Sie sind auf Seite 1von 4

DANILO

SOCIALISMO

El socialismo es un sistema económico y social que centra sus bases ideológicas en la defensa de la
propiedad colectiva frente al concepto de propiedad privada de los medios productivos y de
distribución, se basa en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la
distribución de los bienes.

Según expresa el socialismo, el principal fin es la consecución de una sociedad justa y solidaria,
libre de clases sociales y que cuente con un reparto de riqueza igualitario. Para ello, los medios
productivos no tienen que ser de propiedad privada, porque considera que de esta manera acaban
perteneciendo a una minoría capitalista que domina los mercados, aprovechando de su posición
para controlar al trabajador y al consumidor

KATTY

ORIGEN

Los antecedentes del socialismo son tan antiguos como la propia Historia de la Humanidad, pero el
término “socialismo” fue acuñado a principios del siglo XIX. De hecho, en las aportaciones de los
socialistas utópicos y, sobre todo, en los escritos de Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels
(1820-1895) se hallan los antecedentes más inmediatos del socialismo moderno.

Tanto para Marx como para Engels, el socialismo es un estadio intermedio entre el capitalismo y el
comunismo, un tipo de formación que sucederá al capitalismo, del mismo modo que éste sucedió
al feudalismo. Según la interpretación marxista, el capitalismo será derrotado y el socialismo
surgirá como consecuencia de la lucha de clases y las consiguientes revoluciones proletarias que
las contradicciones internas del propio sistema capitalista genera.

CARACTERISTICAS

• Su base es la propiedad colectiva en los medios de producción y distribución, buscando el


bien social.

• La riqueza no debe recaer sobre los empleadores capitalistas sino que debe estar
repartida de forma igualitaria, eliminando la diferencia entre clases sociales.

• Injerencia del estado en el espectro económico y social, no dejando al mercado toda la


capacidad de decisión y control. En otras palabras, mayor centralización que en sistemas
capitalistas.
ANDRES

VENTAJAS

 Mayor justicia social. El principal objetivo del socialismo es combatir


las desigualdades económicas y sociales entre la población, por lo que aspira a
un mayor índice de justicia social mediante la repartición más equitativa de las
riquezas, dado que el monopolio de todo lo tendría el Estado, y no algún actor
privado de intereses individuales.

 Economía planificada y estable. Una economía planificada es un sistema


económico en el que el gobierno toma decisiones económicas, en lugar de que
estas se tomen mediante la interacción entre los consumidores y las empresas.

A diferencia de una economía de mercado, una economía planificada controla


lo que se produce, la distribución y el uso de los recursos. Las empresas estatales
emprenden la producción de los bienes y servicios.

 Empoderamiento del Estado. Si se compara el Estado socialista, principal


(cuando no único) actor productivo del país, con el Estado mermado e
indefenso de ciertas formas de capitalismo, se puede concluir que una virtud
del socialismo es su Estado vigoroso, capaz de intervenir en las áreas de la
vida que se consideren prioritarias y tomar decisiones rápidas.

 No hay lucha de clases. Al no haber ni ricos ni pobres, ni estar los medios


de producción en manos privadas, la lucha de clases no tendría lugar en el
seno de una sociedad socialista, por lo que no habría base para
discriminaciones económicas. Las condiciones mínimas requeridas por la
ciudadanía tendrían que estar garantizadas para todos por igual.
Argumedo

DESVENTAJAS
 Burocratización y concentración del poder. Dado que el Estado está
encargado de la conducción de la sociedad, su presencia se hace omnipresente,
pudiendo resultar también en una forma de autoritarismo aplastante, sin
contrapeso alguno. Así, sus organismos deberán crecer y multiplicarse, a
medida que sus intenciones de control generen más y más papeleo y más
estructuras burocráticas que enlentecen los procesos, ya que la efectividad
pasa a ser un criterio secundario.
 Pérdida de libertades. No sólo de tipo económico, como es obvio, sino
además de tipo civil, religioso, moral, incluso individual, ya que el Estado
todopoderoso tiene el control ideológico de la sociedad. Ello, a la larga,
conduce a la injusticia y al beneficio de una cúpula estatal por encima del
resto de la sociedad.
 Falta de incentivos para la producción. ¿Por qué esforzarse en el trabajo
si las recompensas serán iguales para todos? Al impedir la competencia
económica, también se entorpece el deseo de superación e innovación,
enlenteciendo la economía y a menudo destruyendo la cultura de trabajo,
reemplazándola por ideología política.
 Explotación estatal del individuo. La gran paradoja de los regímenes
socialistas es que, en vez de ser el trabajador explotado por iniciativas
privadas, generalmente lo es por el Estado, carente de competidores y
contrapesos, dueño del poder económico, así como de los poderes públicos.
PAISES QUE SE AUTODENOMINAN SOCIALISTAS

 República Popular China


 República Popular Democrática de Corea del Norte
 República Socialista de Cuba
 República Popular de Laos
 República Socialista de Vietnam.

El socialismo como proyecto político imperante también existe en la República


Bolivariana de Venezuela, aunque bajo una el nombre de “Socialismo del Siglo
XXI”.

En el pasado, sin embargo, hubo importantes naciones de orientación socialista


que ya no existen más, como la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, la
República Democrática Alemana, la República Socialista Federal de Yugoslavia o la
República Democrática de Camboya, entre otras.