Sie sind auf Seite 1von 7

Toda facultad se dirige a su objeto.

Como la inteligencia es distinta a los sentidos, tiene un objeto distinto al de


ellos.

La inteligencia no se puede concebir sin relación al SER INTELIGIBLE (del cual


los fenómenos son MANIFESTACIÓN EXTERNA)

Nada es visible sin el COLOR, como nada es inteligible sin relación al SER

El ser: nociones primeras: representan algo profundo y universal, no reducible a


un nombre que se extiende como un manto sobre fenómenos yuxtapuestos

La idea es un CENTRO LUMINOSO: la idea de reloj nos da su RAZÓN DE SER

Si, como dijo Kant, digo que el ser está solo en el entendimiento:

1. Lo estoy confundiendo con los ENTES DE RAZÓN: nociones lógicas


tales como “predicado”, “especificidad”

2. Confundo lo IMPOSIBLE CON LO INCONCEBIBLE: lo cual lleva a


negar la imposibilidad real de lo absurdo.

No son nociones sensibles

SUBSTANCIA: SER capaz de existir en sí mismo

UNIDAD: es el SER INDIVISO

VERDAD: SER conforme a la inteligencia

BONDAD: SER deseable

CAUSALIDAD: realización del SER

FINALIDAD: razón de ser

El realismo excesivo (Platón y Spinoza): cree poder intuir el ser SIN


NECESIDAD DE ABSTRACCIÓN

No es lo mismo la idea que la imagen (el nominalismo lo confunde): la idea


tiene la razón de ser, la imagen es el nombre que se extiende como un manto
sobre fenómenos yuxtapuestos.

Ej. ¿qué es el hombre? No es una yuxtaposición de cosas: moralidad, libertad,


lenguaje. Su razón de ser es lo que le hace ser hombre.
Las ideas plenamente inteligibles son las del tercer grado de abstracción
(orden metafísico, espiritual y moral: verdad, bien y belleza), son las más
alejadas de los sentidos.

El lugar primordial del ser es el juicio y el raciocinio: en el juicio A es B no


hago una asociación sino afirmo la IDENTIDAD A = B. Conocer una cosa es
verla idéntica desde 2 puntos de vista (A y B) El S y el P expresan una misma
realidad.

Éste es el error de los juicios sintéticos de Kant: un juicio formado por la unión
artificial de COSAS DISTINTAS sería falso

Los principios del ser los comprende ya EL NIÑO: si no estuvieran presentes en


él, sería imposible la acción del maestro

Objeciones idealistas:

1. No podemos acceder a lo extramental, por lo que no se puede comprobar


el VALOR de una REPRESENTACIÓN.

Error en esto es la CONCEPCIÓN MATERIALISTA DE LA IDEA:


considerar la idea como algo cerrado, cuando la idea es un MEDIO de
conocimiento, como ESPEJO, es una realidad abierta.

No es que yo compare la idea con la realidad (CONCEPCIÓN


MATERIALISTA) como dos cosas distintas, sino que la idea es algo
VIVIENTE E INMATERIAL que no es inteligible sin relación a lo
extramental.

Esta es la garantía de la OBJETIVIDAD DEL CONOCIMIENTO: La


ADEQUATIO se juzga por REFLEXIÓN: porque la inteligencia conoce el
HECHO y la NATURALEZA DE LA IDEA, y así puede ir corrigiéndola si
no se ajusta al hecho (en las primeras nociones sin embargo no hay error
posible): en el orden del ser, el fundamento de la certeza de los primeros
principios está en Dios. Son luz participada.

La CAPACIDAD REPRESENTATIVA depende de la inmaterialidad: la


planta está encerada en sí misma, el animal POR LA SENSACIÓN, sale ya
de sí mismo. Esa salida no es espacial, PRESUPONE UNA CIERTA
INMATERIALIDAD, pero al mismo tiempo tiene que tener algo físico para
recibir impresiones de los objetos: es el ACTO DE UN ÓRGANO
ANIMADO.
2. Lo inteligible no se conoce porque en las cosas reales no hay nada
INMATERIAL NI UNIVERSAL

Falso porque la NATURALEZA (por ej. La humanidad) es abstracta y


universal pero solo existe en los individuos.

El MODO de realidad (la universalidad o la inteligibilidad…de la


humanidad por ej.) solo está en el espíritu.

La inteligencia conoce SEPARANDO (ve el color sin olor)

3. Los sentidos solo conocen lo singular

Pero la inteligencia CAPTA EL SER

4. Valor ontológico de los primeros principios descansa en los sentidos, y


en ellos no hay certeza metafísica.

Falso: el valor de los principios no se apoya en los sentidos de manera


intrínseca y formal, sino de manera extrínseca y material. La inteligencia
no depende de los sentidos
, juzga por su propia luz el valor de las sensaciones de las que se sirve (se
sirve de ellas materialmente).
No conocemos la luz intelectual sino en lo sensible

El principio de razón de ser: lo que no existe por sí, existe por otro
(contra Hume que admite lo contingente incondicionado, lo cual va
contra el principio de contradicción)

El principio de finalidad: razón de ser final: la potencia existe para el


acto. Ej, el pájaro no vuela porque tenga alas sino que las alas existen
para volar. Sin la finalidad las cosas no tendrían efectos naturales.

PRUEBAS

Todas las pruebas son concreciones de un principio general: lo más no


puede salir de lo menos, la vida de la materia, lo orgánico de lo
inorgánico, etc.

1ª. El movimiento:
A. Todo lo que se mueve es movido por otro.

La potencia debe poder ser movida (el animal no puede aprender, el


niño sí) pero debe de ser movida por otro, porque no puede estar en
potencia y en acto al mismo tiempo.

B. No se puede retroceder en las causas hasta el infinito porque entonces


no habría causa, no habría razón suficiente del movimiento.

“Al multiplicar las causas intermedias, complicáis el instrumento


pero no fabricáis una causa; alargáis el canal pero no hacéis una
fuente. Si no hay fuente, el intermedio es impotente y el resultado no
se podría producir. Pretender prescindir de la fuente es lo mismo que
decir que un reloj puede marchar sin cuerda a condición de que
tenga un número infinito de ruedas, que un pincel pueda pintar solo
con tal de tener un mango muy largo”

El principio de razón de ser obliga no solo a terminar la serie de causas


accidentales sino a salir de ellas para llegar a una causa que es ACTO

EL MOVIMIENTO SE EXPLICA POR UNA REALIDAD EN ACTO: El


devenir es la sucesión de lo diverso y no puede tener en sí la razón de ser. La
razón del cambio siempre hay que buscarla en el acto (un cuerpo se calienta
por algo que ya está caliente)

Esta primera causa no la conocemos en sí misma sino solo de manera negativa


(motor NO MOVIDO) y relativa (motor PRIMERO).

Es ACTO PURO. En él no hay devenir ni potencia y por eso es INMATERIAL,


es INTELIGENTE porque mueve las inteligencias, está PRESENTE EN TODAS
PARTES porque mueve todas las realidades, y es ETERNO porque tiene el ser
por sí mismo no desde hace un rato sino desde siempre. Es ÚNICO porque si
hubiera varios, estaría limitado.

2ª DESDE EL SER: prueba por las causas eficientes: las causas que hacen ser, a
su vez dependen de otras y así se llega a una primera causa.

Todo lo que es causado es causado por otro.

No podemos remontarnos hasta el infinito


Así llegamos a la fuente del ser

3ª PRUEBA POR LA CONTINGENCIA

Los seres pueden no existir. Se llega a un ser necesario que no es ni una


colección de seres contingentes (como una suma de idiotas no hace un hombre
listo), ni una ley (el calor dilata el hierro no existe sin el calor ni el hierro, que
son contingentes.

El ser necesario no puede ser el devenir porque es la unión sucesiva de lo


diverso, y necesita una causa. Es además el paso de lo indeterminado a lo
determinado, y necesita una causa determinada.

4ª LOS GRADOS DEL SER

Las perfecciones que abstraen de la materia (que no sea hombre, porque incluye
la carne) y no son géneros ni especies (humanidad) y que existen en diversos
grados, conviven con la imperfección.

Los seres no tienen en sí la razón de ser de esas perfecciones.

- La potencia limita (potencia de saber limita la realización de la


inteligencia)
- La esencia limita a la existencia (“capax existendi”): el hombre alberga
más existencia (materia, conocimiento sensible, inmaterialidad) que el
mineral (materia y solo extensión)

Verdades eternas vs nominalistas

Armonía en las esencias en las matemáticas

Las verdades son independientes de su existencia (aunque no existieran


hombres sería verdad que el hombre es un ser libre).

Son verdades condicionales desde el punto de vista de la existencia, pero


ABSOLUTAS en el orden de la posibilidad y de la inteligibilidad: DOMINAN
Y REBASAN las realidades contingentes

El principio de no contradicción no se funda ni en las realidades contingentes ni


en nuestra inteligencia. Lo que vemos en un triángulo es independiente de
cualquier triángulo existente.

DOMINAN TODO LO INTELIGIBLE: no podría existir un mundo sin ellas.

Son por tanto ANTERIORES A LAS EXISTENCIAS, tienen que estar fundadas
en la existencia de una sustancia necesaria.
La verdad tiene GRADOS (más en un principio que en una conclusión)

No tienen en sí su razón de ser porque son muchas y están en orden jerárquico:


depende de una verdad suprema.

Los bienes

Hay un orden: bien sensible, útil y bien en sí.

La actividad moral está ordenada al bien en sí (aparte de que dé o no placer)

El hombre desea ese bien absoluto “Non posset ese inane desiderium
naturae”. Y para afirmar esto no hay que probar antes la existencia de Dios,
basta comprobar el funcionamiento natural de la moral. Al igual que no hay
que probar la existencia de Dios para probar la objetividad del conocimiento.

“Hay que hacer el bien” DOMINA todo el mundo moral, real o posible.

Se ve además por los efectos: remordimientos.

Es necesario un bien absoluto donde fundar esos derechos absolutos que


reclama el bien. La razón de ser del bien no está en las realidades contingentes
sobre las que ese bien domina: en los bienes múltiples y jerárquicamente
ordenados.

Orden

A. Todo agente obra por un fin


B. Un medio no puede estar ordenado a un fin sino es por una
inteligencia, que es la que concibe que la razón de ser del medio es el
fin

El animal ve el fin pero no concibe la relación entre el medio y el fin como lo


hace una inteligencia.

¿Vuela porque tiene alas? Tiene alas para volar

La razón del orden no puede estar en el azar. Pueden existir coincidencias de


varias realidades que tienden cada una a su fin, pero reducir todo a azar es
querer explicar el orden por el desorden.

Mecanicistas dicen que el triángulo no es como es para que sus ángulos sumen
180 grados. Santo Tomás dice que eso es verdad en el triángulo pero no en una
cosa triangular que exige composición
Leibniz habla de la contingencia del orden físico (¿Por qué no da vueltas la
Tierra al revés)

Aristóteles habla de la necesidad hipotética: Si debe existir tal fin (la visión),
son necesarios tales medios. La prueba de que esta necesidad no es absoluta
como la matemática, es que existen los monstruos.

Todo agente obra por un fin (por ejemplo la tendencia atractiva de un átomo,
tiene como fin atraer a otro átomo) Si el movimiento no estuviera contenido en
la tendencia no habría razón para que produjera atracción y no repulsión.

La determinación del efecto solo puede producirse si estaba ya en la causa


eficiente, no realmente sino virtualmente, en cuanto que la causa eficiente
TENDÍA hacia ese efecto porque estaba ordenado hacia él. Negarlo es afirmar
que lo determinado sale de lo indeterminado.

La potencia no tiene solo como resultado el acto. Hace falta una razón de ser. ¿y
cómo puede tenerla la potencia si es menos que el acto? Porque el acto es
aquello en virtud de lo cual, para lo cual, está hecha la potencia. Está ordenada
a él. (La inteligencia existe para conocer la verdad)

Aristóteles: todo en la naturaleza está dispuesto como en una familia.

Lo que sucede siempre o frecuentemente no es resultado del azar. Además la


CONSTANCIA explica que el animal no obra por inteligencia

El orden supone que el medio tiene su razón de ser en el fin: y es la inteligencia


la que percibe la razón de ser.