Sie sind auf Seite 1von 3

PONTIFICA UNIVERSIDAD JAVERIANA

DOCENTE: Cecilia Tereza Lopez


ESTUDIANTE: Steffany vanin
BOGOTÁ 4 DE SEPTIEMBRE DEL 2019

RESUMEN INNOVATIONS IN HOSPITAL ARCHITECTURE


Stephen Verdeber
El libro se centra en las innovaciones que han surgido en los últimos años en la arquitectura
hospitalaria y en especial en la importancia que tiene el sitio, el lugar, el paisaje y la naturaleza en
estas innovaciones, el libro comienza explicando la trascendencia de la sostenibilidad y los retos para
conseguir bienestar y salud ecológica. En un principio explica que el concepto de sostenibilidad no
solo se limita al cuidado del ambiente o de los recursos naturales sino que requiere de una visión
holística que puede incluir desde factores económicos hasta conceptos como comunidad, psicología
y salud, trabajo significativo, apertura intelectual, sentidos históricos, culturales, artísticos y de
diversidad; Verdeber explica que la arquitectura para la salud debe incursionar en estos campos ya
que puede resultar beneficioso para los pacientes, así mismo estos centros de salud deben demostrar
que el núcleo de la salud humana reside en la salud ecológica “un hospital no debe causar daño
humano ni ecológico y no debe actuar como una isla”.
El autor explica que pocos son los hospitales que toman en cuenta la administración ambiental y los
aspectos de la comunidad y lo local, muchas veces debido a las presiones operativas y económicas
diarias esto producen que las clínicas actúen sobre su propio interés sin tener en cuenta los benéficos
que se pueden dar al tener un espacio o equipamiento que se relacione con la comunidad donde
primero, se incrementa la cohesividad social de la comunidad y la salud física y segundo, se llegue a
incrementar el bienestar ecológico de la comunidad.
Vederber explica que un hospital debe contribuir al sentido de lugar en la comunidad para autodefinir
su propia identidad sino sucede esto es muy difícil que se generen cualidades cohesivas, culturales y
de identidad cívica en el equipamiento, lo que suele suceder con frecuencia ya que los hospitales por
lo general se expanden en nuevas comunidades y construyen edificios genéricos tanto así que aparece
el concepto de “anywhere- anyplace” lo que significa que los hospitales en la actualidad se construyen
como si hubiera un molde o modelo predeterminado y se convierten en una especie de cadena de
mercado que no contribuye a la comunidad. Debido a lo anterior se disuelve el concepto de civismo,
sostenibilidad, administración lo que lleva a una falta de lugar “placelessness”.
El autor sostiene que el estar en contacto con la comunidad y lo local significa tener un balance entre
las tradiciones locales vernáculas y los imperativos tecnológicos no locales, además de que en estos
lugares de comunidad se debe procurar promover la ecología y la salud humana para lograr una
expresión estética única y así el hospital puede llegar a ser una intervención terapéutica desde la
comunidad y sus alrededores hasta los pacientes internados.
El autor da a conocer un hospital en donde el edifico se puede adaptar al contexto debido a el concepto
IFD (industrializable, flexible y desmontable) en donde es posible extraer o incluir nuevas funciones
al edificio dependiendo de los cambios en el contexto y en las necesidades de la comunidad. Por otro
lado, en el libro se da a entender que para que la arquitectura esté relacionada con el contexto no es
una cuestión de mímica al sitio o a su superficie sino de expresar el espíritu del lugar y del paisaje.
El libro da énfasis en la relación del hombre con la naturaleza y el ambiente lo que se cono ce como
biofilia, este concepto puede implementarse en el diseño como diseño biofilico que se describe como
la expresión de la preferencia humana de estar envueltos de naturaleza y se puede dar de dos formas:
indirecta y directa.
La biofilia se da de forma directa con atributos sostenibles de la naturaleza no construidos por el
humano tal como sería la luz natural, las plantas, los hábitats naturales y los ecosistemas también
dentro de estos se podría incluir los sonidos, los olores, el viento, el clima, el agua, la vegetación y
las especies animales.
Cuando la biofilia se da de forma indirecta se requiere un envolvimiento humano y manejo de la
naturaleza como con los patios, en jardines con cuidado de plantas y árboles, con relaciones
simbólicas en murales, pintura o imágenes proyectadas en el hospital que reflejan la tensión entre la
naturaleza y la arquitectura.
El Feldkrich State Hospital de Erich Gutmorghe refleja las curvas de la tierra y su topografía y cuenta
con que vidrios curvilíneos que permiten que el lobby se ilumine con luz natural, el edifico se
encuentra embebido en el sitio y es una muestra de cómo un edificio hospitalario puede tener simpatía
con lo natural.
En el libro también se habla de la relación entre el sitio, el paisaje y la arquitectura para el cuidado de
la salud y que esta requiere de un cambio de enfoque sobre la demarcación del interior y el exterior
esto se conoce como “theraserialization” ya que para el autor esas barreras son contra terapéuticas
por esa razón el libro da a conocer estrategias para derribar esas limitantes entre el entorno natural y
el hospital estas son:

 El agua
 Paisajismo de techo
 Sustitutos
 Jardines terapéuticos
 Transparencias
El autor le da una gran importancia al agua en la arquitectura hospitalaria y explica que esta es el
reflejo de higiene, estética, espiritualidad y sustento de vida además de que tiene propiedades que dan
calma por su movimiento y sonido, tanto así que el sonido del agua es análogo a la música y provee
oportunidades de contemplación.
Los hospitales han incorporado el agua en sus campus o en el lobby por razones visuales, estéticas y
auditivas produciendo que en los hospitales se generen espacios de serenidad, espiritualidad y lugares
contemplativos.
En el Legacy Samon Creek medical center se usan las reservas de agua para reducir el mantenimiento
de plantas y jardines ya que se disminuye la necesidad de aplicar químicos fertilizantes y herbicidas
a estos jardines en donde se pueden incluir plantas indígenas y de la región para crear un ambiente
para curar.
Se conoce que un ambiente para curar requiere de luz natural, ventilación natural y un sistema pasivo
de entretenimiento en tono con los usuarios donde los microclimas son una prioridad además el
hospital debe ser visualmente sorprendente puede tener colores vibrantes, elementos de agua,
hidroterapia, piscinas y gimnasios incluso camas que permitan a los pacientes salir al exterior a los
jardines y así recibir terapias en espacios abiertos teniendo en cuenta lo terapéutico del agua.
De igual forma en el texto habla sobre los jardines terapéuticos y explica que los hospitales pueden
ser lugares muy estresantes entonces se puede aprovechar las capacidades terapéuticas de la
naturaleza para así poder mejorar el resultado en la salud.
El autor cuenta que en 1945 ninguno o muy pocos hospitales dejaban que los pacientes y el propio
edifico tuviera contacto con la naturaleza, es decir no existía esa experiencia hospitalaria ya que
muchos parecían fábricas donde el aire acondicionado remplazaba la ventilación natural y los
espacios solo buscaban la funcionalidad y la eficiencia, pero desde los años 90 se cambió de
concepción y se empezaron a generar espacios en los hospitales con naturaleza principalmente en el
lobby y en el campus y se transformaron en espacios cívicos.
Los healing garden surgen y se describen como lugares exteriores que están diseñados para la
interacción con el paciente terapéuticamente estos no pueden curar, pero pueden traer beneficios
como disminuir el estrés es decir el cuerpo obtiene un balance psicológico y ayuda a los pacientes a
reunir sus propios recursos internos para sanar y a los que tiene condiciones médicas incurables a
luchar. En estos espacios se pueden dar terapias físicas y terapia hortícola además que no solo es un
espacio para los pacientes sino para los médicos y trabajadores ya que les sirve como un lugar para
relajarse al igual que a los visitantes.
Este lugar pretende generar distracciones positivas y pueden traer cualidades como familiaridad,
silencio y confort.