Sie sind auf Seite 1von 6

Dos mujeres en busca de su libertad.

En el siguiente texto se analizarán comparativamente las obras llamadas Elisa , la


rosa inesperada, de Liliana Bodoc y Tuya, de Claudia Piñeiro. Los puntos de análisis
serán : Genero y subgénero al que pertenecen , estructura de las obras, narradores,
construcción de personajes resaltando la figura femenina, entre otros.

Por un lado Tuya, pertenece al género literario narrativo, y al subgénero novela


policial.
El policial (o también llamado policiaco) es un género cuya trama involucra siempre
un crimen, una serie de pistas y un investigador que termina resolviendo y explicando
el caso. Se caracteriza a su vez por ser un género mayormente urbano donde el
personaje principal es un detective o una persona con capacidades afines, que a
través del seguimiento de pistas deberá encontrar al autor del delito y develar su
móvil.
Las características de este subgénero son, entonces:

● Siempre es una ficción, incluso cuando pueda estar basado en sucesos


reales.
● En todos los policiales hay dos elementos infaltables: un delito, en
principio inexplicable; y un personaje que lo resuelve gracias a su
sagacidad intelectual.
● También el criminal (antagonista) suele poseer una inteligencia
extraordinaria, y muchas veces gusta de dejar pistas en forma de
acertijos.
● Es un género urbano; es decir, que desarrolla su trama en la ciudad.
● Es muy común que la historia transcurra en espacios cerrados.
● Por lo general, los detectives cuentan con un ayudante, que además sirve
como narrador de la historia.
● La ética de los personajes principales es muy marcada: los buenos son
demasiado buenos, los malos son totalmente malos.
● Los métodos del detective para resolver el caso se basan en la
observación, el análisis y la deducción.
● Uso muy marcado del suspenso para mantener el interés del lector.
● Uso del despiste del lector: se le hace sospechar de algunos personajes
y luego el criminal resulta ser otro, el menos esperado.
● El objetivo de la trama es encontrar al autor del delito y descubrir su
móviL.

Por otro lado Elisa, la rosa inesperada si bien también pertenece al género narrativo
y se enmarca en el subgénero de literatura juvenil , me parece pertinente encasillarla
dentro del subgénero de literatura de no ficción. Este subgénero, juega en el cruce
de dos imposibilidades: la de mostrarse como una ficción (puesto que los hechos
ocurrieron y el público lo sabe), y, por otra parte, la imposibilidad de mostrarse como
un espejo fiel de los hechos. Lo real no es descriptible tal cual es, porque el lenguaje
es otra realidad e impone sus leyes, de algún modo recorta, organiza, ficcionaliza.
De esta forma el relato de no ficción se distancia tanto del realismo como de la
pretendida objetividad periodística, produciendo simultáneamente la destrucción de
la ilusión ficcional (en la medida que mantenga un compromiso de fidelidad con los
hechos) y de la creencia en el reflejo exacto e imparcial de los sucesos, al utilizar
formas con un fuerte verosímil interno, como es el caso de la novela policial ya
detallada con anterioridad.
Lo específico del género está en el modo en que el relato de no ficción resuelve la
tensión entre lo ficcional y lo real. El encuentro de ambos géneros (ficción y realidad)
no da como resultado una mezcla, sino que surge una construcción nueva, cuya
particularidad está en la constitución de un espacio intersticial, donde se fusionan y
destruyen al mismo tiempo los límites entre distintos géneros.

Mientras que Elisa, la rosa inesperada nos sitúa en San Salvador de Jujuy y Santa
Fe y nos cuenta la historia de una joven huérfana con 14 años que vive con su familia
(abuela ) en una precaria casa de una villa de la provincia de Santa Fe; que trabaja
como planchadora en un internado de niñas, donde entablará amistad con una joven
voluntaria que la incursionará por el mundo de la poesía y que un tiempo después, la
invitación de una tía a vivir con ella en Jujuy en donde atravesará situaciones tan
inesperadas como perturbadoras. Tuya por el contrario, nos situa en Buenos Aires y
nos cuenta la historia de una infidelidad y de sus consecuencias; nos cuenta la historia
de Ines Pereyra quien descubre que su marido Ernesto, tiene una amante. Es Inés
quien comienza una investigación y descubre secretos de la vida de su esposo que
empiezan a derrumbar esa imagen de familia perfecta.

Con respecto a la estructura de las obras y las voces narradoras, mientras que
Tuya se divide en dos partes entre las que transcurren cinco meses cada uno, en
donde en ambas se despliegan una serie de narradores y de voces que ofrecen
diferentes puntos de vista, los cuales le permiten al lector completar el mapa de los
hechos y, especialmente, sacar sus propias conclusiones.
Siendo que en algunos capítulos tenemos a la propia Inés narrando lo sucedido y
explayando sus pensamientos; en otros aparece una tercera persona que adquiere
dos variantes: testigo u omnisciente; tenemos a su vez la voz de Lali la hija del
matrimonio protagonista y otras voces que aparecen en los diálogos como la de
Ernesto, la amiga de Lali , etc .
En Elisa, la rosa inesperada tenemos una narración formada por cinco partes, cada
una con un nombre y número romano específico, más un cuaderno perteneciente a
Elisa. En donde a su vez, se desarrollan dos historias: la de Elisa y la de Abel
Moreno. En donde se presentan diferentes narradores dado que la obra presenta dos
narradores: El primero es omnisciente y es el que narra la historia de Elisa y el
segundo es testigo, Abel Moreno, quien narra la historia de Miguel María Tolosa.

SI bien hasta el momento todo parece distanciar una obra de la otra , estas obras
tiene algo en común : Ambas muestran a un personaje femenino especial, se
muestra su sufrimiento, su posición y rol en la sociedad, su búsqueda de la felicidad,
el engaño constante hacia el género en varios sentidos, y la dominación del hombre
sobre las mismas, pese a que tienen más de 10 años de diferencia dado que Elisa,
la rosa inesperada fue escrita en el 2017 mientras que Tuya en el 2005 .
De esta forma en Elisa, la rosa inesperada encontramos la protagonista quien sufre
una situación angustiante y violenta con una red de trata; una adolescente que padece
la soledad, siente la amenaza en el cuerpo y que encuentra su salvación en sus
orígenes, en la música y en el encuentro con su voz, con sus propias palabras.
En ella se ve el reflejo de tantas jóvenes de nuestro país, que llega a un punto en el
que nos angustiamos con su construcción de su personaje. En ella se ven las miles
de mujeres que luchando por su progreso, por su libertad que se desprenden de sus
familias y nunca más vuelven a su hogar . En ella se ve a cada joven que , por sus
deseos de conocer, de viajar , de explorar terminan del mismo modo e incluso peor.
En ella se ve el reflejo de una sociedad que continúa con la trata de blancas, el reflejo
de aquello que deseamos desde lo más profundo del corazón que se termine para así
poder ser libre de una vez y poder caminar por la calle tranquilas, sin miedo.
y en Tuya se nos presenta un retrato de ciertas mujeres de clase media alta,
estereotipos fácilmente identificables: la mujer que se casa con un hombre que nunca
le hará faltar nada (y ese “nada” remite sobre todo a lo material) y que le permite
adquirir una identidad, “su lugar en el mundo”, su jardín, su vestimenta elegante sport
y sus buenos accesorios. Sin importar la infelicidad y que el matrimonio da puertas
adentro, sin importar que el sexo sea escaso, los besos casi inexistentes , ya que “los
matrimonios con el tiempo dejan de besarse”, y que haya que soportar, cada tanto,
las infidelidades del marido.
Todos estos mandatos anteriores son, producto de una sociedad machista que estas
mujeres alimentan y transmiten de generacion en generacion a sus hijos. Si bien Inés
soporta esto, podemos decir que es parte de su formación como mujer culpa de una
madre que sigue estos prototipos establecidos, pero que en determinado momento
de su vida decide por sobre todo y toma la decisión de darle un giro rotundo a su
historia. Es Inés quien tomas las rinda de su vida, cobra venganza por la infidelidad
de su marido, se posiciona como una mujer empoderada , capaz , rebelde y se
convierte en todo aquello que jamás imaginaron nuestras abuelas : en una mujer
capaz de vivir sin un marido al lado , en una mujer libre .

Como bien ya lo dije, pese a que son obras tan diferentes , la mujer en estas
creaciones literarias las unen dado que cualquiera de las dos, te hacen poner la piel
de gallina, te hacen ponerte en su lugar, te hacen pensar, te hacen reflexionar sobre
nuestro lugar como mujeres dentro de la sociedad, sobre la deconstrucción constante
de las personas y de nuestro entorno, de los males generados por el machismo, sobre
las posibilidades, sobre las clases sociales, sobre la familia, sobre el amor, sobre la
amistad , y sobre muchas cosas más. Puedo decir para finalizar que da gusto leer
obras de este estilo , obras cercanas a nuestra realidad , obras que intentan mostrar
cosas que realmente ocurren y nadie cuenta, obras que le dan voz a las que no la
tienen.

BIBLIOGRAFÍA :

● Claudia Piñeiro. Elisa, la rosa inesperada . Año 2017

● Liliana Bodoc. Tuya . Año 2005

● Características del género policial , año 2016


Fuente : http://caracteristicas.org/genero-policial/

● Característica del relato de no ficción (Non fiction-nuevo periodismo-novela


histórica), año 2013
Fuente:http://elblogdemara5.blogspot.com/2013/02/caracteristica-del-relato-de-
no-ficcion.html

● Adriana Santa Cruz. Tuya, de Claudia Piñeiro. Año 2015


Funte: http://leedor.com/2015/02/01/tuya-claudia-pineiro/
● Maria Turiaci . Elisa la rosa inesperada : Entre luces y sombras. Año 2018
Fuente:https://www.sobretiza.com.ar/2018/01/08/elisa-la-rosa-inesperada-entre-
luces-y-sombras/