Sie sind auf Seite 1von 7

INTRODUCCIÓN

La minería es sin duda una de las actividades de más alto riesgo que el hombre realiza.
Las estadísticas indican que la causa más frecuente de los accidentes en el interior mina
es por caída de rocas, si a esta cifra le añadimos los accidentes originados por
derrumbes, deslizamientos, soplado de mineral o escombros, la segunda causa de
muerte en minería, son las fatalidades relacionadas con la inestabilidad de las rocas.
Lamentablemente las consecuencias de este tipo de accidentes no son menores, por el
contrario ocasionan severas lesiones al personal, incluso la muerte. Estos hechos afectan
a las empresas mineras, las cuales se ven perjudicadas por la pérdida de su recurso más
valioso: el hombre. Hoy en día la geomecánica juega un papel muy importante en la
industria minera, en lo que es la estabilidad de la masa rocosa, relacionado a las
aberturas que existen en las minas como consecuencia de las operaciones mineras. La
geomecánica es una herramienta muy valiosa que permite entre otras cosas: Establecer
dimensiones adecuadas de las labores mineras, establecer la dirección general de avance
del minado a través del cuerpo mineralizado, especificar el sostenimiento adecuado,
asegurar el rendimiento adecuado de la masa rocosa involucrada con las operaciones.
El sostenimiento de las labores subterráneas es una tarea de grandes proporciones y de
gran complejidad, donde el fin principal es garantizar la seguridad y la eficiencia de los
métodos de explotación empleados por los que realizan las labores de extracción del
mineral. Una de las condiciones necesarias para que el sostenimiento se realice
eficientemente luego de realizada una excavación, es la correcta indagación y
evaluación estructural del macizo rocoso, este es el punto de inicio confiable para seguir
en la tarea de seguridad y productividad que se ha trazado en el planeamiento del
minado.
OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL
Comprender aquellos fenómenos que afectan a los macizos rocosos en su estabilidad
estructural y que generan normalmente, problemas de seguridad durante su explotación
OBJETIVO ESPECÍFICO
Lograr una producción eficiente y una buena productividad en las operaciones de la
mina, sin lesiones personales, daños a equipos, ni paradas de las operaciones. Todo ello
mediante un adecuado control de estabilidad de la masa rocosa en las labores mineras,
tales como:
- Control de las dimensiones adecuadas de las diferentes labores, rampas, accesos,
tajeos, etc.
- Cumplimiento del sistema de sostenimiento de acuerdo a las Tablas GSI utilizadas:
pernos de anclaje, shotcrete, vía seca y el enmallado de acuerdo al tipo de rocas y
labores.
Factores que influyen en la ocurrencia de estallidos de rocas
Antes de tratar sobre las medidas de prevención de los riesgos de estallidos de rocas, es
necesario establecer como resultado de los diferentes aspectos señalados
precedentemente, los posibles factores que influyen en la ocurrencia de este fenómeno.
Debemos advertir, sin embargo, que estos factores no pueden generalizarse, cada caso
particular tiene sus propias peculiaridades, donde cada factor tiene un diferente grado de
influencia o significancia en la frecuencia y severidad de los estallidos de rocas.
De acuerdo con su concepción actual, la mecánica de rocas, como aplicación a los
problemas prácticos de ingeniería está relacionada con la aplicación de los principios de
la mecánica ingenieril al diseño de estructuras rocosas; la estructura en este caso estará
constituida por la masa rocosa en la que, por efecto de haberse practicado en la misma
una excavación, se ha producido un cambio de esfuerzos con respecto a su situación
original, lo que trae por consecuencia la necesidad de garantizar la estabilidad de toda la
zona. La experiencia ha mostrado que la estabilidad básicamente depende de los
esfuerzos de campo preexistentes, de la forma y dimensiones de la excavación y de la
calidad del macizo rocoso.
Según esta concepción claramente podemos agrupar los factores que influyen en la
ocurrencia de los estallidos en 2 partes:
 Los factores preexistentes al minado.
 Los factores posteriores al minado.
Los factores relevantes preexistentes al minado básicamente comprenden:
- El medio geológico.
- Las propiedades de comportamiento mecánico de ese medio geológico; y,
- El campo de esfuerzos original.
Los factores posteriores al minado comprenden:
- Los esfuerzos inducidos por el minado; y consecuentemente,
- La energía de deformación.
Ambos, condicionados a la configuración geométrica de las excavaciones mineras o lo
que es lo mismo a la estructura de la mina y su evolución.
La forma en que se han agrupado estos factores concuerda perfectamente con la
metodología que se suele utilizar actualmente en el diseño o dimensionamiento
geomecánico de excavaciones o estructuras rocosas, el cual considera los tres tipos de
modelos: el geológico, el geomecánico y el matemático.
En el modelo geológico: se trata de definir o caracterizar el medio rocoso lo más
fielmente posible.
El modelo geomecánico: permite cuantificar los diferentes parámetros del
comportamiento mecánico del medio rocoso.
El modelo matemático: brinda las herramientas necesarias para integrar toda la
información disponible de los dos modelos anteriores, a fin de obtener una visión de los
modos posibles de comportamiento o respuesta del medio rocoso involucrado en un
problema particular.
En las siguientes pautas definiremos los tres métodos para poder entender más
profundamente cada característica que puede influir en la determinación de los
estallidos de rocas.
El medio geológico
En primer lugar, nos referiremos al material rocoso. Generalmente están asociados con
la ocurrencia de estallidos, rocas que cualitativamente son descritas como duras, fuertes
y frágiles. La fragilidad y otras características relacionadas a los estallidos de rocas
pueden ser más cercanamente identificadas con la petromineralogía. Las rocas ígneas y
metamórficas son generalmente más propensas a los estallidos que las sedimentarias. En
términos de composición mineral, las rocas más silíceas y aquellas que contienen otros
minerales duros son más propensas a los estallidos, mientras que por ejemplo los
carbonatos y otros minerales sueltos no lo son. La medida de los cristales parece ser
otro de los factores que influyen en la ocurrencia de rocas, la progresión de granos
gruesos a finos, luego a cristalinos y a vidriosos o amorfos hace que la roca tienda a ser
más propensa a los estallidos.
Consideramos ahora la masa rocosa, al respecto debemos señalar que la extensión y
grado de disturbancia geológica crea las condiciones necesarias para la ocurrencia de los
estallidos de rocas. Aquí es necesario considerar la influencia tanto de los rasgos
estructurales principales o mayores como de los menores, especialmente los primeros
causan anomalías en los esfuerzos.
Entre los rasgos principales mayores tenemos los siguientes:
- La presencia de los planos de estratificación, que han sido tectónicamente disturbados,
favorecen la ocurrencia de estallidos de rocas.
- La presencia de plegamientos. En algunas minas metalíferas y mayormente en minas
carboníferas, el minado, en sistemas de plegamientos principales, crean zonas muy
susceptibles a la ocurrencia de los estallidos de rocas.
- La presencia de fallas, las cuales constituyen debilidades en la estructura de la mina,
favorece la ocurrencia de estallidos en sus proximidades. Debido a que estas
discontinuidades estructurales generalmente tienen baja resistencia al corte, los altos
esfuerzos inducidos por el minado pueden producir la falla por deslizamiento,
reactivándola. Este fenómeno no viene a ser sino un evento sísmico que puede
traducirse en un estallido de roca y estos estallidos por lo general son los que causan los
mayores daños.
- La presencia de zonas de corte, que representan zonas de liberación de esfuerzos
dentro de un entorno de macizos rocosos no alterados, tienen un comportamiento
similar al de las fallas.
- La presencia de diques, que por lo general tienen alta rigidez, por estar constituidos
por rocas competentes no alteradas, pueden desarrollar altos esfuerzos y ser susceptibles
a la ocurrencia de los estallidos de rocas en sus proximidades.
Es necesario considerar las propiedades geomecánicas importantes de estos rasgos
estructurales mayores (orientación, espaciamiento, etc.), puesto que, por ejemplo, los
efectos son mayores cuando estos se presentan cercanamente paralelos a los frentes de
excavación, que si ellas se presentan cercanamente perpendiculares a los mismos.
En cuanto a las discontinuidades estructurales menores, como los sistemas de
diaclasamientos, es importante considerar sus propiedades geomecánicas lito-
estructurales, puesto que éstos pueden influenciar en la ocurrencia de los estallidos.
En su artículo sobre estallidos de roca en los campos auríferos de Kolar (India), Krishna
Murthy, reporta la aparente influencia del agua subterránea sobre la incidencia de
estallidos; sugiere que, como es común con muchos otros fenómenos que involucran el
debilitamiento aparente en presencia de presiones de agua, el efecto del agua podría ser
explicado en términos de principios bien establecidos de esfuerzos efectivos.
Propiedades del comportamiento mecánico del medio geológico
La literatura disponible sobre estos aspectos, indica que mayormente se han
realizado investigaciones sobre las propiedades de deformación y resistencia del
material rocoso. Así, se ha establecido que generalmente los estallidos ocurren en
rocas que tienen resistencias compresivas en el rango de 100 a 400 MPa, las rocas con
menores resistencias compresivas son menos propensas a este fenómeno.
Por otro lado, las características de deformabilidad también influyen en la ocurrencia de
los estallidos de rocas. Las rocas con módulos de elasticidad de 40 a 100 GPa son
propensas a estallidos y cuanto más elásticas sean esta propensidad aumenta, por el
contrario, la propensidad disminuye cuando las rocas tienden a un comportamiento no
elástico.
No se reportan datos precisos sobre parámetros adicionales del comportamiento del
material rocoso, como la resistencia al corte y otros. Asimismo, no se reportan
parámetros de comportamiento mecánico del macizo rocoso y de las discontinuidades
estructurales. Al respecto, se debe señalar que el actual desarrollo tecnológico de la
mecánica de rocas permite tener un conocimiento adecuado de todos estos parámetros,
los cuales forman parte del modelo geomecánico.
El campo de esfuerzos original
Es un hecho muy conocido que hay una correlación lineal positiva de la frecuencia y
severidad de los estallidos con el incremento de la profundidad debajo de la superficie
del terreno. La causa de este fenómeno se atribuye al efecto gravitatorio de la carga
litostática, lo cual crea esfuerzos in-situ altos. Sin embargo, este no es el único factor de
influencia en la ocurrencia de los estallidos, puesto que por un lado también se han
registrado estos fenómenos en minas consideradas no profundas.
Por otro lado, no ha habido ninguna ocurrencia de estallidos en minas de mayor
profundidad (más de 3200 m aproximadamente), que aquellas en las cuales ocurren
estallidos. Es necesario entonces incluir aquí la influencia de posibles esfuerzos
tectónicos residuales, que podrían cambiar sustancialmente la naturaleza y magnitud de
los esfuerzos in-situ.
Los esfuerzos inducidos por el minado y la energía de deformación
Las configuraciones geométricas que presentan las excavaciones mineras, es decir las
formas, tamaños y orientaciones de estas, o lo que es lo mismo, la estructura que
presenta la mina, asimismo, el desarrollo progresivo o evolución de esta estructura
como consecuencia del avance de la exploración de la mina, resulta en un cambio o
redistribución de los esfuerzos preexistentes, creando zonas de mayor o menor
concentración de esfuerzos.
En las zonas de altas concentraciones de esfuerzos inducidos por el minado, ocurren una
serie de mecanismos complejos, entre los cuales el almacenamiento de la energía de
deformación, lo cual constituye una fuente de energía sísmica que puede generar un
estallido de rocas.
Algunos de los aspectos que contribuyen a generar zonas de alta concentración de
esfuerzos son:
 El tamaño de la excavación: a mayor tamaño mayor probabilidad de estallidos.
 El ancho de los tajeos: el incremento del ancho de los tajeos está asociado con el
incremento de la ocurrencia de estallidos de rocas.
 En general las formas y tamaños inadecuados de las excavaciones crean
problemas de inestabilidad.
 El inadecuado dimensionamiento de pilares, teniendo en cuenta el desarrollo
progresivo de la mina, favorece la ocurrencia de estallidos de rocas.
 Igualmente, las inadecuadas secuencias o esquemas de minado crean debilidades
con lo cual es más propenso a los estallidos.
 La complejidad geométrica como se presentan las vetas o cuerpos
mineralizados; generalmente, los problemas asociados con los estallidos de
rocas son mayores cuanto más complejos sean los depósitos minerales con
respecto a que si consideramos un depósito mineral de geometría tabular simple
y cuasi-horizontal.
 La densidad de las excavaciones o ubicación espacial de unas excavaciones con
respecto a otras o, dicho de otro modo, las proximidades de las áreas de minado.
A mayor densidad de excavaciones, hay mayor probabilidad de generar zonas de
alta concentración de esfuerzos.
 El minado próximo a áreas antiguas de minado, en los cuales no ha habido un
adecuado re-establecimiento del equilibrio de la masa rocosa involucrada,
genera mayor disturbancia en los esfuerzos.
 Los efectos de deformación con el tiempo, los cuales se agravan en medios de
disturbancia geológica y consecuentemente generan disturbancia de esfuerzos si
es que no se adoptan medidas adecuadas para evitarlo.
 Finalmente, podemos añadir algunos procedimientos operacionales de minado
como los inadecuados sistemas de sostenimiento utilizados o la voladura; en
algunos casos, se ha observado picos significativos en la ocurrencia de estallidos
de rocas tan pronto después de producida la voladura en los tajeos.}

TIPOS DE SOSTENIMIENTO EN MINERÍA


SISTEMA DE SOSTENIMIENTO ACTIVO
Refuerzo es un sistema activo, que interactúan con la roca. Refuerzo consiste en
sistemas que provee un refuerzo aumentando la resistencia friccional entre bloques que
la componen. Su principio es estabilizar los bloques rocosos y/o deformaciones de la
superficie de la excavación. “TRABAJAN DENTRO DE LA ROCA”
Ventajas:
 Aumentan el tamaño efectivo de los bloques
 Forman un arco compresivo por encima de la corona
 Suspenden bloques sueltos.