridad al deslizamiento y al volteo y la presión normal máxima abajo de
Co., New york, 197?.
Hirschfeld, R. c., y S. J. Paulos (Eds.): "Embankmenr Dam Design (casagrande volume)," los machones de una presa de machones y losas de 20 pies de altura. Los machones tienen un espesor de 2
John wiley,
New York, 1973. pies con espaciamientos de l5 pies centro a centro con un ancho normal en la base de 25 pies. La losa tiene
Leliavsky, Serge: "Design of Dams for Percolation and Erosion," Chapman and Hall, London, un espesor de 9 plg y una pendiente de 450. El nivel máximo del agua tiene 16 pies arriba de la base de la
1965.
"kssons from Dam Incidents U.S.A.," Committee on Failures and Acciáents to Large Dams of the presa. Usese un coeficiente de fricción en la cimentación de 0.65, y un peso del concreto de 150 lb/pie'.
U.S.
committee on Large Dams, American society of civil Engineers, New york, 1975. Despréciense las fuerzas sísmicas y del hielo.
"Reclamation Project Data," U.S. Bureau of Reclamation, 1961. &l I Determínese él espesor necesario del concreto y la cantidad de acero de refuerzo necesaria en la co-
Sherard, J. L'' R. J. Woodward, S. F. Gizienski, y W. A. Clevenger: "Earth-rock rona, a la mitad de la altura y en el fondo de la losa de una presa de machones de 30 pies de altura y rete-
Dams: Engineering pro-
blems of Design and Construction," John Wiley, New york, 1963. niendo una profundidad máxima de agua de 2ó pies. Los machones tienen un espesor de 3 pies con separa-
Scwers, George B.¡ y George F. Sowers: "Introductory Soil Mechanics and Foundations," ciones de 20 pies centro a centro. La pendiente del paramento de la presa es de 45.. Los esfuerzos de tra-
3a Ed., Mac-
millan, New York, 1970. bajo del acero son de l8 000 |blplg', y del concreto de 800 lb/plg,.
Thomas, Henry H.: "The Engineering of Large Dams," vols. I y II, John wiley, Ncw york, &12 Trácese la red de flujo para una presa de tierra de l2 m de altura con un nivel máximo del agua de l0
1976.
Walters, R. C. S.: "Dam Geology,,, 2a Ed. Butterworth, 1971. m arriba de la base. La anchura de la corona es de 6 m, f taludes de2.25la horizontal por I la vertical. El
"world Register of Dams," vols. I-IV, lnternational commission on Large Dams, paris, 1969. material de la cimentación es impermeable. Un delantal de drenaje de 1.2 m de espesor se extiende desde el
pie hasta un punto de 18 m aguas arriba del pie. Si la permeabilidad del material del dique es de 0.45
cm/min, ¿cuál es el ritmo de la filtración por metro de presa?
8-13 Trácese la red de flujo para la presa del Prob. 8-12, omitiéndose el delantal de drenaje. Calcúlese el
ritmo de la filtración.
8-14 Repítase el problema anterior para el caso cuando la presa tiene un núcleo completamente imper-
PROBLEMAS
meable localizado en el centro con 3.5 m de altura, anchura de corona de 4.5 m y taludes de I por l.
&15 Una pequeña presa de gravedad de concreto con una anchura de la base de 8 pies, descansa en un
est¡ato limo-arenoso de l5 pies de espesor arriba de roca impermeable. Si el coeficiente de permeabilidad
8-l Para cierto sitio seleccionado por el profesor, sugiérase el tipo más apropiado de presa.
Expónganse 'del limo-arenoso es de 0.05 pies/min, calcúlese la filtración abajo de la presa cuando el tirante del agua
las razones para la selección.
arriba de la presa es de l0 pies. Trácense las lineas de igual presión de poro en el suelo debajo de la presa.
8-2 Diséñese la sección transversal de una presa de gravedad para tener un nivel de aguas máximas
de l2 &16 EnlareddeflujodelProb.S-t3,trácenselaslíneasdeigualpresióndeporoparapresionesdeporo
m arriba de su base. Usese un lamido de la ola de 1,00 m de altura como bordo libre"
Tómese una anchura de3,6y9lblpls'¿.
de corona de 1.2 m y un concreto de 23.6 kN/m!. Unicamente considérense
cargas por presión hidros- &17 Refiriéndose a la presa de tierra de la Fig. 8-23, comprúebese la estabilidad de esta presa utilizando
tútica y peso propio de la presa. Calcúlese el esfüerzo normal máximo sobre la ciÁentación,
tomando cn un arco de falla con radio de 80 pies con centro de 80 pies verticalmente arriba de un punto localizado a 60
cuenta la subpresión total.
pies aguas arriba del pie. Considérese el efecto de las presiones de poro a lo largo del arco de falla.
It-3 ¿Qué efecto produciría la adición de cargas sísmicas con una aceleración por el
temblor de 0.1 g &18 Una presa de tierra con dique homogéneo de 100 pies de altura y una anchura de corona de 30 pies,
afectando la estabilidad dc la presa diseñada en el prob. E_2 ?
taludes de I por 2, descansa en una cimentación impermeable, y está diseñada para retener una profundi-
tl-4 complétese el análisis de la presa de gravedad utilizada en el Ejemplo ilustrativo g-1.
dad de agua de 90 pies. El dique es de un material limoso cuyas propiedades son: c: 500 lb/pie'?; ó: 150,y
254 INC[]NIERIA DE LOS RECURSOS HIDRAULICOS

I l0 lb/pie, y K = 0.035 pies/dla. Tráccse la rcd de flujo, calcúlese el ritmo de filtración y trácensc las
lincas de igual presión.de poro. Compruébcse la estabilidad del dique para las condiciones siguientes:
/a/ Filtración de esta constante, con arco de falla de radio de 100 pies centrado en un punto localizado
a 100 pies verticalmente arriba del extremo de aguas abajo o pie de la presa o cortina.
/á/ La filtración de estado constante con arco de falla de radio de 100 pies centrado en un punto a 100
pics verticalmente arriba del talón de la presa.
/ci EI agua en el vaso completamente abatida en forma tan rápida que la presión de poro no ha tenido OBRAS DE EXCEDENCIAS,
COMPUERTAS Y OBRAS DE
ticmpo de disiparse. El arco de falla tal y como se indica en (b).
&19 Trácese la sección transversal tentativa para una presa de tierra que retiene l8 m de agua arriba del
locho de la corriente. Dense I a 1.5 para lamido de la ola. El material disponible incluye una cantidad limi-
tada de granito descompuesto con nuy baja permeabilidad cuando se le compacta con peso específico
óptimo de 20 kN/m3; cantidades ilimitadas de grava de arrastre por Iá corriente variando desde arena
gruesa de 20 crñ diámetro y limitadas cantidades de granito que se obtiene de la excavación del vertedor.
TOMA O EXTRACCION*
No se consideren condiciones para diseño de la cimentación.
ft-20 Enrpleando un arco de falla con su centro de 40 pies verticalmente arriba del ccntro de la berma de la
Fig.8-22 (en el talud de aguas abajo) y con un radio de 100 pies, calcúlese el factor de seguridad contra fa-
:
lla del dique. Considérese el efecto de las presiones de poro en el dique. Determínese también el facto¡ de I
seguridad, si el dique ha estado completamente libre de presión de poro. E

F
F
t

Deben tomarse ciertas medidas al diseñar casi todas las presas, con el objeto de per-
mitir la descarga de aguas abajo. Para la descarga de las avenidas y evitar que la
presa sea dañada, es necesaria una obra de excedencias o vertedor de demasías. Las
compuertas sobre la cresta del vertedor, junto con los conductos de las tomas, permi-
ten al operador controlar la extracción de agua hacia abajo para diversos propósitos.
En algunos casos, las instalaciones para regular el escurrimiento en los canales o tu-
berías, son también necesarias a partir del vaso. Para cada una de estas funciones,
hay una variedad de dispositivos, cada uno con sus características especiales y están
disponibles para su selección.

OBRA DE EXCEDENCIAS
-VERTEDORES

La obra de excedencias es la válvula de seguridad de una presa. Debe tener capacidad


para descargar grandes avenidas sin dañar la presa o cualquiera de sus estructuras y
al mismo tiempo mantener el nivel del vaso abajo, de algún nivel máximo determi-
nado previamente. Un vertedor puede ser controlado o no controlado. Un vertedor
controlado tiene compuertas de cresta u otros dispositivos que permitan ajustar el
gasto de salida.

IEl autor con la denominación "OUTLET WORKS" reúne a las obras o sistemas de estructuras que
se utilizan para extraer o sacar el agua de una presa, cuando es necesario hacer trabajos de limpia y repara-
ción o por emergencias especiales; a ese tipo de obras se les denomina en forma común y en general, en la
práctica mexicana, obras de desfogue o de emergencia. Con las otras obrás, que el autor clasifica dentro de
las "outlet works" es con las cuales normalmente se maneja u opera un vaso y su presa y se les denomina
"obras de toma", en México y sirven el propósito de extracción, para los diversos tipos de aprovecha-
miento hidráulico (riego, abastecimientos para municipios e industrias, generación de energía, etc.) (N. del
T.)
256 IN(illNIliRlA l)li l.OS Rli('tlRSOSi tttt)RAUt.l('OS ()llRAs l)li llx('lil)liN('tAS, ('()Ml'tlllR'Í'AS Y OIIRAS l)li l'oMA () ". 257

9-l Capacidad de diseño de la obra de excedencias La capacidad necesaria (gasto El vertedor ideal debería tomar la fbrma del lado inf'erior de la napa de un vcrtedor
máximo de descarga que pasa por la obra de excedencias), depende de la avenida de de cresta delgada o aguda cuando el ritmo del gasto corresponda a la capacidad
diseño (hidrograma de aportaciones al vaso), de la capacidad de descarga de la obra máxima de diseño del vertedor (Fig. 9-la). La Fig. 9-lc muestra vn vertedor de cima-
de extracción y del almacenamiento disponible . La selección de la avenida de diseño cio que se aproxima estrechamente al tipo ideal.' Los perfiles más exactos pueden en-
de la obra de excedencias, está relacionada con el grado de protección que debe darse contrarse en estudios más extensos sobre el tema.4 La curva inversa en el paramento
a la presa, la que a su vez depende del tipo de ésta, de su localización y de las conse- de aguas abajo del vertedor debe ser suave y gradual. Un radio de aproximadamente
cuencias que traiga su falla. una presa alta, que almacena un gran volumen de agua un cuarto de la altura del vertedor ha probado ser satisfactorio. El diseño estructural
situado aguas arriba de una región habitada, debe tener un grado de protección de un vertedor de cimacio esencialmente es el mismo que el diseño de una sección de
mucho mayor que una presa baja que almacena una pequeña cantidad de agua y gravedad de concreto. La presión ejercida sobre la cresta del vertedor por el agua es-
cuyo tramo de aguas abajo está deshabitado, La avenida máxima probable (Sec. curriendo y lás fuerzas de arrastre causadas por la fricción del fluido, por lo general,
5-10) se utiliza comúnmente para la presa alta, mientras que una avenida de menor son pequeñas en comparación con las otras fuerzas que actúan sobre la sección. Sin
magnitud basada en análisis de frecuencia es conveniente para una presa de baja al- embargo, el cambio de impulso del escurrimiento en la vecindad o cercanía de la
tura. Una determinación de la área que cubriría la inundación cuando fallara la curva inversa puede Qrear una fuerza que debe ser tomada en cuenta. Los requisitos
presa es útil para la determinación del riesgo aceptable. de la forma del cimacio necesitan usualmente de una sección mucho más gruesa que
las secciones adyacentes que no tienen escurrimiento a través de ellas. Puede hacer¡e
9-2 Vertedores de derrame por cresta libre Un vertedor de cresta libre es parte o sec- un ahorro de concreto proporcionando una cubierta protectora en el paramento de
ción de la presa, que se diseña para permitir que el agua pase sobre su cresta. Los ver- aguas arriba de la sección del vertedor (Fig. 9-l¿). Si la presa debe tener compuertas
tedores de derrame por cresta libre, son ampliamente empleados en las presas de gra- en el paramento de aguas arriba, para controlar el escurrimiento en los conductos de
vedad, de arco y de machones. Algunas presas de tierra tienen una sección de la toma que atraviesa la presa, una cubierta o voladizo interferirá con la operación de
concreto tipo gravedad, diseñado para servir como vertedor. El diseño del vertedor la compuerta y una solución como la que se muestra en la Fig. 9-ly'puede utilizarse.
para presas bajas generalmente no es crítico y pata su cresta se utiliza una variedad
de arreglos simples. En el caso de presas grandes, con frecuencia es importante que la
carga necesaria arriba de la cresta del vertedor tenga un valor mínimo y que el agua
pasando por dicha cresta sea guiada suavemente sobre ella con el mínimo de turbu-
lencia. Si el agua escurriendo libremente, rompe contacto con la superficie del verte-
dor, se forma un vacío en el punto de la separación y puede ocurrir la cavitación. La
\n,
¿-0.175/¿'
h
\ ,
h' \
=o.2a2
cavitación, más la vibración por el contacto y la interrupción alternadas entre el agua
y el paramento de la presa, pueden producir un serio daño estructural. +y
dond€ ñ' es la €rg¡ dc disño
Las cavidades llenas con vapor, aire y otros gases formarán un líquido donde la (b) Yertedor de perfil
/a,l Vertedor de cresta (c) Fo¡ma típica de la cresta
de c¡mac¡o a la
presión absoluta está cercana a la presión del vapor. Este fenómeno, que es el de la capacidad de diseño
cavilación,'probablemente ocurra en donde las altas velocidades originan presiones El triángulo representa . , El tr¡ángulo rspresonta
i'vl necesidades de estatr¡lidad
Seoaración \ neces¡dades de estab¡l¡dad
reducidas. Estas condiciones pueden originarse, si las paredes de un conducto de ' Volad;¿o
nacesario
peso, están tan agudamente curvadas como para causar la separación del escurri- furbulencia
Ahorro de
miento desde la capa de contacto. Al moverse hacia aguas abajo la cavidad puede exc€siva
COnCre¡Os Compuerta Curva
tnveBa
entrar a una región en donde la presión absoluta es mucho mág al."a. Esto causa que
el vapor en la cavidad se condense y regrese a la forma líquida, con un colapso resul- (f) Veftedü de cimacio donde
tante de la cavidad. Cuando la cavidad sufre el colapso se producen presiones extre- /e/ Vertedor de cimacio son necesarias compuertas
(d) Yertedor de cimacio cuando el gasto con voladizo interno de levante aguas arriba
madamente altas.'z Parte de la actividad de colapso se presentará en las superficies del
supera a la capacidad de diseño
pasaje y en las grietas y poros del material de la superficie de contacto. Bajo un conti- Fig. 9-l Características de un vertedor con perfil de cimacio.
nuo bombardeo de estos colapsos, la superficie sufre una falla por fatiga y las peque-
ñas partículas se rompen dándole a aquella una apariencia esponjosa. Esta acción
dañosa de la cavitación se llama picamiento.
, Hydraulic Models as an Aid to the Development of Design Criteria, U.S. Walerways Expt. Sta. Bull.
' Cavitation in Hydraulic Structures-A Symposium, Trans. ASCE, Vol. ll2, págs. l-124, 1947. 37, Vicksburg, Miss., junio, 1951.
¡ En pruebas en la Stanford University Fluid Mechanics Laboratory se midieron presiones hasta il o Studies of Crests for Overfall Dams, Boulder Canyon Project, Ll.S. Bur. Reclamation Bull,3,ParteYl'
de
350 000 lb/plg'en el colapso de una cavidad. 1938.

i
I
ll
I)li lix('ljl)liN('lAti, (\)MPt.lliR't'As l)ti'l'oMA () ...
25tl lN(;l.iNll.lRlA l)t] t.OS RECIURSOSi l,tlttRAUt.|COS
I ()ltRAS Y ollRAS 259

I'l descarga de un vertedor de cresta libre está dada por la ecuación del vertedor si- r)-.1 Vertcd¡lrcs con rápida El agua escurre sobre la cresta de un vertedor con rápida,
guientc hircia un canal de descarga a cielo abierto, en pendiente fuerte que se llama rápida o
casctda (F'ig. 9-a). El conducto se construye usualmente con losas de concreto refor-
Q,: C*lh3t2 (e-1 ) z¿r¿g con de l0 a 20 plg (0.25 a 0.50 m). Esta estructura es relativamente li-
"rp.tor.r
ge r¡ y está bien adaptada a las presas de tierra o enrocamiento cuando las condicio'
en la cual 0: descarga, en pies cúbicos por segundo, o metros cúbicos por segundo.
C.: Coeficiente.
Z : Longitud de la cresta, en pies o metros.
h: Carga sobre el vertedor (distancia vetical desde la cresta del vertedor al
nivel del vaso), en pies o en metros.

Fll coeficiente Cnvaria con el diseño dado a la estructura y con la carga. Para la cresta
cstándar de la Fig. 9-lc,la variación de C, está dada en la Fig. 9-2. Los modelos ex-
perimentales con frecuencia se utilizan para determinar los coeficientes del vertedor.
Las contracciones laterales en un vertedor reducen la longitud efectiva por abajo de
la longitud práctica Z. Las pilas con esquinas cuadradas alteran considerablemente el
escurrimiento y reducen la longitud efectiva, por el ancho de las pilas, más cerca de
un 0,2h para cada pila (Fig. 9-3). Adaptando las pilas o abocinando la entrada del
vertedor, se reduce a la alteración del escurrimiento. Si el área de la sección transver-
l,l
Pilaachatads lól Pila bim d¡s6ñ8da con ta¡amsr agudo
L'z\I,-O.2hl t'=tL-0.02h)
cresta d€l ven€dor
Fiq. 9-3 Longitud efectiva de la cresta
4.2 ¿': Longitud efsctiva de la , :
¡: carg; sobro ál venedo. del vertedor.
4.1 6
G
o 4.0
I 1.¿ =
a
c 3 E

ú 3.8
3c po
3.7 ct
3
E 3.6 z.o Io
3t !o
o 3.5 üo
t
6 1.9
! 3.4 o
E
c 3.3
,9
G
o
t)
@
o
(J
Fig. 9-2 Variación del coeficiente de des-
3.1
1.7 carga con la carga para un vertedor de ci-
macio con la cresta como la que se
muestra en la Fig. 9-lc.

sal del vasojustamente aguas arriba del vertedor, €s menor de cinco veces el área del
escurrimiento sobre el vertedor, la velocidad de llegada aumentará la descarga en
una cantidad significativa. Para tales condiciones el efecto de la velocidad de llegada
puede tomarse en cuenta con la ecuación siguiente. Fig. 9-4 Vertedor con canal de descarga en rápida y casa de máquinas en la presa Anderson
Ranch, Idaho. /U.S. Bureau of Reclamation.)
o: c.r(n *#)" (e-2)
nes topográficas hacen necesario colocar cl vertedor sobre la presa. Un vertedor con
cn donde .26 es la velocidad de llegada en pies por segundo. rápida en su canal de descarga puede construirse cerca del final de cualquier tipo de
16(, lN(iliNllll{lA I)ti l ()Si tili(.tjRS()Si Iill)t{AtLt(,()S ...
oBRAS I)ti tix('lil)liN('lAS. ('OMPl.JliR'l'AS Y OIIRAS I)l:'l'()MA O 261

¡rrcslt, cuitntlo llrs contliciones ttlpográflcas lo permitan y una localización así cs pr€-
fcridrr cn cl caso dc las presas de tierra para evitar daños posibles
ar dique. La rápida
rl cltnitl tjc descarga algunas veces es de una anchura constante, pero
usualmente se le
cstrscha por economía y luego es ampliada cerca del final para
reducir la velocidad
dc l¿r dcscarga. Si la pendiente de la rápida puede adaptarse a la topografía
del te_
rrcn., la excavación será mínima. Sin embargo, es desiable que la pendiente
sea lo
st¡f icicntemente fuerte para mantener al escuirimiento por abajo
del tirante crítico,
con cl objeto de evitar condiciones de escurrimiento inestables.Las
curvas verticales
rlchcn ser graduales y ser diseñadas para evitar la separación entre
la capa de agua
tlcl csur'rrrimiento y el fondo <l plantilla del conducto. Los muros laterales
en la
riipida deben tener la altura adecuada para alojar a la masa de agua
expandida por el
lrirc que encierra el escurrimiento de alta velocidad.
l-as.iuntas de expansión, por lo general, se necesitan en los vertedores
con canal de
tlcscarga o rápida, a intervalos de aproximadamente 30 pies (10
m). Si el agua pene_
[*r por abajo de la losa puede causar una subpresión molesta. Las;untas
á"
sit'ln, en consecuencia, deben ser tan impermeables como sea posible
y los "ipon-
drenes
lrbilitl de recubrimiento del vertedor son altamente convenientes. Los
drenes pueden
scr excavaciones rellenas de roca de tubo de barro o de
tubo de acero perforado. para

- Curvatura al¡sada Fig. 9ó El vertedor del canal lateral sobre el lado de Arizona de la Presa Hoover. Las com-
Bloques de concreto puertas de tambor (Sec. 9-14) que se ven hacia aguas arriba en la cresta del vertedor, están
JUntados
correctamente
abiertas. (U.5. Bureau of Reclamation.)

F'ig. 9-5 Detalles de una rápida de vertedor


típica.

controlar la tubificación deben construirse filtros convenientes (Sec. g-20).


Las losas
dc un vertedor con canal de descarga, deben unirse en forma
tal, que el extremo de
rrguas arriba de una losa no pueda subir por encima
del siguiente tr"q". rr".i"
lrriba (Fig. 9-5). "g;;;

9-4 vertedores de canal lateral un vertedor de canal lateral (Fig.


9-6) es uno en el Fig. 9-7 Diagrama esquemático del
cull el escurrimiento después de pasar por la cresta conduce a un ionducto que
corre escurrimiento en un vertedor de canal
plralelo a dicha cresta. La cresta generalmente es una sección de gravedad lateral.
de
concreto, pero puede consistir de un recubrimiento puesto sobre un
dique de tierra o
sohrc la superficie del terreno natural. Este tipo de ábra de excedencias,
se utiliza en
c¿ttlones estrechos donde no hay disponible suficiente longitud
para una cresta para hecho, con frecuencia se coloca un vertedor transversalmente al conducto para crear
cl cscurrimiento libre o para los vertedores con canal de- descarga.
l'¿r teoría hidráulica del escurrimiento en un vertedor de una cámara tranquilizadora o amortiguadora, abajo de la cresta del vertedor y disi-
canal la'teral no se presen- par esta energía.
tur¿i en este texto. La Fig.9-7 muestra un diagrama
del gasto en un conducto así. El Después de pasar por el canal lateral, ordinariamente el aguá se lleva por una
rrnálisis del escurrimiento en el canal lateral r. hu.. por la aplicación
del principio de rápida o por un túnel. Hay muchas obras de excedencias que cambian la dirección
ntovimiento, en la dirección del escurrimiento. La energía iesidual
del agua después del agua inmediatamente después de la cresta y cuya caracteristica es intermedia
tlc pnsar por la cresta del vertedor es ignorada en el diseño del
canal lateral. De entre el vertedor con canal de descarga y el vertedor de canal lateral.
262 INCENIERIA DE LOS RECURSOS HIDRAULICOS q TOMA O ...
OBRAS f)N TJXCTII)ENCIAS, COM'FUERTAS Y OBRAS DTI, 263

=<2OO
-<16,0 la prosa d6 t¡€rra 160
q

l>
ir
Entrada al
aF_-40 -
-lZO
-80.
+\- 80-

uo:
la) Conducto de sal¡da /ó,, Condic¡ón intsrmedia lcl En$ada sumorg¡da
parcialm€nts ll€no {escur¡lmiento en tuberfa}
(escurrim¡ento en orificio) /
Tapón del túnol
¡/a,l Vista arr planta

Lab¡o redondoado on la antrada t+h, Ouiebre en la curya cuando


I la sntrada qusda sumerg¡da
-o. rl
oE Lv
¿¿

ll

Túnol d6 derivac¡ón
Fig. 9-9 Condiciones de escurrimiento en un vertedor de pozo.
/ó,1 perfit a ro rargo do ts [n6a dol c€ntro dot venodor Fig. 9-E vertedor tipico de pozo.
carga. Esta condición, en efecto, limita a la capacidad de un vertedor de pozo. La re-
9-5 vertedores de pozo En un vertedor de pozo, el agua cae por una galeria lación entre el gasto y la elevación de la superficie del agua de un vertedor de pozo di-
vertical o
pozo a un conducto horizontal que la conduc"
abajo de Ia presa (Fig. 9-g). un señado adecuadamente está representada por la llnea continua dc la Fig. 9-9. Con un
vertedor de pozo frecuentemente puede utilizañe "guaidonde no naj diseño malo, se tendrá un estrangulamiento del gasto cuando el escu,rrimiento cam'
espacio adecuado
para otros tipos de vertedores. En general, se
considera inconveniente llevar un verte- bie a flujo de tuberla como se muestra por la lfnea punteada.
dor sobre o a través de una presa di tierra. si la topografla Una transición abrupta entre el pozo y el conducto de salida puede producir la ca'
e*itu eiuro de un vertedor
con canal de descarga o de un canar lateral alrcdedoi dcl vitación;5 y, por tanto, una transición suave se prefiere en las estructuras grandes. El
extremo de la presa, pu"o"
scr una buena alternativa un vertedor de pozo a través análisis hidráulico de las obras de exccdencias con pozo es diflcil y los modelos para
del naterial de la cimenta-
ción. prueba, con frecuencia tienen que utilizarse. Los modelos deben utilizar$ con pre'
.
Para presas bajas donde- la altura de la galería vertical
es pequeña, no es necesario caución, porque la presión del aire en el modelo no puede reducirse'a la escala del
ningún diseño especial de la entrada, p".J"n proyectos grandes,
una entrada aboci- modelo. Una caractedstica indeseable de los vertedores de pozo es el peligro de ta'
nada conocida con el nombre de pozo vertedoi morning-grory, parse con basuras. Las basuras, maderas y otros tipos de desperdicios deben sepa-
," u,ili"" con frecuen-
cia' L.os vertedores pequeños de pozo pueden construirse totalmente rarse por medio de rejillas o dispositivos flotantes y cualquier otro tipo de protccción
de metal o con
tuberla de concreto ode barro. Er pozó vertical de estructura.!i"no"r,
por lo gene- que sea necesario, para evitar que entren por el conducto de entrada.
ral, es de concreto reforzado, mientras que el conducto horizo-ntal
se abre en roca.
Frecuentemente, el túnel de derivación si planea para que pueda
utilizarse como sa_
lida del vertedor. En algunas localizaciones favoiables 9-é Vertedores de sifón Cuando no es necesaria una gran capacidad y el espacio está
poro u"rtical se ha exca-
vüqo en roca. "t limitado, el vertedor de sifón (Fig. 9-10) puede constituir una selección práctica. Los
Hay tres posibles condiciones para el escurrimiento vertedores de sifón tienen la ventaja de que pueden automáticamente conservar la
en un vertedor de pozo (Fig.
9-9)t.con cargas bajas el conduóto de salida escurre parcialmente elevación de la superficie del agua dentro de límites muy estrechos. Con escurrimien-
lleno. con esta tos bajos, el vertedor de sifón trabaja como un vertedor de cresta libre con su cresta
condición, el perlmetro de la entrada sirvacomo vertedor
y la descarga de la obra de
cxcedcncias varla en función g" t\,..Al aumentar en el punto C. Con escurrimientos más altos después de que el sifón ha sido cebado,
la cargá el agua suue en el pozo y
lu salida puede escurrir llena (escúrrimiento de la destarga dada por laüc. CoAu-2gh, en que C¿ es un cocficiente de descarga que,
un orirt.ioJ o piiJur."nte llena (es-
currimicnto de vertedor). cuando el pozo está compretamente por lo general, vale aproximadamente 0.9. Si la salida del sifón no está sumergida
ll";r" ¿" yü (Fig. 9-l0a), la carga ft es la distancia vertical desde la superficie del agua en el vaso
cntrada está sumergida, la descarga se vuelve aproximadamente "g""
proporcional a t;12t2
(escurrimiento de tubo), en donde h2eslacarga
total sobre la s¿lida. En esta terc€ra
etapa, un incremento en ñ2 produce inicamentc J. N. Bradley, Morning-glory Shaft Spillways: Prototype Behavior, Trans. ASCE, Vol. l2l, págs' 312'
un incremcnto muy ligero en la des- '
333, 1956.
()
264 lN(;llNll:,RIA I)F, LOS RECURSOS t{lDRAIJt.lClOS otlRASi l)li lix('lil)llN('lAS, ('()MPtJtiR'l'AS Y OIIRAS l)li'l'()MA "' 265

Carga dispon¡ble para un


Vertodor Pr¡nár¡o

Vertedor
secundario

-Rápida de
concreto

r Disipador de Depresión
la,l D€sarga l¡br€ /ó/ Salida sumerg¡da natural
energfa
\
Fig. 910 Sección transversal de un vertedor de sifón.

hasta el final del barril del sifón. Cuando la salida está sumergida, ¿ es la difbrencia en
elevaciones entre la carga aguas arriba y la carga a la salida (Fig. 9-10á). Si se evita
que el aire entre por el extremo de la salida del sifón, el escurrimiento a través del Fig. 9-ll Vertedor para el Proyecto Auld Vallcy dcl
Métropolitan water District del sur de Calif<rrnia'
mismo quitará el aire en la corona y cebará al sifón. La entrada del aire puede evi-
tarse desviando el escurrimiento en el barril, en una forma que éste quede obturado o
sumergiendo el extremo de salida del mismo. La acción de sifón continuará hasta que en la quc
muestra un ejemplo de "estructura de excedencias de serviciolemergencia"
el nivel de agua en el vaso descienda a la elevación del umbral superior de la entrada diseña para mane-
el vertedor dé canal lateral con rápida de descarga de concreto se
del sifón, a no ser que se ponga una ventila a un nivel más alto. Un sifón puede dise- jar el gasto de avenida de 50 años. Los gastos más grandes pasan sobre la parte tra-
ñarse para que las variaciones en el nivel del agua aguas arriba sean pequeñas con hacia el rfo
,"ru ¿it vertedor de canal lateral (vertedor secundario) y son conducidos
respecto a la catga total y en esta forma el gasto de descarga es casi siempre el de la
a través de una dePresión natural.
capacidad total cuando se ceba al sifón. Esto hace que los vertedores de sifón sean
particularmente ventajosos para eliminar ondas repentinas de agua que pueden for-
Newton so-
marse en los canales y las cámaras de presión cuando las compuertas de la salida se 9-8 Fuerzas dinámicas que actúan sobre los vertedores La segunda Ley de
cierran rápidamente. igual al ritmo del tiempo en que cambie cl
bre el movimiento, asienta que la fuerza es
Tan pronto como se ceba un sifón, se forma.un vacío en la corona. Con el objeto movimiento. La resultante de las fuerzas sobre un elemento del agua es
de evitar la cavitación, es conveniente limitar este vacío a tres cuartos de la presión
atmosférica. En otras palabras, al nivel del mar la distancia vertical desde la corona lP : pQ L'V (e-3)

del sifón hasta la línea de gradiente hidráulico no debe ser mayor de 25 pies (7.5 m).
en veloci-
A elevaciones mayores, la distancia limitante desde la corona a la línea de gradiente donde p es la densidad del agua,' Q es el valor del gasto y AZ es el cambio
dad. iomo la Ec. (9-3) es vectorial, puede expresarse en la siguiente forma
es todavía más pequeña. Si la entrada al sifón permanece sumergida con un tirante de
unos cuantos pies, hay poca posibilidad de taponamientos con basuras o con hielo,
pero las rejillas pueden constituir una precaución adecuada. Una desventaja del ver-
IF,: pQ,Vt,- Vt,') Y 2F y: PQ(V,, - Yr,) (9-4)

tedor de sifón es el costo relativamente alto para formar al barril, pero si el sifón donde los índices x y y representan a cualquier sistema conveniente
de coordenadas'
puede hacerse con tubería, el costo puede no ser muy alto. que se emplean usualmente son:
En las ecuaciones anteriores, las unidades

Símbolo Definición Unidades


inglesas
Sl Unidades
métricas
9-7 Vertedores de servicio y de emergenci¡ En muchos proyectos, un vertedor simple
sirve para descargar a gastos de todos los valores. Sin embargo, eq algunos casos es F Fuerza lb N
económico tener a más de un vertedor vertedor de semicio par4 conducir gastos p Densidad slugs/pier kg/m'
que se presentan frecuentemente, y uno -uno más vertedores de emergencla que sola- a Gasto Pies'/s m'/s
V Velocidad pies/s m/s
mente son rara vez utilizados durante las grandes avenidas. Con frecuencia un punto
bajo en terreno natural én la periferia del vaso servirá como vertedor de emergencia.
En otros casos, se utiliza una estructura con diseño ingenieril. En la Fig.9-ll se o para el agua, p : ylS : 62.4132.2,:1.94 slugs/pie': 9.81/9.81 : 1.0 kg/m3
266 INCENIERIA DE I-OS RECURSOS HIDRAULICOS
OBRAS DR EXCEDIJNCIAS, COMPUERTAS Y OBRAS DE TOMA O .". 267

Para una longitud de vertedor de I pie, la Ec. (9-4) es

(11.2 x 0.5) - 19.9 + FH: (L94 x 2.s)(fi.a - 25.0)

y F n :2354 lb lpie de vertedor. La componente vertical puede encontrarse con la


siguiente expresión
Fy - 0.866Ft - W : (1.94 x a2.5)[0 - (-0.866 x 50)]

y Fv :4224 lb/pie de vertedor. Los valores positivos indican que la dirección


asumida originalmente era la correcta. En esta forma, la fuerza del agua sobre la
secciónAB por pie de longitud de vertedor es de 2354 lb haciala izquierda y de
4224 lb hacia abajo.

(ó) o diagrama para ilustración


ili';:t1t:roquis COMPUERTAS PARA LA CRESTA DE VERTEDORES

La Ec. (9-4) puede utilizarse para encontrar las fuerzas dinámicas ejercidas por el El almacenamiento adicional por arriba de la cresta del vertedor puede hacerse apro-
agua sobre vertedores, deflectores, aspas de turbinas; codos de tubirías, etc. Las vechable o disponible mediante la instalación de compuertas temporales o móviles.
luerzas
!, .y F, son aquellas que actúan sobre un cuerpo libre de un fluido signifi-
cativo e incluyen a las fuerzas de la gravedad, a las presiones hidrostáticas y a laieac-
Un incremento como éste en el nivel de un vaso es permisible durante el ciclo de
aguas bajas y, cuando a los escurrimientos pequeños puede permitírseles que pasen
ción de cualquier objeto que esté en contacto con el agua. por el dispositivo regülador de la cresta. Cuando se pr€senta una avenida grande, la
capacidad total de vertedor puede quedar disponible si se quitan'las barreras o impe-
Ejemplo ilustrativo 9-l Dado el vertedor de cimacio de la Fig.9-12 dimentos temporales. Este tipo de dispositivos debe emplearse con precaución sobre
conc-:3.g, el yertedor en el caso de una presa de tierra, cuando una falla operativa en las com-
calcular la fuerza dinámica que actúa en la sección curvadl AB.
puertas pueda producir el paso del agua sobre la presa.
o
: ,'t x (5¡rrz : 42.5 pies3ls/pie
;
9-9 Compuertas móviles La instalación usual de compuertas móviles consta de pane-
Considerando que no hay pérdida en la energla y despreciando la velocidad de lle-
les o tableros de madera apoyados por pernos verticales colocados sobre la cresta del
gada, se tiene:
vertedor (Fig. 9-13¿). Estas instalaciones son de tipo temporal y se diseñan para que
fallen cuando la superficie del agua en el vaso llega a un nivel determinado con anti-
45 : 6+ yr cos oo' +li : y"+ 5
¿g ¿g

Sustituyendo Ve = 42.5lyt ! Va: 42.51y, y resolviéndola por el método Hac¡a el cableado suoorior
de tan-
teos. y,r : 0.85 pies, I/, : 50.0 pies/s, y¡ : 0.80 pies, y V": 53.4 pies/s.
En el dia_
grama de cuerpo libre (Fig. 9-12), FH y Fn representun u los
componentes de la
fuerza sobre el agua por sección curvada AB delvertedor. Las fuerzas
hidrostáti-
cas F, y F, son

Ft:62.4 x (0.425 x cos 60.) x 0.g5 : 11.2 lb


Fz:62.4 x 0.400 x 0.80:19.9 lb
y el peso W en el agua en la sección AB es

W : 62.4 x # x 2n(12 x0.S25) : 644 lb

Fig. 9-13 Dos tipos de tableros formados en tablones.


26II INCTINIERIA DF I,OS RECURSOS HIDKAUI,ICOS ollRAs l)li llx('l1l)l1N('lAS, ('()Ml'tlliR'rAs Y ()llliAs l)li'r()MA () ... 269

;l*"": cuencia de esto, se usan principaknente para emergencias, cuando no pueden susti-

*_f---r-;¡*= n
tuirse hasta que el escurrimiento del agua haya cesado.
I

V¡sta en planta
9-l l
Compuertas verticales de deslizamiento Las compuertas simples de aoero o ma-
dera que se deslizan en guías verticales de las pilas sobre la cresta de la presa, se utili-
zan para las pequeñas instalaciones. Su tamaño está limitado por la alta fuerza de
fricción desarrollada en las guías, debido a la fuerza hidrostática que actúa sobre la
compuerta. Colocando rodillos cilíndricos entre las superficies de sostenimiento de la
compuerta y guías especiales, la resistencia a la fricción puede reducirse mucho. [,a
compuerta Stoney tiene rodillos que están independientes de la compuerta o de las
Elevación
guías, eliminándose asi la fricción de los ejes. El tren de rodillos independiente de la
lal
compuerta Stoney es de difícil diseño y construcción y el desarrollo de soportes paru
rodillo de baja fricción ha conducido al empleo de la compuerta de rueda fiia que
Fig. 9-14 Vigas horizontales (a) y agujas (b).
tiene ruedas unidas a la cornpuerta y accionamiento por rieles colocados en el lado de
aguas abajo de la guía cie lacompuerta. Las de ruedas fijas se'han utili-
zado en tamaños hasta de 50 x 50 pies (15
"otpu"rtu,
x
l5 m). (Presa Bonneville.) En los tama-
cipación. con diseño comúnmente empleado, se hace uso de tubería de acero, o bien
de varillas colocadas flojas en casquillos sobre la cresta de la presa y diseñadas para ños grandes, se necesita mucho espacio para levantar totalmente la compuerta y con
doblarse y dejar o liberar a las hojas del tablero o compuerta en el nivel del agua que frecuencia, se construyen grandes compuertas verticales en dos secciones horizonta-
se quiera. Los tableros temporales de este tipo han sido rttilizados en alturas hasta de les en forma que la porción superior pueda alzarse y quitarse de las guias antes de
4 o 5 pies (1.3 o 1.7 m). Como las compuertas temporales a base de tableros se pier- que se mueva la porción más baja. Este diseño reduce también la carga sobre el me-
den en cada ocasión que el apoyo falla, para las grandes instalaciones son más eco- canismo de levante. La descarga puede ocurrir sobre cualquiera o en las dos seccio-
nómicas las compuertas permancntes. Por lo general, las compuertas permanentes nes de la compuerta o sobre la cresta del vertedor.
consisten de paneles de madera que pueden subirse o bajarse desde un cable-vía supe- Una compuerta cuadrada de 50 pies (15 m) puede tener que soportar una carga de
rior o puente de maniobra (Fig. 9- 13á). La arista inferior de los paneles se coloca en agua de más de 2 000 toneladas, y la compuerta misma puede pesar hasta 150 tonela-
un asiento o bisagra sobre la cresta del vertedor y cada panel va soportado en la posi- das.' El diseño de una compuerta asi y de su mecanismo operativo es un problema
ción alzada o levantada, por medio de largueros, o bien anclado el extremo superior estructural y mecánico de magnitud considerable. La alineación precisa de los rodi-
del panel al puente de maniobras. llos y guías es necesaria para que la compuerta opere satisfactoriamente.

9-10 Vigas horizontales de cierre y agujas de retención Las vigas horizontales o tablo- Puente de concrelo
nes de cierre* consisten de tablones horizontales que cierran los claros entre pilas cán efire p¡las'
muescas (Fig. 9-l4a). Las tablas pueden quitarse a mano o con un malacate. Gene- P¡la de
concreto
ralmente hay mucha flrltración entre cada tabla y es necesaria una considerable canti-
Muñon
dad de tiempo para quitar las.agujas si se atoran en las muescas. Este tipo de agujas
de madera horizontaies ordinariamente se emplean para instalacionls p"q.i"áut
donde el costo de dispositivos más elaborados no es garantizado o en los casos
cuando la remoción o sustitución de las agujas únicamente se preve con intervalos
muy poco frecuentes.
Las aguias verticales o agujas propiamente dichas, consisten de tablas con sus Fig. 9-15 Compuerta Tainter.
extremos inferiores apoyados en una muesca hecha sobre la cresta det vertedor y en
el otro extremo sus puntas superiores quedan apoyadas en un puente de maniobras
(Fig. 9-14á). Estas agujas son más fáciles de quitar que las agujas horizontales, pero 9-12 Compuertas Tainter La sección transversal de una compuerta Tainter, o
son bastante difíciles en su colocación cuando el agua está pasando. Como conse- compueÍta radial, se muestra en la Fig. 9-15. Este tipo de compuerta es el.más amplia-

En Móxico también se les llama "agujas." (N. del T.) F. L. Boissonault, Estimating Data for Reservoir Gates, Trans. ASCE,Yol. I13, págs. 992-1026' 1948,
210 INCENIERIA DE LOS RECURSOS HIDRAULICOS OI]IIAS I)Ii IIX('TJI)DNCIAS, COMPUERTAS Y OTIRAS I)I'] TOMA O ... 271

mente utilizado de las compuertas para crestas de vertedores en instalaciones gran- hace contacto con la cresta del vertedor y aumenta la altura de la compuerta. Las
des. Este tipo es el más sencillo y usualmente el más confiable y el menos caro. La compuertas de rodillos se adaptan bien a los claros largos de altura moderada. Una
cara de la compuerta es un segmento cilíndrico apoyado €n un marco de acero que compuerta de rodillos de l4'7 pies (45 m) de longitud y de 2l pies (6.a m) de altura
está pivoteado sobre muñones fijos en la porción de aguas abajo de las pilas sobre la está instalada en el río Glommen en Noruega.
cresta del vertedor. Los cables de levante se unen a la compuerta y conducen a.los
montacargas sobre la plataforma arriba de la misma. Los montacargas, general-
9-14 Compuertas de t¡mbor Otro tipo de compuerta adaptado a los claros de gran
mente, son accionados por motor, aunque la fuerza manual puede también utilizarse
longitud es la compuerta de tambort (Fig. 9-17). Esta compuerta consiste de un seg-
para las compuertas pequeñas. Cada compuerta puede tener un mecanismo de le-
mento de cilindro que en la posición abierta o bajada, se ajusta a un hueco hecho a la
vante independiente o una unidad en común puede moverse de compuerta a com- parte superior extrema del vertedor. Cuando el agua se admite en este hueco, el tam-
puerta. Una junta flexible o de hule se utiliza para formar un cierre al agua entre las
bor vacío de la compuerta es forzado hacia arriba para que tome la posición de ce-
compuertas y las pilas y la cresta del vertedor. Algunas veces se agrega un agitador rrado. El tipo ideado por el U. S. Bureauof Reclamation (Fig. 9-l7a) es el de una
movible en la parte superior de la compuerta para permitir que las materias flotantes
compuerta completamente cerrada articulada en la arista de aguas arriba en forma
pasen por la compuerta fácilmente. Las compuertas Tainter varían en su tamaño
de que las fuerzas de flotación auxilien en su levante. Este tipo de compuertas se
desde los 3 hasta los 35 pies de altura (l a ll m) y de 6 a 60 pies de longitud (2 a 18
adapta a la operación automática y también sigue estrechamente la forma de la
m). Una de las instalaciones más grandes de compuertas Tainter está en la presa cresta de cimacio cuando se le baja. Un segundo tipo (Fig. 9-l7b) no tiene hoja de
Clark Hill en Georgia, que tiene 23 compuertas Tainter con altura de 35 pies (l I m) y fondo y se levanta únicamente por la presión del agua. Debido al largo hueco que ne-
60 pies (18 m) de longitud. Las compuertas Tainter tienen diversas ventajas. La fríc-
cesitan las compuertas de tambor en la posición de bajadas, no se adaptan a las pre-
ción se concentra en el pivote y generalmente es mucho menor que para las compuer- sas pequeñas.
tas de deslizamiento. Como el muñón recibe parte de la carga, la carga de levante es
casi constante para todos los claros de compuerta y es mucho menor que para las
compuertas de deslizamiento verticales del mismo tamaño. Algunas veces se necesi-
tan contrapesos para las compuertas grandes, ya sean éstas del típo radial o del tipo An¡illsción d€ clurala Y c¡6m

de levante vertical

9-13 Compuert¡ de Rodillos Una compuerta rodsnre (o rotadora) consta de un ci-


lindro de acero clareando entre las pilas. Cada pila (Fig.9-16) tiene un bastidor incli-
nado que engancha mecanismos dentados que rodean los extremos del cilindro. Fig. 9-17 Dos tipos de compuertas de tambor.
Cuando una acción para jalar se ejerce en el cable de levante, la compuerta sube al
bastidor. La porción inferior de la compuerta consta de un segmento cilíndrico que

Torre de Fig. 9-18 Compuerta de abatimiento o de alzas.


concreto

9-15 Compuertas movibles Una compuerta o vertedor movible es una que puede ac-
tivarse y deiactivarse fácilmente. Una compuefta de alzas, consiste de dos hojas de
madera o de acero articuladas y unidas a la presa (Fig. 9-18). Cuando se admite el
agua al espacio abajo de las hojas, éstas son forzadas hacia arriba. La hoja de aguas
abajo frecuentemente es hueca para que su capacidad de flotación ayude a la opera-
ción de levante. Este tipo de compuerta se adapta a las presas bajas para navegación,
ya que en niveles altos del río la compuerta puede bajarse con el fin de que no inter-
fiera con la navegación sobre la corriente.
u Joseph N. Bradley, Rating Curves for Flow ovcr Drum Gates, T/d¡rr. ,4SCE, Vol. I19, págs. 403-
Fig. 9-lé Instalación tipica de compuerta
cilíndrica de rodillo. 433,t954.
2'72 rN(;F,NlllRrA l)li r.os RE('tJl{sos filt)nAr.JI l('os oURAS I)li lix('tit)tiN('tAs, ('oMI)tlÍiR"r^s y otlRAs t)ti t'oMA O . 171

Otro tipo de presa móvil, esla presa de neumálicoJ, que consta de una canaleta dc
acero, de poca profundidad y con una anchura igual a la del conducto de paso del Compuerta
agua y que va ligada al fondo de ese conducto de concreto. En la canaleta se apoya el deslizam¡ento
aguas arr¡ba
neumático o cámara de hule-nylon desinflada. La presa se activa bombeando agua al
Trayectoria
interior de la cámara, llenándola o inflándola con el líquido para formar una barrera de f¡ltrac¡ón
que obtura o cierra el paso por arriba del fondo del conducto bloqueándolo. La
Fig. 9-19 Dentellones en el con-
presa se desactiva sacando el agua del interior de la cámara. Cuando está inflada,
ducto de desfogue en presas de
esta presa tiene suficiente resistencia para ser empleada como un puente temporal tierra.
para peatones y vehículos ligeros.e En la Sec. l7-5 se describen otros tipos de presas
móviles.
los límites del dique. Si un conducto para desagüe debe pasar por una presa de tierra,
deben ponerse dentellones para reducir la filtración a lo largo del exterior del con-
9-16 Control del hielo, en vertedores Si hay formaciones de hielo sobre las compuer- ducto. Una regla general es que esos dentellones deben incrementar la longitud del
tas, éstas pueden quedar inoperables. Las compuertas que se bajan para aumentar el recorrido de filtración por lo menos un 25Vo, es decir, en la Fig. 9-19, 2Nx > 0.25L
escurrimiento, como las de dos hojas y las de tambor, son ventajosas porque el hielo donde N es el número de dentellones y x es la proyección vertical en cada dentellón.
es probable que no interfiera con su manejo. Además, el hielo y los objetos que Las salidas de la mayoría de las presas consisten de uno o más conductos de
arrastra el agua pueden pasar sobre esas compuertas con mucha mayor rapidez que extracción o desfogue con sus entradas aproximadamente colocadas al nivel mínimo
cuando el escurrimiento sucede entre la compuerta y la cresta del vertedor. Algunas del vaso. Las presas grandes pueden tener conductos de evacuación a diversos nive-
instalaciones de compuertas llevan serpentines de vapor o unidades caloríficas les. Si los gastos de descarga van a variar en forma considerable, es conveniente ten€r
eléctricas para evitar la formación de hielo. No es esencial que cada compuerta esté cierto número de conductos. En la mayoría de los casos puede ser poco satisfactorio
equipada con una unidad calefaclora, ya que si cada tercera o cuarta compuerta se desde el punto de vista estructural el construir un solo conducto de evacuación de
evita que se congele, todas las otras sufrirán deshielos al escurrir el agua. Si el aire gran capacidad. Los conductos pueden ser circulares o rectangulares. El interior del
comprimido se introduce al agua abajo del fondo de las compuertas, el aire que sube conducto debe ser liso y no tener proyecciones o cavidades que puedan provocar la
lleva aguas más calientes de los niveles inferiores hacia la superficie y de esa manera separación del escurrimiento de las paredes del conducto y generar entonces presio-
evita la formación del hielo. Este hecho no elimina que el hielo se forme en todas nes negativas y cavitación.r0 Ha habido diversos casos, donde se ha producido un
aquellas porciones de la estructura que queden arriba del agua. daño excesivo con la cavitación en la cercanía de las entradas o accesos formados por
un orificio con aristas cuadradas (Fig. 9-20¿) que trabaja con altas cargas de agua.
Debe prestarse, en su entrada, una considerable atención al diseño de los conduc-
OBRAS PARA EVACUACION O DESFOGUES Y OBRAS DE TOMA tos de evacuación, una entrada abocinada (Fig. 9-20á) es muy superior a los otros ti-
pos y el costo adicional generalmente sejustifica, con excepción del caso de pequeños
proyectos con cargas de agua bajas. Douma" sugirió que el abocinamiento del ac-
La mayor parte del volumen almacenado en muchos vasos queda abajo de la cresta ceso o umbral debe ser elíptico y la ecuación para los conductos circulares sería
del vertedor. Deben en consecuencia hacerse obras para la salida de estas aguas, con
el objeto de que puedan extraerse del vaso cuando sea necesario. Estas aguas pueden 4x2*44.4y2:Ptz (e-s)
descargarse al cauce abajo de la presa o pueden ser transportadas por tuberías o ca-
nales a algún punto distante. y para los conductos rectangulares

x2+10.4y2:D2 (e-6)
9-17 Conductos de extracción (desfogues) Un conducto de extracción es una tubería
o túnel que pasa directamente por una presa o por una ladera en un extremo de la donde r y / se definen en la Fig. 9-20, y D es,el diámetro de un conducto circular o la
misma y que descarga en el río aguas abajo. Los conductos de extracción para las anchura o altura de un conducto rectangular, dependiendo de si un lado o las gurvas
presas de mampostería pasan generalmente a través de la presa, mientras que los que superiores y del fondo, son consideradas.
se construyen para presas de tierra o enrocamiento de preferencia se colocan fuera de
r" H.A. Thomas y E.P. Schuleen, Cavitation in Outlets of High Dams, Trans.,4SCI., Vol. 107, págs.
42t-493, t942.
.' Movable Weir,92 Feet Wide, Helps Control Netherlands Rivers and Canals, Civll Eng. (N.Y.),Yol.
" J. H. Douma, Discussion of Cavitation in Outlets of High Dams, Trans. ASC E, Y ol. 107, pág. 4tt I .
39, pág. 91, noviembre, 1969. 1942.
274 INGENIERIA DE LOS RECURSOS HIDRAUTICOS OBRAS DE EXCEDENCIAS, COMPUERTAS Y OI'RAS DE TOMA O .., 215

Vv
%.! Mecan¡smo d€ control y
/) ,seoaracian A)++'
@ :W-
++u
caseta de operac¡ón

€ññ
(1\:- Modelo de fluio alisado
() Presiín negativa
ll y posible
I cavitación
i/a./ Aristas cuadradas /b,/ Acampanada Fig. 9-20 Acceso de los conductos
de desfogue o evacuación.

9-18 Tomas Una estructura de toma es necesaria a la entrada de un conducto, a tra- Sección de una torre de toma sumergida.
vés del cual el agua va a extraerse de un río o de un vaso, a no ser que esta entrada sea
construida como una parte integral de una cortina o de otra estructura. Las estructu-
ras de toma varían desde el simple bloque de concreto apoyando el extremo final de
una tubería, hasta las torres de toma de concreto de diseño muy elaborado que de-
penden de las características del vaso, de las condiciones climáticas, de las exigencias
sobre la capacidad de almacenamiento y de otros factores. La función primaria de la
estructura de toma, es permitir la extracción del agua desde el vaso con la variación o Rsvsst¡- _Coladera
(con rej¡lla de varilla de 1/2" x 2
de ace¡o con espaciamiento de 6")
amplitud de niveles de embalse en el mismo, determinada con anterioridad y para mi6ñto /'
proteger al eonducto de los daños o taponamientos que puedan producirle el hielo,
las basuras, el oleaje y las corrientes.
Las torres de toma con frecuencia se utilizan en donde hay o se tiene una amplia
fluctuación o variación de niveles en el agua. H,stas torres, ordinariamente, se ponen
con conductos de Acceso o lumbreras a diversos niveles que pueden ayudar a la regu-
lación del escurrimiento y para permitir cierta selección sobre la calidad del agua que
va a extraerse. Si los accesos quedan sumergidos en todos los niveles, es poco proba-
ble que se tengan dificultades por el hielo y basuras flotantes. Puede hacerse necesa-
rio colocar los orificios inferiores o más bajos de acceso a distancias suficientes
arriba del fondo del vaso para que el azolve no entre a la toma. Vna torre de loma
bajo et agua (torres de toma situadas aguas adentro del vaso) (Fig. 9-21) consiste de Fig. 9-22 Dos tomas sumergidas tipi-
Cajén relleno de piedra
un cascarón de concreto lleno con agua al nivel del vaso y que tiene un tiro o pozo Pilar de Sopona cas.

vertical interno conectado al conducto de extracción. Normalmente se ponen com-


puertas en el tiro interior para controlar el gasto del escurrimiento. Una lorre de loma
sin ogua* no tiene agua en el interior de ella al cerrarse, ya que sus orificios de entrada
están directamente conectados al conducto de extracción. Cada orificio de entrada Una toma totalmente sumergida (Fig. 9-22) consiste en un encofrado o huacal re-
lleva una compuerta o válvula. Cuando los orificios de entrada se cierran, las torres lleno con rocÉts o piedras o de un bloque de concreto, que se apoya en el extremo del
sin agua quedan sujetas a fuerzas de flotación y, por tanto, deben ser de un tipo de conducto de extracción. Debido a su bajo costo, las tomas completamente sumergi-
construcción ¡nás pesado que las torres sumergidas. Una ventaja de la torre sin agua das se utilizan con amplitud para pequeños proyectos. Como no obstruyen la nave-
es que el agua puede extraerse de cualquier nivel seleccionado en el vaso. Las torres gación, están bien adaptadas para su utilización como tomas para los abastecimien-
de toma deben localizarse en forma que no interfieran con la navegación y deben di- tos de agua potable en ríos. Algunas veces se les utiliza para tomas de los conductos
señarse para resistir presiones hidrostáticas y fuerzas por sismQ, viento, oleaje y de evacuación de fondo de las presas de tierra, con compuertas operadas hidráulica-
hielo. mente para el control del gasto. La principal desventaja de la toma completamente
sumergida, es que no queda accesible de inmediato para hacer la reparación de sus
'* La traducción literal para las dos clases de torres adentro de un vaso sería "torre de toma con agua" y compuertas. Las tomas sumergidas en los vasos y ríos, deben colocarse donde no
"torre de toma seca". (N. del T.) queden sepultadas por el azolve.
216 INCENII'RIA DE LOS RECURSOS HIDRAUT,ICOS OllRAli l)lr llX('lil)liN(-lAti, ('OMl,Lllitt'lAS Y ()ltRAS t)ti 'f()MA O.,. 2:."l

9-19 Bastidores o tableros y rejillas para basuras Las entradas a las tomas y conduc- hidrostática empuja a la hoja de la compuerta herméticamente dentro del marco de
tos de evacuación deben llevar rejillas para evitar la entrada de basuras. Estas rejillas la misma compuerta para formar un cierre hermético. Las primeras compuertas de
se hacen usualmente con barras de acero espaciadas de 2 a 6 plg (5 a l5 cm) centro a trenes de rodillos se diseñaron para cerrar la entrada de l6 por 20 pies (a.9 por 6. I m)
centro, dependiendo del tarnaño máximo de las basuras que puedan dejarse pasar de las tuberías forzadas de la Presa Norris, con una carga máxima de lg4 pies (56 m).
por el conducto. La velocidad de paso por la rejilla debe mantenerse baja, preferible- Para cargas grandes se pone un conducto de aire (Fig.9-23) para amortiguar el efecto
mente menor de 2 pies/s (0.6 m/s) para así reducir la pérdida de carga. Esto algunas de cavitación durante la abertura y cierre de la compuerta.
veces se consigue construyendo la rejilla en forma de un medio cilindro o semici- Algunas veces en las instalaciones de compuertas de rodillos se construye una
lindro. Las basuras que se acumulan en las rejillas algunas veces se quitan a mano estructura cerrada de concreto parecida a una chimenea en el paramento de aguas
cuando es necesario, pero cuando se espera a que se acumule mucha basura, son pre- arriba de la presa para proteger a los cables de accionamiento y a todo el conjunt-o de
feribles los dispositivos automáticos. Algunas veces se utilizan tableros electrizados la compuerta. Como normalmente estas compuertas están abiertas, otra alternativa
para evitar entrada de peces al conducto de salida. En climas frios, con frecuencia las para la estructura de protección es tener a las compuertas encima de la superficie del
rejillas se tapan por acumulación de cristales de hielo frazil en el agua que escurre. agua' pero en presas altas esto prolonga el tiempo de obturación en forma considera-
Una rejilla que salga de la superfrcie del agua, puede estar ligeramente más fría que el ble. El equipo de levante, generalmente se coloca en la cresta de la presa.
agua y el hielo; entonces se le pegará rápidamente. Para evitar la formación de hielo Las torres de toma grande del tipo con agua, con frecuencia llevan Zompuertas de
en las rejillas;12 puede usarse calefacción de vapor o eléctrica. cilindro que pueden usarse para obturar el escurrimiento hacia la torre (Fig.9-21).
Estas compuertas constan de placas u hojas de acero y de la estructura de sustenta-
ción que va ligada junta en forma de un cilindro hueco que puede levantarse o ba-
9-20 Compuertas de entrada Muchas tomas y conductos de evacuación, lleva en su
entrada algún tipo de compuerta o de válvula en su entrada. En proyectos, con car-
gas menores de 100 pies (30 m), las compuertas de entrada pueden trabajar como re-
guladores de gasto. Las compuertas abiertas parcialmente estarán sujetas a cavita-
ción y vibración; por esto, con cargas mayores de 100 pies (30 m) las compuertas de
entrada, ordinariamente sólo se utilizan como dispositivos de emergencia para
permitir la inspección y reparación del conducto.
La resistencia a la fricción causada por la presión hidrostática y el peso de la com-
puerta conjuntamente, determinan el tipo de ella y del mecanismo de elevación que
se necesite. Las pequeñas compuertas de instalaciones con cargas muy bajas, con fre-
;. o. I Tren de rodillos
cuencia son simples compuertas de deslizamiento operadas por un mecanismo de .or

tornillo de acción manual. Las compuertas de deslizamiento con accionamiento mo-


triz serán suficientes para proyectos de cargas moderadas, pero para instalaciones de
altas cargas o compuertas muy grandes con cargas bajas, se necesitan las compuertas Ducto de a¡re
de rodillos. Las compuertas de deslizamiento generalmente tienen superficies de
tpoyo de bronce, para reducir la fricción.
Como las juntas y cierres de hule no funcionan bien con las cargas altas, las com-
puertas de entrada para cargas altas se diseñan en forma distinta a las compuertas
verticales de deslizamiento. Las campuerlas de tractor o compuerlas de trenes de rodi-
llos de carga alta (Fig. 9-23) constan de una hoja de compuerta y de una vigueta
transversal a la cual se une un tren de rodillos en forma de cuña. Conforme se baja la
compuerta a la posición de cierre u obturación, su movimiento hacia abajo se detiene
cuando el filo del fondo se pone en contacto con el fondo del marco de la compuerta.
Los trenes de rodillos que se mueven en muescas laterales a la compuerta, continúan
su movimiento hacia abajo y, debido a su forma de cuña, permi.ten a la hoja de la o L¿ o o

'oJ'\* n"b"¡"'p"r" reciuir ffiiñE


compuerta moverse una pequeña distancia hacia aguas abajo. Finalmente, la presión o del tren de
rodillos

,, p.E.Gisiger,safeguardingHydroPlantsagainstthelceMenace,CivtlEng.(N.Y.),Vol. 17,págs.24' Fig. 9-23 Detalles de la instalación de


Elevación una compuerta de trenes de rodillos.
17. enero. 1947.
278 INGHNIERIA DE I.,OS RECURSOS HIDRAUI,ICOS OBRAS l)ti tixctit)liN('t^s, ('oMt,tJIiRTAs y oBIrAs t)E TOMA o ... 279

jarse para descubrir los orificios de acceso. Las compuertas de cilindro pueden mon'
tarse en el interior o en el exterior del pozo o tiro vertical del interior de la torre.

9-21 Válvulas de compuerta interiores Las válvulas de compuerta interiores'r se loca-


lizan aguas abajo degde la entrada del conducto. Para los conductos de evacuación o
desfogue de fondo en una presa de gravedad, el mecanismo operatorio de las válvulas
va frecuentemente en una galería interior de la presa. Para cargas menores de 75 pies
(25 m) las válvulas interiores de compuerta con frecuencia se utilizan para regular el
escurrimiento, pero para cargas mayores ordinariamente se les utiliza sólo en la posi-
ción de obturación total o abertura total. Las válvulas de compuerta estándar del
tipo utilizado en los sistemas de distribución de agua pueden utilizarse para válvulas
interiores en los conductos circulares hasta de 4 pies (1.25 m) de diámetro con cargas
hasta de menos de 300 pies (100 m). Las grandes válvulas de compuerta interiores,
constan de una compuerta rectangular deslizante en una marco formado por dos pie-
zas apernadas juntas, como se muestra en la Fig. 9-24. Una pieza especial llamada
bonete, recibe a la compuerta cuando está en la posición de abierta. La transición
entre sección rectangular y sección circular cuando es necesaria, debe ser gradual.
Las grandes compuertas de este tipo están provistas de un mecanismo de operación
hidráulico.
Con cargas mayores aproximadamente de 250 pies (75 m) es probable que produz-
can la cavitación las discontinuidades en el paso del agua creadas por las ranuras y
muescas. Para salvar esta dificultad, se diseñaron las compuertas de anillo seguidor
(Fig. 9-25). La característica única de la compuerta de anillo seguidor, es la de asegu-
rar una continuidad al paso del agua por medio de un anillo unido abajo de la hoja
de la compuerta en una forma tal que la superficie interior de dicho anillo va ali-
neada con el interior del conducto cuando la compuerta está totalmente abierta. Para Fig.9-24 Pruebas de taller para cuatro compuertas de deslizamiento de alta presión de 3 x 6.5
reducir el anillo cuando la compuerta está cerrada, se necesita un rebaje abajo del pies para la presa Willow Creek del proyecto Colorado-Big Thompson. Peso total 125 000 lb.
conducto y deben ponerse salidas para sacar al azolve de este rebaje. Los cilindros hidráulicos tienen un calibre de 12.5 plg y una capacidad de levante de 85 @0 lb
(North Lltest Marine lron Works.)
La dificultad de abrir las grandes compuertas interiores con altas cargas, hizo al
Bureau of Reclamation diseñar las compuertas paradox. Estas compuertas se diferen-
cían de las del tipo de anillo seguidor en que tienen un rodillo en forma de cuña con
un sistema similar al empleado en las compuertas de trenes de rodillos (o tractor). La
obturación final de la compuerta paradox no se hace hasta que la hoja de la com-
puerta vaya alineada con el conducto. Por 1o tanto, no hay deslizamiento entre las
superficies de asiento y de cierre que en otra forma causarían considerabie desgaste
sobre estas superficies.

9-22 Yilvulzs de mariposa Una válvula de mariposa consiste de una compuerta cir- lt
culai pivoteada alrededor de una flecha que coincide con su diámetro. Este tipo de
válvula ha sido usado en tamaños de 2 plg a27 pies (5 cm a 8 m). Las válvulas de pe-
queños tamaños pueden utilizarse para regulación, pero las más grandes se utilizan Rebaje para recibir
el anillo seguidor
únicamente como compuertas de cierre. Este tipo de válvula se adapta mejor para cuando la compuerta
ü está cerrada
Hoja de Compuena abierta Fig. 9-25 Diagrama esquemático de una compuerta
compuerta
,' Dow A. Buzzell, Trends in Hydraulic Gate Design, Trans. ASCE, Vol. 123, págs. 27-42, 1958.
parc¡almente de anillo seguidor.
2ll0 lN(;tlNllrl{lA l)li I OS ltll('tlltSOS lllDRAtJl,l('O¡i oIIRAS l)[i tix('lil)tiN('lAti, ('oMl)t,liR'l'As Y ()l¡RAS l)li'l'oMA o ... zlil

cargas moderadas, aunque también han sido utilizadas con cargas altas. El diseño Las válvulas de aguja y las de tubo, generalmente se colocan en cl extremo de
cuidadoso es necesario porque pueden originarse serias cargas estructurales produci- aguas abajo de los conductos de toma y descargan directamente en el aire atmos-
das por el escurrimiento del agua. Una difrcultad con las válvulas de mariposa, es el fénico. Los chorros que salen de estas válvulas tienen una gran fuerza que puede cau-
problema de asegurar un cierre hermético. La válvula de globo o esfera es similar a la sar erosiones y daños considerables. Un tipo divergente de válvula, lo es la válvula
de mariposa porque su parte móvil es un miembro rotatorio que en este caso es un Howell-Bunger (Fig. 9-27), que disipa la energía del chorro sobre una gran superfi-
cuerpo de forma esférica con un agujero cilíndrico. La válvula de esfera ha probado cie y puede utilizarse para evitar la erosión. Este tipo de válvula consiste de un
ser una excelente válvula de seguridad, pero es más pesada y más cara que la válvula cuerpo cilíndrico flrjo con una cabeza en forma de cono en el extremo de aguas abajo
de mariposa. que crea un arreglo abocinado del escurrimiento. El ritmo del escurrimiento por la
válvula, se regula con el cilindro móvil. Estas válvulas se han construido con diáme-
9-23 Válvulas de regulación para altas cargas Las compuertas de deslizamiento no tros exteriores que varían de 24 a 96 plg (0.6 a 2.4 m).
son adaptables para la regulación del escurrimiento con cargas altas, debido al peli-
gro de Ia cavitación y a las aberturas parciales que quedan en la compuerta. En las
instalaciones con carga alta, las válvulas de aguja y las válvulas de tubo se emplean 9-24 lnstalaciones para las compuertas Para los conductos de evacuación que pasan
ampliamente para la regulación del escurrimiento. Las válvulas de aguja se utilizan por las presas de tierra y enrocamiento (Fig. 9-28a) es una buena práctica instalar
también para formar el chorro de las boquillas en las turbinas de impulsión (Cap. una compuerta en el extremo de aguas arriba del conducto para que únicamente
12.) Una válvula de aguja diferencial interna (Fig. 9-26) consta de tres cámaras llenas tenga presión cuando se abre la válvula. En las instalaciones de carga baja, estas
de agua en las cuales la presión hidráulica puede variarse. Las cámaras A y c van in- compuertas pueden actuar como reguladores del escurrimiento, pero para proyectos
terconectadas para que la presión en ellas sea la misma. La válvula se abre aumen- de carga alta se utilizan únicamente como compuertas de cierre para las válvulas re-
tando la presión en la cámara B y liberándola en las cámaras A y c, forzando a la guladoras colocadas en el extremo de aguas abajo del conducto. Es importante que la
aguja hacia la izquierda. Para cerrar la válvula, la cámara B se vacía a la atmósfera, salida aguas abajo, se localice en forma de que el agua de las descargas no dañe al pa-
mientras que la presión aumenta en las cámaras A y C. El diámetro de la salida de las ram€nto de aguas abajo de la presa.
válvulas de aguja en uso ordinario, varía desde cerca de 4 plg hasta 105 plg (10 cm a Las válvulas de regulación de alta presión (de aguja, de tubo, o del tipo Howell-
2.65 m). Bunger) siempre deben llevar compuertas de cierre para permitir su inspección y re-
paración. Las compueftas de cierre pueden localizarse cerca del paramento de aguas
arriba de la presa (Fig. 9-28á) o inmediatamente aguas arriba de la válvula de regula-
ción (Fig. 9-28c), en cuyo caso una cámara de operación simple puede servir a ambas
válvulas. En los grandes proyectos, las compuertas de cierre con frecuencia se insta-
lan en tándem una delante de otra para proporcionar una seguridad contra la cir-
cunstancia de que una de ellas quede inservible (Fig. 9-28d). La instalación ilustrada
en la Fig. 9-28dtiene el extremo de salida de los conductoe curvados hacia abajo para
que el agua descargue tangencialmente al paramento de aguas abajo de la presa. Este
Fig. 9-2ó Vista seccional de una válvula de aguja tipo de diseño se utiliza en la presa Shasta, donde se emplean dieciocho válvulas de
Las válvulas de tubo se abren y cierran por medios mecánicos, más bien que por 102 plg (2.6 m) para regular el gasto de dieciocho conductos de evacuacién localiza-
presión hidráulica. Un vástago de tornillo envuelto en un baño de aceite es accio- dos en tres diferentes niveles. Los diversos conductos de evacuación sirven como una
nado por un engrane para impulsar a la válvula de cilindro (o tubo) hacia o desde el precaución contra el caso de que uho o más de ellos queden inutilizados, y también
asiento de la válvula. Las válvulas de tubo generalmente son más cortas, más ligeras este arreglo permite la regulación del gasto de salida cuando las válvulas están
en peso y más económicas de construir, que las válvulas de aguja. Como no hay completamentp abiertas.
cámaras hidráulicas, las tolerancias con mucha aproximación para evitar las fugas Para reducir la presión negativa y la cavitación, las entradas de aire deben ponerse
entre las cámaras, no son necesarias. Debido a los efectos de la cavitación, las válvu- aguas abajo desde compuertas de alta presión y válvulas que no descarguen a la at-
las de tubo no pueden operarse con escurrimientos abajo del 357o de su capacidad.
El desarrollo más reciente en materia de válvulas de aguja, lo constituye el llamado
tipo de válvula de chorro hueco, en el cual la aguja se mueve hacia aguas arriba para
asentarse contra un anillo en la entrada de la cámara de la válvüla. El chorro resul-
tante es en forma de cilindro hueco. La válvula de aguja de chorro hueco es más fácil
de construir y de operar que las primeras válvulas de aguja construidas, y virtual- sÑ*
¡nente está libre de que se presenten problemas de cavitación. cir¡ndro mov¡ble Fig.9-27 Diagrama de una válvula Howell-Bunger.
2Í12 rN(iliNtriRtA t)It r.os RFt('r.JRSos r-ilt)RAtJ¡,tcos oBRAS I )l i tix('t it)tiN('tAs. ('oM¡)t,liR'l'AS Y ()DRAS t)ti'|'OMA () ... 2ll3

Vástago Tabla 9-l Pérdida de carga en los ta-


bleros de rejillas

Unidades inglesas Unidades metricas SI

Velocidad por el tablero Pérdida de Velocidad por el tablero Pérdida de


(a) Compuerta de deslizamiento en el de la rejilla en pies/s carga, pies de la rejilla en m/s carga, m
extremo de aguas an¡ba de la tubería de desfogue
Ducto de aire
0.5 0.02 0.2 0.01
1.0 0. r0 0.4 0.05
1.5 0.25 0.5 0.09
Válvulas de agu¡a
2.0 0.50 0.6 0. r3

ser colado junto con el marco de la compuerta. Como una precaución complementa-
/á,1 Compuerta de cierre en el extremo de aguas arriba de la
tuberfa de desfogue, con válvula de regulación en el extremo de aguas abajo
ria, con frecuencia se pone en los conductos de evacuación un recubrimiento de hie'
rro colado o de acero, donde puedan desarrollarse altas presiones negativas.
Lo$ de presa t¡po AmbuBn
El mecanismo elevador de una compuerta debe tener capacidad adecuada para
Bastidor para Caseta de eperac¡ón manejar: al peso de la compuerta y de otras partes móviles, a la resistencia de fricción
basuras
Tubería de desfogue
y a las fuerzas hidráulicas que tienden a abrir o a cerrar la compuerta. Usualmente
estos dispositivos toman la forma de un jalón hídráulico hacia abajo resultante de la
menor presión en la base de la compuerta cuando está en la posición de parcialmente
Pila de concroto Válvula de compuerta
abierta. La fuerza hidráulica dejalón hacia abajo, puede ser bastante grand€ en algu-
de alra presión nos casos.rs
lc,/ Compuena de cierra y vólvula do r€gulac¡ón sn el
extremo de aguas abajo de la tube¡ía de desfogue

9-25 Hidráulica de las obras de salida del agua Las obras para salida del agua de una
presa deben diseñarse para descargar dicha agua con un gasto regido por el pro-
pésito que llene la presa. Las pérdidas de carga que se sufren en los conductos de sa-
lida incluyen a aquellas causadas por las rejillas, entrada al conducto, fricción en el
conducto, válvulas y compuertas transiciones y codos.
Las pérdidas en las rejillas aproximadamente son las que se marcan en la Tabla 9-
l. Las perdidas de carga a la entrada de un conducto dependen de la forma de la
entrada y varían desde 0.04i, para una entrada abocinada hasta 0.50ft,, para una
abertura con aristas cuadradas (Fig. 9-20), donde ft" es la carga de velocidad en el
conducto inmediatamente aguas arriba desde la entrada. Las pérdidas de carga cau-
t/d,l Compuena da ci€fi€ 6n tandsm
sadas por la fricción en el conducto pueden calcularse con las fórmulas estándar para
Fig. 928 Algunos arreglos tíoicos de desfogues mostrando la localización y tipo de las com- fricción en tüberías (Cap. ll).
puertas. La pérdida de carga a través de compuertas totalmente abiertas y de válvülas de
mariposa es aproximadamente de 0.2h,, pero para compuertas de anillo seguidor la
pérdida de carga se considera que es nula porque no hay discontinuidad en los muros
mósfera. El área de la sección transversal de la entrada de aire usualmente será de 0.5 del conducto cuando la compuerta está abierta. Las curvas de gasto o de calibración
a l.0Vo de la del conducto de evacuación.'1 El distribuidor de la entrada de aire, puede de descarga para válvula de aguja, de tubo y Howell-Bunger pueden conseguirse con

'' W. H. Kohler y J. W. Ball, High-pressure Outlets, Gates and Valves, sec. 22 en C.V. Davis y K. E. " R. I. Murray y w. P. Simmons, Jr., Hydraulic Downpull Forces on Large Gates, Water Resources
Sorensen (Eds.) "Handbook of Applicn Hydraulics," 3a. ed. McGraw-Hill, New york, 1969. Tech. Pub. Res. Rept.4, U.S. Bureau of Recl¿mation, Washington, D.C., 1966.
18,1 tN(;liNilililA t)ti t.os RL('URs()s Hil)RAtJt t('os OtlRAs l)ti [ix('tiDuNctAs, coMPl,JtiR'rAS Y OIIRAS l)li'roMA O ... lllJ

peces, similar a las vueltas


los f'abricantes. La mayoría de las válvulas de aguaró a su capacidad total tienen un esto puede causar la enJbrmedad de burbujas de oiretE en los
coef iciente C¿de aproximadamente 0.7 en la ecuación y produce una alta mortalidad. La mejor medida preventiva €s operar el vaso cn
ioiru qu" tata vez haya derrames cuando hay pececillos en la corriente.
Q: CuA(2sh)'t' (e-7)
donde ,4 es el área de la entrada de la válvula y á es la carga total en la válvula. De-
bido a su construcción simple, las válvulas Howell-Bunger tienen coeficientes de PROTECCTON CONTRA LA EROSION ABAJO DE LAS PRESAS
lproxímadamente 0.9.

El agua que pasa por un vertedor de demasías o por un conducto de desfogue, es ca-
Ejernplo ilustrativo 9-2 Calcular el gasto que pasa por una válvula de aguja, cuyo pu, á. causar erosión en el lecho de la corriente y en los bancos abajo de la presa' En
diámetro de salida es de 2.0 m, cuando ia presión inmediatamente aguas arriba de tonsecuencia, la presa y sus obras complementarias deben diseñarse conveniente-
la válvula es de 200 kNlm'?y C¿:0.68: mente para que se reduzca al mínimo la erosión dañosa.

h:'-:o 2O0
, kNim2
: l :20.4m
9-27 Consideraciones generales relativ¡s a la protección contra la erosión La decisión
l' 9.81 kN/m'
relativa al grado de protección contra la erosión que deba darse inmediatamente
Q : C ¿ A(2sh)t r z - o.os (40' )rz(e.s r ¡120.+¡
r rz : 42.6 mtfs aguas abajo de una presa depende principalmente de la cantidad de erosión que se es-
pére y de los daños que podrían producirse con ella. El tiempo necesario para que se
p."r"nt" una erosión seria no depende únicamente de las características del material
del lecho de la corriente y de la distribución de la velocidad, sino también de la fre-
cuencia con la que se presente el escurrimiento de carácter erosivo. Por esto, los re-
9-26 Pasos y escalas para peces El salmón, trucha acerada y otros tipos de peces
sultados de las pruebas con modelos deben interpretarse alaluz de los escurrimien-
anadromous, que han pasado sus años adultos en agua salada, emigran instintiva-
tos probables en el sitio de la presa. Si se espera que transcurran muchos años antes
mente hacia aguas arriba para desovar. Los pececillos criados en general se dirigen,
de que se desarrolle una condición de erosión crítica, puede no ser económico pro-
el primer año, hacia aguas abajo. Las presas construidas abajo de la zona de crianza poróion"t una protección costosa a la hora de hacer la construcción inicial'
en las corrientes habitadas por este tipo de presas deben equiparse con instalaciones La roca sólida, generalmente es resistente a la erosión' aunque si tiene planos muy
para el paso de peces cuando se quiere conser?ar a esta fauna. El paso hacia aguas
marcados de estratificación no puede soportar un escurrimiento de alta velocidad. Si
arriba puede hacerse con instalación de escalas para peces.rT Estas estructuras son la roca tiene una superficie áspera dentada, la cavitación puede contribuir a la ero-
una serie de tanques escalonados que tienen diferencias en elevación de cerca de I pie
sión. La tierra suelta y la roca son vulnerables a la acción erosiva del agua en escurri-
(0.3 m) con una pendiente entre I a l0 y I a 15. El agua circula de un tanque a otro
miento y pueden erosionarse severamente con velocidades tan bajas como 2 o 3
por un vertedor y orificio y los peces generalmente viajan hacia aguas arriba por los pies/s (0.6 a 1.0 m/s). Los estudios con modelos de lecho móvil con grava, arena y
orificios. Las escalas para peces no son económicas para ser utilizadas en presas de carbón en polvo para simular al material del lecho del río, pueden utilizarse para pre-
más de 100 pies de altura (30 m). Para estos casos, los peces generalmente se llevan decir valores de distribución de la velocidad y las formas de deslave en el prototipo.
por medios mecánicos hacia aguas arriba empleando cable-vías o camiones-pipa.
Sin embargo, los modelos hidráulicos ordinarios, no reproducen los efectos que de-
Los pececillos que emigran hacia el mar deben protegerse de las turbinas y verte-
penden de la tensión superficial, tales como el aprisionamiento del aire y la forma-
dores en obras de cargas altas. Cuando la carga es menor de l5 pies (5 m), los peces
.iOn ¿. espuma, ni reproducen efectos de presión como el de la cavitación. Los mo-
pueden pasar por las turbinas y vertedores con una mortalidad muy baja. Se usan va-
delos especiales cubieitos de crisial en los cuales puede reducirse la presión por abajo
rios tipos de pantallas y lumbreras para desviar a los peces hacia un paso que pueda
de la atmos,férica, se emplean para estudiar la cavitación." La efectividad de los di-
ser un tubo a presión corto por el que atraviesan la instalación los peces, hacia aguas
v€rsos dispositivos disipádores de energia, también puede ser estimada por medio de
abajo, o bien, se puede pasar a los peces hacia un tanque del que son después sacados
pruebas en modelos hidráulicos.
para su transporte en pipas. En épocas de fuertes derrames, especialmente por verte-
dores de cresta libre, el agua puede supersaturarse especialmente con nitrógeno y

rs E. M. Dawley y W. J. Ebel, Effect of Various Concentrations of Dissolved Atmospheric Gas on Juve-


"177-796, Northwest Fishe'
'ó Charles W. Thomas, Discharge Coefhcients for Gates and Valves, ASCE Proc. Paper 746, julio, nile Chinook Salmon and Stecl Head Trout, Fishery Bul., Vol. 73, No.4, págs.
1 955.
¡? ries Center. National Marine Fisheries Service, Seattle, Wash.' 1975'
R. Banys y K.R. Leonardson, Fishways at Dams, sec. 23 en C.V. Davis y K.E.
"Handbook of Applied Hydraulics," 3a. Ed. McGraw-Hill, New York, 1969.
Sorensen (Eds.)
', J. E. Warnock, Hydraulic Similitude, Cap. 2 en H. Rouse (Ed.) "Engineering Hydraulics", Wiley'
New York, 1950.
2IIÓ INOUNItsRIA I)H I,OS RL:CURSOS HIDRAUT.ICOS OBRAS DT] T1X('I]I)IlN('IAS, COMPIJERTAS Y ORRAS DIITOMA O ..281
9-2tl El s¡lto hldráulico La expresión2o para el salto hidráulico en un conducto hori- un diseño con h' : l0 pies. Considérese un tirante de salida del agua rgual a lz en
zontal de sección transversal rectangular es todos los casos.
Para h: 2 pies, el gasto por pie de cresta es:
!z- -+ .(t; *":"1 (e-8)
l:B t.tu x 23t2 - 8.9 piesj/s/pie
crn donde !t! lzson los tirantes antes y después del salto, respectivarnente, y z¡ es la
vclocidad media del agua antes del salto. El tirante aproximado del escurrirniento y, Por lo tanto, la ecuación de la energía da
g.g2
Línea de energía
2 + N: ), -l- 6f¡*

i00

É80
E
oÁn
.9--
E
840
!
Fig. 9-29 Diagrama para el Ejemplo ilr¡strativo 9-3. .o 20
c
Fig.9-30 Relación entre el porcentaje de pérdida de ener-
cn el pie de un vertedor (Fig. 9-29) puede calcularse aplicando la ecuación de energía
80 .05 .10 .15 .20 .25 .30
giay hlH¿para la condición de salto hidráulico abajo del
hlHa
vertedor de la Fig. 9-29.
a lo largo de una línea de corriente entre el punto I
sobre la superficie del vaso y el
punto B en el pie del vertedor. Despreciando la fricción y la velocidad de llegada, la
ecuación de energía es Tabla Pérdida de energía en el salto hidráulico, para el vertedor de la Fig. 9-29

V? a
1/Z vi AE
Hd+h:rr* i (e-e) h,
n' !t' !2, v7' v2,
2s' 2g
E,, Er, LE,
El
pr€s C- pie'/pir piee pies pies/s pies,/s pies pies pies pies pies
La velocidad media del escurrimiento z¡ en la punta del vertedor ese/y,B. Susti-
2 ló 8.9 l7 5.27 51.9 1.7 41.83 0.04 42.O 5.3 36.7 0.87
tuyendo los valores dehy de Qenla ecuación de la energía pueden calcularse los va- 3. 0.
4 3.s0 28.0 0.53 9.33 s2.9 3.0 43.48 0.14 44.0 9.5 14.5 0.78
lores correspondientes de yry V1. La ecuación del salto hidráulico puede entonces
6 3.72 54.7 1.02 13.04 53.8 4.2 45.U0 0.27 46.0 13.3 32.7 0;71
utilizarse para calcular al tirante y2 después del salto. La energla disipada en el salto 8 3.90 88.3 t.62 16.52 54.6 5.3 46.41 0.44. 48.0 t7.0 31.0 0.65
es igual a la diferencia en energía específica antes y después del salto. La Fig. 9-30 10 4.02 t2'1.1 2.30 19.85 55.4 6.4 47.80 0.64 50. I 20.5 29.6 0.59
muestra una curva de la energía perdida como una función de hlHo. Esto muestra
que un salto hidráulico totalrnente formado abajo de un vertedor de cimacio, es par-
ticularmente efectivo como disipador de energía, en los casos donde i es pequeñá, en en la cual tt:0"17 pies yIl, :8.910.17:51.9 pies/s. El tirante después del salto
comparación con la altura del vertedor. está dado por la Ec. (9-8):
o.t1-L!lo.t72 +
2 x 51.92 x 0.17\r/2 _
:5'27Pies
!2- , rl A- 3n -l
Ejemplo ilustrativo 9-3 Calcular la pérdida de energia en el salto al pie del verte-
dor de la Fig. 9-29 para valores de ñ de 2 a l0 pies. Tomar cn dela Fig. 9-2para
por tanto, Vz = 8.9/5.27 = 1.69 pies/s. La energía especlfica es / + In/2s.
En consecuencia.

ffi :o,.,lb'pie/lb
Energía antes del salto:0.17 +
"' Esta expresión se deriva del principio del impulso-movimiento. La derivación, tanto como el procedi-
miento de maniobra de seccioncs no rectangulares, puede encontrarse en los textos elementales de Me-
crinica de Fluidos. Energía después del salto :5.27 .#:5.3 lb'pie/lb
-ll'li lN(;llNIliRlA l)E l.OS RtiCURSOS HtDRAUt.tCOS OBRAS DTi EX('I]¡)I]NC¡AS. COMPUb;RTAS Y OIIRAS I)IJ'I'OMA O ". 2II9

La pérdida de energía en el salto es 42.0 5.3 = 36.7 lb piellb y el porcentaje de


pérdida de energla LEIE I es 36.7 /42.0 -= 87 .4 por ciento. En la Tabla 9-2 se da
un resumen de los cálculos para otros tirantes sobre el vertedor. \€ 20
fo@E ts
'Él ¡o
8E
Para que un salto hidráulico se forme, el escurrimiento debe estar abajo del tirante oC
c!
,.ritico (Sec. l0-3). Esta condición se satisface en casi todos los casos donde hay un g,F
Fig. 9-32 Tirante conjugado superior y tirante a
i:
neligro potencial de erosiones. La localización y carácter del salto dependen de la ele- 0 20 40 60 80 100
la salida, en relación con el gasto del vertedor dc
G¡6ro {p¡es¡/seg/p¡€ de cresta vsrtedora)
vación delagua a la salida (Fig. 9-31). Para que el salto se forme al pie de la presa,la la Fig. 9-29.
elevación del agua a la salida, debe coincidir con el tirante conjugado superior. Si la
elevación del agua a la salida es menor que el tirante conjugado superior, el escurri-
miento continuará por abajo del tirante crítico, durante cierta distancia aguas abajo I abajo y puede calcularse con estimaciones hidráulicas (Cap. 10) o por aforos (Cap.
del pie de la presa (Fig. 9-31á). Debido a la pérdida de energía por fricción, el tirante 2). Para cualquier situación, hay cinco posibles casos que se basan en la localización
I de la curva del tirante conjugado superior con respecto a la calibración del agua a la
del gasto de escurrimiento aumentará gradualmente hasta un tirantey'l Que es conju-
gado con el tirante a la salida. En ese punto se producirá el salto hidráulico. Cuando I salida. EstoS casos son:
t
*
I
l. El tirante conjugado superior y el tirante a la salida coinciden en todos los gastós
de escurrimiento.
I 2. El tirante conjugado superior está siempre abajo del ti¡ante a la salida.
I 3. El tirante conjugado superior está siempre arriba del agua a la salida.
¡
4. El tirante conjugado superior está arriba del tirante a la salida con escurrimientos
bajos y abajo con escurrimientos altos.
5. El tirante conjugado superior está abajo del tirante de salida con escurrimientos
(¿) T¡ranr€ a la salida coincidonte con sl tirante conju-
gado t/, qur qu$ qu€ rl$lto h¡drául¡co s lomr al pic bajos y arriba con escurrimientos altos (como en la Fig. 9-32).
del va¡fedor

9-29 Protección contra la erosión, abajo de vertedores de crest¡ libre El mejor método
para la disipación de la energía en cualquier presa depende de cualquiera de los cinco
casos anotados en la Sec. 9-28, que puedan presentarse.2' Los trabajos representati-
vos de los tipos de disipación de energía, se ilustran en la Fig. 9-33.
fói Tirante a la sal¡da m€nor qu€ 6l t¡ranto coniugado
Ctase I Si el tirante conjugado superior y el tirante del agua a la salida siempre coin-
y2 paro meyd quc 6l iirantü crltico

ciden, se formará un salto hidráulico en el pie del vertedor con todos los valores del
gasto. En esta situación, un simple delantal de concreto (Fig. 9-33¿) debe proporcio'
nar protección adecuada. Con el flrn de conseguir la formación de un salto perfecto,
Fig.9-31 Efecto del tirante del agua a la sa- los muros conductores22 se necesitan generalmente en el paramento de aguas abajO
lida sobre las caracteristicas y localización del vertedor y a los lados del tanque o depósito para el salto con el objeto de confinar
(c) funb r lr slb! myü quc al t¡r8nta cdr¡ug[do y2
del salto hidráulico. a la corriente escurriendo. Las condiciones de la Clase I raramente se encuentran y la
protección contra la erosión para los otros casos se consigue usualmente, si se modi-
fican las condiciones del escurrimiento para crear condiciones de la Clase I tan apro-
- i tirante a la salida es mayor que el tirante conjugado superior (Fig. 9-3lc) el salto se
ximadamente como sea posible.
:roducirá aguas arriba del pie y puede quedar completamente sumergido.
Las medidas necesarias para controlar la erosión y disipar la energíá del escurri-
rtliento en el vertedor, dependen de la relación entre el tirante conjügado superior zr J. N. Bradley y A. J. Peterka, Six Papers on the Hydraulic Dcsign of Stilling Basins. J. Hydraullcs
¿y Div. ASCE, Vol. E3, Papers lzt0l-1406, octubre 1957, "Hydraulic Design of Stilling Basins and Encrgy
tri tirante del agua a la salida. La Fig. 9-32 muestra datos del tirante conjugado supe-
Dissipators." tl.S. Bureau of Reclamation Eng. Monograph 25, julio, 1963.
rior tomados de la Tablag-2 y puestos en relación con los gastos correspondientes. 22
D. B, Gumensky, Design of side Walls in Chutes and Spillways, Trons. ASCE, Vol. I 19' Págs. 335'
I-a curva de gastos del agua a la salida depende de las condiciones del canal aguas 372, 1954.
290 lN(;llNtliRtA l)tl t.()S Rt1(.t,RS()fi Hil)RAUt.t(.OS
{ ( )lll(AS lf l; l;\('l;l)lrN('lA:i, ('()MlttllrR l AS Y ()llltAS I)li 'l'()MA () .. 291

Gssto de baio n¡vel G¿sto de alto niv€l


¡rtc tlc lit nrrtnr;1. l'rrrlc rlcl rnutcrial crosionado puede cntrar al dcntcllón en donde,
¡ror lrt ttr:cidrtt rlc r¡r sc¡r,rtrtrlo rcnrolino, puede causar una severa abrasión.tt Un dentc-
lk'trr tlct¡l¡rrhr (lrrg t) 1.1¿) pcrrnitirá cl escape del material cogido en el mismo. Si la

MM
t:¿rrg¡r tlt' ¡rt{u¡r ¡r l¡¡ slrlitl¡r cs muy pequeña, la lámina de agua pasará del dentellón y
/a,/ Delantal hor¡zontal t'¡rcui rrr rl¡rr\r ¡r l¡r corricrrtc a cierta distancia aguas abajo del dentellón.

f 'lu¡¡ | ( 'u¡urrlo cl lirrrntc conjugado siempre esté por arriba de la carga de agua a la
r¡rlrrl¡r, unir ¡rrqs¡r sccundaria puede construirse abajo de la presa principal para au-
nrort¡u lr irltrrr:r r1c la carga del agua a la salida y hacer que se forme un salto en el pie
rlc lir ¡rlcsir prirrcipal (Fig. 9-33d). Con el objeto de tencr un buen salto, con todos los
lól Oelantal ¡nclinado vrrkrrcs tlcl escurrimiento, puede ser necesario poner un delantal inclinado entre las
prcs:rs principal y secundaria. Otro método para aumentar la carga a la salida es, ex-
c¿rv¿rr un tanque de reposo o amortiguación aguas abajo del vertedor. El fondo de este
tlnque puede estar inclinado para asegurar que se tenga un salto con todos los valo-
rcs del escurrirniento.
Si el lecho de la corriente es de roca sólida, un delantal en contrapendiente puede
pr<rporcionar protección satisfactoria olanzará al agua que pase por él a una distan-
lc) Cube¡a cil scgura cn la corriente abajo de la presa. Si el vertedor es bajo y la carga de agua a
l;r srrlitllr cs t:rnrhión suficiente para que se forme un salto, se pueden usar los deflecto-
rcs l)irr¡r tlisiprrr la cnergla. Los deflectores (Fig.9-34) no son adaptables donde las
vckrcid¡rtlcs muy altas hacen probable la cavitación. Además, estos deflectores deben
discñarsc para resistir el impacto del hielo y de otras basuras o desechos flotantes. La
Fig. 9-33 Obras típicas de protec_ localización, forma, tamaño y espaciamiento de los deflectores se determina mejor
ción contra deslaves. por medio de modelos.
Si el tirante para un gasto determinado que pasa sobre un vertedor disminuye, el
tirante conjugado superior disminuirá. Por tanto, para la Clase 3 una solución con-
sistirá en distribuir el escurrimiento en una anchura mayor. Esto puede conseguirse
haciendo una cresta del vertedor de mayor longitud o construyendo la porción más
baja del vertedor con una superltcie alabeada con pendiente hacia abajo desde su
línea de centro longitudinal.
Fig. 9-34 Tipos de estructuras amorti_
guadoras.
{ó)
Clase 4 Este caso ocurre en donde el tirante del agua a la salida no es suficiente para
que se produzca el salto con pequeños escurrimientos y es demasiado grande durante
clase 2 si el tirante conjugado superior siempre está escurrimientos grandes. Una presa secundaria o deflector que aumentará suhciente-
abajo del tirante del agua a la
salida, el salto quedará ahogado por esa mente el tirante del agua a la salida con escurrimientos pequeños puede combinarse
de salida y poca energía se
disipará. El agua puede continuar con gran ""rga "guu "i"
velocid-a¿ l. l"ig" con un delantal en contrapendiente para proporcionar un salto satisfactorio con gas-
ael fondo o cauce
por un considerabre tramo. un método de resolver " tos altos. Si la velocidad del agua no es muy grande, las pilas deflectr¡ras pueden
er problelma de la clase 2, es
construir un delantal inclinado (Fig. 9-33á) arriba usarse para amortiguar el escurrimiento.
del nivel del lecho de la corriente.
l-a pendiente del delantal puede seital que las
condiciones adecuadas para el salto se
presentan en cierto punto sobre el delantal Clasc 5 Este caso necesita que el tirante del agua a la salida sea lo suficientemente au-
con todos los valores del escurrimiento.
[Jna segunda solución es usar un delantal con su dentellón mentado para que forme un salto con escurrimientos grandes. Usualmente esto
hacia arriba (Fig. 9_33c) puede conseguirse, por medio de una presa secundaria o con un tanque de reposo.
que desvía el escurrimiento hacia arriba a
través de la carga á" ugu" a la salida.
Aguas abajo de este dentellón se formará un remolino
que teiaeia a mover el mate_
rial erosionado del lecho hacia la presa, evitando asl que 23 Kenneth
Keener, spillway Erosion at Grand cot¡lce, Eng. News Record,yol. 133, págs.95-101, julio
rtuy" un" r"ria erosión en el
13, t944.
292 trNCENIERIA DE tOS RECURSOS HIDRAULICOS OBRAS DE EXCEDENCIAS, COMPUERTAS Y OBRAS DE TOMA O .., 293

9-30 Protección contra la erosión abajo de otros tipos de vertedores y de desfogues Las 9-2 El agua pasa por un vertedor de cimacio (C" = 3.8) con una longitud de cresta dc 20 pies y con una
cinco condiciones hidráulicas analizadas en la Sec. 9-29, pueden presentaise abajo curga de 6 pies. Aguas arriba del vertedor en donde está medida la carga, la sección de escurrimiento es
de cualquier tipo de vertedor o conducto de desfogue, y el control de la erosión pueáe aproximadamente un rectángulo de l5 pies de altura y anchura de 40 pies. Al calcular el gasto ¿qué por-
centaje de error se introduce, si se omite la velocidad de llegada? Despréciense las contracciones laterales.
lograrse con cualquiera de los métodos descritos.-En de vertedores con üpida 9-3 CalcúleseelgastodeunvertedordecimacioconCn:l.9ycargadel.5m.Lalongituddelvertedores
"i ""ro
de vertedores de canal lateral y de vertedores de pozo, el punto de la descarga con dc 60 m y su cresta está 3 m arriba de un canal de llegada que tiene una anchura de 60 m.
frecuencia queda lo suficientemente distante de la presa, formu que la protección 9-4 Un vertedor de cimacio con longitud 16 pies está diseñado de acuerdo con las Figs. 9-lc y 9-2 pan
únicamente es necesaria para la obra de vertedor en sí. En"nmuchos casos, un pnsrrr 420 pies'/s cuando aguas arriba del vertedor la elevación de la superficie del agua es de 23.0 pies. El
tanque
de amortiguamiento en el extremo de la descarga del vertedor o un dentellón que fi¡ndo del vaso es horizontal y a la elevación de 0.0 pies aguas arriba del vertedor. Calcular el gasto cuando
tguas arriba del vertedor, la elevación de la superficie del agua es de 21.5 pies. Considérese que no hay
mande el agua a la corriente a cierta distancia desde el final del mismo será suficiente.
contracciones laterales y despréciese la velocidad de llegada.
El vertedor con salto de esquí que se ha usado mucho en Europa, dirige el agua en 9-5 Una presa tíene un vertedor de sifón cuya sección transversal tiene 1.2 m de altura y 3 m de anchura.
una
trayectoria que desintegra parcialmente al chorro y lo pone en el lecho de lá corriente l-a elevación del agua a la salida, con el gasto de diseño está 2.5 m abajo del extremo superior del sifón y la
a unos cientos o más de pies aguas abajo del pie de la presa. elevación del agua arriba está 6 pies encima del extremo superior citado. Considerando un coeficiente de
I as descargas por los conductos de desfogue, generalminte son pequeñas compa- descarga igual a 0.9, ¿cuál será la capacidad del sifón? ¿Qué carga scría necesaria en un vertcdor de cima-
:
cio (C, 2. I 5) con 3 m de longitud para que descargue este gasto? ¿Qué longitud de vertedor de cimacio se
radas con las de los vertedores de las obras de excedencia y las m"¿i¿l"s puru p.ot.- necesitaría para descargar el mismo gasto que el sifón con una carga de 0.ó m en la cresta del vertedor?
gerse de la erosión son menos importantes. Con frecuencia el chorro
de un conducto 9-ó Encontrar el valor de la fuerza ejercida por el agua que pasa sobte la sección l8de la Fig.9-12, si la
de desfogue se deja que caiga a una cámara de amortiguación. otra solución, carga es de l0 pies y Cn:3.9.
es
distribuir el chorro por medio de un deflector en la saüdá o mediante el uso de una 9-7 El agua pasa sobre la sección de cimacio de una presa baja de derivación con 5 pies de altura y con un
válvula de Howell-Bunger. El diseño de los conductos de desfogue de la Fig. 9-2gd valor de l5 pless/s por pie de longitud del vertedor. El coeficientc del vcrtcdor es de 3.ó y el tirante a la sa-
lida (Fig. 9-31á) es de 3.0 pies. Encontrar la fuerza neta en la dirección horizontal que el agua ejerce sobrc
utiliza las obras de disipación de energía del vertedor principai. una longitud de 20 pies de este vertedor.
En las presas de arco, con vertedores de cresta libr€, la nup" g"n"r"lmente está 9-8 ¿Cuál es la fuerza total ejercida contra la losa de un vcrtedor con canal de descarga si la losa está cur-
li-
bre en la presa y puede usarse una cámara de amortiguación profunda para absorber vada con un radio de 20 pies y tiene un ángulo inscrito de 4Oo tangente a la horizontal en su extremo de
la energía del escurrimiento que sa vierte aguas abajo y a una rápida o canal de descarga recto, cn su extrcmo superior? El vertedor tiene una
anchura de 30 pies, el gasto de descarga es de 3 000 pies3/s y el tirantc del agua en la arista de aguas arriba
de la losa, es de 2 pies.
BIBLIOGRAFIA 9-9 Un vertedor tiene tablones instalados en paneles de 12 pies dc longitud. Cada panel está apoyado por
dos piezas de tubo de I 14 plg (1.05 plg DE, 0.824 plg DI) fijos en sockets sobte la cresta del vertedor. El
punto cedente del acero en los tubos es a la tensión de 35 0(X) lb/plg'z¿Qué altura de los tablones pudiera
American society of civil Engineers, committec on Hydraulic mantenerse en su sitio sin que haya escurrimiento sobre su parte superior? ¿Cuál serla el tirante del escurri-
structures: Bibliography on the Hydraulic
Design of Spillways, J. Hydraulics Dív., ASCE, Vol.
89, págs. ll7_139, j;il"o-'lSO¡. miento por arriba que causara falla, si los tabloncs tuvieran una altura de I pie?
Bradley, J' N., y A.J. peterka: The Hydrauric Design 9- l(l Sc proponc utilizar tablones en una prcsa pequeña, pero deben fallar con una carga de 3 pies arriba
l40l-140ó, octubre, 1957.
of stilini ñasins,./. iyfr*ti6 Div., ASCE,papers
dc l¡r crestu del vertedor. Si los tabloncs tienen 2 pies de altura y cada panel de 8 pies está apoyado por dos
Brater, E.F., y H. W. King: ..Handbook of Hydraulics,,' tubos, ¿quó tamaño de tubo (punto cedente 35 0m ld/plfl debe scleccionarse?
óa Ed., McGraw_Hill, New york, 1976.
Chow, Ven Te: "Open-channel-Hydraulicr,".ú"pr. 14, 15,
16, McG¡aw-Hill, N"* Vo.t-,-ibió.'-' 9-ll Trazarelperfil deunconductocircularconentradaabocinadadiseñadodeacuerdoconlaEc.(9-5)
"Dams and contror works," u.s. Bureau of Recramation,
washington, o.b., rss¿, y con D:6 pies.
Davis, calvin v., y K.E. sorenson (Eds.): "Handbook 9-12 El vertedor con canal de descarga del Prob. 9-8 termina en una elevación de 20 pies arriba del cauce
of Appricd Hyd'raulics,"-3a Ed., caps. 20,2r,22,
McGraw-Hill, New York, l9ó9. en el cual se vacla o descarga. ¿A qué distancia del extremo del canal de descarga tocará el agua al cauce?
"Design of small Dams," u.s. Burcau of Reclamation,2a 9-13 Una compuerta de deslizamiento dc 2 por 3 m pesa en flotación 327 000 N. Si el coeñbiente de fric-
EA., washington, D.c., 1974.
Elevatorski, Edward A.: "Hydraulic Fnergy Dissipators," ción entre la compuerta y su asiento es de 0.3 y la carga sobre ella es dc 40 m. ¿Qué fuerza de levante se ne-
McGraw-HilI, New york, 1959.
Ippen, A.T.: channel Transitions and conirols, cap. g en cesita para mover esta compuerta?
Hunter Rouse (Ed.), ..Engineering Hydrau-
lics," págs. 49658E, Wiley, New york, 1950. 9-14 Un salto hidráulico se forma en un conducto rectangular de l0 pies. El tirante del agua cambia desdé
[lupo' n. T., J. w. Daily y F.G. Hammitt: "caviration," McGraw-Hilr, New york, 1970.
"Nomenclature for Hydrauiics." Manual and Reports
3 pies antes del salto hasta 5.2 pies después del mismo. Calcular el valor del gasto.
on Engineering practive 43, American Society of 9-15 Calcular la pérdida de energía en un salto hidráulico al pie de un vertedo¡ de cimacio de 75 pies de al-
vil Engineers, New Hork, 1962. Ci-
tura con una carga de l2 pies y con C.:4.0. ¿Cuál será la pérdida en caballos de fuerza?
9-16 Para la situación descrita en el Prob.9-7 calcúlese la perdida de carga y la pérdida de caballaje.
PROBLEMAS 9-17 El agua que pasa con una velocidad de 25 pies/s por un delantal horizontal de concreto con un ti-
rante de 0.25 pies, choca con un delantal de concreto en contrapendiente dc altura de ó pies. Este delantal
desvia al agua con un ángulo de 350. Calcular el valor de la fuerza horizontal que se ejerce por el agua so-
9-I Trácese el perfil de un vertedor quc siga al discño mostrado en la Fig. g- t c. gl vcrtedor dcbe tener una bre el delantal por pie de anchura del mismo.
longitud de 100 pies y el gasto de discño es de 4 500 piesr/s. Considércse que éste sea 9-18 El agua pasa sobre una srcción de cimacio (Fig. 9-29). Los tirantes del agua aguas arriba y aguas
el vertcdor para la
presa del Prob. 8-2 y compárense las dos secciones. abajo son respectivam€nte de 4.0 y de 0.6 m.
¿Qué cantidad costarla un proyecto de voladizo sobre
csta presa? (a) calcular la fuerza horizontal ejercida por el agua por metro de longitud de vertedor.
/á/ calcular la altura aproximada de la sección vertedora. Despreciar pérdida de carga.