Sie sind auf Seite 1von 4

Poemas mexicas:

Canto de guerreros (anónimo)

Oh, príncipes, ábranse Águilas y Tigres


En tanto que resuenan los escudos: se reúnen al festín, van hacer cautivos.
Sobre nosotros se esparcen, sobre nosotros caen
Las flores del combate con que se complace el dador de vida.

Donde se hierve, donde se anda revuelto, en el lugar de la guerra


Donde se adquiere gloria, donde se va a tomar el nombre del escudo
Lugar de cascabeles, donde el polvo se extiende.

Nunca ha de cesar la guerra florida: permanece


Junto al río: Allí abrieron sus corolas
Las flores de los tigres, las flores del escudo,
En el lugar de cascabeles.

Allí es el perfumado jardín de los tigres:


Van a caer en medio de la llanura
Sobre nosotros darán fragancia, o los que anheláis
La gloria y la fama.

Oh, las flores ingratas, las flores del corazón


Se han hecho en el campo de batalla, al lado de la guerra
Donde sale para los príncipes el honor y la gloria.

Con los broqueles de los Águilas se entrelazan los estandartes de los tigres;
Se reparten escudos con plumas de Quetzal
Ondulan los morriones de plumas color de oro, hierven allí
Y se arrojan los Chalcas y el de Amaquemecan,
Que vinieron unidos a la guerra haciendo estruendo.

La flecha con estruendo se quebró, la punta de obsidiana se hizo astillas,


Sobre nosotros se tiende el polvo de los escudos.

Dentro de mi corazón se quiebra (Nezahualcoyotl)

Dentro de mi corazón se quiebra


La flor del canto (la poesía)
Ya estoy derramando flores:
¡Gozaos!

Poesía negra

Candelario Obeso:

De Mompox a Bogotá

Intacto el corazón, el alma pura


henchida de ternura
y de ilusiones cándidas repleta,
abandoné el hogar me lancé al mundo,
y niño pudibundo,
luché con sus injurias como atleta.

Lo recuerdo muy bien. Mi noble padre


y mi amorosa madre
sólo su santa bendición me dieron
entre llantos y congojas… De aquel día
mi infantil alegría
en tristeza los hados convirtieron.

El turbio Magdalena y majestuosoal impulso impetuoso


de rápido vapor subí afligido
viva la imagen del hogar ausente.
¡Ay! Cuán indiferente
lo he subido después y lo he bajado!

O mirara las fértiles riberas,o las nubes ligeras


do el porvenir adivinar creía,
mi ardiente corazón enajenado,
dulcemente halagadopor sus sueños de gloria se sentía.

Lo mismo sucedióme cuando ufano,


Mi bordón en la mano,
veloz la planta a Bogotá moviendo
crucé descalzo el desigual camino
que… me trazó el destino,
y ya por siempre repasar pretendo.

Nicolás Guillén

Alma música
Yo soy borracho. Me seduce el vino
luminoso y azul de la Quimera
que pone una explosión de Primavera
sobre mi corazón y mi destino.
Tengo el alma hecha ritmo y armonía;
todo en mi ser es música y es canto,
desde el réquiem tristísimo de llanto
hasta el trino triunfal de la alegría.

Y no porque la vida mi alma muerda


ha de rimar su ritmo mi alma loca:
aun mas que por la mano que la toca
la cuerda vibra y canta porque es cuerda.
Así, cuando la negra y dura zarpa
de la muerte destroce el pecho mío,
mi espíritu ha de ser en el vacío
cual la postrera vibración de un arpa.
Y ya de nuevo en el astral camino
concretara sus ansias de armonía
en la cascada de una sinfonía,
o en la alegría musical de un trino.

Verwandte Interessen