Sie sind auf Seite 1von 2

Para ofrecer una atención pertinente y oportuna a estas necesidades y

demandas del contexto, el psicólogo educativo debe actuar bajo los


lineamientos de la ley que regula su acción en nuestro país (ley 1090 del
2006) y las demás leyes que tienen que ver con su actuación reconociendo
que, el trabajo aislado desde las oficinas o consultorios es insuficiente para
abordar la complejidad de las

 s de intervención escolar en las necesidades educativas diversas y de


las alteraciones en el desarrollo madurativo, educativo y social de los
estudiantes.

 Mejoramiento del clima escolar y la convivencia: que involucra la


promoción de valores, la prevención e intervención de problemas de
aula, clima, disciplina y violencia escolar.

 Orientación Vocacional - profesional - laboral: referida a la orientación


de los estudiantes, en relación a sus inclinaciones vocacionales y la
toma de decisiones vocacionales, la asesoría profesional y ocupacional.

 Mejoramiento del acto educativo, que incluye las relaciones


pedagógico-curriculares, lo que implica apoyo en la orientación escolar
y acciones de asesoría, tutoría y consultoría a la comunidad educativa
sobre problemáticas educacionales y psicoeducativas.

Para ofrecer una atención pertinente y oportuna a estas necesidades y


demandas del contexto, el psicólogo educativo debe actuar bajo los
lineamientos de la ley que regula su acción en nuestro país (ley 1090 del
2006) y las demás leyes que tienen que ver con su actuación reconociendo
que, el trabajo aislado desde las oficinas o consultorios es insuficiente para
abordar la complejidad de las problemáticas actuales. En los escenarios
educativos en general y, en los escenarios escolares, en particular, el
psicólogo educativo integra y configura los diferentes sistemas que i
e la psicología educativa tiene como objeto de estudio los procesos de
enseñanza aprendizaje en escenarios educativos, sean estos de carácter
formal, informal y de educación para el desarrollo humano y el trabajo;
teniendo presente la interacción permanente entre los saberes de la
psicología y los saberes de la educación, así mismo las variables de
naturaleza psicológica que intervienen en el proceso educativo, las
variables neurocognitivas y socioculturales implicadas en dichos procesos.
Las variables de naturaleza psicológica que intervienen en el proceso
educativo, y las variables que hacen referencia al comportamiento que se
pretende instaurar y/o modificar.