Sie sind auf Seite 1von 7

TALLER #1

1- La Neurona y sus partes. Definición y funciones

 El cuerpo celular o soma. Es considerada la parte principal. En ella se


encuentran todos los componentes necesarios de la célula, como el núcleo (que
contiene el ADN), el retículo endoplasmático, los ribososomas (para construir
proteínas) y la mitocondria (para crear energía). Si la célula del cuerpo muere,
también fallece la neurona completa.
 El axón. Es la parte más larga de la neurona. Su apariencia es similar a la de un
cable. Comienza en la célula y transmite el mensaje electroquímico (el impulso o
potencial de acción) que contiene la información. Dependiendo del tipo de
neurona, los axones pueden estar cubiertos por una delgada capad e mielina,
como si fuera el aislante de un cable eléctrico. La mielina está formada por grasa y
proteína. Su función es ayudar a que la transmisión del impulso nervioso sea
veloz a lo largo del axón.
 Las dendritas: son prolongaciones que salen de distintas partes del soma y
tienen la función de recibir impulsos de otras neuronas y enviarlos hasta el soma.
Cada neurona tiene muchas dendritas que se dividen formando un sistema de
ramificaciones similar a un árbol.
 Nódulos de Ranvier: son a las interrupciones que ocurren a intervalos regulares a lo
largo del axón en la vaina de mielina que lo envuelve. Estos ínfimos espacios (un
micrómetro de longitud), exponen a la membrana del axón al líquido extracelular. Su
función es que los impulsos nerviosos se trasladen con mayor velocidad.
 Células de Schwann o neurolemocitos: son células gliales que se encuentran en el
sistema nervioso periférico que acompañan a las neuronas durante su crecimiento y
desarrollo. Recubren los axones) formando una vaina aislante de mielina.

 Vaina de Mielina: La mielina es una estructura formada por las membranas plasmáticas
que rodean a los axones. Se encuentra en el sistema nervioso de los vertebrados,
formando una capa gruesa alrededor de los axones su función es que permite la
transmisión de los impulsos nerviosos a distancias relativamente largas. Este
recubrimiento se conoce como vaina de mielina.

2- Describa las partes del sistema nervioso central. Señalar principales


funciones generales de cada una. Lectura crítica de las mismas.

Cerebro : Es el órgano más complejo del cuerpo. Parece ser que se compone de
100 mil millones de neuronas aproximadamente, que establecen innumerables
conexiones entre ellas. Este órgano utiliza un 20% del oxígeno que respiramos,
constituyendo un 2% de nuestro peso completo.

El cerebro suele dividirse en lóbulos: el lóbulo occipital, el parietal, el temporal y el


frontal. Los científicos han descubierto a lo largo de años de investigación que cada
uno de ellos se vincula con un grupo de funciones.

Sin embargo, no hay que olvidar que esto es muy general. Nuestras conductas
dependen más de circuitos distribuidos por el cerebro y grupos de neuronas que de
una porción cerebral localizada.

Los lóbulos cerebrales son:

– Lóbulo occipital: se encuentra en la parte posterior del cerebro, reciben la


información visual y la interpretan.

– Lóbulo parietal: están delante de los lóbulos occipitales. Se asocian con el


procesamiento de información sensorial (tacto, temperatura, dolor, gusto…) y la
percepción espacial.

– Lóbulo temporal: se sitúan a cada lado del cerebro, detrás de las orejas. Son
importantes para procesar la información auditiva, el lenguaje y la memoria.

– Lóbulo frontal: está en la parte frontal del cerebro. Participa en los movimientos
voluntarios y se coordina con otras partes del cerebro para el habla, organización y
planificación, memoria, etc.
SU FUNCION: El cerebro posee un papel central en la regulación de la mayoría de
las funciones corporales, coordinando una gran variedad de tareas. Va desde la
secreción de hormonas, el nivel de conciencia, los movimientos más sencillos, la
percepción de estímulos, las emociones, la creación de recuerdos, hasta el lenguaje
y los pensamientos.

Para realizar dichas funciones, el cerebro tiene ciertas áreas dedicadas a ellas. No
obstante, la mayoría de las funciones superiores como la resolución de problemas,
el lenguaje, el razonamiento o la planificación, requieren que distintas zonas del
cerebro trabajen en conjunto.

Podemos dividir las funciones cerebrales según cada lóbulo:

Lóbulo occipital: Contiene la corteza visual, el área que controla la percepción


visual. Proyecta la información a otras partes del cerebro para su identificación e
interpretación.

Lóbulo parietal: Integra información que proviene de los sentidos, como el tacto o
el gusto. Además, regula la percepción de la posición de las propias partes del
cuerpo, y la relación de uno mismo con respecto al espacio.

Es decir, es importante para la percepción espacial y la navegación. También se ha


encontrado que se relaciona con el reconocimiento de números y la realización de
cálculos matemáticos.

Lóbulo temporal: Procesa algunos aspectos del lenguaje, además de información


auditiva. Almacena memorias a largo plazo con la ayuda del hipocampo. Además,
es importante en el procesamiento visual complejo, como el reconocimiento de
rostros.

También contiene la amígdala, una estructura fundamental para memorizar y


desencadenar emociones (sobre todo negativas).

Lóbulo frontal: Se asocia con funciones complejas y elaboradas. Entre ellas están
la atención, la memoria de trabajo, la motivación, la planificación, autocontrol,
expresión del lenguaje y regulación emocional.

Por otra parte, hay estructuras fundamentales del cerebro que no se vinculan a un
lóbulo en concreto. Algunos ejemplos son:

Ganglios basales: Los ganglios basales, que se encuentran en el interior del


cerebro y controlan los movimientos voluntarios. También se vinculan con el
aprendizaje de secuencias motoras como aprender a tocar un instrumento o patinar.
Cerebelo: Es una estructura situada en la base del cerebro. Se asocia
tradicionalmente con el equilibrio y la coordinación.

Además, participa en el control motor fino y preciso, y la generación del tono


muscular. Sin embargo, se ha descubierto que participa en algunos tipos de
memoria, atención, habilidades espaciales y lenguaje.

Tálamo: Se encuentra en el centro del cerebro. Recibe información motora y


sensorial y la transmite a otras partes de la corteza cerebral. Se asocia con la
conciencia, el nivel de alerta y el sueño.

Hipotálamo: Está justo encima del tronco encefálico y se encarga de liberar


neurohormonas. Éstas sirven para regular la temperatura corporal, el hambre y la
sed.

Bulbo raquídeo: Se localiza debajo del cráneo, y desencadena muchas funciones


involuntarias como la respiración, el mantenimiento de la presión arterial, el
estornudo, o el vómito.

Médula espinal: Se trata de una estructura continua que va desde el cerebro,


comenzando en la base del cráneo, hasta el final de la columna vertebral.

Se conecta con una parte del cerebro llamada tronco cerebral, alojándose en el
canal espinal. De la médula salen las diferentes raíces nerviosas hacia los dos lados
del cuerpo. Así, se conecta con el sistema nervioso periférico que llega a las
articulaciones, músculos y piel.

La médula espinal transmite mensajes de ida y vuelta entre el cerebro y los nervios
periféricos. Por ejemplo, el cerebro puede dar órdenes motoras que viajan hacia la
columna y llegan a los músculos.

O bien, la información que llega de los sentidos puede desplazarse desde los tejidos
sensoriales (como la piel) hacia la médula espinal. Desde allí, llegará hasta el
cerebro.

También permite que demos respuestas motoras rápidas, como los reflejos, sin que
la información tenga que procesarse en el cerebro. Por ejemplo, cuando retiramos
rápido la mano de un objeto muy caliente.
SU FUNCION: Como ya se ha comentado, la médula espinal es la intermediaria
entre el cerebro y el sistema nervioso periférico. Es muy importante en la percepción
sensorial de las articulaciones, músculos y piel; además de controlar el movimiento.

La médula espinal puede dirigir movimientos sin la participación del cerebro, como
pasa con los reflejos o mientras caminamos.

Esta estructura puede coordinar todos los músculos necesarios para caminar,
interviniendo sólo el cerebro para iniciar o interrumpir el proceso. Al igual que
intervendría si aparecen imprevistos, como un objeto que impida avanzar.

Nervios craneales: Existen 12 pares de nervios craneales que salen directamente


desde el cerebro, pasando a través de los agujeros del cráneo. Sirven para
intercambiar información entre el cerebro y otras partes del cuerpo, sobre todo la
cabeza y el cuello.

De estos 12 pares, los ópticos, los olfativos y los terminales se consideran parte del
sistema nervioso central.

Los nervios ópticos se encuentran detrás de los ojos, y llevan información visual
desde la retina hasta el cerebro.

Los nervios olfativos, llevan mensajes de olor a la parte superior de la cavidad nasal,
que recibe el nombre de bulbo olfatorio. Éste transmite la información al cerebro.

Mientras que el papel de los nervios craneales terminales no se conoce con


exactitud. Algunos creen que es un vestigio o que participan en la producción de
feromonas.

3- PARALELO/ SISTEMA NERVIOSO SIMPATICO Y PARASIMPATICO

Sistema Nervioso Simpático Sistema Nervioso Parasimpático

La principal función del sistema nervioso Su función principal es controlar todos los
simpático es el de movilizar la respuesta del actos y funciones involuntarias del
cuerpo bajo circunstancias estresantes. organismo.
Provoca la dilatación de las pupilas. Provoca la constricción de las pupilas.

Aumenta la frecuencia cardiaca, por lo tanto, Disminuye el ritmo cardíaco, por lo tanto,
causa un aumento en la presión arterial. causa una caída en la presión arterial.

Estimula las glándulas suprarrenales y Aumenta la circulación de oxígeno a los


contrae los esfínteres. órganos no vitales y relaja el esfínter.

4-CUADRO CON LAS FUNCIONES DE LOS CUADROS CRANEALES

http://66.media.tumblr.com/tumblr_mblfl7Ux441ri2o31o1_1280.jpg