Sie sind auf Seite 1von 10

DERECHO PENAL Y

PROCESAL PENAL
TRABAJO PRÁCTICO N°18

Alumno: Lucrecia A. Canteli


Cátedra: Sancinetti-Trovato
Comisión: 7760
Año: 2015
Consignas:
Ornella acaba de ingerir una dosis de medicamentos para quitarse la vida. Es la tercera
vez que intenta suicidarse. Tras arrepentirse y ya desesperada, simulando la necesidad
de ir a la guardia del hospital por una afección hepática, la mujer le ruega a Juan, su
marido, que la lleve a Hospital Alemán. Le oculta lo que realmente ha hecho y el riesgo
real consiguiente real por el que atraviesa. Juan desconfía de la razón dada por su
esposa, cree que el verdadero motivo es el deseo de mujer de visitar a su madre, que
está internada allí mismo.
Durante el trayecto, Juan conduce a excesiva velocidad por la Av. Santa Fe y ha saltado
también algunos semáforos en rojo. Ya cerca del hospital, atropella a una anciana que no
pierde el conocimiento y que acepta ser llevada inmediatamente por el mismo conductor
al mismo hospital, asumiendo él todo costo de atención. Al llegar a la guardia, Ornella, la
esposa, expone cual es su verdadera situación. Ambas mujeres son atendidas de
urgencia.
La anciana queda paralitica en sus dos miembros inferiores, como producto del accidente.
Ornella, precisamente en razón de haber sido asistida en tan breve lapso, es salvada con
dificultad habiendo pasado algunas horas en terapia intensiva, pero finalmente sobrevive.
Es altamente probable que Ornella no habría podido sobrevivir si Juan hubiera conducido
desde el inicio de modo totalmente adecuado a las reglas del tránsito.
Variante: Suponga ahora el caso inverso. Ornella solo quiere ir a visitar a su madre, pero
Juan -que ha visto en la basura varias cajas vacías de medicamentos- supone
erróneamente que su mujer ha intentado suicidarse de nuevo; y, como no cree en las
negativas de ella, -que las dos veces anteriores fue salvada milagrosamente de la muerte-
, conduce desesperado al hospital, y atropella a la anciana en las condiciones antes
relatadas.
Desarrollo
En primer término, resulta imperativo comenzar el examen del caso, precisando desde el
punto de vista objetivo, si en el caso existió una acción; entendida esta como el
movimiento corporal que depende de la voluntad; a su vez se considera que la acción
está cumplida, cuando no concurren ninguna de las causas de exclusión de la acción:
fuerza física irresistible, estado de inconsciencia absoluta, acto reflejo. Podemos afirmar,
siguiendo el relato del caso, que hubo acción por parte de Juan que conduce a excesiva
velocidad por la Av. Santa Fe y ha saltado también algunos semáforos en rojo y casi
llegando al hospital, atropella a una anciana dejándola paralitica de ambas piernas. De
esta manera, Juan efectúa un movimiento corporal voluntario el cual no es excluido por
ninguna de las causales de exclusión. Estimo también útil tener presente, otros elementos
del tipo objetivo, tales como: el sujeto activo, en el caso Juan; el sujeto pasivo, la anciana.
Y finalmente el resultado, que es la lesión grave producida por el accidente.
Asimismo, en la variante considero que también se realiza una acción con los mismos
elementos del tipo objetivo.
Con relación a la causalidad, hay que analizar la relación causal, es decir, si la acción es
causa del resultado. Si están o no conectados por un nexo causal. En este caso, voy
aplicar la Teoría de la Equivalencia (Condicio sine qua non); según esta teoría, debe
considerarse causa a toda condición de un resultado que no puede ser suprimida
mentalmente sin que desaparezca el resultado concreto; es decir, una acción es causa
del resultado si suprimida mentalmente la acción desaparece el resultado1. Por ello, en el
caso existe una relación causal entre la acción cometida y el resultado, ya que si
suprimimos la acción de Juan, de conducir un vehículo a gran velocidad, no hubiera
provocado el accidente. Por ende, la acción de Juan es causa del resultado y que el es
autor directo del hecho.
Con respecto a la variante, de igual forma podemos sostener que Juan es causa del
resultado.
En cuanto a la imputación objetiva, es oportuno mencionar el análisis que realiza Jakobs
en sus estudios de derecho penal; el considera que existen en la sociedad diferentes
roles, que son expectativas reciprocas en que la persona se conducirá del modo
correcto, dentro de los riesgos permitidos; entendidos estos como una conducta que no
perturbará a la sociedad y es por lo tanto correcta. Por ello, un resultado es objetivamente
imputable, cuando el autor ha creado un peligro para el bien jurídico no cubierto por un
riesgo permitido y ese peligro también se ha realizado en el resultado concreto y se
encuentra dentro del ámbito de protección de la norma. En el caso, Juan sería imputable;
no hay dudas en cuanto a la existencia de la imputación objetiva, en razón de que, ha
creado un riesgo prohibido (manejar a gran velocidad un vehículo y pasar semáforos en
rojo) y ese riesgo se ha concretado en el resultado típico (las lesiones de la anciana).
La acción de Juan fue objetivamente contraria al deber de cuidado; art. 94 que
fundamenta lo ilícito .Este elemento supone la comparación de la conducta a analizar, con
la conducta ideal que habría realizado un hombre cuidadoso y prudente en la situación
concreta del autor, teniendo en cuenta sus capacidades individuales.

1
Claus, Roxin. “Imputación al tipo objetivo”. P347
Al tipo del ilícito pertenecen los elementos que caracterizan la contrariedad de la acción
con la norma. El resultado en los delitos imprudentes opera como una mera condición
objetiva para la punibilidad de la acción que infrige el deber de cuidado; en los delitos
dolosos opera como condición de agravación respecto de la tentativa, sin integrar el ilícito
En referencia a la variante también considero que la conducta de Juan ha sido contraria al
deber de cuidado y por lo tanto imputable.
Nos adelantamos en señalar que la realización de los actos externos ejecutados por Juan
ponen a su hecho en relación con distintos tipos penales en primer término la acción
podría estar tipificada, por el artículo 89 del Código Penal que establece: “Se impondrá
prisión de un mes a un año, al que causare a otro, en el cuerpo o en la salud, un daño que
no esté previsto en otra disposición de este código”. Sin embargo, también es pertinente
mencionar el artículo 90 del Código Penal que sostiene: “Se impondrá reclusión o prisión
de uno a seis años, si la lesión produjere una debilitación permanente de la salud, de un
sentido, de un órgano, de un miembro o una dificultad permanente de la palabra o si
hubiere puesto en peligro la vida del ofendido, le hubiere inutilizado para el trabajo por
más de un mes o le hubiere causado una deformación permanente del rostro.”
También, el artículo 91 del Código Penal que dispone “Se impondrá reclusión o prisión de
tres a diez años, si la lesión produjere una enfermedad mental o corporal, cierta o
probablemente incurable, la inutilidad permanente para el trabajo, la pérdida de un
sentido, de un órgano, de un miembro, del uso de un órgano o miembro, de la palabra o
de la capacidad de engendrar o concebir.”
Finalmente considero que el artículo 94 del Código Penal, es el que se adecua a la
conducta de Juan, que determina lo siguiente: “Se impondrá prisión de un mes a tres años
o multa de mil a quince mil pesos e inhabilitación especial por uno a cuatro años, el que
por imprudencia o negligencia, por impericia en su arte o profesión, o por inobservancia
de los reglamentos o deberes a su cargo, causare a otro un daño en el cuerpo o en la
salud.
Si las lesiones fueran de las descritas en los artículos 90 ó 91 y concurriera alguna
de las circunstancias previstas en el segundo párrafo del artículo 84, el mínimo de
la pena prevista en el primer párrafo, será de seis meses o multa de tres mil pesos
e inhabilitación especial por dieciocho meses.”
Una vez realizado el análisis del tipo penal estimo útil considerar que el hecho es un delito
calificado por el resultado. Son aquellos cometidos por cualquier acción que presupone la
producción de un resultado delictivo que vaya más allá de la acción del hecho en sí
misma; es decir, que esa acción provoque un resultado negativo como es en el caso las
lesiones provocadas por el accidente.
Establecido el tipo penal (art.94 del Código penal) cabe considerar para su examen los
siguientes elementos del delito de lesiones.
 Una acción
 Un menoscabo en el cuerpo o la salud de otro
 Una relación causal entre la acción y ese resultado
 Una relación de imputación objetiva la corroboración de si la acción ha creado un
riego jurídicamente reprobado propio del delito doloso
 La lesión es calificada como gravísima si se produce la pérdida de un órgano
En este punto se debe afirmar sin más que la realización del tipo objetivo está completo.
Es necesario recalcar, que en la variante igualmente esta completo el tipo objetivo.
En lo referente a la tipicidad subjetiva, cabe aclarar previamente que se da cuando el
autor se ha representado en su conciencia que ocurrirían los elementos del tipo objetivo.
La concientización de la realización de todos los elementos del tipo objetivo se lo
denomina DOLO, comúnmente bajo la expresión “voluntad de realización del tipo penal” 2.
Son aquellos elementos de la conciencia del autor que constituyen efectivamente la
infracción a la norma.3Entonces, la primera pregunta para ver si la conducta se adecua al
tipo subjetivo, es si el autor obró con dolo y para ello hay que preguntarse, también, si el
autor ha tenido voluntad de realizar los elementos desvalorados por la norma (voluntad de
realización del tipo objetivo). De esto se desprende que el dolo tiene dos elementos:
 CONOCIMIENTO; es la percepción sensorial de las circunstancias descriptivas del
hecho y comprensión intelectual de las normativas.
 VOLUNTAD; la capacidad de llevar a cabo los hechos.
Aplicado al caso, sostenemos que Juan ha actuado sin dolo; por ende estamos frente a
un delito imprudente o culposo. En esa línea de pensamiento, es oportuno citar lo que
sostiene Frister “el autor podría reconocer la posibilidad del acontecer típico, pero
igualmente confía de modo irracional en esa posibilidad no se realizara. En este párrafo
Frister cita un ejemplo, nosotros utilizaremos el caso que nos compete, Juan sabe que en
general, conducir a gran velocidad y pasar los semáforos en rojo podría provocar un
accidente. Pero, lo corriente seria que el confiase- ya por el hecho de que por ese
accidente seria lesionado el mismo o posiblemente muerto- de modo característico en que

2
Sancinetti, Marcelo. “Casos de Derecho Penal. Parte General”. P209
3
Sancinetti, Marcelo. “Casos de Derecho Penal. Parte General”. P218
esa posibilidad no se realizara. Aun cuando esta confianza sea irracional, ello no
configura una decisión consciente a favor del acontecer típico. El conductor del automóvil
actuaria solamente con imprudencia consciente y por ello solo podrá ser castigado, en
caso de producción del acontecer típico, solo por lesión corporal imprudente (…) La
opinión dominante excluye el dolo (…) por ello es necesario construir un elemento volitivo
del dolo de carácter autónomo la teoría de la posibilidad.
Por lo que se refiere a la antijuridicidad, un tipo penal esta completo cuando no hay causa
de justificación, las cuales tienen efecto a favor del autor. Entonces lo que se analiza en la
antijuridicidad es, si el disvalor típico de un determinado delito esta anulado por causas de
justificación y de esta manera, no está realizado el ilícito de ese delito. En el caso, se
deduce que puede concurrir una causa de justificación.
En el supuesto que nos ocupa, habría que ver si la causa de justificación de Estado de
Necesidad Agresivo u Ofensivo, ampara la conducta de Juan. El Estado de Necesidad, se
da cuando hay un riesgo actual y concreto para algún bien jurídico protegido; y que el
mismo sólo puede ser disminuido afectando otro bien jurídico o poniéndolo en peligro. Se
encuentra establecido en el artículo 34 inciso 3 del Código Penal: “No es punible el que
causare un mal por evitar otro mayor inminente a que ha sido extraño”. El código penal
alemán, lo describe de la siguiente manera: “Quien en un peligro actual para la vida, el
cuerpo, la libertad, el honor, la propiedad u otro bien jurídico no evitable de otra manera,
cometa un hecho con el fin de evitar un peligro para sí o para otro, no actúa
antijurídicamente si en la ponderación de los intereses en conflicto, en particular de los
bienes jurídicos afectados, y de su grado del peligro amenazante, prevalecen
esencialmente los intereses protegidos sobre los perjudicados. Sin embargo, esto rige
solo en tanto que el hecho sea un medio adecuado para evitar el peligro”.
TIPO PERMISIVO OBJETIVO: Los presupuestos del Estado de Necesidad Agresivo son
los siguientes:
 EL PELIGRO: Es la amenaza objetiva de que sea afectado un bien jurídico. El
peligro debe ser actual, concreto y subsistente. La amenaza objetiva en este caso,
sería la vida de Ornella.
 ACTUALIDAD DEL PELIGRO: No es lo mismo que una agresión actual en la
legítima defensa, ya que, un peligro es actual cuando posteriormente ya no sería
posible hacerle frente o sólo sería posible corriendo riesgos muchos mayores 4. En
el supuesto que nos ocupa, el peligro es actual ya que se actúa en el último

4
Roxin, Claus. “Derecho Penal. Parte General”. P680
momento en el que se puede evitar el hecho. En el caso, el propio planteamiento
indica que Ornella no habría podido continuar con su vida si Juan hubiera
respetado las reglas de transito.
 COLISION DE BIENES: La justificación requiere, que el daño que amenaza
producirse sea desproporcionadamente mayor que el daño, que sufrirá el
propietario por la intervención o bien que el interés protegido prepondere de modo
esencial ante el menoscabado5. En este caso, la colisión de bienes se da entre
bienes jurídicos individuales; la vida de Ornella y bienes jurídicos de la
generalidad, el peligro en el transito vial. Se observa, entonces, que hay una
desproporción mayor entre la vida de Ornella y el daño que sufrirá una persona en
que caso de que se produzca un accidente.
 MEDIO MENOS LESIVO: El medio empleado para hacer frente al peligro, debe
ser el adecuado y el más benigno entre los diversos medios que pueda haber
disponible; es decir, el menos lesivo para bienes jurídicos ajenos. Aplicado al caso,
considero que no utilizo el medio menos lesivo, pero si utilizo el medio lesivo de
entre los medios efectivos; debido a que sino manejaba Juan de la manera que lo
hizo Ornella hubiera muerto; aunque podría considerar la posibilidad de que al
producirse el accidente cerca del hospital, Juan podría haber reducido su
velocidad al acercarse al lugar destinado. Su conducta era una defensa justificada
de acuerdo a las circunstancias.
En conclusión, objetivamente se dan todos los requisitos del Estado de Necesidad.
TIPO PERMISIVO SUBJETIVO: Consiste en que el sujeto, tenga conocimiento de los
presupuestos objetivos de la justificación. En este caso, se da un error sobre el tipo
permisivo invertido; es decir, que existen todas las circunstancias que integran el tipo
objetivo, pero el autor no conoce todas ellas. De esta manera, se deduce que Juan no
conoció el riesgo grave que entrañaba para su mujer; la comprobación de ese extremo fue
posterior a su acto. El autor no advierte que Ornella, había ingerido una dosis de
medicamentos para quitarse la vida por ende, desconoce que hay una colisión de bienes
entre la vida de ella y la vida de los peatones; por eso, tampoco puede representarse que
está generando un peligro actual para ambos bienes; y que como consecuencia, no sabe
que tiene que optar por un medio menos lesivo para poder salvar la vida de ella ya que es
el bien de mayor proporción. Por ello, no se da el tipo permisivo subjetivo. La

5
Helmut, Frister. “Derecho Penal. Parte General”. P347
consecuencia jurídica de que este completo el tipo permisivo objetivo, pero no el
subjetivo, es la punibilidad por tentativa.
Sin embargo, la tentativa en los delitos imprudentes no se encuentra tipificada; con lo
cual el autor no es punible y su conducta está justificada.
Ahora bien, en la variante considero que objetivamente, no se dan todos los requisitos del
Estado de Necesidad. Debido a que, no había una colisión de bienes entre la vida de
Ornella y la vida de los peatones; sin embargo, el autor al observar varias cajas vacías de
medicamentos, supone erróneamente que su mujer ha intentado suicidarse de nuevo; es
decir, se representa que hay una colisión de bienes y que su conducta está justificada.
Por ello, se da el tipo permisivo subjetivo. En consecuencia, podemos afirmar que
estamos ante un error sobre el tipo permisivo; es decir, no existen todas las circunstancias
que integran el tipo objetivo de justificación, pero el autor se representa que existen tales
circunstancias. Para resolver este tipo de error, se utiliza dos teorías: por un lado, la
teoría limitada de la culpabilidad que sostiene que tal error, debe ser tratado como si fuera
error de tipo. De este modo, si la conducta no está justificada y el autor podría haber
evitado su error; es decir, si es evitable debe ser penado por comisión imprudente del
delito, cuando ello está amenazado con pena. Esta teoría excluye el dolo.
Ahora bien, por otro lado, la teoría estricta de la culpabilidad establece, la opinión
contraria; el error del tipo permisivo, es un error de prohibición y debe ser tratado como
tal, deja intacto el dolo pero permite la atenuación de la pena por menor culpabilidad.
En conclusión, considero optar por la teoría limitada de la culpabilidad que sostiene que
debe ser tratado como si fuera error de tipo. Con lo cual la consecuencia jurídica, de que
este completo el tipo permisivo subjetivo, pero no el objetivo, si la conducta no está
justificada y el error del autor es evitable, debe ser penado por comisión imprudente del
delito.
Aquí termina el análisis del caso. Por otra parte podemos continuar analizando la
culpabilidad, es entendida como la capacidad de poder llegar a ser culpable, de reprochar
al autor por la conducta realizada. Importa la cuestión de sí y en qué medida el autor,
según su constitución psíquica, tenía en el momento del hecho la capacidad para
decidirse en forma auto-determinada a favor o en contra del hecho, quien no tiene la
capacidad de auto-determinación, no es responsable de sus decisiones y no puede ser
culpable. También es pertinente citar a Jakobs, quien sostiene que la culpabilidad tiene
como presupuesto que la persona culpable se haya comportado de un modo socialmente
perturbador. La culpabilidad nos permite reprochar la conducta de la persona que cometió
un delito y por lo tanto atribuirle esa conducta y hacerle responsable de ese hecho. Para
ello, se exige la presencia de una serie de elementos: capacidad de culpabilidad,
conocimiento de la antijuricidad, exigibilidad de la conducta que constituyen los elementos
del concepto dogmático de culpabilidad.
Teniendo en cuenta lo mencionado, cabe afirmar que en efecto en el caso que nos
compete, no presenta problemas respecto a la culpabilidad, ya que no obro por error de
prohibición, ni está afectada por un estado de inimputabilidad porque Juan comprendía el
ilícito del hecho y se comportaba según esa comprensión.
Finalmente en lo que se refiere al análisis de la punibilidad, recordemos que el delito
constituye, en general, el único presupuesto para la aplicación de una pena: es la única
condición de punibilidad. Sin embargo, hay casos en los cuales el legislador procura no
aplicar la pena sino cuando el delito va acompañado de alguna otra circunstancia, si la
que faltaría un fundamento político-criminal suficiente para justificar la sanción. Ese
fundamento a veces es motivado por razones personales (excusas absolutorias) o por la
punibilidad del hecho (condiciones objetivas de punibilidad)6. .. Podemos sostener que, en
el caso no se da atisbo de una excusa absolutoria, que son las circunstancias que
contiene el art. 185 del código penal, que permiten excluir la pena por lo tanto el hecho
seria punible. Por otra parte es conducente mencionar las condiciones objetivas de
punibilidad, "que son hechos externos desvinculados de la acción típica, pero necesarios
para que pueda aplicarse la pena. La indagación de la condicionalidad objetiva puede
llevar a comprobar, por vía negativa, la falta de realización de ciertas condiciones de
punibilidad, o sea, la ausencia de condicionalidad efectiva.”
"Mientras las excusas absolutorias excluyen la pena, las condiciones objetivas de
punibilidad las condicionan."
Considero que en el caso la conducta de Juan es punible por lesiones imprudentes, ya
que confía irracionalmente que no se producirá el acontecer típico al dolo le falta el
elemento volitivo. Reprime psíquicamente la idea de que sea posible ese acontecer. No
considera posible su producción.
Referencias
1. Casos de derecho penal tomo 2 Marcelo Sancinetti págs. 258 a 318
2. Sancinetti, Marcelo, Teoría del Delito y Disvalor de la Acción, Páginas 577 a 590
3. Sancinetti, Marcelo, Ilicito personal y participación pag 39 a 99
4. Frister Helmut Derecho Penal Parte General p. 165 a 348
5. Gunther Jakobs Estudios de Derecho Penal

6
Bacigalupo, Enrique. “Lineamientos de la Teoría del Delito”. P95