Sie sind auf Seite 1von 18

Alfabetización digital para docentes; la tecnología como medio de

aprendizaje para los estudiantes.

Ministro de Educación recibe la Agenda Digital


El ministro de Educación, Oscar Hugo López, recibió del presidente de la República,
Jimmy Morales la Agenda Digital de Guatemala “Nación Digital”, que se enmarca
en la Política General de Gobierno 2016- 2020, dirigida a reducir la brecha digital en
el país y contribuir al desarrollo tecnológico, económico y social por medio del uso
de la Tecnología de la Información y la Comunicación. Nación Digital busca,
además, de cumplir el Plan de Gobierno, la integración de diferentes actores, como
sociedad civil, academia, organismos internacionales y gobierno, así como integrar
y armonizar proyectos para mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos.
El mandatario expresó: “Días como hoy son memorables, pero más memorable va
a ser si hacemos realidad lo que nos proponemos. Estamos dando un paso adelante
en favor del acceso a la tecnología, que se traduce en un enorme salto a favor del
acceso a la información y a la comunicación global, lo cual es parte de una agenda
internacional que nos motiva a impulsar ese tipo de esfuerzos en Guatemala. Este
lanzamiento es clave para impulsar el desarrollo de nuestra sociedad de la mano de
la modernización y la globalización digital”.
La viceministra Administrativa de Educación, María Eugenia Barrios de Mejía,
resaltó la importancia de la Agenda Digital como compromiso de nación: “Estamos
comprometidos con la educación de Guatemala, ese pilar que mueve a un país y
que hoy nos está llamando a mover vidas, que este proyecto lleve una nueva luz a
los estudiantes, docentes y comunidad educativa en general; con este proyecto se
está viendo un Currículo Nacional Base que rompe paradigmas y que nos lleva a un
futuro mejor”.
Escuelas se benefician con la donación de tecnología
El proyecto Nación Digital se inauguró en las escuelas oficiales rurales mixtas de la
Aldea El Bejucal, Gualán Zacapa y de la Aldea Cimarrón, en donde se otorgaron 16
computadoras de escritorio y 14 laptop.
El Ministerio de Educación, con el apoyo de la Municipalidad de Gualán, la
Superintendencia de Telecomunicaciones y la empresa Endless, unieron esfuerzos
para hacer realidad el proyecto; Zacapa es el segundo departamento beneficiado.
Además, del aporte tecnológico, ambos establecimientos fueron remozados, con
una inversión de Q.60 mil por parte de la municipalidad, para mejorar la
infraestructura de los edificios escolares.
“Llevar la tecnología a las comunidades del área rural es avanzar en el desarrollo
del país. Para el sistema educativo, el aporte y los esfuerzos que se realizan
interinstitucionales son significativos para el aprendizaje de los niños”, manifestó
Brenda Ramos López, supervisora Educativa de Gualán. (Mineduc, 2017)
Chapines hundidos en el analfabetismo digital

El uso de la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable para el


desarrollo laboral de las personas. Sin embargo, en Guatemala el analfabetismo
digital comienza en la educación pública, donde el desconocimiento de las nuevas
tecnologías de la información y comunicación es una constante, y se expande a
todo el país.
Aunque el uso de computadoras y de dispositivos digitales tabletas y teléfonos
celulares está a la orden del día, en diferentes modelos y para distintas utilidades,
en las aulas aún distan de ser la herramienta primordial para el desarrollo educativo
de los estudiantes, limitando con ello las capacidades laborales de los chapines y
su apropiada adaptación un mundo que cambia constantemente.
Maestros de escuelas públicas, de colegios privados, e incluso autoridades del
Ministerio de Educación Pública y de algunas universidades, aceptan que, aunque
internamente promocionan el uso de esos aparatos para fortalecer la enseñanza,
en sus establecimientos, estos aún no son necesariamente una fortaleza.
En otras palabras, Guatemala es un país tercermundista que sigue luchando contra
el analfabetismo, ahora digital. Stephanie Falla, asesora de innovación tecnológica
de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), explica que el país enfrenta el
problema que gran parte de su población alfabetizada ahora es considerada
analfabeta digital.
Nosotros llamamos analfabeta a todo aquel que no sabe leer ni escribir, mientras
que países más desarrollados hace muchos años dejaron de llamar analfabeta a
todo aquel que no puede entender o interpretar lo que está leyendo, y pasaron a la
nueva era del analfabetismo funcional; es decir, llaman así a quienes no pueden
utilizar un dispositivo electrónico.
En ese contexto, el país tiene una brecha de cerca de 15 años de atraso y quizá
tengan que pasar otros 25 para que se empareje. Pero esa es solo una
aproximación que hacen los expertos, ya que tal es el rezago en Guatemala, que
aún no existen estudios que midan el nivel del analfabetismo digital de la población.
En cifras, de 32 mil escuelas e institutos públicos registrados a nivel nacional, solo
menos de dos mil cuentan con laboratorios de computación habilitados y
únicamente 193 están conectados a internet.
Pero esto tampoco es una luz en el horizonte, ya que no todos los laboratorios están
abiertos para todos los estudiantes, tampoco cuentan con la totalidad de programas
y herramientas necesarias para utilizar la red, y muchas escuelas ubicadas en el
área rural no cuentan con servicio de energía eléctrica permanente para poder usar
los dispositivos.
Eso sin tomar en cuenta los niveles de analfabetismo que se registran en el país,
según el Comité Nacional de Alfabetización (Conalfa), del 13.20 por ciento.
Para el doctor Marco Antonio To, director de investigaciones en tecnología de la
Universidad Galileo, ese es uno de los problemas: la falta de acceso a la educación
formal. Pero también agrega los índices de pobreza, la falta de infraestructura
escolar, la carencia de maestros capacitados en materia digital y da énfasis a la
poca implementación de los sistemas informáticos en los establecimientos.
Si se suman todos esos aspectos, y otros, los estudiantes en Guatemala están en
una clara desventaja ante el desarrollo social, político y económico, por las
exigencias de la actividad industrial y empresarial de la era actual.

¿Qué es el analfabetismo digital?


Los expertos definen que el analfabetismo digital o tecnológico es una rama del
analfabetismo funcional. Es decir, la incapacidad de manejar las nuevas tecnologías
por falta de conocimientos, ignorancia o exclusión.
Estamos en la era en que el Internet es uno más de la familia. Desde los niños, que
ya son de la llamada Generación Milenium, hasta los adultos de la tercera edad se
han adueñado de la tecnología.
En otras palabras, las redes sociales y las aplicaciones para teléfonos inteligentes
acompañan la gran mayoría de alegrías y tristezas. Van a la par de la salud y la
enfermedad, y no digamos de cuestiones personales e íntimas.
Aunque especialistas en el tema prefieren hablar de alfabetismo digital por niveles,
no dejan de reconocer que el desconocimiento de la población al uso efectivo de los
aparatos de computación y celulares obedece a una inseparable cadena de
exclusión y marginación social que está determinada por la ausencia de recursos
económicos de la mayoría de guatemaltecos.
Claro, no dejan de mencionar que existen elementos de carácter estructural, como
la falta de infraestructura de red, de formación de capital humano en materia digital
o de inversión que sustentan las políticas públicas de adopción y uso de las
Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

En busca de desarrollo
¿Guatemala tiene algún plan de alfabetización digital, considerando el alto costo de
los servicios de internet en comparación a la realidad social? ¿Debería de ser una
prioridad fomentar el aprendizaje de las competencias digitales en las escuelas, los
institutos y las universidades? ¿Cómo está afectando el analfabetismo digital a los
guatemaltecos?
Esas son preguntas con respuestas a medias, porque aunque se promuevan
programas digitales en el aula, no se cumplen totalmente.
La Digecade lanzó en el año 2007 su programa de autoaprendizaje Alfabetización
Digital, como parte de una alianza con empresas privadas ligadas a la informática.
El objetivo era desarrollar conocimientos básicos en computación para los
estudiantes a través de la autoformación y autoevaluación, de manera que las TIC
fortalezcan los métodos de enseñanza-aprendizaje en el sistema educativo
nacional, pero ese plan finalizó en el año 2012.
Uno de los inconvenientes para las escuelas a las que les llegan donaciones de
aparatos de computación, es que algunos maestros rechazan la oferta por dos
razones, por temor a que los ladrones se roben los equipos y dañen las
instalaciones, o simplemente porque no tienen la capacidad para utilizarlos y menos
para enseñar a sus estudiantes cómo se usan.
En el 2008 el MINEDUC incluyó en el Currículo Nacional Base el curso de
Tecnología de la Información y Comunicación a partir de primero básico, pero muy
pocos institutos poseen laboratorios de computación para que practiquen.
Preferimos enseñarles a leer bien, pero soñamos con que algún día se tengan las
condiciones para que nuestros niños tengan su tableta, y tratar de estrechar la
brecha que los separa de los niños de las instituciones privadas, que definitivamente
es otro mundo, comenta la maestra Susana Valdez, encargada administrativa de
una escuela pública-privada.
En años atrás el Mineduc, respaldado por una organización internacional, impulsó
el proyecto One laptop for child, el cual buscaba desarrollar el uso de las
computadoras en las escuelas rurales. Desafortunadamente, los aparatos fueron
apareciendo en otras instituciones para las que no habían sido asignadas.
Los colegios privados tuvieron un boom tecnológico desde el año 2000 cuando
impulsaron sus laboratorios de computación y, luego, la inversión fue mayor con el
tiempo para fortalecer sus sistemas de informática y ofrecer mejores opciones a los
estudiantes. Además, impulsaron los aprendizajes mixtos B-Learning; con el uso de
móviles, M-Learning, y por medios electrónicos, E-Learning. Las plataformas
virtuales también comenzaron a ocupar un lugar en las aulas privadas, lo cual
permite que el alumno controle el avance o el ritmo de su aprendizaje.
Sin embargo, tampoco en el área privada han logrado desarrollarse plenamente,
aunque promuevan el uso de teléfonos inteligentes, laptops o tabletas.
Nosotros nos esforzamos porque los estudiantes comprendan el contenido en el
salón de clases, ya que el 90 por ciento de los estudiantes no cuenta con
computadora en casa, dice Brayan Hernández, catedrático de computación del
Colegio Montenevado.
De hecho, pocos tienen para pagar un café internet para cumplir con sus tareas
escolares. Me he visto en la necesidad de hacer maquetas de teclados para que
practiquen, resalta Hernández.
Catedráticos de básicos y diversificado consultados al respecto, comentan que
muchos de sus alumnos son incapaces de realizar un cuadro en Excel y desconocen
las funciones básicas de Word. Pedirles que preparen una presentación en
Powerpoint es una tarea titánica, lo único que saben es conectarse a Facebook,
agrega Hernández.
En la universidad tampoco es radiante el futuro tecnológico. No muchas casas de
estudios superiores tienen sistemas de conexión inalámbrica a Internet, quizá por
falta de equipos. De lo que sí estoy seguro es que todas las universidades del país
tienen páginas electrónicas de consulta, porque son gratis en la nube.
Humberto González, catedrático auxiliar de la Universidad Mariano Gálvez, es claro
en ese sentido: La universidad les imparte el conocimiento (a los estudiantes), pero
utilizarlos, según sus necesidades, es cosa de ellos los estudiantes quieren que
exista un manual con todas las respuestas en audio libro, porque no saben ni leer,
mucho menos beneficiarse de las herramientas que el mundo digital les ofrece.
Como él, otros catedráticos universitarios se quejan de tener estudiantes, incluso
de maestrías, con problemas para adaptarse a nuevas tecnologías y sistemas. Es
penoso que no sepan siquiera cambiar la letra de lo que copian y pegan, dice el
ingeniero Leonel Bantes, catedrático auxiliar de la Facultad de Ingeniería de la
Universidad de San Carlos de Guatemala.
A su juicio, el 50 por ciento de sus alumnos próximos a obtener un grado de
licenciatura no han podido vencer el analfabetismo digital. Tienen serios problemas
para interconectar las ideas, y se les dificulta poner en práctica los conocimientos
aprendidos.
Los encargados de departamentos de tecnología de algunas universidades
aseguran que uno de los problemas que han enfrentado es que catedráticos de
mayor edad se niegan a profundizar sus conocimientos en las nuevas plataformas
digitales, lo cual les hace difícil adaptarse a utilizar nuevos sistemas.
Y en este punto son analfabetos digitales por decisión, ignorando los códigos que
la sociedad del momento va imponiendo. El analfabetismo digital va por niveles.
Cada quién utiliza la tecnología y las redes sociales según lo crea conveniente, útil
o hasta donde le interese.
Un grupo de docentes universitarios y expertos en recursos humanos, también
concuerdan en que hay una evidente falta de interés por aprender. Los jóvenes no
se esfuerzan, tareas simples como escribir correctamente y comprender textos
sencillos representa para ellos un gran reto, con efectos nocivos en la economía del
país.
Dado que la exigencia de dominar la tecnología es cada vez en mayor, maestros,
catedráticos universitarios y especialistas en el tema señalan que se necesitan
profesionales completos, calificados y cualificados para desempeñar un empleo.
Es increíble, muchos pasan días enteros en sus dispositivos inteligentes, pero no
son capaces de enviar por correo electrónico su portafolio en un archivo adjunto en
formato PDF. Están inmersos en la tecnología, pero aun así son analfabetas
digitales.
Alvin Toffler, uno de los principales exponentes de la revolución digital, dijo alguna
vez: Los analfabetos del siglo XXI no serán los que no sepan leer y escribir, sino
quienes no puedan aprender, desaprender y volver a aprender, frase muy acertada,
tomando en cuenta los nuevos y permanentes avances tecnológicos.
En otras palabras, para tener éxito en el mundo digital de hoy en día, la
alfabetización va más allá de la capacidad de leer y escribir. Incluye aprender cómo
utilizar las herramientas de la tecnología, pero, para lograrlo, todavía hace falta
mucho por hacer.
Como todo esto no es un problema aislado, el Fondo de las Naciones Unidas para
la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco), promovió en el año 2008 los
estándares de competencias para docentes.
En el manual establece las capacidades mínimas que un profesor debe cumplir para
preparar estudiantes, ciudadanos y trabajadores capaces de comprender las
nuevas tecnologías y que puedan apoyar al desarrollo social de la nación. Eso
significa tener la capacidad de implementar cambios en el plan de estudios, en la
práctica pedagógica, que supone la utilización de tecnologías, herramientas y
contenidos digitales. (Ríos, 2016)
La misión de UNESCO consiste en contribuir a la consolidación de la paz y el
desarrollo sustentable mediante la educación, las ciencias naturales, las ciencias
sociales, la cultura y la comunicación e información. (Guatemala, s.f.)

Estándares de competencias para docentes según la Unesco

Educación de calidad y apropiación de las TIC


Los usos de las TIC en la educación pueden favorecer los procesos de enseñanza
y aprendizaje orientados a la construcción de aprendizajes significativos. Algunos
expertos reconocen en las TIC potencialidades que, por un lado, permiten
trascender las barreras espaciales y temporales de acceso a la información, la
formación y la educación y, por otro lado, favorecen el procesamiento que el usuario
hace de esa información. Estas potencialidades están dadas por las características
de las TIC: el almacenamiento y transmisión de información, que permiten el acceso
a grandes cantidades de información; el dinamismo y el formalismo, que hacen
posible representar informaciones que se transforman en el tiempo, con una
naturaleza coherentemente estructurada y lógica; la hipermedia y la multimedia, que
favorecen que la información pueda ser representada en diferentes formatos de
manera no lineal; la interactividad que hace posible la manipulación de la
información, en una manera bidireccional, en la que la herramienta tecnológica
retroalimenta la acción del usuario, quien a su vez se reorienta gracias a esta
retroalimentación y la conectividad, que permite el trabajo en red, abriendo nuevas
posibilidades al trabajo grupal y colaborativo, proporcionando diversidad de ayudas
en cantidad y calidad tanto para los docentes como para los.
Los usos de las herramientas tecnológicas y su impacto en la educación dependen
en gran medida del conocimiento y aprovechamiento de dichas características.

Uso reflexivo de las TIC


El uso reflexivo de las TIC por parte del docente, como un elemento fundamental en
el desarrollo de competencias TIC desde una dimensión pedagógica, supone que
el potencial que las TIC ofrecen para representar y transmitir información no
representa en sí mismo un aporte a los procesos de enseñanza y aprendizaje, sino
que depende de la apropiación que el docente haga de ellas al integrarlas al sistema
simbólico, que puede estar presente en cualquier tipo de escenario educativo
(lengua oral, escrita, lenguaje audiovisual, gráfico, numérico, estético, etc.) en pro
de la creación de condiciones inéditas relacionadas con los objetivos educativos
que se haya propuesto.
Por apropiación se entiende la manera en que los docentes incorporan las TIC a
sus actividades cotidianas de clase. La apropiación está en relación con el
conocimiento que los docentes desarrollan sobre las TIC, el uso instrumental que
hacen de ellas y las transformaciones que realizan para adaptarlas a sus prácticas
educativas. Para que el docente utilice eficientemente las TIC en su práctica
educativa debe prepararse. Aunque muchos avances surgen de manera intuitiva,
es necesario que los profesores se propongan construir intencionalmente los
sentidos del uso de las TIC en la educación. De esta manera, se puede marcar un
itinerario de aprendizaje en el cual los docentes parten de un modelo orientado a
aprender de la tecnología (uso instrumental) y se desplazan hacia uno que implica
aprender con la tecnología (uso para promover aprendizajes significativos).
El objetivo del uso reflexivo de las TIC en las prácticas educativas docentes se
fundamenta en el conocimiento y reconocimiento de sus virtudes, el uso intencional
conforme a dicho conocimiento y la posibilidad que esto genera para la
transformación de las prácticas educativas en pro de generar aprendizajes
significativos y el desarrollo integral de los estudiantes.

Competencias TIC desde la dimensión pedagógica


Las competencias en el diseño de escenarios educativos apoyados en TIC se
refieren a las habilidades de planificación y organización de elementos que permitan
la construcción de escenarios educativos apoyados en TIC para el aprendizaje
significativo y la formación integral del estudiante. Es importante señalar que los
niveles de apropiación en relación con las competencias propuestas se evalúan a
partir de las actividades diseñadas por los docentes. En ese orden de ideas, no se
puede atribuir un único nivel de competencia a cada docente. Los niveles se
establecen en función de cómo usan la tecnología en prácticas específicas.
Elementos del nivel de apropiación
El conocimiento de la tecnología se refiere a lo que el docente sabe sobre la
tecnología y su saber declarativo. La utilización hace referencia al empleo cotidiano
de prácticas educativas que involucran apropiación de las TIC, y tendría una
naturaleza procedimental. Finalmente, la transformación tiene que ver con las
modificaciones adaptativas que se hacen de las prácticas que involucran el uso de
la tecnología en el aula. Se puede decir que los conocimientos (conceptuales,
procedimentales y condicionales) que tienen los docentes sobre las TIC determinan
el uso de ellas y las adaptaciones que hacen a sus prácticas educativas.
Los elementos que estructuran los niveles de apropiación parten de tres categorías
según la siguiente tabla.

Nivel de Integración
En este nivel de apropiación se tiene una concepción de las TIC como herramientas
que facilitan la presentación de contenidos, la comunicación y la transmisión de
información. En este nivel se podrían encontrar prácticas que se dirigen a la
digitalización de los contenidos de clase, como el paso de los documentos del papel
a lo digital. Al evaluar la efectividad de la integración de las TIC a su práctica
educativa, el docente hace énfasis en los límites y aportes en términos de economía
de tiempo, recursos y acceso a gran cantidad de información.
Un ejemplo de una práctica que podría clasificarse en este nivel es la realización de
evaluaciones tradicionales de selección múltiple apoyadas en una LMS (Learning
Management System). Un docente elegiría esta modalidad debido a que es del
agrado de los estudiantes y les gusta más que la tradicional en papel. Esta
preferencia se debe a que están familiarizados con el ambiente digital, la calificación
es inmediata, pueden ver en qué acertaron y en qué erraron y ello permite una
retroalimentación más rápida y contingente. Además, esta retroalimentación se
puede dar de manera individual o grupal.
Esta herramienta ofrece la opción de hacer diferentes tipos de preguntas (selección
múltiple, falsa o verdadera, etc.) lo que permite evaluar de diferentes maneras y
hacer la evaluación menos monótona. En resumen, se puede decir que la
evaluación a través de la LMS es útil, tanto para estudiantes como para docentes
pues ahorra tiempo, permite una retroalimentación rápida y una agilización de los
procesos logísticos de los exámenes.
Nivel de re-orientación
Este nivel de re-orientación se caracteriza porque, en una actividad educativa
particular, el docente utiliza las herramientas tecnológicas para organizar su práctica
pedagógica con la participación activa de los estudiantes en torno a actividades
particulares de enseñanza-aprendizaje. Las TIC dejan de ser representadas como
una herramienta que fácil, rápida y económicamente permite poner a disposición de
los estudiantes grandes cantidades de información, y pasan a ser adoptadas como
una herramienta que facilita la construcción de conocimiento gracias a sus
características particulares: interactividad, formalismo, dinamismo, multimedia e
hipermedia. Estas características hacen posible acceder, utilizar y transformar la
información en diferentes formatos de representación y permiten la simulación y
modelamiento de resolución de problemas.
Una práctica que podría ejemplificar este nivel, sería la elaboración colaborativa de
blogs para favorecer la comprensión de los temas vistos en la clase presencial. El
docente hace uso de esta herramienta integrada a su clase, demandando a los
estudiantes abordar un proceso de escritura dando cuenta de su comprensión de
los contenidos. No obstante, el proceso de escritura se enriquece a partir de las
características de multimedia e hipermedia aportado por las TIC. Esto se logra
cuando los docentes piden a los estudiantes que construyan sus blogs con el aporte
de sus propias búsquedas y recursos encontrados en la red, al tiempo que de
manera colaborativa intercambian puntos de vista y recursos digitales.

Nivel de evolución
En este nivel, el docente tiene claro que las TIC permiten crear entornos que
integran los sistemas semióticos conocidos y que amplían hasta límites
insospechados la capacidad humana para representar, procesar, transmitir y
compartir información. Desde esta perspectiva, el docente usa dicha potencialidad
para mediar las relaciones entre los estudiantes y los contenidos de aprendizaje, las
interacciones y los intercambios comunicativos entre él y los estudiantes. Es decir,
“el docente utiliza de manera flexible y creativa las herramientas virtuales para crear
escenarios que permitan al estudiante interactuar de manera significativa con el
objeto de estudio”.
Este uso de las TIC tiene lugar, por ejemplo, en la resolución de problemas virtuales,
el modelamiento de la forma en que operan algunas leyes y las descripciones
multirrepresentacionales. Esto supone que el docente muestra desempeños en el
uso de las TIC en los que se evidencia una relación coherente entre los siguientes
elementos: el conjunto de contenidos del curso, los objetivos y actividades de
enseñanza-aprendizaje, actividades de enseñanza y aprendizaje. Dada la claridad
que tiene el docente en este nivel, él podría colaborar-compartir con sus colegas
sus avances y, a la vez, asistirlos en la apropiación de algunas herramientas
tecnológicas.
Sentido y uso de los estándares por los docentes

Las competencias TIC, acompañadas de sus respectivos estándares, buscan


facilitar a las instituciones educativas y sus docentes un proceso de formación
acorde a las necesidades y nivel de apropiación de las TIC, privilegiando el eje
sustancial de la educación: la dimensión pedagógica. A través de la ruta formativa
propuesta se espera que los docentes logren:
 Reconocer, como docente, sus expectativas frente a la dimensión
pedagógica con relación a la apropiación de las TIC en su práctica educativa
y quehacer profesional.
 Identificar sus necesidades de formación respecto a las competencias TIC y
sus respectivos estándares.
 Definir a partir de la ruta de formación un itinerario formativo para seguir
avanzando en el nivel de apropiación de las TIC y las competencias
implicadas.

Ruta de formación y apropiación docente

Esta ruta de formación consta de cinco fases.


1. Valoración del nivel de apropiación de las TIC en las prácticas
educativas: Esta primera fase busca que las instituciones y su equipo
docente identifiquen el nivel de apropiación de las TIC en sus prácticas
educativas, a partir de los instrumentos de valoración basados en los
Estándares de competencias TIC desde la dimensión pedagógica.

2. Reflexión e instrucción en el uso de las TIC para la promoción de


procesos de enseñanza y aprendizaje significativo: Después de que el
docente ha reflexionado sobre el uso particular que les da a las TIC en sus
prácticas educativas puede iniciar un proceso de formación (tutoriales,
videos, MOOC, webinars, talleres, etc.) para diseñar estrategias y prácticas
docentes a partir de los lineamientos que se proponen en los Estándares de
Competencias TIC desde la dimensión pedagógica, considerando los
objetivos de enseñanza y aprendizaje de dichas estrategias y/o prácticas
(Ruta de formación: Aprendiendo con otros, Aprendiendo de otros,
Aprendiendo juntos y Aprendiendo Autónomamente).

3. Uso guiado de prácticas educativas apoyadas en TIC: En esta fase se


busca que los docentes desarrollen las estrategias y prácticas diseñadas
para ser acompañadas y retroalimentadas por asesores y/o docentes
formados, que les permitan, a la luz de los lineamientos, evidenciar los
aspectos a considerar en sus prácticas educativas para mayor efectividad.
4. Revisión de los resultados de la implementación de la práctica
educativa apoyada en TIC: En esta fase se ha finalizado la implementación
de las prácticas. Se revisa y se recogen las impresiones obtenidas durante
la anterior fase, para identificar aspectos a transformar durante las
posteriores implementaciones de una práctica y/o estrategia con uso de TIC.

5. Sistematización de prácticas educativas apoyadas en TIC exitosas:


Finalmente, la transición por estas fases de la ruta formativa permitirá
evidenciar el nivel de apropiación en competencias TIC a partir de las
estrategias y prácticas educativas, lo cual permitirá aportar a la calidad
educativa. (COMPETENCIAS Y ESTÁNDARES TIC, 2016)

Tipos de usuarios tecnológicos

Heredero digital
Tienen un acceso significativo a la tecnología, en combinación con una interacción
adulta adecuada para aprender a usarla de manera responsable. Estos
adolescentes desarrollan unas habilidades tecnológicas notables.

Huérfano digital
Tienen un acceso significativo a la tecnología, pero carecen de orientación en el
camino. ¿Quién no ha visto alguna vez a niños o adolescentes con vía libre y sin
supervisión del consumo tecnológico que están realizando? El sexting y el acoso
online podrían ser solo el comienzo en su trayectoria.

Exiliado digital
A este subgrupo se les ha denegado el acceso a la tecnología y a las redes digitales
de aprendizaje por diversas razones. A veces el miedo se encuentra en la base de
estas restricciones, otras veces una prudencia desmedida por parte de los adultos.
Ahora, consideremos lo que sucede cuando por ejemplo, un maestro de primaria
decide no utilizar la tecnología con sus alumnos; porque tiene miedo, o piensa que
“los niños ya pasan suficiente tiempo conectados en casa”, o la cultura del centro
no favorece ni fomenta el uso de la tecnología (ej: el director ni siquiera chequea su
correo electrónico ¿por qué debería este maestro hacerlo?). Para ese porcentaje de
exiliados y huérfanos digitales que existen en el aula, esto significaría un año
completo de aprendizaje digital perdido. (EDUforics, 2018)
Antecedentes de las TIC en Guatemala

En julio de 1991 a través del Decreto 63-91, el gobierno de la República de


Guatemala hacía el primer esfuerzo para la formación de un órgano encargado de
normar la investigación y fomento de la utilización de tecnología a nivel nacional que
involucrara al sector público y privado. Además, se creaba la Medalla Ciencia y
Tecnología con el objetivo de premiar la investigación y el desarrollo tecnológico de
interés nacional. En su artículo 7, en dicho decreto se establece que el Estado
identificará, formulará, evaluará y ejecutará proyectos de investigación científica y
desarrollo tecnológico.
Este era uno de los primeros esfuerzos que se hacía por documentar el uso de la
tecnología amparados por el gobierno de Guatemala. La tecnología utilizada en ese
año se limitaba a retroproyectores, video grabadoras y televisores a color, debido a
la escasa asignación de recursos económicos para la compra de equipo para ser
utilizado en la enseñanza pública. Además, dichos elementos eran para uso
exclusivo de los niveles básico y diversificado quedando vedado su uso en las
escuelas de niveles primario y pre-primario.
En las instituciones educativas privadas se utilizaba de manera más seguida este
tipo de tecnología debido a que se contaba con mayor asignación presupuestaria y
con una visión a corto, mediano y largo plazo de las aplicaciones tecnológicas en la
educación en cualquiera de los niveles académicos.
La internet no se encontraba muy desarrollada, por lo que no se pensaba en
introducirla de forma masiva, debido a sus altos costos y poca aplicación. El
surgimiento de la internet para su uso comercial tuvo su mayor impacto a partir de
1995, la cantidad de sitios habilitados para consulta creció en un 300% anual y la
cantidad de usuarios ha crecido hasta la fecha de forma exponencial.
En 1996 con la privatización de las telecomunicaciones se abre un nuevo panorama
para las TIC; se genera un nuevo mercado a través de la telefonía móvil y el
mercado de los enlaces de internet incorpora nuevos elementos tecnológicos a la
sociedad y a la educación en general, especialmente en los países desarrollados.
Treinta y seis años de guerra constante y la diversidad de idiomas que se hablan en
los distintos departamentos han sido obstáculos para la implementación y
estandarización de tecnología a nivel nacional, con el objetivo de reducir la brecha
digital y propagar de forma efectiva las TIC en todos los niveles educativos.
Existen esfuerzos por parte de fundaciones nacionales y organismos
internacionales, así como la cooperación de países amigos para instalar
laboratorios de computación en distintos centros educativos pero la cobertura es
insuficiente en materia de TIC. El gobierno ha impulsado programas como “Escuelas
Abiertas” y “Escuelas Demostrativas del Futuro”, cuyo objetivo no solamente es la
de tecnificar la enseñanza sino de impactar en la profesionalización de los maestros
en materia tecnológicas. (Sáenz)
Avanzar hacia una educación de calidad

El Ministerio de Educación parte de la premisa de que el pleno derecho a la


educación consiste en no sólo asistir a un centro educativo, sino que recibir una
educación de calidad. Además, estipula que no habrá diferencia alguna en la
condición de la persona que recibirá la educación, respetando la diversidad de
culturas que posee nuestro país.
Dentro de los objetivos estratégicos relevantes de este punto se pueden mencionar:
a) Facilitar la inserción de la población educativa a los procesos de globalización y
b) fomentar el acceso a la tecnología con las orientaciones educativas sustentables.
Del inciso a) se puede establecer que se busca que la población educativa participe
de la interdependencia política, económica y cultural que se da entre países y el
inciso b) persigue el uso de la tecnología para la educación a través de programas
sustentables y orientados por los educadores.

Influencia de la tecnología en la educación

En Guatemala la gran mayoría de los niños no tienen acceso a internet, ni a una


computadora que les permita acceder a la red desde su casa o desde su escuela.
Esta situación limita los beneficios para realizar trabajos escolares, buscar
información e intercambiar ideas con otros niños.
Cabe destacar que el internet es una herramienta útil y en su mayoría suele ser
necesaria para la realización de las diversas tareas escolares, en él podemos
encontrar contenidos de distintas áreas adaptándose a los diferentes niveles del
sistema educativo.
Sin embargo, los niños son los más afectados por esta tecnología, puesto que en
ésta pueden adquirir una cantidad infinita de información, la cual puede traer
consecuencia para ellos si no cuentan con la supervisión de un adulto.
Algunas de las desventajas que los niños pueden obtener en el internet por falta de
supervisión adulta son:
 Aislamiento entre el estudiante y su socialización
 Consulta de páginas con bajo nivel educacional
 Poco desarrollo de sus habilidades cognitivas de investigación y de
aprendizaje significativo (concyt, 2014)
Influencia de la tecnología en la educación guatemalteca

El gobierno de la república de Guatemala reconoce a principios de los años 90 la


influencia tecnológica, que en adelante prevalecerá en muchas actividades
económicas, productivas, educativas, etc.; por lo que da vida al Sistema Nacional
de Ciencia y Tecnología (SINCYT) a través del Decreto 63-91 del Congreso de la
República.
En materia de TIC en el año 1996, se consolida el proceso de privatización de las
telecomunicaciones con la aprobación de la Ley General de Telecomunicaciones
(Decreto 94-96 del Congreso de la República) en el país. Dicha ley da vida a la
Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) y regula claramente la forma de
administrar el espectro radioeléctrico en Guatemala y la forma de interconexión
entre operadores de telefonía. Gracias a esta ley el sector de telecomunicaciones y
sobretodo de telefonía móvil ha crecido de manera acelerada.
El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2005-2014 es el marco de
referencia oficial para el desarrollo científico y tecnológico en Guatemala. Existe una
sección muy importante dentro de este Plan con los ejes estratégicos y su relación
con la Información e Informática en Guatemala.
Se debe dejar el enfoque tradicional donde la enseñanza o la incorporación de
cursos de “computación” dentro de los pensum de estudios es la clave para mejorar
esos procesos de incorporación de TIC. Ahora el enfoque moderno y que debe estar
en mente de todas las instituciones educativas es cómo las herramientas de TIC
pueden apoyar el proceso de enseñanza aprendizaje de cualquier materia. Cómo a
través del uso de un computador e internet un niño puede reforzar materias básicas
como matemática, lenguaje o cualquier otra materia.
Cómo en el nivel medio o superior el acceso y uso de estas tecnologías abren un
campo de nuevas posibilidades de información, investigación y de generación de
nuevos conocimientos para los estudiantes, profesores y catedráticos.
El Gobierno ha elaborado programas en donde en el caso de la educación pública
se impulsa la incorporación tecnológica en todos sus niveles. Programas como
“Escuelas Abiertas” y “Escuelas Demostrativas del Futuro” han demostrado ser
iniciativas que apuntan a la disminución de la brecha digital en el país.
Otro programa es el de dotación de computadores a los maestros donde a través
de alianzas estratégicas con el sector privado el Ministerio de Educación, también
apunta a la profesionalización de sus maestros en materia tecnológica para ampliar
sus horizontes de docencia. Hay que destacar programas como “Redondeo por la
Educación” donde la Fundación Sergio Paiz impulsa la incorporación de tecnología
en las aulas a través del apoyo de varios socios que representan diversos sectores
de la sociedad guatemalteca (Moscoso, 2012)
Existen varios casos de éxito en el sector de las TIC, pero cabe resaltar el caso de
Enlace Quiché quienes son una organización no lucrativa ubicada en el
Departamento del Quiché y en donde cuentan con varios Centros Técnicos
Bilingües para la enseñanza y promoción de las TIC15. Esta organización ha sido
reconocida a nivel nacional e internacional por sus esfuerzos y logros en materia de
inclusión digital, ganando premios inclusive dentro de la Cumbre mundial de la
Sociedad de la Información por su software gratuito multimedia para el aprendizaje
de lenguas mayas asistido por computador.

La Incorporación de las TICs en las escuelas del país

Hasta antes del año 2004, no hay evidencia clara de acciones hacia la incorporación
de tecnología en las escuelas del país, así como una estrategia clara para
introducirla en las escuelas. Se realizaron algunos esfuerzos aislados, a través de
proyectos financiados por organismos internacionales y de proyectos oficiales. Para
entonces se habían equipado únicamente 45 Centros de Informática, la mayoría de
éstos en institutos del nivel medio.
Los proyectos fueron enfocados fundamentalmente en llevar computadoras al aula.
Es hasta en el año 2004, cuando el Ministerio de Educación, a través de la Dirección
General de la Calidad Educativa, difunde una política de incorporación de tecnología
en el aula. Los principales esfuerzos en integración de tecnología en el aula se
evidencian de 2004 a 2007.
Los proyectos se focalizan principalmente en primaria, a través del proyecto de
Escuelas Demostrativas del Futuro (EDF), financiado inicialmente por el Banco
Mundial. En el nivel medio, a través de una donación japonesa, se equipó el 100%
de los institutos de educación básica del país.
En el año 2006, se lanzó el proyecto Abriendo Futuro, en donde más del 60% de los
docentes del sector oficial del país adquirieron una computadora con apoyo
estratégico y financiero del Ministerio de Educación. Así también, institucionalmente
se fortalece la Unidad de Innovación Educativa, INNOVA, que asume las funciones
de promover y dar seguimiento a los proyectos.
Para los proyectos, el Ministerio de Educación estableció también alianzas con
diferentes organizaciones e iniciativa privada que apoyaron principalmente en
infraestructura escolar y en dotación de computadoras. Entre ellos se contaba con
Microsoft, Intel, Telgua, Qualcomm, Fundación Sergio Paiz Andrade, Club Rotarios,
así como SOSEP, USAID, GTZ, AECI, ExE y municipalidades.
En el período 2008-2011 se dio seguimiento al tema, aunque con un enfoque distinto
y con una menor prioridad dentro de las políticas impulsadas.
Escuelas Demostrativas del Futuro (EDF): Integración de tecnología en el
nivel primario
El proyecto Escuela Demostrativa del Futuro (EDF), una iniciativa conjunta del
Ministerio de Educación, fundaciones y organizaciones empresariales, busca la
incorporación de la tecnología en los procesos de enseñanza aprendizaje en la
primaria. Este proyecto se basa en una intervención holística que propone el cambio
en la escuela, a través de un modelo educativo centrado en los procesos
pedagógicos, en la participación activa de los padres de familia y la comunidad en
apoyo a la acción educativa, la integración de la tecnología como herramienta
indispensable en la educación moderna y la mejora de la infraestructura física.
Este modelo se ha realizado principalmente a través de la alianza “Tecnología para
Educar”. Los socios fundadores de la alianza fueron: por el Gobierno, el Ministerio
de Educación, COPRE, CONCYT y la SIT; por el sector privado, la Fundación Sergio
Paiz Andrade (FUNSEPA) y Microsoft de Guatemala; por los organismos
internacionales, el Fondo para el Desarrollo Educativo (FODE) del Gobierno de
Canadá. Posteriormente se sumaron a la alianza otras organizaciones como
Empresarios por la Educación.
El modelo consiste en dotar a las escuelas de 16 computadoras, una cañonera y
una impresora. La dotación se realiza con equipo nuevo y reacondicionado. Para
2010, a nivel nacional se habían dotado a 791 escuelas, entregando 10,152
computadoras y beneficiando a 294,804 niños y niñas. En lo que respecta a
conectividad, para este mismo año solamente 152 han sido beneficiadas con
Internet, representando esto un gran reto en tecnología.
La memoria de labores 2009 del Ministerio de Educación indica que fueron
beneficiadas 49 escuelas en ese año. La preocupación del tema de conectividad se
ha extendido más allá del sector público. Tal es el caso que varias empresas y
fundaciones planean lanzar el proyecto Guate Conects con el fin de dotar de Internet
a escuelas a nivel nacional y posteriormente extenderlo a otros sectores de la
sociedad.
Finalmente, para motivar al docente en su actualización tecnológica se crearon dos
programas.
Uno es el concurso de “Maestros Innovadores” organizado por Microsoft, en el cual
los maestros presentan proyectos tecnológicos y los ganadores viajan a otros
países a presentarlos.
El otro programa se realiza en colaboración con el gobierno de Corea del Sur, en el
cual cada año se selecciona a un grupo de docentes los cuales visitan ese país y
conocen aspectos tecnológicos con el objetivo de replicarlos en sus comunidades.
Retos actuales:
• Capacitación sistemática y continua de los docentes
• Sostenibilidad y continuidad del proyecto después del 2007
• Estrategia de mantenimiento de equipo
• Evaluación de impacto
• Proceso de certificación de EDFs más corto y sencillo (el proceso toma más
de 2 años)
Abriendo Futuro
En el 2007 el Mineduc lanzó el programa “Abriendo Futuro”, con el objetivo de que
los docentes de escuelas e institutos oficiales pudieran adquirir computadoras
propias a un precio bajo y con un plan de financiamiento accesible. Para adquirir
una computadora portátil el docente (de primaria o secundaria) debía aportar
Q1,900.00 y el resto lo aportaba el gobierno. Para finales del año 2010 un total de
57,676 maestros habían adquirido una computadora, 68% optó por una laptop y el
32% por una desktop.
Además, el programa está acompañado de capacitaciones a docentes en el uso de
sus computadoras y programas tecnológicos. Este programa, que se ha trabajado
en coordinación entre el MINEDUC, FunSEPA y Microsoft ha tenido buena
aceptación en los docentes.
Capacitaciones a docentes
Las capacitaciones en tecnología son llevadas a cabo por tres fuentes. FunSEPA
con el Programa Abriendo Futuro en alianza con el MINEDUC y Microsoft, en la cual
se capacita desde la iniciación de la computadora hasta la aplicación a aspectos
pedagógicos. La segunda es el programa “Alfabetización Digital” realizado por el
MINEDUC en conjunto con Microsoft. Este convenio fue llamado “Alianza por la
Educación” y su enfoque es la enseñanza de la tecnología como herramienta de
aprendizaje. La tercera lo realiza siempre el MINEDUC en alianza con Intel y los
contenidos van en el desarrollo de habilidades y destrezas en informática.
Para el año 2010, FunSEPA reporta 60,844 maestros capacitados en todo el país
del Proyecto Abriendo Futuro, financiado a través de la iniciativa de reinversión de
fondos en la cual Microsoft se comprometía a donar US$20 a FunSEPA por cada
computadora adquirida por los docentes, siendo una inversión aproximada de
US$1,100,000. El Programa Alfabetización Digital reporta 14,805 miembros de la
comunidad educativa capacitados (maestros, padres, alumnos), de los cuales 2,861
han sido certificados. Por su parte, el MINEDUC en el programa Intel, capacitó a
200 docentes en el 2009 y la réplica de dicha capacitación por 5 veces en cada
escuela normal seleccionada, dentro de los 22 departamentos del país.
Durante el año 2009 se capacitaron 5,378 docentes a nivel nacional por medio del
proyecto “Alfabetización Digital”. Adicionalmente, el MINEDUC con el programa de
“Alfabetización Digital” inició en octubre de 2010 el curso básico de Soporte Técnico.
Con esta modalidad se han logrado capacitar 183 personas de la comunidad
educativa. (educación, 2011)
Referencias
COMPETENCIAS Y ESTÁNDARES TIC. (2016). Obtenido de desde la dimensión
pedagógica:
http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Santiago/pdf/Co
mpetencias-estandares-TIC.pdf
concyt. (13 de marzo de 2014). concyt.gob. Obtenido de concyt.gob:
www.concyt.gob.gt/informe/educativoregional
educación, E. p. (septiembre de 2011). Tecnología en las aulas. Obtenido de
http://www.empresariosporlaeducacion.org/sites/default/files/6_tecnologia_e
n_las_escuelas_sept_2011.pdf
EDUforics. (12 de marzon de 2018). EDUforics. Obtenido de Anticipando la
educación del futuro: http://www.eduforics.com/es/alfabetizacion-digital/
Guatemala, N. u. (s.f.). Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura. Obtenido de https://onu.org.gt/onu-en-
guatemala/agencias/unesco/
Mineduc. (03 de Marzo de 2017). Informativo - Mineduc. Obtenido de Informativo -
Mineduc: www.mineduc.gob.gt
Moscoso, M. (febrero de 2012).
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2482_IN.pdf. Obtenido de
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2482_IN.pdf: www.funsepa.org
Ríos, D. (14 de junio de 2016). Crónica. Obtenido de
https://cronica.com.gt/2016/06/chapines-hundidos-en-el-analfabetismo-
digital/
Sáenz, M. T. (febrero de 2012).
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2482_IN.pdf. Obtenido de
www.tufuncion.com/historia_interneter
Sáenz, M. T. (s.f.). http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2482_IN.pdf. Obtenido
de http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2482_IN.pdf: www.concyt.gob.gt.