Sie sind auf Seite 1von 2

3.

1 DESVENTAJAS DE UNA EMPRESA DE SERVICIOS

INTANGIBLE
A diferencia de los productos, los servicios son intangibles. Esto quiere decir que
no hay nada que mostrar a los compradores potenciales. Para hacer frente a este
problema, los vendedores deben tratar de promover sus servicios. Por ejemplo, los
vendedores de servicios pueden ponerlos en paquetes para ofrecer más
características por pagos más altos. Lo salones pueden ofrecer un paquete de spa
que incluye lavado y masaje para el cuero cabelludo. Ser lo suficientemente
creativos para convertir un servicio en un producto puede ser un reto, y las formas
en que promueves deben ser continuamente re-evaluadas a medida que los
competidores se ponen al día. Por ello que en la actualidad muchas de las
empresas se enfocan al marketing, ya que mediante esto puede llegar al cliente,
de hecho es una fuente directa para atraer a las personas.
INDIVIDUALISMO
Muchos servicios están hechos para satisfacer las necesidades de un individuo o
de una empresa. A diferencia de los productos, no es la producción en masa lo
que aprovechan. En la mayoría de los casos, cada proyecto requiere nuevos
esfuerzos y habilidades, ya que es difícil transferir esos esfuerzos y habilidades de
un proyecto a otro. Porque dependerá al tipo de cliente que se quiere llegar asi
como también los riesgos que se asumen en cuanto al proyecto. Por ejemplo, si
eres un diseñador gráfico que hace un logotipo para una empresa, no puedes salir
a vender el mismo logo en otra compañía. Tienes que empezar de cero.
TIEMPO
Un servicio tarda en realizarse y venderse. A diferencia de los productos, no se
puede simplemente acomodar los servicios en un estante en una tienda y esperar
a un comprador compulsivo. Para vender un servicio, debes pasar tiempo
convenciendo a la persona de que ella o su empresa necesita el servicio. En
general, esto requiere una amplia investigación de datos, así como una
personalidad positiva. Si pasas mucho tiempo construyendo una relación personal
con el cliente y el cliente va con tu competidor, has perdido dinero y tiempo debido
a que podrías haber estado gastando ese tiempo en la realización de un servicio o
la búsqueda de un cliente diferente. Para evitar todo esto y conlleva a un estudio
de mercado donde el cual debemos conocer nuestro público objetivo, para no
incurrir en errores de los cuales puedan ser previstos.
DESCONFIANZA
En muchos casos, los clientes potenciales son más propensos a desconfiar de los
proveedores de servicios. Si un cliente compra un producto con el que no está
satisfecho, en la mayoría de los casos puede devolverlo. Pero en el caso de los
servicios, el daño ya está hecho. Además de que los contratos hacen más difícil
recuperar dinero por un servicio mal realizado, la mayoría de los servicios, como
un corte de pelo malo o una campaña de publicidad mal ejecutada, no se pueden
deshacer fácilmente. Cuando vendes un servicio, en la mayoría de los casos, se
debe asumir que el cliente potencial piensa que estás tratando de aprovecharte de
él.
DETRACCIÓN

Es un mecanismo administrativo que coadyuva con la recaudación de


determinados tributos y consiste básicamente en la detracción (descuento) que
efectúa el comprador o usuario de un bien o servicio afecto al sistema, de un
porcentaje del importe a pagar por estas operaciones, para luego depositarlo en el
Banco de la Nación, en una cuenta corriente a nombre del vendedor o prestador
del servicio, el cual, por su parte, utilizará los fondos depositados en su cuenta del
Banco de la Nación para efectuar el pago de tributos, multas y pagos a cuenta
incluidos sus respectivos intereses y la actualización que se efectúe de dichas
deudas tributarias de conformidad con el artículo 33° del Código Tributario, que
sean administradas y/o recaudadas por la SUNAT.

Si bien es cierto, la detracción es por decir así, un “pago adelantado”, que se dará
uso, pero para pagar algunas obligaciones que la empresa de servicios contraiga,
no contara con la liquidez necesaria en el momento, ya que el dinero previsto no
será retornado en su totalidad.