Sie sind auf Seite 1von 50

LEO ROSENBERG

Profesor Utular de la Unlverslclad de Muntch

TA CARGA DE I.A PRUtrBA

Traducclón de

BRNESTO KROTOSCHIN

Doctor en Derecho por la Unlversldad de Harnburgo

7 edicíón en castellano

,

2002

Julb César Fo:ira - Edüor

Cnpfruro rERcERo

I-AS PRESUNCIONES LEGALES

$ 15, Ln pResul¡c¡ó¡\¡ DE HEcHo

l. El concepto de Io presuncwn tegal de hechn

l. En ninguna otra parte existe tal confusión entre el lengua-

je y los conceptos como en la doctrina relativa a las presuncio-

nes. Se puede decir que hasta ahora no se ha logrado aclarar el concepto de la presunción. Se consideran presunciones a todas las reglas relativas a la carga de la prueba del Código Civil o por lo menos a casi todasl, a las reglas lnterpretativas del Códlgo Ct-

vil2 y a las reglas

cedimiento Ci\¡i13. Desgraciadamente, de la'teorÍa de la presun-

sobre la carga de la pmeba

del Códtgo de Pro-

ción", tan eficazmente combaüda por AooleH DrsrERrcH WnnsRa,

I Así Berzl¡¡cen, págs. 143 y stgtes.: LEoHHARD. pág. 233: M¡n¡Nlus, Behaup. tungs- und Ber¿refslast be{ der Negcrtfus r¿nd dembed,tngten Vertroge, 19O2. págs. 6 y slgtes.

2 AsÍ Bur¿rNcEn. ltrg. clt.; KoHLER. ArchZiuProx.,96. 371: OeRrnlAN¡¡, Recht- sordnung undVerkehrssftt€, págs. 2lB, 256, 264, 293 y slgtes.; Trrze, Müssuers-

tdndnfs. págs. 479 y sigtes,: wtNosc}rsro-K¡ep, Pondekten I ., pá9. 680: lV¡cH.

re, 29,371: véase también, más adelante, n. 5 3 Así P¡ceNsrE*¡ER, Maferielle Rechtskrqfl págs. l$l y slgtes

Sl RG. 100.

28, llama a la presunclón "regla de pnreba del derecho material'. probablemen-

te no se llgura lo mlsmo que PncansrecHen.

a Véase A¡oLr DreriRrcn Vesen, Uefur dle Verbindliúkelt zur BewelsJütrung,

prlmera edlción; 1804, segunda y tercera con notas

y a€legados de Aucusr W¡¡,-

¡ret¡r HrnrrER" 1832, 1845: véase tamblén BoRsr, Uefur iE Bet¿eislals lmZt:llpto-

zess, 1816. págs. 43 y sl€$es.: GEr¿üErt. Betlrúge zw Lehre wm&aggrurd,e.nld.dar

Beu.€üsüast, 1858, págs. ¡2 y slgtes.: M,r;cN, Ueber Bewe:slast, Etuden utld. Ex'

zep$one* 1861, págs. 53 y slgtes.¡ RErNHorr, Dte l"ellte rpn dem Ktaggrunde, den

234

I-n cnlrc¡ DE t,r t,fluuuA

se ha conservado más que un "triste residuo"s. Hoy todavÍa se

encuentra Ia opiniÓn de que toda distribución de la carga de

prueba tiene su funclamento en la existencia o inexistencia de

una presuncióno. Cuando esta carga recae sobre el demandan-

está a favor del demandado' y

te, serÍa porque una presunción cuando incumbe al demandado,

cha en pro del dernandante; por eso' a menudo se sostiene una

scría porque la presunciÓn lu-

presunción en lugar

tema de la pruebaT.

de un hecho, consütuyendo su contrario

Ill 'fnbunul clel Retch aclmite' por eJemplo,

una presllnción a l'avor cle la nc¡ existencia de la incapacidad ne-

goclal, por(|re lar parte que afirlnir l¿r restrlcción o l¿t falta de la

capacidad, ileva la carga de la prueba para sllsa; tambiéIr ve cn

el S 3,

inc. 2, Ranfc, Ia presunción de la fraudulencla, porque

la otra parte debe probar que le ha sido desconocida la inten-

ción del cleudor de perjudicars, v en los

836, presunciones de la culpa, porque el dernandado

demnización de da¡1os

Sg

831' 832' 833' 834'

¡ror

in-

mismo

debe mostrar su inocencialo. El

tribunal caltfica las

reglas de interpretaciÓn¡1, las ficcionesrz y

Etnreclen wtd der Beuedslast, 1888, pág. l0; Ur'¡cn¡r, Systern cles óstereichisclrcn

allgemeúrcn ftuatrechts, l, II, 2'ed

1863, págs. 586 y slgtes.' etcétera'

5 u¡¡oen. lug. cit., 589/590.

6 BrnN¡rpyrn,

7 Véase,

Deulsches Rcfchs-Stralftrozess'Reclú,

págs. 85 y slgtes.

por eJemplo, Ilticx¡t. Betor:islc¿sf, págs. 66 y slgtes

83, 96. l4l.

142, 143, 145. I98, 200. 2l1,214,215,223,245.

etc.: Ilue¡:uvnlnl-, Eintuen'

dung und Eínrede, 1898, pág. 27, sólo puede 'construir" la carga de la pmeba

respecto de los

presunción en favor de su lnexistencia': del mismo modo, Zrre¡-¡r¡¡¡q¡1, Recht des BOB, Allgemeiner Teil. págs. 26 y sigtes; véase, además, M.nn¡r'¡tus, Behaup

hechos impeditivos 'suponiendo que el derecho establezca una

turgs- nnd BeL¿'edsiost bel der Negatiue

22 y sigtes., 27, etc. (véase Rosr¡'¡uenc,

u;:rcl dem bed¿ngten

Vertrage, 1902, págs

U,32, 480) y ArchBürgR' 24' 56 y sigtes.

y muchos ot-ros autores

ro

8 RG. Jtv, 1905, 73 !.

e RC, 5l ,77: de| mismo modo, W¿cH,

72' 29' 372.

RG. !Vc¡¡ü?spr:, l9Il,

403 = JW. l9l l'

762Ñ = Recht, l9l l. 2887; RG.

WarnRspr., I916, 165 y 278: RC, JW l9l l, 979 "; 1914' 36 o: l9l5' 704 ": RC

12, L922, pág.232, n.8: RG, GruchBeit¡:.48, lll9y6l'

88,39: aciernás ttc,61,63, para el

Lrsa., DeliktsobltgaUonen, 1898.

K¡¡¡N, Zl¡O, I, pág. 736 para el $

el S 83l

*lo rnlsmo que KO, SS

$

314: RO. SeL¡fArch-'

I' RFlafpflC; lgual Brr¿NoDR' Pá9. 173

pág. IlI. para los $$ 831.832,834; FÓnstcii-

83I; Lleu.rvrc, Systern I' pág' 475, sostiene qu:

30, lnc. 2; 31. lnc. 2: 8. lrrcs. 2. 3- podria habc:

sldo

86, lll

redactado con el mismo significado

It

Asi. poreJemplo, RO,59, e2

como presunción.

(92269),62,79 (g 154, II).85.321 (S45s

(g 613), 95, l4o (g 633); RG, WarnRspr.' 1932. 5 ($ 154. ll), etcétera'

modo, RG, 82' 37 y sigtes. (S 892). 86' 231 (ZPO' g 39).

t2 De este

otros

precep

de los

rriente

del

cados

rrió en el

tribunal f

de

la dr

sigft

alirmaciones

gue una partl

de acuerdo contra de esta

eo

AJ conceptr

Ni sictr¡;

sobre e

rfdad.

amplfa

ctones de los pt

y las ficciones,

de legislación

legislación procr

rr

y las

.1,_o":"

una

reg,

institución

sunción es Llna

reconoce

tambiél

clación judici¿¡r;

Stas (ordinarias)

p_resunciones son

::"

o esra carga,

'p'".,rr,.Tón

de acuerc

cxlstirÍa L?3.:

Slla relaüva a Ia

crcta con el *sj5¿e,¡n.

c¿

fil.iT:i¿:.",_:

estas

no son

tojas

*.,i3¡;:ru1"ili,i;

, -'

;', Jii'", Hi

1i"g"'.

*.#:i,1::;::::uá:i

,,;#;.11');"1llf ill

¡ ¡¿uEl\f.{\.\, lug, clt.,

)"5.

Hoy todavÍa s'

c '

i:

de la carga

l o inexistencia

ión

obre el demanda:'

'del demandado '

e la PresunciÓn rdo se sostiene

' -.

u:''

yendo su conlra:-. -

clmite, Por eJemP' : la irrcaPacidad : -

ciórt o l¿r falta dc

s11e8; tambiÓn ve '--

auduletrci?, POrc.

-

:

la

in:::

Ej;

:sconocida

83I.832,833,

dellr¿rnclado Por '"

¡cencialo.

rI

l,

EI mis: '-

Ias ficciones:- ."

ystern cles ósteretclasc -'' ¡ sigtes., etcétera.

. págs.

36 y

85 Y slgtes'

slgtes', 83' 96. '

'

:'.c.: Ftuuos¡rnru, '.:;r- Ia carga de

Eü''--''

la P:--:: :

:l Cerecho estable¿ca

' :.i : . Z::¿ul'n'¡x

'

Rcc

-- -

F: - '

:-::s

\tr¡mrtus, Be'"-' --

1902.

;¡is

"t:"¿-. \'er7rage,

o"-:-5-3R'

24, 56 ¡' s:l::r

*:

' = i::'-.t. 1911, 286:

f .i. r5':

1915, 7O1 '

"

.

:

Jl'i; RC. Set;I:'-:

- '

:- " 3.;:scER, Pil

;

: i:. S32 S3'i: F:----'

:

: : ;.s ^4 :ó' ::::'t-'

.:'.:S

.j.

r'-"-

-

¡

:-

;

-r+

i

i

:.

:

-:" =t

S-:.3:" i

"'

S::'

e.-_:

:'

Las pnnsu¡tctoNEs LEGALES

235

otros preceptosJurídlcosrs

rrlente de los tribunales trrferiores

presunclones, y el lenguaJe co-

no es meJor; tr_po"o lo es el

enumerar aqui todos ros pe-

que ocu-

ro

mtsmo

p*.Uu

de sus

por_

-como

del tribunal federarr¿' Es tmposiblc

cados de

rrló en el

la doctrln_a y jurisprudencia. ocurre

siglo XVIII; no se impone a las parte" l"

aflrmaciones

que una parte debe

porque se presume lo contiario, sino al revés:

afir¡naciones.

ra presunción legar le falta por

Hnnnn¿n¡¡¡¡, el autor de la inica

la ofrece, Sólo logra

crispositivos,

a aquélras

sumrnrstrar Ia prueba de sus afirmacrones

principios, se ñabra de una presuncrón en

completo cla-

monografia

de acuerdo con ot¡os

contra de estas

Al concepto de

-

siq*iera

ridacl. Ni

amplta sobre el tema,

clones de los preceptos

y las ficciones, ar ilamar

de

u.p*o, ü"-pr.".rrr-

interpretación

lasieglas'ae

'un

e*peáiente

expediente de ia técnrca

de la

técnica de

presun-

legislación materiar" y a óstas "r.,

legislación

procesal"ls. y con respecto ai rÍmite entre ras

de la prueba

ciones y las regras

sostiene que estas últimas son

prueba. mientras la pre-

cle las re_

que

las

una institución de la

sunción es Llna institución

apreciación de la

de la carga de la pruebare, aunque

ribre apre-

reconoce también la.influencia

ciación judici¿rtz.

Finalmeút",

carga

glas (ordinarias) sobre ra

de ra presunción en ra la presunción

".pria

de

la

prueba opinando

presunciones son excepciones de los

vos a esta

carga,

principios generales relati_

dispósición figurada

distribucion que ya

que una "re-

coin-

aunque admite que una puede orclenar la nlisma

como 'presunción"

exlstiria de

gla relativa a ra

acuerdo con ros principios generales, o

carga de Ia J:rueba- excepcionarmente no

cida con el sistema

llega a ningún otro

funcramentar de distribuciónlB. HeneuANN

no resurtado que éste: que presunciones en er

sbn aquelras

a'isposi.io"."

-sóro

cuales "" ".ra.,rantran las palabras

-pero

sentido del código civil

éstas no son todas- en las

A¡t. por eJemplo, S

werder, RsprOL,G, Zl, 244,

_ta

l38l, Itc, tO0, lg3: del mjsmo modo, OLG Marlen_

¡a Por ejempro.

saca der s 2g2, BcB, ra presunción de curpa en detrfmento

del deudor {BCH, F, 26)

.

15 Jusrus \\rt¡-rreu"r l{roelrnr,Jf¡,

Drc vcrmtúung nocrr dem Rech¿ des Deutschen

y stgtes.

Reiclrs, 1904. págs. 229,235,264.

t6

¡7 l{eoevdr

Hnoerrrsl¡, hrg, ctt., págs. 252,264.

,l.

lug. ctt

págs. 30l

18 Heoe¡nr¡r, lug. clt., págs 25b y slgtes., 26a.

236

Lr cnltc¡ DE L{ Pt{uEltA

'presunción" o "presttrnir-. y esto, principahnente, a causa de la

terminología

conscientc no es posible probar en las leyes acceso-

fla explicada

en los Motiuosle. Pero como tal uso

llngüístico

rias,

.cle

toclos modos puede hablarse de presunciÓn cuando se

una regla inclependiente relativa a la carga de la prueba sin

como tal"zo. Por eso se califica, $ 58 de la ley de navegación flu-

da

que se la califique

expresamente

por elemplo,

üal del 15

de presunciÓn al

de junio de 1895, pero no al $ 429' HGB2I, aunque

ambas disposiciones

aquÍ intcresa. Se

coinciden por completo en el aspecto que

hace la diferencia, sÓlo porque en el S 429'

l-lGB, se clicc, "a mc¡los qrre cl dlrnr:.'. sca la consecucncia cle cir-

cunSlanclas que tto lt¿tn buen porteador", mientras to no prueba que el daño

clas que no han podido evitarse por la diligencta de un buen

porteador'. Según ambq.s disposicioncs,

culparse,

58, BinnSchiffG, dice, "en cuan-

¡rocllclg

el

$

cvlt¿rrsc

llor

la <llllgencla cle tt¡r

sea la consecuencia de circunstan-

el porteador debe ex-

'óculta una regla relaüva a

pero el S 58, BinnSchiffG.

la carga

de la prreba, además de la disposiciÓn de derecho ma-

HGB, en cambio, "sólo contiene esta úlüma"'

terial", y el $ 429,

Por eso, el S 58

tendrÍa carácter de presunclón (a pesar de que

la distribución de la carga de la prueba que dispone es la mis- ma que rige en todos los demás casos de esta Índole)zz, y no lo

que confesar que del llbro de Hronn{¡t{¡¡ el concepto de la presunciÓn.

tendría el $ 429. Tengo no puede aprehender

El últlmo trabajo sobre las presunclones, de Alaxn¡¡opn Plósz

(su contribución al libro-homenaje a Aoolp W¡rcH2s, las estudia en forma mucho rnás profundizadas. Púsz explica las presun-

clones como una forma de fijación legal del estado de hechos2a;

el legislador

tdeal otro

determina además del primftivo eslado de cosas

estado real al efecto de la consecuencia jurídica, sien-

le Heou:\r¡.\l',¡, lug. clt., págs22l y stgtes., 235, 260' 264.

2o Heoe¡'¡¡x¡1, lug. clt., pag. 261.

2t HeorM NN, lug. ctt

págs. 262 y sigtes.

22 Véase {tfra, $ 28, lI, 2.

23 AL¡ix¡Nt¡¡:tr

ptnsz,

Dte Natur der gesetzlblen Verrnutttrtgetr' t. ll' págs. I y

slgtes., de

Festschryft Júr AdolJ Wach (LibrolwmenqJe a Ado[ WacN' l*lpzig.

1913.

2a Ptósz,lug. cit

págs I3, 23, 35; del nlismo modo, por lo menos segútt sus

Bs-rerNceR, pág. l5o y Breru;Hc, Jurüstische Prirtzipienlehre, t. rv ( 19 I I ) .

palabras,

págs. 58. 69 ".

do más fácil nr

do real tent¿nd

do regularmenr

de presunclón lnclica su moti,

PLósz ha visto

presunclones Ic

ma de una

regu

Ionrta de regla ¡

2. Tratarem

sol¡re la base clc

dadera presunci

g 1253, in cle qtre e

El

prenda

dor o al

propiet

cuando la prend

Sólo la devolt

derecho. La devo

objcto (pr

cibió el

der en este

la e.xtinción

mom,

del r

disputa,

cllo decir,

probar o

deudor o

prenda.se halljer

al propit

eue es

com

r)aga constar

del

no qulere

derecho de pr

decir ou

haga depender

probar

(no

de

obs

pender de la devol

que

daonoselahadr

del acreed or

(ZpO,

pietario o ei deudor

ljfr_osz. lrrg. ctr

pi

-" i":ff#i-tr;r,íi

: a-:nente, a causa de Ia

:s:r

Pero como tal usc

::: e n las leyes accesc'-

.: ::esunción cuando se

u ,,.gu

,

de la Prueba si:'

'. "-1. Por eso se califica'

. -:"' de navegaciÓn flu-

: +29, HGB2I, aunque

::-i'.o en el asPecto qu'-

,r - loÍeüe en el $ 429

. : :onsccucncia de cir-

rr .',: la tllllgencla

r"!'::.:ffG, dice,

s:': -:ncia de circunsta:r-

':

dc ttll

'en cuan-

r - --gencla

ri

de un buen

:. :orteador debe ex-

ü- -3 una regla relaüva a

si,,: =-::Ón

n.:: :

de derecho ma-

-:iliene esta última''

rq* -:.:lón (a Pesar de que

¡iú -

l* :s'-a indole)zz, Y no lo r"irx ::l rlbro de HnPpvl¡ns

i ;l:::1: -:nCiÓn.

de Alnx¡¡¡pER PLÓSZ

',1,',ig¡123, laS eStUdia

:

disPone es la mis-

31Ii:r r:

*j

: -i

r' -":.: axplica las Presun-

FLr ::. Éslado de hechos2{'

¡:.[:-

u,r;¡.v: -e:cia juridica, sien-

-',:

eslado de cosas

4"'a

"':"_

:Á¿

Ut*ilM- {---i::r19erL

lrilririlnull-i" :

:

t. ll, págs. I i'

LdoIJ WocN, lxlpzig'

fflnrii. :

.:: :,:r io menos segútr sus

(tgl l)'

ilrttllr¡riÍiriir d ;---:-i'r'nlehre, t. fV

[,es pResuwctoNEs LEcALES

o2-

do más facil probar este último estaclo,

do real te¡rléndolo por probabre, cs declr,

el legislador ellge el es-.a-

p.ésume queiste esta-

ideal. Es éste el üpc

que er regtslador

pero tampocr

-fc:- las

do regularmente equivale al estado de cosas

de.presuncrón

cuya parttcularidacr consrste en

lndica su motivo,-

precisamente la presunclónzs.

Plósz ha vtsto toda la verdad; sobré todo, su "tesis- de que

presunciones legales tambfén

podrÍan ser expresadas en la

ma de una regulacrón del estado de

hectros', en parücula¡, en -a

forma de regla y excepción26, se mostrará insostinible.

2. Trataremos

sobre Ia base clcl g

dadera prcsuncién.

de desarroilar el concepto de

la presuncii:

.;3:-

r2b3, rnc. 2, BGB, el que establece una

El s 1253, inc. r,

hace depender ra extinción der derecho :e

la prenda al ceu-

r*.

la devoluc:::

el deudbr o el propietario2-,

surte el efectó de extingui: e-

hecho sin que el que ie- tenga todavÍa en su :: -

prenda de qtre el acreedor prencrario d.euuelue

dor o al propietario: el incÍso segundo pr"

cuando la prenda es poseícla

por

sólo la'devolución de ra prenda

derecho. La devolución puede haberse

cibió el

objeto (propietario o deudor) ro

der en este

la extinción del

disputa, probar que er

cleucloro al propietario. pero la

prenda

ello decir,

se halla en posesión crel deubor

momento. euien en tales circunstancias hace'a-::

derecho de prenda debe afirmar y, en caso i:

acreedor prendario devorvié ra

léy

prenca

"'

"presume'la devolución s: .a

o del propietario: quie:g

p

u

q,r" el juez

extinc::,:-

que es suflciente probar la posesión

haga constar

como reallzados los presupuestos dc la

del derecho de

no quiere decir que

prenda y como cumplidá la extturción. pero ei-:

en virtud del g 12s3, inc. 2, la exünción se

haga depender de la

posesión de la prenda en vsz de hacerra de-

pender de la devolución. probar que (no obstante la

pues, no sólo se permite al adversa:i:

posesión) no se ha devuelto la

pre;:-

da o no se la ha devuelto al deudor (propietario) o no por pai:e

del acreedor (zPo, s 292), sino que en Iós casos.r, qü" ef p.c-

pietario o ei deudor ya no poseen más el obJeto de Ia prenda. la

25 Puósz. hrg. clt., pág.

26 P¡-ósz, ltrg. ctt., pág.

17.

I l, 12 y sfgutentes.

27 sobre ta cuesilón RG, WarnRspr, 1912, 394.

de sr basta la posesrón temporal de la prenda. rÉ¿se

238

crutcn DD L4 PRUE¡]A

prueba

de la devoiuciÓn está a dispostciÓn de la parte que hace

Por consig;uiente, no se inter-

1253, si, según el mode-

cÓdigo civil, se quisiera

"El

derecho de pren-

en esta forma2s:

prenda se encuentra en posesión del deu-

a menos qlle no hubiera sido devuelta por

entonces la dcvoluciÓn rto tendría por conse-

1253, inc. I, la exünción clel o el propletario no poseyerall

valer

ción,

tancia que produce la extinciÓn.

pretarÍa

la extinción del derecho. Por lo tanto. a pesar de la presun-

siendo la úntca circuns-

la devoluciÓn de la prenda sigue

acertaclamente el senticlo clel $

las formulaciones conocidas del

io de

redactar esta disposición

cla se extingue, si la dor o del propictario,

el acrcedor". I'ueS

cuencia, tal como lo prcscribe cl $

derecho de prenda, si el deudor

más el objeto de la Prenda'

AsÍ pu-es, sólo la

norma; pero de la posesión

no tiene importancia

que aquellá caracterÍstica

de la

devolución es caracterÍstica definidora de la

clel oirjcto

de la prenda, que por

parq I? extinciÓn, se s¿rca la conclusiÓn de

e-xiste. En ello se expresa la esencia

presuncfón. presanctones legales de hechos son aquellos

camo

-requiere preceptos¡urídícos que d.ed.ucen la exístencia de un hecho que se

característica deftnídora de un efecto jurídíco, de

una circu¡stancta

puesto de la ter slempre

ajeno

a esa característica2e. Por tanto, presu-

presunciÓn (llamacla base de la presunciÓn) debe

una circunstancia fuer¿r dcl estado de cosas que

efecto Jurícllco en cr-¡estiÓ¡1So; pero el efecto de la pre-

iunción consiste en la deducción que se saca con respecto a la

procluce el

existencia de aquel estado de cosas3l.

28 Tal como PÉsz, lug. cit.,

29 1y6¡5¡a,a¡¡¡, Zfi{R,87,491,

Págs.

no

I l, 12 y sigtes', lo cree postble'

quifre

reconocer esto e lnvoca los s9 484'

1591. II, inc. I

(véase

y 2255, texto antlguo (=

TestG' S 33' ll' lnc' 2)' pero sln razón

irylra, págs. 240 y sigtes.); r'éase Ruoolr HeHI-e, Lehrb. des BürgerL, l,

1926, pág. 352.

30 HñoeM Nr,¡, lug. cit.,

págs. 127,143, deduce a la lnversa, del texto del

sostenerse que todavía pertenezca a la esencia de la

hecho presunto sea la consecuencia de otro hecho igual-

g 2g2. zPO, que no podrÍa

fresunctón ei que el

mente menclonado

3t ya la

en la leY'

prlmera edlción se bas¡rb¿r cn esta opfnlÓn. co¡no ntuestra el eJem-

suflclente claridad' T:rm-

prlnlera línea. habla de'hechos que en no

plo en pág. IO7, pero ésta no se habÍ¿r

ttet't Sónnirm, Lehrb.2, pág.47O,

tlenen lnportancía pora

sión-: s¡n embargo, su

I l, parece compartir nuestra opiniónl

pora,

se ir¡lra

"., "oar"apto

Pág.

2421.

fornrulado co¡¡

eL tema d.e lct prueba pero permiten sacar una conclu-

concepto de presunción no es el nuestro. KOnscu, pá9.

pero el $ 484. que toma por base para ex-

de la presunclón, no es. Preclsamente, una presunción (véa-

S. De este

p¡.esur

ficar de

dc la prueba,

manifiestan

pc

cación más det

rcglas relativas

trt

s

937, B(

.euten

pose

de ella ( usucapi

piedad

-f.a

a.oquirir

.

Ia

pose

normentc que Ii

De modo par

cr.rgo Civil húnga

.

no no debe prob

demostrar Ia

ma

a.ustríaco, S I46C

;'3;;"il',":-;:T:

sesión-.

Del misr

que

729 clispone

Duena fe, posee

crnco

a-ños en for¡

r¡na prc

ar

establcce

Drrena fe33.

De

¿guiere ello

la

:omo

lácil

sunción. de Ia

prueba no es, pue

decfr,

buc'na fe, tal cor

también

ent¡

mostrar que I

bue

3, ZGB, suizo no d

::Jiü":;:"JSJlt

posibllidad no es Ia consr

jl:i.1".

ofrece orro

co el cumpllmlento

eJemp

rr¡

l1 o"l obtfgado, hasta qr

""r"iÍ::.o tiene su ortger

*

áe

vease Kullr.r, pág. J

la parte que hace

esar de la Presun-

la únlca circuns-

iente, no se inter-

si, según el mode-

¡ Civil, se quisiera

I derecho de Pren- posesión del deu- l siclo devuelta Por

tendría Por conse-

l, la extinciÓn cle 1

tarlo no Poseyerall

-ica definidora de la orenda, que Por sl

.Éa Ia conclusiÓn dc

exDresa la esencia l".ño, son aquellos

t de unhecho que se

r. eJecto jurtdíco' de

:i. Por tanto, presu-

.a presunción) debe :s:ado de cosas que

':

ci efecto de la Pre - i:: con resPecto a la

.

.: ::¿e Posible'

: :s:: 3 invoca los $$

48;

:r.:. 2)' Pero sln razi:

i : -.,::sa' del texto c-

='

-:

-

:'

:

: .::, a la esencia ce =

:

::

3:jo hecho lg'J¿

:

-.: nluestra

:

"-

::.'.c

el e,le::'

claridad 'l-:;:''

: ':.::::cs que en s: --:

. :-

iacar

- -:::3.

una conc ''

Korxil :":

:

: : J :r3: base pa:: t-'-

- -:: :-s'iÍlci::

:

:

L¡s pnrisuNctoNES LECALES

239

3. De este modo se

cxplica también por qué es un error call-

regr¡laciones ordlnarlas de la carga

expresamente en la ley o ée

todo, una orpli-

dos especies de

ficar dc presunclones a las

de la pn:eba, las que se enunclan

manifiestan por el modo de su redacclón. con

cación más detallada de la diferencla entre estas

rcglas relatlvas a la carga de Ia prueba será úflI.

El

'Quten

$

937, BGB, dispone:

posee una cosa

mueble como propia, adqulere la pro-

piedad de ella (usucapión).

el adquirente en el momento de

adquirir la posesión no es de buena fe o si

riormente que la propiedad no le corresponde'. De modo parectdo está concebtdo el S 463. inc. I y 3 del Có-

llega a saber poste-

'La usucapión se excluye si

digo Civil

húngaro. Resulta de esta formulación, que el propieta- probar su buena fe sino que el adversario tiene que

código General "que la pose-

fe y verdadera". pero estáblece en el

a favor de la probidad de la po-

código civil su2o; el art.

por

usucapión quien,

de

pero el art. 2

rio no debe

demostrar la ¡nala fc de aquóIs2. En canbio, el

ausfrÍaco, S 1460.