Sie sind auf Seite 1von 2

ANÁLISIS REFLEXIVO DE COMO EL HOMBRE A TRAVÉS DE SU PROCESO EVOLUTIVO HA

LOGRADO ESTRUCTURAR UN SISTEMA JURÍDICO.

Para realizar una análisis reflexivo sobre como el hombre en el transcurrir de su


evolución logró estructurar un sistema jurídico, se debe destacar que desde las primeras etapas
de la humanidad, la necesidad de administrar justicia ha sido el principal problema a solucionar
para mantener la paz y la armonía en una sociedad.

“Desde los inicios en las primeras organizaciones sociales (la familia, el clan, la horda y
la tribu) debieron de haber existido unos entes reguladores y controladores que mantuvieran la
paz de los integrantes de las mismas” (Ruiz, Andrés, 2016, p. 45). Pues a medida que estas
organizaciones sociales fueron evolucionando, se fueron dando de igual modo diferentes y
nuevos conflictos entre sus miembros, que dejaban en evidencia la necesidad de tales entes.

“El sistema jurídico ordena y salva a una sociedad, y esto no sólo debido a que las normas
jurídicas "ordenan", sino porque, además, el Derecho es una estructura que sostiene todo el
entramado social” (Gómez Rojo, 2003, p. 227).

Recordemos que un comportamiento característico del ser humano y de cualquier


animal es las ansias de poder, acentuado sobre los demás, asimismo el poder territorial y de
seguridad del mismo, cuando el hombre se comienza a asentar en determinados lugares y
construir viviendas haciéndose sedentarios, llevando implícita la necesidad de protección de
bienes patrimoniales y con estos las primeras cosas dignas de protección por el que detente el
poder de coerción en las sociedades (Coronas González, 1996, p. 17).

Es innegable que las sociedades desde los principios de las civilizaciones han venido
alcanzando un progreso trascendente trayendo consigo la obtención de nuevas herramientas y
cosas o, en general, bienes, esto solo ha contribuido a hacer más amplio el campo de objetos a
proteger por la administración de justicia.

El sistema Jurídico, en el transcurrir del tiempo, ha venido heredando contenidos de los


mismos inicios de la humanidad, dejando claros aspectos en este sistema las civilizaciones de:
Mesopotamia, India, Egipto, El Estado Chino, Roma, Babilonia, Grecia entre otros. Considerando
al sistema jurídico romano como uno de los principales precursores del derecho como lo
conocemos hoy en día.

También es importante destacar que en sus inicios el sistema jurídico se basaba


principalmente en las costumbres y la tradición que eran factores comunes en las sociedades
primitivas (Mesopotamia, India y Egipto) y, en parte, de las primeras civilizaciones clásicas
(Grecia); donde, por medio del peso de las necesidades y la adaptación a los contextos en los
que se desenvuelven, se decide plasmar y fijas costumbres y tradiciones; haciéndolas
normativas de carácter imperativo que adquieren concomitantemente fuerza de ley y de
obligatoriedad. Estos hechos reviste gran importancia para la historia del sistema jurídico, ya
que empuja al Derecho Consuetudinario, a un Derecho escrito, menos propenso a la
transgresión de las leyes establecidas y a la casi supresión de la práctica interpretativa de las
leyes.

Así mismo debo expresar que el sistema jurídico ha venido evolucionando a la par con
la humanidad, pues este debe ajustarse a los cambios sociales que sufren los estados, por eso
es frecuente observar en ocasiones que existen diferencias en los sistemas jurídicos de
diferentes naciones. Es decir quizás las normas sociales en un país pueden ser diferentes a las
de otros; ejemplo de esta situación pueden ser que en algunos países árabes está permitido el
matrimonio de un hombre con varias esposas mientras que en otros países esta praxis esta
negada por ley.

Para concluir debo destacar que otro causal que conlleva a que el sistema jurídico
evolucione es la creación de nuevos delitos que puedan cometerse; ejemplo de estos son los
delitos informáticos que a principios del siglo XX no existían, no fue sino para unas pocas decas
hacia atrás que se originaron tales delitos esto motivo a una promulgación de nuevas leyes que
regularan esa materia.