Sie sind auf Seite 1von 3

NOMBRE DEL CURSO:

Taller de entrenamiento en Mindfulness para prevenir el estrés

El mindfulness, o atención plena, es hoy en día la herramienta más utilizada y


con mejores resultados en la prevención del estrés, la ansiedad y la depresión,
en las universidades y centros de salud más prestigiosos tanto de Estados
Unidos como de Europa.

OBJETIVOS:
- Prevenir y reducir el estrés y la ansiedad, mediante el reconocimiento de los
factores causantes de esos estados, la observación de lo que sucede en el
cuerpo y en la respiración, el desarrollo de la capacidad de observar (sin
reaccionar) nuestros pensamientos como generadores de estrés añadido y el
aprendizaje de técnicas que nos faciliten el acceso a estados de relajación y
bienestar.

- Desarrollar la conciencia corporal, como vehículo para reconocer lo que me


sucede en el momento presente, a través de la observación y la aceptación
ecuánime de las sensaciones corporales, el aprendizaje del movimiento
consciente y de técnicas respiratorias, el desarrollo de la propiocepción y de la
receptividad a través de los sentidos.

- Promover el desarrollo de habilidades personales, como la capacidad de


atención y concentración, la gestión de las emociones, la capacidad de estar
presentes y de empatizar con los demás y el conocimiento de técnicas de
relajación.

¿En qué consiste?:

Se trata de una técnica que nos permite tomar conciencia de nuestra realidad,
brindándonos la posibilidad de trabajar conscientemente con nuestro estrés, ansiedad,
enfermedad, dolor o dificultades en nuestro trabajo o nuestra vida. Este tipo de atención
nos enseña a relacionarnos de forma directa con lo que ocurre aquí y ahora, en
nuestras vidas.

Se trata de una atención exenta de prejuicios: nos abrimos a la experiencia sensorial,


sin valorar ni rechazar nada. Además, la clave del mindfulness consiste en aceptar la
experiencia tal y como es, sin rechazarla: sea cual sea nuestra experiencia en ese
momento: malestar, enfado, contrariedad, no rechazamos esa experiencia, sino que
aceptamos que son aspectos que forman parte de la experiencia humana que es
preciso vivir. Porque además, es precisamente el rechazo y la negación del estrés y del
malestar, el querer deshacernos de ellos a toda costa y urgentemente, lo que genera
más angustia, más estrés y más malestar.

No se busca que la persona controle sus reacciones, sentimientos o emociones, sino


que los experimente tal y como se producen. No se trata de controlar el malestar, el
miedo, la ira o la tristeza, sino de experimentarlos tal y como se producen. Y es
precisamente esa aceptación de lo que sucede momento a momento lo que nos permite
dejar de luchar, abriendo justamente la puerta a la calma, a la armonía y al bienestar.
¿Cómo se realiza?:

El entrenamiento en mindfulness se basa en diversas técnicas que nos permiten tomar


conciencia del aquí y del ahora, de lo que está sucediendo en el momento presente en
mi cuerpo y en mi mente, sin luchar ni pretender cambiarlo por la fuerza (puesto que eso
generaría más ansiedad y estrés). Y es justamente esa aceptación lo que permite
desactivar el círculo vicioso del estrés (que se alimenta precisamente de esa lucha, de
esa negativa a aceptarlo) y lo que nos va a llevar a aumentar el bienestar físico,
psicológico y emocional.
Las técnicas propuestas nos facilitan esa toma de conciencia de nuestra realidad física
y mental: body scan (escaneo corporal), seguimiento de la respiración, movimiento
consciente, etc.

¿Para qué sirve?

Hoy en día son innumerables las investigaciones científicas de carácter


neurofisiológico, bioquímico y clínico que certifican que las técnicas de mindfulness
desencadenan cambios en nuestro organismo capaces de contrarrestar los efectos
negativos físicos y psicológicos del estrés, por lo que ayudan a restablecer el equilibrio
entre nuestro cuerpo y mente.

¿Cómo surge?:

El mindfulness se desarrolla en los años 70 en Estados Unidos, principalmente con el


desarrollo del programa MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) de la
Universidad de Massachussettes. Como técnica, tiene su origen en las técnicas
contemplativas orientales que buscan la emancipación del individuo sobre el
condicionamiento y la reactividad de la mente. Desde hace más de tres décadas estas
técnicas se han estado aplicando con éxito e investigando en múltiples ámbitos que van
desde el tratamiento terapéutico en una gran variedad de patologías psicológicas
(estrés, ansiedad, depresión, burnout o síndrome del agotamiento profesional) y
fisiológicas, al contexto del trabajo social, pasando por educación, entornos laborales,
centros de salud, etc., habiendo dada lugar al desarrollo de programas basados en
mindfulness en las más prestigiosas universidades a nivel mundial: Harvard, Oxford,
Berkeley, UCLA, etc.

CONTENIDOS:

- Teoría y práctica de la atención plena


- Factores de estrés y efectos físicos, psicológicos y emocionales
- Body-scan: observación de las sensaciones corporales
- Técnicas de respiración
- Movimiento consciente
- El estado de relajación
- La práctica del mindfulness en la vida cotidiana

DIRIGIDO A:

Este curso va dirigido al Personal de Administración y Servicios de la UA, con


un máximo de 16 alumnos.
El mindfulness es una herramienta que puede ser beneficiosa tanto para prevenir o
reducir el estrés y la ansiedad y los trastornos que esto genera, como para incrementar
la capacidad de atención, la sensación de bienestar y el control sobre el sistema
nervioso. Por lo tanto, se puede dirigir tanto a aquellas personas que sufren más
directamente situaciones de estrés o ansiedad (ya sea por causas laborales o
circunstancias personales), como a personas que quieran aumentar sus capacidades e
iniciar un proceso de autoconocimiento.

BENEFICIOS ESPERADOS:

La Association for Mindfulness in Education recoge los resultados de cientos de


investigaciones científicas que certifican los siguientes beneficios de la práctica del
mindfulness:

- Incremento de la regulación emocional


- Incremento de habilidades sociales
- Incremento de la habilidad para orientar la atención
- Incremento de la memoria y de la capacidad de planificar y organizar
- Incremento de la autoestima
- Incremento de la sensación de calma, relajación y autoaceptación.
- Incremento de la calidad del sueño
- Descenso de los trastornos de hiperactividad y déficit de atención
- Descenso de los trastornos de ansiedad y depresión

NÚMERO DE HORAS:

Una clase de 2 horas a la semana, durante 8 semanas, en las que se pondrán en


práctica las técnicas de mindfulness propuestas. Además, es necesario el compromiso
de los asistentes para continuar la práctica de forma individual en torno a 20 minutos
diarios a lo largo de estas 8 semanas.

PROFESOR:

Carlos Mateo Ripoll, sociólogo, profesor certificado de yoga, formado en psicoterapia


Gestalt y en técnicas de meditación.