Sie sind auf Seite 1von 12

Equipo de protección personal para petróleo y gas

Los profesionales de primera línea de la industria del petróleo y el gas enfrentan


diariamente una gran cantidad de peligros químicos que ponen en riesgo su vida.

El peligro acecha en cada actividad, desde la construcción de las bases de un pozo y de tanques de almacenamiento, hasta

pozos de tratamiento químicos o de fracturación hidráulica.

En la perforación en el mar, los peligros varían desde explosiones, escapes de gas sulfuro de hidrógeno durante la

perforación, presencia metales pesados y benceno en el crudo, hasta la presencia de asbestos, formaldehído, ácido

clorhídrico y materiales radioactivos comunes (NORM, normally occurring radioactive materials).

Incluso en las refinerías que suelen ser seguras algunas actividades, como el procesamiento de muestras, inspección,

manejo o recarga de catalizadores, representan riesgos químicos tan elevados como en cualquier lugar del mundo. El

peligro es incluso mayor en las paradas de mantenimiento y reparación programadas regularmente.

Los trabajadores están potencialmente expuestos a llamas y a incendios y a otras consecuencias de las explosiones.

Los trabajadores necesitan una sólida protección contra todos estos potenciales peligros, y necesitan trabajar todo el turno

con vestimenta protectora que sea cómoda.

DuPont busca brindar soluciones durables que ayuden a resistir y repeler la exposición letal.

DuPont™ Tyvek® y DuPont™ Tychem®


Además de recibir un tratamiento antiestático, los overoles Tyvek® y Tychem® pueden ofrecer la protección necesaria

contra sustancias químicas y partículas.

Los overoles de uso único Tyvek® Classic Xpert y Tyvek® Classic Plus son sólidos, respirables, cómodos, al tiempo que

ofrecen una protección inherente contra partículas finas y sustancias químicas inorgánicas acuosas de baja presión y baja

concentración. Son adecuados para una amplia variedad de tareas.

El nuevo overol Tyvek® 800J ofrece resistencia contra aceites, partículas y chorros de sustancias químicas acuosas

presurizados en una prenda de tipo 3 de uso único y de gran comodidad y respirabilidad.

La gama de overoles protectores de sustancias químicas de uso único fabricados con Tychem® son livianos pero ofrecen

una sólida protección para sustancias químicas de baja toxicidad o peligros biológicos. Las prendas fabricadas con

Tychem® se utilizan generalmente en áreas tan diversas como en refinerías de petróleo, suministro de gas natural,
desmantelamiento de fábricas, descontaminación de terrenos, limpieza de tanques industriales y de derrames. Son

particularmente adecuados para trabajos con exposición frecuente a sustancias químicas peligrosas, como en el
mantenimiento y reparación, por su excelente barrera para una gran variedad de sustancias químicas orgánicas,

especialmente el Tychem® F, y por su solidez reforzada, como el Tychem® F2, especialmente el Tychem® F2.

DuPont™ Nomex®
Las propiedades resistentes al fuego de la fibra Nomex® son inherentes a la estructura molecular de la fibra, y no son

agregadas químicamente. Esto significa que no se desgasta ni se quita con el lavado.

Las prendas realizadas de Nomex® son cómodas, respirables y resistentes a las roturas y a la abrasión. También son muy

rentables, ya que la protección térmica está incorporada, no se desgasta ni se pierde con los lavados a lo largo del tiempo.

La fibra Nomex® no sólo ofrece propiedades inherentes de resistencia a las llamas, sino que además, la mayoría de las

soluciones Nomex® también incluyen una fibra antiestática permanente. La descarga electroestática (ESD, Electrostatic

discharge) puede generar chispas con niveles suficientes de energía como para encender vapores, aerosoles o líquidos
inflamables, o partículas presentes, y esto podría generar una explosión. La propiedad antiestática de la fibra es entonces

fundamental para proteger a los trabajadores en entornos tan peligrosos.

Además, los overoles de limitación de expansión de llamas fabricados con DuPont™ ProShield® FR se pueden utilizar

con facilidad sobre prendas resistentes a las llamas hechas de fibra Nomex®, y así ayudan a proteger a los trabajadores de

la contaminación. Además es la prenda principal reutilizable resistente a las llamas.

Para obtener más información detallada sobre el uso d

TRATAMIENTO DE GAS
NATURAL
El carbón activado desempeña un papel
fundamental en el tratamiento de gas natural y en
la remoción de hidrocarburos.

El gas natural, un combustible fósil, es una mezcla de hidrocarburos que


contiene, en mayor medida, metano. Antes de que el gas natural pueda
usarse de manera comercial, se debe tratar para eliminar los hidrocarburos
más grandes, el dióxido de carbono (CO 2 ), el nitrógeno, el sulfuro de
hidrógeno y las trazas de metales elementales como el mercurio.

El carbón activado permite la remoción de mercurio, pues ofrece:

 Alta capacidad de adsorción

 Alta eficiencia de eliminación, incluso para las trazas más pequeñas

 Baja caída de presión

Plantas de Gas
Las plantas de recuperación de líquidos del gas natural (NGL) recuperan los hidrocarburos líquidos
del gas para su venta además de controlar el poder calorífico del gas antes de su venta. Este tipo de
plantas proporciona beneficios adicionales como la eliminación de condensados además de que el
gas natural pueda ser transportado en una sola fase (líquida). El hecho de que el poder calorífico del
gas sea constante garantiza un gas combustible apto para turbinas de compresión y combustión.

El sistema más sencillo de recuperación de NGL consta de intercambiadores de calor y un sistema


de refrigeración externo para enfriar el gas, de este modo es posible la separación de hidrocarburos
líquidos. El gas de salida que acaba de ser separado de los hidrocarburos líquidos pasa por el
intercambiador por el que pasa el gas de entrada el cual es enfriado. Los hidrocarburos separados
son enviados a un estabilizador donde la temperatura y presión son controladas para producir un
producto con una presión de vapor especifica. Las plantas de NGL diseñadas por QBJ utilizan
sistemas de refrigeración mecánica, refrigeraciónpor el efecto Joule Thompson y nuestro sistema de
refrigerante mixto.

Productos de la combusti�n

Corresponde a la sesi�n de GA 5.6 CALOR Y ACIDEZ

La contaminaci�n del aire es un problema que desde el siglo pasado hab�a sido
detectado en ciudades industriales; ahora, el problema ha alcanzado tal magnitud que
no s�lo hay contaminaci�n atmosf�rica, sino tambi�n del agua y del suelo; adem�s,
se sabe que las fuentes principales de contaminaci�n no son s�lo las industrias,
tambi�n lo son los automotores y el hombre mismo.

Di�xido de carbono

Las fuentes m�s importantes de producci�n de di�xido de carbono ( ) son los


seres vivos, quienes lo originan a trav�s de la respiraci�n, y la actividad humana,
debido a que los automotores e industrias emplean como combustible, derivados del
petr�leo y carb�n, y, en consecuencia, arrojan grandes vol�menes de y CO,
entre otros gases; a la atm�sfera.

Reacci�n de combusti�n:

Reacci�n de respiraci�n:

El es importante en la naturaleza, pues regula la temperatura del planeta y es


part�cipe del proceso de fotos�ntesis, el cual regula la cantidad de en la
atm�sfera.

Sin embargo, la producci�n de que resulta de la actividad humana es tal que no


alcanza a ser utilizado por los organismos fotosint�ticos y de ese modo se va
acumulando en la atm�sfera, lo cual provoca un calor excesivo. Este fen�meno,
conocido como efecto invernadero, se produce porque el , en lugar de regular la
temperatura, aumenta la capacidad de retenci�n del calor, ya que no permite que
ciertas radiaciones salgan al espacio y por ello mismo su energ�a queda atrapada.
Algunas formas de disminuir la producci�n de son:

Promover y utilizar otras fuentes de energ�a: solar y e�lica, por ejemplo.

Ahorrar energ�a el�ctrica, ya que las termoel�ctricas producen

Evitar talar los �rboles y promover el cuidado, reforestaci�n y preservaci�n


de bosques y selvas.

Reforestar las zonas urbanas.

Usar moderadamente el autom�vil, tanto los particulares como las


instituciones.

Conseguir que la gran mayor�a de personas abandonen el h�bito de fumar.

Oxidos de azufre y nitr�geno

El di�xido de azufre se genera al quemar combustibles poco refinados como


el petr�leo di�fano y el combust�leo, empleados en las plantas termoel�ctricas; as�
como tambi�n el diesel, utilizado en las plantas metal�rgicas, y cierto tipo de
automotores.

El que es emitido a la atm�sfera se oxida y forma el tri�xido de

azufre la reacci�n que se lleva a cabo es:

Por otra parte, los �xidos de nitr�geno que est�n involucrados en la contaminaci�n
atmosf�rica son: el mon�xido de nitr�geno (NO) y el di�xido de

nitr�geno . Ambos compuestos son emitidos a trav�s de la combusti�n


interna de los automotores, pues son parte de la mezcla de gases producidos;
tambi�n se forman al reaccionar el con el de la atm�sfera bajo la influencia de
descargas el�ctricas, la quema de combustible y vegetaci�n y el uso de fertilizantes
con contenido de nitr�geno.

Los efectos en la salud que producen los �xidos de azufre y nitr�geno son:
irritaciones oculares y pulmonares, da�os en v�as respiratorias, garganta y
pulmones. Otros efectos importantes son: corrosi�n de metales, m�rmol y papeles,
da�os en monumentos, pinturas y obras de arte, as� como da�os al ambiente.

Una vez que los �xidos de azufre y nitr�geno son emitidos a la atm�sfera, reaccionan
con el agua de lluvia y se convierten en �cidos sulfurosos, sulf�rico y n�trico; esta
combinaci�n del agua de lluvia y �cidos es lo que se conoce como lluvia �cida.

Las reacciones que se llevan a cabo son:


Se considera �cida, al agua de lluvia cuando alcanza niveles de pH menores de 5.0. La
lluvia �cida no s�lo causa efectos en las zonas donde ha surgido (urbanas e
industriales), sino que afecta otras regiones, pues las nubes son dispersadas por el
viento.

Los da�os que causa este fen�meno son, entre otros: trastornos en las v�as
respiratorias, deterioro de la vegetaci�n, deforestaci�n de zonas arboladas y bosques,
sedimentaci�n y erosi�n del suelo, modificaci�n de los procesos naturales de
descomposici�n y producci�n, muerte de especies acu�ticas que no pueden
sobrevivir en un medio �cido, corrosi�n de estructuras met�licas y monumentos y
grandes gastos econ�micos para evitar y revertir sus efectos.

Algunas recomendaciones para combatir la lluvia �cida son:

Sustituir el combust�leo por gas en las termoel�ctricas.

Controlar las emisiones industriales mediante filtros, precipitadores y


centr�fugas.

Reducir los �xidos de azufre y nitr�geno de los combustibles.

Evitar la quema de �rboles e incendios forestales y reforestar.

Evitar el uso de fertilizantes qu�micos, sustituirlos por esti�rcol y otros


abonos org�nicos.

Utilizar otras alternativas energ�ticas como la solar, la geot�rmica y la


e�lica, para emplear lo menos posible los derivados del petr�leo.
Efectos de la contaminaci�n en la salud.

Ya se mencionaron los da�os que, en forma aislada, causan algunos contaminantes;


pero en ciudades tan grandes y tan pobladas como la de M�xico, con un gran n�mero
de industrias y veh�culos automotores, en las que los contaminantes son abundantes
y variados, los efectos de estos, al combinarse, son m�s variados y de mayor
magnitud, a esto se le conoce como sinergismo, cuando se efect�an reacciones
qu�micas entre los contaminantes, los problemas que causan son m�s graves, por
ejemplo:

El en presencia de luz ultravioleta (LUV), reacciona con los hidrocarburos


no quemados, produciendo "smog fotoqu�mico" , el cual causa lagrimeo y
problemas respiratorios en el hombre; adem�s, dicha combinaci�n de
compuestos es sumamente venenosa para las plantas, por lo que algunos
cultivos no son posibles en zonas cercanas a las ciudades.

Los insecticidas y herbicidas juntos, son fatales para los ecosistemas:


modifican la composici�n del suelo y posteriormente contaminan el agua.

Ante esta situaci�n, es necesario proteger el organismo de los perjuicios de la


contaminaci�n y tomar medidas para disminuir la emisi�n de sustancias t�xicas al
ambiente, por ejemplo:

Fortalecer el organismo mediante una buena alimentaci�n, rica en vitaminas


y minerales.

Evitar los lugares contaminados, as� como evitar fumar o inhalar el humo de
los cigarros.

Usar el transporte colectivo y promover el uso de la bicicleta.

No tirar basura en la calle ni defecar al aire libre, para evitar focos de


infecci�n.

Productos de la combustión
 Balanceo de ecuaciones de combustión

Para que se efectúe una reacción de combustión es indispensable que exista un combustible y
un comburente como reactivos, y la energía de arranque necesaria para que se produzca la
reacción.
Como consecuencia de la reacción incompleta de los combustibles, se generan productos de
desecho que se emiten a la atmósfera.

La gran masa de gases producida por combustión en las máquinas térmicas y


hornos, causa cada vez más problemas. Esto sucede en ciudades como la de México,
Monterrey, Guadalajara y Puebla, donde la circulación de vehículos produce gases como el
dióxido de carbono, vapor de agua y se generan subproductos mal quemados y tóxicos.
En centros industriales como los del Estado de México y las ciudades de Monterrey,
Guadalajara y México, la atmósfera se encuentra contaminada con productos gaseosos de
desecho, difíciles de eliminar por dispersión en la atmósfera; especialmente, cuando la temperatura
es baja y no hay corrientes de aire.

 Los motores de combustión interna. En las grandes ciudades, los vehículos con estos
motores, se mueven con derivados del petróleo, originando más del 50% de
los contaminantes de la atmósfera. Los vehículos arrojan gases como el monóxido de
carbono (CO), dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NO2, NO), óxidos de azufre
(SO2, SO3).
 Industrias. Producen enormes cantidades de humo, vapores químicos, hollín, polvos, etc.
 Las combustiones en el hogar. Los combustibles y desperdicios quemados en casas
producen humo, polvo y sustancias gaseosas, como el monóxido de carbono (CO), dióxido
de carbono (CO2), dióxido de azufre (SO2) y trióxido de azufre (SO3).

Los productos que se producen con la combustión son:

Dióxido de carbono (CO2)


No es tóxico, aunque en grandes cantidades podría calentar la atmósfera a una temperatura que
fundiera los hielos de los polos (el llamado efecto invernadero).
Monóxido de carbono (CO)
Gas incoloro y tóxico formado por la combustión incompleta de carbono (combustibles con base en
el carbón, y también de algunos procesos industriales). Los motores mal carburados generan
exceso de CO, provocando altas concentraciones en algunas zonas de las grandes ciudades. Esto
origina en las personas desde pequeñas molestias hasta trastornos de los procesos mentales; el
CO es un gas que al unirse a la hemoglobina de la sangre ocupa el lugar del oxígeno, pero no se
desprende por lo que interrumpe el proceso de la respiración, produciendo somnolencia,
aletargamiento y, posteriormente, la muerte. Este gas también se produce en los anafres de
carbón, intoxicando y provocando la muerte a las personas, cuando se quedan prendidos dentro de
una habitación sin ventilación adecuada.

Óxidos de nitrógeno (NO2, NO)


Se originan en los procesos de combustión interna de alta temperatura, donde se encuentra el
compuesto que contiene nitrógeno como la amina, presente en los motores de combustión interna
de alto índice de compresión. Los óxidos de nitrógeno pueden causar graves daños al hombre, que
van desde la inflamación de las encías y hemorragias internas, hasta enfisema, neumonía y cáncer
pulmonares. Estos gases junto con los hidrocarburos y la luz ultravioleta, catalizan la reacción de
formación de ozono.
Partículas sólidas
Pueden originarse por un proceso natural o como resultado de algún proceso industrial o de otras
actividades, como el humo de materiales mal quemados (asbesto, sílice, polvo y carbón).
Óxidos de azufre
Anualmente son lanzadas al ambiente 23 millones de toneladas de óxidos de azufre, mismas que
provienen de los combustibles que contienen azufre, como: carbón de piedra, petróleo y gas
natural utilizados como energéticos. El dióxido de azufre es un gas incoloro que produce irritación
en los ojos y la garganta; con él, gran parte de la población presenta molestias en las vías
respiratorias, como tos y estornudos. El dióxido de azufre reacciona con el oxígeno formando
trióxido de azufre, que a su vez mezclado con el agua de lluvia o la humedad atmosférica forma el
ácido sulfúrico que afecta a los pulmones. Ésta es la llamada lluvia ácida.
Hidrocarburos
Provienen principalmente de la refinación del petróleo y del uso de sus productos. Los
hidrocarburos contaminantes son gaseosos y se combinan mediante la acción de las radiaciones
luminosas con los óxidos de nitrógeno para formar los oxidantes fotoquímicos.

Plantas de procesamiento del gas natural


Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El endulzamiento del gas se hace con el fin de eliminar el H2S y el CO2 del gas natural. Como
se sabe el H2S y el CO2 son gases que pueden estar presentes en el gas natural y pueden en
algunos casos, especialmente el H2S, ocasionar problemas en el manejo y procesamiento del
gas; por esto hay que eliminarlos para llevar el contenido de estos gases ácidos a los niveles
exigidos por los consumidores del gas. El H2S y el CO2 se conocen como gases ácidos,
porque en presencia de agua forman ácidos, y un gas natural que posea estos contaminantes
se conoce como gas agrio.
Entre los problemas que se pueden tener por la presencia de H2S y CO2 en un gas se pueden
mencionar:
- Toxicidad del H2S.
- Corrosión por presencia de H2S y CO2.
- En la combustión se puede formar SO2 que es también altamente tóxico y corrosivo.
- Disminución del poder calorífico del gas.
- Promoción de la formación de hidratos.
- Cuando el gas se va a someter a procesos criogénicos es necesario eliminar el CO2
porque de lo contrario se solidifica.
- Los compuestos sulfurados (mercaptanos (RSR), sulfuros de carbonilo (SCO) y
disulfuro de carbono (CS2)) tienen olores bastante desagradables y tienden a
concentrarse en los líquidos que se obtienen en las plantas de gas; estos compuestos
se deben eliminar antes de que los compuestos se puedan usar.
La concentración del H2S en el aire o en un gas natural se
acostumbra a dar en diferentes unidades. La conversión de un
sistema de unidades a otro se puede hacer teniendo en cuenta lo
siguiente:
1 grano = 0,064798 g
Peso molecular del H2S = 34.
ppm (V) = %(V)*104
Granos/100PCN = (5.1)
Miligramos/m³ = (5.2)
Donde, %(V) es la concentración en
porcentaje por volumen y ppm (V) es la
concentración en partes por millón por
volumen.
Un proceso de endulzamiento se puede
decir, en general, que consta de cinco
etapas

 i) Endulzamiento. Donde se le elimina


por algún mecanismo de contacto el H2S
y el CO2 al gas. Esto se realiza en una
unidad de endulzamiento y de ella sale
el gas libre de estos contaminantes, o al
menos con un contenido de estos igual o
por debajo de los contenidos aceptables.

 ii) Regeneración. En esta etapa la


sustancia que extrajo los gases ácidos
se somete a un proceso de separación
donde se le extraen los gases ácidos
con el fin de poderla reciclar para una
nueva etapa de endulzamiento. Los
gases que se deben separar son
obviamente en primer lugar el H2S y el
CO2 pero también es posible que haya
otros compuestos sulfurados como
mercaptanos (RSR), sulfuros de
carbonilo (SCO) y disulfuro de carbono
(CS2).

 iii) Recuperación del Azufre. Como el


H2S es un gas altamente tóxico y de
difícil manejo, es preferible convertirlo a
azufre elemental, esto se hace en la
unidad recuperadora de azufre. Esta
unidad no siempre se tiene en los
procesos de endulzamiento pero cuando
la cantidad de H2S es alta se hace
necesaria. En la unidad recuperadora de
azufre se transforma del 90 al 97% del
H2S en azufre sólido o líquido. El
objetivo fundamental de la unidad
recuperadora de azufre es la
transformación del H2S, aunque el
azufre obtenido es de calidad aceptable,
la mayoría de las veces, para
comercializarlo.

 iv) Limpieza del gas de cola. El gas que


sale de la unidad recuperadora de azufre
aún posee de un 3 a un 10% del H2S
eliminado del gas natural y es necesario
eliminarlo, dependiendo de la cantidad
de H2S y las reglamentaciones
ambientales y de seguridad. La unidad
de limpieza del gas de cola continua la
extracción del H2S bien sea
transformándolo en azufre o enviándolo
a la unidad recuperadora de azufre. El
gas de cola al salir de la unidad de
limpieza debe contener solo entre el 1 y
0.3% del H2S extraído. La unidad de
limpieza del gas de cola solo existirá si
existe unidad recuperadora.

 v) Incineración. Aunque el gas que sale


de la unidad de limpieza del gas de cola
sólo posee entre el 1 y 0.3% del H2S
extraído, aun así no es recomendable
descargarlo a la atmósferay por eso se
envía a una unidad de incineración
donde mediante combustión el H2S es
convertido en SO2, un gas que es
menos contaminante que el H2S. Esta
unidad debe estar en toda planta de
endulzamiento.