You are on page 1of 2

HERNANDEZ SANCHEZ INDIRA BRUNEI

La neurobiología del amor

Se realizaron estudios donde se demostró que cuando miramos la cara de alguien que
nos sentimos pasión y nos encontramos profundamente enamorados, un número limitado
de áreas
en el cerebro están especializadas en esto. Esto es independiente del género. Tres de
estas áreas se encuentran en la corteza cerebral y otros en las estaciones subcorticales.
Todas constituyen lo que se conoce como la parte emocional del cerebro, y no actúan de
manera independiente.

Existe una regla neurobiológica que dice que diferentes áreas del cerebro, o las células,
están involucradas. De acuerdo con esta regla, estructuras nerviosas que se relacionan
con el amor son muy distintas, incluso si comparten áreas del cerebro.

La pasión del amor crea sentimientos de alegría y euforia, una felicidad que a menudo es
insoportable e indescriptible. Y las áreas que están activadas en respuesta a los
sentimientos románticos son en gran parte coextensivas con las regiones del cerebro que
contienen altas concentraciones de un neuro-modulador llamado dopamina, el cual está
asociado con el deseo, la adicción y los estados de euforia. La dopamina es liberada por
el
hipotálamo, el cual está situado en una parte muy interna del cerebro y tiene una función
como de enlace entre los sistemas nervioso y endocrino.

Existen otros dos moduladores que están relacionados con el amor romántico, la oxitocina
(la cual está vinculada a la vasopresina)y la vasopresina. Ambos son producidos por el
hipotálamo y al ser liberados se almacenan en la glándula pituitaria, se liberan en
la sangre, especialmente durante el orgasmo en ambos sexos y durante
el parto y la lactancia en las mujeres.

En los hombres, la vasopresina se relaciona con el comportamiento social, como la


agresión hacia otros machos. La concentración de ambos
moduladores aumenta durante la fase de intenso
apego romántico y emparejamiento.

Diversas áreas del cerebro que estan involucradas en


el amor romántico tienen ricas conexiones con otros sitios en el
cerebro tanto corticales y subcorticales.

En la zona cortical, junto con la corteza parietal y partes


del lóbulo temporal, se encuentran las emociones negativas. Las cuales inactivan el
romanticismo, es decir, cuando se enfrenta a la persona y se está profundamente
enamorado, se inician los juicios críticos, los cuales se utilizan para valorar a las
personas.
Hay áreas del cerebro activadas por el amor romántico o por acciones de anhelo, de
igual forma se activa cuando las madres ven imágenes de sus propios hijos (amor
maternal), a diferencia de a otros niños. Esto derivada de la maternidad y el amor
romántico, comparten un propósito evolutivo común y fundamental, el de preservación y
evolución de las especies. Estos dos tipos de amor los encontramos en áreas similares
del cerebro como en el cuerpo estriado que forma parte del sistema de recompensa del
cerebro, pero hay que aclarar que estos dos tipos de amor son diferentes. una diferencia
entre estos es que el hipotálamo está involucrado en el amor romántico.

Muchas personas tienen preferencia por cierto tipos de personas esto también es
influenciado por la cultura o sociedad en la que se encuentran. En cierta forma creamos
un concepto de la clase de persona a la que nos gustaría amar.

A lo largo de la historia se piensa que el camino hacia el amor es a través de la belleza.


Esto nos lleva a que nos enamoramos de una persona por su físico y esto nos liga al
deseo sexual y todo esto es para la supervivencia de la especie.

Para concluir, en especial la parte del articulo del amor y belleza me recordó una frase:
“esa persona me gusta por que es bonita o es bonita por que me gusta”.