Sie sind auf Seite 1von 73

PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE


IMPACTO DE GÉNERO EN
CASTILLA Y LEÓN

Elaboración de informes de evaluación del impacto de género de


los anteproyectos de Ley, de disposiciones administrativas de
carácter general, así como de Planes de especial relevancia
económica y social
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Junta de Castilla y León


Protocolo para la Evaluación del Impacto de Género en Castilla y León.

Dirección, coordinación:
Dirección General de la Mujer

Autoría:
LIKaDI, Formación y Empleo

Edita:
Junta de Castilla y León

2
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

ÍNDICE
1. INTRODUCCIÓN ......................................................................................................4
1.1. Justificación: Contexto social y normativo ................................................................4
1.2. Objetivos y público destinatario ..............................................................................8
1.3. Estructura de contenidos .......................................................................................8

2. EL PROCEDIMIENTO................................................................................................. 9
2.1. La pertinencia de género........................................................................................9
2.2. El Impacto de género ..........................................................................................12
2.3. Agentes implicados y su relación en el procedimiento .............................................. 16

3. EL INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO ........................................... 18


3.1. Fundamentación y Objeto del Informe ................................................................... 19
3.2. La pertinencia de género de la norma .................................................................... 20
3.3. El impacto de género de la norma ......................................................................... 22
3.3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género ...........................22
3.3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de la norma ........... 24
3.3.3. Grado de respuesta de la norma o plan al mandato normativo y desigualdades ....... 27
3.3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma ..............................31
3.4. Diagrama de flujos.……………………………………………………………………………………………………………31

4. ANEXOS ............................................................................................................... 33
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

1. INTRODUCCIÓN

1.1. Justificación: Contexto social y normativo

La igualdad formal conseguida en los últimos años no anula en ningún caso la persistencia de
desigualdades sociales entre ambos sexos, enraizadas en la inercia de las dinámicas y las
relaciones sociales establecidas entre mujeres y hombres. Estas desigualdades de género
suponen un claro obstáculo para el desarrollo, lo cual ha llevado a los poderes públicos a
plantearse el objetivo de reducir y eliminar dicha desigualdad.

En este contexto, las políticas públicas han de concebirse como el principal instrumento de
actuación de los gobiernos para regular los procedimientos de acceso y control, por parte de
la ciudadanía, a los diferentes recursos y servicios públicos existentes. Si bien, para
garantizar que las mujeres y los hombres a quienes se dirijan las políticas se beneficien por
igual de las acciones puesta en marcha, es imprescindible tener en cuenta que las
necesidades de ambos sexos pueden variar y ser diferentes. La realidad ha demostrado que
no basta con no discriminar para garantizar la igualdad. Las políticas no son “neutrales” al
género, es decir, no producen un efecto igualitario en hombres y mujeres, ya que ambos
sexos no parten de las mismas condiciones, variando su situación y posición en función del
rol de género, respecto a cualquier ámbito de intervención de las políticas públicas (empleo,
salud, educación, participación social, etc.). Tomando conciencia de esta realidad, es a partir
de la IV Conferencia de Naciones Unidas sobre las Mujeres, celebrada en Beijing en
1995, cuando las instituciones públicas adoptan el compromiso de posicionarse de forma
activa, promoviendo y fomentando la igualdad entre mujeres y hombres de una manera
intencional. Esta intencionalidad supone la adopción de una nueva estrategia, que implica la
transversalización del principio de igualdad de género como principio informador de
las acciones y políticas públicas generales, desde su fase de planificación, hasta la
ejecución y la evaluación de sus resultados.

Uno de los ámbitos de las políticas públicas afectado por este principio es el proceso de
elaboración y aplicación de las normas jurídicas, en las que la aplicación del enfoque de
género en su planificación y evaluación es un hecho que se ha visto impulsado y legitimado,
además, por el siguiente marco legislativo en el ámbito europeo, estatal y en la Comunidad
Autónoma de Castilla y León:

ÁMBITO EUROPEO:

 A partir de la entrada en vigor del Tratado de Ámsterdam, en 1997, se adopta una


posición activa por el logro de la igualdad real entre mujeres y hombres, lo cual supone
que a partir de entonces los poderes públicos tienen la obligación, no sólo de no

4
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

discriminar, sino de llevar a cabo políticas activas que demuestren un efecto positivo en
el logro de la igualdad de género. Un año antes al Tratado, en 1996, la Comunicación
de la Comisión especifica la necesidad de “integrar la igualdad de oportunidades
entre las mujeres y los hombres en el conjunto de las políticas y acciones
comunitarias”. Ya en el documento estratégico de seguimiento de la Comunicación, se
explicita la obligatoriedad de “evaluar el impacto en función del género” de las políticas
llevadas a cabo, figurando entre las medidas fundamentales de acción comunitaria.

 En 2002, dentro del Programa Legislar mejor elaborado por la Comisión, se explicita
la necesidad de evaluar el impacto de las principales iniciativas políticas y legislativas,
como una herramienta para la mejora y adaptación de la actividad legislativa y
reglamentaria.

ÁMBITO ESTATAL:

 En 2003, se aprobó la Ley 30/2003, de 13 de octubre, sobre medidas para


incorporar la valoración del impacto de género en las disposiciones normativas
que elabore el Gobierno, estableciendo la obligatoriedad de acompañar los
anteproyectos de ley y reglamentos normativos de un informe sobre el impacto por
razón de género de las medidas establecidas en el mismo.

 Un punto de inflexión e impulso lo constituye sin duda la Ley Orgánica 3/2007, de 22


de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que contiene varias
referencias a la transversalidad de la igualdad de género y sobre su aplicación en el
proceso de elaboración, interpretación y aplicación de las normas jurídicas, en concreto a
través de los siguientes artículos:

 Art. 4. Integración del principio de igualdad en la interpretación y


aplicación de las normas: “La igualdad de trato y de oportunidades entre
mujeres y hombres es un principio informador del ordenamiento jurídico y,
como tal, se integrará y observará en la interpretación y aplicación de las normas
jurídicas”.

 Art. 15. Transversalidad del principio de igualdad de trato entre mujeres y


hombres: “El principio de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y
hombres informará, con carácter transversal, la actuación de todos los Poderes
Públicos. Las Administraciones públicas lo integrarán, de forma activa, en la
adopción y ejecución de sus disposiciones normativas, en la definición y
presupuestación de políticas públicas en todos los ámbitos y en el desarrollo del
conjunto de todas sus actividades”.

5
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

 Art. 19. Informes de impacto de género: “Los proyectos de disposiciones de


carácter general y los planes de especial relevancia económica, social, cultural y
artística que se sometan a la aprobación del Consejo de Ministros
incorporarán un informe sobre su impacto por razón de género1”

ÁMBITO AUTÓNOMICO DE CASTILLA Y LEÓN:

 El compromiso de la Junta de Castilla y León con el fomento de la igualdad queda


patente desde el momento en que se aprueba una normativa propia sobre igualdad de
género: la Ley 1/2003, de 3 de marzo, de igualdad de oportunidades entre
Mujeres y Hombres en Castilla y León. En la misma ya se hacen referencias a la
inclusión de la igualdad de género como un principio informador de la actuación
administrativa, a saber:

 Artículo 3. Principios que informan la actuación administrativa


“La Administración de la Comunidad de Castilla y León y el resto de
Administraciones Públicas de su ámbito territorial de actuación se regirán en
materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres por los siguientes
principios (…) Entre ellos, la Transversalidad que comporta aplicar la
perspectiva de género en las fases de planificación, ejecución y evaluación
de las políticas llevadas a cabo por las distintas Administraciones
Públicas”.

 Compromiso que queda recogido igualmente en el Estatuto de Autonomía de Castilla


y León, reformado por la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, al
reconocer, en el artículo 14, que “Los poderes públicos de Castilla y León garantizarán
la transversalidad del principio de igualdad de género en todas sus políticas,
promoviendo acciones positivas para lograr la igualdad de oportunidades entre mujeres y
hombres…”.

 En cuanto al proceso de elaboración de las normas jurídicas, el IV Plan de Igualdad de


Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Castilla y León (2007-2011),
aprobado por Decreto 1/2007, incluye entre sus medidas el “impulso de la modificación
de la legislación vigente para introducir y regular el impacto de género en la
elaboración de disposiciones de carácter general y de planes de especial
relevancia económica y social de la Junta de Castilla y León”.

1
De aplicación únicamente a las disposiciones de carácter general y los planes de especial relevancia
elaborados en la Administración General de Estado.

6
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

 El Decreto 43/2010, de 7 de octubre, por el que se aprueban determinadas


medidas de mejora en la calidad normativa de la Administración de la
Comunidad de Castilla y León, indica que, en la evaluación del impacto normativo, se
incluirá una valoración del impacto que pudiera causar por razón de género.

 En aplicación del Decreto anterior se aprueba la Orden ADM/1835/2010, de 15 de


diciembre, por la que se aprueba la Guía metodológica de mejora de la calidad
normativa en Castilla y León, que especifica que todos los anteproyectos de ley y
proyectos de disposiciones de carácter general, deben acompañarse de una
memoria en la que se plasme, entre otras cosas2, el impacto de género que la misma
pudiera causar, delimitando los apartados que deben dar forma al mismo y su contenido.

 Estas referencias legislativas y programáticas sobre la igualdad en la normativa, quedan


recogidas en una ley propia: Ley 1/2011, de 1 de marzo, de Evaluación del
Impacto de Género en Castilla y León. En ella, se especifica la obligatoriedad de
evaluar el impacto de género que pudieran tener “anteproyectos de Ley, como los
relativos a disposiciones administrativas de carácter general, así como aquellos planes
que por su especial relevancia económica y social se sometan a informe del Consejo
Económico y Social y cuya aprobación corresponda a la Junta de Castilla y León (art.2)”,
Especificando que dicha evaluación se materializará en un informe de evaluación
del impacto de género.

De este marco normativo se deriva que todos los poderes públicos tienen la
obligación de transversalizar el principio de igualdad de género en las
políticas generales, lo cual afecta a la elaboración de la normativa.

Y para ello, un instrumento básico es la realización de un informe en el que se evalúe el


efecto que la norma, o plan, vaya a causar sobre la igualdad, como paso previo a su
aprobación.

Tomando como referencia este marco, la Junta de Castilla y León quiere ahora dar un paso
más en este proceso de transversalización presentando, a iniciativa de la Dirección General
de la Mujer de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, este protocolo para la
elaboración de los informes de evaluación de impacto de género de las disposiciones
normativas y planes de especial relevancia.

2
EL informe de impacto de género se integra dentro de una memoria general que acompaña a los
anteproyectos, en la cual han de elaborares otros informes y que, en conjunto, supone una memoria
global de evaluación del impacto normativo.

7
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

1.2. Objetivo y público destinatario

Este protocolo pretende ser una herramienta útil y sencilla, concebida con el siguiente
objetivo:

 Sistematizar el proceso a seguir para elaborar los informes de evaluación del


impacto de género de los anteproyectos de Ley, proyectos de disposiciones
administrativas de carácter general, así como de los planes de especial relevancia
económica y social que se sometan a informe del Consejo Económico y Social, tal
como establece la normativa vigente, facilitando al personal de los centros
directivos el procedimiento a seguir para su elaboración y redacción.

1.3. Estructura de contenidos

Los contenidos que dan forma al protocolo se estructuran de la siguiente manera:

 En el primer apartado, tras concluir esta introducción, se describe el procedimiento


general a seguir para analizar los proyectos normativos o planes desde la perspectiva
de género. Se hace referencia también a los agentes implicados en el
procedimiento de elaboración de la norma, explicitando sus competencias y
responsabilidades en el proceso y ubicando, así, los informes de evaluación del
impacto de género.

 En el segundo apartado se presenta la estructura y contenidos de los informes de


evaluación de impacto de género, describiendo el proceso a seguir para su
elaboración y estructurando la redacción de su contenido. Para facilitar su
comprensión y practicidad, se acompaña el proceso con un ejemplo de norma
publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León3.

 Por último, a modo de anexos, se adjuntan los siguientes instrumentos y


herramientas de apoyo:
o Una lista de verificación (chek list) para comprobar el grado en que se incluye
la igualdad de género en la norma o plan, y así poder prever su impacto de
género y modificar su contenido en caso necesario.

3
Si bien el informe de evaluación de impacto de género se elabora sobre el proyecto normativo o
proyecto de plan, como paso previo a su aprobación, en este protocolo se pone como ejemplo la
realización de un informe sobre una norma ya aprobada y publicada, no siendo posible, lógicamente,
utilizar borradores que no han sido aprobados.

8
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

o El texto completo del proyecto de norma utilizado como ejemplo, integrando


en el mismo las modificaciones propuestas en el informe de evaluación para
garantizar un impacto positivo.
o El texto completo del informe de evaluación de impacto de género de la
norma utilizada como ejemplo.
o Un modelo (guión) de informe de evaluación de impacto de género.
o Otro ejemplo de norma, de efecto más indirecto, acompañada de su
preceptivo informe de evaluación de impacto.
o Para concluir, un glosario con la definición de los términos básicos en materia
de género utilizados, y cuyo manejo es fundamental para un correcto
entendimiento de todo el procedimiento.

2. EL PROCEDIMIENTO

Para analizar una intervención pública, incluida la normativa desarrollada, desde la


perspectiva de género, es fundamental saber identificar, en primer lugar, cuándo una
intervención es pertinente al género y saber, en segundo lugar, valorar qué impacto
causará dicha intervención sobre la situación de mujeres y hombres y, por ende, sobre la
igualdad de género. Estos dos conceptos claves son los que van a guiar el procedimiento a
seguir para evaluar la norma y sus efectos sobre la igualdad. A continuación se describe el
procedimiento de análisis atendiendo a esos dos conceptos, esquematizándose al finalizar
este apartado en un diagrama de flujos:

2.1. La pertinencia de género

El primer paso a dar para analizar un proyecto normativo o de plan desde la perspectiva de
género es identificar si, en el mismo, es necesario o pertinente integrar el enfoque de género
de forma transversal.

Atendiendo a la definición del concepto, se puede decir que la pertinencia de género “es
un modo de aproximarse a, y analizar, una realidad (económica, política, social,…) en la que
la variable <sexo> y la categoría <género> son relevantes para el análisis que se realiza”4.

4
Guía para Identificar la Pertinencia de Género. Unidad de Igualdad y Género. LIKaDI. Instituto Andaluz
de la Mujer. 2005. http://www.unidadgenero.com/materiales-categorias.cfm

9
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Una intervención será pertinente al género cuando pueda incidir en las condiciones de vida
de mujeres y de hombres, y tenga la capacidad de influir en la reducción de desigualdades
de género.

Para identificar la pertinencia de género es necesario situar a las personas a quienes


afecta la intervención en un primer plano, y no ocultarlas tras el tema objeto de
regulación. Se debe tener muy presente que, en todos los ámbitos de la vida social, política,
económica, cultural, etc. la situación de hombres y mujeres es probable que se caracterice
por la desigualdad y la desventaja social de estas últimas. Por lo tanto, siempre que una
intervención sea pertinente al género, habrá necesariamente que abordar su planificación
considerando la categoría género como una dimensión transversal en su elaboración.

Para facilitar este análisis de pertinencia, es necesario abordar los siguientes aspectos:

- Respecto al grupo destinatario: la norma o plan afecta directa o


5
indirectamente a personas físicas, jurídicas u órganos colegiados. Si así es,
indica que la intervención tiene como público destinatario final a mujeres y hombres.
No obstante, prácticamente la totalidad de las intervenciones inciden directa o
indirectamente en mujeres y hombres, por lo que no es un criterio suficiente para
determinar su pertinencia de género. Para ello se deben recorrer, además, los
siguientes pasos:
- Influencia en el acceso o/y control de los recursos6. Si es susceptible de influir
en el acceso o control a los recursos o/y servicios regulados por parte de mujeres y
hombres. Si es así, habrá que tener en cuenta la situación de cada sexo en el ámbito
de ese recurso o servicio regulado, ya que puede incidir en las condiciones de vida de
mujeres y de hombres y, por tanto, en la modificación de la situación y/o posición
social de ambos sexos.
- Incidencia en la modificación del rol de género y de los estereotipos de
género. Si, dado el contenido de la norma, es susceptible de influir en los modelos
estereotipados de mujeres y hombres, y en la posición que ocupan en la sociedad.

5 Afectará de forma directa cuando se regule el acceso de las personas a determinados recursos (becas,
puestos de trabajo, composición de comisiones, etc.), teniendo por tanto un efecto directo e inmediato
sobre la situación y posición de mujeres y hombres en la sociedad. Afectará de forma indirecta cuando
se regulen procedimientos que inciden en los modos de gestión o/y de producción de determinados
recursos o servicios (procedimiento para calificar empresas, subvenciones a entidades privadas,
concesión de incentivos a determinados proyectos, etc.), detrás de los cuales hay personas tanto en
calidad de gestoras o/y productoras como en calidad de destinatarias finales.

6
El acceso se refiere a las oportunidades de uso de los recursos, mientras que el control se refiere a la
toma de decisiones sobre su uso y los beneficios de los mismos.

10
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Para clarificar este proceso, se muestran a continuación ejemplos de intervenciones


pertinentes y no pertinentes al género:

PERTINENTES AL GÉNERO

Plan para impulsar la inserción en el empleo de la población desempleada de larga duración,


mediante acciones formativas de cualificación profesional:
-¿A quién afecta el Programa? ¿Cuál es el grupo destinatario? Evidentemente afectará de forma directa
al conjunto de la población desempleada de larga duración, formado por mujeres y por hombres.
-¿Influye en el acceso o control de recursos? Sí, en tanto se pretende facilitar el acceso de esta
población al empleo, mediante su participación en acciones formativas, pudiendo mejorar la situación de
ambos sexos en este ámbito.
-¿Influye en la modificación del rol de género? Sí, puesto que la situación y posición de mujeres y
hombres en el empleo es diferente, estando las mujeres en una clara desventaja (menor tasa de
actividad, mayor tasa de desempleo, mayores obstáculos de promoción y en definitiva mayor
precariedad laboral) y no distribuyéndose ambos sexos de forma equitativa en los distintos sectores de
actividad debido al mandato de género7.

Programa de subvenciones públicas destinadas a mejorar la capacidad de I+D de pequeñas y


medianas empresas, mediante la adquisición de nuevas tecnologías y el desarrollo de
proyectos de innovación:
-¿A quién afecta el Programa? ¿Cuál es el grupo destinatario? Tiene como público destinatario a
personas jurídicas (PYMES) que presten sus servicios en la comunidad, formadas en última instancia por
mujeres y hombres (en calidad de empresariado y de personal contratado), quienes se beneficiarán de
las ayudas reguladas.
-¿Influye en el acceso o control de recursos? Sí, influirá en la adquisición de nuevas tecnologías y en la
adquisición de los medios necesarios para el desarrollo de proyectos de innovación, colocando a quienes
se beneficien de las ayudas en una mejor situación de cara al desarrollo e innovación empresarial.
-¿Influye en la modificación del rol de género? Sí, en tanto que tiene el potencial de reducir la brecha de
género existente entre el empresariado femenino y masculino, en cuanto a capacidad adquisitiva y
posibilidades de desarrollo, así como de reducir la brecha de género en lo relativo al uso y control de las
nuevas tecnologías y en el ámbito de la investigación y desarrollo, modificando también la visión
estereotipada de las mujeres como menos capaces de desarrollar su actividad en el ámbito tecnológico.

NO PERTINENTES AL GÉNERO

Norma por la que se crea y regula el registro de empresas de pequeño comercio:


-¿A quién afecta el Programa? ¿Cuál es el grupo destinatario? Incidirá de forma directa en las empresas
que ejerzan su actividad en la comunidad, y por tanto en las mujeres y hombres que las compongan, así
como en las personas que utilicen y gestionen dicho registro.

7
Las mujeres suelen ocuparse, en mayor proporción que los hombres, en sectores donde se desarrollan
actividades relacionadas con el cuidado de terceras personas, reproduciendo así el rol de género
femenino del cuidado: trabajo social, educación, salud, etc.

11
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

-¿Influye en el acceso o control de recursos? La inscripción en el registro es gratuita y obligatoria, pero


no implica el acceso a ningún recurso particular. La finalidad del registro es contabilizar el número de
empresas existentes y el tipo de actividad que desarrollan.
-¿Influye en la modificación del rol de género? No, no tiene ninguna incidencia en la modificación de los
estereotipos de género. La aplicación de esta norma no es susceptible de modificar la situación de
mujeres y hombres.
Lo que sí habría que tener en cuenta es la necesidad de que, entre los campos de información que
contenga dicho registro, se integre la variable “sexo”, delimitando así las empresas creadas por hombres
y mujeres. Igualmente, si se incluye por ejemplo el número de personal empleado, o cualquier otra
información referida a personas, habrá que asegurar la desagregación de los datos por sexo.

Norma por la que se regula la tenencia de animales domésticos, se establecen las especies
animales que no se pueden tener y los requisitos de cuidado y protección de los mismos:
-¿A quién afecta el Programa? ¿Cuál es el grupo destinatario? Incidirá de forma directa en las personas,
mujeres y hombres, que tengan o quieran convivir con un animal doméstico.
-¿Influye en el acceso o control de recursos? En este caso se establecen una serie de requisitos para
garantizar el bienestar animal y su cuidado por parte de las personas responsables de los mismos.
Quienes no cumplan los mismos verán limitada su tenencia de animales. No obstante, no influye en el
acceso a ningún recurso, no siendo necesario en este caso atender a la situación de mujeres y hombres.
-¿Influye en la modificación del rol de género? No, no tiene ninguna incidencia en la modificación de los
estereotipos de género. La aplicación de esta norma tampoco es susceptible de modificar la situación de
partida de mujeres y hombres.

2.2. El Impacto de género

Se entiende por impacto de género el efecto o resultado de las acciones planificadas sobre
mujeres y hombres y por tanto, sobre la igualdad de género. Siempre que una intervención
sea pertinente al género, habrá que continuar con el procedimiento de análisis de la misma,
previendo el impacto de género que causará una vez ejecutada.

La finalidad última de valorar el impacto de género es comprobar si las normas o planes


tendrán resultados equivalentes para mujeres y hombres, reduciendo las desigualdades, o
si, por el contrario, contribuirán a reproducir o aumentar las mismas.

Así, el impacto de género puede ser de dos tipos:

+ Positivo. Si del análisis de la norma o plan se desprende que la intervención tendrá


como resultado una reducción de las desigualdades y, en consecuencia, contribuirá al logro
de la igualdad real entre hombres y mujeres.

12
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

- Negativo. Si del análisis de la norma o plan se desprende que la intervención tendrá

como resultado la reproducción o el aumento de las desigualdades entre mujeres y


hombres.

Por otra parte, se considerará que el impacto es neutro cuando el proyecto de norma o
plan no sea pertinente al género, es decir, cuando la categoría “género” no sea relevante
para el desarrollo y aplicación de la norma o plan.

Para poder valorar si el efecto que puede causar una intervención en la igualdad de género
es positivo o negativo, hay que seguir el siguiente procedimiento de análisis, recorriendo
los siguientes pasos:

1. Lo primero que hay que hacer es averiguar si el ámbito de intervención regulado


o planificado (empleo, nuevas tecnologías, planificación urbanística, etc.) está
afectado por algún mandato normativo y/o programático (leyes, planes,…) en
materia de igualdad de género. Es decir, habrá que comprobar si la intervención
analizada está obligada a cumplir algún mandato normativo (acciones positivas,
transversalidad del principio de igualdad de género, corresponsabilidad, etc.). El
mandato normativo puede estar contenido en una ley específica en materia de
igualdad (leyes o/y planes de igualdad) o en una ley o plan sectorial que contenga
algún mandato de género. En cualquier caso, es fundamental que la intervención se
adecue al mandato de género dispuesto en la normativa sectorial y de igualdad, ya
que ésta puede orientar sobre la forma en la que debe incluirse el objetivo de la
igualdad y las medidas a desarrollar para conseguirlo.

2. El segundo paso, es hacer un análisis o diagnóstico de la situación inicial de


mujeres y hombres respecto al ámbito de intervención regulado. La finalidad de
este análisis es visibilizar e identificar desigualdades entre mujeres y hombres, que
puedan afectar al acceso/control desigual a los recursos y/o servicios regulados, con
el objeto de posibilitar la toma de decisiones respecto a las medidas a incluir en la
intervención. Este análisis previo requiere:
2.1. Recopilar información desagregando todos los datos por sexo8, para conocer
la situación y posición de mujeres y hombres respecto al ámbito de
intervención. Habrá que procurar recopilar tanto información de carácter

8
Siempre que se utilice o se genere información referida a personas deberán mostrarse los datos
desagregados por sexo, para poder disponer de información útil desde la perspectiva de género. Esto es,
disponer de información que permita conocer la situación de partida de ambos sexos respecto al ámbito
regulado.

13
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

cuantitativo (datos estadísticos) como cualitativo (percepciones, valores,


etc.). Sobre las fuentes de información, puede recurrirse tanto a organismos
oficiales de estadísticas (INE, etc.), como a estudios, informes, etc. que den
cuenta de las relaciones de género de mujeres y hombres respecto a la
materia que se regula, y también planes, programas u otras normas
anteriores relacionadas, que pueden incluir información útil (datos) para el
análisis.
2.2. Identificar y enumerar los desequilibrios y desigualdades existentes, a partir
de los datos recopilados. La finalidad es identificar si existen desigualdades
sociales entre mujeres y hombres, que condicionen su posición y
posibilidades de participación respecto a lo que se regula.

3. El tercer paso es comprobar el Grado de respuesta de la norma o plan a la


desigualdad de género existente en el ámbito de intervención que se regula y a
los mandatos de género normativos que le sean de aplicación. Para hacer un análisis
estructurado del contenido de una norma, se propone atender al contenido de los
diferentes apartados en que se estructura, a saber:
3.1. Exposición de motivos o preámbulo. Habrá que comprobar si se hace
mención a la necesidad de reducir la brecha de género existente, así como a
los mandatos de género derivados de las normas y/o planes a los que deba
adecuarse la norma objeto de evaluación. Así mismo, debiera de hacerse
mención expresa a la legislación de igualdad que afecta a la norma.
3.2. Objeto. Habrá que comprobar si se especifica la integración transversal del
principio de igualdad de género en el mismo.
3.3. Articulado. Habrá que comprobar si se incluyen las medidas necesarias para
reducir los desequilibrios de género de partida y para fomentar la igualdad en
los artículos correspondientes.

Por otra parte, ha de tenerse en cuenta que la estructura de un Plan es diferente a


la estructura de una norma, al carecer de exposición de motivos y articulado en sí
mismo. Si bien, el análisis del grado en que integra la igualdad se hará sobre el
contenido de sus objetivos generales y específicos, si los tuviera, así como de las
medidas que incorpora para el cumplimiento de cada objetivo propuesto.

4. El cuarto paso es el Concluir el tipo de impacto de género previsto tras la


aplicación de la norma, en base a estas comprobaciones:

14
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

4.1. Si se recoge la igualdad de forma transversal, en la exposición de motivos o


preámbulo y sobre todo en el objeto y en el articulado9, el impacto será
previsiblemente positivo.
4.2. Si no se recoge la igualdad de forma transversal, ni se incluyen las medidas
necesarias para reducir las desigualdades, el impacto será negativo. En este
caso, se debe revisar el contenido de la norma, para modificar el mismo
integrando la igualdad, reconduciendo así su efecto y garantizando un
impacto positivo. Esta es la finalidad última de valorar (ex ante) el impacto
de género de una norma o plan, es decir, comprobar si es necesario
modificar las acciones planificadas para garantizar un efecto positivo en la
igualdad de género tras su ejecución.

Estos son los pasos a seguir para valorar el impacto de género de una intervención, que son
los que estructuran, en definitiva, el contenido del informe de evaluación del impacto de
género (como se verá en detalle en el próximo apartado 3). En el siguiente diagrama de
flujos se representan gráficamente los pasos a seguir en el procedimiento descrito:

9
Es necesario tener en cuenta que lo expuesto en la exposición de motivos no tiene carácter obligatorio.
Por tanto, aunque se visibilice en esta parte el compromiso de fomentar la igualdad, la garantía de su
cumplimiento debe reflejarse en la parte dispositiva de la norma.

15
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

1º Incide directa o indirectamente en No


personas físicas, jurídicas u órganos Seguir
Pertinencia
colegiados interrogándose

SÍ Sí Influye en el acceso/control de recursos o No


PERTINENTE servicios

NO PERTINENTE

Influye en la modificación del rol y No


SÍ Sí
los estereotipos de género
PERTINENTE


Impacto
Análisis mandato de género derivado de
normas/planes de igualdad y sectoriales Incorporar cambios
para garantizar
impacto positivo
Análisis situación inicial de mujeres y
hombres. Identificación desigualdades

No IMPACTO previsible
Respuesta de la norma o plan al mandato NEGATIVO
normativo y a las desigualdades de género
existentes Sí IMPACTO previsible
POSITIVO

Comprobar si es necesario
incluir más medidas

2.3. Agentes implicados y su relación en el procedimiento

Los informes de evaluación del impacto por razón de género son el principal resultado de la
fase de evaluación previa de la norma o del plan. Una fase de evaluación que se encuadra,
sin embargo, en un proceso global que va desde la planificación del proyecto hasta su
aprobación en el Consejo de Gobierno. En el siguiente cuadro se resumen los momentos por
los que pasa la elaboración de la norma o plan, desde su planificación hasta su aprobación,
ubicando así el informe de evaluación del impacto de género en el proceso e indicando,
además, qué agentes tienen la responsabilidad de ejecutar cada una de las fases señaladas:

16
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

1. Planificación del
proyecto normativo o
plan

Centro
Directivo

4. Tramitación 2. Posibilidad de
correspondiente del asesoramiento en la
proyecto normativo o elaboración del
plan para su informe
aprobación por el
Consejo de Gobierno A la DGM

Consejería

3. Elaboración del
informe de evaluación
del impacto de género
Centro
Directivo

A continuación se describe cada una de las fases indicadas:

1- Primero el centro directivo correspondiente redacta el anteproyecto de norma o plan


que se pretenda aprobar.

2- Para integrar el principio de igualdad en la elaboración del anteproyecto de norma o


plan, así como para la redacción del informe de evaluación del impacto de género del
mismo, el Centro Directivo tiene la posibilidad de solicitar el asesoramiento del
centro directivo competente en materia de igualdad, tal como queda recogido en la
Ley1/2011 de Evaluación del Impacto de Género en Castilla y León10.

3- El centro directivo elaborará el informe de evaluación del impacto de género que


prevé tendrá el anteproyecto de norma o plan y lo integrará dentro del impacto
Normativo conforme dispone los artículos 3 y 4 del Decreto 43/2010, de 7 de
octubre, sobre medidas de mejora de la calidad normativa y conforme a lo dispuesto
en el articulo 75 de la Ley 3/2001, de 3 de julio, del Gobierno y la Administración de

10
Art. 4. Competencia. “La elaboración del correspondiente informe es atribución del centro directivo
competente para la iniciación del procedimiento de elaboración del correspondiente proyecto de Ley,
disposición administrativa de carácter general o plan… sin perjuicio de que a tal efecto pueda recabar
asesoramiento para tal fin del centro directivo competente en materia de igualdad entre mujeres y
hombres”

17
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

la Comunidad de C y L conforme a la redacción dada por la Ley 1/2011, de 11 de


marzo.

4- Una vez redactada la versión definitiva de la norma, se enviará para su tramitación


correspondiente, previa a su aprobación ante el Consejo de Gobierno.

3. EL INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO

Como ya se aludió en el primer apartado, la Ley 1/2011, de 1 de marzo, de Evaluación del


Impacto de Género en Castilla y León es clara respecto a la obligatoriedad de acompañar los
anteproyectos de Ley, de disposiciones administrativas de carácter general, así como de los
planes que, por su especial relevancia económica y social, se sometan a informe del Consejo
Económico y Social y cuya aprobación corresponda a la Junta de Castilla y León, de un
informe en el que se evalúe o prevea, de forma justificada, el impacto de género que la
aplicación de dicho proyecto pudiera causar.

Además, en la Ley se especifica que dicho informe habrá de dar cuenta de los siguientes
contenidos:
“1. Diagnóstico de la situación inicial de las mujeres y los hombres en el ámbito
específico de la norma o plan propuesto, incluyendo en todo caso datos desagregados
por sexos.
2. Medidas que la norma o plan propuesto incorpora en su articulado o contenido que
tienden a neutralizar las posibles desigualdades detectadas, con la finalidad de alcanzar
la igualdad de oportunidades.
3. Impacto o consecuencias de la aplicación de la norma o plan propuesto en relación
con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres (art.3)”.

Partiendo de esta base, con el objeto de sistematizar el proceso de elaboración de los


informes, a continuación se propone estructurar la redacción de su contenido atendiendo a
los siguientes apartados:

 Fundamentación y Objeto del Informe


 La pertinencia de género de la norma o del plan
 El impacto de género de la norma o del plan:
-Mandato normativos sectorial y de igualdad en materia de género
-Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de intervención
- Grado de respuesta de la norma o plan al mandato normativo y a las desigualdades
-Conclusión: impacto o consecuencias de la aplicación de la norma o plan proyectado

18
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

A continuación se describe el contenido que debe dar forma a cada uno de los pasos en que
se estructura el informe:

3.1. Fundamentación y Objeto del Informe

Lo primero que ha de reflejarse en el informe, además del título de cabecera del mismo
especificando el título de la norma o plan y el centro directivo emisor, es el contexto
normativo que lo justifica y el objeto con el que se realiza, recogiendo la siguiente
información:

1.1. Contexto normativo. Marco normativo estatal y autonómico que prescribe la


obligatoriedad de transversalizar el principio de igualdad en las actuaciones
administrativas y, en concreto, en el proceso de elaboración de la norma mediante la
elaboración del preceptivo informe.
1.2. Objeto del informe. Porqué se hace el informe, es decir cuál es su objeto, a
saber: evaluar el efecto potencial que el proyecto normativo o de plan puede causar
sobre la igualdad de género.

Partiendo de la norma tomada como ejemplo, así quedaría esta primera parte del informe:

TÍTULO DEL INFORME: INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO DEL PROYECTO DE
DECRETO EMITIDO POR LA CONSEJERÍA DE ADMINISTRACIÓN AUTONÓMICA, POR EL QUE SE REGULA
LA ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS INTEGRADOS DE FORMACIÓN
PROFESIONAL EN LA COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN.

1. FUNDAMENTACIÓN Y OBJETO DEL INFORME:


- Contexto Normativo:
La Ley 1/2003, de 3 de marzo, de igualdad de oportunidades entre Mujeres y Hombres en
Castilla y León y la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto
de Autonomía de Castilla y León, establecen que los poderes públicos de esta comunidad
garantizarán la aplicación de la perspectiva de género en las fases de planificación, ejecución y
evaluación de las políticas llevadas a cabo por las distintas Administraciones Públicas. En base a
ello, la Ley 1/2011, de 1 de marzo, de evaluación del impacto de género en Castilla y
León, establece que debe evaluarse el impacto de género de todos los anteproyectos de Ley,
disposiciones administrativas de carácter general, así como planes que, por su especial relevancia
económica y social, se sometan a informe del Consejo Económico y Social y cuya aprobación
corresponda a la Junta de Castilla y León, concretándose dicha evaluación en la realización de un
informe, dando así desarrollo a la Orden ADM/1835/2010, de 15 de diciembre, por la que se
aprueba la Guía metodológica de mejora de la calidad normativa, que especifica que todos
los proyectos normativos deben acompañarse de una memoria en la que se plasme, entre otras
cosas, el impacto de género que la misma pudiera causar. Todo ello de acuerdo, por otra parte,

19
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

con la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y


hombres, respecto a la consideración de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y
hombres como un principio informador del ordenamiento jurídico

- Objeto del informe:


En base a todos estos requerimientos, el organismo que suscribe realiza el presente informe, con el
objeto de evaluar el efecto potencial que el proyecto de Decreto objeto de evaluación puede causar
sobre la igualdad de género.

3.2. La pertinencia de género de la norma o plan

El siguiente paso es especificar si la norma en cuestión es pertinente o no a la integración del


enfoque de género, justificando en todo caso porqué se considera pertinente o no pertinente
en base a los criterios definidos en el epígrafe 2.1 del apartado 2 (El Procedimiento, pág.9):

- Si la norma o plan resultase ser PERTINENTE: se argumentará la pertinencia de


género de la misma en base a su incidencia (directa o/y indirecta) en mujeres y
hombres, así como por su influencia en el acceso/control de los recursos o servicios
que se regulan en la norma y/o por su incidencia en la modificación del rol y los
estereotipos de género. Siempre que sea así, habrá que seguir redactando el
informe, continuando con el siguiente paso (3.3.).

- Si la norma o plan resultase ser NO PERTINENTE: se argumentará y justificará la no


pertinencia de género de la norma en base a su nula influencia en el acceso a
recursos o servicios por parte de mujeres y hombres, y por no ser susceptible de
modificar el rol de género, no afectando a la situación o la posición social ocupada
por mujeres y hombres. En este caso, además de considerar que el impacto de
género es neutro, finalizaría la evaluación del impacto de género. No obstante, para
concluir el informe ha de prestarse atención a dos aspectos importantes:

o El primero de ellos tiene que ver con el lenguaje utilizado en la redacción


del texto normativo. Debe revisarse el mismo comprobando que se adecua a
la legislación vigente en materia de lenguaje no sexista en las
11
administraciones públicas . Una vez comprobado y modificado, si fuera
necesario, se reflejará en el informe que se ha utilizado un lenguaje no

11
Artículo 45, Ley 1/2003, de 3 marzo, de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en
Castilla y León: las Administraciones Públicas de Castilla y León pondrán en marcha los medios
necesarios para asegurar que toda norma o escrito administrativo respetará en su redacción las normas
relativas a la utilización de un lenguaje no sexista. Y artículo 14.11 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de
marzo, para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, sobre la implantación de un lenguaje no sexista
en el ámbito administrativo.

20
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

sexista en la redacción del texto normativo, mencionando la normativa


vigente al respecto.

o El segundo de ellos requiere comprobar si lo que regula la norma es la


creación de algún tipo de registro o base de datos. Si así fuera, habrá que
comprobar la necesidad de que dicho registro recoja todos los datos,
referidos a personas, desagregados por sexo, asegurando así la
disponibilidad de una fuente de información útil desde la perspectiva de
género y dando cumplimiento, además, a la normativa vigente12.

Partiendo de la norma tomada como ejemplo, la redacción de esta parte del informe sería
como sigue:

TÍTULO DEL INFORME: INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO DEL PROYECTO DE
DECRETO EMITIDO POR LA CONSEJERÍA DE ADMINISTRACIÓN AUTONÓMICA, POR EL QUE SE REGULA
LA ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS INTEGRADOS DE FORMACIÓN
PROFESIONAL EN LA COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN.

2. LA PERTINENCIA DE GÉNERO DE LA NORMA:

El objeto de la norma es regular la organización y funcionamiento de los centros integrados de


formación profesional en el ámbito territorial de Castilla y León, atendiendo a la oferta formativa de los
centros, sus fines y funciones, la composición y responsabilidades de sus diferentes órganos de
gobierno, coordinación y participación y a aspectos relacionados con el modelo de planificación, gestión
y evaluación interna.
Grupo destinatario: en función de su contenido, la norma incidirá de forma directa en los diferentes
agentes que participan en la formación para el empleo: en concreto en el alumnado (tanto de formación
profesional inicial, como para el empleo: demandantes de empleo, trabajadoras y trabajadores en
activo) y personal docente de los centros, así como en las personas que compongan los diferentes
órganos de gobierno, coordinación y participación, en tanto responsables de la gestión de los centros.
Influencia en el acceso/control recursos: influye, así mismo, en el acceso al recurso de la formación
profesional, pudiendo mejorar la situación de las personas beneficiarias de cara al acceso al mercado
laboral. Por otra parte, influirá también en el acceso a los órganos de toma de decisiones, en tanto
regula los criterios de acceso a los mismos.
Influencia en la modificación del rol de género: por último, decir que, en tanto se regula la oferta
formativa, la norma es susceptible de incidir en la modificación de los estereotipos de género, que
hacen que existan unas especialidades formativas ocupadas mayoritariamente por mujeres y otras por
hombres. Igualmente, puede modificar el rol de género en tanto contribuya o no a fomentar la
participación de las mujeres en el empleo.

12
Artículo 20, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad efectiva de mujeres y
hombres: los poderes públicos deberán incluir sistemáticamente la variable sexo en las estadísticas,
encuestas y recogida de datos que se lleven a cabo.

21
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Por lo tanto, con carácter general, la norma objeto de evaluación es pertinente al género, por lo que
a continuación se procede a valorar el impacto de género de la misma.

3.3. El impacto de género de la norma o plan

Para poder valorar el impacto de género de la norma o del plan hay que atender al proceso
de análisis descrito en el epígrafe 2.2. del apartado 2 (EL Procedimiento, pág. 12), en base al
cual se estructuran los contenidos de esta parte del informe, a saber:

3.3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género:

Si se trata de un proyecto normativo, comprobar si, en la exposición de motivos o preámbulo


del proyecto normativo, se hace mención a alguna norma (ley, etc.) o programa (plan, etc.)
respecto al sector de intervención. Si así es, acudir al texto de dicha norma o programa y
revisar si contiene algún mandato de género que pueda afectar al proyecto normativo. Si la
respuesta es afirmativa, mencionar en el informe lo que se deriva de dicho mandato, en
cuanto a integración del objetivo de la igualdad y/o la adopción de medidas de compensación
de las desigualdades existentes. Si se trata de un proyecto de Plan, variará la estructura de
contenidos respecto a una norma, aunque el procedimiento es similar. En este caso, puesto
que carece de exposición de motivos, habrá que comprobar si hace referencias al contexto
normativo que lo justifica en la introducción del documento del Plan, prestando especial
atención a las referencias normativas en materia de género que pudieran derivarse y a las
que debiera ajustarse el Plan.

Igualmente, comprobar si la normativa y planes específicos sobre igualdad de género


(Ley de igualdad, Ley de Violencia de Género, Planes de Igualdad, etc.) regula algún aspecto
del ámbito de intervención y, si así fuera, mencionarla igualmente en el informe.

Se recogerán en el informe las referencias legislativas y programáticas existentes, que


obligan a incorporar la igualdad en el sector de intervención regulado en el proyecto de
norma o plan. Más adelante (en el apartado 3.3.3 del informe) se valorará hasta qué punto
el contenido de dicho proyecto se adecúa al mandato de género estipulado

Siguiendo con la redacción del informe de impacto de la norma puesta como ejemplo:

22
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

TÍTULO DEL INFORME: (…)

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA


3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género:
- En el preámbulo se hace alusión al REAL DECRETO 1558/2005, DE 23 DE DICIEMBRE, POR EL QUE SE
REGULAN LOS REQUISITOS BÁSICOS DE LOS CENTROS INTEGRADOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL,
de conformidad al cual se crea el presente proyecto de Decreto y en el que se especifica que un fin de
los centros integrados de formación profesional es “fomentar la igualdad real y efectiva entre mujeres y
hombres”. Mismo fin que se recoge en el 2º PLAN DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE CASTILLA Y LEÓN
2007-2010, al que también se alude en el texto normativo. En el Plan se especifica que la formación
profesional inicial reglada promoverá entre el alumnado el valor de la igualdad de género. Igualmente,
sobre la formación ocupacional profesional, dirigida a personas desempleadas, argumenta que “incluirá
programas específicos de formación de mujeres en actividades de alta demanda, en el ámbito de las
nuevas tecnologías y en profesiones u oficios en los que la mujer tiene baja representación”. Siendo,
así, uno de los objetivos del Plan el de “promover conductas favorables hacia la formación profesional,
rompiendo estereotipos ligados a determinadas profesiones o al género” y estableciendo una serie de
medidas para tal fin.

- Por otra parte, la LEY 1/2003, DE 3 DE MARZO, DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES
Y HOMBRES EN CASTILLA Y LEÓN establece, en sus artículos 13 y 14, una serie de objetivos para
fomentar la igualdad de género en el ámbito educativo y en el empleo, de los cuales se deriva, entre
otros, el fomento de medidas tendentes a propiciar la participación de las mujeres en la formación
científica y tecnológica, y en aquellos sectores en los que estén infrarepresentadas y constituyan
nuevos yacimientos de empleo. Por su parte, la LEY ORGÁNICA 3/2007, DE 22 DE MARZO, DE
IGUALDAD EFECTIVA ENTRE MUJERES Y HOMBRES, establece en su artículo 23 que el sistema
educativo incluirá como principio de calidad la eliminación de los obstáculos que dificultan la igualdad
efectiva entre mujeres y hombres, integrando este principio entre los objetivos de las actuaciones
educativas. Y en el artículo 42, estipula que “los programas de inserción laboral, incluyendo los de
formación profesional, dirigidos a personas en desempleo, se podrán destinar prioritariamente a
colectivos específicos de mujeres o contemplar una determinada proporción de mujeres”.

- También es preciso prestar atención a lo dispuesto en el art. 30 de la Ley 13/2010, de 9 de


diciembre, contra la Violencia de Género en Castilla y León, sobre acceso al empleo. En el
mismo, se especifica que “con el fin de favorecer la inserción laboral de las mujeres víctimas de
violencia de género, el Servicio Público de Empleo de Castilla y León acordará su integración preferente
en todos los programas de formación profesional, ocupacional, continua y de inserción laboral que se
pongan en marcha. Los cursos de formación profesional ocupacional podrán contemplar ayudas
económicas para las mujeres que sufren violencia de género, según las condiciones que
normativamente se establezcan”. Además, establece que “la Administración de la Comunidad de Castilla
y León impulsará programas o actuaciones para la inserción laboral por cuenta ajena o propia de las
mujeres víctimas, proporcionando específicamente instrumentos para la formación, la búsqueda de
empleo y la creación de empresas”.

En conclusión, la norma tiene capacidad para incluir acciones positivas y acciones tendentes a la
ruptura del rol de género.

23
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

3.3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de


intervención

Para poder valorar los efectos de la norma o plan sobre la situación y posición de mujeres y
hombres a quienes afecta, es imprescindible conocer previamente cómo se sitúan y
posicionan ambos sexos respecto al ámbito de intervención. Por eso, en el informe debe
incluirse información relevante y detallada, que dé cuenta de la situación y posición de
ambos sexos en el ámbito de intervención.

En función del objeto de la norma o plan y del tipo de público a quien afecta, hay que pensar
qué información sería útil conocer para diagnosticar esa situación previa. Partiendo de los
criterios expuestos en el epígrafe 2.2. del apartado 2 (El Procedimiento, pág. 13), en este
apartado del informe habrá que:

- 1º Mostrar datos desagregados por sexo relevantes, que permitan conocer la


situación y posición de partida de ambos sexos.
- 2º Enumerar los desequilibrios entre ambos sexos, identificados a partir del análisis
de género de estos datos.

No basta con aportar datos desagregados por sexo sin más. Para poder identificar y
enumerar, a modo de conclusión, las brechas de género existentes, es un requisito
interpretar todos esos datos desde la perspectiva de género. Hay que saber identificar qué
están diciendo los datos, por qué ocurre lo que muestran, para lo cual es fundamental tener
al menos conocimientos básicos en teoría de género.

Así quedaría redactada esta parte del informe, siguiendo con el ejemplo:

TÍTULO DEL INFORME: (…)

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA

3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de la norma:


El marco normativo aludido anteriormente se basa en la desigual situación de mujeres y hombres en el
ámbito del empleo y la formación profesional. Para justificar esta desigualdad previa, y la necesidad, por
tanto, de tenerla en cuenta en el proyecto de Decreto, se muestran a continuación los siguientes datos:

- Atendiendo a la situación en el empleo, se constata (para el cuarto trimestre de 2010) una menor tasa
de actividad y ocupación femenina, siendo mayor la tasa de paro entre las mujeres en Castilla y León:

24
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

63
54
47
39

17,7
14,2

Tasa de actividad Tasa de em pleo Tasa de paro

Mujeres Hombres

- Por otra parte, en el curso 2008/2009 la distribución de mujeres y hombres que se matricularon en
ciclos de formación profesional de grado medio y superior es bastante similar: el 46% y el 53%
respectivamente fueron mujeres. Algo menor es la presencia femenina en los ciclos de cualificación
profesional inicial: entre el 60 y 65% de alumnado en aulas profesionales y talleres profesionales son
hombres, ascendiendo al 69% en los programas de garantía social.

- Respecto a la formación profesional inicial, aunque no se disponen de datos que muestren la


distribución de mujeres y hombres en los distintos tipos de enseñanza de grado medio y superior en
Castilla y León para el curso 2009/2010, pueden resultar muy orientativos los datos reflejados en el Plan
de Formación Profesional 2007-2010, para el curso de 2006, siendo la distribución de ambos sexos por
familia profesional como se muestra en los siguientes gráficos:

Po rcen taje d e mu jeres y h o mb res en ciclo s d e g rad o med io d e FP y p o r familia p ro fesio n al

TOTAL
A CT IV IDA DE S F ÍS ICA S Y DE PO R T IV A S
T E XT IL, CO N F E CCIÓ N Y PIE L
IM A G E N PE R S O N A L
S A N IDA D
S E R V ICIO S S O CIO CU LT U R A LE S Y A LA CO M U N IDA D
Q U IM ICA
CO M E R CIO Y M A R KE T IN G
A DM IN IS T R A CIÓ N
CO M U N ICA CIÓ N , IM A G E N Y S O N IDO
H O S T E LE R ÍA Y T U R IS M O
IN DU S T R IA A LIM E N T A R IA
A R T E S G R Á F ICA S
A CT IV IDA DE S A G R A R IA S
IN F O R M Á T ICA
M A DE R A Y M U E B LE
M A N T E N IM IE N T O Y S E R V ICIO S A LA PR O DU CCIÓ N
F A B R ICA CIÓ N M E CÁ N ICA
E LE CT R ICIDA D Y E LE CT R Ó N ICA
M A N T E N IM IE N T O DE V E H ÍCU LO S
M uje re s
E DIF ICA CIÓ N Y O B R A CIV IL
H om bre s
0% 20% 40% 60% 80% 100%

25
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Po rcen taje d e mu jeres y h o mb res en ciclo s d e grad o su p erio r d e FP y p o r familia p ro fesio n al

TOTAL
IMAGEN PERSONAL
SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD
SANIDAD
ADMINISTRACIÓN
QUIMICA
TEXTIL, CONFECCIÓN Y PIEL
HOSTELERÍA Y TURISMO
COMUNICACIÓN, IMAGEN Y SONIDO
INDUSTRIA ALIMENTARIA
ARTES GRÁFICAS
COMERCIO Y MARKETING
ELECTRICIDAD Y ELECTRÓNICA
ACTIVIDADES FÍSICAS Y DEPORTIVAS
INFORMÁTICA
ACTIVIDADES AGRARIAS
MADERA Y MUEBLE
Mujeres
MANTENIMIENTO DE VEHÍCULOS
Hombres
EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL
FABRICACIÓN MECÁNICA
MANTENIMIENTO Y SERVICIOS A LA PRODUCCIÓN

0% 20% 40% 60% 80% 100%

En ambos casos, se ve cómo mujeres y hombres se concentran en determinadas familias profesionales,


siendo mayoría de mujeres en sanidad, administración, servicios socio-culturales, imagen personal o
textil, y mayoría de hombres en informática, electrónica, mecánica o actividades agrarias y deportivas.
Aunque los datos son de 2005/2006, los últimos datos para el curso 2008/2009 a nivel estatal muestran
una distribución bastante similar en las diferentes familias profesionales, lo cual puede implicar que no
ha habido cambios realmente significativos desde entonces.

Si bien es cierto que no se disponen de datos actuales relativos, especialmente, a las tasas de éxito y de
inserción en el empleo de mujeres y hombres tras terminar sus estudios de formación profesional, los
datos aportados muestran la existencia de las siguientes desigualdades:

- Primero, que la participación de mujeres y hombres en el empleo dista aún de ser equitativa,
afectando el desempleo en mucha mayor medida a las mujeres en general, a pesar de ser
menor su tasa de actividad.

- Segundo que, aunque el acceso a la formación profesional inicial es similar para ambos sexos,
existe una clara segregación horizontal, consistente en la mayor concentración de mujeres o de
hombres en aquellas especialidades en las que se desarrollan actividades que guardan relación
con el rol de género, siendo probablemente las actividades masculinizadas las que generan una
mayor fuente de poder adquisitivo y posibilidades de desarrollo profesional.

- La conclusión es que el mandato de género derivado del marco normativo sigue estando
vigente, siendo necesario aplicar medidas que reduzcan las desigualdades detectadas.

26
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Por otra parte, de cara a profundizar en el análisis de la situación inicial de mujeres y hombres, este
organismo es consciente de la necesidad de contar con la información proveniente de otros indicadores.
En concreto, este organismo se compromete al análisis de los siguientes indicadores, de cara a
posibilitar la toma de decisiones futuras:

- Tasas de empleo y desempleo de mujeres y hombres que han terminado su formación en algún
ciclo de grado medio y de grado superior en el último año.
- Número y porcentaje de mujeres y hombres que han participado en programas de Formación
Profesional para personas adultas, según modalidad, en el último año.
- Número de personas desempleadas que han participado en programas de formación profesional
para el empleo en el último año. Porcentaje formado sobre el total de personas desempleadas.
Porcentaje que han obtenido certificado de profesionalidad y porcentaje que ha encontrado un
empleo posteriormente.
- Mujeres y hombres en órganos unipersonales actuales y demás órganos de gobierno,
participación y coordinación de los centros integrados de formación profesional.

3.3.3. Grado de respuesta de la norma o plan al mandato normativo y a las

desigualdades:
El siguiente paso será prever los resultados del proyecto de norma o plan y su contribución
al desarrollo de la igualdad entre mujeres y hombres. Se trata de reflejar, en el informe, el
grado en que la norma o plan se adecua al mandato normativo de género y da respuesta a
las desigualdades existentes.

Para sistematizar este proceso, siempre que el informe sea sobre un proyecto de norma se
puede analizar el contenido de la misma estructurándola en sus diferentes partes: exposición
de motivos o preámbulo; objeto; articulado y disposiciones derogatorias. Habrá que
comprobar el contenido de cada parte de la norma, atendiendo a los mismos criterios
expuestos en el epígrafe 2.2. del apartado 2 (página 14), a saber:

- Exposición de motivos o preámbulo. Referencias al mandato normativo en materia de


género derivado de normas y/o programas sectoriales y de igualdad y referencias a
la necesidad de reducir la brecha de género existente.
- Objeto. Especificación de la integración transversal del principio de igualdad.
- Articulado. Referencias al principio de igualdad y medidas incluidas.
- Además, es necesario comprobar la utilización de un lenguaje no sexista en la
redacción de la norma.

Si se trata de un proyecto de Plan, las referencias al mandato normativo en materia de


género debieran encontrarse en la introducción del documento o en los apartados donde se
haga referencia al contexto social y normativo que justifica la elaboración del Plan. Por otra

27
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

parte, es en los objetivos generales y específicos donde debiera incluirse o especificarse la


integración transversal del principio de igualad de género, en el conjunto de medidas que se
establezcan, las referencias adecuadas a la igualdad de género y en el sistema de
seguimiento y evaluación. Igualmente, habrá que comprobar el tipo de lenguaje utilizado
para su redacción.

Para facilitar el análisis del grado de respuesta de la norma o plan al principio


de igualdad de género, se adjunta (en el anexo 4.1) una herramienta de
fácil manejo. Esta herramienta consiste en una lista de verificación (chek
list) a través de la cual se podrá ir comprobando si la norma ha incluido todo
cuanto tiene que incluir para garantizar la igualdad de género.

En todo caso, una vez hecho este análisis, caben dos posibilidades o resultados:

1º- Que el proyecto de norma o plan de respuesta a las desigualdades previas entre
mujeres y hombres, haciendo mención al mandato de género normativo, así como a la
integración transversal de la igualdad en el objeto, incluya suficientes medidas para
fomentar la igualdad y utilice un lenguaje no sexista. En este caso, es fundamental
mencionar en el informe todas las referencias específicas que se hacen en la norma o en
el plan, punto por punto, incluyendo la utilización de un lenguaje no sexista en
cumplimiento de la normativa vigente, pasando después al siguiente apartado del
informe (valoración del impacto de género de la aplicación de la norma).

2º- Si, por el contrario, en el proceso de análisis el centro directivo se da cuenta de que
en el proyecto de norma o de plan no se han incluido las medidas necesarias para
garantizar la igualdad13, es posible que contribuya a la reproducción o aumento de las
desigualdades de género, si no se modifica antes de ser aprobado. En este caso, caben
dos opciones para poder concluir un impacto positivo:
 Una de ellas es modificar el texto del primer borrador de norma o de plan,
redactando un segundo borrador en el que se incluyan las referencias y medidas
necesarias en materia de igualdad de género. Así, se podrán introducir
directamente modificaciones en el texto del proyecto, tales como: nuevas medidas,
modificación de las ya existentes y/o cambios en la redacción para evitar un uso
sexista del lenguaje. En tal caso, habrá de especificarse en el informe cuáles han
sido las modificaciones que se han hecho tras el análisis del primero borrador,
mencionándolas explícitamente.

13
Cabría hacer aquí una pequeña aclaración. Si bien el principio de igualdad de género puede integrarse
desde el mismo momento en que empieza a planificarse y redactarse la norma o el plan, los informes de
evaluación de impacto de género se realizan siempre sobre el primer borrador. La finalidad del informe
es evaluar el impacto que tendrá, tal y como está redactado dicho borrador, de llegar a aprobarse. Si la
conclusión es negativa, habrá que modificar el texto.

28
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

 La otra opción es mantener el texto del primer borrador y mencionar en el propio


informe las modificaciones que se incorporarán en la norma o plan de cara a su
redacción definitiva, bajo el título: cambios a incorporar en la norma o plan para
fomentar la igualdad de género.

TÍTULO DEL INFORME: (…)

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA

3.3. Grado de respuesta de la norma al mandato normativo y a las desigualdades:


En cumplimiento del mandato normativo vigente, y en función de las desigualdades de género
identificadas, este centro directivo ha considerado oportuno incorporar el principio de igualdad de
género de la forma en que se puede observar en el proyecto enviado junto con este informe, a saber:

- Se ha incluido entre los fines de los centros integrados de formación profesional (art. 4), el de
“formar en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos
y oportunidades entre mujeres y hombres”

- Respecto a las funciones del Jefe de estudios (art. 9), entre ellas figura la de “favorecer la
convivencia en el centro, de acuerdo con las disposiciones vigentes, prestando especial
atención a las relaciones de igualdad entre mujeres y hombres”

Cambios a incorporar para fomentar la igualdad de género:


Por otra parte, tras un análisis exhaustivo del contenido de la norma, este centro directivo se
compromete a incorporar, en la redacción definitiva de la misma, las siguientes modificaciones, de cara
a garantizar su contribución a la igualdad de género:

1- En el preámbulo se insertarán las referencias al mandato de género derivado de la normativa de


igualdad y sectorial aplicable al ámbito de intervención de la norma.

2- En el objeto se especificará la integración de la igualdad de género como un principio informador y


transversal, mostrando así el compromiso del centro directivo con la igualdad.

3- Respecto al articulado, se harán las siguientes modificaciones:

- Artículo 3. Oferta Formativa. Se añadirá un nuevo apartado en el que se especifique que en la


organización de las enseñanzas correspondientes a la formación profesional, tanto inicial como para
el empleo, se fomentarán medidas tendentes a la integración paulatina del principio de igualdad de
género en la elaboración de contenidos, propiciando de este modo una enseñanza objetiva y de
calidad, libre de sesgos de género.
- Artículo 4. Fines. Se complementará de la siguiente manera:
- B. “Facilitar formación y orientación profesional a las personas jóvenes para el acceso al primer
empleo… fomentando la diversificación profesional, evitando la elección de profesiones basadas en
estereotipos de género y trabajando la centralidad del empleo en el proyecto de vida.

29
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

- C. “Facilitar la inserción profesional de las personas trabajadoras en situación de desempleo…”


prestando especial atención a la necesidad de reducir las brechas de género existentes en el
empleo, no sólo en cuanto al acceso sino también en cuanto a la permanencia y posibilidades de
promoción en el mismo, pudiendo establecer para ello las acciones positivas que sean necesarias.
- Artículo 5. Funciones. Sobre las funciones marcadas, cabría realizar las siguientes observaciones:
- B. “Colaborar con la Administración, con los agentes económicos y sociales y con las empresas
en la identificación de necesidades de cualificación y formación permanente de las personas
trabajadoras, y en la mejora de su empleabilidad, especialmente de quienes tengan mayores
dificultades de mantenimiento del empleo o de inserción laboral” prestando especial atención a las
dificultades que experimentan las mujeres en general, y en particular a las que pertenecen a
colectivos de riesgo de exclusión social, siendo prioritario aumentar la participación de las mujeres
en el marcado de trabajo, mejorando su empleabilidad y permanencia.
- D. “Promover la cultura emprendedora a través de la formación necesaria y el asesoramiento
en la creación de empresas”, fomentando la iniciativa empresarial femenina, impulsando para ello
medidas que reduzcan los obstáculos de las mujeres para la creación de tejido empresarial. Siendo
esta una prioridad específicamente recogida en el art. 14 de la Ley de Igualdad de Castilla y León.
- Artículo 7. Equipo Directivo. Respecto a las funciones del mismo, se realizan las siguientes
observaciones:
C. “Proponer procedimientos de evaluación de las distintas actividades y proyectos del
centro y colaborar en las evaluaciones externas…”. Para una correcta y eficaz evaluación, se
especificará que la misma se realizará incorporando indicadores de evaluación que permitan valorar
los efectos de las actividades y proyectos sobre la igualdad de género.
F. “Elaborar la propuesta del proyecto funcional del centro (…)”, incluyendo propuestas
para propulsar la integración del principio de igualdad en el funcionamiento del centro14.
- Artículo 13. Composición y constitución del Consejo Social. En tanto órgano colegiado de
participación, se especificará, en el apartado 2, que su composición se acogerá al principio de
representación equilibrada de mujeres y hombres, en cumplimiento con lo dispuesto en la normativa
vigente en materia de igualdad de género.
- Artículo 24. Funciones del Claustro de “Profesores”. Respecto a sus funciones, se hacen las
siguientes observaciones:
B “Colaborar con el equipo directivo en el desarrollo de la programación de las acciones
formativas”, y en el desarrollo de propuestas para integrar el principio de igualdad en la programación
de las mismas. Para ello, se recomienda la planificación de acciones formativas, dirigidas al
profesorado, en materia de género e igualdad.
- Artículo 27. Información Pública. En este punto, se explicitará que se informará a la ciudadanía
sobre los objetivos, contenidos y la proyección profesional de cada especialidad formativa ofertada

14
Algunos ejemplos de medidas al respecto podrían encontrarse en el propio Plan de Formación
Profesional de Castilla y León (2007-2010), como la elaboración de propuestas para incentivar la
matriculación de mujeres en ciclos formativos relacionados con la informática y las tecnologías,
incidiendo así en la ruptura de estereotipos. Para lo cual también estaría en su mano facilitar, al
departamento de orientación del centro, material didáctico e información sobre diversificación
profesional no estereotipada, o impulsar, en colaboración con el resto de órganos, el desarrollo de
campañas o seminarios de formación profesional, dirigidos a la población joven y desempleada
principalmente, en los que se muestren las ventajas de la formación profesional para la inserción laboral,
desde una óptica que visibilice y promueva la igualdad entre mujeres y hombres y rompa con los
estereotipos de género asociados a determinadas profesiones.

30
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

por el centro, utilizando para ello un lenguaje visual y escrito sencillo e inclusivo o no sexista, en el
que se visibilicen tanto a mujeres como a hombres y contribuyendo a evitar, en todo caso, la
reproducción de los estereotipos de género en la elección de las modalidades formativas.
- Artículo 29. Admisión y matricula. Cuando especifica que “se prestara especial atención a los
colectivos de personas desempleadas con especiales dificultades de inserción” se añadirá teniendo en
cuenta además la dimensión de género y asegurando la participación equitativa de mujeres con
respecto a hombres. Por otra parte, se priorizará la integración de mujeres víctimas de violencia de
género en todos los programas de formación profesional, ocupacional, continua y de inserción laboral,
en cumplimiento de la legislación vigente en materia de violencia de género.

En otro orden, se ha procurado utilizar un lenguaje no sexista en la redacción del texto normativo,
utilizando el desdoblamiento de algunos de los términos, como “trabajadores y trabajadoras”. Por otra
parte, aunque algunos términos se redactan utilizando el masculino como genérico, este organismo se
compromete a modificar su redacción en la última versión del proyecto normativo que se elabore.

3.3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma

En esta última parte del informe se concluirán los efectos que se prevé tendrá la norma o el
plan sobre la igualdad de género. Siempre que se hayan seguido los pasos indicados en el
anterior epígrafe, es probable que se pueda concluir un impacto positivo con su aplicación.
Continuando con el ejemplo de norma que se viene utilizando, así podría ser el final de de
este informe:

TÍTULO DEL INFORME: (…)

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA


3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma:
Esto es todo cuanto cabe incorporar en la norma respecto a la igualdad de género por parte del
organismo que suscribe. Considerando, por tanto, que la norma tendrá un impacto positivo tras su
redacción definitiva y aplicación, no contribuyendo a producir situaciones de discriminación por razón de
género.
FIN DEL INFORME

3.4. Diagrama de flujos

En el siguiente esquema se resumen los pasos a seguir para la elaboración del informe de
evaluación del impacto de género:

31
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Procedimiento de
elaboración INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO

1º Fundamentación y objeto del informe

Título del plan o la norma; Contexto normativo; Objeto

2º •Justificar la no pertinencia
Pertinencia de género de la norma o plan NO
•Comprobar lenguaje no sexista
•Comprobar desagregación datos por sexo
•Justificar la pertinencia en registros

•Seguir con el informe
FIN DEL INFORME
3º El Impacto de género de la norma o plan

Mandatos de género normativos Diagnóstico de la situación


3.1 3.2 inicial de mujeres y hombres
y programáticos sector de
Intervención (mencionar) • Aportar datos desagregados por sexo
• Enumerar las brechas de género

Grado de respuesta de la norma o plan 3.4 Valoración del Impacto


3.3 a mandato normativo
y desigualdades detectadas  Revisar e incorporar cambios:
• En exposición de motivos o introducción - Transversalizar principio de igualdad
• Igualdad en objeto u objetivos NO - Incorporar medidas correctoras
• Igualdad en articulado o medidas - Revisar lenguaje
 Mencionar los cambios incorporados o a
Sí incorporar en el Informe
FIN DEL INFORME
Sí NO
• Reflejar y revisar partes de
IMPACTO previsible la norma o plan que integran IG IMPACTO previsible IMPACTO previsible
POSITIVO • Revisar lenguaje POSITIVO NEGATIVO
FIN DEL INFORME

Lista de Verif icación

32
PROTOCOLO PARA LA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

4. ANEXOS

4.1. Lista de Verificación ............................................................................................33


4.2. Norma utilizada como ejemplo.............................................................................. 35
4.3. Informe de evaluación del impacto de género de la norma utilizada como ejemplo…….50
4.4. Modelo de Informe de Evaluación del Impacto de Género......................................... 57
4.5. Ejemplo de otra norma con efecto indirecto: informe de impacto ..............................58
4.6. Glosario de términos básicos ................................................................................ 71

4.1. Lista de Verificación

La siguiente herramienta se ha diseñado pensando en facilitar el análisis del grado en que se


incorpora la igualdad de género en la norma o plan, así como el tipo de medidas que podrían
incluirse en la misma para garantizar un impacto realmente positivo.

Como se puede comprobar, la lista se estructura en los mismos contenidos en que se divide
una norma o plan: exposición de motivos o introducción; objeto / objetivos generales;
articulado y disposiciones derogatorias o medidas, comenzando por una planificación previa
al desarrollo del contenido y considerando el lenguaje utilizado como transversal a todo el
proceso de redacción.

Para su utilización, habrá que ir leyendo con detenimiento el contenido de cada uno de los
aspectos señalados. En la columna de la derecha, habrá que indicar si la norma o plan objeto
de evaluación cumple o no con ese criterio, especificando “no procede” siempre que no sea
necesario. Cuando se termine de rellenar la tabla, comprobar todos aquellos aspectos en los
que se haya señalado “no” y proceder a su revisión para su modificación. De esta forma, se
garantizará un impacto positivo tras la aplicación de la norma:

33
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Contenido Si No N/P

PREVIO / PLANIFICACIÓN
0- Se han identificado los mandatos normativos de género que afectan al ámbito de intervención de la
norma o plan y a los que debe adecuar su contenido   

1. Se ha realizado un diagnóstico previo identificando la situación y las desigualdades entre mujeres y


  
hombres respecto al ámbito de intervención de la norma o del plan

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS O PREÁMBULO / INTRODUCCIÓN

2. Se menciona la necesidad de reducir las desigualdades de género existentes en el ámbito de


 
intervención

3. Se hace mención a los mandatos de género derivados de las normas sectoriales que afectan al ámbito
 
de la norma o plan

4. Se hace mención a las normas básicas de aplicación en materia de género e igualdad  

OBJETO / OBJETIVOS

5. Se especifica la integración transversal del principio de igualdad en el objeto de la norma u objetivos


 
del plan

ARTICULADO Y DISPOSICIONES / MEDIDAS E INDICADORES

6. Se recogen acciones correctoras de las desigualdades identificadas en la parte dispositiva o en las


 
acciones o medidas

7. Se fomenta la participación equilibrada de mujeres y hombres en las estructuras de poder y toma de


 
decisiones

8. Se regulan criterios de acceso a recursos, líneas de subvenciones, ayudas, participación en programas,

etc. especificando la igualdad de género como criterio de baremación y la implementación de medidas que  

compensen las desigualdades de partida

9. Se regulan procesos de contratación y/o de convenios incluyendo cláusulas que garanticen la


 
promoción de la igualdad de género

10. Se regulan registros públicos en los que se especifica que se recogerá de forma sistemática la
 
variable sexo siempre que se manejen datos referidos a personas

11. En la regulación de los criterios de acceso, provisión o/promoción del personal al servicio de la
administración pública, se especifica que se garantizará la igualdad de oportunidades entre mujeres y  

hombres

12. Se regula algún tipo de procedimiento para la realización de diagnósticos, planes, informes, etc.
 
especificando la incorporación de la dimensión de género en los mismos

13. En el caso de incluir mecanismos y procedimientos de seguimiento y evaluación, se contempla


 
también el seguimiento y control del logro de la igualdad de género

14. En los sistemas de seguimiento y evaluación del plan se incluyen indicadores de género  

15. Se regula la creación o desarrollo de campañas o divulgaciones públicas, explicitando que se utilizará
 
un lenguaje escrito y visual no sexista en las mismas

16. Se regulan planes de estudio, temarios de oposiciones o formación continua del personal al servicio
 
de la administración, explicitando la integración del principio de igualdad en los contenidos

DISPOSICIONES DEROGATORIAS
17. Se incluyen cláusulas que anulan normativas o referencias legislativas anteriores que no se adecuen a
lo estipulado sobre igualdad de género  

LENGUAJE

18. Se utiliza un lenguaje no sexista en su totalidad  

34
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

4.2. Norma utilizada como ejemplo

Se despliega a continuación el contenido del texto completo de la norma utilizada como


ejemplo a lo largo del protocolo. Con el valor añadido de que incluye todas las propuestas de
modificación realizadas en el informe de impacto15:

DECRETO 49/2010, de 18 de noviembre, por el que se regula la organización y


funcionamiento de los centros integrados de formación profesional en la Comunidad de
Castilla y León.

La Constitución Española, en el artículo 27, reconoce el derecho a la educación a todos los ciudadanos
toda la ciudadanía con el fin de alcanzar el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto de
los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales y, en el artículo
35, el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio y a la promoción a través del trabajo.
En esta línea, el artículo 40, exige a los poderes públicos el fomento de una política que garantice la
formación y readaptación profesionales, aspectos ambos especialmente relevantes para hacer realidad lo
preceptuado en los artículos anteriores.
Con este fin, el Gobierno de la Nación aprobó para el período 1998-2002 un Nuevo Programa de
Formación Profesional, en el que se definieron las directrices básicas para desarrollar un sistema
integrado de las distintas ofertas de formación profesional: reglada, ocupacional y continua. En esta
misma línea se promulgaron los Acuerdos de Formación Continua y los Planes Anuales de Acción para el
Empleo.
El sistema integrado, inspirado en los principios de igualdad en el acceso a la formación profesional y de
participación de los agentes sociales con los poderes públicos, debe fomentar la formación a lo largo de
la vida, integrando las distintas ofertas formativas. La Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las
Cualificaciones y de la Formación Profesional ordena este sistema integral de formación, cualificación y
acreditación de competencias profesionales para responder con eficacia y transparencia a las demandas
sociales y a las necesidades del mercado laboral. En su artículo 11.1, determina que el Gobierno, previa
consulta al Consejo General de la Formación Profesional, establecerá los requisitos básicos que deberán
reunir los centros que impartan ofertas formativas conducentes a la obtención de títulos de formación
profesional y certificados de profesionalidad, y que las Administraciones, en el ámbito de sus
competencias, podrán establecer los requisitos específicos que habrán de reunir dichos centros. El
apartado 2 de este mismo artículo establece que corresponderá a las Administraciones, en sus
respectivos ámbitos de competencias, la creación, autorización, homologación y gestión de los centros a
los que hace referencia el apartado 1. El apartado 4 del mismo artículo, considera centros integrados de
formación profesional a aquellos que impartan todas las ofertas formativas referidas al Catálogo Nacional
de Cualificaciones Profesionales, constituidas por títulos y certificados de profesionalidad. En
consecuencia, los centros integrados deberán ofertar ciclos formativos de grado medio y/o de grado
superior que conduzcan a la obtención de títulos de formación profesional y módulos formativos que
permitan obtener certificados de profesionalidad. Finalmente, el apartado 6 dispone que
reglamentariamente el Gobierno y los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas en el

15
Las mismas se resaltan en otro color y en cursiva, con objeto de facilitar la lectura.

35
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

ámbito de sus respectivas competencias, adaptarán la composición y funciones de los centros integrados
de formación profesional a sus características específicas.
A su vez, la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación considera el sistema educativo como un
sistema de formación a lo largo de la vida en el que la formación profesional ocupa un lugar destacado y
se concibe como un conjunto de acciones formativas que capacitan a la ciudadanía para el desempeño
cualificado de las diversas profesiones, el acceso al empleo y la participación activa en la vida social,
cultural y económica. La formación profesional agrupa las enseñanzas propias de la formación
profesional inicial, las acciones de inserción y reinserción laboral de las personas trabajadoras, junto con
la orientación y la formación continua en las empresas. En su artículo 118.5, la ley se refiere a los
centros integrados de formación profesional y a los centros de referencia nacional y establece que, en
relación con ellos, se estará a lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, y en las normas
que la desarrollen.
El Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, por el que se regulan los requisitos básicos de los
centros integrados de formación profesional desarrolla las normas anteriormente citadas y define estos
centros junto con las ofertas formativas que deben realizar, los servicios de información y orientación
profesional y la evaluación de las competencias adquiridas a través de otros aprendizajes no formales y
de la experiencia laboral. En su articulado, el citado real decreto determina la tipología de centros
integrados de formación profesional, pudiendo ser de titularidad pública o privada. Además establece los
fines, funciones y condiciones mínimas que deben reunir, así como los aspectos básicos de su gobierno,
gestión, financiación y funcionamiento.
En el ámbito laboral, el Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema de
formación profesional para el empleo, considera que este subsistema está integrado por el conjunto de
instrumentos y acciones que tienen por objeto impulsar y extender entre las empresas y entre los
trabajadores y trabajadoras, en cualquier situación laboral, una formación que responda a sus
necesidades y contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento. En su artículo 9, se
definen los centros y entidades que podrán impartir formación profesional para el empleo, entre ellos los
centros integrados de formación profesional de titularidad pública, considerados centros propios de la
Administración, para los que se establecen las ofertas formativas que como mínimo deben impartir.
En este contexto normativo, y en base al artículo 73.1 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, que
atribuye a la Comunidad de Castilla y León la competencia de desarrollo legislativo y ejecución de la
enseñanza en toda su extensión, niveles y grados, modalidades y especialidades, de acuerdo con lo
dispuesto en la normativa estatal, se lleva a cabo el fomento de los centros integrados de formación
profesional y su ordenación en Castilla y León.
El 2.º Plan de Formación Profesional de Castilla y León 2007-2010 potencia la figura de los centros
integrados de formación profesional en la Comunidad, contemplando la existencia de un conjunto de
centros que garantice la cobertura que demanda la estructura territorial y el mercado de trabajo en
Castilla y León, y la Orden ADM/1635/2007, de 4 de octubre, regula los centros integrados de formación
profesional en Castilla y León. No obstante, desde la aprobación de la misma, han surgido nuevas
necesidades y situaciones en estos centros como consecuencia de la evolución del sistema de formación
y cualificación profesional en la Comunidad.
Los centros integrados de formación profesional son espacios formativos que deben contribuir al
desarrollo del Sistema nacional de cualificaciones y formación profesional, donde confluyen los dos
subsistemas de formación profesional: la formación profesional inicial y la formación profesional para el
empleo. En ellos deben desarrollarse acciones formativas conducentes tanto a títulos de formación
profesional como a certificados de profesionalidad de la familia o área profesional que tengan

36
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

autorizadas, así como otras ofertas formativas que den respuesta a las demandas de cualificación y
recualificación de las personas a lo largo de la vida y del entorno productivo. Además, deben convertirse
en espacios de cooperación entre el sistema de formación profesional y el entorno productivo sectorial y
local, incrementando los vínculos con las empresas, impulsando la innovación y el desarrollo a través de
proyectos de colaboración con estas y con los interlocutores sociales, transfiriendo e intercambiando
conocimiento, participando en los procesos de reconocimiento, evaluación y acreditación de
competencias profesionales adquiridas mediante experiencia laboral o vías no formales de formación, y
proporcionando servicios de información y orientación profesional tanto a las personas jóvenes como a
las adultas para que tomen las decisiones más adecuadas sobre sus necesidades de formación
profesional; asegurando la calidad y equidad de los servicios prestados. En consecuencia, estos centros
poseen unas características específicas y un valor añadido que requiere la atribución y regulación de
funciones formativas y de otras que van más allá de los aspectos puramente educativos y formativos,
así como la definición, con mayor precisión y concreción, de las competencias de sus órganos de
gobierno, la composición, constitución y funciones de sus órganos de participación y el establecimiento
de determinados aspectos relacionados con la autonomía y evaluación de este tipo de centros. Todo ello,
requiere el desarrollo de una normativa propia que regule su organización y funcionamiento.

Por otra parte, y en aras a garantizar la calidad educativa de los centros, un valor añadido de los mismos
será su contribución a la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, siendo además este uno de
los fines que deben perseguir los centros según dispone el aludido Real Decreto 1558/2005, por el que
se regulan los requisitos básicos de los centros integrados de formación profesional. En este sentido,
queda constada la necesidad de seguir avanzando en la reducción de las desigualdades de género
existentes en este ámbito, dando respuesta a la necesidad de promocionar la participación activa de las
mujeres, especialmente en sectores donde están infrarepresentadas y rompiendo, así, estereotipos
ligados al género, siendo este uno de los objetivos del 2º Pan de Formación Profesional de Castilla y
León. Además, con la inclusión de este objetivo en la elaboración del presente Decreto, se da
cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de
mujeres y hombres y a la Ley 1/2003, de 3 de marzo, de igualdad de oportunidades entre mujeres y
hombres en Castilla y León, respecto al fomento de la participación de mujeres en la formación en
sectores en las que estén infrarepresentadas y constituyan nuevos yacimientos de empleo, y la
priorización de mujeres de colectivos vulnerables en los programas de inserción en el empleo mediante
la formación profesional para el empleo, en particular mujeres víctimas de violencia de género en
cumplimiento así de la normativa vigente en materia de violencia de género en Castilla y León (Ley
13/2010).

En el proceso de elaboración de este Decreto se ha recabado dictamen del Consejo Escolar, informe del
Consejo General de Empleo de Castilla y León y del Consejo de Formación Profesional de Castilla y León.
En su virtud, la Junta de Castilla y León, a propuesta de la Consejera de Administración Autonómica e
iniciativa conjunta de los Consejeros de Economía y Empleo y de Educación, de acuerdo con el dictamen
del Consejo Consultivo de Castilla y León y previa deliberación del Consejo de Gobierno en su reunión
del día 18 de noviembre de 2010

37
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

DISPONE

CAPÍTULO I
Disposiciones generales
Artículo 1. – Objeto y ámbito de aplicación.
El presente Decreto tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de los centros integrados
de formación profesional en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León, de conformidad con
lo establecido en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación
Profesional, y en el Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, por el que se regulan los requisitos
básicos de los centros integrados de formación profesional. Por otra parte, de conformidad con lo
establecido en el art. 15 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de
mujeres y hombres y en la Ley 1/2003, de 3 de marzo, de igualdad de oportunidades entre mujeres y
hombres en Castilla y León, la igualdad de género se considera un principio transversal e integral en la
elaboración de este Decreto

Artículo 2. – Denominación.
1. La denominación genérica «Centro Integrado de Formación Profesional» y sus siglas «C.I.F.P.» sólo
podrán utilizarla aquellos centros de titularidad pública o privada que hayan sido creados o autorizados
como tales por la Junta de Castilla y León.
2. De acuerdo con lo establecido en el artículo 4 del Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, el
conjunto de centros públicos con esta denominación genérica constituirá la Red de centros integrados de
formación profesional de titularidad pública de Castilla y León para facilitar el ejercicio del derecho a la
formación a lo largo de la vida, sin perjuicio de la existencia de otra u otras redes de centros integrados
de formación profesional de titularidad privada que contribuyan a mejorar la formación y cualificación
profesional de los ciudadanos la ciudadanía a lo largo de su vida y la productividad de las empresas en
Castilla y León.
3. La denominación específica de los centros integrados de formación profesional de titularidad pública
será la que apruebe la consejería de la que dependan, a propuesta del Consejo Social y previa consulta
al Claustro de Profesores del Centro.
4. La denominación genérica y específica del centro figurará en la fachada del edificio en un lugar visible.
5. No podrán existir centros integrados de formación profesional con igual denominación específica en la
misma localidad.

Artículo 3. – Oferta formativa.


1. Los centros integrados de formación profesional públicos y privados impartirán ciclos de grado medio
y/o grado superior correspondientes a la formación profesional inicial y ofertas formativas
correspondientes a la formación profesional para el empleo, que conduzcan respectivamente a la
obtención de títulos de formación profesional y certificados de profesionalidad.
2. En el ámbito de la formación profesional inicial, además de ciclos formativos en régimen presencial o
a distancia, conducentes a la obtención de títulos de Técnico y de Técnico Titulación Técnica y Técnica
Superior del Catálogo de Títulos de Formación Profesional a los que se refiere el apartado 1 de este
artículo, los centros podrán impartir: Programas de Cualificación Profesional Inicial y módulos
profesionales, en régimen presencial o a distancia, incluidos en títulos y asociados a unidades de
competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

38
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

3. En el ámbito de la formación profesional para el empleo, además de las acciones formativas dirigidas
a la obtención de certificados de profesionalidad, que tendrán carácter modular y a los que se refiere el
apartado 1 de este artículo, los centros podrán ofertar otras acciones formativas no vinculadas a la
obtención de dichos certificados, dirigidas prioritariamente a personas trabajadoras en situación de
desempleo u ocupación, autónomas y de la economía social. Todas las acciones formativas tendrán
como finalidad la adquisición y mejora de las competencias y cualificaciones profesionales y su desarrollo
se llevará a cabo bien sea de forma presencial, a distancia, mixta o tele-formación en los términos
previstos en el artículo 7 del Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema
de formación profesional para el empleo.
4. La programación de módulos profesionales asociados a unidades de competencia del Catálogo
Nacional de Cualificaciones Profesionales será la misma en títulos de formación profesional y en
certificados de profesionalidad.
5. Las Consejerías con competencias en materia de educación o empleo garantizarán la coordinación y
complementariedad de las ofertas formativas con objeto de dar respuesta a las necesidades de
cualificación de los diferentes colectivos.
6. La Consejería competente en materia de educación autorizará la implantación y desarrollo de las
enseñanzas correspondientes a la formación profesional inicial y a los programas de cualificación
profesional inicial. La consejería competente en materia de empleo autorizará la implantación y
desarrollo de las enseñanzas correspondientes a certificados de profesionalidad. En ambos casos, con
carácter previo se informará al Consejo Regional de Formación Profesional.
7. En la organización de las enseñanzas correspondientes a la formación profesional, tanto inicial como
para el empleo, se fomentarán medidas tendentes a la integración paulatina del principio de igualdad de
género en la elaboración de contenidos, propiciando de este modo una enseñanza objetiva y de calidad,
libre de sesgos de género.

CAPÍTULO II
Fines y funciones de los centros integrados de formación profesional

Artículo 4. – Fines.
Además de los previstos en el artículo 5 del Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, los centros
integrados de formación profesional públicos y privados de Castilla y León tendrán los siguientes fines:
a) Atender a las necesidades de formación y cualificación de las personas y de las empresas según
refleja el mercado laboral de la Comunidad de Castilla y León, fomentando el mutuo conocimiento y la
comunicación entre el sistema formativo y el entorno productivo.
b) Facilitar formación y orientación profesional a las personas jóvenes para el acceso al primer empleo,
fomentando la diversificación profesional, evitando la elección de profesiones basadas en estereotipos de
género y trabajando la centralidad del empleo en el proyecto de vida.
c) Facilitar la inserción profesional de las personas trabajadoras en situación de desempleo y favorecer la
conservación del empleo y la promoción profesional en los sectores productivos de nuestra Comunidad,
prestando especial atención a la necesidad de reducir las brechas de género existentes en el empleo, no
sólo en cuanto al acceso sino también en cuanto a la permanencia y posibilidades de promoción en el
mismo, pudiendo establecer para ello las acciones positivas que sean necesarias.
d) Mejorar aptitudes e incrementar las competencias de las personas destinatarias de la formación
promoviendo proyectos europeos de movilidad, perfeccionamiento profesional y cooperación.

39
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

e) Formar en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos y


oportunidades entre mujeres y hombres. Así como fomentar la igualdad entre mujeres y hombres,
integrando la misma como un principio informador en la planificación de las acciones puestas en marcha.

Artículo 5. – Funciones.
1. Además de las funciones previstas en el artículo 6 del Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre,
para los centros públicos y privados, los centros integrados de formación profesional públicos y los
privados que tengan régimen de concierto educativo tendrán las funciones siguientes:
a) Favorecer la formación a lo largo de la vida de las personas trabajadoras, ocupadas y desempleadas.
b) Colaborar con la Administración, con los agentes económicos y sociales y con las empresas en la
identificación de necesidades de cualificación y formación permanente de las personas y trabajadores y
en la mejora de su empleabilidad, especialmente de quienes tengan mayores dificultades de
mantenimiento del empleo o de inserción laboral, prestando especial atención a las dificultades que
experimentan las mujeres en general, y en particular a las que pertenecen a colectivos de riesgo de
exclusión social, siendo prioritario aumentar la participación de las mujeres en el marcado de trabajo,
mejorando su empleabilidad y permanencia
c) Colaborar con la Administración en la implantación de sistemas de gestión de calidad, así como en la
aplicación de los sistemas de control y auditoría que la Administración competente establezca.
d) Promover la cultura emprendedora a través de la formación necesaria y el asesoramiento en la
creación de empresas, fomentando la iniciativa empresarial femenina, e impulsando para ello medidas
que reduzcan los obstáculos de las mujeres para la creación de tejido empresarial
e) Cuantas otras funciones de análoga naturaleza determinen las Administraciones competentes.
2. Previa autorización de las consejerías competentes en materia de educación o de empleo y cuando lo
determinen, los centros contemplados en el apartado anterior cumplirán la función de centros
examinadores para la celebración de pruebas libres conducentes a la obtención de títulos o certificados
de profesionalidad.

CAPÍTULO III
Órganos de gobierno, coordinación y participación

Sección 1. ª– Órganos de gobierno

Artículo 6. – Órganos unipersonales de gobierno.


1. Los centros integrados de formación profesional de titularidad pública y los de titularidad privada que
tengan régimen de concierto educativo tendrán los órganos unipersonales de gobierno siguientes:
director, jefe de estudios y secretario dirección, jefatura de estudios y secretaría.
2. Los centros integrados de formación profesional de titularidad pública, en función de las especiales
características del centro y cuando lo acuerde la consejería de la que este dependa, podrán contar con
un administrador personal administrativo, para la realización de determinadas funciones asignadas al
secretario, y más de un jefe de estudios. En estos casos, la consejería competente determinará la forma
de nombramiento y cese y las funciones atribuidas.

Artículo 7. – Equipo directivo.

40
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

1. El equipo directivo de los centros integrados de formación profesional de titularidad pública,


constituido por los órganos unipersonales de gobierno, trabajará de forma coordinada y desarrollará las
siguientes funciones:
a) Velar por el buen funcionamiento del centro.
b) Estudiar, elaborar y presentar a los órganos colegiados de participación del centro propuestas para
facilitar y fomentar la participación coordinada de estos órganos en la vida del centro.
c) Proponer procedimientos de evaluación de las distintas actividades y proyectos del centro y colaborar
en las evaluaciones externas de su funcionamiento.La evaluación se realizará incorporando indicadores
de evaluación que permitan valorar los efectos de las actividades y proyectos sobre la igualdad de
género.
d) Adoptar las medidas necesarias para la ejecución coordinada de las decisiones de los órganos
colegiados de participación en el ámbito de sus competencias.
e) Establecer los criterios para la elaboración del proyecto de presupuesto.
f) Elaborar la propuesta del proyecto funcional del centro de acuerdo con las directrices del Consejo
Social y teniendo en cuenta las propuestas del Claustro de Profesores, incluyendo propuestas para
propulsar la integración del principio de igualdad en el funcionamiento del centro.
g) Impulsar los planes de seguridad y emergencia del centro, responsabilizándose de la ejecución
periódica de los simulacros de evacuación, y evaluar las incidencias de los mismos.
h) Elaborar anualmente la memoria de dirección para su análisis y valoración por los órganos colegiados
de participación del centro.
i) Colaborar con los órganos colegiados de participación y órganos de coordinación del centro en aquellas
tareas en las que así se establezca.
j) Colaborar con los diferentes órganos de la consejería competente en materia de educación o en
materia de empleo en la consecución de los objetivos del centro.
2. El equipo directivo de los centros privados que tengan régimen de concierto educativo, desarrollará
las funciones anteriores, excepto la contemplada en el apartado e), y aquellas otras que determine el
titular del centro.

Artículo 8. – Director. Dirección


1. El director de cada centro integrado de formación profesional público será nombrado y cesado por el
procedimiento de libre designación de acuerdo con lo establecido en el artículo 13.1 del Real Decreto
1558/2005, de 23 de diciembre.
2. Además de las funciones atribuidas en el artículo 13.2 del Real Decreto 1558/2005, de 23 de
diciembre, el director del centro ejercerá la dirección pedagógica, promoverá la innovación y garantizará
el cumplimiento de las leyes y demás disposiciones vigentes,
3. En caso de ausencia, vacante o enfermedad del director, este será suplido temporalmente por la
persona que ejerza de jefe de estudios.
4. En los centros privados que tengan régimen de concierto educativo, la forma de provisión del cargo
de director será la que determine el o la titular (la persona titular) del centro según la normativa
vigente.

Artículo 9. – Jefe Jefatura de estudios.


1. En los centros integrados de formación profesional públicos, el jefe de estudios será nombrado por el
órgano competente de la Administración de la Comunidad de Castilla y León a propuesta del director,
entre funcionarios públicos funcionariado público docentes si el centro depende de la Administración

41
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Educativa, oídos los órganos colegiados de participación del centro, y será cesado en sus funciones por
quien realizó su nombramiento al producirse alguna de las circunstancias siguientes:
a) Renuncia motivada aceptada por el director, oídos los órganos colegiados de participación del centro.
b) A petición del nuevo director, cuando se produzca el cese de la persona que lo propuso.
c) A propuesta del director, mediante escrito razonado, previa comunicación a los órganos colegiados de
participación del centro.
d) Traslado voluntario o forzoso, cambio de destino, pase a la situación de servicios especiales,
excedencia voluntaria o forzosa, comisión de servicios o situaciones análogas, o suspensión de funciones
de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente.
2. En caso de ausencia, vacante o enfermedad del jefe de estudios, será suplido temporalmente por la
persona que ejerza de secretario.
3. El jefe de estudios de los centros integrados de formación profesional públicos desarrollará las
siguientes funciones:
a) Ejercer, por delegación del director, la jefatura del personal docente del centro.
b) Coordinar la oferta formativa que se desarrolle en el centro.
c) Potenciar la mejora de la calidad de la oferta formativa y el aseguramiento de la misma.
d) Confeccionar los horarios para el desarrollo de la oferta formativa y verificar su cumplimiento, junto
con el resto de los órganos unipersonales de gobierno.
e) Participar en la elaboración y revisión del proyecto funcional del centro.
f) Organizar los actos relacionados con la actividad formativa del centro.
g) Fomentar la colaboración y participación de las personas responsables de los órganos de coordinación
en la acción formativa, informativa y de innovación.
h) Favorecer la convivencia en el centro, de acuerdo con las disposiciones vigentes, prestando especial
atención a las relaciones de igualdad entre mujeres y hombres,
i) Cualesquiera otras de análoga naturaleza que le sean encomendadas por la consejería de la que
dependa el centro.
4. Las funciones del jefe de estudios, en los centros privados que tengan régimen de concierto
educativo, serán las que determine el titular del centro.

Artículo 10. – Secretario. Secretaría


1. El secretario de cada centro integrado de formación profesional público será nombrado por el órgano
competente de la Administración de la Comunidad de Castilla y León a propuesta del director, oídos los
órganos colegiados de participación del centro, y será cesado en sus funciones por quien lo nombró al
producirse alguna de las circunstancias contempladas en el apartado 1 del artículo 9 de este Decreto.
2. En caso de ausencia, vacante o enfermedad del secretario, este será suplido temporalmente por el
jefe de estudios o, en su defecto, por la persona que designe el director, dando cuenta a los órganos
colegiados de participación del centro.
3. Las funciones del secretario, en los centros integrados de formación profesional públicos, serán las
siguientes:
a) Ordenar el régimen administrativo del centro de conformidad con las directrices establecidas por el
director.
b) Ordenar el régimen económico del centro de conformidad con las instrucciones del director, realizar la
contabilidad y rendir cuentas ante las autoridades correspondientes.
c) Actuar como secretario de los órganos colegiados del centro, levantando acta de las reuniones.
d) Custodiar las actas, expedientes, libros, archivos y otra documentación propia del centro.

42
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

e) Expedir las certificaciones que soliciten las autoridades y las personas usuarias del centro.
f) Ejercer, por delegación del director, la jefatura del personal de administración y servicios del centro.
g) Realizar el inventario del material y equipamiento del centro y mantenerlo actualizado.
h) Velar por el mantenimiento del equipamiento y recursos materiales del centro y disponer la utilización
de los medios informáticos, audiovisuales y didácticos del centro.
i) Elaborar y revisar el proyecto funcional junto con el resto del equipo directivo.
j) Cualesquiera otras de análoga naturaleza que le sean encomendadas por la consejería de la que
dependa el centro.
4. Las funciones del secretario, en los centros privados que tengan régimen de concierto educativo,
serán las que determine el titular del centro.

Sección 2. ª– Órganos de coordinación

Artículo 11. – Órganos de coordinación.


1. Los centros integrados de formación profesional públicos y los privados que tengan régimen de
concierto educativo contarán con los órganos de coordinación necesarios para garantizar: una formación
integrada y de calidad, la información y la orientación profesional, el reconocimiento y evaluación de
competencias profesionales y las relaciones con las empresas.
2. El órgano encargado de garantizar las relaciones con las empresas se ocupará de promover,
dinamizar y organizar las relaciones del centro con el sistema socioeconómico y productivo de su
entorno, colaborando con el equipo directivo del centro.
3. La Consejería competente determinará el número y denominación específica de los órganos de
coordinación con los que contarán los centros que de ella dependan, así como su composición y
funciones.

Sección 3. ª– Órganos de participación


Subsección 1. ª– Órganos colegiados de participación

Artículo 12. – Órganos colegiados de participación.


Los centros integrados de formación profesional públicos y los privados que tengan régimen de concierto
educativo dispondrán de los órganos colegiados de participación siguientes: Consejo Social y Claustro de
Profesores.

Subsección 2. ª– Consejo Social


Artículo 13. – Composición y constitución.
1. El Consejo Social de los centros integrados públicos estará compuesto por:
a) Cuatro representantes de la administración: uno de los cuales será el director del centro, que lo
presidirá, otro será designado por la consejería de la que dependa el centro y los dos restantes serán
designados uno por la consejería con competencias en materia de educación y otro por la consejería con
competencias en materia de empleo.
b) Cuatro representantes del centro: el jefe de estudios, otro designado por el director, otro por el
Claustro de Profesores y uno en representación del alumnado.
c) Cuatro representantes de los agentes económicos y sociales: dos de ellos miembros de las
organizaciones empresariales y otros dos de las organizaciones sindicales más representativas y con
presencia en el Consejo Regional de Formación Profesional, designados por las citadas organizaciones.

43
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Actuará como secretario del Consejo Social, con voz pero sin voto, el secretario del centro.
2. La composición del Consejo Social de los centros integrados privados que tengan régimen de
concierto educativo será la determinada en el apartado anterior, exceptuando la persona designada
como representante por la Consejería de la que dependa el centro que, en este caso, será designada por
el titular del centro. su composición se acogerá al principio de representación equilibrada de mujeres y
hombres, en cumplimiento con lo dispuesto en la normativa vigente en materia de igualdad de género.
3. En el plazo de diez días, a contar desde la fecha de proclamación de los candidatos electos, el director
convocará la sesión de constitución del nuevo Consejo Social.

Artículo 14. – Designación y renovación.


1. Las personas que representen a la administración y a los agentes económicos y sociales serán
designadas de forma directa por el órgano competente u organización correspondiente, a petición del
director del centro.
2. La representación del Claustro de Profesores y del alumnado corresponderá a quienes, dentro de
estos colectivos, obtengan mayor número de votos en el proceso de elección que se organice al efecto.
3. La renovación de los miembros del Consejo Social se producirá cada cuatro años, contados a partir de
su primera constitución, excepto la representación del alumnado que se renovará cada dos años.
4. En el caso de que concurran en una misma persona dos designaciones, esta deberá optar por el
desempeño de un único puesto, debiendo procederse a cubrir el puesto que deje vacante por los
mecanismos previstos al efecto en el artículo siguiente.

Artículo 15. – Procedimiento para cubrir vacantes.


Las vacantes que se produzcan en el Consejo Social de los centros integrados públicos se cubrirán de
forma inmediata mediante una nueva designación, salvo las de los representantes del Claustro de
Profesores y del alumnado, que serán cubiertas por los siguientes candidatos de acuerdo con el número
de votos obtenidos en la última renovación.

Artículo 16. – Proceso electoral.


1. A efectos de la organización del procedimiento de elección de los representantes del Claustro de
Profesores y del alumnado, se constituirá en cada centro una junta electoral compuesta por los
siguientes miembros: el director, que será su presidente, junto con un profesor y un alumno designados,
al igual que sus suplentes, por sorteo.
2. Aquellas personas que se presenten como candidatos al Consejo Social no podrán formar parte de la
junta electoral, teniendo que renunciar a la misma en el caso de haber sido designadas por sorteo.
3. La junta electoral ejercerá las funciones siguientes:
a) Aprobar y publicar los censos electorales correspondientes a los miembros del Claustro de Profesores
y al alumnado del centro, que comprenderán nombre, apellidos y documento nacional de identidad,
ordenados alfabéticamente, así como su condición de pertenencia al profesorado o alumnado del centro.
b) Concretar el calendario electoral.
c) Ordenar el proceso electoral.
d) Admitir y proclamar las distintas candidaturas.
e) Promover la constitución de las distintas mesas electorales.
f) Resolver las reclamaciones presentadas durante el proceso electoral.
g) Proclamar los candidatos y las candidatas elegidos y remitir las correspondientes actas a la autoridad
administrativa competente.

44
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

4. Contra las decisiones de la junta electoral, en lo relativo a la proclamación de candidatos, cabe


recurso de alzada ante el órgano superior jerárquico que corresponda, según la Consejería de la que
dependa el centro, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.

Artículo 17. – Elección de las personas representantes del Claustro de Profesores.


1. La persona representante del profesorado en el Consejo Social será elegido por el Claustro y en el
seno de éste. El voto será directo, secreto e indelegable.
2. Serán electores todos los miembros del profesorado del centro. Serán elegibles quienes hayan
presentado su candidatura.
3. El director del centro convocará una reunión de carácter extraordinario en la que como único punto
del orden del día figurará el acto de elección y proclamación de la persona que haya resultado elegida.
4. En la reunión extraordinaria se constituirá una mesa electoral. Dicha mesa estará integrada por el
director del centro, que actuará de presidente, el profesor o profesora de mayor y el de menor
antigüedad en el centro, actuando este último como secretario. Cuando se produzca un empate en
cuanto a la antigüedad, formarán parte de la mesa el de mayor edad entre los más antiguos y el de
menor edad entre los menos antiguos.
5. Cada profesor hará constar en su papeleta sólo un nombre de la lista de candidatos. Será elegido el
candidato con mayor número de votos.
6. El desempeño del cargo de director, jefe de estudios o secretario será incompatible con la condición
de representante electo del profesorado en el Consejo Social del centro.

Artículo 18. – Elección del representante del alumnado.


1. La persona representante del alumnado en el Consejo Social será elegida por el alumnado que curse
acciones formativas en el centro, entre las candidaturas admitidas por la junta electoral.
2. La mesa electoral estará constituida por el director, que actuará de presidente, y por dos alumnos
designados por sorteo, actuando como secretario de la mesa el alumno de menor edad. La mesa deberá
prever el nombramiento de suplentes, designados también por sorteo.
3. La votación será secreta, directa e indelegable. Cada alumno hará constar en su papeleta sólo un
nombre de la lista de candidatos. La votación se efectuará de acuerdo con las instrucciones que dicte la
junta electoral.

Artículo 19. – Escrutinio de los votos y elaboración de actas.


1. En cada uno de los actos electorales y una vez finalizada la votación, se procederá por la mesa
correspondiente al escrutinio de los votos. Efectuado el recuento de los mismos que será público, se
extenderá un acta, firmada por todos los componentes de la mesa, en la que se hará constar el nombre
de los representantes elegidos y el nombre y número de votos obtenidos por cada candidato.
2. Las actas serán enviadas a la junta electoral del centro a efectos de la proclamación de los candidatos
elegidos.
3. En los casos en que se produzca empate en las votaciones, la elección se dirimirá por sorteo, que será
realizado por la junta electoral.

Artículo 20. – Proclamación y designación de candidatos electos y reclamaciones.


El acto de proclamación de los candidatos elegidos se realizará por la junta electoral del centro, tras el
escrutinio realizado por las mesas respectivas y la recepción de las correspondientes actas. Contra las

45
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

decisiones de la junta cabrá recurso de alzada ante el órgano superior jerárquico que corresponda,
según la consejería de la que dependa el centro, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.

Artículo 21. – Régimen de funcionamiento.


1. El Consejo Social se reunirá de forma ordinaria al menos dos veces al año, una al comienzo del curso
escolar y otra a su finalización. Además, se podrá reunir de forma extraordinaria siempre que lo
convoque el director o lo solicite, al menos, un tercio de sus miembros. La asistencia a las sesiones del
Consejo Social será obligatoria para todos sus miembros.
2. Las reuniones del Consejo Social del centro se celebrarán en el día y con el horario que posibiliten la
asistencia de todos sus miembros.
3. El Consejo Social del centro utilizará preferentemente medios electrónicos para la realización de las
convocatorias y gestión de la documentación que su funcionamiento precise.
4. En las reuniones ordinarias el secretario del Consejo Social, por orden del presidente, enviará la
convocatoria y orden del día de la reunión y la documentación que se precise para el desarrollo de la
sesión, con la antelación mínima de una semana. Las convocatorias de las reuniones extraordinarias se
realizarán con una antelación mínima de cuarenta y ocho horas.
5. El Consejo Social adoptará sus decisiones por mayoría de votos. En caso de no alcanzarse esta
mayoría en los acuerdos de aprobación del presupuesto y del balance anual se prorrogará la vigencia del
presupuesto anteriormente aprobado, y en el caso de no alcanzarse en la aprobación del proyecto
funcional se comunicará esta circunstancia a la consejería de la que dependa el centro para que dicte las
medidas oportunas.

Subsección 3. ª– Claustro del Profesores Profesorado

Artículo 22. – Composición.


El Claustro de Profesores es el órgano de participación del profesorado en la actividad del centro y estará
formado por el profesorado del centro.

Artículo 23. – Régimen de funcionamiento.


1. El Claustro se reunirá en sesión ordinaria, como mínimo tres veces al año, de las cuales una reunión
se celebrará al comienzo del curso escolar y otra al final. Además, se podrá reunir, en sesión
extraordinaria, siempre que lo convoque el director o lo solicite al menos un tercio de sus miembros.
2. La asistencia a las sesiones del Claustro será obligatoria para todos sus componentes.

Artículo 24. – Funciones.


El Claustro de Profesores tendrá, además de las funciones que le atribuye el artículo 14.5 del Real
Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, las siguientes:
a) Participar en el desarrollo de planes de mejora de la calidad del centro.
b) Colaborar con el equipo directivo en el desarrollo de la programación de las acciones formativas, y en
el desarrollo de propuestas para integrar el principio de igualdad en la programación de las mismas
c) Aprobar y evaluar la concreción del currículo y los aspectos educativos de los proyectos y de la
programación general anual.
d) Elegir un una persona representante del Claustro de Profesores Profesorado en el Consejo Social del
centro.
e) Colaborar en las labores de información y orientación del alumnado del centro.

46
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

f) Participar en la elaboración de planes de detección de necesidades formativas.


g) Participar en el desarrollo de las acciones dirigidas a fomentar el contacto con el entorno productivo y
los agentes económicos y sociales.
h) Cualesquiera otras que le sean atribuidas en otras disposiciones normativas vigentes.

CAPÍTULO IV
Autonomía de los centros integrados

Artículo 25. – Modelo de planificación común.


1. Con carácter plurianual se elaborará un modelo de planificación común para el conjunto de centros
integrados de formación profesional de titularidad pública y los de titularidad privada que tengan
régimen de concierto educativo, en los términos previstos en el artículo 10, apartados 1 y 2, del Real
Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre, que incorporará, además, los siguientes aspectos:
a) Las necesidades detectadas en los sectores productivo y social en la Comunidad Castilla y León,
b) Los objetivos de los centros, que se corresponderán con los fines de cualificación y recualificación de
las personas a lo largo de la vida.
c) Los métodos de actuación y los procesos de formación para el desarrollo de las funciones y la
consecución de los objetivos previstos.
d) Los recursos personales y materiales necesarios para responder a las necesidades planteadas y para
alcanzar los objetivos establecidos.
e) La evaluación del resultado.
2. La elaboración del modelo de planificación común corresponderá, conjuntamente, a las consejerías
competentes en materia de educación y empleo, con la colaboración
de las organizaciones sindicales y empresariales con representación en el Consejo de la Formación
Profesional de Castilla y León.
3. El modelo de planificación así elaborado será aprobado mediante orden de la Consejería competente
para dictar órdenes que afecten a las competencias de varias Consejerías.

Artículo 26. – Proyecto funcional de centro.


1. De acuerdo con el modelo de planificación establecido en el artículo anterior y las directrices
elaboradas por el Consejo Social del centro, el equipo directivo de los centros de titularidad pública, así
como el de los privados que tengan régimen de concierto educativo, confeccionará el proyecto funcional
de centro, que será aprobado por el Consejo Social y su desarrollo autorizado por la consejería de la que
dependa el centro en los centros de titularidad pública. En los centros que tengan régimen de concierto
educativo, el desarrollo de los aspectos del proyecto funcional afectados por dicho concierto será
autorizado por la consejería competente en materia de educación.
2. En el proyecto funcional se establecerán los objetivos y prioridades del centro, el sistema organizativo
y los procedimientos de gestión. Formarán parte del mismo, los proyectos curriculares de las enseñanzas
que tenga autorizadas, la programación general anual, las programaciones didácticas y el plan de acción
tutorial.

Artículo 27. – Información pública.


Los centros integrados informarán a la ciudadanía sobre la naturaleza de las distintas ofertas formativas
impartidas en ellos y de aquellos otros aspectos que puedan favorecer el conocimiento del centro y su
relación con el entorno social y productivo.

47
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Se informará a la ciudadanía sobre los objetivos, contenidos y la proyección profesional de cada


especialidad formativa ofertada por el centro, utilizando para ello un lenguaje visual y escrito sencillo e
inclusivo o no sexista, en el que se visibilicen tanto a mujeres como a hombres y contribuyendo a evitar,
en todo caso, la reproducción de los estereotipos de género en la elección de las modalidades
formativas.

Artículo 28. – Autonomía pedagógica.


Los centros integrados de formación profesional dispondrán de autonomía pedagógica para:
a) Concretar y desarrollar el currículo de las acciones formativas que tengan autorizadas, mediante las
programaciones didácticas de cada uno de los módulos profesionales que las componen, atendiendo a lo
establecido en las normas reguladoras de los currículos correspondientes a las titulaciones de la
formación profesional inicial y a los certificados de profesionalidad, en el marco general del proyecto
funcional de centro y en función de las características de su entorno productivo.
b) Establecer y desarrollar el currículo de otras acciones formativas distintas de las contempladas en la
letra anterior.

Artículo 29. – Admisión y matrícula.


El proceso de admisión y matrícula se realizará de conformidad con las normas que al efecto establezcan
las consejerías con competencias en materia de educación o de empleo. El centro, en el marco de lo que
establezcan dichas normas, determinará las condiciones necesarias para facilitar el acceso a las ofertas
formativas a toda la ciudadanía; se prestará particular atención a los colectivos de personas
desempleadas con especiales dificultades de inserción, así como a las personas trabajadoras, ocupadas y
desempleadas de sectores en crisis, teniendo en cuenta además la dimensión de género y asegurando la
participación equitativa de mujeres con respecto a hombres. Por otra parte, se priorizará la integración
de mujeres víctimas de violencia de género en todos los programas de formación profesional,
ocupacional, continua y de inserción laboral, en cumplimiento de la legislación vigente en materia de
violencia de género

Artículo 30. – Programación general anual.


1. Las decisiones sobre la organización y funcionamiento que los centros de titularidad pública y los de
titularidad privada que tengan régimen de concierto educativo adopten anualmente deberán recogerse
en una programación general anual, que se incluirá en el proyecto funcional del centro.
2. Esta programación garantizará el desarrollo coordinado de todas las acciones formativas y el correcto
ejercicio de las competencias de los distintos órganos de gobierno, de participación y de coordinación del
centro.
3. La programación general anual será elaborada por el equipo directivo del centro, tendrá en cuenta las
propuestas del Claustro de Profesores y del Consejo Social, e incluirá al menos:
a) Los horarios para el desarrollo de las acciones formativas previstas.
b) Las modificaciones anuales del proyecto funcional del centro ya establecido.
c) La programación general de las acciones formativas que se vayan a desarrollar.
d) El plan de seguridad y emergencia del centro, los planes de mejora y los de detección de necesidades
formativas que se desarrollen en el centro.
e) Aquellos otros aspectos que determine la Administración competente.
4. La programación general anual podrá ser modificada para la incorporación de nuevas acciones
formativas u otras actuaciones a lo largo del curso.

48
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Artículo 31. – Autonomía de gestión económica.


1. Los centros integrados de formación profesional dispondrán de autonomía en su gestión económica y
elaborarán su proyecto de gestión económica de acuerdo con lo establecido en las normas legales
propias de la Comunidad de Castilla y León y las leyes estatales de carácter básico.
2. En el caso de los centros integrados de titularidad pública la Consejería de la que dependan podrá
delegar la contratación de expertos personas expertas, la adquisición de bienes y la contratación de
obras, servicios y otros suministros, en los órganos de gobierno de los centros de acuerdo con lo
establecido en las normas legales propias de la Comunidad de Castilla y León y en las leyes estatales de
carácter básico.

Artículo 32. – Uso de espacios e instalaciones.


La Consejería de la que dependa el centro podrá autorizar el uso de ciertos espacios e instalaciones
singulares, así como, en su caso, de aquellas instalaciones y equipamientos propios de entornos
profesionales que, siendo necesarios para impartir los programas formativos y realizar la evaluación de
las competencias, se encuentren ubicados en un recinto distinto al resto de las instalaciones del centro.

Artículo 33. – Autonomía de gestión de personal.


La gestión del personal de los centros integrados de formación profesional públicos se ajustará a lo
establecido en los artículos 15, 16 y 17 del Real Decreto 1558/2005, de 23 de diciembre y en la
normativa específica aplicable al personal docente de la Administración de la Comunidad

CAPÍTULO V
Evaluación de los centros integrados

Artículo 34. – Evaluación interna.


1. Los centros integrados de formación profesional de públicos y los privados que tengan régimen de
concierto educativo evaluarán su propio funcionamiento, cada uno de los programas y acciones
formativas que se lleven a cabo y los resultados alcanzados.
2. Los órganos de gobierno y de coordinación impulsarán, en el ámbito de sus competencias, la
realización de la evaluación interna.
3. El Claustro de Profesores evaluará el proceso de enseñanza que desarrolle el centro con la
participación del profesorado.

Artículo 35. – Evaluación externa.


Las Consejerías con competencias en materia de educación y en materia de empleo, en el ámbito de sus
respectivas competencias, llevarán a cabo de forma coordinada la inspección y evaluación periódica de
los centros integrados de formación profesional.

DISPOSICIÓN ADICIONAL
Órganos unipersonales de gobierno.
Los actuales órganos unipersonales de gobierno de los centros integrados de formación profesional
públicos de Castilla y León continuarán desempeñando sus funciones hasta el fin de su mandato,
excepto que sobrevenga alguna de las causas de cese previstas en este decreto.

49
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

DISPOSICIÓN DEROGATORIA
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo establecido en este
decreto y en particular la Orden ADM/1635/2007, de 4 de octubre, por la que se regulan los centros
integrados de formación profesional en Castilla y León.

4.3. Informe de evaluación del impacto de género de la norma utilizada como


ejemplo

INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO DE GÉNERO DEL PROYECTO DE DECRETO EMITIDO


POR LA CONSEJERÍA DE ADMINISTRACIÓN AUTONÓMICA, POR EL QUE SE REGULA LA
ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS INTEGRADOS DE FORMACIÓN
PROFESIONAL EN LA COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

1. FUNDAMENTACIÓN Y OBJETO DEL INFORME:


- Contexto Normativo:
La Ley 1/2003, de 3 de marzo de igualdad de oportunidades entre Mujeres y Hombres en
Castilla y León y la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de
Autonomía de Castilla y León, establecen que los poderes públicos de esta comunidad garantizarán la
aplicación de la perspectiva de género en las fases de planificación, ejecución y evaluación de las
políticas llevadas a cabo por las distintas Administraciones Públicas. En base a ello, la Ley 1/2011, de
1 de marzo, de evaluación del impacto de género en Castilla y León, establece que debe
evaluarse el impacto de género de todos los anteproyectos de Ley, disposiciones administrativas de
carácter general, así como planes que, por su especial relevancia económica y social, se sometan a
informe del Consejo Económico y Social y cuya aprobación corresponda a la Junta de Castilla y León,
concretándose dicha evaluación en la realización de un informe, dando así desarrollo a la Orden
ADM/1835/2010, de 15 de diciembre, por la que se aprueba la Guía metodológica de mejora
de la calidad normativa, que especifica que todos los proyectos normativos deben acompañarse de
una memoria en la que se plasme, entre otras cosas, el impacto de género que la misma pudiera causar.
Todo ello de acuerdo, por otra parte, con la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la
igualdad efectiva de mujeres y hombres, respecto a la consideración de la igualdad de trato y de
oportunidades entre mujeres y hombres como un principio informador del ordenamiento jurídico
- Objeto del informe:
En base a todos estos requerimientos, el organismo que suscribe realiza el presente informe, con el
objeto de evaluar el efecto potencial que el proyecto de Decreto objeto de evaluación puede causar
sobre la igualdad de género.

2. LA PERTINENCIA DE GÉNERO DE LA NORMA:

El objeto de la norma es regular la organización y funcionamiento de los centros integrados de formación


profesional en el ámbito territorial de Castilla y León, atendiendo a la oferta formativa de los centros,
sus fines y funciones, la composición y responsabilidades de sus diferentes órganos de gobierno,
coordinación y participación y a aspectos relacionados con el modelo de planificación, gestión y
evaluación interna.

50
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Grupo destinatario: en función de su contenido, la norma incidirá de forma directa en los diferentes
agentes que participan en la formación para el empleo: en concreto en el alumnado (tanto de formación
profesional inicial, como para el empleo: demandantes de empleo, trabajadoras y trabajadores en
activo) y personal docente de los centros, así como en las personas que compongan los diferentes
órganos de gobierno, coordinación y participación, en tanto responsables de la gestión de los centros.
Influencia en el acceso/control recursos: influye, así mismo, en el acceso al recurso de la formación
profesional, pudiendo mejorar la situación de las personas beneficiarias de cara al acceso al mercado
laboral. Por otra parte, influirá también en el acceso a los órganos de toma de decisiones, en tanto
regula los criterios de acceso a los mismos.
Influencia en la modificación del rol de género: por último, decir que, en tanto se regula la oferta
formativa, la norma es susceptible de incidir en la modificación de los estereotipos de género, que hacen
que existan unas especialidades formativas ocupadas mayoritariamente por mujeres y otras por
hombres. Igualmente, puede modificar el rol de género en tanto contribuya o no a fomentar la
participación de las mujeres en el empleo.

Por lo tanto, con carácter general, la norma objeto de evaluación es pertinente al género, por lo que a
continuación se procede a valorar el impacto de género de la misma.

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA

3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género:


- En el preámbulo se hace alusión al REAL DECRETO 1558/2005, DE 23 DE DICIEMBRE, POR EL QUE SE
REGULAN LOS REQUISITOS BÁSICOS DE LOS CENTROS INTEGRADOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL,
de conformidad al cual se crea el presente proyecto de Decreto y en el que se especifica que un fin de
los centros integrados de formación profesional es “fomentar la igualdad real y efectiva entre mujeres y
hombres”. Mismo fin que se recoge en el 2º PLAN DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE CASTILLA Y LEÓN
2007-2010, al que también se alude en el texto normativo. En el Plan se especifica que la formación
profesional inicial reglada promoverá entre el alumnado el valor de la igualdad de género. Igualmente,
sobre la formación ocupacional profesional, dirigida a personas desempleadas, argumenta que “incluirá
programas específicos de formación de mujeres en actividades de alta demanda, en el ámbito de las
nuevas tecnologías y en profesiones u oficios en los que la mujer tiene baja representación”. Siendo, así,
uno de los objetivos del Plan el de “promover conductas favorables hacia la formación profesional,
rompiendo estereotipos ligados a determinadas profesiones o al género” y estableciendo una serie de
medidas para tal fin.

- Por otra parte, la LEY 1/2003, DE 3 DE MARZO, DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ENTRE MUJERES Y
HOMBRES EN CASTILLA Y LEÓN establece, en sus artículos 13 y 14, una serie de objetivos para
fomentar la igualdad de género en el ámbito educativo y en el empleo, de los cuales se deriva, entre
otros, el fomento de medidas tendentes a propiciar la participación de las mujeres en la formación
científica y tecnológica, y en aquellos sectores en los que estén infrarepresentadas y constituyan nuevos
yacimientos de empleo. Por su parte, la LEY ORGÁNICA 3/2007, DE 22 DE MARZO, DE IGUALDAD
EFECTIVA ENTRE MUJERES Y HOMBRES, establece en su artículo 23 que el sistema educativo incluirá
como principio de calidad la eliminación de los obstáculos que dificultan la igualdad efectiva entre
mujeres y hombres, integrando este principio entre los objetivos de las actuaciones educativas. Y en el
artículo 42, estipula que “los programas de inserción laboral, incluyendo los de formación profesional,

51
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

dirigidos a personas en desempleo, se podrán destinar prioritariamente a colectivos específicos de


mujeres o contemplar una determinada proporción de mujeres”.

- Además del marco normativo recogido en el informe, también es preciso prestar atención a lo
dispuesto en el art. 30 de la LEY 13/2010, DE 9 DE DICIEMBRE, CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN
CASTILLA Y LEÓN, SOBRE ACCESO AL EMPLEO. En el mismo, se especifica que “con el fin de favorecer
la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género, el Servicio Público de Empleo de
Castilla y León acordará su integración preferente en todos los programas de formación profesional,
ocupacional, continua y de inserción laboral que se pongan en marcha. Los cursos de formación
profesional ocupacional podrán contemplar ayudas económicas para las mujeres que sufren violencia de
género, según las condiciones que normativamente se establezcan”. Además, establece que “la
Administración de la Comunidad de Castilla y León impulsará programas o actuaciones para la inserción
laboral por cuenta ajena o propia de las mujeres víctimas, proporcionando específicamente instrumentos
para la formación, la búsqueda de empleo y la creación de empresas”.

En conclusión, la norma tiene capacidad para incluir acciones positivas encaminadas a la ruptura del rol
de género.

3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de intervención:


El marco normativo aludido anteriormente se basa en la desigual situación de mujeres y hombres en el
ámbito del empleo y la formación profesional. Para justificar esta desigualdad previa, y la necesidad, por
tanto, de tenerla en cuenta en el proyecto de Decreto, se muestran a continuación los siguientes datos:

- Atendiendo a la situación en el empleo, se constata (para el cuarto trimestre de 2010) una menor tasa
de actividad y ocupación femenina, siendo mayor la tasa de paro entre las mujeres en Castilla y León:

63
54
47
39

17,7
14,2

Tasa de actividad Tasa de em pleo Tasa de paro

Mujeres Hombres

- Por otra parte, en el curso 2008/2009 la distribución de mujeres y hombres que se matricularon en
ciclos de formación profesional de grado medio y superior es bastante similar: el 46% y el 53%
respectivamente fueron mujeres. Algo menor es la presencia femenina en los ciclos de cualificación
profesional inicial: entre el 60 y 65% de alumnado en aulas profesionales y talleres profesionales son
hombres, ascendiendo al 69% en los programas de garantía social.

- Respecto a la formación profesional inicial, aunque no se disponen de datos que muestren la


distribución de mujeres y hombres en los distintos tipos de enseñanza de grado medio y superior en

52
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Castilla y León para el curso 2009/2010, pueden resultar muy orientativos los datos reflejados en el Plan
de Formación Profesional 2007-2010, para el curso de 2006, siendo la distribución de ambos sexos por
familia profesional como se muestra en los siguientes gráficos:

Po rcen taje d e mu jeres y h o mb res en ciclo s d e g rad o med io d e FP y p o r familia p ro fesio n al

TOTAL
A CT IV IDA DE S F ÍS ICA S Y DE PO R T IV A S
T E XT IL, CO N F E CCIÓ N Y PIE L
IM A G E N PE R S O N A L
S A N IDA D
S E R V ICIO S S O CIO CU LT U R A LE S Y A LA CO M U N IDA D
Q U IM ICA
CO M E R CIO Y M A R KE T IN G
A DM IN IS T R A CIÓ N
CO M U N ICA CIÓ N , IM A G E N Y S O N IDO
H O S T E LE R ÍA Y T U R IS M O
IN DU S T R IA A LIM E N T A R IA
A R T E S G R Á F ICA S
A CT IV IDA DE S A G R A R IA S
IN F O R M Á T ICA
M A DE R A Y M U E B LE
M A N T E N IM IE N T O Y S E R V ICIO S A LA PR O DU CCIÓ N
F A B R ICA CIÓ N M E CÁ N ICA
E LE CT R ICIDA D Y E LE CT R Ó N ICA
M A N T E N IM IE N T O DE V E H ÍCU LO S
M uje re s
E DIF ICA CIÓ N Y O B R A CIV IL
H om bre s
0% 20% 40% 60% 80% 100%

Po rcen taje d e mu jeres y h o mb res en ciclo s d e grad o su p erio r d e FP y p o r familia p ro fesio n al

TOTAL
IMAGEN PERSONAL
SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD
SANIDAD
ADMINISTRACIÓN
QUIMICA
TEXTIL, CONFECCIÓN Y PIEL
HOSTELERÍA Y TURISMO
COMUNICACIÓN, IMAGEN Y SONIDO
INDUSTRIA ALIMENTARIA
ARTES GRÁFICAS
COMERCIO Y MARKETING
ELECTRICIDAD Y ELECTRÓNICA
ACTIVIDADES FÍSICAS Y DEPORTIVAS
INFORMÁTICA
ACTIVIDADES AGRARIAS
MADERA Y MUEBLE
Mujeres
MANTENIMIENTO DE VEHÍCULOS
Hombres
EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL
FABRICACIÓN MECÁNICA
MANTENIMIENTO Y SERVICIOS A LA PRODUCCIÓN

0% 20% 40% 60% 80% 100%

En ambos casos, se ve cómo mujeres y hombres se concentran en determinadas familias profesionales,


siendo mayoría de mujeres en sanidad, administración, servicios socio-culturales, imagen personal o

53
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

textil, y mayoría de hombres en informática, electrónica, mecánica o actividades agrarias y deportivas.


Aunque los datos son de 2005/2006, los últimos datos para el curso 2008/2009 a nivel estatal muestran
una distribución bastante similar en las diferentes familias profesionales, lo cual puede implicar que no
ha habido cambios realmente significativos desde entonces.

Si bien es cierto que no se disponen de datos actuales relativos, especialmente, a las tasas de éxito y de
inserción en el empleo de mujeres y hombres tras terminar sus estudios de formación profesional, los
datos aportados muestran la existencia de las siguientes desigualdades:

- Primero, que la participación de mujeres y hombres en el empleo dista aún de ser equitativa,
afectando el desempleo en mucha mayor medida a las mujeres en general, a pesar de ser
menor su tasa de actividad.

- Segundo que, aunque el acceso a la formación profesional inicial es similar para ambos sexos,
existe una clara segregación horizontal, consistente en la mayor concentración de mujeres o de
hombres en aquellas especialidades en las que se desarrollan actividades que guardan relación
con el rol de género, siendo probablemente las actividades masculinizadas las que generan una
mayor fuente de poder adquisitivo y posibilidades de desarrollo profesional.

- La conclusión es que el mandato de género derivado del marco normativo sigue estando
vigente, siendo necesario aplicar medidas que reduzcan las desigualdades detectadas.

Por otra parte, de cara a profundizar en el análisis de la situación inicial de mujeres y hombres, este
organismo es consciente de la necesidad de contar con la información proveniente de otros indicadores.
En concreto, este organismo se compromete al análisis de los siguientes indicadores, de cara a
posibilitar la toma de decisiones futuras:
- Tasas de empleo y desempleo de mujeres y hombres que han terminado su formación en algún
ciclo de grado medio y de grado superior en el último año.
- Número y porcentaje de mujeres y hombres que han participado en programas de Formación
Profesional para personas adultas, según modalidad, en el último año.
- Número de personas desempleadas que han participado en programas de formación profesional
para el empleo en el último año. Porcentaje formado sobre el total de personas desempleadas.
Porcentaje que han obtenido certificado de profesionalidad y porcentaje que ha encontrado un
empleo posteriormente.
- Mujeres y hombres en órganos unipersonales actuales y demás órganos de gobierno,
participación y coordinación de los centros integrados de formación profesional.

3.3. Medidas que incorpora la norma para fomentar la igualdad:


En cumplimiento del mandato normativo vigente, y en función de las desigualdades de género
identificadas, tras un primer análisis del proyecto normativo, este centro directivo ha considerado
oportuno incorporar el principio de igualdad de género de la forma en que se puede observar en el
proyecto enviado junto con este informe, a saber:

54
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

- Se ha incluido entre los fines de los centros integrados de formación profesional (art. 4), el de
“formar en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos
y oportunidades entre mujeres y hombres”

- Respecto a las funciones del Jefe de estudios (art. 9), entre ellas figura la de “favorecer la
convivencia en el centro, de acuerdo con las disposiciones vigentes, prestando especial atención
a las relaciones de igualdad entre mujeres y hombres”

Por otra parte, tras un análisis exhaustivo del contenido de la norma, este centro directivo se
compromete a incorporar, en la redacción definitiva de la misma, las siguientes modificaciones, de cara
a garantizar su contribución a la igualdad de género:

1- En el preámbulo se insertarán las referencias al mandato de género derivado de la normativa de


igualdad y sectorial aplicable al ámbito de intervención de la norma.

2- En el objeto se especificará la integración de la igualdad de género como un principio informador y


transversal, mostrando así el compromiso del centro directivo con la igualdad.

3- Respecto al articulado, se harán las siguientes modificaciones:

- Artículo 3. Oferta Formativa. Se añadirá un nuevo apartado en el que se especifique que en la


organización de las enseñanzas correspondientes a la formación profesional, tanto inicial como para
el empleo, se fomentarán medidas tendentes a la integración paulatina del principio de igualdad de
género en la elaboración de contenidos, propiciando de este modo una enseñanza objetiva y de
calidad, libre de sesgos de género.
- Artículo 4. Fines. Se complementará de la siguiente manera:
- B. “Facilitar formación y orientación profesional a las personas jóvenes para el acceso al primer
empleo… fomentando la diversificación profesional, evitando la elección de profesiones basadas en
estereotipos de género y trabajando la centralidad del empleo en el proyecto de vida.
- C. “Facilitar la inserción profesional de las personas trabajadoras en situación de desempleo…”
prestando especial atención a la necesidad de reducir las brechas de género existentes en el empleo,
no sólo en cuanto al acceso sino también en cuanto a la permanencia y posibilidades de promoción
en el mismo, pudiendo establecer para ello las acciones positivas que sean necesarias.
- Artículo 5. Funciones. Sobre las funciones marcadas, cabría realizar las siguientes observaciones:
- B. “Colaborar con la Administración, con los agentes económicos y sociales y con las empresas
en la identificación de necesidades de cualificación y formación permanente de las personas
trabajadoras, y en la mejora de su empleabilidad, especialmente de quienes tengan mayores
dificultades de mantenimiento del empleo o de inserción laboral” prestando especial atención a las
dificultades que experimentan las mujeres en general, y en particular a las que pertenecen a
colectivos de riesgo de exclusión social, siendo prioritario aumentar la participación de las mujeres en
el marcado de trabajo, mejorando su empleabilidad y permanencia.
- D. “Promover la cultura emprendedora a través de la formación necesaria y el asesoramiento en
la creación de empresas”, fomentando la iniciativa empresarial femenina, impulsando para ello
medidas que reduzcan los obstáculos de las mujeres para la creación de tejido empresarial. Siendo
esta una prioridad específicamente recogida en el art. 14 de la Ley de Igualdad de Castilla y León.

55
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

- Artículo 7. Equipo Directivo. Respecto a las funciones del mismo, se realizan las siguientes
observaciones:
C. “Proponer procedimientos de evaluación de las distintas actividades y proyectos del
centro y colaborar en las evaluaciones externas…”. Para una correcta y eficaz evaluación, se
especificará que la misma se realizará incorporando indicadores de evaluación que permitan valorar
los efectos de las actividades y proyectos sobre la igualdad de género.
F. “Elaborar la propuesta del proyecto funcional del centro (…)”, incluyendo propuestas
para propulsar la integración del principio de igualdad en el funcionamiento del centro16.
- Artículo 13. Composición y constitución del Consejo Social. En tanto órgano colegiado de
participación, se especificará, en el apartado 2, que su composición se acogerá al principio de
representación equilibrada de mujeres y hombres, en cumplimiento con lo dispuesto en la normativa
vigente en materia de igualdad de género.
- Artículo 24. Funciones del Claustro de “Profesores”. Respecto a sus funciones, se hacen las
siguientes observaciones:
B “Colaborar con el equipo directivo en el desarrollo de la programación de las acciones
formativas”, y en el desarrollo de propuestas para integrar el principio de igualdad en la programación
de las mismas. Para ello, se recomienda la planificación de acciones formativas, dirigidas al
profesorado, en materia de género e igualdad.
- Artículo 27. Información Pública. En este punto, se explicitará que se informará a la ciudadanía
sobre los objetivos, contenidos y la proyección profesional de cada especialidad formativa ofertada por
el centro, utilizando para ello un lenguaje visual y escrito sencillo e inclusivo o no sexista, en el que se
visibilicen tanto a mujeres como a hombres y contribuyendo a evitar, en todo caso, la reproducción de
los estereotipos de género en la elección de las modalidades formativas.
- Artículo 29. Admisión y matricula. Cuando especifica que “se prestara especial atención a los
colectivos de personas desempleadas con especiales dificultades de inserción” se añadirá teniendo en
cuenta además la dimensión de género y asegurando la participación equitativa de mujeres con
respecto a hombres. Por otra parte, se priorizará la integración de mujeres víctimas de violencia de
género en todos los programas de formación profesional, ocupacional, continua y de inserción laboral,
en cumplimiento de la legislación vigente en materia de violencia de género.

En otro orden, se ha procurado utilizar un lenguaje no sexista en la redacción del texto normativo,
utilizando el desdoblamiento de algunos de los términos, como “trabajadores y trabajadoras”. Por otra
parte, aunque algunos términos se redactan utilizando el masculino como genérico, este organismo se
compromete a modificar su redacción en la última versión del proyecto normativo que se elabore.

3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma:

16
Algunos ejemplos de medidas al respecto podrían encontrarse en el propio Plan de Formación
Profesional de Castilla y León (2007-2010), como la elaboración de propuestas para incentivar la
matriculación de mujeres en ciclos formativos relacionados con la informática y las tecnologías,
incidiendo así en la ruptura de estereotipos. Para lo cual también estaría en su mano facilitar, al
departamento de orientación del centro, material didáctico e información sobre diversificación
profesional no estereotipada, o impulsar, en colaboración con el resto de órganos, el desarrollo de
campañas o seminarios de formación profesional, dirigidos a la población joven y desempleada
principalmente, en los que se muestren las ventajas de la formación profesional para la inserción
laboral, desde una óptica que visibilice y promueva la igualdad entre mujeres y hombres y rompa con
los estereotipos de género asociados a determinadas profesiones.

56
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

En definitiva, esto es todo cuanto cabe incorporar en la norma respecto a la igualdad de género por
parte del organismo que suscribe. Considerando, por tanto, que la norma tendrá un impacto positivo, no
contribuyendo a producir situaciones de discriminación por razón de sexo.

4.4. Modelo de Informe de Evaluación del Impacto de Género

TÍTULO DEL INFORME: …

1. FUNDAMENTACIÓN Y OBJETO DEL INFORME:


Contexto Normativo: (…)
Objeto del informe y órgano a quien se dirige: (…)

2. LA PERTINENCIA DE GÉNERO DEL PROYECTO DE LA NORMA O PLAN:


“Dado el objeto y contenido del proyecto normativo, la norma resulta ser”: PERTINENTE O NO
PERTINENTE. Justificar conclusión…
Si no es pertinente, revisar el lenguaje y necesidad de datos desagregados por sexo en caso de
creación de registros. Finalizar el informe. Sólo si es pertinente continuar con el mismo:

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DEL PROYECTO DE LA NORMA O PLAN:


3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género: citar disposiciones en materia de
igualdad derivadas de normas/planes sectoriales y de igualdad que afecten al ámbito de intervención.
3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de la norma o plan:
- recopilación de datos relevantes
- interpretación de los mismos e identificación desigualdades de género
3.3. Grado de respuesta de la norma o plan al mandato normativo y a las desigualdades:
- Mencionar las referencias y medidas que incluye la norma o plan en materia de igualdad de género.
- Si no incluye o no son suficientes, revisar la norma y:
- o bien modificar su contenido, redactando un segundo borrador y mencionar cambios en el
informe,
- o bien mencionar en el informe los cambios que se van a incorporar en la redacción definitiva.
- Revisar también el tipo de lenguaje utilizado en la redacción de la norma y garantizar que no sea
sexista, mencionándolo en esta parte del informe.
3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma: “el centro directivo estima que el
proyecto de Decreto tendrá un impacto… tras su aplicación”.

UTILIZAR LA LISTA DE VERIFICACIÓN PARA COMPROBAR EL GRADO DE RESPUESTA DE LA NORMA A


LAS DESIGUALDADES DE GÉNERO PREVIAS. SI ES NECESARIO, MODIFICAR EL PROYECTO DE NORMA
O PLAN PARA CONCLUIR UN IMPACTO POSITIVO Y FINALIZAR INFORME.

57
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

4.5. Ejemplo de otra norma con efecto indirecto: informe de impacto

Para finalizar los anexos, a continuación se muestra un ejemplo de lo que sería una norma
con un impacto previsiblemente positivo en la igualdad de género. A partir de un ejemplo de
norma publicada en el BOCL, se ha modificado el texto de la misma incluyendo todas las
medidas necesarias en materia de género. Sobre este texto modificado, se ha elaborado el
preceptivo informe de evaluación de impacto de género.

1- DECRETO POR EL QUE SE REGULA LA CREACIÓN DEL OBSERVATORIO REGIONAL DE LA


SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN17.

La Estrategia Regional para la Sociedad de la Información en Castilla y León, recoge las acciones de
Gobierno que impulsan el desarrollo regional mediante las tecnologías de la información y las
telecomunicaciones.

La propia estrategia establece una serie de mecanismos de control y evaluación, permitiendo su


seguimiento y adecuación en cada momento. Los agentes sociales deben participar en este seguimiento
dada la importancia que la ejecución de los programas e iniciativas contemplados en la estrategia tienen
para el desarrollo de nuestra región.

El Plan Director de Infraestructuras y Servicios de Telecomunicaciones (…) prevé a tal efecto, la puesta
en marcha de un Observatorio del mercado de las telecomunicaciones que queda integrado en el
Observatorio Regional de la Sociedad de la Información.

La sociedad de la información es un ámbito que requiere de permanente actualización. La posibilidad de


comunicación constante y desde cualquier lugar, está generando cambios culturales que ya están
modificando las costumbres sociales, la organización del trabajo y los métodos de producción, así como
introduciendo innovaciones en los productos y servicios disponibles públicos y privados, que afectan a
las personas castellanas y leonesas, tanto en su condición de ciudadanos y ciudadanas como de
población consumidora.

Es necesario , por tanto, generar conocimiento en cada uno de los ámbitos para poder entender los
cambios que se están produciendo , y de esta forma, evitar o minimizar el impacto de las amenazas y
sacar provecho de las muchas oportunidades que se presentan para el desarrollo regional.

Más allá del seguimiento del estado de la sociedad de la información en la región, el acierto en las
políticas públicas en esta materia, requiere la participación de los distintos agentes sociales, de forma
que se hace necesario un foro de encuentro que permita la colaboración de dichos agentes en la
estrategia regional.

17
Se han omitido las fechas de publicación de la norma original. Dada la finalidad de mostrar este
ejemplo, lo relevante es el procedimiento a seguir para analizar la norma y elaborar los informes (de
impacto y de validación).

58
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

En este último sentido, se hace necesario, además, entender la importancia que supone la participación
equitativa de toda la ciudadanía, compuesta por mujeres y por hombres, en la construcción de la
sociedad de la información y del conocimiento. Ello, partiendo de la necesidad de reducir la brecha de
género existente aún en este ámbito, que sitúa a las mujeres en una posición de desventaja a la hora de
tomar parte activa en la sociedad de la información, en las mismas condiciones que los hombres.
Desigualdad que se recoge en la propia Estrategia Regional para la Sociedad de la Información en
Castilla y León, al incluir en una de sus líneas estratégicas el objeto de impulsar la “inclusión digital de
toda la ciudadanía”, prestando especial atención a las barreras de acceso y control de los “grupos
sociales con mayor riesgo de marginalidad”, teniendo presente en todo momento la necesidad de “lograr
la igualdad efectiva de mujeres y hombres”. La necesidad de “promover a la mujer en la sociedad del
conocimiento y de la información” queda igualmente recogida en la Ley 1/2003 de Igualdad de
Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Castilla y León, así como en la misma Ley Orgánica 3/2007
para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, donde se explicita la incorporación del principio de
igualdad de género en el diseño y ejecución de todas las políticas relacionadas con el desarrollo de la
Sociedad de la Información, promoviendo a su vez la plena incorporación de las mujeres a las nuevas
tecnologías y fomentando los contenidos creados por mujeres en este ámbito. En base a este mandato
normativo, cabe destacar que será un principio informador del Observatorio Regional de la Sociedad de
la Información la igualdad entre mujeres y hombres, en el ejercicio de sus competencias.

En su virtud, la Junta de Castilla y León, a propuesta del Consejero de Fomento y previa deliberación del
Consejo de Gobierno,…

DISPONE

Artículo 1. º– Creación del Observatorio Regional de la Sociedad de la Información.


1. – Se crea el Observatorio Regional de la Sociedad de la Información, como órgano consultivo de
seguimiento y participación en la estrategia regional para la sociedad de la información.
2. – El Observatorio Regional de la Sociedad de la Información estará adscrito a la Consejería de
Fomento a través de la Dirección General de Telecomunicaciones y su creación no implicará incremento
alguno del gasto público.
3.- Para la creación del Observatorio, se ha tenido en cuenta la igualdad de género como principio
transversal, en cumplimiento del art. 5 de la Ley orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y
Hombres y del art. 3.1 de la Ley 1/2003 de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de
Castilla y León.

Artículo 2. º– Órganos del Observatorio.


Son Órganos del Observatorio Regional de la Sociedad de la Información:
a) El Pleno.
b) La Ponencia Técnica.

Artículo 3. º– Composición de los órganos.


1. – El Pleno del Observatorio Regional de la Sociedad de la Información está integrado por las
siguientes personas:
a) Presidencia: la persona titular de la Consejería competente en materia de telecomunicaciones.
b) Vicepresidencia: la persona que ejerza la Dirección General de Telecomunicaciones.

59
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

c) Vocales:
– Dirección de Comunicación.
– Dirección General de Estadística.
– Dirección General de Juventud.
– Dirección General de Patrimonio y Bienes Culturales.
– Dirección General de Economía y Asuntos Europeos.
– Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica.
– El Director General de Administración Territorial.
– Dirección General de Atención al Ciudadano y Modernización Administrativa.
– Dirección General de Universidades e Investigación.
– Dirección General de Coordinación, Inspección y Programas Educativos.
– Dirección General de Desarrollo Sanitario de la Gerencia Regional de Salud.
– Una persona representante del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación.
– Una persona representante del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática de Castilla y León.
– Una persona representante de la Federación Regional de Municipios y Provincias.
– Una persona representante del Consejo Castellano y Leonés de Consumidores y Usuarios.
– Una persona representante del Consejo Regional de Cámaras Oficiales de Comercio e Industria de
Castilla y León.
– Una personas representante de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León
(CECALE).
– Dos representantes de los sindicatos más representativos de la región
– Dos personas designadas por la Presidencia entre personalidades de reconocido prestigio en el sector
de las telecomunicaciones y la sociedad de la información.
d) Secretaría: Un funcionario o funcionaria de la Dirección General de Telecomunicaciones, a designar
por la Presidencia.

2. – La Ponencia Técnica del Observatorio será la encargada de preparar los trabajos a debatir en el
pleno del Observatorio. Dicha Comisión estará formada por:
a) Presidencia: Director o Directora General de Telecomunicaciones.
b) Secretaría: quien esté en el Pleno del Observatorio.
c) Vocales:
• Jefatura de Servicio de Sociedad de la Información.
• Dos funcionarios o funcionarias de la Dirección General de Telecomunicaciones designados por el
Presidente de la Ponencia Técnica.

3. – La presidencia podrá invitar a participar en las sesiones del Observatorio y de la Ponencia Técnica a
aquellas personas expertas que, en función de los temas a tratar, considere convenientes. En este
sentido, podrá contar con personas expertas en materia de género e igualdad para el asesoramiento en
materia de integración de la perspectiva de género en las funciones a desarrollar.

4. – El pleno podrá designar comités o grupos de trabajo específicos para debatir temas concretos que
requieran un conocimiento específico sobre la materia a tratar.

Artículo 4. º– Funciones.
Las funciones del Observatorio Regional de la Sociedad de la Información son las siguientes:

60
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

a) Actuar como órgano consultivo que permita orientar las políticas públicas en materia de sociedad de
la información.
b) Recibir, valorar y tramitar propuestas que, desde los distintos colectivos y agentes sociales, se
puedan efectuar en relación con el desarrollo de la sociedad de la información.
c) Impulsar y evaluar la ejecución de la estrategia regional para la sociedad de la información en Castilla
y León.
d) Identificar y generar conocimiento sobre la sociedad de la información en Castilla y León. En especial
deben identificarse las oportunidades y su manera de aprovecharlas para potenciar el desarrollo
regional.
e) Analizar la evolución de los indicadores de la sociedad de la información en la región.
f) Impulsar la elaboración de un inventario de buenas prácticas de desarrollo de la Sociedad de la
Información en Castilla y León y en Europa.
g) Elaborar una memoria anual de las actividades de Sociedad de la Información.
h) Velar por el cumplimiento del principio de igualdad de género en el ejercicio de sus funciones,
especialmente en lo relativo a: 1.-Diagnósticos sobre la sociedad de la información desde la perspectiva
de género, identificando cómo se sitúan y posicionan mujeres y hombres en el ámbito de las nuevas
tecnologías, así como sus necesidades y prioridades. 2.- Integración de buenas prácticas en materia de
igualdad de género en el ámbito de la sociedad de la información, impulsando la integración del principio
de igualdad en las políticas públicas en la materia. 3.- Evaluación de la ejecución de las acciones
llevadas a cabo en Castilla y León, especialmente en el marco de la Estrategia Regional, incluyendo el
análisis de indicadores que permitan conocer el impacto de género de las mismas.
i) Cualquier otra función que le atribuyan las disposiciones normativas vigentes.

Artículo 5.º– Funcionamiento.


1. – El funcionamiento de este órgano se ajustará a lo dispuesto en el Capítulo IV, Título V de la Ley
3/2001, de 3 de julio, del Gobierno y de la Administración de Castilla y León, y en el Capítulo II, del
Título II de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones
Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
2. – El voto de la persona que ejerza la presidencia será dirimente en el caso de empate.
3. – El Observatorio Regional de la Sociedad de la Información se reunirá como mínimo una vez al año
en sesión ordinaria.
4. – El Observatorio Regional coordinará sus actuaciones con los órganos colegiados relacionados con la
Sociedad de la Información, y especialmente con la Comisión de Coordinación de Ciencia y Tecnología.

DISPOSICIÓN ADICIONAL
Las vocalías que componen el Observatorio Regional de la Sociedad de la Información serán nombradas
por la persona titular de la Consejería competente en materia de Telecomunicaciones, a propuesta de los
organismos e instituciones a los que pertenezcan, y en base a criterios que respeten el principio de
representación equilibrada entre mujeres y hombres.

DISPOSICIONES FINALES
Primera. – Se faculta a la persona titular de la Consejería competente en materia de
Telecomunicaciones, para dictar cuantas disposiciones complementarias sean necesarias para el
desarrollo y ejecución de este Decreto.

61
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Segunda. – El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial
de Castilla y León».

2- INFORME DE EVALUACIÓN DEL IMPACTO POR RAZÓN DE GÉNERO DEL PROYECTO DE


DECRETO POR EL QUE SE REGULA LA CREACIÓN DEL OBSERVATORIO REGIONAL DE LA
SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

1. FUNDAMENTACIÓN Y OBJETO DEL INFORME

3.1. Contexto Normativo:


La Ley 1/2003, de 3 de marzo de igualdad de oportunidades entre Mujeres y Hombres en Castilla y León
y la Ley Orgánica 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y
León, establecen que los poderes públicos de esta comunidad garantizarán la aplicación de la
perspectiva de género en las fases de planificación, ejecución y evaluación de las políticas llevadas a
cabo por las distintas Administraciones Públicas. En base a ello, la Ley 1/2011, de 1 de marzo, de
evaluación del impacto de género en Castilla y León, establece que debe evaluarse el impacto de género
de todos los anteproyectos de Ley, disposiciones administrativas de carácter general, y planes que, por
su especial relevancia económica y social, se sometan a informe del Consejo Económico y Social y cuya
aprobación corresponda a la Junta de Castilla y León, concretándose dicha evaluación en la realización
de un informe, dando así desarrollo a la Orden ADM/1835/2010, de 15 de diciembre, por la que se
aprueba la Guía metodológica de mejora de la calidad normativa, que especifica que todos los proyectos
normativos deben acompañarse de una memoria en la que se plasme, entre otras cosas, el impacto de
género que la misma pudiera causar. Todo ello de acuerdo, por otra parte, con la Ley Orgánica 3/2007,
de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, respecto a la consideración de la
igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres como un principio informador del
ordenamiento jurídico

3.2. Objeto del informe y órgano a quien se dirige:


En base a todos estos requerimientos, el organismo que suscribe realiza el presente informe, con el
objeto de evaluar el efecto potencial que el proyecto de Decreto objeto de evaluación puede causar
sobre la igualdad de género.

2. LA PERTINENCIA DE GÉNERO DE LA NORMA

El objeto de la norma objeto de valoración es regular la creación del Observatorio Regional de la


Sociedad de la Información en Castilla y León, atendiendo tanto a su composición como a sus funciones
y funcionamiento. Se trata de una norma que incidirá, de forma directa, sobre las personas que vayan a
componer los órganos del Observatorio (Pleno y Ponencia Técnica) y, de forma más indirecta, en el
conjunto de la población castellano leonesa, en tanto se verá repercutida por las funciones ejecutadas
por el mismo, entre las cuales figuran las de ostentar un papel de consulta en la planificación de las
políticas públicas en materia de sociedad de la información, ser el canalizador de las propuestas
elaboradas por colectivos y agentes sociales y generar conocimiento sobre la sociedad de la información.
Por tanto, el Observatorio puede ser un agente clave en el contexto de las políticas públicas en esta
materia, teniendo el potencial de situar a mujeres y hombres en condiciones igualitarias en cuanto el

62
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

acceso y el control de los recursos y servicios que se puedan generar, con el objeto de propiciar la
participación ciudadana en la construcción de la sociedad de la información. Además, siendo conscientes
de las desigualdades de género que subsisten aún en este ámbito, esta norma tiene el potencial de ir
influyendo en la modificación del rol de género, que coloca a mujeres y hombres en una posición
desequilibrada, y desventajosa para las primeras, a la hora de participar activamente en la sociedad del
conocimiento.

En base a todo ello, entendemos que la norma objeto de evaluación es pertinente al género, por lo
que a continuación se procede a valorar el impacto de género de la misma.

3. EL IMPACTO DE GÉNERO DE LA NORMA

3.1. Mandato normativo sectorial y de igualdad en materia de género:


En el preámbulo de la norma se hace alusión al mandato de género derivado del contexto normativo
vigente que afecta al ámbito de intervención del Decreto, y al cual debe adecuarse. Así, y rescatando en
este informe lo dicho en esta parte de la norma, en la propia Estrategia Regional para la Sociedad de la
Información en Castilla y León, se menciona el objeto de impulsar la inclusión digital de toda la
ciudadanía, prestando especial atención a las barreras de acceso y control de los grupos sociales con
mayor riesgo de marginalidad, teniendo presente en todo momento la necesidad de “lograr la igualdad
efectiva de mujeres y hombres”. La necesidad de “promover a la mujer en la sociedad del conocimiento
y de la información” queda igualmente recogida en la Ley 1/2003 de Igualdad de Oportunidades entre
Mujeres y Hombres de Castilla y León, así como en la misma Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad
efectiva de mujeres y hombres, donde se explicita la incorporación del principio de igualdad de género
en el diseño y ejecución de todas las políticas relacionadas con el desarrollo de la Sociedad de la
Información, promoviendo a su vez la plena incorporación de las mujeres a las nuevas tecnologías y
fomentando los contenidos creados por mujeres en este ámbito.

3.2. Diagnóstico de la situación de mujeres y hombres en el ámbito de la norma:


Este marco normativo en materia de género responde a la necesidad de reducir la desigual situación de
mujeres y hombres en el ámbito de la sociedad de la información y del conocimiento, en especial en lo
que se refiere al uso y control de las nuevas tecnologías. Así, y con la finalidad de justificar la necesidad
de integrar la igualdad de género como principio informador en la creación del Observatorio, se
muestran a continuación datos relevantes sobre la situación de partida de mujeres y hombres en Castilla
y León:

1º- Respecto al uso y manejo de TIC’s por parte de la población, según la Encuesta del INE sobre
Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares 2010, para Castilla
y León:

63
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

92 89,5
Porcentaje de mujeres y de hombres que han utilizado y utilizan TIC
En líneas generales, es bastante
por tipo. 2010 (INE)
67,2 similar el porcentaje de mujeres y
63,1 60,1 63,3 58,3
54,2 hombres que utilizan ordenadores,
internet y teléfono móvil. Si bien,
destaca cómo las mujeres hacen un
18,1
13,5 mayor uso del teléfono móvil,
mientras que los hombres utilizan
algo más tanto el ordenador como
Personas que Personas que Personas que Personas que Personas que
han utilizado el han utilizado han utilizado han comprado a usan teléfono internet.
ordenador Internet Internet al través de móvil
menos una vez Internet
Mujeres Hombres por semana

Estas diferencias aumentan considerablemente en el caso de la población extranjera residente en la


Comunidad, aumentando la diferencia hasta 28,3 puntos porcentuales a favor de los hombres en el uso
de internet:

Hombres Mujeres brecha


Personas que han utilizado el
ordenador 73,3 53,8 -19,5

Personas que han utilizado Internet 73,3 45 -28,3

Personas que han utilizado Internet al


menos una vez por semana 73,3 40,3 -33

Por edades, tal como queda reflejado en la siguiente tabla, encontramos varios aspectos a resaltar:

- El primero de ellos es que, en cuanto al uso del móvil, hasta los 34 años no existe ninguna
diferencia entre ambos sexos, utilizándolo el 100% de mujeres y hombres. A partir de los 35 es
mayor el uso por parte de las mujeres, aumentando la diferencia con respecto a los hombres a
medida que avanza la edad.
- Respecto al uso de internet para realizar compras, son los hombres de todos los grupos de edad
(excepto de 65 a 74, donde es igual de bajo el porcentaje de ambos sexos) quienes más
utilizan este recurso.
- Por otra parte, es la población de 16 a 24 años quien más utiliza este tipo de tecnologías,
siendo incluso superior el porcentaje de mujeres que hacen uso del ordenador e internet en
estas edades. La diferencia entre ambos sexos se invierten a favor de los hombres de los 25 a
los 34 y de nuevo a partir de los 45, especialmente de los 55 a los 64, tramo en que la brecha
de género es de hasta 20 puntos porcentuales de diferencia a favor de los hombres en el uso de
internet.

64
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Personas que han


Personas que han utilizado Internet al Personas que han
utilizado el Personas que han menos una vez por comprado a través Personas que usan
ordenador utilizado Internet semana de Internet teléfono móvil
Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres
Edad: De 16 a 24 años 97,7 100 94,7 100 94,7 97,6 35,8 27,3 100 100
Edad: De 25 a 34 años 92,6 85,2 89,7 83,9 88,9 78 31,4 23,7 100 100
Edad: De 35 a 44 años 74,5 86 72 81,9 61,7 70,6 19 17,8 96 97,8
Edad: De 45 a 54 años 66 59,5 60,4 57,5 50,3 48,6 16,3 9,7 91,5 94
Edad: De 55 a 64 años 47,5 30,5 42,3 22,1 38,7 19,9 2,2 0,9 82,7 87,9
Edad: De 65 a 74 años 9,9 8,6 5,7 7,6 4,3 7,1 0,9 0,9 56,5 67,4

Analizando estos datos en función del nivel de estudios, es a partir de la segunda etapa de educación
secundaria cuando más uso se hace del ordenador y de internet, tanto por mujeres como por hombres,
y especialmente entre quienes tienen educación superior. La diferencia de uso entre ambos sexos es
significativa entre quienes tienen estudios primarios y entre quienes tienen la segunda etapa de la
educación secundaria:

Uso del ordenador según nivel de estudios. 2010. CYL


99 95,1
88,4 85,9 82,1
74,7

56,9 59,1

Hombres
31,3
Mujeres
19,7

Educación Primaria Primera etapa de Segunda etapa de Formación Educación Superior


Educación Educación Profesional de
Secundaria Secundaria Grado Superior

Uso de internet según nivel de estudios. 2010. CYL


98,1
93,3
82 84,7
79,7
73

53,1 54,3
Hombres
26,5 Mujeres
15,8

Educación Primaria Primera etapa de Segunda etapa de Formación Educación Superior


Educación Educación Profesional de
Secundaria Secundaria Grado Superior

En función de la situación laboral, es la población inactiva estudiante quien más uso hace de
ordenadores e internet, sin que se aprecien diferencias entre mujeres y hombres (el 100% en ambos
casos). Entre la población ocupada y parada, especialmente en este último grupo, llama la atención el

65
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

mayor el porcentaje de mujeres que han hecho uso de estas TIC. Es entre la población pensionistas
donde se observan mayores diferencias, habiendo hecho uso de ordenador e internet el 21’5% y el
17’6% de los hombres respectivamente, frente al 14’1% y el 11% de las mujeres respectivamente.

84,1 82,3
80,4
75,6 75,1 73,7

47,4 47,4

Población ocupada
Población parada

Hombres Mujeres Hombres Mujeres

Personas que han utilizado el Personas que han utilizado


ordenador Internet

Las diferencias en el uso de las TIC varían igualmente dependiendo del nivel de ingresos netos
mensuales en el hogar. Así, a mayor nivel de ingresos mayor es el porcentaje de ambos sexos que ha
hecho uso de las mismas, apreciándose diferencias más significativa entre ambos sexos cuando el nivel
de ingresos es superior a 1.100 euros mensuales.

En cuanto a los motivos por lo que la población utiliza Internet, no se han encontrado datos
desagregados por sexo para la Comunidad de Castilla y León. No obstante, pueden servir de referencia
los datos a nivel estatal disponibles en la Encuesta del INE:

Porcentaje de mujeres y hombres que hacen uso de internet por motivo. 2010. Estatal. INE
37
Colgar contenidos propios en una página web… 34,8 46,8
Consultar para algún tipo de aprendizaje 44,8
13,9
Realizar algún curso 11,5
Buscar información sobre educación, formación 48,9 56,4
Buscar información sobre temas de salud 47,2 58,4
26,7
Buscar empleo 22,6 Mujer
Vender bienes o servicios 6
11
57,6 Hombre
Leer o descargar noticias, periódicos o revistas 66,1
Jugar o descargar juegos, imágenes, películas ó… 38,8
48,8
Descargar software (excluidos el de juegos) 25,9
40,4
Banca electrónica 39,1
44,4
Escuchar radios emitidas y/o ver TV 38
46,1
Búsqueda de información sobre bienes y servicios 83,7
85,8

0 20 40 60 80 100

Como se puede apreciar en el gráfico, mujeres y hombres difieren en intereses a la hora de utilizar
Internet. Tanto unos como otras (85% y 83% respectivamente) utilizan en mayor medida internet para
buscar información sobre bienes y servicios y, en segundo lugar, para leer o descargar noticias. No
obstante en este caso las diferencias son más significativas: el 66% de los hombres frente al 57% de las

66
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

mujeres. Diferencias que siguen manteniéndose en cuanto, especialmente, a la búsqueda de empleo y


realización de cursos o búsqueda de información sobre temas de salud, donde destaca un mayor
porcentaje de mujeres. En este sentido, el hecho de que haya más mujeres que hombres que busquen
empleo, podría explicar el mayor porcentaje de mujeres que de hombres en paro que utilizan internet:
ellas buscan empleo a través de internet en mayor medida que los hombres. Por el contrario, respecto a
juegos on-line, descarga de los mismos, películas, software, banca electrónica y escucha on-line de radio
o TV, el porcentaje se invierte significativamente a favor de los hombres. A lo cual se añade el mayor
uso por su parte para la realización de compras on-line, como ya vimos anteriormente.

2º- Por otra parte, se han incluido datos sobre la distribución de mujeres y hombres de las empresas
que operan en el sector TIC. Si bien, vuelve a ocurrir la falta de datos disponibles en el ámbito de la
comunidad, sirvan de referencia los siguientes datos para el conjunto del Estado disponibles en el INE:

En el gráfico se puede observar cómo las mujeres están infrarepresentadas entre el personal de las
empresas, especialmente entre el personal investigador, siendo su presencia menor al 30% en el sector:

Porcentaje de ambos sexos entre el personal total. 2008

76,7 69,9
82,4 77,6

23,3 22,4 30,1


17,6

INDUSTRIAS INDUSTRIAS DE SERVICIOS TOTAL SECTOR TIC TOTAL SECTORES


MANUFACTURERAS TIC TIC EMPRESARIALES

% Hombres % Mujeres

Porcentaje de ambos sexos entre el personal investigador. 2008

78 70,7
84 79,2

22 29,3
16 20,8

INDUSTRIAS INDUSTRIAS DE SERVICIOS TOTAL SECTOR TIC TOTAL SECTORES


MANUFACTURERAS TIC TIC EMPRESARIALES

% Hombres % Mujeres

67
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Quizás podría relacionarse esta infrarepresentación con la escasa presencia femenina en los ciclos de
formación profesional y carreras universitarias, en especialidades relacionadas con la informática y las
nuevas tecnologías. En Castilla y León, durante el curso 2008-2009, más del 63% de personas tituladas
en estudios afines fueron hombres:

% de mujeres y hombres con titulación universitaria en el sector. 2008-2009

63% 67%
75% 75%
88%
% Hombres
% Mujeres

37% 33%
25% 25%
13%

ESTUDIOS DE Ing. Electrónica Ing. Industrial Ing. Informática ESTUDIOS DE ARQ. E


ARQUIT. E INGEN. ING. TÉCN.

Igualmente, en lo que se refiere a ciclos de formación profesional, el 73% de matriculaciones en


estudios de informática de ciclo superior fueron masculinas, así como el 91% de quienes se matricularon
en electricidad y electrónica.

Todos los datos expuestos se concluyen en una mayor habilidad por parte de los hombres para las
cuestiones informáticas. En este sentido, aunque igualmente no se disponen de datos actualizados y
referentes a la comunidad, pueden ser orientativos los extraídos del Plan de acción para la igualdad
entre mujeres y hombres en la sociedad de la información 2009-2009 (Ministerio de Igualdad y
Ministerio de Industria, Comercio y Deporte). En él se incluyen datos que permiten concluir cómo las
mujeres de todas las edades tienen, en comparación con los hombres, menos habilidades para el manejo
de TIC:

68
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Somos conscientes que estos son tan solo algunos datos para analizar la situación de ambos sexos en el
ámbito de la sociedad de la información. No obstante, son lo suficientemente relevantes para justificar la
necesidad de integrar el principio de igualdad de género en las políticas desarrolladas en este ámbito, y
en concreto en la regulación de funciones del Observatorio que se pretende crear con este proyecto de
Decreto. En este sentido, aunque es cierto que, en general, ha disminuido la brecha en cuanto al acceso
a las TIC con respecto a años anteriores, aún hay obstáculos que limitan la participación equitativa de
mujeres y hombres. Así, la interpretación de los datos expuestos permite concluir las siguientes
desigualdades:

 Son las mujeres de 16 a 24 años las que más uso hacen de Internet, manteniéndose una
presencia equilibrada de ambos sexos en estas edades. Equilibrio que se invierte a favor de los
hombres de los 25 a los 34 años y, especialmente, de los 45 a los 64. En general, tomando como
referencia el conjunto de la población de todas las edades, es mayor el uso de ordenador e
internet por parte de los hombres, incrementándose las diferencias entre el colectivo de población
extranjera.

 Se observan mayores diferencias en cuanto al tipo de usos de Internet. Las necesidades y usos
de Internet son diferentes por el rol de género que desempeñan mujeres y hombres.
Normalmente los hombres hacen un uso más tecnológico (descargas, instalaciones de software y
hardware, etc.) lúdico y comercial, mientras que las mujeres hacen un uso más funcional
(información sobre búsqueda de empleo, sobre salud, educación, etc.).

 En relación al último aspecto señalado, existe una brecha de género en cuanto a distribución de
mujeres y hombres en el sector de actividad de las TIC: la mayor parte de profesionales son
hombres. Además, existe una gran diferencia en cuanto al conocimiento que tienen unos y otras
y las habilidades en el manejo de TIC’s. Entre los factores explicativos se encuentran la infra
representación de mujeres en ramas de estudios relacionadas, lo cual no es sino la consecuencia
de la segregación de género existente en la transmisión de inquietudes formativas y profesionales
durante el proceso de socialización.

Si bien se muestran aquí algunas desigualdades principales, para el correcto ejercicio de las funciones
asignadas, el Observatorio tendrá un papel clave en el seguimiento de esta situación, profundizando en
aquellos indicadores que no se han presentado en este informe y los cuales se solicitará a los
organismos correspondientes de estadística. Entre dichos indicadores, serán relevantes para el análisis
los siguientes:

- Datos relativos a la población castellano leonesa en relación a: tipo de uso de internet,


frecuencia y lugar de uso, así como la actualización de la distribución de ambos sexos en
especialidades de formación profesional de grado medio y superior.
- Datos relativos a las empresas castellano leonesas, en función del uso de nuevas tecnologías en
general y en función del sector de producción, desagregando por sexo las principales
características de las empresas creadas por mujeres y por hombres.
- Además, será útil profundizar en las percepciones subjetivas de la población respecto a su
relación con las nuevas tecnologías, empezando por su nivel de conocimientos al respecto, sus
intereses y motivaciones, etc.

69
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

Analizando toda esta información el Observatorio estará de condiciones de ejercer su papel de


agente consultivo en la planificación de las políticas públicas en materia de sociedad de la
información, incluyendo la perspectiva de género para garantizar la eficacia de las mismas.

3.3. Medidas que incorpora la norma para fomentar la igualdad:

En cumplimiento del mandato normativo vigente en materia de género, y aludido en el apartado 3.1, y
en función de las desigualdades de género identificadas anteriormente, este centro directivo ha
elaborado el proyecto de Decreto que se evalúa desde la perspectiva de género, incluyendo para ello las
siguientes referencias y medidas en el articulado:

- En primer lugar, se citan en el preámbulo los mandatos de género que se derivan de las normas
sectoriales y de igualdad, y que afectan al ámbito de la norma. Así mismo, se especifica en
dicho preámbulo que la igualdad de género será “un principio informador del Observatorio
Regional de la Sociedad de la Información la igualdad entre mujeres y hombres, en el ejercicio
de sus competencias”.

- En segundo lugar, en el artículo 1, se insiste en la integración transversal del principio de


igualdad en la elaboración de la norma, en cumplimiento del art. 15 de la Ley orgánica 3/2007
para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres y del art. 3.1 de la Ley 1/2003 de Igualdad de
Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Castilla y León.

- Por otra parte, en cuanto a la composición del Observatorio se incluyen dos referencias:
o Primero, en el apartado 3 del artículo 2, se hace mención a la posibilidad de contar con
“personas expertas en materia de género e igualdad para el asesoramiento en materia
de integración de la perspectiva de género en las funciones a desarrollar”
o Segundo, que se especifica en la disposición adicional la composición de las vocalías,
tanto del Pleno como de la Ponencia Técnica, en base al principio de representación
equilibrada entre mujeres y hombres

- Por último, en cuanto a las funciones del Observatorio, en el artículo 4, se incluye la de


“velar por el cumplimiento del principio de igualdad de género en el ejercicio de sus funciones,
especialmente en lo relativo a: 1.-Diagnósticos sobre la sociedad de la información desde la
perspectiva de género, identificando cómo se sitúan y posicionan mujeres y hombres en el
ámbito de las nuevas tecnologías, así como sus necesidades y prioridades. 2.- Integración de
buenas prácticas en materia de igualdad de género en el ámbito de la sociedad de la
información, impulsando la integración del principio de igualdad en las políticas públicas en la
materia. 3.- Evaluación de la ejecución de las acciones llevadas a cabo en Castilla y León,
especialmente en el marco de la Estrategia Regional, incluyendo el análisis de indicadores que
permitan conocer el impacto de género de las mismas”.

En otro orden, y en cumplimiento con lo dispuesto en la normativa vigente, se ha utilizado un lenguaje


no sexista a lo largo del texto, garantizando de este modo la visibilización tanto de mujeres como de
hombres.

70
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

3.4. Valoración del impacto de género de la aplicación de la norma:


Esto es todo cuanto cabe incorporar en la norma respecto a la igualdad de género por parte del
organismo que suscribe. Considerando, por tanto, que la norma tendrá un impacto positivo en la
igualdad de género.

4.6. Glosario de términos básicos

 Acciones de Igualdad: Medidas que, dirigidas a uno o a ambos sexos, pretenden


conseguir una equiparación real, evitando que los condicionamientos de género sitúen a
las mujeres en condiciones menos favorables que los hombres. Se dirigen a eliminar la
causa de la discriminación, es decir, atacan el prejuicio de género. Tienen carácter
permanente.

 Acciones Positivas: Medidas temporales que pretenden garantizar las mismas


condiciones de partida para el grupo con desventajas sociales, en este caso las mujeres,
con el objeto de garantizar su acceso a los recursos en igualdad de oportunidades.

 Androcentrismo: Visión Social que sitúa los hombres en el centro del mundo, de modo
que la realidad es interpretada según los valores, actitudes, comportamientos, vivencias
e intereses de los hombres, generando un trato desigual y una discriminación social de
las mujeres.

 Brecha de género: Es la distancia que existe entre un sexo y otro en relación con el
acceso, uso o control de un recurso. Permite medir cuantitativamente el grado de
desequilibrio y desigualdad existente. Por ejemplo, si las mujeres ocupaban el 18 % de
las alcaldías y los hombres el 82% en las últimas elecciones municipales, la brecha de
género es la diferencia entre ambas cifras. Por lo tanto en este tema es de 64 puntos a
favor de los hombres.

 Datos desagregados por sexo: Recogida de datos e información estadística


desglosada por sexo, que hace posible un análisis comparativo contemplando la
especificad del género.

 Desigualdad de género: Acciones de discriminación de las mujeres, que proviene del


proceso de socialización y que se puede producir en cualquier ámbito y nivel de
participación, acceso a los recursos, derechos, remuneración o beneficios

 Discriminación Directa: Trato desigual en base a uno de los motivos expresamente


prohibidos por el ordenamiento jurídico.

 Discriminación Indirecta: Situación en la que la aplicación de una disposición, criterio


o práctica aparentemente neutros pone a las personas de un sexo en desventaja
particular con respecto a las personas del otro

71
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

 División Sexual del Trabajo: Reparto de tareas sociales y domésticas adjudicadas en


función del sexo, que se traducen posteriormente en el reparto de actividades
profesionales.

 Empoderamiento: Término consolidado en el marco de la IV Conferencia Mundial de la


Mujer, en 1995, que hace referencia al fortalecimiento de la capacidad de las mujeres
para controlar su propia vida, teniendo como consecuencia al aumento de su
participación en los procesos de toma de decisiones, a fin de potenciar su papel activo
en la construcción de la sociedad.

 Estereotipos de Género: Características atribuidas a mujeres y a hombres generadas


por el aprendizaje y la asunción del rol de género (por ejemplo fuerza, valentía,
independencia y ambición en los hombres; y ternura, cuidado, calma, dependencia o
sumisión en las mujeres).

 Feminismo: Movimiento social y político, cuya finalidad última es lograr la igualdad de


derechos y deberes entre mujeres y hombres en los diferentes ámbitos de la vida,
estableciendo diferentes estrategias para superar los valores del modelo social
androcéntrico y combatir así las causas estructurales de las desigualdades de género.

 Género: Construcción social que hace una sociedad a partir de las diferencias
biológicas, mediante la cual se atribuyen actitudes, aptitudes y comportamientos
diferentes a mujeres y hombres (por ejemplo la maternidad y paternidad).

 Igualdad Formal: Atribución de los mismos derechos de ciudadanía, a mujeres y a


hombres, o lo que es lo mismo: la igualdad ante la ley. Supone la equiparación de
hombres y mujeres ante el ordenamiento jurídico.

 Igualdad Real: Igualdad de derecho traducida a la realidad. Situación de equidad


efectiva entre mujeres y hombres.

 Indicadores de género: Hechos observables que dan cuenta de la situación y posición


de hombres y mujeres. Permiten conocer, comparar y seguir la evolución de los efectos
de las intervenciones.

 Invisibilidad: Mecanismo del sistema social androcéntrico para ocultar la realidad y las
aportaciones de las mujeres a la construcción de la sociedad y la cultura.

 Mainstreaming de Género o Enfoque Integrado de Género: Reorganización, la


mejora, desarrollo y evaluación de los procesos políticos, para incorporar la igualdad de
género en todos los campos de actuación, a todos los niveles y en todas las etapas, por
los agentes implicados en la toma de decisiones y la puesta en práctica de las políticas.

 Perspectiva de Género: Análisis de la realidad que parte de las diferencias sociales


existentes entre mujeres y hombres, identificando los desequilibrios y las desigualdades
de género entre ambos sexos.

72
PROTOCOLO PARA EVALUACIÓN DE IMPACTO DE GÉNERO EN CASTILLA Y LEÓN

 Pertinencia de género: Establece e identifica cuándo una actuación es relevante al


género, siendo necesario por ello, la aplicación del enfoque de género en una
intervención o actuación.

 Rol de Género: Funciones, actividades y responsabilidades asignadas a mujeres


(responsabilidades domésticas y de cuidado) y hombres (responsabilidades relacionadas
con la producción) que condicionan la participación de ambos sexos en los diferentes
ámbitos de la esfera social.

 Segregación Ocupacional Horizontal: Concentración de mujeres y hombres en


determinadas profesiones o ramas de actividades en función de su pertenencia a uno u
otro sexo. Las mujeres tienden a concentrarse en actividades derivadas de las tareas
domésticas y de cuidado tradicionalmente asignadas a ellas (salud, educación,
enfermería, etc.) y los hombres en sectores de actividad derivados de las tareas
productivas a desarrollar en el espacio público (tecnología, ingeniería, informática, etc.).

 Segregación Ocupacional Vertical: Existencia de una presencia desigual de hombres


y mujeres en los mecanismos o puestos de decisión, estando los altos cargos y puestos
de responsabilidad ocupados mayoritariamente por hombres. Implica la menor presencia
de mujeres a medida que se avanza en la escala jerárquica de una organización, reflejo
de las barreras que presenta el mercado de trabajo para que éstas accedan a los
puestos de mayor responsabilidad.

 Sexo: Características biológicas, que diferencian a mujeres y hombres.

 Socialización diferencial de género: Conjunto de pautas transmitidas por diversos


agentes que la sociedad patriarcal emite. Está compuesto por un conjunto de
valores, orientaciones, directrices y normas que marcan cómo ser mujeres o cómo ser
hombres. El mensaje es único y coherente, emitido por un grupo diverso de
agentes durante toda la vida de una persona.

73