Sie sind auf Seite 1von 4

Fragmentos de teetetes o de la ciencia.

Sócrates

En esta lectura se habla de que podamos conocer el pensamiento y el método de Sócrates


denominado mayéutica. Sócrates quería saber que alumno es el que más destacaba o
sobresalía ante los demás y Teodoro decidió mandarle a teetetes a Sócrates para que
comprobara que era el más destacado y lo pusiera a prueba, Teodoro hablaba tan bien de
teetetes hablaba maravillas de él como si fuera la mejor persona, el mejor estudiante y de
las más inteligentes personas en el universo que dejo muy ansioso a Sócrates hasta que
por fin se lo presento, después que Sócrates lo conoció le dijo que Teodoro le dijo que eran
muy parecidos en la inteligencia y su forma de pensar entonces empezaron a hablar acerca
de sus cosas en común, después Sócrates cuestiono a teetetes muchas veces de que
opinaba o que pensaba de las ciencias Teetetes le contesto a Sócrates lo que para el
realmente era o pensaba que era la ciencia pero no solamente hablaron de eso ellos
platicaron de muchas cosas por ejemplo en su plática estaban mencionando a Teodoro
estaban hablando de él y preguntándose entre sí que opinaban o que sabían de Teodoro al
parecer teetetes conocía un poco más de Teodoro pues Sócrates le hacía preguntas a
teetetes de que si Teodoro sabia de pintar o de pinturas y él le respondía según lo que
conocía de Teodoro, al igual también le pregunto si Teodoro entendía o sabía algo acerca
de geometría y teetetes le respondía Sócrates que sí que Teodoro sabía muy bien de
geometría a lo que Sócrates se cuestionó que como era que él sabía que Teodoro era
bueno en geometría hasta que teetetes le menciono que ellos dos estudiaban la geometría
juntos y también otras materias como calculo, astronomía y armonía, después de un rato de
conversar de Teodoro empezaron a conversar acerca de que no es hacerse más sabio en lo
que se aprende y empezaron a dialogar entre ellos de lo que es ser sabio, después de eso
Sócrates menciono que tenía una clara idea de lo que era la ciencia, después Teodoro
llego con un par de jóvenes más y se los presenta a Sócrates para que les converse acerca
de lo que él sabe de las ciencias pero Teodoro le recuerda a Sócrates de no olvidar a
teetetes a pesar de haberle llevado a más jóvenes para que pudiera explicarles, Sócrates al
escuchar que Teodoro le dijo que no dejara solo a teetetes de inmediato le pregunto a
teetetes que creía o cual era su opinión acerca de la ciencia y que teetetes le respondiera
que tenía la respuesta correcta pero que si en todo caso de no ser así que si lo podría
corregir para así el saber bien exactamente lo que piensa o lo que es la ciencia, Sócrates no
quedo muy satisfecho con la respuesta de teetetes y lo hiso a que se pusiera a reflexionar
acerca de su opinión de la ciencia, después de tanto reflexionar teetetes empezó a
reconocer y entender a Sócrates de es decir en la forma que Sócrates pensaba o que tenía
ese concepto de lo que era la ciencia, entonces teetetes termino por pensar y opinar de la
ciencia igual que Sócrates.

Sócrates y teetetes siguieron llevando la plática junto a los otros jóvenes que había llevado
anteriormente Teodoro la plática fue de diferentes cosas, aunque al final teetetes quedo con
la respuesta correcta de lo que es la ciencia gracias a la respuesta de Sócrates.

Fragmentos del libro I, "Del bien humano en general", de la obra Ética nicomaquea.
Aristóteles

Este fragmento del libro dice que "toda arte y toda investigación científica, lo mismo que
toda acción y elección pertenecen tener a alguien bien", esto se defiende como la pulcritud,
lo que significa "una persona muy limpia", cada cosa con la suya, como por ejemplo; la
medicina es la salud, la construcción naval el navío, etc.

Esto tiene un fin como todo, nuestros actos tienen un final, al final de cuentas, "esto no solo
era el bien sino también el bien soberano". Esto nos dice que de lo que estamos hablando
es sobre la ciencia soberano. "Esto nos dice que de lo que estamos hablando es sobre la
ciencia soberana la cual es la que no la pueden igualar para nada, es la ciencia del bien y
del fin, por qué del orden al fin y al bien existen todas las demás. La ciencia política es la
ciencia que determina cuales son las ciencias necesarias en las ciudades y determina más
que nada el papel del ciudadano. La política está servida de todas las ciencias por eso
mismo está ayuda allá excelencia del bien humano.

Cada persona es libre, pero no todas las personas son capaces de juzgar correctamente ya
que muy pocas posen de cultura general, lo que significa conocimientos que tiene una
persona acerca de todo, sobres la sociedad. Muchos jóvenes no tenga la correcta
información y no puede igual que los demás, que no sepa de las cosas esenciales sobre el
mundo actual, esto es la causa de que algunos jóvenes no sean idóneos de lecciones de
ciencia política, ósea que no tengan este conocimiento de algo que debe de saberse,
puestos no cuentan con la suficiente información que se debe, las cuales extrae esta misma
"ciencia política". Todo conocimiento que tenga una persona, apunta algo bien sobre ella, ya
que quiere decir que es una persona que investiga y se informa sobre la sociedad actual o
bien el mundo actual.

El bien ¿cuál es el bien? Las personas siempre nos ideamos el bien como la "felicidad
plena" ósea estar felicidad plenamente, "tranquilidad" que nos encontremos en paz y
estamos tranquilos con sigo mismo, entre otras cosas. A la felicidad siempre la escogemos
por sí misma, jamás por otra cosa más allá, siempre suponemos que seremos felicidad
escogiéndola a ella, ósea a la "felicidad" creyendo que lo es todo en el mundo.

La felicidad es un bienestar, es una virtud perfecta y una vida completa, nunca en ninguna
obra humana se encuentra algo parecido. Después de la felicidad buscamos la estabilidad,
ósea estar felices y estables en un lugar o algo parecido, que no cambiemos de ánimos no
de rumbo. Las personas que siempre obra. Bien y tengan virtud de hacerlo permanecerán
felices por el resto de su vida. El ser buena persona te lleva a una buena armonía, esto es
por la felicidad, esto es a causa de ella.

Existen diferentes tipos de virtudes, las virtudes son una cualidad estable de las personas,
ya sea natural o adquirida, ya que todas las personas las tienen. Existen varios tipos de
estas virtudes: intelectuales que se relacionan con la inteligencia de ella y las Morales
relacionadas con todo bien.
Mito de la caverna

Este mito es del filósofo Platón, explica cómo ve el mundo y como un hombre será capaz de
superar las ideas que se tienen en esa época para alcanzar la idea del bien, en resumen
este mito nos habla de hombres que desde niños fueron encadenados para vivir en una
cueva, dando la espalda a la entrada de dicha cueva. Nos pide Platón imaginar que
nosotros somos como unos prisioneros que habitan una caverna subterránea. Estos
prisioneros desde niños están encadenados e inmóviles de tal modo que sólo pueden mirar
y ver el fondo de la estancia. Detrás de ellos y en un plano más elevado hay un fuego que la
ilumina; entre el fuego y los prisioneros hay un camino más alto al borde del cual se
encuentra una pared o tabique, como el biombo que los titiriteros levantan delante del
público para mostrar, por encima de él, los muñecos. Por el camino desfilan unos
individuos, algunos de los cuales hablan, portando unas esculturas que representan
distintos objetos: unos figuras de animales, otros de árboles y objetos artificiales, etc. Dado
que entre los individuos que pasean por el camino y los prisioneros se encuentra la pared,
sobre el fondo sólo se proyectan las sombras de los objetos portados por dichos individuos.
En esta situación los prisioneros creerían que las sombras que veían y el eco de las voces
que oyen son la realidad. Si a la fuerza se le arrastrara hacia el exterior sentiría dolor y,
acostumbrado a la oscuridad, no podría percibir nada. En el mundo exterior le sería más
fácil mirar primero las sombras, después los reflejos de los hombres y de los objetos en el
agua, luego los hombres y los objetos mismos. A continuación contemplaría de noche lo
que hay en el cielo y la luz de los astros y la luna. Finalmente percibiría el sol, pero no en
imágenes sino en sí y por sí. Después de esto concluiría, con respecto al sol, que es lo que
produce las estaciones y los años, que gobierna todo en el ámbito visible y que de algún
modo es causa de las cosas que ellos habían visto. Al recordar su antigua morada, la
sabiduría allí existente y a sus compañeros de cautiverio, se sentiría feliz y los
compadecería. En el mundo subterráneo los prisioneros se dan honores y elogios unos a
otros, y recompensas a aquel que percibe con más agudeza las sombras, al que mejor
recuerda el orden en la sucesión de la sombras y al que es capaz de adivinar las que van a
pasar. Esa vida le parecería insoportable. Supongamos, dice Platón, que a uno de los
prisioneros, “de acuerdo con su naturaleza” le liberásemos y obligásemos a levantarse,
volver hacia la luz y mirar hacia el otro lado de la caverna. El prisionero sería incapaz de ver
las cosas cuyas sombras había visto antes. Se encontraría confuso y creería que las
sombras que antes percibía son más verdaderas o reales que las cosas que ahora ve. Si se
le forzara a mirar hacia la luz misma le dolerían los ojos y trataría de volver su mirada hacia
los objetos antes percibidos. Sus habitantes no saben que han tomado las sombras por
objetos reales; creen conocer la realidad, aunque de hecho están viviendo en la oscuridad,
tanto en sentido figurado como en el literal. Para el pensador griego, VIVIR significa ir en
busca de aquello en lo que uno cree y enfrentarse a preguntas fundamentales. Para él, no
es vida la que se vive en “piloto automático”, una vida sin opinión propia, repitiendo las
ideas y opiniones sostenidas por los padres, los maestros y los amigos. Ciertamente, puede
tratarse de una forma de existencia, pero no es una vida. Platón aborda este en el cual,
además de muchas de las ideas platónicas esenciales, explora cómo debería ser una
sociedad ideal. Al igual que Sócrates, Platón creía que la mayoría de las personas viven en
la ignorancia la mayor parte del tiempo; lo peor de tal situación es que no saben siquiera
que son ignorantes. Será fácil comprender por qué aquellos que han visto las cosas como
realmente son, usando plenamente los poderes intelectuales, no estarán dispuestos a
volver al mundo profano de los intercambios humanos. Alguien así podría parecer tonto
entre las sombras de las cortes legales y la hipocresía de la vida cotidiana. Pero haríamos
bien en recordar que aquellos que creemos desorientados podrían en realidad estar
moviéndose de las tinieblas a la luz y no de la luz a las tinieblas. La justificación de Platón
para dar las riendas del gobierno a los filósofos se encuentra en un pormenorizado estudio
en torno de la verdad y el conocimiento, y en este contexto es donde interviene la alegoría
de la caverna. A medida que desarrolla la alegoría, Platón nos pide que imaginemos que
alguien entra en la caverna, quita los grilletes a un prisionero y lo conduce al exterior, a la
luz del Sol, cuál ¿crees que será la reacción del prisionero liberado? un poco anonadado
por el brillo del Sol, probablemente lo primero que hará será correr hacia la seguridad de la
caverna. Necesitará tiempo y paciencia antes de que sus ojos se acostumbren a la luz y a
ver las cosas tal como realmente son. Sin embargo, una vez que lo haya conseguido, el
prisionero comprenderá con claridad que lo que había tomado por conocimiento no era más
que puras sombras, esta alegoría que nos presenta Platón representa la vida humana, la
caverna representa el mundo en el que vivimos, en el que estamos acostumbrados y
confiamos indudablemente, las sombras que confundimos con la realidad, la salida de la
cueva representa el Bien, el ascenso del alma o la vida intelectual, utilizando estas
herramientas es como llegaremos finalmente a la idea del Bien que es la fuente de todo lo
correcto y es en lo único que podemos confiar para la conducta moral, nos deja como
enseñanza que no siempre sabemos todo, por ejemplo cuando nos burlamos de alguien por
lo que dice sin siquiera conocer de lo que nos estamos burlando, la ignorancia puede ser
esas cadenas con las que estaban sujetos los prisioneros.