Sie sind auf Seite 1von 6

INTRODUCCIÓN

El presente informe tiene como objeto mencionar los fundamentos jurídicos del
bien inmueble ubicado en el Jr. 28 de Julio N° 112, dentro de estos fundamentos
encontraremos la copia literal de la partida registral, la lectura, interpretación y
representación de los asientos y la reproducción del título de propiedad.

Al recabar la información para realizar este informe nos dimos cuenta que el título
de propiedad está a nombre de Mercedes Consuelo Solis Curi, es decir el señor
Tarciso Palomino LLamocca ya no es el dueño del predio.
FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL BIEN INMUEBLE

1.- COPIA LITERAL DE LA PARTIDA REGISTRAL

Primero debemos definir que es la partida registral, esta es un documento


expedido por los Registros Públicos donde se detalla toda la historia de un
determinado bien inmueble (propietarios anteriores, propietarios actuales, área
del inmueble, existencia de gravámenes, entre otros).

Es decir, si alguien está interesado en comprar un predio o adquirir algún


derecho sobre dicho bien, antes de firmar el contrato debe revisar su partida
registral a fin de verificar quién es su verdadero dueño, conocer su situación
actual y evitar sorpresas y problemas futuros.

La partida registral puede solicitarse en cualquier oficina de la SUNARP; para


ello basta que indique el número de la partida. En caso desconozca el número,
puede hacer una búsqueda por el nombre del propietario

El certificado literal de partida (antes copia literal) es un documento certificado


expedido por la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (SUNARP),
en la que se especifica el nombre del propietario de un bien inscrito en una
determinada partida registral.

Para comprobar su importancia, supongamos que estamos a punto de concretar


la compra de un inmueble y deseamos tener más información de este. Para ello,
solicitamos ante los Registros Públicos una copia certificada de partida, la cual
nos ayudará a verificar toda la historia del inmueble, desde su primera inscripción
hasta el último acto inscrito, incluyendo la información sobre gravámenes,
características del inmueble, propietario actual y anterior si lo hubiese.

3.- REPRODUCCIÓN DEL TÍTULO DE PROPIEDAD

El título de propiedad, entendido este como el instrumento donde consta el


derecho, es la sentencia final o el acta notarial declarativa de prescripción
adquisitiva de dominio.
3.1.- TESTIMONIO DE ESCRITURA PÚBLICA

Primero debemos saber que es una escritura pública, esta es un instrumento que
emite un Notario asentando algún acto o hecho jurídico. El término escritura
pública tiene un sentido amplio, que se refiere al instrumento en sí o cualquier
reproducción del mismo. Sin embargo, dicho término en sentido estricto se
refiere al instrumento original, que contiene las firmas del Notario y de los
comparecientes, y que se queda en el protocolo (expediente) del Notario.

Ahora bien, un testimonio de una escritura pública, es una especie de


reimpresión de la escritura pública que el Notario imprime en un papel especial,
con sellos originales y hologramas de autenticidad, y que se encuaderna o
engrapa dentro de un legajo o folder. El testimonio contiene una firma original
del Notario, pero esa firma tiene como único objeto que el Notario certifique que
el testimonio es una reproducción fiel de la escritura pública. Sin embargo, las
firmas que aparecen en la escritura pública original no aparecen en el testimonio,
ya que el testimonio no es una fotocopia de la escritura pública si no una
reimpresión. Muchas veces se le refiere a un testimonio como un "original",
aunque siendo estrictos la única versión original es la que se queda en el
protocolo del Notario. Cabe señalar que solo el Notario que emitió la escritura
pública original puede imprimir y firmar un testimonio de la misma.

A continuación se transcribirá el Testimonio de la Escritura Pública:


TESTIMONIO
3.2.- RESOLUCIÓN JUDICIAL

Una resolución judicial, es un dictamen que emite un tribunal para ordenar el


cumplimiento de una medida o para resolver una petición de alguna de las partes
intervinientes en un litigio. En el marco de un proceso judicial, una resolución
puede funcionar como una acción de desarrollo, una orden o una conclusión.

Para que una resolución judicial sea válida, debe respetar ciertos requisitos y
cuestiones formales. Por lo general, se debe incluir en la resolución el lugar y la
fecha de emisión, los nombres y las firmas de los jueces que la emiten y un
desarrollo sobre la decisión.

Las resoluciones judiciales pueden clasificarse de diferentes maneras de


acuerdo a la instancia en la que se pronuncian, a la materia que tratan o a su
naturaleza. Un auto, por ejemplo, es una resolución judicial que implica un
pronunciamiento de los jueces sobre una petición de las partes vinculada al
proceso jurisdiccional.

Además del auto, tenemos que subrayar que existen otros dos tipos de
resoluciones judiciales como son estas:

-Las providencias, que son aquellas resoluciones que realiza el juez y que se
refieren a cuestiones procesales que necesitan una decisión judicial según lo
que se encuentra establecido por ley.

-Las sentencias, que podemos decir que es el tipo de resolución judicial más
frecuente y que, ya sea en primera o en segunda instancia, se realiza para poder
poner fin a un proceso y una vez que ha concluido el proceso ordinario, la
tramitación establecida por ley.

Una sentencia también es una resolución judicial. En este caso, la resolución da


por concluido un litigio o una causa judicial. Lo que hace una sentencia es
reconocer el derecho de una de las partes y obligar a la otra parte a cumplir con
lo pronunciado.
3.3.- RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA

Una resolución administrativa, en este sentido, es una orden que pronuncia el


responsable de un servicio público. Se trata de una norma cuyo alcance está
limitado al contexto del servicio en cuestión y cuyo cumplimiento es obligatorio.
Los expertos señalan que las resoluciones administrativas son dictadas para que
los servicios públicos cumplan con las funciones que son estipuladas a través de
la legislación. Lo que hace la resolución administrativa es detallar, desarrollar o
complementar lo fijado por la ley.

La importancia de las resoluciones administrativas radica en su flexibilidad. Estas


resoluciones presentan información actualizada y específica que no forman parte
del texto de la ley.