Sie sind auf Seite 1von 2

EL PRIMER CIENTIFICO LOCO

PARTE: 2
Gracias al descubrimiento de Manuel algunas personas decidieron averiguar por ellos mismos más
observaciones sobre los microorganismos pero se dieron cuenta que las personas que los encontraban en las
calles se enfermaban ya que no utilizaban protección, y mucha gente asta moría ya que como todavía no
sabían bien que enfermedades producían los microorganismos obvio no tenían ninguna cura para
solucionarlo.

Fabio era un señor de edad que no le gustaban para nada los microorganismos entonces como veía que la
gente estaba tan entretenida asiendo sus observaciones decidió matar a todos los microorganismos que
pudieran existir pero no sabía cómo hacerlo así que el hiso sus observaciones y sus estudios y pues llego a la
conclusión de que se podrían morir con cloro; era algo un poco ilógico pues como no habían suficientes
estudios pues nadie creería eso en ese tiempo pero pues el no perdía nada con intentar .

La mañana de un domingo Fabio ya tenía todo preparado para dar por muertos a todos los microorganismos
entonces empezó; Primero iría por uno de los que más odiaba que eran los virus.

¿Porque odiaba tanto Fabio a los virus? : Porque causan muchos problemas a la humanidad, causando
enfermedades en animales, plantas y asta en el ser humano.

Los virus habitan en la mayoría de los medios entonces juan empezó a regar por todos lados el cloro para que
“murieran”.

Luego fue a donde habitan las bacterias que están en ambientes diversos; rego mucho cloro para que se
murieran pues a ellas no las odiaba tanto ya que había 2 tipos de bacterias y pues solo una causaba daños en
los seres vivos de igual manera las seguía matando.

Al tercer lugar al que fue Fabio es en donde habitan los hongos ósea en ambientes húmedos, también hiso lo
mismo que con los otros microorganismos.

Y por último llego al lugar más esperado en donde habitan los que más odiaba que eran los parásitos ósea en
el huésped; rego todo lo que pudo asta ya no dejar rastro de nada.

El lunes llego alguien a la casa de Fabio y era Manuel y pues le digo que tenían que hablar de algo muy serio
entonces se sentaron a conversar; después de un tiempo de discusión ya que Manuel ya se había encariñado
mucho con los microorganismos pues los defendía por más duro que fuera hasta que se dio por vencido y
decidió pensar como lograría que Fabio dejara de destruirlos.

En la noche Manuel se llevó a Fabio para su casa y pues Manuel como hace unos años había creado unos
cascos de teletransportación para ir a donde los microorganismos habitaban solo que funcionaba solo uno y
duro casi toda la noche arreglándolo que hasta se pusieron a tomar como “mejores amigos”. De lo locos que
estaban se pusieron los cascos sin pensar que funcionarían.
De un momento a otro llegaron a ese lugar en el que Manuel visitaba a los microorganismos solo que él
pensaba que era imposible llegar hay con esos cascos pensó que solo se podía llegar haya atreves de sus
sueños.

Los microorganismos los recibieron como reyes y Manuel les pidió que le dieran unas clases a Fabio de cómo
era la vida para ellos y que en realidad no son del todo malos para el mundo.

Los virus le decían a Fabio que ellos pueden causar enfermedades pero también las, que son acelulares, de la
misma manera la morfología es variada de acuerdo a su clasificación y por último que su respiración es
aeróbica.

Las bacterias le hablaron de que son esféricas y las llamadas “cocos”, son unicelulares, procariotas y su
reproducción es sexual y asexual.

Los hongos le comentaron a Fabio que son unicelulares pluricelulares y eucariotas y que su respiración es
mayormente aeróbica.

Y por último los paracitos le dijeron que son unicelulares, pluricelulares y que su reproducción es sexual y
asexual.

Fabio quedo sorprendido igual que la primera vez que Manuel los visito quedo fascinado aunque se sentía mal
porque mato a muchísimos con el cloro y los microorganismos lo perdonaron igualmente porque vieron que
se sentía arrepentido.

Manuel se dio de cuenta que los microorganismos son necesarios para el planeta ya que ayudan a crear
ecosistemas y a curar muchas enfermedades.

Manuel y Fabio se asieron los mejores amigos y siguieron investigando sobre los microorganismos y asiendo
muchos estudios, también crearon una empresa de cascos para que las personas que quisieran conocer a los
microorganismos en persona por fin pudiera ser algo posible y que todos se dieran de cuenta que los
microorganismos no son tan malos ya que nos ayudan a mejorar nuestro planeta.