Sie sind auf Seite 1von 3

5. El Ministerio Quíntuple (Mi llamado y Los cinco ministerios de la iglesia)

(Mi llamado y Los cinco ministerios de la iglesia) Hemos llegado a una lección que honestamente

Hemos llegado a una lección que honestamente debo confesar, que me fascina, hablar del llamado al ministerio es algo tan extraordinario, pronto lo comprenderás. Existe la necesidad de hombres con un llamamiento divino, en el antiguo testamento encontramos hombres que asumieron una gran responsabilidad bajo la convicción de que Dios les había escogido para un labor especial, ejemplo de ellos son; Moisés, Samuel, Isaías, Jeremías o aun Amos. Cada uno de ellos difieren entre sí en perspectivas, temperamento y talento natural, pero tenían algo en común una experiencia viva y real del

llamamiento divino.

Moisés lo experimento en la zarza, Samuel con la voz audible que le llamaba, Isaías en la visión y Amos cuando

afirmo: Pero el Señor me tomo cuando pastoreaba el rebaño, y me dijo: Ve, profetiza a mi pueblo Israel, (Amos 7,15). Al ver estos ejemplos

podemos concluir que si los que anunciaban la promesa de un salvador necesitaban ser llamados de Dios, con cuanta más razón los

que proclaman la buena nueva. Hoy se designan posiciones ministeriales mas con funciones administrativas que hacen que la iglesia se rija con principios empresariales, una amplia gama de departamentos y un pastor administrativo en cada área, lo que desvirtúa aquel misticismo del llamado divino.

En el contexto del nuevo testamentario se evidencia la existencia de un llamado, manifestando una intervención activa del Espíritu

Santo; en el apartadme a Bernabé y a Pablo (Hch.13,2), "en medio de la cual el Espíritu Santo os ha puesto por Obispos para pastorea r la iglesia de

Dios (Hch.20,28). Algunos anteponen el fruto ministerial como garantía de un llamamiento; Spurgeon exclamaba: "es para mí una maravilla

el que hayan hombres que se hallen a gusto predicando año tras año sin lograr una conversión. ¿no tienen entrañas

¿carecen del sentimiento de

estos hombres de Dios?

responsabilidad?

Seguramente valdría mas ser rastrillo de lodo o escoba de chimenea, antes que hallarse en el ministerio como un árbol enteramente infecundo.

el hombre miserable que ocupa un pulpito y no glorifica a Dios haciendo conversiones, es un cero social, un borrón, un mal de ojos, una

?

¿son

¿o

tienen la creencia de que Pablo planta, Apolos riega y Dios no da aumento alguno?

pero

calamidad. Hermanos, si el Señor no os da celo por las almas, dedicaos a cualquiera cosa que no sea el pulpito; tomad el banco del zapatero o la

cuchara del albañil. Esto marco una gran época en la iglesia; el mostrar celo por las almas era evidencia del llamado, y más especifico al Evangelismo, aun cuando el mismo Noé se hubiera sentido abochornado por tal fracaso de tan grande responsabilidad.

Leamos la siguiente declaración, La actitud de los obreros cristianos hacia los asuntos financieros ha hecho de que piensen en un ingreso fijo, ver al ministerio como una salida a sus problemas económicos, esto no cultiva la confianza en Dios ni la comunión con él; pero la dependencia total del

Servir así ha provocado escasez de obreros en medio de misiones económicamente solventes que bien podrían sostener a

más de uno. Esta afirmación ha generado sentimientos de grandeza en aquellos que ven la posibilidad de un mega templo con grandes salarios. Por

favor no me malinterpretes, la biblia dice que todo obrero es digno de su salario, y nosotros debemos sostener a nuestros pastores, lo que dice esta declaración de Whatman Nee, uno de los más grandes predicadores es que; Cuando un hombre llamado al ministerio no rinde resultados en su congregación, entonces se ha transformado en un asalariado. Hay tantos hombres que llevan el titulo de Pastor, pero solo realizan una labor administrativa dentro de una institución, mas no una labor de orden espiritual.

Espíritu Santo, si lo hace

Hay ciertas evidencias para comprobar si el llamado es genuino y real, los siguientes criterios podrían servir como evidencias que atestigüen la realidad de la vocación divina para el ministerio.

El deseo, un anhelo de emprender dicha obra; desinteresado y persistente. Un deseo por el ministerio, tal cual lo describe la palabra, al punto de pagar un precio de cualquier índole.

Una convicción persistente del deber de servir, expresado como una carga. Imperativo, no como una preferencia particular, sino un don de lo alto. Un sentido ineludible de obligación impartido por El Espíritu Santo.

Una serie de evidencias de índole externa, siendo guiado y formado. Circunstancias y acontecimientos que han desarrollado un carácter de servicio. Habilidades naturales, sueños, visiones y propósito al servir.

Un sello de aprobación sobre el esfuerzo a cumplir con el llamado. Un celo genuino por ser hallado fiel, responsable de la vocación.

Testimonio y opinión favorable de hermanos en la fe. Cuando el Espíritu llama, comunica este hecho a otros hermanos. ¿qué opinan otros del deseo suyo por servir?.

Permíteme compartir mi llamado al ministerio; Naci en un hogar cristiano, lleno de ministros y pastores por todos lados, tanto mi madre como mi padre, tíos, tías y abuelos, todos estaban involucrados de alguna manera en la obra del ministerio. La persona que mas influyo en mi llamado fue mi abuelo, pastoreo mas 30 años, a la edad de 8 años recibí al Señor en una campaña misionera, recuerdo ir hacia el altar, y escuchar a otras personas decir. "Estará seguro, aun es un niño, es solo una emoción", el misionero me sentó en primera fila y me guio a recibir a Jesús como mi Señor y Salvador personal, recue rdo claramente ese día, esa noche, al misionero, su rostro, nunca más le volví a ver, recuerdo los cantos que entonamos. A los 12 al entrar en la adolescencia, y no tener la guía de un padre, me aparte de la vida de iglesia y estuve descarriado entre 5 y 6 años. Allí hice cosas muy malas, extrañallamente, fui mientras estaba apartado de los caminos del Señor donde aprendí a tocar varios instrumentos de música, perder el miedo al hablar en público. (Tocaba guitarra en serenatas, tenía un grupo mu sical, y cantaba en camiones). Lamentablemente el ritmo de vida que tenia era caótico, la bebida y otros vicios hacia que sintiera que iba por un camino cuesta abajo. Mi madre oraba, al igual que otros familiares por mi situación, sus oraciones rindieron fruto, a la edad de 18 años, El Señor toco mi vida, fue en una noc he de oración, me reconcilie con Jesús, era inicios del año de 1993. Para agosto de ese año acudí junto a otros amigos a un congreso de alabanza y adoración, en ese cong reso, la noche del 22 de Agosto de 1993, recibí el llamado, recuerdo haber estado toda la noche orando, llorando, arrepintiéndome, escuchando la voz de Dios. Los años han pasado y he comprendido

que todo llamado tiene procesos, esto lo aprenderás en el siguiente libro #4. Porque sé que mi llamado es de verdad?, sinceremos por un momento, seguro tienes muchas tentaciones, oportunidades de hacer cosas lejos de Dios, yo las he tenido también, pero desde aquella noche de agosto, h e mantenido la promesa que le hice entre lagrimas al Señor, de servirle el resto de mis días. He tenido muchas oportunidades de apartarme del llamado, en otra ocasión te contare algunas, pero siempre me ha sostenido el poder de su Amor y su Presencia. He visto la mano de Dios respaldando mi vida, familia y ministerio a lo l argo de los años. Hoy se que la prueba más dura para un hombre con un llamado genuino, no son las tentaciones que el enemigo pone por delante, tampoco las múltiples oportunidades que parec en venir del cielo, pero lo único que hacen es desviarte de tu llamado. La prueba mas dura es EL TIEMPO.

Personas que jamás olvidare? El próximo libro hablaremos de cosas muy interesante sobre la influencia de personas sobre nuestras vidas, debo agradecer a Dios por personas que a su tiempo estuvieron a lo largo del camino, para ser mentores, amigos, y por sobre todo afirmar y confirmar el llamado. Mi abuelo Ángel, Mi pastor Harold, Mi madre Rosa, Mi padre Raúl, Mis amigos de toda la vida, no menciono nombres ya queme faltaría espacio. Ahora hablemos de los cinco ministerios que Jesús instituyo para el gobierno de la iglesia.

En la palabra en cuatro ocasiones aparece la palabra doma traducido al español como dadiva o don, el dio dones a los hombres, estos dones son para el servicio en la iglesia, la biblia nos habla de cinco ministerio importantes; Efesios 4:11 La diversidad de dones no destruye la unidad , se ve amenazada cuando una función se trata de imponer sobre las demás. No se puede derivar de los listados de Pablo, una especie de jerarquía de dones, de acuerdo a la cual ciertos dones serian calificados como mas necesarios o dignos que otros. La aplicación de esta palabra (dones) a las diversas funciones que contribuyen a la edificación de la comunidad cristiana y al cumplimiento de su misión, es una contribución original del apóstol Pablo.

El propósito de los ministerios; Efesios 4:12-16 Pablo describe el propósito para el cual Cristo ha dado estos ministerios a la iglesia. Se pueden distinguir cuatro dimensiones del propósito.(16)

Se pueden distinguir cuatro dimensiones del propósito.(16)  Primero, estos, ministerios son dados para edificar o

Primero, estos, ministerios son dados para edificar o construir el Cuerpo de Cristo, v.12. Tres frases que dan la impresión de que el apóstol tuviera un propósito triple en mente;

1. para perfeccionar (katartismos, Lit. una adaptación o equipar) a los santos.

2. para la obra del ministerio (diakonia).

3. para la edificación del cuerpo de Cristo.

Segundo, estos dones ministeriales son dados para producir madurez, v.13 Una vez más Pablo usa tres frases, cada una de las cuales es introducida por la preposición griega eis (Lograr).

1. los medios para alcanzar la madurez; la unidad de la fe y el conocimiento pleno.

2. la realidad de la madurez; un varón perfecto; hombre maduro.

3. la medida para determinar la madurez; la estatura de la plenitud de Cristo.

Estos ministerios son dados para asegurar que haya estabilidad en la iglesia, v.14

1. No se deja zarandear; para que ya no seamos niños, suplir la incapacidad para confrontar la doctrina y el engaño de los hombres, "sacudidos por cada soplo fresco de enseñanzas".

2. Practica la verdad. Proveer un ministerio fiel de predicación y enseñanza. No con astucia, estratagemas para engañar a otros, ni con

artimañas (Lit. juego de dados), poniendo trampas.

Estos ministerios son dados para hacer posible un crecimiento en Cristo, v.15-16

1. siguiendo la verdad en amor, en términos de hablar y actuar, vivirla.

2. la analogía del cuerpo; bien compuesto y ajustado.

Si reina la armonía el crecimiento es seguro, en la actividad propia de cada miembro. En resumen Pablo ve la unidad de la iglesia en términos orgánicos, más que organizacionales. Cuando hay unidad, participa cada miembro y es estimulada por ministros fieles, la iglesia crece, en simetría y belleza, y hace que un mundo de inconversos se maraville.

Cuál es la funcion de cada uno de los ministerios? Ministerio apostólico. Posee visión y se mantiene en las alturas de donde trae la doctrina revelada.

Las señales para reconocer a un APÓSTOL Fundan iglesias (Hch. 8:14). Tienen revelación de la
Las señales para reconocer a un APÓSTOL
Fundan iglesias (Hch. 8:14).
Tienen revelación de la doctrina y de misterios (2 Co. 12:1-7, Ef. 3:5).
Tienen sufrimientos por la causa de Cristo (2 Co. 11:23-27).
Perseveran en la sana doctrina (Hch. 2:42).
Tienen obras poderosas (2 Co. 12:12, Hch. 2:43, 5:12).
Predican el evangelio de la gracia con autoridad y gobierno (Jer. 1:10).
Funciones de un apóstol.
Ponen el fundamento de la doctrina (Ef. 2:20). Tienen autoridad de
parte de Dios para enviar a ministros (Hch. 6:6). Envían
delegaciones apostólicas a las iglesias (Hch. 15:22). Visitan,
supervisan y confirman iglesias. (Hch. 15:36,41; 16:5). Ejercen
función pastoral (2 Co. 12:14). Juzgan casos de las iglesias
aplicando disciplina (1 Co. 5:3-4). Son administradores de la gracia
y los misterios de Dios. (1 Co. 4:1; Ef. 3:2 LBA). Se dedican al
ministerio de la Palabra y la oración (Hch. 6:4).

Ministerio profético. En la Biblia se afirma que sin visión, el pueblo perece (Pr. 29:18).

Señales para reconocer a un PROFETA Tienen autoridad para perdonar (Mt. 9:5-8). Se sujetan a
Señales para reconocer a un PROFETA
Tienen autoridad para perdonar (Mt. 9:5-8).
Se sujetan a un apóstol o al pastor donde se congrega.
Recibe revelación para interpretar la palabra
Funciones de un profeta.
Reciben revelación de misterios así como los apóstoles (Ef. 3:5).
Predicen acontecimientos futuros (Hch. 11:27-28).
Exhortan y consuelan a la iglesia (Hch. 15:32).
Dios les comunica lo que va a hacer antes de llevarlo a cabo (Ap. 10:7).
Profetizan juicios de Dios (Ap. 11:6).

y el

pueblo sin entendimiento caerá (Os. 4:14 RV). Al Maestro se le manifiestan primordialmente los dones de Revelación y tienen

Ministerio maestro. El maestro lleva entendimiento al pueblo pues “así se pierde el pueblo sin entendimiento (Os. 4:14b)

iluminación de la Palabra (Ef. 1:16-18).

Señales para reconocer a un MAESTRO Tienen autoridad para enseñar (Mt. 7:29). Son los que explican los misterios de Dios de una manera sencilla.

Funciones de un maestro. Son los que hacen discípulos (Mt. 28:19). Enseñan (Mt. 6:2). Trazan bien la doctrina (Hch. 5:28). Enseñan principios lo Bíblicos (1 Ti. 6:1-2). Enseñan principios elementales (leche) y vianda (He. 5:12). Enseñan a discernir la doctrina (Mt. 16:12; Mr. 12:38). Explican la profecía escrita (Hch. 1:20-22). Aprenden la doctrina que Dios envía por medio del apóstol (2 Ti. 3:10). Enseñan, reprenden, corrigen, instruyen en justicia (2 Ti. 4:3). Abren el oído para oír la sana doctrina (2 Ti. 4:3).

Ministerio pastoral. La cobertura de un pastor está tipificada en la persona de Cristo. El es el buen pastor que da su vida por las

ovejas.

Funciones de un pastor. Sienten compasión por las ovejas (Mt. 9:36). Mantienen al rebaño unido (Mt. 26:31). Enseñan a las ovejas. (Mr. 6:34; 16:34-37). Cuidan del maligno a las ovejas (Jn. 10:12). Alimentan al rebaño (1 Pe. 5:2). Apacientan y pastorean a los corderos y a las ovejas (Jn. 21:15-17). Conducen a las ovejas a lugares de pasto y reposo (Sal. 23:1-2). Restauran el alma de las ovejas y las guían por senderos de justicia (Sal. 23:3). Velan y dan cuenta de las almas de las ovejas (He. 13:17)

Señales para reconocer a un PASTOR Dan su vida por las ovejas. Tienen autoridad para velar y cuidar (Mr. 13:34). Son conforme al corazón de Dios (Jer 3:15). Tienen vara de autoridad para corregir ovejas, pero también tienen cayado para pastorear (Sal 23).

Ministerio evangelista. Al evangelista tiene un corazón para las almas, donde va esa es su carga, los que no conocen a Jesús.

Las señales para reconocer a un EVANGELISTA Anuncian las Buenas Nuevas (Hch. 8:12). Tienen autoridad para echar fuera demonios y sanar enfermos (Mt. 10:1). Tienen amor por las almas perdidas. A donde van, predican el evangelio (Hch. 8:40).

perdidas. A donde van, predican el evangelio (Hch. 8:40). Funciones de un pastor. Dan testimonio de

Funciones de un pastor. Dan testimonio de Jesús (Hch. 6:9-10). Demuestran con las escrituras que Jesús es el Cristo (Hch. 7:52-53). El Espíritu Santo por medio de ellos hace ver a los pecadores su pecado y los llaman al arrepentimiento (Hch. 7:52-53). Realizan campañas evangelísticas (evangelismo en masa) (Hch. 8:4) Hacen evangelismo personal (Hch. 8:27). Llevan a los convertidos al bautismo de agua (Hch. 8:12). Recorren aldeas y ciudades predicando las buenas nuevas (Hch. 8:40).

a los convertidos al bautismo de agua (Hch. 8:12). Recorren aldeas y ciudades predicando las buenas

Una vez que has descubierto tus dones, (En la lección anterior), debes buscar guía y dirección del Señor para poner tus dones al servicio de la iglesia en uno de los ministerios antes mencionados. Ahora bien, existen ministerios que la iglesia ha creado por la necesidad de atender al pueblo, Por ejemplo; El ministerio de Beneficencia. Un ministerio como este se encarga de proveer ayuda, sea de índole económica, alimenticia, en lo referente a la vestimenta, entre otros, esta ayuda se brinda a los asistentes a la congregación. El líder que lo dirige tiene el don de servicio y por lo general de presidir. Otro ministerio es el de alabanza y adoración, este ministerio es trascendental para la adoración, El Señor le ha dado a la iglesia otros ministerios que aunque no son parte de la lista de los cinco que se instituyeron para el gobierno de la iglesia, estos sirven para una EXCELENTE ORAGANIZACION.