Sie sind auf Seite 1von 6

Cauca

El sotareño Señora María Rosa


•Bambuco caucano •Pasillo
Francisco Eduardo Diago Efrain Orozco

canta
El sotareño
Bambuco caucano
Francisco Eduardo Diago

œ .. œ œ œ œ œ œ œ œ œ
& b 68 ‰ œ œ œ œ œ œ
Dm F Am7

œ œ œ
Hier-be - ci - ta de la mon-ta - ñaIa-zul queIa-ro - ma -bas la puer-ta de

œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
4 Dm F Am7

b
& œ œ œ œ œ œ
suIho-gar Hier-be - ci - ta de la mon -ta - ñaIa-zul queIa-ro - ma - bas la puer - ta de

œ #œ œ
8 Dm A7 Dm A7

&b œ œ œ œ ‰ œ
œ œ œ œ œ œœ œ J œ œ
suIho - gar. Ya se fue quien te pi - sa - ba queIha - ces que no te

œ #œ œ
12 Dm A7 Dm A7

&b œ œ œ œ ‰ ‰ œ œ œ œ œ œœ œ œ J œ œ
se - cas ya se fue quien te pi - sa - ba queIha - ces que no te

1. 2.

œ .. œ. œ. œ. œ. ‰ œ œ œ
& b œ œ œ œ .. œ œ œ
œ
16 Dm Dm F

œ ‰ œ
se - cas Hier-be se - cas. SeIo - yen las flau - tas en - tris - te - ci -

& b œ œ œ œ œ œ œJ œ # œ. œj œ œ œ
A7

œ ‰ œ œ œ
20

. . . œ. œ. œ.
- das en los tri - ga - les gi - men las bri - sas deIA - bril en los gra - ma -

j œ. œ. œ. œ. ‰ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
25 Dm F

&b œ œ œ ‰
- les. SeIo - yen las flau - tas en - tris - te - ci - das en los tri - ga -

j j
& b œJ œ
A7

œ ‰ œ œ œ #œ
29 Dm

. . . œ. œ. œ. œ œ œ œ œ œ œ ‰
- les, gi - men las bri - sas deIA - bril en los gra - ma - les.
Plan Nacional de Música para la Convivencia. MINISTERIO DE CULTURA
60 © Francisco Eduardo Diago 2010. Editado por Fundación Nacional Batuta
j ‰ #œ œ œ œ œ œ œ œ œ ‰
34 A7 Dm A7 Dm

& b œ. œ œ œ œ œ œ J
por - que los o - jos de lin - daIes - pi - ga de ra -

j
38 Gm Dm A7 Dm

& b œJ ‰ Jœ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ œ œ ‰
pres - tos se lle - va - ron laIa le - grí - a de la siem - bra,

j
A7

œ œ ‰ œj ‰ œj œ Œ
42 Gm Dm Dm

& b œJ ‰ Jœ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ.
y se la lle - va - ron pa - ra nun - ca más vol - ver ¡ay!

1. 2.

j‰ j œ œ #œ œ ‰ #œ œ. Œ. .. œ . ‰ œ n##
A7 A7

# œ
46 Dm Dm D

& b ‰ œ #œ œ œ œ ‰ J J #œ
pa - ra no vol - ver ¡ay! ¡si! pa - ra no vol - ver ver. Pe-roIel

#
œ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
A7

& # .. œ œ ‰
51 D

J J J
cie - lo con su pa - lio de lu - ce - ros res - plan - de - cien - tes

# œ. œ œ.
A7

& # œ œ œ œ
G

œ œ œ
55 D

œ ‰ œ œ œ ‰
J J
di - ce queIel al - ma de la za - ga - la

## j
œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ ‰
59 G D A7 D

&
vi - ve con los que - ru - bes en - tre las nu - bes de laIal - bo - ra - da

##
œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œj œ
63 G D A7 D

& œ ‰
vi - ve con los que - ru - bes en - tre las nu - bes de laIal -bo - ra - da.
El sotareño. F. E. Diago
61
## j œ œ œ œ œ œ œ œ œ Œ
67 A7 D A7 D

& œ. œ œ œ œ œ œ ‰
Y que ra - dio - sa sur - ge la blan - ca dio - sa

## œ ‰ œ
71 G D A7 D

& œ œ œ ‰ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ œ œ Œ
J J œ œ
queIa los pas - tor - ci - llos cui - da - rá des - de su tro - no

## j
A7

œ œ ‰ œj ‰ œj œ ‰ œ
75 G D D

& œ ‰ œ œ œ œ œ œ ‰ œ œ œ œ
J J
co - moIa las o - ve - jas que seIam - pa - ran al re - dil ¡ay!

1. 2.

## ‰ j
œ œ œ ‰ œj œj ‰ œ œ ‰ œ œ œj ‰ œj 
A7 A7

œ œ ..  .
79 D D D

&
pa - ra bien mo - rir ¡ay! ¡si! pa - ra bien mo - rir. Pe roIel rir

Hierbecita de la montaña azul


que aromabas la puerta de su hogar
ya se fue quien te pisaba
qué haces que no te secas

Se oyen las flautas entristecidas en los trigales


gimen las brisas de Abril en los gramales
porque los ojos de linda espiga de raprestos
se llevaron la alegría de la siembra
Y se la llevaron para nunca más volver
¡Ay! para no volver ¡ay sí! para no volver

Pero el cielo con su palio de luceros resplandecientes


dice que el alma de la zagala vive con los querubes
entre las nubes de la alborada
y que radiosa surge la blanca diosa
que a los pastorcillos cuidará desde su trono
como a las ovejas que se amparan al redil
¡Ay! para bien morir ¡ay sí! para bien morir

62 El sotareño. F. E. Diago
Señora María Rosa
Pasillo
Efraín Orozco

q = ca. 82

bb 3 œœ œ œ nœ œ œ œ œ œ .
Fm Cm G7 Cm C7 Fm

b œ
& 4œœœœ œ œœ œœœœœœ

b U
Cm G7 Cm Cm ad libitum a tempo

.. ‰ j
6

& b b œ œ œ œ œ œ œœœœœ œ œ œ œ Œ Œ œ œ œ œ œ œ 
Por a - quí voy lle - gan - do
No más me fue di - cien - do

b
bb ‰ j n œ œ . œj œ œ
G7 Cm E G7

‰ j
11

& b œ œ nœ œ œ œ  œ œ œ œ
œ œ œ œ
se - ño - ra Ma-ría Ro - sa me vi - ne ma - dru - gan - do el al - baIes - tá llu -
que seIi -baIa la ciu - da - ad yo no le fuí cre - yen - do yIha - bía si - doIen ver-

b b
b
Cm B 7 E

œ 
16

&bb œ  ‰ j ‰ jœ œ
œ œ œ œ œ œ  œ œ œ
vio - sa la in - dia meIha de - ja - do no vol - ve - ráIa la cho - za
da - ad mal - di - go yo la ho - ra en que la cre - í bue - na

1. 2.

b j œ nœ œ œ œ. j œ nnn
& b b ‰ œ œ nœ œ .. œ
21 Cm G7 Cm C

œ œ œ œ  n
va - ya dán - do - meIun tra - go se - ño - ra Ma - ría Ro - sa pe - na
a - cér - que- meIo - tra co - pa quie - ro ma-tar mi

U
G7 C Dm

j ‰ œj œ œ œ œ ‰ Jœ œ œ œ œ
& .. ‰ œ œ œ œ œ œ 
26 más movido

œ 
Pen - sar que ya lle - ga - ba el dí - a de la bo - da y qué lin - do queIes-
Yo laIhe de ver ma - ña - na mu-rién-do se deIhas - tí - o su vi - da des - tro -
G7 C Cm

&œ œ œ œ œ b b b ‰ œj œ œ œ œ
31 Tempo 1º
œ. œ œ œ 
J
ta - ba mi ran - choIa-lláIen la lo - ma Po e - lla yoIhe de -
za - da y sin el a - mor mí - o La di - chaIes flor deIun

Plan Nacional de Música para la Convivencia. MINISTERIO DE CULTURA


© Efraín Orozco 2010. Editado por Fundación Nacional Batuta 63
œ bœb b# œœ œ n œ ‰ œ œjœ œ n œ œ œ œ 
‰ œj œ n & ‰ œj œ n œ œ # œ œ n œ œ œ
35 Fm G 7 Cm G7

mis bue - yes y miIa


ja -- do
ra - do mismivie - jos tan que - ri - dos mis bue - yes y miIa - ra - do mi
por es - ta pe - na
di - mía -a reSe- bó - se - me la co - pa por es - ta pe - na mí - a Se

1. 2.
U
œ n œ &œ b b b œ . œ jÓ œ .. œ . œ œ nœ œ 
Cm C Cm

œ Ó
40 D.C. D.C.

œ œ œ n J
Fine Fine
Ma - ría Ro - sa ca - fe - tal que - ri - do ño - ra Ma - ría Ro - sa

Por aquí voy llegando, señora María Rosa,


me vine madrugando, el alba está lluviosa.
La india me ha dejado, no volverá a la choza,
vaya dándome un trago, señora María Rosa.

No más me fue diciendo, que se iba a la ciudad,


yo no le fui creyendo y había sido en verdad.
Maldigo yo la hora, en que la creí buena,
acérqueme otra copa, quiero matar mi pena.

Pensar que ya llegaba, el día de la boda,


y qué lindo que estaba, mi rancho allá en la loma.
Por ella yo he dejado, mis viejos tan queridos,
mis bueyes y mi arado, mi cafetal querido.

Yo la he de ver mañana, muriéndose de hastío,


su vida destrozada y sin el amor mío.
La dicha es flor de un día, rebóseme la copa,
por esta pena mía, Señora María Rosa.

64 Señora María Rosa. E. Orozco Señora María Rosa. E. Orozco