Sie sind auf Seite 1von 16

Departamento de Formación General y Ciencias Básicas

Universidad Simón Bolívar, Sede Litoral, Camurí Grande,


Parroquia Naiguatá, Estado Vargas, Venezuela.

Cuestionario Nº2

Alumnos: Manuel Capitillo/15-08570


Sección 2
1. Defina adaptación aguda y crónica al ejercicio físico.
o Adaptación aguda: Podemos definir las adaptaciones agudas al
ejercicio físico como siendo las adaptaciones que ocurren cuando el
individuo está practicando el ejercicio, o inmediatamente a su
finalización. Son adaptaciones orgánicas con el objetivo de equilibrar
las funciones vitales durante la práctica de ejercicio físico, así
evitando daños fisiológicos y metabólicos. A seguir, hagamos una
descripción de las adaptaciones agudas del sistema cardiovascular.
o Adaptación crónica: La adaptación crónica es el resultado de
someter al organismo a continuos y prolongados procesos de
adaptación rápida. Estos procesos se ven condicionados por el
potencial genético que tiene de partida cada atleta, no respondiendo
igual a los mismos estímulos.
2. Cuáles son las adaptaciones fisiológicas provocadas por el ejercicio
de resistencia aeróbico y anaeróbica
 Ejercicio de resistencia aeróbico:

Sistema circulatorio

Aumento de la masa cardiaca y ampliación de las cavidades: Aumentan las


cavidades y paredes del corazón mejorando su capacidad de llenado, por
lo que se incrementa el volumen cardiaco. El corazón, que hace la función
de una bomba, es capaz de llenarse algo más y de bombear la sangre con
más fuerza.

Capilarización: El incremento de la densidad capilar permite que llegue la


sangre con mayor facilidad a las fibras musculares del corazón y músculos
esqueléticos, aportando el oxígeno y nutrientes necesarios para la
contracción muscular.

Sistema respiratorio

La eficiencia de los pulmones es mayor, se produce un aumento de la


superficie respiratoria y una mejora en la capacidad difusora alveolo-
capilar. Como resultado final, la capacidad vital puede aumentar hasta 2
litros y la frecuencia respiratoria disminuye.

Sistema metabólico

Aumento en el contenido de mioglobina: El número de glóbulos rojos y


hemoglobina, que son los transportadores del oxígeno por la sangre,
aumentan de forma significativa, la capacidad de transporte es mayor y la
disponibilidad de oxígeno

mejora.
Incremento del número de mitocondrias: El músculo entrenado tiene mayor
capacidad de utilizar el oxígeno que le llega por los capilares (mayor
capacidad oxidativa) debido a un incremento en el número y tamaño de las
mitocondrias, que son como la central eléctrica que produce la energía. En
personas entrenadas aumenta la capacidad de obtener energía de los
diferentes sustratos energéticos, glucosa y ácidos grasos principalmente.

Incremento de la cantidad y actividad enzimática: Existe un aumento en la


actividad de las enzimas oxidativas, tanto de la glucosa como de las grasas.
El organismo es capaz de degradar de forma más eficiente la glucosa y,
sobre todo, los ácidos grasos gracias este incremento enzimático y a la
presencia de mitocondrias en la célula. Por otra parte, la recuperación de
los depósitos de glucógeno es mejor, se rellenan los almacenes en menos
tiempo.

Incremento en la oxidación de las grasas: Se incrementa la utilización de


las grasas como substrato energético, mejora su movilización y transporte.
La utilización de las grasas retrasa la utilización del glucógeno muscular
(¡el glucógeno muscular resulta muy útil para obtener energía de forma
rápida, pero es más escaso que las grasas de reserva del organismo!) A
largo plazo, se experimenta una disminución del % de grasa corporal.

 Ejercicio de resistencia anaeróbico:

Adaptaciones neurales

Los cambios en el sistema nervioso suceden en los sistemas nerviosos


central y periférico. Robert Hammill, Profesor Asistente en Bridgewater
College, explica que la actividad en la corteza motora del cerebro, el área
responsable de controlar y ejecutar el movimiento, aumenta con el
entrenamiento anaeróbico. El aumento de la actividad conduce a un
aumento del reclutamiento de los tractos de la unidad de motor a lo largo
de la médula espinal, causando que las unidades de motor disparen con
más frecuencia. El nervio rápido dispara los nervios motores a las fibras
musculares conduce a la hipertrofia muscular y aumento de la sensibilidad
del husillo. Ambas adaptaciones mejoran la fuerza y la potencia muscular.

Adaptaciones musculares

El entrenamiento anaeróbico aumenta el tamaño del músculo a través de


la hipertrofia. Hay dos tipos principales de fibras musculares. Las fibras de
tipo II se denominan "fibras de contracción rápida" y son capaces de
contraerse a una fuerza mayor que las de tipo I. Con el entrenamiento
anaeróbico, especialmente el entrenamiento de resistencia pesado,
aumenta todo el tamaño de las fibras musculares porque todas las fibras
son reclutadas para producir la fuerza necesaria. Las fibras de tipo II, sin
embargo, tienen un mayor incremento en tamaño que las fibras tipo I. Otras
adaptaciones musculares incluyen la mejora de la liberación de calcio y el
aumento de la capacidad de almacenamiento. Martin Berchtold, Heinrich
Brinkmeier, y Markus Müntener describen el papel del calcio como la
principal molécula reguladora y la señalización en todas las fibras
musculares. La liberación de calcio mejorada mejora la capacidad de los
músculos para usarlo. Una mayor capacidad de almacenamiento ayuda a
tu cuerpo a combatir la fatiga muscular a pesar de la acumulación de ácido
láctico.

Adaptaciones del tejido conjuntivo

El tejido conectivo incluye huesos, tendones, ligamentos y fascias. Las


contracciones musculares de alta fuerza del entrenamiento anaeróbico
aumenta la fuerza en los huesos. Este aumento de la tracción sobre los
huesos puede ayudar a mejorar la densidad mineral ósea. Un estudio de
Heidi Weingart y Len Kravitz demostró que el entrenamiento de resistencia
de alta intensidad tuvo un mayor impacto en la densidad mineral ósea que
el entrenamiento de resistencia de moderada intensidad debido a la mayor
fuerza de los músculos a los huesos. El entrenamiento anaeróbico también
puede mejorar la resistencia de los tendones y ligamentos, tanto en el sitio
de unión y dentro del cuerpo de los tejidos, y puede mejorar la fuerza de la
fascia alrededor de los músculos.

Adaptaciones endocrinas

La liberación de hormonas es esencial para el funcionamiento y para otras


adaptaciones al entrenamiento que se produzcan. La insulina aumenta la
captación de glucosa de los músculos durante el entrenamiento. La
testosterona aumenta con la formación, una hormona esencial para la
hipertrofia muscular. La hormona del crecimiento se libera durante el
ejercicio, lo que promueve el crecimiento del tejido conectivo. La epinefrina
y norepinefrina preparar las células para utilizar la glucosa como
combustible y aumentar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la
frecuencia respiratoria para cumplir con las exigencias físicas de la
formación. El glucagón y cortisol asegura el cuerpo en forma de energía
suficiente para continuar la formación por romper los hidratos de carbono y
grasas. El entrenamiento anaeróbico puede ayudar a mejorar la respuesta
aguda al ejercicio, asegurando que estas hormonas se liberan rápidamente
por el cuerpo para llevar a cabo en una gran capacidad.

Adaptaciones cardiovasculares
El sistema cardiovascular responde rápidamente al ejercicio anaeróbico,
aumentando el ritmo cardíaco, el volumen sistólico, el gasto cardíaco, el
flujo de sangre a los músculos, y la presión arterial sistólica. Estas
respuestas ayudan a asegurar que suficiente oxígeno se entrega a los
músculos a través de la sangre. Con el entrenamiento anaeróbico, la
respuesta cardiovascular se reduce tanto en reposo como en actividad.
Esto significa que un mayor nivel de rendimiento se puede lograr ya que el
cuerpo está usando el suministro de sangre de manera más eficiente.

3. Cuáles son las adaptaciones fisiológicas provocadas por el


ejercicio de fuerza
Cambios neurológicos
Al contrario de lo que pueda parecer lógico, las primeras mejoras
producidas en la fuerza se deben a un factor neurológico, en concreto, se
debe a un mayor reclutamiento de las unidades motoras que accionan las
fibras musculares y a una mejora en el ritmo de activación de las mismas.
Por lo tanto, cuando comenzamos un entrenamiento de fuerza, nuestras
primeras mejoras notables se deberán principalmente a un uso más
eficiente de nuestro sistema neuromuscular. Cabe destacar que un
entrenamiento regular de la fuerza, provoca mejoras neuromusculares de
gran importancia.
Cambios en el tejido muscular
Lo primero que resulta más apreciables, es un aumento en volumen del
tejido muscular. Lo que realmente ocurre es que aumenta la sección
transversal de las fibras musculares, lo que denominamos hipertrofia. A
diferencia de las primeras semanas de entrenamiento, donde las mejoras
en la fuerza son de carácter neurológico, transcurridas varias semanas, los
incrementos en la fuerza vienen dados por la hipertrofia muscular. Además,
debemos saber que este incremento de volumen se produce en las fibras
de tipo I (de contracción lenta), y en las de tipo II (de contracción rápida).
En definitiva, el entrenamiento de fuerza no solo produce un aumento en
nuestro tejido muscular, sino que además aumenta la calidad del mismo.
Cambios esqueléticos
Las principales adaptaciones que sufre nuestro cuerpo a nivel esquelético,
es una mejora de la densidad ósea, ya que realizar un entrenamiento de
fuerza estimula las células óseas. Además se ha demostrado que puede
frenar el desarrollo de la osteoporosis, enfermedad especialmente común
en las mujeres a partir e la menopausia.
Cambios metabólicos
Lo primero es tener claro que la fuerza trabaja principalmente sobre el
sistema del fosfágeno y el sistema anaeróbico (glucólisis rápida). Los
principales cambios se producen a nivel de este sistema, ya que se
incrementan los niveles de ATP y fosfocreatina. A nivel del sistema
anaeróbico, la principal mejora se traduce en un aumento de las enzimas
encargadas de facilitar el proceso. En resumen, todo esto genera una
mayor cantidad de sustratos energéticos y enzimas, lo cual a su vez
produce una mejora en la resistencia muscular y la capacidad del individuo
para realizar más repeticiones, o mantener el esfuerzo durante un mayor
tiempo.
Cambios cardiovasculares
A diferencia del trabajo aeróbico, el entrenamiento de fuerza (trabajo
anaeróbico), no produce una mejora significativa en la capacidad máxima
de oxígeno. No obstante, al mejorar la eficiencia y resistencia muscular, se
mejora el rendimiento del entrenamiento aeróbico. También se consiguen
mejoras sobre la capilarización de los músculos.
Cambios en la composición corporal
Cuando incrementamos nuestra masa muscular, el cuerpo realiza un mayor
consumo de calorías, tanto en reposo como realizando una actividad física;
por lo tanto un mayor consumo de calorías se relaciona con una pérdida de
grasa mas eficaz, es decir, al aumentar nuestro consumo energético,
combinado con una ingesta de calorías controlada, supondrá una mejora
en la pérdida de tejido adiposo.
4. Cuáles son las adaptaciones fisiológicas provocadas por el
ejercicio de velocidad
Una adaptación funcional va a generar una mayor coordinación inter e intra
muscular (velocidad de movimiento)
En la velocidad de aceleración, mejoran mayor y mejormente el
reclutamiento de las fibras a través de una mayor inervación de las
motoneuronas
Tejido Muscular:
Aumento progresivo a un mayor tamaño de las fibras musculares
(hipertrofia)
La insulina influye en el crecimiento muscular y como también la hormona
de crecimiento.
Sistema nervioso:
Mejor coordinación ante un mayor grado de su SNC
La fuerza muscular se vincula directamente con el desarrollo del SNC
(mielinizacion)
Adaptaciones
Pulmonar
La VE Max aumenta en el entrenamiento mientras que VE a intensidades
sub máximas baja, reflejando una mayor eficiencia respiratoria.
Baja la FR
Cardiovascular
En niños prepuberales si se cumplen con criterios de frecuencia,
intensidades y duración (trabajo aeróbico)
VO2 Max.
Aumento progresivo expresado en términos absolutos con la edad.
Permanece estable entre los 6 y 16 años, debido a los cambios de tamaño
del sist. De transporte de O2 y masa muscular periféricos.
El aumento del VO2 Max parece fundamentalmente debido al desarrollo de
los órganos relacionados con el transporte y utilización del O2.
Factores Periféricos
Diferencia A-V
Hemoglobina: Hb aumenta durante la infancia
Capacidad Aeróbica Muscular: La PFK, aldolasa y LDH crecen con la edad.
Densidad mitocondrial: poca diferencia con los adultos
Fibras musculares: Tipo II aumenta desde los 5 años.
Umbral
Los niños presentan menores concentraciones de lactato que los adultos
durante el ejercicio, justificando para la menor actividad de la PFK, también
por un menor déficit de O2 y a una constitución muscular diferente.
Fuerza:
Aumenta en los niños gracias a la acción directa de la testosterona. Los
chicos ganan fuerza atreves de la coordinación, el aumento de la activación
de las unidades motoras.

Capacidad Anaeróbica
Bajas tasas de PFK
Menor glucógeno hepático
ATP-PC igual que los adultos
Sistema endocrino
Insulina: No hay diferencia entre niños y adultos
Catecolaminas: Aumenta la adrenalina sin modificar las noradrenalina
GH: La respuesta pico se da en la maduración sexual
Hormonas Sexuales: El entrenamiento modifica la producción de hormonas
(testosterona, andrógenos).
5. Cuáles son las adaptaciones fisiológicas provocadas por el
ejercicio de coordinación
Los ejercicios de coordinación, tienen como objeto potenciar diferentes
capacidades en los que practican deportes con pelota. Una de ellas es la
orientación, la cual nos permitirá sincronizar la trayectoria del balón, en
relación al movimiento de nuestro cuerpo.
Igualmente, los ejercicios de coordinación estimulan la capacidad de
acoplamiento, la cual hace posible que durante una actividad deportiva
nuestro cuerpo actúe de manera conjunta, en busca de un objetivo.
Asimismo, encontramos beneficios significativos con respecto a nuestra
capacidad de equilibrio. Una buena coordinación física, nos ayudará a
mantener la posición del cuerpo deseada, ya sea en movimiento o estático.
De igual manera, los ejercicios de coordinación mantendrán al cuerpo
preparado para rendir ante diferentes circunstancias, como pueden ser el
mal estado del terreno de juego o las condiciones climáticas.
6. Cuáles son las adaptaciones fisiológicas provocadas por el
ejercicio de flexibilidad
Mejora del rendimiento físico y reducción del riesgo de lesión
Primero, un programa de entrenamiento de la flexibilidad seguro y efectivo
puede aportar su grano de arena hacia una mejora del rendimiento físico.
Una articulación flexible (dentro de sus limitaciones obvias) tiene la
capacidad de moverse a lo largo de un mayor rango de movimiento y
requiere menos energía para hacerlo, mientras colabora para que el riesgo
de lesión sea menor. La mayoría de profesionales del deporte están de
acuerdo en que el estiramiento disminuye la resistencia en las estructuras
del tejido; por lo tanto tenemos la posibilidad de lesionarnos con menor
frecuencia cuando disponemos de cierta extensibilidad en el tejido (rango
máximo de tejido) durante la actividad.
Reducción en las molestias musculares y la mejora postural
Estudios recientes muestran que el estiramiento estático y lento ayuda a
reducir las molestias musculares post-ejercicio. El estiramiento estático
implica la elongación del músculo de forma lenta, gradual y controlada a lo
largo de todo el rango de movimiento y sostenido durante 15 a 30 segundos
en la posición más lejana y de forma confortable (sin dolor). El estiramiento
también mejora el equilibrio muscular y la postura. La estructura del tejido
suave de mucha gente se ha adaptado pobremente a los efectos de la
gravedad y/o hábitos posturales pobres. El estiramiento puede a ayudar a
realinear las estructuras del tejido suave, reduciendo así el esfuerzo que
conlleva el alcanzar y mantener una buena postura en las actividades de la
vida diaria incluyendo las actividades adicionales que realizamos (ejercicio,
deportes, etcétera).
Reducción del riesgo de dolor en la parte baja de la espalda
Un beneficio clave, y uno del que espero que mucha más gente sea
consciente, es que el estiramiento reduce el riesgo del dolor en la parte baja
de la espalda. El estiramiento promueve la relajación muscular. Un músculo
en contracción constante requiere más energía para poder cumplir con la
actividad a la que está destinado realizar: Esto puede afectar por ejemplo,
un movimiento/desplazamiento suave, la estabilidad de la articulación a la
que rodea o la neutralización de otros músculos o tejidos. La flexibilidad en
el grupo del bíceps femoral, los flexores de la carrera, los cuadriceps y otros
músculos conectados a la pelvis reducen el estrés en la zona baja de la
espalda. El estiramiento causa relajación muscular, la cual motivará a una
nutrición saludable que se refleja directamente en los músculos; la
reducción resultante en toxinas acumuladas reduce el potencial que tiene
el músculo para acortarse o contraerse y a su vez reduce el punto de fatiga.
Aumento sanguíneo y de nutrientes hacia los tejidos
Otro gran beneficio es que el estiramiento aumenta el suministro sanguíneo
y los nutrientes hacia las estructuras articulares. El estiramiento aumenta
la temperatura del tejido muscular (y tejido conectivo) que a su vez aumenta
la circulación y el transporte de nutrientes. Esto permite una mayor
elasticidad alrededor de los tejidos ayudando a la mejora del rendimiento.
El estiramiento puede también aumentar el fluido sinovial de la articulación,
el cual, es un fluido lubricante que promueve el transporte de más
nutrientes hacia el cartílago de las articulaciones. Encadenadamente, esto
permite un mayor rango de movimiento y reduce la degeneración de la
articulación.
Mejor coordinación muscular
Otro beneficio reconocido es la mejora de coordinación neuromuscular. Los
estudios muestran que la velocidad de impulso nervioso (el tiempo que
necesita un impulso para viajar desde el cerebro al músculo y volver a
sistema central nervioso) se mejora con los estiramientos. Esto ayuda a los
grupos musculares opuestos a trabajar de la forma más sinérgica y
coordinada.
7. Cuáles son los beneficios sobre el sistema pulmonar y respiratorio
de los ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
cada latido que desarrolla el corazón al momento de ejercitarlo se convierte
más potente y puede trasladar mayor cantidad de sangre al resto del
organismo, permitiendo una buena respiración con lo cual se mejora la
economía y la eficacia de nuestro músculo motor.
Por la misma razón, aumenta el calibre de las arterias coronarias,
causantes de muchos de los problemas del sistema cardiovascular,
ayudando así al sistema respiratorio a ser más eficaz en el trasporte y
retorno del aire.
De igual forma, la actividad deportiva reduce la tensión arterial, por lo que
todo el organismo sale beneficiado, fortaleciendo así todos los músculos y
también los que se encargan de llenar y vaciar de aire los pulmones,
haciendo que en cada respiración podamos tomar más aire con menos
gasto energético.
De esta manera, la respiración se vuelve más eficiente, aumentando la
oxigenación y reduciendo el estrés de estos músculos respiratorios, así
como también nuestra capacidad pulmonar.
Además, aumenta la superficie de transmisión del oxígeno a la sangre y
limpia nuestros pulmones, produciendo una mayor capilarización y un
mayor número de alvéolos en funcionamiento.
8. Cuáles son los beneficios sobre el sistema muscular de los
ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
Proceso de desarrollo de los músculos
Aunque sea complicado a un nivel bioquímico, el proceso mediante el
cual tu cuerpo desarrolla músculos no es complejo cuando es dicho en un
español sencillo. Realizar ejercicio causa microtraumas en tus músculos,
que son pequeñas "lastimaduras" que deben curarse. Si la intensidad del
ejercicio es suficiente como para convencer al cuerpo que el músculo
adicional es necesario para la supervivencia, el cuerpo sobrecompensará
esta situación reparando el tejido viejo del músculo y añadiendo nuevo.
Reclutamiento de músculos
Uno de los beneficios principales del ejercicio es la habilidad de aumentar
el reclutamiento de músculos. Operando bajo la máxima "úsalo o
piérdelo", la falta de uso en los músculos puede resultar en que esos
músculos se atrofien, así como también los nervios subyacentes que se
encargan de activarlos. Puede que notes que cuanto más entrene con las
pesas, más podrás "sentir" el músculo trabajando. Esto es un ejemplo del
aumento de la conexión entre la mente y el músculo, que es posible
mediante el entrenamiento regular.
Fuerza muscular
Uno de los beneficios conocidos por todos es el concepto del
entrenamiento como medio para aumentar los niveles de fuerza. Cuanto
más uses un músculo (y cuanto más eficiente te vuelvas en reclutarlo),
mayor será la fuerza potencial que podrá realizar. El tamaño del músculo
no está coordinado linealmente con su fuerza; puede que hayas visto
personas no muy grandes levantando grandes pesos en el gimnasio.
Estas personas son más eficientes en generar una fuerza máxima con el
tejido muscular que poseen.
Tamaño muscular
Levanta cada vez más peso para conseguir músculos más grandes.
muskelmannybbs image by fotofrank from Fotolia.com
Otro efecto del ejercicio sobre el sistema muscular es el aumento en su
tamaño. Siempre y cuando progreses en el gimnasio levantando más
peso, el cuerpo continuará adaptándose, añadiendo más tamaño (y
fuerza) para satisfacer la demanda impuesta. El objetivo primario de tu
cuerpo es la supervivencia, y entrenando con pesas más y más pesadas,
estás diciéndole que debe crecer si espera "sobrevivir" cuando llegue la
hora de hacer ejercicio.
Resistencia de los músculos
Además de aumentar la eficiencia a la hora de reclutar fibras musculares
(la conexión entre el cerebro y los músculos), con entrenamiento
consistente tu cuerpo aumentará su resistencia. Esto se da porque los
músculos se vuelven más capaces de deshacerse de los desperdicios
acumulados (tales como el ácido láctico) aún durante el ejercicio mismo.
Así que mientras estás en tu primera semana de entrenamiento, puede
que sólo seas capaz de realizar 5 tandas de repeticiones antes de que "la
quemazón" sea muy intensa como para continuar, y que la semana
siguiente ya puedas duplicar esa cantidad. Esto no se da necesariamente
porque tus músculos se vuelven más "fuertes". Puede que tus músculos
se hayan vuelto más efectivos a la hora de manejar los desechos
mediante el torrente sanguíneo.
9. Cuáles son los beneficios sobre el sistema nervioso y respiratorio
de los ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
Algunos de los beneficios más llamativos e importantes que produce la
realización de la actividad física es la neurogenesis, aumentando las
neuronas y disminuyendo su muerte. Hay estudios que demuestran que el
ejercicio estimula el nacimiento de nuevas neuronas en la región cerebral
del hipocampo una zona relacionada con la memoria y el aprendizaje. Sí
bombeamos nuestro corazón e hinchamos los pulmones, es entonces
cuando el cerebro también se reactiva.
A los pocos minutos de empezar a realizar deporte, se activa el sistema
nervioso simpático, las glándulas suprarrenales empiezan a segregar
adrenalina, el corazón empieza a latir más deprisa, aumenta la ventilación
pulmonar, la presión sanguínea se eleva, el metabolismo se acelera, las
arterias musculares se dilatan para multiplicar su riego sanguíneo, el
hígado
libera más glucosa. Todo el cuerpo empieza a cambiar
Cuando realizamos deporte se nos activa una parte de nuestro organismo
llamado el sistema nervioso, el sistema nervioso regula nuestras acciones.
Se divide en dos partes llamadas;
Sistema nervioso simpático; (predomina, en situaciones de estrés y
emergencia).
Sistema nervioso parasimpático; (predomina en el descanso).
El ejercicio físico frecuente disminuye la actividad del sistema simpático, el
aumento de la actividad física genera cambios tales como aumentos en la
presión arterial y el ritmo cardíaco y disminuye la digestión de los alimentos.
En cambio, el sistema nervioso parasimpático compensa todos los
mecanismos anteriores provocando un descenso de la presión arterial y del
ritmo cardiaco, aumento de la digestión, disminución de la frecuencia
respiratoria y aumento del flujo sanguíneo en los riñones e intestinos.
También nos ayuda a recuperarnos del estrés físico generado por tu
sistema simpático, tu sistema parasimpático contribuye a disminuir el
consumo de energía de tu cuerpo durante el descanso diario o durante las
condiciones normales.
Cuando realizas un ejercicio aeróbico diario, reduces la carga de estrés en
tu organismo de diferentes maneras, incluyendo la disminución de la
presión sanguínea y los niveles de colesterol malo (LDL), el aumento de los
niveles de colesterol bueno (HDL) y el mejoramiento del flujo sanguíneo y
de la función cardíaca básica. En combinación, estos cambios físicos llevan
a la reducción de la actividad del sistema simpático y al aumento de la
actividad en el parasimpático. Paradójicamente, este aumento en la
actividad parasimpática reduce los niveles de estrés que tienen lugar en la
función normal del organismo.
La reducción de la actividad del sistema simpático relacionada al ejercicio
puede disminuir de manera significativa la probabilidad de desarrollar una
enfermedad cardíaca. El aumento de la actividad del sistema parasimpático
también puede contribuir con la disminución de los riesgos cardíacos.
Además, parece ser que cuanto más ejercites tu cuerpo, mejores serán los
efectos en tus sistemas simpático y parasimpático.
El ejercicio físico mejora las capacidades coordinativas de la persona
(velocidad de percepción, velocidad de reacción gestual…) que, junto con
las conseguidas en el sistema músculo-osteo-articular va a permitir una
mayor autonomía física. Y mejora el funcionamiento de los órganos
internos.
El rendimiento de la fuerza se determina no solo por el tamaño de los
músculos implicados sino también por la capacidad del sistema nervioso
para activar esos músculos. Los músculos básicamente responsables de la
máxima producción de fuerza en la dirección pretendida del movimiento,
llamados agonistas, deben activarse totalmente. Para que un músculo
agonista produzca su máxima fuerza posible, hay que reclutar y activar
todas las unidades motoras del músculo. Pero el máximo rendimiento en
fuerza requiere más que el reclutamiento de todas las unidades motoras,
puede hacer que esa unidad funcione a frecuencias distintas. La velocidad
de frecuencia se refiere al número de impulsos nerviosos por segundo
recibidos por las fibras musculares de una unidad motora del nervio que las
enerva. Por lo tanto, un cambio en la tasa de enervación produce una
variación notable en el rendimiento de la fuerza de la unidad motora; un
incremento en frecuencia causa un aumento en la fuerza. Un sistema
nervioso con una frecuencia eficiente “encendido” unida a una sobrecarga
que recluta el mayor número de unidades motoras producirá un grado
mayor de fuerza muscular. Este estímulo a lo largo del tiempo causará la
adaptación necesaria para producir la hipertrofia muscular. Se sabe que la
eficiencia del sistema nervioso es básica en la fuerza que sus músculos
pueden aplicar. Dentro de ciertos límites, una persona con músculos más
reducidos pero mejor sistema nervioso puede ser más fuerte que la persona
con atributos opuestos. También se sabe que una persona normal no
puede ejercer voluntariamente toda la fuerza potencial de sus músculos.
Por lo tanto, un sistema neuromuscular más eficiente resultaría en que los
músculos engendrarían más fuerza de la que están acostumbrados.
10. Cuáles son los beneficios sobre el sistema endocrino de los
ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
Tasa metabólica
El ejercicio, particularmente el levantamiento de pesas intenso, estimula la
liberación de la hormona luteinizante de tu glándula pituitaria anterior, y la
hormona luteinizante desencadena la producción de testosterona. El
ejercicio que involucra intensas ráfagas de energía también estimula la
liberación de tiroxina de la glándula tiroides. El ejercicio puede ayudar a
controlar o reducir tu peso porque la testosterona y tiroxina aceleran tu
metabolismo.
Azúcar en la sangre
La insulina es una hormona que regula la glucosa, ola azúcar en la
sangre, transportando a los músculos y los tejidos que utilizan glucosa
para energía. La insulina excesiva en la sangre reduce tu sensibilidad a la
insulina y puede conducir a la diabetes. Más glucosa permanece en la
sangre cuando la sensibilidad de esta disminuye y la alta glucosa puede
causar náuseas, vómitos, falta de aliento, insuficiencia de órganos,
problemas de circulación y puede conducir a coma si se deja sin
tratamiento. El ejercicio puede aumentar tu sensibilidad a la insulina
mediante la reducción de las concentraciones sanguíneas de insulina. Los
niveles de insulina comienzan a disminuir después de 10 minutos de
ejercicios aeróbicos y el entrenamiento con pesas puede aumentar tu
sensibilidad a la insulina durante el reposo, según lo que establece el sitio
web de Body Building.
Flujo sanguíneo
La médula suprarrenal libera epinefrina durante el ejercicio y aumenta los
niveles de ésta a mayores intensidades de ejercicio. La epinefrina
aumenta la cantidad de sangre que el corazón bombea. La epinefrina
también mejora tu capacidad para usar los músculos durante el ejercicio
ensanchando los vasos sanguíneos, lo cual permite a los músculos
obtener más sangre rica en oxígeno. La secreción de tiroxina durante el
ejercicio aumenta la cantidad de sangre en el cuerpo en un 30 por ciento,
y estas secreciones pueden permanecer elevadas durante alrededor de
cinco horas.
Efectos psicológicos
Los efectos del ejercicio sobre el sistema endocrino pueden afectar
positivamente tu estado mental. La testosterona inducida por el ejercicio
puede aumentar la confianza y la libido. Por el contrario, los niveles bajos
de testosterona pueden inhibir tu motivación, autoestima, concentración y
memoria, según lo que establece el sitio web de Mayo Clinic. La glándula
pituitaria puede producir una quintuplicación en los niveles de endorfina
de sangre después de 30 minutos de ejercicio, según lo que se menciona
en el sitio web de Body Building. Las endorfinas bloquean tu sensibilidad
al dolor y pueden reducir la tensión o ansiedad induciendo una sensación
de euforia.
11. Cuáles son los beneficios sobre el sistema metabólico de los
ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
Mayor capacidad de aprovechamiento del oxígeno que circula por el
cuerpo.
Aumenta la actividad de las enzimas musculares.
Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de
distinto tipo.
Incrementa la secreción de hormonas que contribuyen a mejorar las
funciones del organismo.
Disminución del LDL ("malo") y aumento del colesterol HDL ("bueno").
Mejora la tolerancia a la glucosa beneficiando el tratamiento de la
diabetes.
Facilita la digestión y el tránsito.
12. Cuáles son los beneficios sobre el sistema cardiovascular de los
ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
El ejercicio físico tiene efectos directos e indirectos sobre la salud del
corazón.
Ejercicio y salud cardiovascular. Los directos están relacionados, entre
otros, con:
• El propio fortalecimiento del músculo cardíaco (miocardio), el
aumento del volumen de latido (cantidad de sangre que el corazón
expulsa con el latido) y la mayor resistencia al esfuerzo.
Los indirectos están relacionados con:
• La influencia que ejerce la actividad física sobre los factores de
riesgo cardiovascular.
• Mejora el metabolismo de la glucosa (con lo que ayuda a controlar
la diabetes).
• Colabora en el control de la hipertensión arterial.
• Eleva la concentración de colesterol HDL o “bueno”.
• Reduce los niveles de estrés (ejerce una acción beneficiosa sobre
el estado mental y emocional de quien lo practica).
Quedan expuestas así las razones de la conveniencia de hacer ejercicio
físico gracias a los beneficios cardiovasculares que proporciona (y, por
tanto, de la reducción del riesgo y la mejora de la cantidad y calidad de
vida).
13. Cuáles son los beneficios sobre el sistema excretor de los
ejercicios de resistencia aeróbica, de fuerza, coordinación,
velocidad y flexibilidad.
Los productos de desecho del metabolismo celular y los lleva al sistema
excretor. Se ha comprobado que gracias al deporte, los riñones reciben
mayor irrigación sanguínea, lo que mejora su funcionamiento a largo
plazo