Sie sind auf Seite 1von 4

La competencia.

Es difícil que todos los tribunales ejerzan la jurisdicción plena en todos su grados y clases dentro del país,
y por ello es necesario limitarme a los jueces el ejercicio de la función jurisdiccional por la extensión del
territorio, por la especialidad de los asuntos que puedan conocer y además, deben estar divididos en
categorías o grados, de tal manera que los interesados sepan antes de acudir a ellos si tienen posibilidad
de impartir justicia en el caso concreto, de acuerdo con las atribuciones y poderes que objetivamente le
asigna la ley al tribunal respectivo. La función jurisdiccional la ejerce el estado a través de muchos
tribunales, y para cumplir con las garantías constitucional de la justicia para todos los ciudadanos, es
necesario dividir la función entre un numero de tribunales creados proporcionalmente con la población
y de acuerdo a la división político territorial del país.

Las atribuciones, facultades y deberes que la ley le asigna al juez viene a ser la medida de la función
jurisdiccional y en este sentido podemos afirmar que la competencia es la medida de la jurisdicción que
ejerce un juez de acuerdo a la materia, el valor y el territorio; y a los criterios de desplazamiento de
competencia: conexión, continencia, accesoriedad y litispendencia de la causa.

Alsina citado por Calvo Baca define la competencia así: " Es la aptitud del juez para ejercer su jurisdicción
en un caso determinado". De tal manera, que la competencia nos da la pauta para individualizar el
tribunal que puede conocer un determinado asunto, ya sea un tribunal ordinario o un tribunal especial.

Según los criterios previstos en las leyes procesales, entre otras,el código de procedimiento civil, la ley
orgánica del consejo de la juridicatura, el código orgánico procesal penal, la ley orgánica procesal del
trabajo y en la ley orgánica del poder judicial, los limites impuestos a los jueces en el ejercicio de la
función jurisdiccional, nos permiten clasificar la competencia en: Competencia en razón del territorio,
competencia por la materia (ratio materia), competencia en razón de la cuantía (ratio cuantitativo).

Competencia en razón del territorio: Este criterio para determinar la competencia lo fundamenta el
legislador en la relacion que las partes o el objeto de la controversia tienen con el tiene con el territorio
que sirve de sede al organo nurisdiccional.En este supuesto el juez solo puede ejercer su funcion
jurisdiccional dentro de un determinado territorio, que se denomina circunscripción judicial.

La idea principal de la competencia por el territorio es facilitar a las partes el acceso a los tribunales mas
cercano a sus domicilios o a los del lugar donde se encuentra la cosa objeto de la controversia, ya que en
esos tribunales es menos oneroso evacuar pruebas sobre el asunto o dictar medidas sobre los bienes
objetos del litigio. El fundamento de esta competencia es de orden privado. Esta competencia se funda
en un principio de facilitar a las partes su defensa, su conocida y por eso es una competencia en
principio derogable, salvo casos excepcionales en que este interesado el orden publico y el legislador lo
dispone expresamente, así ocurre con el articulo 754 del código de procedimiento civil, que señala como
juez competente para conocer el juicio de divorcio al de primera instancia del domicilio conyugal. Por
regla general en materia de competencia territorial el tribunal competente para conocer todas las
demandas que se propongan contra una persona, es el tribunal del lugar donde esta su domicilio, salvo
que la ley disponga que el conocimiento de la causa compete a otro tribunal.. Esto origina los llamados
fueros de la competencia territorial (general,especial,personal,real,concurrente,exclusivo o necesario).

Competencia por la materia ( ratio materia): Se toma en cuenta la naturaleza de la relación jurídica
objeto de la controversia, y con fundamento a esa naturaleza se determina el conocimiento de la causa;
así lo dispone el articulo 28 del código de procedimiento civil. Esa distribución de los asuntos es lo que
determina la existencia de la jurisdicción ordinaria: Civil, penal, contencioso a administrativo; y las
llamadas jurisdicciones especiales..

Es decir la Competencia por la materia se determina por la naturaleza de la cuestión discutida y por las
disposiciones legales que la regulan. Hay que tener en cuenta la causa de pedir (causa petendi) y el
objeto (petitum). Es decir la competencia por la materia depende de la causa de pedir y del objeto, lo
cual determinara la aplicación de ciertas reglas y de las disposiciones legales que regulan la cuestión
discutida.

Así dentro de la jurisdicción civil están las jurisdicciones especiales siguientes: mercantil, agraria, familia,
menores de edad, laboral y transito. Dentro de la jurisdicción penal esta la jurisdicción especial fiscal,
militar y de adolescentes. Junto a la jurisdicción contencioso a administrativa esta la jurisdicción especial
contencioso a tributaria. En los asuntos penales la calificación de la naturaleza del hecho, como delito o
falta y el tipo de delito determinan la competencia por la materia.

Competencia en razón de la cuantía (ratio cuantitativa): Según el valor de la demanda se repara el asunto
entre los jueces. Este criterio permite a un determinado grupo de jueces conocer del litigio y de allí la
importancia de saber como se determina el valor de la demanda.

El valor del asunto controvertido, lo toma en cuenta el legislador para determinar el conocimiento entre
un tribunal inferior y un tribunal de mayor jerarquia, porque no tiene la misma importancia la sentencia
sobre la propiedad de un bien de bajo costo, que la dictada en un proceso sobre la quiebra millonaria de
una gran empresa textilera.

Nota: en

La sala Plena mediante resolución N° 0006 del 18 - 3 - 09 publicado en gaceta oficial N° 39.154 del 2-4-
09 estableció a partir de su publicación la vigente competencia nacional por la cuantía así: Juzgados de
Municipio, hasta 3000 UT.
Mas de 3000 UT juzgado de primera instancia

Asi lo ratifica la sala civil en la sentencia 049 con fecha 10 de marzo de 2010 expediente 09-673

Juicios breves previstos en el articulo. 881 del Código de Procedimiento civil hasta 1500 UT.

Asuntos de jurisdicción voluntaria, civiles, mercantiles, y familiares sin niños o adolescentes le competen
a los juzgados y municipios.

El valor de la demanda nos permite determinar la competencia del tribu al ante el,cual debemos
demandar.

La competencia tiene cuatro características: es improrrogable, es indelegable, es de orden publico, es


aplicable de oficio.

La imprórroga nulidad. En principio consiste en que las partes no pueden convenir en que el asunto lo
decide un juez distinto a aquel a quien le corresponda conocer el asunto de acuerdo a las limitaciones
jurisdiccionales por la materia y por el valor de la demanda; ni tampoco los jueces pueden derogar la
competencia por la materia o por el valor discrecionalmente.

La inderogabilidad de la competencia: Los jueces no pueden delegar sus funciones, aunque hay quienes
podrían interpretar la figura de la comisión a través del despacho para un nuez de menor jerarquía, y el
exhorto para un juez de igual jerarquía, como una especie de delegación en el juez comisionado.

La Competencia es de orden publico: Las limitaciones jurisdiccionales establecidas a los jueces se hacen
por razónes de orden publico y están dirigidas a lograr esos fines de orden publico, y por ello se excluyen
las consideración de utilidad privada de las partes.

la Competencia es aplicable de oficio: La importancia por la materia y por el territorio en las causas que
debe intervenir el Ministerio Publico o donde no se puede prorrogar la competencia por el territorio por
determinarlo la ley.,se puede declarar de oficio en cualquier grado e instancia del proceso. Hay casos en
que el legislador establece obligatoriamente la competencia por el territorio, así la demanda de divorcio
debe proponerse en el tribunal del domicilio conyugal. La incompetencia por el valor de la demanda se
puede plantear de oficio solo en primera instancia

La Competencia funcional: La competencia para con conocer determinados asuntos esta supeditada a la
función que ejerce el órgano jurisdiccional. Así por ejemplo la Sala Civil tiene competencia funcional para
otorgar exequatur a las sentencias dictadas en el extranjero independientemente de la cuantía o del
territorio donde se dirimió el litigio( artículo 5.42 LOTSJ). La competencia es funcional cuando ciertos
asuntos, sin importar la cuantía, están atribuidos a determinados órganos judiciales, por ejemplo!l:
procedimientos relación a dos con el divorcio, el estado de las personas y a ilación del matrimonio.
También la con potencia funcional puede estar dada por el terrotorio como ocurre con el juicio
declarativo de prescripción, con el juicio de queja, interdictos posesorios y oposición al registro de
patentes.

Es valido afirmar que la competencia funcional esta desvinculada de la cuantía del asunto y se confiere
por la función del órgano judicial, por la materia o por el territorio.