Sie sind auf Seite 1von 2

LA ORACIÓN Y BENDICIÓN DE LAS FINANZAS

Yhwh, Padre Todopoderoso, oramos por el poder de tu palabra, como Iglesia lavada con tu Sangre, en
el nombre de tu amado hijo Yashua, bajo la cobertura de la Ruaj Hakodesh y con el respaldo del manto
sacerdotal del sumo Sacerdote de Melquisedec, declarándonos insuficiente ante ti, pedimos perdón
por nuestros pecados, errores, faltas, ropajes falsos que hay en cada uno de nosotros individualmente;
pidiendo que saques a la luz todo pecado oculto que está impidiendo que se establezca la bendición
que ya está espiritualmente para tus hijos;

Señor Yashua, tu eres nuestro creador, nos sostiene la verdad que dice en: que habiendo cancelado
el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo
ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz Colosenses 2:14; exhibiendo sobre ellos tu autentica
gloria, por esta verdad, bendito seas Señor, nuestra roca y
fortaleza; nuestro libertador y Dios, eres la roca que nos das la seguridad; nuestro escudo y nos das la
victoria. (Salmo 18:3), Bendito sea el SEÑOR, mi Roca, Que adiestra mis manos para la guerra, Y mis
dedos para la batalla (Salmo 144:1)

Te pedimos que reveles a cada uno de nosotros la raíz que está dando el fruto malo de ruina, miseria,
escasez, puertas cerradas en nuestras finanzas. Te pedimos Señor en la unidad del acuerdo que: Así
como se secó la higuera desde la raíz (Marcos 11:20), asimismo se seca toda maldición de escasez,
ruina, estrechez y miseria en nuestra economía y finanzas, en el nombre de Yeshua.

Señor, perdona todo amor al dinero, toda codicia, avaricia, perdona Señor, el haber acudido y creído en
nuestra ignorancia, en brujerías y hechicerías buscando la prosperidad de manera equivocada por el
deseo y el afán de obtener riquezas de manera fácil, te pedimos por tu Sangre poderosa y divina, anula
Señor toda obra de maldición, conjuros, bebidas, pactos equivocados con las tinieblas.
Declaramos y decretamos en la unidad del Espíritu que toda maldición proferida de brujo y de hechicero,
toda envidia y todo pacto con derecho legal de ofrendas otorgadas a las tinieblas en ignorancia o
conscientemente, que nos esté demandando para este tiempo, en contra de nuestras finanzas, queda
sin efecto y sin poder de acción, quedan anuladas y canceladas, porque tú nos has dado poder y
autoridad como Iglesia lavada con tu Sangre, para pisotear sobre serpientes y escorpiones, y sobre
todo el poder del enemigo, y nada nos hará daño (Lucas 10:19); porque para eso apareció el hijo de
Dios para deshacer todas las obras de satanás (1 Juan 3:8).
Con la misma autoridad que nos has dado en el nombre Poderoso de tu hijo amado Yashua, revocamos,
cancelamos, anulamos todo riqueza que haya llegado a nuestras manos, procedente de nuestros
antepasados, y que hayan sido adquiridas en injusticia, empobrecimiento de otros, por drogas,
enriquecimiento ilícito en donde hubo muerte; te pedimos que destruyas el destello del espíritu gestor y
cobrador de facturas de iniquidad, y guárdanos del espíritu de venganza y represalia, para que no canten
victoria sobre nuestros bienes materiales. Y como iglesia le ordenamos, a todos los sistemas satánicos,
a todos los gobernadores de las tinieblas, a todos los principados de maldad y a todo hombre fuerte del
maligno, que se retiren de las finanzas del pueblo de Dios, los hacemos huir, y los declaramos a ellos
en bancarrota espiritual, los declaramos derrotados y los declaramos heridos de muerte.

Señor Yeshua, te pedimos que barras con tu escoba de destrucción (Isaías 14:23) todo estorbo, toda
incredulidad, todo desanimo, toda ansiedad, toda incertidumbre y temor al futuro que nos paraliza y nos
roba la fe, y acuérdate de nuestra necesidad económica, financiera y súplela, oh Dios, según tu
benevolencia para con tu pueblo (Salmo 106:4), visítanos para ver la bendición financiera de tus hijos,
para que me goce en la alegría de tu nación, y me gloríe con tu heredad.
Dios mío, ahora que has abierto mis ojos y mi corazón a la verdad, uno de los atributos de tu nombre
es “Yo Soy Jireh, tu proveedor, Y te haré abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu
vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra” (Deuteronomio 30:9), desata sobre nuestras
manos las bendiciones y la prosperidad que le diste a Isaac tu siervo, el cual se enriqueció, y fue
prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y
mucha labranza; y llegó el día que sus enemigos le dijeron: “Apártate de nosotros, porque mucho
más poderoso que nosotros te has hecho”. (Génesis 26:13).

Yahshua, tu eres nuestro Dios, nos provees en todas nuestras necesidades, conforme a tus riquezas
en gloria (Filipenses 4:19); Señor, tuyo es el oro y de la plata (Hageo 2:8); te rogamos que pongas la
llave de tu Reino Celestial sobre nuestro hombro, como lo hiciste en David (Isaías 22:22); para
cuando abras las puertas en nuestras finanzas, nadie las pueda cerrar. Tu eres nuestro Proveedor por
excelencia, conservas el fruto de nuestro esfuerzo y envías bendiciones sobre nuestras manos.

La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá (1 Reyes 17:10-16), la fuente de


mis ingresos, mis ahorros, mi medio de sustento, los ingresos de nuestro negocio y laborales no
disminuirán, sino por el contrario, el pan en mi alacena y en mi mesa no escasearán, tu aderezas mesa
en nuestra presencia delante de todo lo que nos angustia, unges nuestra cabeza con aceite y
rebosas nuestra copa (Salmo 23:5), por ello tenemos lo suficiente para compartir con los menos
afortunados, Señor Yeshua haces llover la prosperidad que es tu gracia y favor sobre nosotros tus hijos.

Señor tu eres quien abre puertas que nadie puede cerrar (Apocalipsis 3:7), la llave está en tus
manos, le ordenamos al Arcángel Uriel, con la autoridad que nos has dado aquí en la tierra, como iglesia
lavada con tu sangre, para declarar palabras en tu santo nombre que se abran las puertas de
producción, de fructificación, de proyectos, compra y venta en los barbechos, abre oportunidades
aprovechables para emprender negocios, ideas creativas, e innovadoras para fructificar y multiplicar las
finanzas, para los que hacemos tu voluntad y que estamos apuntando al triunfo de tu palabra, que es
viva y es eficaz; decretamos y declaramos que recibimos sabiduría e inteligencia espiritual para
administrar la bendición que nos has concedido en abundancia y sobreabundancia económica y
financiera, para cumplir con el propósito que nos has encomendado.

Provee y concédenos una pesca milagrosa para cumplir y cubrir nuestras responsabilidades aquí en la
tierra, tu palabra es el único refugio seguro que tenemos en esta época en nuestro país Venezuela,
pues el cielo y la banca celestial no están, ni nunca estarán en crisis. Concédenos Hoy y todos los días
de nuestra vida, busquemos tu rostro en oración, con humillación y corazones sinceros, sin ira ni
contiendas, entonces, tu Palabra será cumplida en nuestras vidas y vendrán como una bendición
adicional. Declaro que las bendiciones vienen detrás y me alcanzarán, me rodearán y me llenarán.

En el nombre Poderoso de Jesús. Amen.