Sie sind auf Seite 1von 7

1

Popayán, 25 de septiembre de 2019

Señor
SECRETARIO DE DESPACHO
SECRETARIA TRANSITO Y TRANSPORTE DEPARTAMENTAL DE
PIENDAMO – CAUCA
Carrera 5 No. 9-93 –edificio CAM
E.S.D.

REF: REVOCATORIA DIRECTA DE LOS COMPARENDOS ELECTRÓNICOS Nos. 19548000000020172990 del


15/05/2018.
DERECHO DE PETICION EN MI INTERES PÁRTICULAR (LEY 1755/15)

MARIA DEL CARMEN COLLAZOS ASTUDILLO, identificada con Cédula


de Ciudadanía No. 34.537.128 de Popayán, vecino y domiciliado en
Carrera 7B # 26AN – 35 TERCER PISO BARRIO: PORTALES DEL NORTE
de Popayán, respetuosamente me dirijo a su Despacho a fin de que
sea atendida y resuelta la siguiente petición, conforme a lo dispuesto
en el Art. 23 de la C.N y Ley No. 1755 del 2015 y en las normas del
C.P.A.C.A. que regula LA REVOCATORIA DIRECTA de los actos
administrativos con el objetivo de preservar el ordenamiento
jurídico superior, y extirpar con la retroactividad del mundo jurídico
los actos administrativos atacados, máxime sí son sancionatorios, es
un mecanismo jurídico que tiene la administración para revisar sus
propios actos y, si es del caso, sacarlos del mundo jurídico dejándolos
sin efectos, es por ello que son revocables porque infringen
manifiestamente normas constitucionales, legales o
reglamentarias en que deben fundarse, pero lo que es más grave se
me están vulnerando y amenazando manifiestamente mis
derechos fundamentales, por la razones de Hecho y Derecho, que a
continuación expongo:

Solicito la declaratoria de LA REVOCATORIA DIRECTA del acto


administrativo del comparendo electrónico número:
19548000000020172990 del 15/05/2018, por INDEBIDA
NOTIFICACIÓN, ya que desde la fecha de que supuestamente fueron
tomadas las fotografías, a la fecha del 09 de agosto de 2019, tenía
total desconocimiento de los mismos, ya que me entere
2

abruptamente por una notificación de DATACREDITO con fecha de


23 de julio de 2019, la cual fue entregada en la dirección de mi casa.

Basta recordar que el acto administrativo impone una obligación o


una sanción en mi contra, la cual se concretan las causales
contempladas en el artículo 93 del C.P.A.C.A., donde la
administración podrá revocar los actos administrativos, inclusive sin
mi consentimiento, ya que son actos favorables al suscrito
destinatario con el objeto de NO hacer más gravosa mi situación,
operando en la práctica como la modificación de una situación
jurídica favorable para el suscrito.

Lo anterior de acuerdo a lo ordenado en Sentencia de LA SECCIÓN


CUARTA DEL CONSEJO DE ESTADO, al dejar en claro que las páginas
de los periódicos llamados edictos y páginas de internet de las
empresas de tránsito, no son el medio adecuado para los
conductores de vehículos, motocicletas, camiones, tracto mulas
etc., se enteren sobre las fotos multas que se les haya impuesto,
según, “la ley 1383 del 2010, que reformo el Código Nacional de
Tránsito”, nos enseña y ordena que los comparendos realizados por
medios técnicos y tecnológicos, se notificaran por correo certificado
dentro de los tres días hábiles siguientes a la infracción, disposición
que no tiene excepciones legales.
Por otra parte por medio de video adjunto que en el trayecto, de sur
a norte no encontramos señalización alguna con respecto a la
velocidad permita por tránsito para movilizarse en dicha vía, por
tanto no hay violación al artículo 131 de la Ley 769 de 2002.
Con respecto a las cámaras situadas en la vía, para que una foto
multa sea legal es necesario que estas sean certificadas y según oficio
remitido por ustedes del 13 de agosto del 2015 ONAC dichas cámaras
se encuentras acreditadas mas no certificadas, y a la vez no presenta
calibración certificada de la fecha en la cual se realizó el
comparendo.

DERECHO DE PETICIÓN.

Esta revocatoria la hago bajo la técnica constitucional del derecho de


petición, ya que La Corte Constitucional se ha ocupado ampliamente
acerca del contenido, ejercicio y alcance del derecho fundamental de
3

petición, por ello es que lo promuevo en mi interés particular, este


derecho se encuentra contenido en el artículo 23 de la Constitución
y de conformidad a la Ley 1755/15, al Art. 58 de la Ley 190/98, con
el fin de iniciar y promover unas Acciones Legales para el ejercicio de
los Derechos Fundamentales violados, en donde se faculta a toda
persona a “presentar peticiones respetuosas ante las autoridades” o
ante particulares, en los precisos términos que señala la ley con el fin
de “obtener pronta resolución”, es así que la revocatoria directa
dado su carácter especial y como está sometida a los lineamientos
contemplados en la ley, con mucha mayor razón debe entenderse
que se ejercita el derecho de petición respondiendo a su objeto, de
buscar una decisión administrativa.

Con base en el precedente jurisprudencial, numerosa y reiterada


Jurisprudencia, como por ejemplo la sentencia de Tutela, No. T-739-
07, magistrado ponente el Dr. JAIME CÓRDOBA TRIVIÑO, que aduce:

“Las reglas básicas que resultan relevantes para el caso que se


estudia han sido precisadas por la jurisprudencia de esta
Corporación en los siguientes términos:

b) El núcleo esencial del derecho de petición reside en la resolución


pronta y oportuna de la cuestión, pues de nada serviría la posibilidad
de dirigirse a la autoridad si ésta no resuelve o se reserva para sí el
sentido de lo decidido.

c) La respuesta debe cumplir con estos requisitos: 1. oportunidad 2.


Debe resolverse de fondo, clara, precisa y de manera congruente con
lo solicitado 3. Ser puesta en conocimiento del peticionario. Si no se
cumple con estos requisitos se incurre en una vulneración del
derecho constitucional fundamental de petición.

g) En relación con la oportunidad de la respuesta, esto es, con el


término que tiene la administración para resolver las peticiones
formuladas, por regla general, se acude al artículo 6º del Código
Contencioso Administrativo que señala 15 días para resolver. De no
ser posible, antes de que se cumpla con el término allí dispuesto y
ante la imposibilidad de dar una respuesta en dicho lapso, la
autoridad o el particular deberá explicar los motivos y señalar el
término en el cual se realizará la contestación. Para este efecto, el
4

criterio de razonabilidad del término será determinante, puesto que


deberá tenerse en cuenta el grado de dificultad o la complejidad de
la solicitud. Cabe anotar que la Corte Constitucional ha confirmado
las decisiones de los jueces de instancia que ordenan responder
dentro del término de 15 días, en caso de no hacerlo, la respuesta
será ordenada por el juez, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas
siguientes…”.

Además el alto TRIBUNAL, advierte que NO SE PODRA COBRAR LA


MULTA, si al afectado no ha sido previamente notificado, ésta
decisión fue adoptada luego de que fueran amparados al Derecho a
la DEFENSA. Consejo de Estado, Sección Cuarta, sentencia
25000234200020130432901, sep.26/13, M.P. Carmen Teresa
Briceño.

Haciendo énfasis en el artículo 129 que regula que las multas no se


pueden imponer a persona distinta a quien cometió el hecho, y el
artículo 161 en donde opera ipso jure LA CADUCIDAD de los 6 meses
del Código Nacional de Tránsito, además del artículo 29 de la
Constitución Política de Colombia que desarrolla el derecho al
debido proceso y a la presunción de inocencia, de no ser así será
revocado dicho comparendo.

Y es que EL SER NOTIFICADO a un presunto infractor ES UN


PRINCIPIO CONSTITUCIONAL, que es conocido en el derecho
constitucional como el principio de publicidad, el cual exige que las
actuaciones de las autoridades públicas deban ser informadas al
afectado, para que éste pueda como mínimo ejercer el DERECHO DE
DEFENSA.

Además según sentencia T-051 del 10 de febrero de 2016 de la corte


constitucional, con ponencia del magistrado Gabriel Eduardo
Mendoza, a la hora de revisar los recursos de los ciudadanos
afectados por esas irregularidades, los jueces administrativos deben
tener en cuenta las normas del Código Nacional de Tránsito que
establecen que los fotocomparendos deben notificarse a los
propietarios de los vehículos o, de ser posible, al conductor infractor,
en UN PLAZO MÁXIMO DE TRES DÍAS después de cometida la
supuesta infracción.
5

En caso de que la entidad accionada, en un obrar negligente,


abusivo, ilegal, no ponga en conocimiento del ciudadano afectado el
inicio de una actuación administrativa adelantada en su contra, EL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO ipso jure queda viciado de
NULIDAD, debido a que se impide el ejercicio del derecho de
defensa; por ende debo agregar que la dirección que registra en la
orden de comparendo electrónico en mención, no solo es extraña
sino que NO es correcta y no la conozco; lo que evidencia un serio
error en la base de datos y de reparto, que al darse la novedad, debe
realizar el conducto regular, como entre otros con el de comunicarse
vía telefónica para confirmar dirección de reparto, en la pléyade de
innumerables medios tecnológicos más eficaces y reales.

Además, he de agregar que mi dirección de residencia es la CARRERA


7b # 26AN – 35 BARRIO PORTALES DEL NORTE POPAYAN.

ANEXO: fotocopia de cedula, fotocopia notificación datacredito y CD


de video

Agradezco la atención dada a la presente, y en espera de su pronta y


positiva respuesta.

Cordialmente,

MARIA DEL CARMEN COLLAZOS


C.C. No. 34.537.528 DE POPAYAN
DIRECCION: CARRERA 7B # 26AN-35
Teléfonos: Nos. 3166954179
E-mail: difemeco@hotmail.com

LA REVOCATORIA DIRECTA

Procede contra todo tipo de acto administrativo de carácter


particular y concreto, no solamente contra el acto administrativo
definitivo que pone fin a la actuación administrativa, el cual es
susceptible de los recursos ordinarios por antonomasia.
6

Por tanto, contra aquellos actos administrativos que simplemente se


comunican o contra los cuales no caben recursos ordinarios, es
posible ejercer el recurso extraordinario de revocatoria directa o
utilizar la misma de oficio. En este sentido se ha pronunciado la
doctrina en los siguientes términos: Es un recurso extraordinario en
cuanto, si el acto carece de recursos por vía gubernativa, o a pesar
de existir se dejó pasar el término sin ejercerlos, el particular
afectado puede acudir ante la Administración para solicitar que el
acto se revoque.

Igualmente, la entidad que ha expedido un acto individual que


considera que se ha equivocado o que de alguna manera ha
infringido una norma superior, puede acudir a la revocatoria
directa del mismo, siempre que se ajuste a los lineamientos que le
señala la ley.5 Ahora, es importante anotar en este punto que si la
administración decide revocar de oficio un acto administrativo que
fue objeto de recursos en vía gubernativa, en virtud de los cuales lo
confirmaron o modificaron, dicha revocatoria debe ser para los dos
o tres actos administrativos que existieren, dado que si uno queda
vigente, la revocatoria no habrá logrado su cometido.

Finalmente cabe señalar que el recurso extraordinario de


revocatoria directa adopta dicha denominación porque opera
frente a actos administrativos que ya están en firme, es decir, a
través de la revocatoria directa se pueden modificar, aclarar,
adicionar o extinguir actos administrativos que ya adquirieron
fuerza ejecutoria y pueden ejecutarse sin ningún obstáculo.6
4 Sin embargo, el Consejo de Estado en algunas providencias ha establecido que los actos de trámite, preparatorios o de ejecución son
susceptibles del recurso extraordinario de revocatoria directa por regla general, posición que no compartimos, salvo que tales
decisiones impliquen una decisión definitiva que afecte al recurrente. Ver por ejemplo: Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso
Administrativo, Sección Primera, 23 de noviembre de 1992, Consejero Ponente: Ernesto Rafael Ariza Muñoz. 5 PALACIO HICAPIÉ, Juan
Angel, Derecho Procesal Administrativo, Sexta Edición, 2006, Librería Jurídica Sánchez R, Ltda, pags. 68 y 69.

6 Esta lógica no se puede predicar de las declaraciones tributarias, dado que el artículo 43 de la Ley 962 de 2005, permite la corrección
de tales declaraciones por puntos irrelevantes para definir de fondo la determinación del tributo, siempre y cuando las mismas no
hayan adquirido firmeza. En este sentido se pronunció el Consejo de Estado, Sección Cuarta, en la sentencia 25000232700020060125301
(16707), de agosto 19 de 2010, Consejero Ponente: Hugo Fernando Bastidas.

A. FORMAS DE INICIAR LA REVOCATORIA DIRECTA

1.-La revocatoria directa se puede iniciar de oficio por quien expidió


el acto a revocarse o su inmediato superior y, como tal, se le debe
aplicar la normativa pertinente de los procedimientos
7

administrativos iniciados de oficio (Artículo 28 en concordancia con


el artículo 74 del C.C.A. y artículo 37 en concordancia con el artículo
35 del C.P.A.). En este evento estamos ante una manifestación de
poder de la administración.

2.- Empero, existe otra forma de iniciar la vía gubernativa en virtud


de la revocatoria directa y es cuando se utiliza como un recurso
extraordinario. En este caso si se puede afirmar de manera
indubitable, que la vía gubernativa solo se inicia por voluntad del
sujeto pasivo del acto o por cualquier persona y se materializa,
mediante la interposición del recurso ante el funcionario que profirió
el acto administrativo que se pretende revocar o ante el superior
inmediato jerárquico o funcional de aquel (Primer inciso del artículo
69 del C.C.A. y primer inciso del artículo 93 del C.P.A.).

Es importante resaltar la diferencia que se presenta en esta instancia


en relación con los recursos ordinarios, pues el recurso
extraordinario de revocatoria directa puede ser interpuesto por
cualquier persona, no solo por el interesado, al paso que los
recursos ordinarios sólo pueden ser interpuestos por los
interesados. Esta diferencia se presenta por la naturaleza del recurso
extraordinario de revocatoria directa, pues, como se dijo, el único
objetivo que busca el recurrente, al ejercerlo, es preservar el
ordenamiento jurídico superior, lo que implica que su naturaleza es
pública y popular.

B. Efectos de la revocatoria directa: