Sie sind auf Seite 1von 3

Estado de las relaciones comerciales entre china y estados unidos

Por: andres felipe rios martinez

Introducción: el gran temor de una guerra china y estados unidos está cerca de
convertirse en una de las más largas y grandes de la historia económica del mundo que
golpeó a los mercados financieros. la mayor guerra comercial de la historia. La guerra se
gestó con la llegada de Trump a la presidencia. Para Trump y su equipo hay un problema
con que Estados Unidos le venda 130,000 millones de dólares de bienes y servicios a
China, pero le compre 505,000. Su percepción es que les están haciendo trampa.

El presidente Trump le dio la orden al Representante del Comercio Robert Lighthizer de


comenzar con la investigación de la Sección 302 del Office of the United States Trade
Representative (USTR). A grandes rasgos se investigaron las prácticas comerciales
“desleales” de China, los cuales van desde políticas y prácticas del país asiático
relacionadas con la transferencia de tecnología, propiedad intelectual e innovación hasta
dumping, venta por debajo de costos de producción. De acuerdo con el USTR, China
tiene una política industrial para ser líder en tecnología, que se engloba en su meta de
Made in China 2025 Su preocupación es que Estados Unidos sea desplazado. Según la
CIA, el PIB medido en dólares en PPA de China ya es mayor que el de Estados Unidos
Los inversores incorporaron a precios de las acciones los costos de aranceles más altos
para los productos chinos y estadounidenses, así como los efectos de las severas
restricciones de Washington a Huawei Technologies, lo que presionó a proveedores de
tecnología como Qualcomm, Micron Technology y Broadcom Inc. Las acciones de Apple
Inc cayeron un 3,3%, por una advertencia de HSBC de que los aranceles más altos a los
productos chinos obligarían a la empresa tecnológica a subir los precios, con
“consecuencias nefastas” para la demanda de sus productos.

Los analistas de Morgan Stanley advirtieron de que un colapso de las negociaciones


comerciales y aranceles más altos en todo el comercio entre Estados Unidos y China
empujarían a la economía mundial a una recesión. Las negociaciones entre los Estados
Unidos y China se han complicado dramáticamente desde principios de mayo, cuando los
funcionarios chinos buscaron cambios importantes propuesto por el gobierno del
presidente Donald Trump, quien sostiene que en gran medida ya estaba
acordado.Posterior de conversaciones terminó sin avances, y Trump elevó los aranceles
al 25 por ciento desde el 10 por ciento a importaciones chinas por valor de 200.000
millones y amenazó con imponer más gravámenes al resto de los bienes despachados
desde el gigante asiático. China respondió con un alza de aranceles y el gobierno de
Trump retrucó el agregando al gigante de equipos de telecomunicaciones Huawei a una
lista negra comercial, lo que restringe su capacidad para comprar componentes y software
estadounidenses. Si la confrontación se agrava uno de los sectores colombianos más
afectados sería el metalmecánico. Además, podría reducirse el ritmo del comercio
mundial.

Evoluciona la batalla arancelaria entre Estados Unidos y China, sobre todo si se


materializan los miedos y las discusiones se convierten en una guerra comercial. Y, por
supuesto, Colombia comparte el nerviosismo que tienen decenas de naciones, pues es un
jugador pequeño que puede quedar en el fuego cruzado entre dos colosos del comercio
mundial (Lea Guerra comercial sería más dañina para Estados Unidos que para China)
Las discusiones tienen una escala de decenas de miles de millones de dólares.

Tan sólo los aranceles que anunció EE. UU. Y China sumarían más de US$50.000
millones, y el lunes pasado el país asiático respondió con la imposición de aranceles a
128 productos estadounidenses. Los impuestos que impuso Trump a las importaciones de
acero (del 25 %) y de aluminio (10 %), que aplicarían para la mayoría de países
incluyendo China y Colombia (aunque el Ministerio del Comercio está en diálogos para
salir de la lista). Tanto Estados Unidos como China son importantes socios comerciales
de Colombia. En 2017 las exportaciones a la potencia norteamericana sumaron
US$10.540 millones (creciendo 3 %), la tercera parte de las ventas externas del país
(Colombia). Y aunque los envíos al coloso asiático sólo sumaron US$2.000 millones, fue
el destino en el que más crecieron las exportaciones colombianas con un incremento del
71 % respecto a 2016.Y la telaraña se enreda aún más al analizar las relaciones
comerciales entre ambas potencias. En efecto, como dice Trump, hay un importante
déficit, pues mientras que Estados Unidos le mandó a China US$130.000 millones en
2017, importó de este país más de US$505.000 millones. Lo que deja una balanza
comercial negativa estadounidense del orden de los $375.000 millones (es más grande
que el PIB de Colombia).