Sie sind auf Seite 1von 46

José Pedro Juárez Sánchez Benito Ramírez Valverde

Coordinadores

TURISMO RURAL EN MÉXICO

Complemento o exClusión en el Desarrollo territorial rural

COLEGIO DE POSTGRADUADOS, CAMPUS PUEBLA ALTRES COSTA-AMIC EDITORES

Presentación

En las últimas décadas el turismo a escala mundial se ha desarro- llado vertiginosamente, de 2004 a 2007 tuvo un crecimiento anual del 7% y se registraron 924 millones de llegadas internaciona- les en 2008 (omt, 2009: 4). Sin embargo, el comportamiento de la actividad turística no es homogéneo en las diversas regiones del mun- do, en 2008 el continente europeo captó el mayor número de tu- ristas con el 52.8% de las llegadas internacionales, le siguió Asia y el Pacífco con el 20.3%, América con el 15.9% y África con el 11%. Entre los países que recibieron la mayor cantidad de turistas, en orden de importancia, destacan Francia, España, Estados Uni- dos, China, Italia, Reino Unido, Alemania, Ucrania, Turquía y México. Lo cual señala que existen nuevos espacios emergentes en la recepción de turistas internacionales, como Ucrania y Tur- quía que desplazaron a México. De acuerdo a estos datos, México descendió de la séptima posición en 2005 a la décima en 2007 con un total de 21.424 millones de personas, que signifcaron, 491 mil llegadas menos que en el 2005. A pesar de la pérdida de competiti- vidad, los ingresos por esta actividad ascendieron a 12 901 dólares en el 2007 (omt, 2007), estas cifras nos ubican entre los principa- les destinos turísticos en el mundo, por lo que este sector represen- ta una importante fuente de ingresos para nuestro país. El éxito de estar entre los países con una mayor recepción de turistas internacionales, es resultado de la aplicación de una políti- ca turística basada en la atención de la demanda de productos es- tandarizados bajo el impulso de un turismo convencional y ello ha llevado a que tomen importancia a escala mundial los espacios

[3]

4

P RESENTACIÓN

basados en el binomio sol y playa. La política turística correspon- de a una concepción desarrollista de la economía y a un enfoque de una planifcación normativa que fundamentalmente ha centrado sus objetivos en incrementar el número de visitantes y los ingresos de esta actividad para contribuir a mejorar el Producto Interno Bruto (pib). En las últimas décadas ha cobrado auge una nueva forma de hacer turismo conocida como turismo alternativo, —entre ellos el turismo rural— como una alternativa o complemento al turismo convencional, y adquiere relevancia en la economía de los espacios rurales y discrepa del turismo de sol y playa; Vera et ál (1997: 55) subrayan el carácter activo y no masivo del turismo alternativo, lo que conduce a hablar de un turismo postfordista. Tanto es así que ac- tualmente no resulta sufciente realizar un itinerario o una estancia en un espacio turístico para satisfacer las expectativas de los turis- tas, es necesario implementar iniciativas específcas que puedan diferenciarlo del turismo de masas o tradicional (Anton, 1998: 33). El turismo rural se fundamenta en el aprovechamiento del es- pacio geográfco y en sus productos, representados por su paisaje, grutas, templos y sitios arqueológicos, así como en el conoci- miento de la cultura campesina, de las actividades agropecuarias, de sus tradiciones, gastronomía y estilo de vida. En donde el turis- ta convive e interacciona con los habitantes de una comunidad. En el contexto de la diversifcación de las actividades agrícolas y el empleo no agrícola, el turismo rural representa una oportu- nidad para mejorar las condiciones de vida de los agricultores de los espacios rurales con potencial turístico. Ante esta propuesta de desarrollo del territorio rural, en algu- nos espacios rurales de México se han emprendido diversos es- fuerzos que buscan transformar la economía local a través del impulso de proyectos turísticos que, se refejan en un conjun- to de apoyos en estudios y propuestas de desarrollo turísticos tanto de actores locales como externos, que tienen por objetivo aprove- char su potencial. Ello ha implicado que estos espacios se hayan sometido a un proceso de transformación tanto en su aspecto físico como económico, es decir, que se ha impulsado la diversifcación de las actividades económicas de los espacios rurales a través del turis-

P RESENTACIÓN

5

mo y ello ha implicado convertirlos en lugares agradables a la vista de los visitantes para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes. En este libro se presentan los resultados de diversos investiga- dores mexicanos, los cuales laboran fundamentalmente en institu- ciones de educación superior vinculadas con la actividad turística. Es el caso del Colegio de Postgraduados Campus Puebla, Univer- sidad de las Américas Puebla, Universidad Anáhuac-Puebla, Fa- cultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, Centro Universitario de los Altos de la Universidad de Guadalajara, Centro Universitario de la Costa Sur de la Uni- versidad de Guadalajara, Universidad del Caribe en el estado de Quintaba Roo, Facultad de Administración de la Benemérita Uni- versidad Autónoma de Puebla, Instituto Tecnológico de Oaxaca, Departamento de Economía de la Universidad de Jaén, España, De- partamento de Turismo de la Universidad Autónoma de Aguasca- lientes, Universidad Autónoma de Baja California y Universidad Autónoma Indígena de México. Ello signifca que existe una di- versidad geográfca y que las experiencias presentadas permiten tener un amplio panorama del turismo rural en México, ya que se presentan investigaciones del norte, centro y sur del país, además hace posible abordar diversos temas que envuelven a esta práctica turística bajo distintos enfoques, tanto teóricos como metodoló- gicos, con la fnalidad de mostrar un panorama integral de los logros, retos y problemas, tanto socioeconómicos como técnicos, rela- cionados con el turismo rural de México. El libro inicia con un ensayo de Raúl Valdez, quien plantea un panorama general del turismo de naturaleza en el país, además ana- liza los principales productos turísticos que se ofrecen a lo largo y ancho de México y para ello divide el territorio nacional en nue- ve zonas regionales, al mismo tiempo propone el tipo de turis- mo de naturaleza que se puede practicar en cada una. También aborda la importancia del turismo de naturaleza en la política turística en México. En el trabajo de Ismael Manuel Rodríguez y Juan Ignacio Pulido, se analiza el papel que el turismo rural, a tra- vés del programa de Pueblos Mágicos, puede adoptar en determi- nadas situaciones y circunstancias, como una dimensión estratégica

6

P RESENTACIÓN

del desarrollo local. Para ello analizaron los espacios que integran este programa con el objetivo de evaluar su efcacia en el desarro- llo de un modelo turístico alternativo al tradicional en México, es- tableciendo una categorización en función del grado de desarrollo turístico que alcanzaron. Si bien es cierto que el turismo rural puede ser un complemen- to a las actividades tradicionales en el medio rural, también es cierto que no todos los espacios reúnen las condiciones mínimas para fo- mentar este tipo de actividades económicas. En este sentido, José Pedro Juárez y Benito Ramírez hacen un importante análisis de un espacio con signifcativos atractivos naturales y culturales para dar a conocer que bajo las condiciones en las que se encuentran —tanto físicas como de ordenamiento las casas rurales y los tras- patios de los habitantes de una región indígena— no pueden ser utilizadas por sus propietarios en actividades agroturísticas y en la prestación de servicios turísticos como el hospedaje. Por su par- te, Ricardo Jimeno y Oliver Cruz analizan el potencial turístico de un espacio rural con la fnalidad de desarrollar nuevos produc- tos turísticos, para complementar y diversifcar la oferta en destinos consolidados como los de sol y playa, pero sobre todo para generar empleos y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. En otro estudio realizado en una delegación del Distrito Federal, Claudia Higuera indaga las alternativas y limitantes del ordena- miento y planifcación territorial y su contribución al desarrollo del turismo rural. La investigación analiza la relevancia del uso y pre- servación del suelo así como el tipo de propiedad, con la fnalidad de evaluar la viabilidad económica y el tipo del turismo rural que podría implementarse en esa zona. Por su parte, Martha Verónica Guerrero y Jesús D. Medina tratan el tema del turismo rural co- munitario a partir de la vinculación y experiencias que han esta- blecido las instancias universitarias y las mujeres indígenas de una comunidad. Consideran que este tipo de proyectos son una opción para mejorar sus condiciones de vida. En otro estudio, Ricardo Verján Quiñones y colaboradores trabajan el tema del campis- mo como una alternativa de turismo rural para los microempre- sarios de zonas campestres de bajo desarrollo en el estado de Baja California; plantean el desarrollo de áreas agrícolas en donde los

P RESENTACIÓN

7

turistas participen de la vida cotidiana de una granja o rancho y se les integre en actividades tradicionales de esta zona. Al mis-

mo tiempo, denuncian la pobre difusión de la actividad turística, jun-

to con el esporádico e incipiente apoyo gubernamental. Proponen

que éste se desarrolle en áreas agrícolas en donde los turistas par-

ticipan de la vida común y rutinaria de una granja o rancho y se les integre en actividades tradicionales de esa zona. Recientemente en México, el turismo cultural y religioso ha adquirido importancia por su impacto económico, tanto a nivel nacional como local, por la riqueza que tiene nuestro país en es- tos rubros y porque representa una oportunidad para diversifcar la oferta turística nacional. Bajo esta perspectiva, Consepción Escalo- na y Ventura Enrique Mota hacen un importante análisis del potencial turístico que tiene una comunidad indígena del es- tado de Quintana Roo respecto a las expresiones del patri-

monio cultural inmaterial que practican y que relacionan con el proceso productivo y los rendimientos que obtienen del cultivo del maíz de temporal, a partir del cual se establece una relación en- tre lo divino y la agricultura. Por su parte, Rogelio Martínez exa- mina las implicaciones del turismo religioso y su importancia en la derrama económica, al mismo tiempo hace una revisión de los diferentes motivos de viaje a los santuarios; la investigación se realizó principalmente en San Juan de los Lagos y en diferentes espacios religiosos del estado de Jalisco que emergieron a partir de la canonización de algunos mártires cristeros. En otro estudio, Rosa Martínez Ruiz, Gustavo E. Rojo Mar- tínez y Wendoli Adriana González Armenta exploran la riqueza del turismo étnico a partir de la descripción de las tradiciones

y costumbres de los Yaquis en Sonora. Dentro de estas destaca la

danza del Venado, que es una tradición religiosa de alta cohesión sociocultural, en la que se revive el sentimiento del pasado histórico

de este grupo a partir de una dramática representación con colorido y fuerza plástica de gran estética. Por su parte Luz Idolina Velázquez y Lirio Azahalia González revisan la política del Fondo Nacional de Fomento al Turismo y

el papel de la organización local, además discuten que hoy en día

las comunidades indígenas se enfrentan a una adversa legislación

8

P RESENTACIÓN

que impide lograr su desarrollo ecoturístico y que difícilmente así sus habitantes mejorarán sus condiciones de vida. Proponen llevar

a cabo un turismo con identidad. Finalmente, María del Carmen

Morfín y Evelinda Santiago realizan un estudio donde manifes- tan que la animación turística es la herramienta que tiene todas y cada una de las características para alfabetizar socioecológica- mente a las comunidades y sociedades cuando se recrean, viven

y disfrutan de la paradisiaca complejidad de los destinos turísticos.

Alfredo César Dachary

Autores

Cruz Milán, Oliver (unicaribe) Escalona Hernández, Consepción (unicaribe) González-Armenta, Wendoli Adriana (uaim) González Luna, Lirio Azahalia (Ecoturismo tap, ac) Guerrero Aranda, Martha Verónica (cuc-sur u de g) Higuera Meneses, Claudia (uman) Jimeno Espadas, Ricardo (unicaribe) Juárez Sánchez, José Pedro (colpos campus Puebla) Martínez Cárdenas, Rogelio (cuc-sur u de g) Martínez Moreno, Omaira C. (uabc) Martínez Ruiz, Rosa (uaim) Medina García, Jesús D. (cuc-sur u de g) Morfín Herrera, María del Carmen (udla Puebla) Mota Flores, Ventura Enrique (unicaribe) Pulido Fernández, Juan Ignacio (uja) Ramírez Valverde, Benito (colpos campus Puebla) Rodríguez Herrera, Ismael (uaa) Rojo-Martínez, Gustavo E. (uaim) Ruiz Andrade, José Gabriel (uabc) Santiago Jiménez, Evelinda (it Puebla) Valderrama Martínez, Jorge (uabc) Valdez Muñoz, Raúl (udla Puebla) Velázquez Romero, María Guadalupe (uabc) Velázquez Soto, Luz Idolina (buap) Verján Quiñones, Ricardo (uabc)

Coordinadores

José Pedro Juárez Sánchez, «pjuarez@colpos.mx» Benito Ramírez Valverde, «bramirez@colpos.mx»

[9]

Índice

Presentación.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

3

Autores.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

9

I. El turismo de naturaleza en México. Realidades y re-

tos, Valdez Muñoz, Raúl.

. II. El programa pueblos mágicos de México como pro- motor del desarrollo local. Una revisión de la políti- ca pública de impulso al desarrollo turístico, Pulido Fernández, Juan Ignacio y Rodríguez Herrera, Ismael.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

13

52

III. Casas rurales y agroturismo en la sierra nororiente del estado de Puebla, México, Juárez Sánchez, José Pe-

dro y Ramírez Valverde, Benito.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

87

IV. El potencial turístico en el Ejido de Nuevo Xcan, Mu- nicipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo, Jimeno

Espadas, Ricardo y Cruz Milán, Oliver.

. V. Alternativas y limitantes del ordenamiento y planif-

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

117

cación territorial para el desarrollo del turismo rural en la Ciudad de México. El caso de la delegación Mil-

pa Alta, Higuera Meneses, Claudia.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

149

VI.

Cambio de rol social a partir del turismo comunita- rio en las mujeres indígenas de Cuzalapa, Jalisco, México, del grupo denominado «Color de la tierra», Guerrero Aranda, Martha Verónica y Medina Gar-

cía, Jesús D.

. VII. El campismo como alternativa de turismo rural: ac- tividad económica sustentable para microempresa-

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

179

[11]

12

Í NDICE

rios de zonas campestres de bajo desarrollo en Baja California, Verján Quiñones, Ricardo; Valderrama Martínez, Jorge; Ruiz Andrade, José Gabriel; Mar- tínez Moreno, Omaira C. y Velázquez Romero, María

. VIII. Ceremonias agrícolas en un comunidad maya. Expre-

.

Guadalupe.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

siones del patrimonio cultural inmaterial de X-Pichil Quintana Roo, Escalona Hernández, Consepción y

.

IX. Los Altos de Jalisco: un enclave turístico religioso,

Mota Flores, Ventura Enrique.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Martínez Cárdenas, Rogelio.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

X. Tradiciones y costumbres de los Yaquis de Sonora, Mé- xico como atractivo turístico, Martínez Ruiz, Rosa; Rojo-Martínez, Gustavo E. y González-Armenta, Wen-

. XI. La política de fonatur y la organización autónoma:

El caso de la Coordinadora Regional de Desarrollo con Identidad (cordesi) de la Sierra Nororiental de Puebla, Velázquez Soto, Luz Idolina y González Luna,

. XII. Turismo, animación, cultura y naturaleza, Morfín Herrera, María del Carmen y Santiago Jiménez, Eve-

.

.

.

doli Adriana.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Lirio Azahalia.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

linda.

. Índice de cuadros, fguras, gráfcas y

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

199

222

251

284

314

348

371

iV. El potencial turístico en el ejido de Nuevo Xcan, municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo

Jimeno Espadas, Ricardo 1 Cruz Milán, Oliver 2

4.1 Introducción

En la década de 1970, se inició Cancún como un Centro Integral- mente Planeado (cip), con el que se pretendía impulsar el desarro- llo turístico y económico de la zona y del país. Con esta decisión, el desarrollo turístico se concentró geográfcamente en el norte del estado de Quintana Roo y generó la infraestructura y equipa- miento turístico necesarios en el sector de servicios; esto represen- tó uno de los procesos de cambio social y desarrollo económico más rápidos y profundos de América Latina y el Caribe. Sin em- bargo, las expectativas de crecimiento del cip fueron rebasadas, ya que el número de turistas superó las estimaciones y el impacto de hu- racanes en la zona provocó el deterioro del centro turístico. Como consecuencia del deterioro de las playas, del crecimiento continuo del número de turistas y del cambio en el comportamien- to del consumo turístico, surgió la necesidad de complementar el producto turístico tradicional de sol y playa, incorporando activi- dades del modelo de desarrollo turístico alternativo, a partir del cual se volvió la mirada hacia la riqueza natural del interior del es-

1 Profesor de la Universidad del Caribe, «rjimeno@ucaribe.edu.mx».

2 Profesor de la Universidad del Caribe, «ocruz@ucaribe.edu.mx».

[117]

118

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

tado. Esta nueva perspectiva originó nuevos productos turísticos, en un principio en la zona del corredor Cancún Tulum y a últimas fechas sobre la carretera estatal de Coba Nuevo Xcan, cuyo objetivo era diversifcar la oferta turística de Cancún; sin embargo, estos nuevos productos con el paso del tiempo fueron absorbidos por el continuo desarrollo de la Riviera Maya. Resulta importante revisar el comportamiento de la actividad turística local en virtud de comprender la importancia, las ca- racterísticas y cualidades (infraestructura de transporte, recursos naturales o culturales y sus aprovechamientos) que actualmen- te defnen la orientación turística de la zona norte del estado de Quintana Roo. Es necesario considerar que hoy en día los turistas deciden el destino turístico conforme a las actividades que puedan realizar en él; incluso, el nuevo marketing turístico basa sus cam- pañas de publicidad y promoción en las actividades que caracte- rizan a cada destino (Kotler, Makens y Makens, 2004). Ante tal panorama, esta investigación tiene como objetivo analizar el po- tencial turístico de la zona de estudio dentro del ejido de Nuevo Xcan, municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo. El análisis se realizará a través de la Metodología Integral de Evaluación del Potencial Turístico diseñada por la Secretaría de Turismo de México (sectur, 2006). La zona de estudio se encuentra en el municipio aledaño al municipio Benito Juárez, zona en la que se están implementando nuevos productos turísticos, que complementan de alguna manera la oferta de Cancún y la Riviera Maya.

4.2 Acercamiento Teórico

La ciudad de Cancún se ubica en el estado de Quintana Roo y gracias al impulso gubernamental, aportado por el programa de Centro Integralmente Planeado (cip), se convirtió en el lugar con mayor dinamismo turístico del país. En la actualidad contribuye con el más alto porcentaje de divisas turísticas que ingresan a Mé- xico, participando en forma sustancial en el Producto Interno Bruto (pib) estatal y nacional, en este contexto representa una oportuni- dad de crecimiento y desarrollo económico y social para el país. De

119

ahí la importancia de que este destino turístico cuente con pro- ductos complementarios que ayuden a descargar la saturación de los ya existentes y ofrezcan una oportunidad de expansión económica en todos los niveles socioeconómicos; para lograr esto, es preciso captar nuevos nichos de mercado y diseñar nuevos productos que respondan adecuadamente a las necesidades de los turistas habitantes y colaboradores del destino turístico. Hacia la década de 1950 Quintana Roo ya recibía algunos turistas que se concentraban en las islas de Cozumel e Isla Mujeres; sin embargo, ni en las islas, ni en la ciudad de Chetumal existía infraestructura adecuada para recibir turismo internacional. Por lo que el desarrollo turístico en Quintana Roo era incipiente (Torres, 2000: 198). A principios de la década de 1970, el proyecto Can- cún cambió esta perspectiva, originando un despliegue económico hacia la modernidad con la construcción de estructuras hoteleras. Una evidencia de este desarrollo se encuentra al observar que en el norte del estado de Quintana Roo se concentra el mayor número de habitantes, principalmente en los municipios en donde se enclava este desarrollo turístico (véase cuadro 4.1). En este momento, Quintana Roo muestra, después de la crea- ción de Cancún, un panorama distinto y un perfl singular, que re- presenta uno de los procesos de cambio social y económico más rápidos y profundos de una zona geográfca en América Latina y el Caribe: “Cancún, una ciudad que surgió de la selva y se convir- tió en la capital del turismo internacional de México” (Municipio de Benito Juárez, 2009). De manera particular, Cancún se ha convertido en la ciudad con mejor calidad y nivel de servicios en el estado. 3 Su éxito se debe en gran parte a su ubicación geográfca, los atractivos naturales, su ri-

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

3 La importancia del desarrollo se hace evidente al saltar de una economía de enclave forestal a una economía terciaria y a una cultura turística moderna basada en el sector ser- vicios, principalmente en el norte del Estado. Este crecimiento estructural de alojamiento fue una de las razones por las que la población creció en tales magnitudes. Habrá de recor- dar que para década de 1980, el país se vio inmerso en una serie de problemas económicos y políticos que desencadenaron una desaceleración económica en la mayor parte de México, mientras que para Cancún signifcó la década de más crecimiento en infraestructura, debido a que constituía una gran oportunidad de crecimiento para el Estado en cuanto a captación de impuestos, de divisas por inversión, migración de personas dispuestas a laborar inmediata- mente y una mayor certidumbre.

120

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuadro 4.1 Población por municipios del estado de Quintana Roo

Municipio

Población

Municipio

Población

Cozumel

73 193

Benito Juárez *

572 973

Felipe Carrillo Puerto

65 373

José María Morelos

32 746

Isla Mujeres *

13 315

Lázaro Cárdenas

22 434

Othón P. Blanco Población total

219 763

Solidaridad *

135 512 1 135 309

*Municipios ubicados al norte del estado con desarrollo turístico. Fuente: II Conteo de Población y Vivienda; inegi 2005.

queza cultural, la calidez social que caracteriza a la población, 4 a la gran inversión destinada y al impulso de las estrategias de comer- cialización del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (fonatur). Este conjunto de factores propició un crecimiento turístico y el de- sarrollo de una infraestructura hotelera, gastronómica y, en general, de prestación de servicios turísticos (fonatur).

4.3 El Turismo de Masas Como Parte del Destino Turístico vs el Turismo Alternativo y de Aventura Como Parte del Potencial Turístico y de los Nuevos Productos Turísticos que Comple- mentan la Oferta del Destino

Según Jafarí, en la Enciclopedia del turismo (2005), el turis- mo de masas es el fujo sostenido de grandes cantidades de turistas hacia los destinos turísticos; por lo que podemos inferir que Can- cún es un ejemplo de captación de este tipo de turistas que también “muestran interés por el turismo cultural y el turismo de naturaleza” (Jafarí, 2005). Por otro lado, el turismo de aventura contempla “la realización de viajes con el propósito de vivir una experiencia nue-

4 La población oriunda de la región (descendientes de los mayas) generalmente son contratados con cierta facilidad, sobre todo en los segmentos laborales donde se requiere mano de obra barata y no califcada; utilizando en muchas ocasiones, sus atuendos tradi- cionales. La amabilidad natural y limpieza que poseen, son rasgos muy apreciados cultural- mente pero poco apreciados económicamente.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

121

va, aparejada con una dosis de riesgo o peligro controlado”, en donde los productos turísticos impliquen “una secuencia” de actividades continúas que van “desde la aventura blanda hasta la dura”, por lo que los turistas podrán participar en actividades sencillas o compli- cadas con diferentes niveles de exigencia física (Jafarí, 2005). Por otro lado, el ecoturismo representa “un turismo de baja densidad” que “respeta a la naturaleza y construye utilizando tec- nologías de bajo impacto” buscando que los productos y servicios turísticos tengan “una actitud distinta: de humildad, de admira- ción y servicio” (Deffs Caso, 2000). Para Jafarí (2005) el turis- mo alternativo:

Comprende el turismo diferente al de masas, surge como par- te del movimiento que busca soluciones activas e innovadoras para cambiar una situación que se consideraba intolerable y con implicaciones peligrosas para el futuro.

Al mismo tiempo propone seis criterios propios de esta moda- lidad turística: una búsqueda de originalidad frente a las prácti- cas actuales, la negación de mezclarse con los turistas típicos por el ansia de ser diferentes, el destino y su localización “deben de ser descritos en la publicidad como nuevos o exóticos”, con aloja- mientos más originales “alojamientos ecológicos, hoteles rurales, campamentos vacacionales”, con “touroperadores especializados que trabajan en el sector con objetivos específcos, con flosofía alternativa”, mismos deberán trabajar con “sociedades equitativas” con “respeto a los ecosistemas naturales, humanos y no malgastar los recursos esenciales” (Jafarí, 2005). El destino turístico de Cancún, que a fnes de noviembre del 2009 recibía 2 968 710 turistas (Asociación de Hoteles de Cancún, 2008), debe ofrecer productos turísticos que complementen la oferta de sol y playa puesto que existe un deterioro de las playas (principal atrac- tivo del destino) y que “muchos turistas buscan nuevos destinos que ofrezcan atractivos distintos a los del turismo convencional” (Deffs Caso, 2000). Desde la perspectiva de la mercadotecnia turística “el producto turístico no es más que un conjunto de prestaciones, mate- riales e inmateriales, que se ofrecen con el propósito de satisfacer los deseos y las expectativas de los turistas” (Acerenza, 2004:22).

122

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuando contamos con un producto altamente desarrollado, como

es el caso del desarrollo turístico de Cancún, hay que mantenerlo fun- cionando y mejorarlo de manera continua, esto se logra a través de diferentes estrategias de mercadotecnia que provean de productos

y servicios aptos para “responder a las necesidades de recreación”

(Ramírez Cavassa, 2006: 41) de los turistas, de manera que el des- tino continúe siendo competitivo. En este sentido Kotler, Makens, y Makens (2004) sostienen que:

El producto no existe como tal, sino como un conjunto de atri- butos o características de aquél, que en principio son capaces de reportarle al comprador algún benefcio con relación a los usos o funciones buscados, es decir a sus necesidades.

Desde este enfoque el producto pasa por diferentes niveles:

producto genérico, producto esperado, producto mejorado y pro- ducto potencial. Según el planteamiento de niveles del producto, Cancún se en- cuentra en el tercer nivel, producto mejorado, por lo que debe con- tinuarse su desarrollo hasta convertirse en un producto potencial, defnido como un conjunto de modifcaciones y mejoras a las que se puede someter en el futuro. Para ello se requiere la partici- pación de los consumidores proponiendo mejoras para perfeccio- nar el producto. Asimismo, gracias a la inversión y con el paso del tiempo las zonas turísticas de Puerto Morelos, Playa del Carmen y Tulum, localizadas cerca de la ciudad de Cancún, lograrán un cre- cimiento en infraestructura, servicios, población que las convertirá en destinos independientes de Cancún. De manera general, cada una de las zonas antes mencionadas se encuentra en uno de los cuatro niveles de producto, en espera de alcanzar el nivel máximo: Playa del Carmen acaba de alcanzar el nivel tres, Tulum se encuentra cursando la etapa de producto espe- rado, y Puerto Morelos en la de producto genérico. En síntesis, los aspectos revisados nos señalan una serie puntos necesarios para entender la complejidad del problema: crecimiento acelerado de infraestructura hotelera con alta concentración de cuartos de ho- tel en la modalidad de «plan todo incluido», sustitución de presta- dores turísticos locales por cadenas de hoteles y restaurantes, alta

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

123

dependencia de grandes operadores turísticos, aprovechamiento excesivo de las zonas de playa y poco aprovechamiento de recur- sos complementarios de la oferta turística del destino (recursos que se encuentran en comunidades rurales). 5 Con el panorama anterior, se comprende que las comunida- des mayas buscan un crecimiento económico a partir del turis- mo, pues de esta manera podrían adquirir desarrollo económico y mejoras en la calidad de vida; considerando que la llegada de los turistas a estas áreas rurales obligaría a las autoridades gu- bernamentales a dotar de más y mejores servicios básicos. En un principio, comienzan a integrarse los principales atractivos que se encuentran a una distancia no mayor de 150 km del destino, 6 luego se agregan algunos atractivos de menor jerarquía que siguen com- plementando la oferta turística; estos nuevos atractivos 7 son puestos en operación con la participación de ejidatarios (propietarios de los atractivos) y operados por prestadores de servicios turísticos, generalmente extranjeros. Hay que señalar que los destinos turísticos de Cancún y de la Ri- viera Maya están llegando a límites de saturación, pues la cantidad de turistas que reciben y el deterioro de las playas 8 ocasionan que las nuevas empresas turísticas y las ya consolidadas tomen las medi- das necesarias para diversifcar su oferta. otro aspecto que pone en riesgo el crecimiento turístico, aunado a los problemas causados por los huracanes, es el cambio de uso de suelo que las administra- ciones municipales han realizado. Esto ha contribuido a aumentar

5 En este sentido, se han puesto en marcha proyectos de turismo rural en los municipios Lázaro Cárdenas, Solidad, Felipe Carrillo Puerto y Othón P. Blanco.

6 Tal es el caso de Xel-ha y Tulum que comúnmente se ofertan como paseos en los escritorios de atención turística, ubicados en las estancias de los hoteles de Cancún y Playa del Carmen.

7 También ubicados dentro del radio no mayor a 150 km como lo son los cenotes o grutas que se encuentran en el corredor Playa del Carmen-Tulum.

8 Ocasionado por el embate de fenómenos meteorológicos, algunos de grandes mag- nitudes como Gilberto en 1988 o Wilma en el 2005; esto aunado a lo que se podría conside- rar como error de construcción, pues las edifcaciones hoteleras se realizaron encima de la duna de arena, produciendo un efecto de viento y marea que no benefcia la acumulación de arena en la playa. Esto se puede comprobar visualmente a lo largo de la zona hotelera, en donde las construcciones se realizaron algunos metros atrás de la duna de arena en la ac- tualidad existe playa que se conserva a pesar del embate de los diferentes eventos meteoro- lógicos sufridos en la zona.

124

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

la densidad poblacional sobre la zona de playa, elevando el número de pisos de construcción, lo que ocasiona una saturación de infraes- tructura y de personas en la playa; de manera natural, estos ele- mentos ponen en desventaja al destino turístico. El deterioro de la playa junto con las crecientes necesidades de productos turísticos, ocasionadas por el mayor número de visitantes y el interés de nue- vos protagonistas para participar en el desarrollo turístico, ocasiona que se empiecen a integrar nuevos productos turísticos ubicados en la periferia del destino. Estos nuevos productos turísticos, implementados en las zonas aledañas al destino, ofrecen servicios más especializados, tal es el caso del buceo en cavernas, rapel u otros productos integrados que ofrecen servicios de turismo de aventura, en el que se incluyen ali- mentos, transportación y diversas actividades 9 . Geográfcamente y en un inicio, los nuevos productos que se fueron agregando a la oferta turística del destino se encontra- ban en el corredor turístico formado entre la ciudades de Cancún, Playa del Carmen y el poblado de Tulum; en primera instancia, el desarrollo fue creciendo sobre la costa, para luego pasar a la in- tegración de los atractivos que se encuentran en la zona de sel- va baja hacia el interior del estado, con acceso desde la carretera. Hay que recordar que a la par del desarrollo de estos productos turísticos también se desplegó la oferta de cuartos en la Riviera Maya. Las características propias de estos productos no permiten la llegada masiva de turistas, pues, fundamentalmente, los productos se concentran en áreas frágiles ambientalmente ya que están consti- tuidas por cenotes, cavernas y senderos en las que únicamente se puede atender a un número reducido de turistas, porque su satu- ración implicaría el deterioro y pérdida progresiva de la belleza y del producto mismo. 10

9 Las actividades que comúnmente se ofrecen son kayak en cuerpos agua, snorkel en cenotes, rapel, tirolesa, senderismo, recorridos en bicicleta, circuitos montando a caballo, recorridos a bordo de cuatrimotos o en vehículos todo terreno. 10 Desde 1999 se empiezan a integrar a la oferta turística nuevos productos, que geo- gráfcamente se encuentran entre las carreteras federales 307 y 180 del estado de Quintana Roo. Estos nuevos productos turísticos se ubican principalmente en el municipio de Lázaro Cárdenas en el oeste del estado.

I V.

125

Cuadro 4.2 Atracciones del municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Atracción

Principales actividades

Holbox

Laguna Yalahu

Isla Pájaros

Pac Chen

Naranjal

Tres Reyes

El Cedral

Kantunilkin

Pesca deportiva, buceo, snorkel, paseos en lancha, avistamiento de tiburón ballena. Nado. Observación de aves. Paseos en Kayak, nado, buceo en cenote, rapel, tirolesa, senderismo, representación de rituales. Visita a ruinas arqueológicas, senderismo, grutas. Grutas, nado en cenote, rapel, tirolesa, ruinas arqueológicas. Senderismo, paseos en kayak, nado en laguna, visita a criaderos de venado, tepescuincle y Jabalí. observación de fora y fauna, nado en cenote, ferias tradicionales, artesanías.

Fuente: Elaboración propia a partir de la información presentada por el municipio de Lázaro Cárdenas.

Actualmente, el desarrollo turístico se está orientando geográ- fcamente hacia el municipio de Lázaro Cárdenas 11 , gestionado por algunas empresas de la Riviera Maya, Cancún e Isla Mujeres que ofrecen recorridos, principalmente, a Pac Chen, Tres Reyes y Holbox donde han desarrollado de manera conjunta con los pobla- dores algunos productos turísticos (véase cuadro 4.2). El desarrollo de nuevos productos turísticos en el municipio de Lázaro Cárdenas se caracteriza por la integración de sus pobladores a los proyectos, dando oportunidad de trabajo y mejora de las con- diciones de vida, aunque el crecimiento turístico aún no desplaza a las actividades económicas tradicionales, representa una diversif- cación económica para los habitantes, incluso muchos pobla- dores, de manera autónoma, se organizan en cooperativas o grupos de ejidatarios para diseñar y generar productos turísticos. Este incre-

11 Municipio del norte del estado, con menos desarrollo turístico y con más recursos naturales y culturales diferentes a los que comprende el producto turístico de sol y playa que se ofrece en los municipios de Benito Juárez, Isla Mujeres y Solidaridad.

126

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

mento de una nueva oferta de actividades recreativas surge de los cambios en el comportamiento de los turistas, que demandan activi- dades complementarias a su estancia en los destinos de Cancún y Ri- viera Maya, que al mismo tiempo ejerce presión en los prestadores de servicios para desarrollar nuevos productos turísticos en ambien-

tes diferentes a los que se ofrecen en la costa del norte del estado. En conjunto, estas situaciones parecen indicar que la expansión turística continuará en el municipio de Lázaro Cárdenas, en este momento se presentan pocos productos turísticos distribuidos en

el municipio y existe la posibilidad de que otros vayan a desarrollar-

se; razón por la que es importante medir el potencial turístico, que se defne como la capacidad que tiene la zona para atraer turistas y satisfacer los gustos y preferencias de los visitantes (sectur, 2006). Las razones expuestas con anterioridad encaminan a las comu- nidades de la zona a realizar una transformación de actividades económicas, pasando de primarias a terciarias en un futuro posible. 12 No obstante, los productos turísticos existentes en el municipio se han realizado con poco o nulo conocimiento del diseño de productos turísticos, sin asesoría o con asesoría muy limitada, o respondiendo

a intereses de algunos inversionistas sin tomar en cuenta las ne-

cesidades de la comunidad local y la conservación de los recursos naturales y culturales; en general, sin tener idea de las implica- ciones negativas de la llegada masiva de turistas. 13

4.4 Metodología

La presente investigación se basó en la Metodología Integral de

Evaluación del Potencial Turístico, la cual se compone de dos fases

y una conclusión intermedia para la toma de decisiones (sectur,

2006). La fase I se compone de la descripción del sitio, diagnósti- co del sitio, evaluación del potencial y potencialidades turísticas. Las dos primeras actividades evalúan los cuatro componentes de

12 Hay que considerar que de esta manera también podría lograrse para benefcio de la actividad turística en Quintana Roo, tener participación en el segmento de mercado turístico que más crecimiento reporta actualmente en el mundo, el ecoturismo.

13 Dada esa situación, existen experiencias en donde el desarrollo turístico rural reporta pocos o nulos benefcios económicos o si los tuviese, resultan poco equitativos en comparación con los que obtienen los operadores turísticos que les llevan turistas.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

127

Figura 4.1 Diagrama de fujo de la Metodología Integral de Evaluación del Potencial Turístico

Integral de Evaluación del Potencial Turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
Integral de Evaluación del Potencial Turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en

Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios. (sectur, 2006).

un producto turístico; la tercera actividad incorpora las tendencias del mercado y en la cuarta se determina la vocación turística de la región o municipio (véase fgura 4.1). La descripción del sitio debe brindar una visión general de los factores que sustentan la actividad turística en la región o munici- pio a evaluar. Asimismo, permite ubicar geográfcamente el sitio de estudio, identifcar el inventario de recursos naturales, culturales, tipo de ecosistema, así como detectar los rasgos principales de las regiones colindantes. La ubicación geográfca permite caracterizar las condiciones de su relieve como son las montañas, cuerpos de agua, valles, mesetas, praderas o cualquier elemento que lo caracterice (véase fgura 4.2). En el diagnóstico del sitio se presenta la situación actual de la oferta turística: los recursos naturales y culturales, equipamiento, instalaciones e infraestructura. Para cada componente se deben iden- tifcar las principales limitaciones, la calidad que actualmente tiene cada uno de ellos, su distribución y disponibilidad en la región, y las difcultades para integrar un producto turístico. En esta parte también se incluye el diagnóstico de la actual demanda turística, considerando las características de la afuencia a través de un per- fl del visitante que muestre su origen, motivo de viaje, medios de transporte, gustos y preferencias, estadía y gasto promedio. Adi-

128

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Figura 4.2 Componentes de la Fase I de la Metodología Integral de Evaluación del Potencial Turístico

Integral de Evaluación del Potencial Turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
Integral de Evaluación del Potencial Turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en

Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

cionalmente, se recomienda analizar los mecanismos para dar a conocer en el mercado los productos turísticos de la región en estudio, la organización que tienen los agentes participantes, para comercializar y los esfuerzos realizados en la publicidad del sitio (véase fgura 4.2). Para la evaluación del potencial turístico, la metodología con- templa cuatro instrumentos: un cuestionario que permite recopilar la información del sitio a evaluar, criterios de evaluación que fun- damentan la califcación de la disponibilidad o carencia de los ele- mentos de oferta y demanda, un sistema de medición cuantitativa que se deriva de la califcación que a cada concepto se asigne y un mapa conceptual que permite visualizar las potencialidades turís- ticas de la región o municipio. El cuestionario contiene los compo- nentes de la oferta, de acuerdo con la defnición integral de producto turístico, así como de la demanda, considerando los componentes principales del mercado y consta de seis secciones. En la sección i.a (véase cuadro 4.2). del cuestionario, correspondiente a los recursos naturales, se incluye una amplia gama de estos recursos que puede tener una región o municipio en su territorio. La clasifcación de estos recursos se basó en la tipología de destinos turísticos propuesta por la Organización Mundial de Turismo (omt, 1998). La sección i.b. de recursos culturales comprende los sitios, expresiones y vestigios

I V.

129

con valor histórico, artístico y tradicional. Su clasifcación también se deriva de la tipología de destinos turísticos de la omt (véase cuadro 4.2).

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuadro 4.3 Componentes de la fase I de la metodología

I.A. Recursos Naturales

I.B. Recursos Culturales

II. Equipamiento Turístico

 

Patrimonio artístico

Zonas de litoral

monumental

Zonas de montaña

Comunidades

Áreas naturales protegidas

tradicionales

Cuerpos de agua

Expresiones

contemporáneas

a) Negocios

b) Cultural

c) Salud

d) Náutico

e) Aventura

f) Ecoturismo

g) Rural

h) Cinegético

i) Sol y Playa

III. Instalaciones Turísticas

IV. Infraestructura

V. Mercado

a)

b)

c)

d)

Negocios

Cultural

Salud

Náutico

e)

Ecoturismo

Rural

Cinegético

i) Sol y Playa

g)

h)

Aventura

f)

General

Turística

Afuencia turística actual

Publicidad y comercializa-

ción

Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

La sección II recaba información del equipamiento y servicios turísticos, considerando los elementos de la planta turística orienta- dos a nueve segmentos de mercado. El equipamiento incluye todos los establecimientos administrados por el sector público o privado que se dedican a prestar servicios turísticos; cuatro categorías resu- men las formas posibles de equipamiento, aunque se especializa según el tipo de turismo al que pertenece. El segundo componente de la planta turística lo constituyen las instalaciones, que son todas las construcciones dedicadas a la prestación de servicios turísticos y que son utilizadas en los servicios que ofrece el equipamiento; las instalaciones se agrupan de acuerdo al tipo de turismo al que perte- necen, representando a los segmentos turísticos convencionales y los de reciente incorporación al mercado (véase cuadro 4.2). La infraestructura se clasifca en dos grandes categorías: la ge- neral y la especializada para el turismo; en la general se incorporan todas las construcciones que sirven a las actividades productivas

130

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

sin pertenecer especialmente a alguna de ellas, aun cuando bene- fcien a unas más que otras. La infraestructura turística es aquella que benefcia directamente al turismo como las redes de carreteras construidas para comunicar los destinos. La quinta y última sección del cuestionario incluye las variables que defnen la demanda por los atractivos y servicios turísticos. Esta sección está compuesta por dos categorías: las características de la llegada de turistas al sitio en evaluación y las actividades de promoción y comercialización por parte de los agentes participantes en ésta actividad. El sistema de medición se basa en la asignación de un valor a cada rubro de las cinco secciones que lo conforman. Al llenar este instru- mento, en un primer paso se confrma la existencia de recursos, equi- pamiento, instalaciones, infraestructura y la llegada de turistas; y en un segundo paso, en caso de asegurar su existencia, se califca el estado actual de cada componente para auspiciar el desarrollo de la actividad turística. Para califcar en forma estandarizada se establecen criterios de evaluación que permiten diseñar la base de una escala de medición acotada que especifque rangos de califcación que van de 0 a 2 y son fácilmente identifcables por todos los participantes en la actividad turística (véase cuadro 4.3).

Cuadro 4.4 Criterios de evaluación y sus valores de califcación

Rojo

Amarillo

Verde

Ausencia de componen- tes de la oferta turística o de la demanda de servi- cios turísticos.

VALOR: 0

Existencia de los compo- nentes de la oferta o de- manda, con fuertes limi- taciones.

VALOR: 1

Componentes de la ofer- ta o demanda en condi- ciones aceptables para el aprovechamiento turístico actual.

VALOR: 2

Fuente: Elaboración propia a partir de la información presentada en: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

Con estos criterios de evaluación y el valor asignado, se logra transformar el sistema de califcación cualitativo a cuantitativo que permite una comparación entre componentes y elementos que conforman un producto turístico. Esto permite la suma de valores

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

131

asignados por componente y promediar las califcaciones por ru- bros y secciones (véase cuadro 4.4). Al evaluar un sitio, se deben tomar en cuenta el tipo de recur- sos naturales, culturales e históricos y evitar la penalización por componentes que no corresponden a su vocación productiva y que son característicos de otras regiones. El sistema sólo considera y evalúa los componentes que se califcan al contestar el cuestio- nario, el rango de califcación de cada sección debe estar acotado entre los valores absolutos ya determinados, el resultado de la

Cuadro 4.5 Expresión de resultados para oferta y demanda de las calif- caciones en promedio total de cada sección del instrumento, rango de califcación y su respectiva ponderación

Oferta Turística (O)*

Demanda Turística (d)**

 

Afuencia

Publicidad

RT

EST

IST

IT

turística

y comer-

 

cialización

Aspectos que contem- pla (expresa- dos en calif- cación total promedio)

Recursos

Equipa-

Instala-

infraes-

Demanda

naturales

miento y

ciones y

tructura

por

y

servicios

servicios

turística

servicios

culturales

turísticos

turísticos

turísticos

Ponderación

40 %

20 %

20 %

20 %

50 %

50 %

Rango de

califcación

0 – 2

0 – 2

para aspecto

* Para determinar un valor promedio total de la oferta turística, se han supuesto pesos específcos, con el fn obtener un promedio ponderado, en donde se da mayor importancia a la existencia de recursos turísticos (naturales y culturales). ** La califcación total de la demanda (D) es el valor promedio de todos los conceptos que conforman la sección V del cuestionario; cada componente de la demanda tiene el mis- mo peso en el promedio, porque es necesario que la zona en evaluación cuente con afuen- cia turística, y en consecuencia los visitantes deben registrar una estadía y un gasto en esa localidad; la metodología contempla que la magnitud de la afuencia debe ser resultado de las actividades de publicidad y comercialización. Fuente: Elaboración propia a partir de la información presentada en: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

132

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

ponderación de las califcaciones se expresa en el mapa de poten- cialidad turística. El mapa de potencialidad se construye con los resultados del sistema de medición cuantitativo de los componentes de oferta y demanda con lo que obtenemos un marco de referencia estandari- zado para evaluar la potencialidad turística de la zona (véase fgura 4.3). Este mapa es un plano cartesiano que representa los

Figura 4.3 Mapa de potencialidad turística

representa los Figura 4.3 Mapa de potencialidad turística Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en

Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

resultados de la valoración de la oferta y de la demanda en el cual se observan cuatro cuadrantes generados en razón del sistema de medición; este es el motivo por el cual los valores van de 0 a 2. La zona evaluada puede contar con diferentes valores en su po- tencialidad turística, de acuerdo con el cuadrante en donde lo ubi- quen las coordenadas de las califcaciones totales de la oferta y la demanda. Se considera que la zona con potencial turístico puede tener o carecer de productos, equipamiento o instalaciones turísti- cas, puede contar o no con recursos naturales o culturales que por sí solos generan el interés y afuencia de turistas. A su vez, esta

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

133

Cuadro 4.6 Descripción de los cuadrantes del mapa de potencialidad turística

Cuadrante

Rango de valores

Descripción

Oferta

I entre 0 y 1 Demanda entre 0 y 1

Zona sin atractivos turísticos, y sin fujo de

visitantes. CARECE DE POTENCIAL TURÍSTICO

Oferta

II entre 0 y 1 Demanda entre 1 y 2

Zona sin atractivos turísticos importantes, con atractivos complementarios o productos sin de-

sarrollo; pero con fujo de turistas ocasionado por alguna razón. CON POTENCIAL TURÍSTICO

Oferta

III entre 1 y 2 Demanda entre 0 y 1

Zona con importantes atractivos turísticos, con mucho o poco desarrollo de producto, pero des-

conocidos con poca o nula promoción. CON POTENCIAL TURÍSTICO

Oferta

IV entre 1 y 2 Demanda entre 1 y 2

Zona con importantes atractivos turísticos, con productos desarrollados y con planes de promo-

ción bien estructurados y realizados. CON ACTIVIDAD TURÍSTICA

Fuente: Elaboración propia a partir de la información presentada en: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

afuencia turística puede ser provocada por la comercialización y publicidad existente de la zona. La vocación turística se consigue con la interpretación de toda la información que se ha logrado de la zona; marca princi- palmente la directriz del mercado que ha de conseguirse con el desarrollo del producto, tomando como base las actividades turís- ticas que la zona evaluada permite (véase cuadro 4.5). Una de las posibilidades que contempla la metodología es que al concluir la fase I, la zona evaluada carezca de potencial turístico, por lo que es posible iniciar con una metodología para identifcar la vocación productiva alterna; 14 adicionalmente, en la descripción se realiza un recuento tanto de los recursos naturales, como la

14 El potencial turístico de una región o municipio está determinado por la capacidad que tiene la zona para atraer turistas y satisfacer los gustos y preferencias de los visitantes.

134

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

flora y fauna, el tipo de ecosistema y el clima predominante en el sitio, como de los recursos culturales que comprenden el patrimo- nio histórico (sitios arqueológicos, museos, edifcios, entre los más importantes), y los grupos étnicos con sus comunidades y sus ex- presiones artísticas, religiosas, formas de vida y costumbres. 15 La fase II se integra de cuatro etapas de planeación: el análisis foda, la integración del producto turístico, la determinación de la visión turística de la región, y el diseño de estrategias programas y acciones de desarrollo del turismo.

Figura 4.4 Componentes de la fase ii de la metodología integral de evaluación del potencial turístico

integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en
integral de evaluación del potencial turístico Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en

Fuente: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

4.5 Resultados

Nuevo Xcan se encuentra en los límites del estado de Quintana Roo con Yucatán, su posición geográfca corresponde a 20°52’08” latitud norte y 87°36’09” de longitud oeste, su altitud corresponde a 20 msnm se llega al poblado por la carretera federal 180 desde Can- cún, Quintana Roo o desde la ciudad de Valladolid, Yucatán o por la carretera estatal desde el poblado de Coba, Quintana Roo.

15 En consecuencia, toda área que pretenda fortalecer su actividad turística debe evaluar cuidadosamente los componentes de su oferta, así como el perfl y las tendencias de la demanda actual y futura. La evaluación integral del potencial turístico permite defnir su vocación turística específca y dimensionar su potencial.

135

La carretera número 180 atraviesa la población formando la avenida principal, en el poblado se encuentra el entronque con la carretera estatal que va hacia Coba, en la parte norte existen dos calles que corren paralelas a la avenida principal, al sur una sin pavimento y otra segunda únicamente trazada; de manera perpen- dicular a la avenida principal existen seis calles formando veinti- cuatro manzanas, en donde hay 219 hogares que albergan a 955 personas. En promedio 4.38 personas por hogar (inegi). El po- blado cuenta con edifcaciones para la educación básica a nivel preescolar jardín de niños «Lic. Andrés Quintana Roo», primaria «Ramón Osorio» y telesecundaria «Jacinto Canek»; también po- see una iglesia católica y un templo presbiteriano, cinco tiendas de abarrotes —sin embargo no se consigue hielo con facilidad, ya que se vende únicamente en pequeñas cantidades y es elaborado de manera casera, en cantidades mayores es necesario desplazarse al poblado de Ignacio Zaragoza a 15 km del poblado. Existe una bodega de distribución de cerveza, además de tres depósitos de cerveza que están abiertos durante el día y cierran a las siete de la noche, no abren los domingos. Hay dos estableci- mientos de comida, en uno se venden pollos asados, con capacidad para unas veinte personas, el otro lugar es una lonchería que no opera con regularidad, con previo encargo pueden elaborar comi- da y dar servicio a unas cincuenta personas. Al oeste del poblado se encuentra la caseta de revisión ftosani- taria, a un lado y de manera paralela a la línea de mensura, 16 dentro del ejido de Nuevo Xcan, corre un camino de 11 km que conduce a un área de 24.095 km 2 , el acceso es limitado, en el área existen bre- chas y veredas para llegar a los atractivos referidos por los habitan- tes de la comunidad; para la delimitación y localización de la zona de estudio se utilizó un equipo Garmin Etrex Legend que utiliza el sistema de posicionamiento geográfco (gps), a partir del cual se generó un mapa del área de estudio. Dentro del área se encuentran los recursos naturales del Ejido de Nuevo Xcan, dos cenotes, uno de ellos se encuentra a cielo abierto con 25 m de altura, el otro tie-

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

16 Se refere a la línea divisoria entre dos lotes o ejidos; en este caso la mensura mar- ca el límite territorial del ejido de Nuevo Xcan, Quintana Roo con el ejido de Valladolid, Yucatán.

136

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Figura 4.5 Área de estudio en el ejido de Nuevo Xcan municipio de Lázaro Cárdenas

en el ejido de Nuevo Xcan municipio de Lázaro Cárdenas Fuente: Elaboración propia con datos generados

Fuente: Elaboración propia con datos generados en gps.

ne acceso a través de un orifcio de 2.5 m 2 y una altura de 27 m de altura, cinco cavernas con diferentes niveles de difcultad para ex- ploración. Dentro de las cavernas se han encontrado restos de ani- males, huellas de felinos, fora y fauna originaria de la región. Durante las exploraciones dentro de la zona de estudio se tu- vieron avistamientos de serpientes de las llamadas nauyaca, corali- llo y de otros reptiles como la tortuga ocotera, así como de otras especies no determinadas, 17 grupos de jabalí, venado cola blanca,

17 Los nombres de las especies observadas (reptiles, mamíferos e insectos) son tomados de los avistamientos durante las exploraciones, y se registran con los nombres utilizados por los pobladores.

137

pavo de monte, tarántulas, diferentes tipos de mariposas y aves. El suelo de la zona es regular y frme, no se aprecian colinas o cerros que superen los dos metros de altura, los componentes principa- les son roca y una capa delgada de tierra que en algunas zonas no supera los diez centímetros de espesor, no hay zonas donde exista acumulación de agua o humedales. En las brechas se pueden apre- ciar con regularidad huellas de animales que habitan en la zona. La vegetación en general no supera los cinco metros de alturas y tiene características de selva baja, existen especies aprovechables como el cedro, el tzalán, jabín, chobenché, caoba, ceiba o yaxché, pucté, granadillo, zapote y guayacán. 18

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

4.5.1 Califcación Promedio Total de los Recursos Turísticos ( rt)

La zona cuenta con cuevas y grutas conservadas en su es- tructura geológica, sin contaminación por residuos sólidos, que muestra evidencias de haber sido habitadas en tiempos remotos ya que se encontraron restos de cerámica con diferentes acabados y restos humanos de otras épocas. Hay una buena conservación de una amplia diversidad de especies de fora y fauna, cerca hay zonas de cultivo y actividades apícolas. La comunidad habla la lengua maya y el español como lengua de comunicación; 19 sin embargo, existe una paulatina pérdida del uso del maya en las nuevas gene- raciones, situación que conlleva a perder progresivamente la realiza- ción de eventos tradicionales en la comunidad. Existen montículos pequeños con una fuerte degradación por lluvia y falta de manteni- miento o restauración (véase cuadro 4.6).

4.5.2 Califcación Promedio Total del Equipamiento y Servicios (est)

Existe infraestructura, propiedad común del ejido, que puede funcionar como centros de información o como estaciones de recep-

18 Los nombres de las maderas aprovechables fueron recabados durante los recorridos del levantamiento de datos y en las entrevistas realizadas con el Sr. Juan Mateo Dzul Agui- lar, comisario Ejidal en turno.

19 La población local participa esporádicamente como guías, auxiliares y prestadores de servicios de alimentación para grupos de estudiantes que proceden de la ciudad de Can- cún y que realizan actividades de turismo de aventura.

138

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuadro 4.7 Califcación promedio total de los recursos turísticos (rt)

Culturales

Patrimonio

Recursos de Co-

Turístico

munidades Tra-

Monumental.

dicionales

Zonas arqueo- lógicas, pintu- ras rupestres y pueblos anti- guos.

1.29

Grupos étnicos, expresiones artís- ticas folklóricas, eventos folklóri- cos, históricos o religiosos.

Naturales

Califcación

promedio

Cuevas, grutas, cenotes y caver- nas, fora y fauna, áreas para la rea- lización de acti- vidades acuáticas turísticas diversas.

Promedio

2

RT

1.645

Fuente: Elaboración propia.

ción de visitantes y turistas. Además cuentan con dos palapas que funcionan como área de preparación y servicio de alimentos, y dos áreas equipadas con baños ecológicos, también existen otras palapas que pueden servir como estaciones para actividades de turismo de aventura. El servicio de guías carece de información estructurada de las especies de fora y fauna. Las visitas son espo- rádicas y provienen del interés de grupos de estudiantes, la oferta de alimentos preparados es muy reducida y de empaquetados es nula (véase cuadro 4.7).

4.5.3 Califcación Promedio Total de Instalaciones y Servicios Turísticos (ist ) 20

La comunidad ha realizado adecuaciones a la zona, instalando plataformas para descenso en rapel, escaleras y muelles en los ce- notes, han improvisado senderos y brechas, que reciben un man- tenimiento precario, que facilitan el acceso a los cenotes, grutas y cavernas, y que comunica entre ellos, mismos que pueden ser uti- lizados para generar un circuito (véase cuadro 4.8).

20 Conforme a la orientación turística de la zona y a la evaluación visual se consi- deran los apartados III E y III F del instrumento, correspondientes al turismo de aventura y ecoturismo.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

139

Cuadro 4.8 Califcación promedio total del equipamiento y servicios turísticos (rt)

Equipamiento

Servicios turísticos

Califcación

promedio

Infraestructura de propie- dad ejidal con funciones posibles de centros de in- formación ó estaciones de recepción de visitantes y turistas; palapas que fun- cionan como área para preparar alimentos y de servicio de comedor, otras que pueden servir como es- taciones de las actividades de turismo de aventura.

Promedio

1.2

Servicio de guías defcientes y sin información estructurada de especies de fora y fauna, limitada oferta de alimen- tos preparados y nulos de alimen- tos empacados.

.1

EST

1.1

Fuente: Elaboración propia.

4.5.4 Califcación Promedio Total de la Infraestructura Turística ( it ) 21

La población cuenta con una red de calles interna, con insuf- ciente cobertura de pavimento y falta de mantenimiento, existen servicios de transporte público, abasto de alimentos, reparación vehicular. Las instalaciones destinadas a la alimentación, servicios y de auxilio vial son defcientes, la comunicación ofrece una cober- tura limitada, irregular y con defciencias operativas, hay carencia de personal médico o paramédico, y desabasto de medicamentos; sin embargo, la distribución de agua potable es efciente y con una amplia cobertura aunque no se cuenta con drenaje y alcantarillado. No se cuenta con recolección de basura, cada habitante es respon- sable de los desechos que produce y el abasto de combustibles es

21 El instrumento contempla que en la sección de infraestructura la evaluación debe ser más estricta y penaliza la ausencia de cada concepto. Además se divide infraestructura general y específca para turismo. Esta sección contempla siete apartados: transporte terres- tre, aéreo, acuático, comunicaciones, salud, servicios urbanos y energía; sin embargo, sólo se considera la infraestructura del transporte acuático cuando se reporta la existencia de re- cursos para el desarrollo de turismo náutico en el sitio a evaluar.

140

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuadro 4.9 Califcación promedio total de instalaciones y servicios turísticos (ist)

Turismo de aventura

Ecoturismo

Califcación

promedio

total

Promedio

Plataformas para el descenso en Rapel, así como muelles y escaleras que ayudan al acce- so a los cenotes.

1

Senderos y brechas que dan acceso y que establece comu- nicación entre los recursos del área, todos con mantenimien- to precario.

1

IST

2

Fuente: Elaboración propia.

irregular. Es posible conseguir traslado en caso de que algún gru- po de turistas quiera tener acceso al área en donde se encuentran los recursos, sin embargo, no es un servicio establecido y estará ceñido por las condiciones de los prestadores (véase cuadro 4.9).

Cuadro 4.10 Califcación promedio total de la infraestructura turística (it)

General

Específca

para turismo

Califcación

promedio total

Promedio

Red de calles internas, ser- vicio de transporte de per- sonas, abasto de alimentos y reparación vehicular, distri- bución de combustibles, con defciencias operativas; red de agua potable efciente y per- manente.

.765

Servicio de transporte turístico bajo solici- tud; transporte forá- neo defciente con paradero en el pueblo.

.2

IT

.482

Fuente: Elaboración propia.

4.5.5 Califcación Promedio Total de la Demanda por Servicios Turísticos ( d ) 22

Existen visitas esporádicas de estudiantes, con fnes de recreación y estudio, adicionalmente otros grupos han asistido a practicar

22 El instrumento contempla la afuencia turística actual, la publicidad y comercialización.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

141

ciclismo de montaña. El número de visitas no supera las diez al año. Sin embargo, la población está organizada pues fungen como guías auxiliares, ayudantes para las actividades de rapel y provee- dores de alimentos (véase cuadro 4.10).

Cuadro 4.11 Califcación promedio total de la demanda por servicios turísticos (D)

Afuencia turística

actual

Publicidad y

comercialización

Califcación

promedio

total

Promedio

.333

0

.16

Fuente: Elaboración propia.

En el cuadro 4.9 se presentan los resultados obtenidos de la aplicación del instrumento, constituyen los valores expresados en el mapa de potencialidad turística. La expresión de la oferta debe ser plasmada en el eje horizontal y la demanda en el eje vertical, la intersección de estos valores constituyen una coordenada que dependiendo del área en la cual se encuentre dará signifcado al resultado. El resultado, de acuerdo con la descripción de los cuadrantes del mapa de potencialidad turística presentado en el cuadro 4.5 es: Zona con importantes atractivos turísticos, con mucho o poco desarrollo de producto, pero desconocidos con poca o nula promoción. Es una zona con potencial turístico, con los recursos sufcientes para poder generar un producto eco-turístico y oferta de actividades pro- pias del turismo de aventura; la poca demanda ha sido generada por grupos reducidos de turistas procedentes de la ciudad de Cancún en búsqueda de espacios no desarrollados para la práctica del ciclismo de montaña o descensos en rapel. La principal limitante de la zona evaluada es la falta de un pro- ducto turístico, por ende no existe comercialización y publicidad, habría que conformar el producto turístico bajo la orientación del eco-turismo y establecer la oferta de servicios para la práctica del turismo de aventura, en cantidad permisible previo análisis de la ca-

142

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

Cuadro 4.12 Califcaciones totales en promedio por cada sección del instrumento y califcaciones totales ponderadas para oferta y demanda

 

Oferta turística (O)

Demanda Turística (D)

RT

EST

IST

IT

Afuencia

Publicidad y

Turística

Comercialización

Califcación

   

total promedio

1.645

1.1

1

0.482

.333

0

Ponderación

40%

20%

20%

20%

50%

50%

Califcación

   

total ponderada

 

1.1744

 

.16

Fuente: Elaboración propia.

Figura 4.6 Mapa de potencialidad turística de la zona evaluada en el ejido del municipio de Lázaro Cárdenas Quintana Roo, México

del municipio de Lázaro Cárdenas Quintana Roo, México Fuente: Elaboración propia a partir de la información

Fuente: Elaboración propia a partir de la información presentada en: Identifcación de Potencialidades Turísticas en Regiones y Municipios (sectur, 2006).

143

pacidad de carga del área y con sufciente variedad para que la zona sea comercializable; existe potencial turístico en el área de estudio, pero se carece de condiciones adecuadas para la pernocta en la modalidad de camping, la cantidad de baños ecológicos resulta in- sufciente, se carece de un área de vestidores, y no hay un espacio en donde se pueda realizar el aseo diario personal. Bajo estas con- diciones no se puede esperar que el área sea un atractivo de visita específca.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

4.6 Propuesta de Actividades para el Desarrollo del Producto Turístico

Para el desarrollo de actividades se contemplaron los atracti- vos encontrados en el área de estudio y la vocación del área, propia para el ecoturismo con servicios turísticos para la práctica del tu- rismo de aventura (véase fgura 4.7). Estas actividades que confor- marían el producto turístico, se deben desarrollar manteniendo el equilibrio del medio ambiente y evitar el deterioro de los recursos

Figura 4.7 Mapa de actividades turísticas en la zona evaluada

4.7 Mapa de actividades turísticas en la zona evaluada Fuente: Elaboración propia a partir de la

Fuente: Elaboración propia a partir de la información recabada durante la investigación.

144

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

turísticos; esto implica generar, mantener, mejorar o incrementar el empleo y buscar el desarrollo de la región. En este contexto, las actividades que se proponen no generan contaminación hacia es- tos recursos siempre que se realicen adecuadamente y sin rebasar la capacidad de carga del área; la población debe participar activa- mente en los diferentes tareas involucradas en el proyecto turísti- co, en funciones como guías y prestadores de servicios locales. Para ello será necesario brindar capacitación a la población en temas de primeros auxilios, manejo de cuerdas y poleas, seguridad e hi- giene en la producción de alimentos y bebidas, prevención y com- bate de incendios, manejo y conducción de grupos. La propuesta de actividades a desarrollar en el área son:

a) Bicicleta ( mtb): Con bicicletas de montaña rodada 26 que se utilizarían en el circuito de 7.5 kilómetros que se forma con los caminos y los senderos que se encuentran en

la zona, más la brecha que se debe crear entre la línea de la mensura ejidal y 4 Halcones. Para los turistas que buscan un mayor esfuerzo es posible llegar a las cavernas de A. Huewch y del Mamey en bicicleta por la carretera estatal de Nuevo Xcan-Coba, que presenta poca carga vehicular,

y con ayuda de un vehículo de apoyo se pueden lograr los

32 kilómetros de este circuito.

b) Descenso en cuerda (Rapel): A realizarse de manera diur- na en el cenote de Tzelzonot con una caída de veinticinco

metros, después el turista podría nadar en el agua del cenote

o subir por las escaleras para después volver a descender

por rapel, consumiría algunos alimentos en el área del co- medor que se encuentra a un lado del cenote o descan- saría en las áreas aledañas. También podría realizarse de manera nocturna en el cenote de 4 Halcones en una caída de veintisiete metros y llegar a una plataforma rodeada por agua, en donde se puede hacer snorkel o nadar.

c) Caminata: Que es posible realizarse en las áreas que circun- dan los dos cenotes y las cuatro cavernas, de manera se- gura a cualquier hora y por cada uno de los senderos y caminos que unen los atractivos.

I V.

E L

145

d) Observación de fora y fauna: Actividad ideal para rea- lizarse por las mañanas en cualquier camino, sendero o zona aledaña a los atractivos; la observación de aves es privilegiada en la zona cercana a los cenotes debido a la presencia de agua, y la de mamíferos en los senderos.

e) Espeleología: Puede realizarse con diferentes niveles de difcultad en las cuatro cavernas que se encuentran den- tro del área, se puede combinar con otras actividades previas, llegar caminando y regresar en bicicleta o nadar en el interior de alguna de las cavernas.

f) Natación: Podría realizarse en todos los cenotes identifca- dos en el área de estudio y con diferentes niveles de dif- cultad, en esta actividad se puede utilizar equipo de snorkel que ayudaría a integrar más actividades como la búsqueda de objetos, que pueden estar ocultos en las áreas con agua.

g) Campamento: Complementaría a las demás actividades, pues al pernoctar en la zona se extienden las posibili- dades para realizar las mismos recorridos en diferentes condiciones, esto generaría un valor agregado a la ex- periencia del turista ya que las posibilidades de integrar más ambientes y más actividades puede resultar muy atractivo.

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

A Manera de Conclusión

Se decidió utilizar la Metodología Integral de Evaluación del Potencial Turístico en esta investigación, porque considera aspec- tos cuantitativos y cualitativos para la evaluación del potencial tu- rístico; además se cuenta con registros que demuestran que fue valorada y probada en la sierra de Nayarit y en el municipio de Alvarado, en el estado de Veracruz y en otros países como la República de Senegal en África occidental; aunado a esto, fue de- sarrollada por el organismo ofcial encargado del desarrollo turís- tico de país (sectur, 2006). La califcación del potencial turístico de la zona evaluada genera la coordenada (O 1.1744, D .16) en el mapa de potencialidad turística. La zona de estudio del ejido de Nuevo Xcan se encuentra como una zona con potencial turístico;

146

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

pues se muestra en el cuadrante iii, siendo una zona con importan- tes atractivos turísticos, con mucho o poco desarrollo de producto, pero desconocidos con poca o nula promoción, lo que se traduce en una reducida demanda. La vocación turística predominante en el área de Nuevo Xcan es el desarrollo de productos de turismo de aventura. Se considera que el principal atractivo está basado en la propuesta de activida- des a desarrollar; utilizando cada uno de los recursos identifcados, con el paso del tiempo estas actividades pueden incrementarse y formar un circuito de actividades de turismo de aventura y depor- tes extremos. Los componentes que más infuyen en la califcación del potencial turístico son los atractivos naturales y los atractivos culturales; como parte de la oferta turística, el desarrollo de acti- vidades turísticas deberá contener estrategias para la conservación de estos atractivos con el objetivo de evitar su deterioro y la pérdida paulatina de la esencia del producto turístico. El alcance de este estudio delimita el potencial turístico del eji- do de Nuevo Xcan, a partir de los recursos que posee, y hace una propuesta de actividades que pudiesen realizarse en el área estu- diada; para el desarrollo del producto turístico es necesario continuar con la fase ii de la metodología, además de realizar otros estudios que ayuden a identifcar la capacidad de carga de cada uno de los re- cursos identifcados, el tipo y exigencias del consumidor meta, así como la proyección logística de operación en el sitio.

Bibliografía

Acerenza, M. A. (1991). Administración del turismo: conceptua- lización y organización, México: Trillas. Acerenza, M. Á. (2004). Fundamentos del marketing turístico, México: Trillas. Asociación de Hoteles de Cancún (2008). Barómetro Turístico de Cancún, Electrónico, Asociación de Hoteles de Cancún, Cancún. Cárdenas Tabares, F. (1991). Mercadotecnia y productividad tu- rística, México: Trillas. Cordero Ramírez, J. (2008). Marketing Estratégico en Turismo, México: Trillas.

147

Deffs Caso, A. (2000). Ecoturismo, categoria 5 estrellas, Colom- bia: Quebecor impreandes. fonatur (s.f.). Fondo Nacional de Fomento al Turismo, recuperado el 17 de octubre de 2009, de Proyectos y desarrollos turísticos:

http://www.fonatur.gob.mx/es/index_desarrollos.asp inegi (s.f.). XII Censo general de población y vivienda 2000, recu- perado el 17 de junio de 2007, de http://www.inegi.gob.mx/est/

librerias/tabulados.asp?tabulado=tab_em04b&c=758&e=23

Jafarí, J. (2005). Enciclopedia del turismo, España: Síntesis. Jiménez Martínez, A. D. (2007). La creación de Cancún y su con- texto político-económico: 1945-1975, II Seminario sobre inno- vación y emprendedores del Caribe Mexicano, Cancún, Quintana Roo, México. Kotler, P., Makens, J., y Makens, J. (2004). Marketing para turismo, España: Pearson Prentice Hall. Leno Cerro, F. (1993). Técnicas de evaluación del potencial turístico, España: Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Martí, F. (1991). Cancún, fantasía de banqueros, México: Uno. Municipio de Benito Juárez (9 de Octubre de 2009). Municipio de Benito Juárez H. Ayuntamiento 2008-2011, recuperado el 17 de noviembre de 2009, de Historia: http://www.cancun.gob.

mx/cancun/index.php?option=com_content&task=view&id=5

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

0&Itemid=9

Municipio de Lázaro Cárdenas (s.f.). Municipio de Lázaro Cárde- nas, Quintana Roo, recuperado el 11 de septiembre de 2007, de

htpp://www.lazarocardenas.gob.mx/MedioFisico.phthl?ld=5

Organización Mundial del Turismo (omt) (1998). Concepto y de- fniciones del turismo, Madrid: omt. Porter, M. (1999). Ser competitivo, España: Deusto. Ramírez Cavassa, C. (2006). Marketing Turístico, México:

Trillas. sectur (25 de mayo de 2006). Biblioteca virtual turística, recu- perado el 10 de junio de 2008, de Identifcación de potenciali- dades turísticas en regiones y municipios: http://codeturnl.ensi.

com.mx/apps/site/fles/fasciculo8.pdf

— (2006). Compendio estadístico del turismo en México, México.

— (2005). Compendio estadístico del turismo en México, México.

148

sedetur (s.f.). Secretaría de turismo del estado de Quintana Roo, recuperado el 12 de juniio de 2006, de Indicadores turísticos por año: http://sedetur.qroo,gob,mx/estadisticas/1999/index.php Torres, J. (2000). Diacrónica del caribe mexicano: Una historia de Quintana Roo y Cancún, México: Universidad Autónoma Metropolitana Campus Azcapotzalco.

I V.

E L

POTENCIAL

TURÍSTICO

E N

E L

EJIDO

D E

N UEVO

X CAN

El libro Turismo rural en México. c omplemento o ex- clusión en el desarrollo territorial rural, de los doctores José Pedro Juárez Sánchez y Benito Ramírez Val- verde, et ál, se terminó en agosto de 2011 por Altres Costa-Amic Editores, S. A. de C.V., Calle 3 Sur 905 Altos, Centro Histórico, Puebla, Puebla 72000, telcel 222-200-3349, telfax (222) 289-7927, altrescostaamic@ prodigy.net.mx . La edición de 1 000 ejemplares, con la colaboración de Isaías Velázquez García en la ma- quetación y José Francisco Parra en la corrección de estilo, estuvo al cuidado de los doctores José Pedro Juárez Sánchez y Benito Ramírez Valverde y de Bar- tomeu Costa-Amic Leonardo.