Sie sind auf Seite 1von 7

ESTUDIO DE MERCADO

PAÍS: ESCOCIA

INTEGRANTES

MARIA CAMILA HOYOS GIL


MANUELA MONSALVE GALEANO
MARIANA PULGARIN MORALES
ISABELLA CHICA
VERONICA MUÑOZ DELGADO
JAIDER ANDRES PEREZ
10A

IE JOSÉ EUSEBIO CARO

EMPRENDIMIENTO
MEDELLÍN
2019
ECONOMÍA DE ESCOCIA

La geografía condiciona en gran medida la disposición demográfica de Escocia. La dicotomía


de tierras altas y bajas hace que dos tercios de su población se concentre en las Lowlands,
donde se encuentran enclavadas las dos principales ciudades del país: Edimburgo, con 448.624
habitantes (censo de 2001) y Glasgow con cerca de 600.000 (en 2005). Por el contrario, la zona
septentrional cuenta con una baja densidad humana. Otras ciudades importantes son: Aberdeen
con 188.780 habitantes, Dundee con 151.530, Inverness con 44.610 y Stirling con 44.460.
Agricultura y ganadería
Dos tercios del total de la tierra se dedican a la agricultura. Las llanuras que rodean los estuarios
de los ríos Fort y Clyde poseen suelos de calidad. En ellos se planta trigo, cebada (destinada al
ganado y a la fabricación de Whisky), avena y patatas. Asimismo, se cultivan frutales.
La zona Oeste, de clima húmedo, es rica en pastos destinados a la producción ganadera,
especialmente vacuna, ya que la ovina, especialmente apreciada por su lana, se concentra en la
zona de las Highlands y las Uplands, donde son abundantes los páramos y bosques. En el siglo
XVIII sufrió un notable estímulo por parte de los grandes ganaderos que expulsaron a los
granjeros del norte, originando un auténtico éxodo de población que nutrió las fábricas durante
la revolución industrial inglesa o se marchó fundamentalmente a Estados Unidos. La baja
densidad y el actual paisaje de las Highlands son tributarios en gran medida a este proceso
histórico.
Mención aparte merece la importancia de la fabricación de Whisky que constituye una industria
muy ligada a la tradición (hay aproximadamente 110 destilerías en Escocia) y una importante
fuente de ingresos por exportación dada la gran demanda internacional.
MINERÍA
El suelo de Escocia es rico en yacimientos minerales, fundamentalmente carbón. El hierro,
antaño abundante, se encuentra agotado en la actualidad. Esta actividad estuvo vinculada
durante los siglos XIX y XX a la industria pesada, hoy se halla en declive.
A comienzos de los años 70 se descubrieron yacimientos petrolíferos y gas natural en el mar
del Norte, lo que relanzó una economía en recesión. De especial importancia ha sido para los
intereses de las islas Shetland y Órcadas.
PESCA
La actividad pesquera se concentra especialmente en el litoral del mar del Norte, en torno a los
núcleos de Aberdeen, Dundee o Wick. Igualmente es significativa en los archipiélagos del oeste
y norte. En los últimos años, subvencionada por la Unión Europea, ha proliferado la cría
industrial del salmón, la trucha y el marisco. Esta actividad ha sustituido en parte a la tradicional
industria conservera de los arenques ahumados.
SILVICULTURA
Escocia cuenta con el 15% de sus suelos cubiertos de masa forestal. Gran parte de la misma se
destina a la explotación maderera.
ENERGÍA
La nuclear constituye la fuente de energía más relevante de Escocia, generando más del 40%
del total de la producción. La hidroeléctrica tiene una cuota del 10%. El resto se obtiene del
petróleo y el carbón, éste último esencial para la industrialización británica de los siglos XVIII
y XIX.
INDUSTRIA
Hasta la última década del siglo XX la metalurgia pesada (altos hornos acerías, construcción
naval) asentada fundamentalmente en la región de Glasgow constituyó la principal actividad
del sector secundario. Su desmantelamiento supuso en los años 80 y 90 del pasado siglo una
importante fuente de desempleo, que en parte se atenuó por la explotación del petróleo del mar
del Norte.
Actualmente la industria pesada (locomotoras, maquinaria diversa) al igual que la del algodón,
en otra época vital en la industrialización británica, permanece concentrada en los Lowlands,
particularmente en torno al estuario del río Clyde (Glasgow). La fabricación de textiles de lino
se sitúa asimismo en Glasgow, mientras que la de yute lo hace e Dundee.
El retroceso de la industria pesada ha sido compensado con creces por las nuevas tecnologías
(telecomunicaciones, electrónica, efectos de ingeniería) así como por la industria química y la
mecánica ligera. Numerosas multinacionales se han asentado entre Glasgow y Edimburgo,
convirtiendo esta zona en un referente de las exportaciones europeas.
EL SECTOR ECONÓMICO
El turismo constituye una fuente de ingresos de imprescindible, especialmente para las
Highlands que carecen del dinamismo económico de otras zonas. Junto con el Whisky es uno
de los principales distintivos del país cara al exterior. Es igualmente destacada la actividad
generada por el turismo cultural dirigido a las ciudades.

CULTURA DE ESCOCIA

La cultura escocesa se refiere a las características culturales idiosincráticas propias de Escocia


y los escoceses.
La cultura de Escocia es una síntesis de las diferentes culturas celtas, pictas e inglesas,
principalmente, que han bañado el país. Los relieves naturales, que delimitan geográficamente
las tierras altas (Highlands), montañosas y aisladas en el Norte, y las tierras bajas (Lowlands)
más abiertas a los intercambios culturales y comerciales han jugado un papel también muy
importante en el establecimiento de la cultura escocesa.
Algunos de los elementos de la cultura escocesa, como puede ser la independencia de la Iglesia
de Escocia, están protegidos por la legislación, en base al Acta de Unión de 1707 junto con
otras disposiciones legales.
DEPORTES
Escocia cuenta con varias asociaciones deportivas de carácter nacional, como la Scottish
Football Asociation (SFA) (Asociación Escocesa de Fútbol) o la Scottish Rugby Union (SRU)
(Unión Escocesa de Rugby). De este modo Escocia puede participar de forma independiente
en varias competiciones deportivas de carácter internacional, como en la Copa Mundial de
Fútbol. Sin embargo, no puede competir en los Juegos Olímpicos, de manera que los deportistas
escoceses deben competir dentro del equipo de Reino Unido. Por otra parte, en los
Commonwealth Games (Juegos de la Mancomunidad) Escocia está representada por su propio
equipo. Además, Escocia posee sus propias competiciones al margen de las que se celebran en
el Reino Unido. La Premier League de Escocia y la Liga Escocesa de Fútbol se encargan de
organizar las competiciones y las ligas. Los equipos de la Liga de Fútbol de las Highlands, la
Liga de Fútbol del Este de Escocia y la Liga de Fútbol del Sur de Escocia también participan
en la Copa Escocesa; mientras que las de la Asociación Escocesa de Fútbol Junio se mantienen
al margen. Los clubes de fútbol escoceses participan en competiciones de carácter internacional
como la Copa de la UEFA y la Liga de Campeones de la UEFA. El campeón del título de la
WBO, Alex Arthur, también es escocés. El organismo que se encarga del rugby es la Unión
Escocesa de Rugby y el principal campeonato que se celebra es el BT Premier League. Los
clubes regionales escoceses de rugby también participan en la Celtic League, junto con otros
equipos de Irlanda y Gales, así como en la Copa de Europa de rugby o Heineken Cup. Escocia
se considera la "cuna del golf" y es famosa por sus campos de golf, asimismo es cuna del
curling y del shinty, un juego similar al hurling irlandés que se practica con palos y una pelota.
También son mundialmente conocidos sus Juegos de la montaña (competiciones atléticas). El
criket escocés es un juego minoritario.
GASTRONOMÍA
Aunque se suele ejemplificar irónicamente la dieta moderna escocesa con la barra de chocolate
Mars frita, la cocina escocesa también ofrece platos tradicionales como los haggis, Buccleuch
Scotch beef, el Arbroath Smokie (eglefino ahumado), el salmón, la carne de venado, el
cranachan (un típico postre escocés), el Scotch Broth (caldo escocés) y las galletas de
shortbread.
Escocia también es famosa por su Scotch whisky y sus destilerías, así como por la cerveza
escocesa.

Gastronomía de Escocia
La comida escocesa comparte algunos platos con la cocina inglesa pero tiene muchos atributos
distintivos así como recetas propias, gracias algunas de ellas a las influencias antiguas
extranjeras, particularmente francesas, y también a las de las cocinas locales. Los platos
considerados tradicionales a veces han sido traídos por los pueblos inmigrantes de antaño.

Especialidades tradicionales de Escocia

Sopas

Cullen Skink
Bawd bree
Cock-a-leekie soup
Game soup
Hairst Bree o Hotch potch
Partan bree
Scotch broth
Pescados

Arbroath smokies
Cabbie claw (Cabelew)
Crappit heid
Eyemouth pales
Finnan haddie
Rollmops
Smoked salmon
reineta
Carne y Caza

Ayrshire bacon
Black pudding, White pudding
Forfar Bridie
Haggis
Howtowdie with Drappit eggs
Collops
Mince and tatties
Mutton ham
Potted Hough
Roast Aberdeen Angus Ternera
Roast Haunch of Red Deer
RoastGrouse
Roast Woodcock/Snipe
Solan goose
Scotch pie
Skirlie
Square sausage
Stovies
Bebidas escocesas

Dark Island
Tennents
Belhaven
St Andrew's ale
Caledonian
Atholl Brose
Drambuie
Het pint
Whisky
Bebidas no-alcohólicas

Irn Bru

DATOS EXTRA

LENGUAS Y RELIGIÓN

Escocia también posee su propia y única familia de lenguas y dialectos, lo que contribuye a
reforzar un fuerte sentimiento de Scottish-ness (sentimiento patriótico escocés). (Véase escocés
y gaélico escocés). Se ha creado una organización denominada Iomairt Cholm Cille para el
apoyo de las comunidades en que se habla gaélico escocés tanto en Escocia como en Irlanda,
con el fin de estrechar lazos entre ellas.9 Las lenguas de Escocia se dividen en dos familias: lenguas celtas y
lenguas germánicas. La única lengua celta que todavía se conserva en Escocia es el gaélico
escocés, hablado en algunas zonas de las Highlands y en las Islas Hébridas. Además, en la
Escocia actual se hablan dos lenguas germánicas: el escocés y el inglés de Escocia. El escocés
(en inglés, Scots o Lowland Scots) se habla en el sur de Escocia, en la zona conocida como
Lowlands. Proviene de una variante septentrional del denominado inglés medio conocida como
"escocés antiguo".
Escocia mantiene su propia iglesia separada de la de Inglaterra. (Véase Iglesia de Escocia y
Religión en el Reino Unido). Desde la Reforma Protestante de Escocia en 1560, la Iglesia de
Escocia, también conocida como The Kirk, se convirtió en la Iglesia Nacional de Escocia. Es
una Iglesia protestante y calvinista con un sistema de organización presbiteriano y disfruta de
independencia del Estado. El santo patrón de Escocia es Saint Andrew (San Andrés) y el día
de Saint Andrew's Day se celebra en Escocia el 30 de noviembre. Además, otros santos como
Saint Margaret of Scotland (santa Margarita de Escocia), Saint Columba (San Columba de
Iona) y San Ninian han gozado históricamente de gran popularidad.

PRENDAS

La prenda tradicional escocesa es el kilt, (la mal llamada "falda escocesa"). El kilt suele estar
confeccionado de lana, con un diseño de tartán que tradicionalmente se asocia a un determinado
clan escocés. Se enrolla alrededor de la cintura y cubre la parte inferior hasta la altura de las
rodillas; además, puede complementarse con un bolso especial denominado sporran. Esta
prenda se utiliza en ocasiones especiales, como bodas, bautizos, comuniones... En contra de la
creencia popular de que bajo el kilt no debe vestirse ropa interior, lo cierto es que no hay
ninguna norma establecida al respecto.